Está en la página 1de 6
26 .nutrición Atopia: ¿Es útil la nutrición? La dermatitis atópica es una alteración de la

26.nutrición

Atopia: ¿Es útil la nutrición?

La dermatitis atópica es una alteración de la piel de tipo inflamatorio, que se produce como consecuencia de una reacción alérgica frente a alergenos medioambientales como el pólen, ácaros o mohos. Esta enfermedad crónica y recurrente afecta a cerca del 10 % de los perros y como enfermedad alérgica es de por vida. Por eso, es muy importante establecer una relación de confianza entre el propietario y el AV, entender bien la enfermedad, el tratamiento, cada situación particular, y por su puesto la comunicación con el propietario.

¿Cuándo se sospecha de dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una alteración típica de los perros jóvenes. Los signos clínicos aparecen generalmente entre el año y los tres años de edad, aunque se han descrito casos en perros de 3 meses o de 12 años.

generalmente entre el año y los tres años de edad, aunque se han descrito casos en

27

Generalmente se dan 3 de los siguientes criterios en un perro atópico:

• Aparición de los primeros síntomas entre los 6 meses y los 3 años

• Prurito sensible a los esteroides

• Pododermatitis eritematosa bilateral que afecta a las patas delanteras

• Queilitis bilateral

• Otitis eritematosa bilateral

• Queilitis bilateral • Otitis eritematosa bilateral mordisquearse. Este prurito se localiza generalmente en

mordisquearse. Este prurito se localiza generalmente en frente, superfi- cie ventral del cuerpo, espacios interdigitales.

El principal signo de la enfermedad es el picor o prurito. Un perro afec- tado por una dermatitis atópica puede mostrar una gama relativamente amplia de lesiones dermatológicas o ningún síntoma visible salvo el pi- cor, que será la razón que motive la consulta. Es, antes que nada, una cuestión de signos asociados con cualquier inflamación: eritema.

La decoloración del pelaje en las zonas humedecidas con frecuencia por la saliva es un buen indicador. El pelo blanco se vuelve rojo y el negro adquiere un matiz anaranjado. Conforme avanza la enfermedad, las lesiones se expanden y se vuelven crónicas. Se observa entonces alopecia, liquenificación, excoriaciones e hiperpigmentación.

Puesto que se trata de un trastorno pruriginoso, suelen encontrarse le- siones (excoriaciones) como consecuencia de las acciones llevadas a cabo por el animal para aliviar el picor: rascarse, arañarse, restregarse,

para aliviar el picor: rascarse, arañarse, restregarse, Algunas razas están genéticamente predispuestas como los

Algunas razas están genéticamente predispuestas como los West Highland White Terrier, Labrador, Shar Pei, Bulldog inglés, Caniche, Dálmata

genéticamente predispuestas como los West Highland White Terrier, Labrador, Shar Pei, Bulldog inglés, Caniche, Dálmata

28

Toda dermatitis pruriginosa puede ser una dermatitis atópica, pero hay algunos criterios que permiten confirmar o descartar el diagnóstico sos- pechado.

En primer lugar, hay que comprobar que el historial clínico sugiere la posibilidad de la enfermedad, luego que los signos clínicos son com-

patibles y, finalmente, que todas las demás causas de picor han sido descartadas.

No obstante, no hay que perder nunca de vista el hecho de que un perro puede presentar varios trastornos simultáneamente y que los tratamientos previos pueden haber modificado significativamente el cuadro clínico inicial.

PERRO CON PRURITO
PERRO CON PRURITO

Una vez diagnosticada la atopia, el tratamien- to estará dirigido a controlar la afección y a asegurar que el animal disfrute de una buena calidad de vida, libre de picores y de infeccio- nes secundarias.

La terapia se basa en una combinación de diversos tratamientos : eliminación del aler- geno identificado, antiinflamatorios, antiin- fecciosos, antihistamínicos, tópicos, inmu- noterapia

¿En qué medida puede ayudar la nutrición?

Estudios recientes han demostrado que nu- trientes específicos son beneficiosos para el tratatamiento de la atopia. Los perros con dermatitis atópica presentan alterada la ba- rrera cutánea, por lo que se facilita la pene- tración de los alergenos a través de la piel. Estudios recientes han demostrado que es posible reforzar la barrera cutánea mediante la nutrición.

* El aporte de ácidos grasos esenciales tiene un doble propósito. En primer lugar, propor- cionar a la piel los medios para restablecer su función de barrera, comprometida en caso de la atopia y, además, combatir la inflamación, cambiando la producción d e mediadores pro- inflamatorios (prostaglandinas E2 y leucotrienos B4) por la de prostaglandinas y leucotrienos no inflamatorios. El principio de la acción antiinfla-

nutrición.29

El principio de la acción antiinfla- nutrición. 29 OMEGA 6 OMEGA 3 Ácido linoleico Ácido alfalinolénico
OMEGA 6 OMEGA 3 Ácido linoleico Ácido alfalinolénico Ácido gammalinolénico Ácido eicosapentaoico EPA Ácido
OMEGA 6
OMEGA 3
Ácido linoleico
Ácido alfalinolénico
Ácido gammalinolénico
Ácido eicosapentaoico EPA
Ácido araquidónico
Ácido docosahexanoico
Salud y aspecto del pelaje
Papel antiinflamatorio

CURCUMINA

Conocida también con el nombre de “turmérica”.

Es el extracto de la raíz de una planta (Curcuma longa). Entre sus beneficios destacan:

• Antioxidante: potente inhibi- dor de la peroxidación de los queratinocitos y fibroblastos.

• Antiiinflamatoria: tanto a nivel cutáneo como osteoarticular. Inmunomodulador: reduce las IgEs e IgMs, aumenta las IgGs

• Actividad antibacteriana.

cutáneo como osteoarticular. Inmunomodulador: reduce las IgEs e IgMs, aumenta las IgGs • Actividad antibacteriana.

30 30

ALOE VERA

Los beneficios de esta su-

culenta planta son mun-

dialmente conocidos. Sus

múltiples propiedades cu-

rativas se utilizan amplia-

mente en aplicación tópi-

ca, así como por vía oral.

Desde un punto de vista

nutricional, sus propieda-

des terapéuticas pueden

describirse de acuerdo con

las siguientes áreas:

pueden describirse de acuerdo con las siguientes áreas: • Acción cicatrizante: mediante la presencia de

• Acción cicatrizante: mediante la presencia de

estimuladores de la síntesis de colágeno

• Acción antiinflamatoria: presencia de sustancias

que regulan la inflamación

• Estimulación de la inmunidad: gracias a los

carbohidratos inmunoprotectores

• Protección contra los radicales libres: propiedades

antioxidantes

matoria de los ácidos grasos se basa en la competición entre dos familias

de ácidos grasos que utilizan las mismas enzimas para su metabolismo.

La eficacia de la suplementación con ácidos grasos Omega 3 ( EPA y

DHA) que se hallan en grandes cantidades en las grasas derivadas del

pescado ha sido demostrada para la atopia canina.

El aceite de borraja, posee una elevada concentración de ácido ga-

mma linolénico, que en combinación con los aceites derivados del

pescado, ayuda a mejorar los síntomas de la atopia.

La ingestión regular de antioxidantes como la vitamina E, C y los

carotenoides ayudan a proteger las células cutáneas contra el ataque

de los radicales libres. En la atopia al igual que en todas las enferme-

dades crónicas se producen lesiones oxidativas que pueden afectar

al ADN celular.

La combinación de estos nutrientes participa en el tratamiento de las

alteraciones cutáneas de naturaleza alérgica e inflamatoria. Además

ayudan a combatir las infecciones secundarias.

Algunos Consejos para el AV:

• Controlar siempre la presencia de pulgas: no hay que olvidar que un perro puede padecer varios trastornos al mismo tiempo .

• Para evitar la contaminación de los alimentos hay que evitar guardar durante demasiado tiempo los envases abiertos, para ello es aconse- jable los de menor tamaño. También hay que recomendar lavar tanto el comedero como el vaso medidor.

• Hay que dedicar todo el tiempo necesario para que el propietario de un perro con atopia entienda la enfermedad de su perro y sus cui- dados. Se le puede aconsejar que lleve un pequeño diario sobre su alimentación, viajes, estación del año, tratamientos y evolución de la enfermedad en cada caso. El uso de fotografías es muy útil para que el propietario observe las distintas fases de la enfermedad.

• Es muy posible que todos los propietarios se planteen las mismas cuestiones, por lo que se les puede reunir para compartir toda la información.

• Es importante vigilar el seguimiento de los tratamientos y que el pro- pietario acuda a todas las revisiones para evitar la automedicación.

El historial clínico es la primera clave para el diagnóstico de atopia. Elaborar una ficha para emplear en las consultas dermatológicas pue- de resultar de gran ayuda.

nutrición.31

31
31

Ficha para la historia clínica durante la consulta dermatológica

Nombre y datos de contacto del propietario:

Nombre del animal:

 

Macho/Hembra:

Esterilizado:

si/no

Raza:

Peso:

Fecha

de nacimiento:

 

Edad

en el momento de la adquisición:

¿Hay otros animales viviendo bajo el mismo techo? si/no ¿Cuáles? perro/gato/conejo/pájaro/otros (Especificar)

¿Presentan lesiones o síntomas dermatológicos?

¿Hay alguna persona viviendo con el animal que haya desarrollado una dermatosis? ¿Ha viajado el perro? si/no ¿Dónde? Entorno: ¿dónde vive el animal? (ciudad, campo, altitud sobre el nivel del mar)

Cama y lugar donde duerme:

Acceso al exterior: jardín privado o parque público

Lugar de paseo:

Motivo de la consulta:

Edad en la que empezaron los primeros trastornos:

Duración de los síntomas:

Primeros signos clínicos:

Tratamientos anteriores aplicado y resultados:

Variación estacional: si/no

Progresión de la enfermedad:

Presencia de parásitos: si/no Control de parásitos en el animal:

Control de parásitos en el entorno:

¿Cepillado?

Baños sí / no Frecuencia:

Productos utilizados:

Otros tratamientos:

Examen general

Localización de lesiones

no Frecuencia: Productos utilizados: Otros tratamientos: Examen general Localización de lesiones Artículo gentileza de:

Artículo gentileza de:

no Frecuencia: Productos utilizados: Otros tratamientos: Examen general Localización de lesiones Artículo gentileza de: