DEBIDO PROCESO EN EL MARCO DE UN ESTADO SOCIAL Y DE JUSTICIA Garantías Orgánicas: Independencia: Mientras la garantía de independencia, en términos generales, protege

al juez frente a influencias externas, el principio de independencia funcional se vincula a determinadas exigencias dentro del proceso, definidas como la independencia del juez frente a las partes y al objeto del proceso mismo, pudiendo entenderse desde dos acepciones: a) Independencia subjetiva, que atañe a algún tipo de compromiso que el juez pueda tener con el caso. b) Independencia objetiva, referida a la influencia negativa que puede tener en el juez la estructura del sistema, restándole imparcialidad, es decir, si el sistema no ofrece suficientes garantías para desterrar cualquier duda razonable. La independencia del juez reconoce cuatro órdenes distintos y hace a la noción del debido proceso legal. Ellas son la independencia frente a las partes, al objeto litigioso, a los órganos del Poder Judicial y a los órganos políticos.

Imparcialidad: El derecho de todo ciudadano -a todos los que sean parte en el proceso penal- a un proceso sin dilaciones indebidas o a que su causa sea oída dentro de un plazo razonable o sin retraso, es un derecho fundamental de naturaleza reaccional que se dirige a los órganos judiciales, creando en ellos la obligación de actuar en un plazo razonable el ius puniendi o de reconocer y, en su caso, restablecer inmediatamente el derecho a la libertad. La lenta reacción judicial, sin justificación, origina y propicia una causa o motivo en cierto sentido de despenalización porque el reproche judicial viene ya viciado por extemporáneo. Este derecho no se identifica con el mero incumplimiento de los plazos procesales y comporta la utilización de un concepto jurídico indeterminado que necesidad ser dotado de contenido concreto en cada caso, atendiendo a criterios objetivos congruentes con su enunciado genérico. Su vulneración se produce siempre como consecuencia de una omisión que realiza un órgano jurisdiccional sobre aquella obligación constitucional de resolver dentro de los plazos previstos las pretensiones que se formulen. La primera condición para ejercer este derecho de este derecho es que se incumplan los plazos previstos en la ley; corresponde a la autoridad judicial, por imperio del principio de impulso de oficio, vigilar y subsanar, en su caso, el cumplimiento de los plazos procesales. La segunda condición -y decisiva- es que esta dilación o retraso sea indebido; se trata de un concepto jurídico indeterminado, cuya apreciación debe realizarse caso por caso y según las circunstancias, siendo de analizar tres elementos puntuales: a) la complejidad del asunto o causa; b) el comportamiento del agente -de la actuación de buena o mala fe dependerá la calificación de indebido- en el curso del procedimiento; y, c) la actitud del órgano judicial (determinar si medió inactividad de su parte, si fue el causante de las dilaciones). Este derecho vulnerado exige de parte de la autoridad judicial su inmediato restablecimiento, vale decir, la emisión de la resolución cuya tardanza se ha puesto de manifiesto, sin perjuicio -en su caso- de declarar el derecho indemnizatorio que asiste al perjudicado; por el Estado, si la dilación se debe a un funcionamiento anormal de la administración de justicia, o por el particular culpable, si a él se debe la dilación indebida. Sin embargo, la opción que va teniendo cada vez mayor consistencia, es aquella que postula declarar, junto a la vulneración del derecho al plazo razonable, la reducción de la pena que como mínimo- requeriría su reparación.

que permite al acusador público extorsionar al acusado y constreñirlo a colaborar con confesiones o declaraciones. Separación entre Juez y Acusación La separación entre juez y acusación. . una implícita prohibición de crear organismos ad-hoc o post-facto. tribunales o comisiones especiales para juzgar los actos punibles. dependiente del Poder Judicial. lo que no ocurre en nuestra provincia en donde sólo se determina una competencia específica (la de la Corte Suprema) al efecto. Este principio representa la condición esencial de la imparcialidad del juez respecto a las partes de la causa y también el presupuesto de la carga de la imputación y de la prueba de la imputación sobre la acusación. Este principio funciona como un instrumento necesario de la imparcialidad y como una garantía frente a la posible arbitrariedad de la actuación de los poderes del Estado en perjuicio de los ciudadanos. ver Ley Orgánica del Poder Judicial). tanto el carácter facultativo como la posibilidad de negociación sobre la acción penal resultan absolutamente injustificados. Los órganos jurisdiccionales están expuestos a un amplio orden de responsabilidades ya que en el desempeño de la función judicial el magistrado puede infringir reglas de conducta que afecten bienes jurídicamente tutelados y que originen un deber genérico de responsabilidad. En ciertos regímenes. Es claro que en un proceso en el que la acusación está atribuida a la parte ofendida o a sujetos privados solidarios con ella. La responsabilidad del Juez frente a la Administración de Justicia. según los casos por medio del juicio político o juri de enjuiciamiento.Responsabilidad. significa no sólo la diferenciación ente los sujetos que desarrollan funciones de enjuiciamiento y los que tienen atribuidas las de postulación.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos y el 14. ha de tener un carácter permanente. característica del modelo acusatorio. la acción penal es necesariamente facultativa y negociable.1 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos. sino también el papel de parte asignado al órgano de la acusación. el órgano judicial ha de preexistir al acto punible. sin atender a la naturaleza del acto ni al tipo de persona que lo cometa. Tal garantía implica que. La responsabilidad del Juez frente a la Sociedad cuando la función judicial ha sido utilizada dolosamente para la comisión de hechos delictivos (responsabilidad penal). con competencia exclusiva. indelegable y universal para juzgar el hecho en cuestión. En este orden de ideas pueden distinguirse: La responsabilidad del Juez frente al Estado. Juez Natural El derecho a ser juzgado por un juez natural o regular y pre-constituido está expresamente consagrado en el Artículo 8. Supone también. La responsabilidad del Juez frente a terceros cuando dolosa o culposamente ha realizado actos en ejercicio de sus funciones que producen perjuicios a los justiciables o terceros. Y si han permanecido es sólo porque propician una perversión policial e inquisitiva del proceso. El juez natural ha de tener un carácter previo y permanente. que tiene por finalidad única y exclusiva la de destituir al juez e inhabilitarle para el ejercicio de la potestad jurisdiccional. se hace pública. y creado mediante ley. la cual somete al juez a normas éticas administrativas de comportamiento cuya infracción es prevista y sancionada según la distinta gravedad de las faltas que el juez cometa en el ejercicio de la función (responsabilidad disciplinaria. Pero en el momento en que la acusación. las demandas de responsabilidad civil contra los jueces en los términos del artículo 1112 del Código Civil exigen el desafuero del magistrado.

Obligatoriedad de la Acción Penal El modelo acusatorio supone necesariamente la obligatoriedad y la irrevocabilidad de la acción penal por parte de los acusadores públicos. y éste accede. El Fiscal decide acusarlo. La policía lo detiene. en el interior de una peluquería. decretando la libertad del agresor. en ese momento la pareja golpeada le notifica que no quiere proseguir con el caso. . El Juez si le cree al ciudadano. identifique las Garantías Orgánicas presentes en el siguiente caso: 1. entre discrecionalidad y dependencia (o responsabilidad) política del ministerio público. Un ciudadano le cae a golpes a su pareja masculina. pero. y el agresor es detenido. 2. Ya que también la independencia de la acusación pública se justifica con la sujeción solamente a la ley y con el principio de igualdad del que la obligatoriedad de la acción penal es un corolario. a la inversa. Existe un nexo indisoluble entre obligatoriedad de la acción penal e independencia y. robando a una señora. y entrega ante el Fiscal. El Fiscal decide pedirle al Juez que desestime la acusación. El Fiscal no le cree y procede a solicitar al Juez de Control que decrete la flagrancia. y decide pasar el caso al Juzgado de Protección. El agraviado lo denuncia a la policía. y el delincuente le responde que tiene diecisiete años. Sistematización: Con base al material suministrado. independientemente representante. A un ciudadano le sorprenden en la calle. quien le pregunta la edad. por favor.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful