Está en la página 1de 1

LUNES 20-8-90 CULTURA ABC. Póg.

43

José Luis Pinillos: «Estamos asistiendo a un EE. UU.: Gran batalla


contra las restricciones
fin de época, al fin del "occidentalismo"» a la creación artística
Washington. Ap
Para el académico, el psicoanálisis «tiene que dar mucho de sí todavía» Una «ambulancia del arte»,
El Escorial. Antonio Astorga que acarrea ataúdes llenos de li-
«Nos encontramos ante un final de época histó- Verano de San Lorenzo de El Escorial un curso bros y de reproducciones de
rica, equiparable en Occidente al que vivió la ci- titulado «Freud después de Freud», que preten- obras de arte que fueran alguna
vilización griega siglos atrás con el helenismo», de analizar la significación actual del psicoanáli- vez prohibidas por las autorida-
afirma el académico José Luis Pinillos, quien di- sis y reflexionar sobre el sentido que deba otor- des, recorre las vecindades de
rige durante esta semana en la Universidad de gársele a esta disciplina en un futuro próximo. Boston, en donde asimismo to-
«Occidente está asistiendo al vía». ¿Es el psicoanálisis una dos los días se tapa «pudorosa-
final del occidentalismo -señala técnica adecuada para resolver mente» una copia de «El pensa-
José Luis Pinillos-, a un final de esos desarreglos sociales de los dor», de Rodin. Más al sur, una
época histórica como el que vivió que habla el académico? «Ter- banda de «jazz» visita el museo
la hélade griega con el helenis- minaremos como los caballos: de Arte Moderno de Nueva Or-
mo. Pasamos por una fase de desbocados -afirma-. Se han leans y entona cantos fúnebres;
disolución, pero en el sentido incrementado las tensiones, la ya en Nueva York, charlas y
moderno de la palabra: de esta rapidez de la vida misma, y no conferencias se suceden durante
desintegración surgirá un orden se ve una salida fácil.» los entreactos del Festival Sha-
nuevo, se reconfigurará un orden kespeare, que se celebra en
Pinillos quiere dejar a un lado Central Park. La Sinfónica de
social, "económico, político y cul- la mera celebración conmemora-
tural con otras perspectivas de Virgina envía postales con una
tiva y centrar el objetivo en re- fotografía del David de Miguel
futuro.» pensar la situación y la función
Pinillos acaba de llegar de Ángel, en las que se pregunta:
actuales del psicoanálisis. Tam- «¿Lo prohibirán también en Es-
Puerto Rico cuando accede a re- bién sus perspectivas de futuro.
flexionar para ABC sobre el sen- tados Unidos?»
tido de la sociedad actual y del Pocos científicos han sido es- Se trata de una movilización
curso que va a dirigir. Después José Luis Pinillos tudiados con tanto interés y pa- general de la comunidad artística
de esta semana en El Escorial, sión como Freud. Y pocas teo- norteamericana que está luchan-
viajará a la Unión Soviética para rías han sido defendidas con do, a lo largo de estos meses
de adaptación no es muy buena tanto ardor y vilipendiadas con
conocer de cerca la realidad de ni ajustada, produce desarreglos. veraniegos, contra las restriccio-
tanta saña como el psicoanálisis: nes impuestas por algunos Esta-
los cambios que se están produ- Y, ¿cómo se pueden solucionar? un tratamiento clínico que supo- dos, e incluso desde el Congre-
ciendo en esas zonas y someter- Pues con el papel de la religión ne la libre asociación de ideas so, al Fondo Nacional para el
los a observación y análisis. y el sentido de la espiritualidad que el paciente debe dejar fluir
Asegura el académico que el sis- de las masas, entre otros espe- Desarrollo de las Artes, en con-
espontáneamente, comenta Pini- tra de la financiación de obras
tema que ha imperado hasta es- jos que sirven para reflejar el bri- llos. El psicoanálisis divide al in-
tos últimos años en los países llo de la vida cotidiana.» que esas autoridades y los políti-
dividuo entre el Yo, procedente
del Este ha constituido toda una cos ultraconservadores conside-
El psicoanálisis entendido de factores externos, como pue-
pesadilla para los habitantes de da ser la educación; el Super- ran «pornográficas». La mayor
aquellos lugares, «de la que fe- como interpretación de la ciencia parte de las subvenciones esta-
humana sigue vigente hoy día, Yo, que sería el anhelo de per-
lizmente se han librado», señala. feccionamiento del ser humano, tales para la creación artística en
subraya Pinillos, para quien esta todas las áreas proceden de ese
y el Ello, oscuro dominio de lo
Cincuenta años con Freud técnica «da bastante juego y tie-
ne que dar mucho de sí toda- instintivo. Fondo, que se nutre con partidas
presupuestarias procedentes de
La obra y la personalidad de los impuestos generales.
Sigmund Freud, el considerado
padre del psicoanálisis, han ejer-
cido una profunda influencia so-
bre el pensamiento y la cultura NO HA DEJADO PENSAR DE SER Aseguran en Granada
contemporáneas. A cincuenta
FUNESTO, PUES, PARA NOSOTROS que han hallado restos
años de su muerte, José Luis Pi-
nillos ha planteado el curso con Casi dos siglos venimos rasgándonos, mientras sonreí- del «Hombre de Orce»
el objetivo de reunir a una serie mos un punto indulgentes, las vestiduras cuando sale a co- Granada
de especialistas para que ofrez- lación aquella frase enorme (que ahora mismo no recuerdo
can sus puntos de vista acerca cuál es la versión exacta, si «Lejos de nosotros la peligrosa El paleontólogo José Gibert
de la sociedad actual. Heliodoro novedad de discurrir» o «Lejos de nosotros la funesta ma- asegura que su equipo ha encon-
Carpintero, Antonio Caparros, nía de pensar»). trado, durante los trabajos realiza-
• Marc Richelle, Pedro Chacón, dos este verano, nuevos restos en
Porque, con el tiempo, los tiempos progresan - y han el yacimiento de Orce, que pue-
Aquilino Polaino, Pedro Villamar- progresado-, tan tosca formulación nadie se atrevería a
zo, Elena Ochoa, Carmen Galla- den pertenecer al homínido llama-
expresar ahora, ni siquiera en nuestro país. do «Hombre de Orce», cuyos pri-
no, Enrique Freijo y Hans Martin Pero anteayer alguien la ha puesto muy bien al día. Su
Gauger reflexionarán sobre la meros vestigios fueron hallados
nombre no doy, para no reducir el asunto a anécdota (y en 1983 en el mismo lugar.
significación del psicoanálisis. menos que pudiera parecer ataque personal o animadver-
sión). Los nuevos hallazgos, un hú-
Para Pinillos, el psicoanálisis, mero, tres vértebras y la falange
más que una técnica terapéutica El caso es que anteayer un ex ministro del PSOE ha di-
de una mano, se han localizado
o una ciencia positiva o un méto- cho, por haber querido un periodista conocer su opinión so-
en un radio de un metro y me-
do cuantitativo, es, ante todo, bre la responsabilidad de cierta personalidad con respecto
dio, en el mencionado yacimien-
una interpretación de la ciencia a las tribulaciones judiciales de un consanguíneo suyo:
to donde hace siete años se en-
humana. La sociedad actual, afir- «No puedo pensar nada. Si el juez no lo ha pensado contaron un occipital y dos parie-
ma el académico, no es mental- ¿cómo voy a pensarlo yo?» tales pertenecientes, según el
mente sana, nos arrastra un Principio de autoridad en la masa de la sangre muy me- doctor Gibert, a un homínido de
poco a todos hacia dos lugares tido fuera aparte, se me antoja particularmente revelador y unos siete años.
comunes que se han convertido algo bastante «a lo universitario de Cervera (1810 circum-
circa)», que no haya sido (ya de por sí gravísimo, enorme). José Gibert declaró al diario
en problemas esenciales de «El Ideal» que «de esta forma se
nuestra existencia: la depresión «No pienso nada», sino «No puedo...»
refuerza mi teoría de que el tro-
y el estrés. «La sociedad en que zo de cráneo pertenece a un ho-
vivimos es muy rápida y comple- Julio CERÓN
mínido joven que fue devorado
ja, por lo que nuestra capacidad por una hiena».

ABC.es Hemeroteca.
Copyright (c) DIARIO ABC S.L, Madrid, 2009. Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los
contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición
como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa, a salvo del uso de los
productos que se contrate de acuerdo con las condiciones existentes.