Está en la página 1de 6
38 .exóticos Generalidades en la práctica clínica con hurones Jordi Grífols Ronda , LV MS

38.exóticos

Generalidades en la práctica clínica con hurones

Jordi Grífols Ronda, LV MS Ferran Bargalló Saumell, LV Albert Martínez-Silvestre, LV MS Zoològic Badalona Veterinària. Telèfon: 933885354. zbv@hzb.es

El hurón, lleva acompañando al hombre desde la antiguedad. Son animales activos, curiosos, de com-

portamiento casi cómico y que no presentan excesivas dificultades para su mantenimiento, lo que los ha convertido en animal de compañía. Pueden vivir sólos, en compañía de semejantes o incluso con otros animales de compañía ( si se han conocido desde pequeñitos). Por lo general no presentan problemas

a la hora de un manejo simple, pero hay que cuidarse de posibles mordeduras si vamos a realizar una acción más estricta.

Los hurones domésticos (Mustela putorius furo) son mamíferos car- nívoros de la familia de los mustéli- dos, procedentes del turón europeo (Mustela putorius), y de la misma familia que el turón de las estepas

(Mustela eversmanni) y el turón de pies negros americano (Mustela nigripenis). Tradicionalmente los hu- rones han sido usados para la caza de conejos en madrigueras (referen- cias escritas desde el año 4 a.C.),

siendo posteriormente utilizados por la industria peletera, para la in- vestigación biomédica y como ani- males de compañía por su carácter inquisitivo, comportamiento cómico y facilidad de mantenimiento.

Taxonomía y domesticación:

Orden

Carnívora Mustelidae Mustela putorius furo Doméstico. Europa Activos normalmente al alba y al anochecer, pero pueden adaptar los horarios a los de sus propietarios

Familia

Especie

Origen

Periodo actividad

 
 

Características anatomo-fisiológicas de interés clínico

Sistema Digestivo Los hurones poseen un estómago muy ex- pansible, que les sirve como reservorio de alimento. Poseen capacidad de vomitar. El intestino delgado en conjunto es muy corto, esto se traduce en un tiempo de tránsito re- ducido. El yeyuno y el íleon son indistingui- bles, y no existe válvula ileo-ceco-cólica.

Sistema Cardiovascular Corazón situado entre la 6ª y 8ª costilla. Exis- te una única arteria central (arteria braquio- cefálica) en lugar de dos arterias carotídeas, permitiendo este hecho la irrigación del cere- bro durante un giro de cabeza de 180º.

Sistema Genito-urinario Riñón derecho localizado más craneal que el izquierdo. Vejiga urinaria pequeña, con una capacidad de unos 10 ml de orina. Los machos poseen próstata en la base de la vejiga urinaria. Existe hueso peneano en for- ma de J. La abertura prepucial se localiza en el abdomen ventral, caudal a la cicatriz umbilical. En hembras, la vulva está situada en la zona perianal, ventral al ano.

Peso adulto 1.200 - 2.000 g 0 . 500 – 1.100 g R Vida media
Peso adulto
1.200 - 2.000 g
0 . 500 – 1.100 g
R
Vida media
5-8 años (hasta 12)
Temperatura Rectal
37’8 — 40 oC
Frecuencia Cardiaca
140 — 250 p.p.m.
Frecuencia Respiratoria
32
— 36 r.p.m.
Volumen medio de sangre
60
ml (
0
adulto); 40 ml (
R
adulta)
Ingesta de agua
75
— 100 ml / día
Volumen urinario
26
— 28 ml / día
Tiempo medio de digestión
3 — 4 h
Muda
En primavera y otoño
Pérdida de peso en verano; aumento de peso en
Distribución estacional de grasa corporal
invierno
Glándulas anales
Secreción defensiva
Glándulas sebáceas dérmicas
Responsables del olor corporal
Fórmula dental
2
(I3/3, C1/1, P3/3, M1/2)
Dientes deciduos
Erupción a los 20 — 28 días de edad
Dientes permanentes
Erupción a los 50 — 74 días de edad
Fórmula vertebral
C-7, T-14, L-6, S-3, Cd-14 a 18
Extremidades
5
dedos en cada extremidad. Uñas no retráctiles
Época reproductora
De Marzo a Agosto
Poliéstrico estacional (ovulación inducida, 30 — 40
Ciclo reproductor
h post coito)
Macho: hiperplasia testicular. Hembra: vulva hinchada,
Signos
sobresalida y enrojecida
Hiperplasia testicular
De Diciembre a Julio
Pseudogestación
40
— 43 días
Ovulación
30
— 40 h post-coito
Implantación
12
— 13 días
Gestación
41
— 42 días
Placentación
Zonal
Tamaño de la camada
1
— 18 (Media: 8)
Peso al nacimiento
8
—10 g
Abertura de ojos i oídos
21
— 37 días
Destete
6
— 8 semanas
Madurez Sexual
4 — 8 meses

39

40

Mantenimiento y alimentación en cautividad

Temperatura ambiental: óptima: 15 – 25 ºC. Son sensibles a temperaturas extremas (>32 ºC).

Instalaciones:

En interior o exterior. Jaulas específicas para conejos, con bandeja de plástico alta

y parte superior metálica. Hay que diferen- ciar una zona de descanso (nido de ma-

dera

una zona de actividad y una zona

de excreción (bandeja de plástico con se- piolita).

),

Tamaño:

Como mínimo la jaula debe medir 55 X 50 X 40 cm.

Substrato de la jaula:

Viruta de madera, papel o heno. La ven- tilación tiene que estar asegurada y de- ben eliminarse las heces y restos de orina diariamente. Debe asegurarse la higiene y desinfección regular de la jaula y comple- mentos.

Juguetes y complementos:

De papel, cartón, muñecos de ropa, juguetes de plástico duro o de metal. Deben evitarse objetos que se rompan fácilmente (pueden convertirse en cuerpos extraños gastrointesti- nales) del tipo caucho, plástico blando, látex, espuma, madera

La convivencia con animales domésticos es posible si se han acostumbrado de pequeños . En caso contrario los instintos de caza pueden estar muy marcados

contrario los instintos de caza pueden estar muy marcados Sueltos por la vivienda: Hay que permitir

Sueltos por la vivienda:

Hay que permitir períodos de semi-libertad vigila- dos. La casa debe estar a prueba de hurones (evi- tar accidentes domésticos —desagües, caídas —

de ventanas, balcones

y

,

fugas). No mantener un hurón suelto sin supervi- sión, cuando haya bebes o niños muy pequeños

a los que el hurón pueda tener acceso.

electrodomésticos

Cuidados básicos:

Se recomienda realizar un cepillado frecuen- te del pelaje, y no exceder un baño mensual, usando jabones específicos para hurones o para gatos. Para evitar la formación de tricobe- zoares es recomendable suministrar malta de gato (1-2 ml cada 2-3 días) de manera regular.

Comportamiento social:

Los hurones son animales activos y curiosos. No son territoriales. Pueden vivir solos o con otros compañeros. La convivencia de varios hurones puede provocar problemas durante la época reproductora. La convivencia con animales do- mésticos es posible si se han acostumbrado de pequeños (en caso contrario los instintos de caza pueden estar muy marcados).

ALIMENTACIÓN

Estrategia:

La digestión del hurón es muy rápida (3 horas). El período máximo de ayuno es de 4-5 horas. El animal debe tener siempre comida disponible. Como premio o golosina puede utilizarse troci- tos de fruta dulce o granos de uva (tienen ape- tencia por lo dulce).

exóticos.41

exóticos. 41 Auscultación cardíaca durante una exploración clínica materia seca. Es necesario que haya agua

Auscultación

cardíaca durante

una exploración

clínica

cardíaca durante una exploración clínica materia seca. Es necesario que haya agua fresca y limpia

materia seca. Es necesario que haya agua fresca y limpia siempre dispo-

nible. La ingestión diaria de agua es de 75-100 ml.

Composición y requerimientos:

Los hurones son carnívoros estrictos (30-40%

de proteína requerida), requiriendo concentra-

ciones altas de proteínas fácilmente digestibles

y de alta calidad. Los requerimientos de carbo-

hidratos son bajos (no poseen la flora adecuada para su digestión) y

no pueden digerir cantidades grandes de fibra. Los requerimientos de

grasa de calidad (18-20%) son esenciales para obtener una calidad de

pelo óptima.

La ingesta diaria aproximada (en materia seca) es de 20-40 g /día y hu-

rón. Se recomienda usar pienso específico para hurones o pienso de ca-

chorros de gato de mucha calidad (los piensos de perro tienen demasia-

dos carbohidratos). Las latas con comida húmeda provocan problemas

dentales (acumulación de sarro) en poco tiempo.

Requerimientos de agua:

Los requerimientos de agua son aproximadamente el triple que los de

Manejo clínico

son aproximadamente el triple que los de Manejo clínico Exploración Clínica: Los hurones mantenidos como animales

Exploración Clínica:

Los hurones mantenidos como animales de compañía no suelen tener

tendencia a morder durante el manejo, a excepción de las hembras

con crías o de ejemplares jóvenes poco acostumbrados a ser mani-

pulados. Cualquier acción que suponga un manejo más estricto del

animal puede provocar que intente morder.

El manejo más común se realiza sujetándolo por el pliegue cutáneo de la

nuca con una mano y dejándole el cuerpo suspendido sin tocar el suelo.

Inmovilizaciones más estrictas, requieren la ayuda

de un colaborador, y pasan por sujetar la cabeza

a nivel del cuello, y las extremidades posteriores al

nivel de la cintura pélvica, manteniendo el cuerpo

completamente estirado e inmovilizado.

Examen de la ca- vidad bucal duran- te una exploración clínica

42

42 Procedimientos dolorosos pueden requerir de tranquilización o anestesia química para ser llevados a cabo. El

Procedimientos dolorosos pueden requerir de tranquilización o anestesia

química para ser llevados a cabo.

El transporte más adecuado de un hurón se realiza mediante un transpor-

tín o recipiente similar, a prueba de fugas.

Extracción de sangre mediante punción de vena cava craneal

Vía intramuscular. En la zona lumbar o en la zona

caudal de las extremidades posteriores (músculos

semitendinoso y semimembranoso).

Vía intravenosa. Para la obtención o administra-

ción de volúmenes pequeños puede utilizarse la

vena cefálica o la vena safena lateral (acceso más difícil). Para volúmenes

mayores o fluidoterapias continuadas se requiere cateterizar la vena yu-

gular o la vena cava craneal.

Vía intraósea. Para la obtención de muestras de médula ósea o para la

administración de fármacos, fluidos o transfusiones sanguíneas. Se uti-

liza principalmente la punción en la cresta ilíaca o en el fémur proximal.

Urianálisis:

Para la obtención de orina pueden emplearse métodos indirectos pasi-

vos (jaula metabólica improvisada) o métodos directos invasivos: cisto-

centesis con el animal en decúbito esternal, o sondaje uretral —difícil

por el pequeño tamaño y por la forma de J del pene del macho—.

Administración de fármacos y obtención de muestras:

Vía oral. La mejor posibilidad para la administración de medicamentos orales

es la utilización de suspensiones o jarabes,

que se administran con una jeringuilla por la

comisura de la boca, con el hurón inmoviliza-

do por el cuello. Puede mezclarse el fármaco

con la comida de manera que sea ingerido de

forma indirecta, sin tener que forzar al animal.

Medicina preventiva

Se recomienda un control anual hasta los 4—5 años de edad. A

partir de esa edad, y por la alta inciden-

cia de problemas metabólicos y de neo-

plasias, se recomienda dos controles al

año. Una hematología y bioquímica de

rutina debería realizarse mínimo una vez

La mejor posibilidad para la administración de medicamentos orales es la utilización de suspensiones o jarabes, que se administran con una jeringuilla por la comisura de la boca, con el hurón inmovilizado por el cuello

al año.

Vía Subcutánea. Se realiza en el dorso del

animal, aprovechando las zonas de piel más

laxa. Debemos tener en cuenta que —a

igual que en los gatos— la piel de los huro-

nes es muy gruesa y cuesta de perforar.

VACUNACIONES

Rabia:

La vacunación de rabia es recomenda-

ble en zonas endémicas de tal enfer-

exóticos.43

exóticos. 43 medad y en situaciones de animales en contacto habitual con gente. Puede ser obligada

medad y en situaciones de animales en contacto habitual con gente. Puede ser obligada en el caso de viajes a ciertos paí- ses. La única vacuna autorizada para ser usada en hurones es la vacuna de virus inactivado Imrab© (Rhone Merieux Inc. , Athens, GA) a dosis de 1 ml SQ. Debe va- cunarse a partir de los 3 meses y revacu- nar anualmente. No se recomienda utilizar otras vacunas por la posibilidad de inducir la enfermedad a par- tir de las mismas.

Moquillo:

Los hurones son sensibles al vi- rus del moquillo, produciéndose un 100% de mortalidad. La va- cunación es muy recomendable si el hurón convive con perros,

si se le permite acceso a zonas

abiertas urbanas (parques, jardi-

nes

el propietario pueda actuar de transmisor de fomitos de la en- fermedad. La única vacuna auto- rizada para hurones en la actua- lidad es la Fervac—D© (United

y en situaciones donde

),

Vaccines, Madison, Winsconsin)

a dosis de 1 ml SQ. También se ha utilizado

con éxito la vacuna DMP con diluyente es- téril del laboratorio Intervet©.

No deben usarse nunca vacunas combina- das de perro ni vacuna atenuadas por pases en hurones, debido a que los hurones no

son sensibles al adenovirus canino, parvo- virus u otros virus, y por la posibilidad —en ambos casos— de enfermedad inducida por la propia vacuna

Control de la reproducción:

Las hembras de hurones son poliéstricas es- tacionales, con ovulación inducida por coito. En el caso de no ser mantenidas junto con

Las opciones para evitar este problema son la ovariohisterectomia de rutina de las hem- bras que no quieran usarse como reproduc- toras, la presencia de un macho entero o vasectomizado, el tratamiento con anovula- torios para evitar la entrada en celo, o la es- timulación hormonal de la ovulación a partir de los 10 días de haber entrado en estro.

Es necesario asegurar la res- puesta al tratamiento, obser- vando la completa regresión vulvar al final del tratamiento.

Control del olor corporal:

El olor corporal del hurón está regido por hormonas sexuales

y está producido por glándulas

sebáceas del pelaje. La secre- ción de los sacos anales parti- cipa en el olor de las heces y los sacos son vaciados en situacio- nes de estrés.

El control del olor corporal pasa

por anular la regulación hormo- nal de las glándulas dérmicas

del pelaje, mediante la castra- ción quirúrgica.

La saculectomia anal adicional, no suele mejorar en mucho el proceso anterior (la se- creción de los sacos anales se usa mayorita- riamente, en situaciones de estrés o de alta excitación).

riamente, en situaciones de estrés o de alta excitación). Aspecto del edema vulvar durante la época

Aspecto del edema vulvar durante la época de estro

un macho, o de no estimularse artificialmente la ovulación, el 50% de hembras en celo se mantendrán en estro persistente, con niveles séricos de estrógenos muy elevados, pro- vocando a medio término una intoxicación —del tejido hematopoyético— inducida por los estrógenos.