De un vistazo: Cuánto cuesta ser ‘skater’

PASE A LA PÁGINA VARIEDADES 2B

Los weimaraner, unos canes de caza y de casa
PASE A LA PÁGINA MASCOTAS 8B

1B D O M I N G O 6 D E A G O S T O D E 2 0 0 6

vivir
COCTELERÍA. VASOS CORRECTOS, TRAGOS PERFECTOS.
Vaso Collins (8-10 onzas) Vaso Zombie (10-12 onzas)

CRUZ QUIERE MÁS TIEMPO PARA ELLA
La actriz española desea hacer una pausa en su carrera para estar con sus amistades. 12B
VARIEDADES. 2B

[+]
. Existen 23 vasos para
servir cocteles, pero un ‘sommelier’ indica que son siete los imprescindibles.
Rosalía Arosemena A.
rarosemena@prensa.com

El bailarín Jorge Esquivel
TECNOLOGÍA. 3B

Tec’ a la carte
RAÍCES. 4B

Cruzar el Canal a nado

DATOS CLAVES

Los cristales del ‘bartender’

A
Copa de coctel (8-12 onzas)

unque existen numerosas fuentes que documentan la historia y evolución del coctel como trago-receta (“Early American Beverages”, 1712; “Modern American drinks”, 1895, y “The ABC of Cocktails”, 1953, que se mencionan en el libro The Joy of Mixology, de Gary Regan) son pocas las que documentan los vasos en los que eran servidos. Pro-

‘OLD-FASHIONED GLASS’-

Santos griales etílicos
bablemente porque al principio no eran tomados en cuenta. El libro antes mencionado explica que “el mundo de los tragos mezclados nació para esconder los malos sabores de los alcoholes base”, por ejemplo: los egipcios añadían frutas a sus cervezas y los romanos miel a sus vinos ¿Qué copas usaban? Las de cerveza y vino, respectivamente, no inventaron vasos para estas nuevas bebidas, que se suponían eran puras. La cosa debió cambiar a partir del siglo XIX, con el nacimiento oficial del término coctel y la popularización de los bartenders. Era lógico que con la aceptación de estos nuevos tragos de cuatro y hasta seis ingredientes se estilizaran los vasos en que eran servidos. En el libro de Regan se mencionan 23 vasos para cocteles, clasificados en cuatro categorías, una de ellas llamada: “Servicio para cocteles y tragos mezclados”, no es la exclusiva para estos brebajes, como se podría suponer. Las otras son: “Licores y vinos fortificados”, “Servicio para vinos” y “Servicio para cervezas”. Si tuviera que economizar, el sommelier Esteban Hurtado se quedaría con estos siete vasos: El Sour (3-6 onzas), la copa de martini o coctel (4-8 onzas), el Old-fashioned (6-8 onzas), el Highball (8-10 onzas), el Collins (8-12 onzas), el Zombie (10-12 onzas) y el Hurricane (14-20 onzas). Cada vaso por sus medidas se asocia a una de las 26 familias de cocteles que existen. Sin embargo su uso también dependerá de los gustos del bebedor y del local donde se sirvan (en general los vasos en los bares son más grandes que los en los restaurantes). VEA 3B

Este vaso tiene de 6-8 onzas. Se utiliza para servir tragos que lleven cubitos de hielo, por lo general, la mayoría de los que entran en la familia de franceses-italianos (aquellos basados en vodka o ginebra). Ej.: El Manhattan.

CHAMPAGNE FLUTE

En Francia cada una de sus regiones fabrica su propia champaña y sus propias copas para servirla. En la región de Eperdey se hacen las copas ‘flauta’, las más populares ahora junto con las copas ‘tulipán’, de la región de Reem.

‘CHAMPAGNE SAUCER’- Es-

tas copas eran las más populares para servir los cocteles de champaña, pero han quedado desfasadas para esta familia y se estilan más para los tragos frozen, que evolucionan de la familia Sour. Ej: Frozen margarita.

LA PRENSA/Nicolás Psomas

‘SOUR GLASS’ - Este vaso de 3-6 onzas está diseñado para los tragos de la familia Sour, aquella cuya receta se basa en licor, jugo de limón y algún endulzante (sirope o granadina), eso sí, las bebidas deben servirse “paradas”, sin hielo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful