Está en la página 1de 65

TOPICOS DE INGENIERIA DE MINAS I

GEOMECANICA

CLASIFICACION GEOMECANICA DE LA
MASA ROCOSA

Ing. Jorge Segura Dávila


CLASIFICACION DE LA MASA ROCOSA

INTRODUCCIÓN

Cuando no se tiene información detallada sobre la masa rocosa y sus esfuerzos


y sobre las características hidrológicas del lugar de un proyecto, el uso de un
esquema de clasificación de la masa rocosa puede ser considerablemente
beneficioso.

En el caso más simple, se puede utilizar un esquema de clasificación como un


chequeo para asegurar que toda la información relevante ha sido considerada.

En otro extremo, se puede utilizar uno o más esquemas de clasificación de la


masa rocosa, para desarrollar una idea de la composición y características de
una masa rocosa, a fin de proporcionar estimados iniciales de los
requerimientos de sostenimiento y de las propiedades de resistencia y
deformación de la masa rocosa.
Es importante entender que el uso de un esquema de clasificación de la masa
rocosa no (y no puede) reemplaza a los procedimientos más elaborados de
diseño.

El uso de los procedimientos de diseño requiere de información relativamente


detallada sobre los esfuerzos in situ, las propiedades de la masa rocosa y la
secuencia de excavación planeada.

Conforme se tenga disponible información más detallada, los esquemas de


clasificación de la masa rocosa deberán ser actualizados y utilizados en
conjunto con los análisis específicos del sitio.
ANTECEDENTES SOBRE CLASIFICACIONES DE LA
MASA ROCOSA EN INGENIERÍA

Ritter (1879): Primer intento de formalizar un enfoque empírico para el diseño de


túneles, en particular para determinar los requerimientos de sostenimiento.

Terzaghi (1956): Primera referencia sobre el uso de una clasificación de la masa


rocosa para el diseño del sostenimiento de túneles, con cimbras.

Lauffer (1958): Clasificación que involucra el tiempo de autosostenimiento para


túneles.

Deere et al. (1964): Indice RQD (Designación de la Calidad de la Roca), para


proveer un estimado cuantitativo de la calidad de la masa rocosa, a partir de los
testigos de la perforación diamantina.

Wickham et al.(1972): Método cuantitativo para describir la calidad de una masa


rocosa y para seleccionar el sostenimiento, en base a la Valoración de la
Estructura Rocosa (RSR - Rock Structure Rating). Primer sistema que hace
referencia al shotcrete.
Pacher et.al. (1974): Modificación del criterio de Lauffer y que actualmente forma
parte de la propuesta general de tunelería conocida como NATM.

Barton et.al. (1974): Índice de Calidad Tunelera (Q) para la determinación de las
características de la masa rocosa y de los requerimientos de sostenimiento de
túneles.

Bieniawski (1973): Clasificación Geomecánica o Valoración de la Masa Rocosa


RMR (Rock Mass Rating), refinado sucesivamente en varias oportunidades,
última versión 1989. Aplicable a la estimación del sostenimiento, al tiempo de
austosostenimiento y los parámetros de resistencia de la masa rocosa.

Laubscher et.al. (1977): RMR de Bieniawski modificada para la minería MRMR


(Mining Rock Mass Rating), última versión 1990. Aplicable a la estimación del
sostenimiento y los parámetros de los métodos de minado por hundimiento,
principalmente.

Hoek et.al. (1994): Índice de Resistencia Geológica GSI (Geological Strength


Index), para clasificar a la masa rocosa, estimar la resistencia de la masa rocosa
y el sostenimiento. Ultima versión 1998.

Palmstron (1995): Índice del Macizo Rocoso RMi (Rock Mass Index). Sistema para
caracterizar la masa rocosa y para aplicaciones en el sostenimiento, excavación
TBM, voladura y fragmentación de rocas.
OBJETIVOS DE LAS CLASIFICACIONES DE LA MASA
ROCOSA

• Identificar los parámetros más significativos que influyen en el comportamiento


de la masa rocosa.

• Dividir una formación rocosa en grupos de similar comportamiento, es decir,


clases de masas rocosas de diferentes calidades.

• Proporcionar una base para el entendimiento de las características de cada clase


de masa rocosa.

• Relacionar la experiencia de las condiciones de la roca de un lugar a las


condiciones y experiencia encontradas en otros lugares.

• Obtener datos cuantitativos y guías para el diseño de ingeniería.

• Proporcionar una base común de comunicación entre el ingeniero y el geólogo.


PRINCIPALES BENEFICIOS DE LAS CLASIFICACIONES DE
LA MASA ROCOSA

Mejora la calidad de las investigaciones del sitio puesto que llama a un mínimo
de datos de entrada como parámetros de clasificación.

Proporciona información cuantitativa para propósitos de diseño.

Permite un mejor juicio ingenieril y una comunicación más efectiva en el


proyecto.
CLASIFICACIÓN DE LA MASA ROCOSA DE TERZAGHI

Es interesante examinar las descripciones de la masa rocosa incluidas en su


publicación original, debido a que puso atención en aquellas características que
rigen el comportamiento de la masa rocosa, particularmente en situaciones
donde la gravedad constituye la fuerza impulsora dominante. Las definiciones
claras y concisas y los comentarios prácticos incluidos en estas descripciones
son buenos ejemplos del tipo de información ingeniero-geológicas que es muy
útil para el diseño en ingeniería. Las descripciones son:

La roca intacta no contiene ni diaclasas ni grietas delgadas. Por lo tanto, si ésta


se fractura, lo hace a través de roca sana. Por el daño de la roca debido a la
voladura, pueden desprenderse materiales astillados del techo varias horas o
días después de la voladura. Esto es conocido como condición de
“astillamiento”. La roca intacta dura también puede ser encontrada en la
condición de pequeños “estallidos de rocas”, los cuales involucran la
separación violenta y espontánea de bloques rocosos de las paredes o del techo.
La roca estratificada consiste de estratos individuales con poca o ninguna
resistencia contra la separación a lo largo de los límites entre los estratos. Los
estratos pueden o no estar debilitados por diaclasas transversales. En tales
rocas la condición de “astillamiento” es bastante común.

La roca moderadamente diaclasada contiene diaclasas y grietas delgadas, pero


los bloques entre las diaclasas están desarrollados tan juntos o tan íntimamente
entrelazados que las paredes verticales no requieren de sostenimiento lateral.
En rocas de este tipo pueden ser encontradas ambas condiciones: tanto el
“astillamiento” como los pequeños “estallidos de rocas”.

La roca con fracturamiento en bloques y grietas consiste de fragmentos de roca


intacta o casi intacta, los cuales se encuentran completamente separados unos
de otros e imperfectamente entrelazados. En tales rocas, las paredes verticales
pueden requerir de sostenimiento lateral.

La roca triturada pero químicamente intacta tiene la característica de seguir


triturándose. Si varios o todos los fragmentos son tan pequeños como granos
de arena fina y la recementación no ha ocurrido, la roca triturada bajo el nivel
freático exhibe las propiedades de una arena portadora de agua.
La roca altamente deformable avanza lentamente en el túnel sin un incremento
perceptible de volumen. Un prerrequisito para la alta deformabilidad es un alto
porcentaje de partículas microscópicas y submicroscópicas de minerales
micáceos o minerales arcillosos con una baja capacidad de expansión.

La roca expansiva avanza en el túnel principalmente debido a la expansión. La


capacidad para expandirse parece ser limitada a aquellas rocas que contienen
minerales de arcilla tales como la montmorillonita, con una alta capacidad de
expansión.
CLASIFICACIONES QUE INVOLUCRAN EL TIEMPO DE
AUTO-SOSTENIMIENTO

Lauffer (1958) propuso que el tiempo de auto-sostenimiento para una abertura


sin sostenimiento está relacionado a la calidad de la masa rocosa en la cual la
abertura es excavada.

La importancia del concepto del tiempo de auto-sostenimiento radica en que un


incremento en la abertura de la excavación conduce a una reducción importante
del tiempo disponible para la instalación del sostenimiento.

El Nuevo Método Austríaco de Tunelería incluye un número de técnicas para una


tunelería segura en condiciones de rocas blandas o excesivamente fracturadas,
en las cuales el tiempo de auto-sostenimiento es limitado antes de que ocurra la
falla.

En excavaciones en roca dura, en las cuales pueden ocurrir diferentes


mecanismos de falla, debería tenerse gran cuidado en el intento de aplicar estas
técnicas.
En el diseño del sostenimiento para excavaciones en rocas duras, es prudente
asumir que la estabilidad de la masa rocosa circundante a la excavación no
depende del tiempo. Las cuñas pueden caer o deslizar en cualquier momento,
durante la voladura o después del desatado, por lo que hay que instalar el
sostenimiento lo más pronto posible.

Por otro lado, en una roca altamente esforzada, la falla puede ocurrir
gradualmente y manifestarse como “astillamientos” o “lajamientos” u ocurrir
súbitamente en forma de pequeños “estallidos de roca”. En ambos casos, el
diseño del sostenimiento debe tomar en cuenta el cambio en el campo de
esfuerzos, más que el tiempo de auto-sostenimiento de la excavación.
INDICE DE DESIGNACIÓN DE LA CALIDAD DE LA ROCA
(RQD)

El índice de Designación de la Calidad de la Roca (RQD) desarrollado por Deere


et al.,1967, provee un estimado cuantitativo de la calidad de la masa rocosa, a
partir de los testigos de la perforación diamantina.

El RQD es definido como el porcentaje de piezas de testigos intactos mayores de


100 mm (4 pulgadas) en la longitud total del testigo. El testigo deberá tener
por lo menos un tamaño NX (54.7 mm o 2.15 pulgadas de diámetro) y
deberá ser perforado con un cilindro de doble tubo de perforación.

El procedimiento correcto para medir las longitudes de los testigos y el cálculo


del RQD son resumidos en la siguiente figura.
Longitud total de la corrida de testigos = 200 cm

L = 38 cm Longitudes de pieza de testigos > 10 cm


RQD = x 100 %
Longitud total de la corrida de testigos

L = 17 cm
38 + 17 + 20 + 35
RQD = x 100 = 55 %
200
L=0
Ninguna pieza > 10 cm

L = 20 cm

L = 35 cm
Interrupción de la perforación

L=0
No recuperado

Figura 1: Procedimiento de medición y cálculo del RQD (Deere, 1989).


Palmstrom (1982) sugirió que, el RQD puede ser estimado a partir del número de
discontinuidades por unidad de volumen, visibles en afloramientos rocosos o
socavones. La relación sugerida para masas rocosas libres de arcillas es:

RQD  115  3.3 Jv Ecuación 1

donde Jv es la suma del número de discontinuidades por unidad de longitud de


todas las familias de discontinuidades, conocido como el conteo volumétrico de
discontinuidades.

El RQD es un parámetro direccionalmente dependiente y su valor puede cambiar


significativamente, dependiendo sobre todo de la orientación del taladro. El uso
del conteo volumétrico de discontinuidades puede ser muy útil en la reducción
de esta dependencia direccional.

El RQD pretende representar la calidad del macizo rocoso in situ. Cuando se


utiliza la perforación diamantina, se debe tener mucho cuidado para garantizar
que las fracturas causadas por el manipuleo o el proceso de perforación sean
identificadas e ignoradas cuando se determine el valor del RQD.

El RQD es utilizado ampliamente en las aplicaciones de la mecánica de rocas.


Valoración de la Estructura Rocosa (RSR)

Muchos de los casos históricos, utilizados en el desarrollo de este sistema,


fueron túneles relativamente pequeños sostenidos por medio de cimbras
metálicas y a pesar de ésta limitación, merece ser examinado en cierto detalle, ya
que demuestra la lógica involucrada en el desarrollo de un sistema de
clasificación del macizo rocoso cuasi-cuantitativo y la utilización del índice
resultante para estimar el sostenimiento.

La importancia del sistema RSR, en el contexto de esta discusión, es que


introduce el concepto de valoración de cada uno de los componentes listados
abajo para llegar a ser un valor numérico del RSR = A+B+C.
Parámetro A, Geología: Apreciación general de la estructura geológica en base a:
a. Origen del tipo de roca (ígnea, metamórfica, sedimentaria).
b. Dureza de la roca (dura, mediana, suave, descompuesta)
c. Estructura geológica (masiva, ligeramente fallada/plegada, moderadamente
fallada/plegada, intensamente fallada/plegada).

Parámetro B, Geometría: Efecto del arreglo de discontinuidades con respecto a


la dirección de avance del túnel, en base a:
a. Espaciamiento de las discontinuidades.
b. Orientación de las discontinuidades (rumbo y buzamiento).
c. Dirección de avance del túnel.

Parámetro C: Efecto del flujo de agua subterránea y de la condición de las


discontinuidades en base a:
a. Calidad de la masa rocosa en base de A y B combinados.
b. Condición de discontinuidades (bueno, regular, pobre).
c. Cantidad de flujo de agua (en galones por minuto por 1000 pies de túnel).
La clasificación RSR utiliza unidades imperiales y estas unidades han sido aquí
conservadas.

Las tres tablas de la publicación de Wickham et.al. 1972 se reproducen en las


Tablas 1, 2 y 3. Estas tablas pueden ser utilizadas para evaluar la valoración de
cada uno de estos parámetros para llegar al valor RSR (máximo RSR = 100).

Por ejemplo, una roca metamórfica dura que ha sido ligeramente plegada o
fallada tiene una valoración de A=22 (de la Tabla 1).

La masa rocosa está moderadamente diaclasada, con diaclasas de rumbo


perpendicular al eje del túnel, el cual esta siendo avanzado en dirección Este-
Oeste y buzamiento entre 20º y 50º. La Tabla 2 da una valoración de B=24 para
un avance con el buzamiento.

El valor de A+B = 46 significa que, para diaclasas de regular condición


(ligeramente intemperizada y alterada) y un flujo moderado de agua entre 200 y
1000 galones por minuto, la Tabla 3 da una valoración de C = 16.
Por lo tanto, el valor final de la valoración de la estructura rocosa SR = A + B + C
= 62.
Para este valor de RSR, el sostenimiento recomendado se da en la Figura 2.

Tabla 1: Valoración de la Estructura Rocosa: Parámetro A: Geología general del área.


Tabla 2: Valoración de la Estructura Rocosa: Parámetro B: Modelo de
discontinuidades, dirección de avance.
Tabla 3: Valoración de la Estructura Rocosa: Parámetro C: Agua subterránea,
condición de las discontinuidades.
Valoración de la estructura rocosa (RSR)

Shotcrete
70 Pernos de 1"
de diámetro
6H20
60
Figura 2: Estimados del
50 8WF31 sostenimiento RSR para
un túnel circular de 24
40 8WF48 pies (7.3 m) de diámetro.
Note que los pernos de
30 roca y el shotcrete son
Límite práctico
para el espaciamiento
utilizados generalmente
20 de cimbras y pernos juntos. (Según Wickham
et al.,1972).
10
0 1 2 3 4 5 6 7 8
Espaciamiento de cimbras - pies
Espaciamiento de pernos de roca - pies
Espesor de shotcrete - pulgadas

Aunque el sistema de clasificación RSR no es ampliamente utilizado,


particularmente en minería, los trabajos de Wickham et al. cumplieron un rol
importante en el desarrollo de los esquemas de clasificación discutidos en las
secciones que quedan de este capítulo.
Clasificación Geomecánica RMR

Los siguientes seis parámetros son usados para clasificar una masa rocosa con
el sistema RMR:

1. Resistencia compresiva uniaxial del material rocoso


2. Designación de la calidad de la roca (RQD)
3. Espaciamiento de las discontinuidades
4. Condición de las discontinuidades
5. Condiciones del agua subterránea
6. Orientación de las discontinuidades

En la aplicación de este sistema de clasificación, la masa rocosa es dividida en


un número de regiones estructurales y cada región es clasificada en forma
separada.

El sistema RMR es presentado en la Tabla 4.


Tabla 4- Sistema de Valoración de la Masa Rocosa – RMR (Según Bieniawski, 1989).
Continuación de la Tabla 4 …
Continuación de la Tabla 4 …
El siguiente ejemplo ilustra el uso de estas tablas para llegar a un valor de RMR.

Un túnel es conducido a través de un granito ligeramente intemperizado con un


sistema dominante de diaclasas buzando 60º contra la dirección de avance.

Los ensayos índices y el registro de los testigos de las perforaciones


diamantinas, dan valores típicos de resistencia a la Carga Puntual de 8 MPa y
una valor promedio de RQD de 70 %.

Las diaclasas que son ligeramente rugosas y están ligeramente intemperizadas,


con una separación menor de 1 mm, tienen espaciamiento de 300 mm. Se
anticipan que las condiciones tuneleras serán ‘mojadas’.

El valor de RMR es determinado como sigue:


Nota 1. Para superficies de discontinuidades ligeramente rugosas y alteradas
con una separación de < 1 mm, la Tabla 4 A.4 da una valoración de 25. Cuando se
dispone de una información mas detallada, se puede utilizar la Tabla 4 E para
obtener una valoración mas refinada. De aquí, en este caso, la valoración es la
suma de: 4 (longitud de discontinuidades de 1 – 3 m), 4 (separación de 0.1 – 1.0
mm), 3 (ligeramente rugoso), 6 (ningún relleno) y 5 (ligeramente intemperizado) =
22.

Nota 2. La Tabla 4 F da una descripción de ‘Regular’ para las condiciones


asumidas, donde el túnel esta avanzando contra el buzamiento de un sistema de
juntas que esta buzando 60º. Usando esta descripción para ‘Túneles y Minas’, la
Tabla 4 B da un ajuste de –5.
Bieniawski (1989) publicó un conjunto de pautas para la selección del
sostenimiento de túneles en roca, en base al RMR, estas pautas son
reproducidas en la Tabla 5

Tabla 5: Pautas para la excavación y sostenimiento de un túnel rocoso de 10 m de ancho de


acuerdo con el sistema RMR (Según Bieniawski, 1989)
PROBLEMA DE CLASIFICACIÓN GEOMECÁNICA

Se necesita conocer la longitud y el tiempo que puede soportar sin


sostenimiento una excavación minera ; sabiéndose que es un macizo
sedimentario de rocas calizas, con un RQD de 80% y dos sistemas
de diaclasas con un promedio de distanciamiento de 245mm. Las
fisuras son rugosas y corrugadas con relleno de caolín y en menor
cantidad arcillas expansivas. Se observa además grandes
infiltraciones de agua subterránea. Siendo la caliza una roca
competente se infiere que está sometida a esfuerzos medianos.
Clasificación Geomecánica de Bienawski (1979)
RMR (Rock Mass Rating)

Consiste en la selección de 6 parámetros:


•Resistencia a la compresión simple.
•RQD
•Distancia entre diaclasas.
•Estado de las diaclasas.
•Aguas subterráneas.
•Orientación de las diaclasas.
Resolución del Problema

Macizo sedimentario de rocas calizas (valoración 7)


RQD de 80% (valoración 17)
Separación entre diaclasas 245mm ( valoración 10)
Las fisuras son rugosas y corrugadas, relleno caolín (valoración 20)
Grandes infiltraciones de agua subterránea (valoración 4)

Para la corrección : Orientación paralela al rumbo.


Y buzamiento 30° ( media; valoración –5)
Una vez calculadas las valoraciones se calcula la sumatoria:
7 + 17 + 10 + 20 + 4 = 58
Luego la corrección:
58 – 5 = 53

Por lo tanto según la tabla será:


RMR: 53 (60 – 41)
Clase: III
Calidad: Regular
Clasificación Geomecánica

EJERCICIO:
En una perforación de 25 m de longitud, sobre un macizo de rocas
ígneas; se recuperan 5 testigos de 2.30 pies de longitud, 50 con
longitud promedio de 0.80 pies y 20 núcleos de 0.37 pies: el resto de
material recuperado corresponde a fragmentos cuyo mayor tamaño es
de 0.28 pies. Se observa además 3 Sistemas de Fracturas cuyas
aberturas son discontinuas, cerradas y los bordes presentan ligera de
coloración pero duros. Varias muestras inalteradas de este macizo son
sometidos a Ensayos de Compresión Simple, arrojando valores
comprendidos entre 1200Kg/cm2 y 2000Kg/cm2 . A partir de los 10m
de perforación se ha visto que fluye Agua a razón de 15 litros/minuto
promedio. El distanciamiento promedio entre diaclasas se encuentra
por el orden de 245 mm . La veta mineralizada se encuentra
encajonada en le principal sistema de diaclasas cuyo rumbo es de N
25° E, y un echado (buzamiento) de 85° SE ( la excavación
lógicamente será paralela a este rumbo ). Determine la clasificación
RMR.
Solución del problema

1.- Resistencia de la roca intacta


Dato:
Varias muestras inalteradas de este macizo son sometidos a
Ensayos de Compresión Simple, arrojando valores
comprendidos entre 1200Kg/cm2 y 2000Kg/cm2.
Observación: 1MPa = 10.197 Kg/cm2.

Entonces: 1200Kg/cm2 = 117.68 MPa.


2000Kg/cm2 = 196.14 MPa.

Según la tabla; se encuentra en el rango de 100 MPa – 250


MPa.
Valoración RMR = 12
2.- RQD
Dato:
En una perforación de 25 m de longitud, sobre un
macizo de rocas ígneas; se recuperan 5 testigos de 2.30
pies de longitud, 50 con longitud promedio de 0.80 pies
y 20 núcleos de 0.37 pies: el resto de material
recuperado corresponde a fragmentos cuyo mayor
tamaño es de 0.28 pies.
Observación:
pie = 0.3048 m.
10cm = 0.3281 pies
RQD  
longitudes de los testigos (  10cm)
100
Longitud total

N ° de Longitud(pies) Longitud total (pies)


testigos

5 2.30 11.50
50 0.80 40.00
20 0.37 07.40
resto 0.28 No cuenta
longitudes de los testigos (  (10cm  0.3281 pies) ) 58.90
Entonces:

Según la tabla; se encuentra en el rango de


50% – 75%
Valoración RMR =13
• 3.- Separación entre Diaclasas (m):
Dato:
El distanciamiento promedio entre diaclasas se encuentra por el orden de
245 mm.
Pero 245mm = 0.245m.
Según la tabla; se encuentra en el rango de 0.2m – 0.6m

Valoración RMR =10

4.- Estado de Diaclasas:


Dato:
Se observa además 3 Sistemas de Fracturas cuyas aberturas son
discontinuas, cerradas y los bordes presentan ligera de coloración pero
duros
Según las característica anteriores se tiene la siguiente :
Valoración RMR =30
• 5.- Agua Freática:
Dato:
A partir de los 10m de perforación se ha visto que fluye Agua a razón de 15
litros/minuto promedio.
Entonces el CAUDAL = 15 litros/minuto
Según la tabla; se encuentra en el rango de 10 – 25

Valoración RMR =7

6.- Valoración Primaria


Luego la valoración total es: Valoración primaria RMR =72

7.- Orientación de las diaclasas:

La veta mineralizada se encuentra encajonada en le principal sistema de


diaclasas cuyo rumbo es de N 25° E, y un echado (buzamiento) de 85° SE (la
excavación lógicamente será paralela a este rumbo).
Según lo anterior el buzamiento se encuentra entre 45° – 90°.
Valoración RMR = Muy desfavorable
• 8.- Corrección por Orientación de las Diaclasas.

Para el problema, la relación rumbo diaclasas /eje


túnel es muy desfavorable.
Valoración = - 12
Valoración primaria 72

Corrección - 12

Valoración final (RMR) 60


Modificaciones del RMR para minería

El sistema RMR de Bieniawski estuvo originalmente basado en casos históricos


extraídos de la ingeniería civil. Consecuentemente, la industria minera tendió a
considerar esta clasificación como algo conservadora, por lo que se han
propuesto varias modificaciones, a fin de que esta clasificación sea más
relevante a las aplicaciones mineras.

Laubscher (1977, 1984), Laubscher y Taylor (1976) y Laubscher y Page (1990) han
descrito un sistema de Valoración de la Masa Rocosa Modificada para la minería.
Este sistema MRMR (Mining Rock Mass Rating) toma como base el valor de RMR,
definido por Bieniawski, y este es ajustado tomando en cuenta los esfuerzos in
situ e inducidos, los cambios en los esfuerzos y los efectos de las voladuras y la
intemperización.
Un conjunto de recomendaciones sobre el sostenimiento están asociados con el
valor resultante MRMR. En el uso del sistema MRMR de Laubscher, se debe
tener en mente que varios de los casos históricos en el que esta basado este
sistema han sido extraídos de operaciones de hundimiento. Originalmente, el
hundimiento en bloques en minas de asbesto en Africa, formó la base para las
modificaciones, subsecuentemente se han añadido a la base de datos otros
casos históricos de otras partes del mundo.

Cummings et.al. (1982) y Kendorski et.al. (1983) también han modificado la


clasificación RMR de Bieniawski, para producir el sistema MBR (RMR básico
modificado) para la minería. Este sistema fue desarrollado para operaciones de
hundimiento en bloques en los Estados Unidos de Norteamérica.
Índice de Calidad Tunelera de la Roca, Q

Sobre la base de una evaluación de un gran número de casos históricos de


excavaciones subterráneas, Barton et.al. (1974), del Instituto Geotécnico de
Noruega, propusieron un Indice de Calidad Tunelera (Q) para la determinación de
las características de la masa rocosa y de los requerimientos de sostenimiento
de los túneles. El valor numérico de este índice Q varia sobre una escala
logarítmica desde 0.001 hasta un máximo de 1,000 y está definido por:

RQD Jr Jw
Q x x Ecuación 2
Jn Ja SRF
Donde:
RQD es la Designación de la Calidad de la Roca
Jn es el número de sistemas de juntas
Jr es el número de rugosidad de las juntas
Ja es el número de alteración de las juntas
Jw es el factor de reducción de agua en las juntas
SRF es el factor de reducción de los esfuerzos
La calidad tunelera de la roca Q puede ser considerada en este sistema como
una función de solo tres parámetros, los cuales son crudas medidas de:

1. Tamaño de bloques (RQD/Jn)


2. Resistencia al corte entre los bloques (Jr/Ja)
3. Esfuerzo activo (Jw/SRF)

La Tabla 6 da la clasificación de los parámetros individuales usados para obtener


el Indice de Calidad Tunelera Q de una masa rocosa.

El uso de esta tabla es ilustrado en el ejemplo que sigue:

Una cámara de chancado de 15 m de ancho para una mina subterránea, está para
ser excavada en una norita, a una profundidad de 2100 m debajo de la superficie.

La masa rocosa contiene dos sistemas de juntas que controlan la estabilidad.


Estas juntas son onduladas, rugosas y no intemperizadas con muy pocas
manchas superficiales.
La Tabla 6.4 da un número de alteración de juntas de Ja = 1.0 para paredes no
alteradas de las juntas y con solo unas manchas superficiales.

La Tabla 6.5 muestra que para una excavación con flujos menores, el factor de
reducción de agua en las juntas Jw = 1.0 .

Para una profundidad debajo de la superficie de 2100 m, el esfuerzo por la


sobrecarga rocosa será aproximadamente 57 MPa, y en este caso, el esfuerzo
principal máximo 1 = 85 MPa. Desde que la resistencia compresiva uniaxial de la
norita es aproximadamente 170 MPa, esto da una relación de c/1 = 2. La Tabla
6.6 muestra que para roca competente con problemas de esfuerzos en la roca,
este valor de c/1 podría producir condiciones de severos estallidos de rocas y
que el valor de SRF estaría entre 10 y 20. Para los cálculos se asumirá un valor
de SRF = 15. Usando estos valores tenemos:

90 3 1
Q x x  4.5
4 1 1.5
Tabla 6: Clasificación de parámetros individuales usados en el Indice de Calidad Tunelera Q
(Según Barton et.al., 1974).
Continuación de la Tabla 6 …
Continuación de la Tabla 6 …
Continuación de la Tabla 6 …
Continuación de la Tabla 6 …
Continuación de la Tabla 6 …
Continuación de la Tabla 6 …
Relacionando el valor del índice Q a la estabilidad y a los requerimientos de
sostenimiento de excavaciones subterráneas, Barton et.al. (1974) definieron un
parámetro adicional al que lo denominaron Dimensión Equivalente De de la
excavación:

Ancho, diámetro o altura de la excavación m 


De 
Relación de sostenimiento de la excavación ESR

El valor de ESR está relacionado al uso que se le dará a la excavación y al grado


de seguridad que esta demande del sistema de sostenimiento instalado para
mantener la estabilidad de la excavación. Barton et.al. (1974) sugirieron los
siguientes valores:
La estación de chancado discutido arriba cae dentro de la categoría de una
excavación minera permanente y se asigna una relación de sostenimiento de la
excavación de ESR = 1.6. De aquí, para un ancho de excavación de 15 m, la
dimensión equivalente De = 15/1.6 = 9.4

La dimensión equivalente De ploteado contra el valor de Q, es usado para definir


un número de categorías de sostenimiento en un diagrama publicado en el
artículo original de Barton et.al. (1974).

Este diagrama ha sido actualizado por Grimstad y Barton (1993) para reflejar el
increciente uso del shotcrete reforzado con fibras de acero en el sostenimiento
de excavaciones subterráneas. En la Figura 3 se reproduce este diagrama
actualizado.

A partir de la Figura 3, un valor de De de 9.4 y un valor de Q de 4.5, colocan a esta


excavación de chancado en la categoría (4), la cual requiere la colocación de
pernos de roca (espaciados cada 2.3 m) y shotcrete no reforzado de 40 a 50 mm
de espesor.
Excepcionalmente Extremadamente Muy Regular Buena Muy Extrem. Excep.
Mala
mala mala mala buena buena buena
100 20
2.3m 2.5m
a
retead 2.1m
n á re a shoc 1.7m
50 ernose 1.5m 10
n t o d e los p

Longitud del perno en m, para ESR=1


c ia mie 1.3m
Espa 1.2m
1.0m
Abierto o altura en m

20 5
(9) (8) (7) (6) (5) (4) (3) (2) (1)
ESR

4.0m
10 3
m m m 3.0m
0m

mm

mm
mm
0m 15 0m
25 12

90

50

40
5 os 2.4
2.0m
s p ern
lo e
1.5m de t
i e nto hotcre
a m s
aci sin
2 1.3m Esp areas 1.5
en
1.0m
1
0.001 0.01 0.04 0.1 0.4 1 4 10 100 400 1000
40
RQD Jr Jw
Calidad de la masa rocosa Q = x x
Jn Ja SRF
CATEGORÍAS DE REFORZAMIENTO 5) Shotcrete reforzado con fibras, 50 - 90 mm y pernos
1) Sin sostenimiento 6) Shotcrete reforzado con fibras, 90 - 120 mm y pernos
2) Pernos esporádicos 5) Shotcrete reforzado con fibras, 120 - 150 mm y pernos
3) Pernos sistemáticos 5) Shotcrete reforzado con fibras, > 150 mm, con arcos
4) Pernos sistemáticos con shotcrete sin de acero (cerchas) reforzados con shotcrete y pernos
refuerzo, de 40 - 100 mm de espesor 9) Revestimiento de concreto armado

Figura 3: Categorías de sostenimiento estimadas, basadas en el índice de calidad tunelera Q


(Según Grimstad y Barton, 1993)
A causa de la moderada a severa condición de estallidos de roca que son
anticipados, podría ser prudente desforzar la roca en las paredes de esta cámara
de chancado, mediante voladuras de producción relativamente severas. para
aplicaciones críticas de estas técnicas es aconsejable buscar el asesoramiento
de un especialista en voladura antes de embarcarse en el curso de esta acción.

Lset (1992) sugirió que para rocas con 4  Q  30, los daños de la voladura
resultará en la creación de nuevas ‘juntas’ con una consecuente reducción local
del valor de Q de la roca circundante a la excavación. El sugirió que este hecho
podría ser tomado en cuenta para reducir el valor de RQD en la zona dañada por
la voladura.

Asumiendo que el valor de RQD para la roca desforzada alrededor de la cámara


de chancado cae al 50%, el valor resultante de Q = 2.9. De la Figura 3, este valor
de Q, para una dimensión equivalente De = 9.4, coloca a la excavación justo en la
categoría (5), la cual requiere de pernos de roca, con espaciamiento aproximado
de 2 m, y una capa de 50 mm de shotcrete reforzado con fibras de acero.
Barton et.al. (1980) proporcionaron también información adicional sobre la
longitud de los pernos, abiertos máximos sin sostenimiento y presiones del
sostenimiento, para complementar las recomendaciones del sostenimiento
publicado en el artículo original de 1974.

La longitud L de los pernos de roca puede ser estimada a partir del ancho de la
excavación B y la Relación de Sostenimiento de la Excavación ESR:

2  0.15 B
L Ecuación 3
ESR

El máximo abierto sin sostenimiento puede ser estimado a partir de:

Máximo abierto ( sin sostenimiento )  2 ESR . Q0.4 Ecuación 4

Basado en el análisis de casos registrados, Grimstad y Barton (1993) sugirieron


que la relación entre el valor de Q y la presión del sostenimiento permanente
Ptecho es estimada a partir de:

1

3
2 Jn Q Ecuación 5
Proof 
3Jr
Uso de los sistemas de clasificación de
la masa rocosa

Las dos clasificaciones de la masa rocosa más ampliamente utilizadas son el


RMR de Bieniawski (1976, 1989) y el Q de Barton et.al. (1974). Ambos métodos
involucran parámetros geológicos, geométricos y diseño/ingeniería, para llegar a
valores cuantitativos de la calidad de la masa rocosa.

Cuando se usa cualquiera de estos métodos, se pueden adoptar dos


aproximaciones:

Uno es evaluar la masa rocosa específicamente para los parámetros que están
incluidos en los métodos de clasificación.

Otro es caracterizar precisamente la masa rocosa y luego atribuir valoraciones a


los parámetros en un tiempo posterior.

Es recomendable el último método desde que este da una completa descripción


de la masa rocosa, la cual puede ser trasladada en sus índices de clasificación.
Si durante el mapeo, solo se han registrado los valores de las valoraciones,
podría ser casi imposible llevar a cabo estudios de verificación.

En muchos casos es apropiado dar un rango de valores para cada parámetro en


una clasificación de la masa rocosa y para evaluar la significancia del resultado
final, como el ejemplo dado en la Figura 4

En este caso particular, la masa rocosa esta seca y sometida a una condición de
esfuerzos ‘medios’, siendo la valoracion respectiva 1.

El valor promedio de Q = 9.8 y su rango aproximado es 1.7  Q  20. El valor


promedio de Q puede ser usado en la selección del sistema de sostenimiento,
mientras que el rango da una indicación de los posibles ajustes que serán
requeridos para satisfacer las diferentes condiciones encontradas durante la
construcción.

Los usuarios de un esquema de clasificación de la masa rocosa, deben chequear


que esté siendo usada la última versión.
Arenisca diaclasada
12

10
8

No. 6
4

0 RQD % de
10 20 30 40 50 60 70 80 90 100
testigos > 10 cm
16

12 Jw = 1.0 SRF = 1.0


No. 8
4

Jn sistema de juntas Típico 50 1.5 1


2 4 6 9 12 15 20 q * *  8.3
9 1 1
16

12
30  80 1.5 1
Rango aproximado * *  1.7  20
No. 8 6  9 1.3 1
4

2 3 4
Jr rugosidad de juntas
0.5 1 1.5

16
12

No. 8
4

Ja alteración de juntas
1 2 3 4 6 8

Figura 4: Histogramas mostrando variaciones en RQD, Jn, Jr y Ja para una arenisca


bajo condición de esfuerzo ‘medio’, reproducido de las notas de campo preparado
por el Dr. N. Barton.
Estimación del módulo de deformación in situ

El módulo de deformación in situ de la masa rocosa es un parámetro importante


en cualquier forma de análisis numérico y en la interpretación de las
deformaciones monitoreadas alrededor de aberturas subterráneas.

Desde que este parámetro es muy dificultoso y costoso de determinarlo en el


campo, muchos intentos se han hecho para desarrollar métodos de estimación
de su valor, basados sobre todo en las clasificaciones de la masa rocosa.

En la década de 1960 se hicieron varios intentos de usar el RQD de Deere para


estimar el módulo de deformación in situ, pero esta aproximación es raramente
usada hoy en día (Deere y Deere, 1988).

Bieniawski (1978) analizó un número de casos históricos y propuso la siguiente


relación para estimar el módulo de deformación in situ, Em, a partir de RMR:

Em  2 RMR  100 Ecuación 6


Indice de calidad tunelera Q
0.01 0.04 1.00 4.00 10 40 100 400
90

80 (RMR - 10) / 40
casos históricos: Em = 10
Módulo de deformación in situ Em - GPa

70 Serafín y Pereira (1983)


Bieniawski (1978)
60

50
Em = 2 RMR - 100
40

30
Em = 25 Log Q
20

10

0
0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100
Valoración geomecánica de la masa rocosa RMR

Figura 5: Predicción del módulo de deformación in situ Em a partir de las


clasificaciones de la masa rocosa.
Basado en el análisis de un número de casos históricos, varios de los cuales
involucraron cimentaciones de presas donde el módulo de deformación fue
evaluado mediante retroanálisis de las deformaciones medidas, Serafim y Pereira
(1983) propusieron la siguiente relación entre Em y RMR:
( RMR10)
Em  10 40 Ecuación 7

Mas recientemente, Barton et.al. (1980), Barton et.al. (1992) y Grimstad y Barton
(1993),han hallado una buena concordancia entre los desplazamientos medidos y
predichos a partir de análisis numéricos usando valores del módulo de
deformación in situ estimados a partir de:

Em  25 Log10 Q Ecuación 8

Las curvas definidas por las ecuaciones 6, 7 y 8, junto con las observaciones de
casos históricos de Bieniawski (1978) y Serafim y Pereira (1983) están ploteadas
en la Figura 5. Esta figura sugiere que la ecuación 7 proporciona un ajuste
razonable para todas las observaciones ploteadas y tiene la ventaja de cubrir un
amplio rango de valores de RMR que cualquiera de las otras dos ecuaciones.
GRACIAS POR SU ATENCION