Está en la página 1de 5

LOS ESTORBOS DEL PROPOSITO

Gál 5:7 Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no obedecer a la verdad?
Gál 5:8 Esta persuasión no procede de aquel que os llama.
Gál 5:9 Un poco de levadura leuda toda la masa.

Dios ha establecido un propósito con cada uno de nosotros en la tierra, el propósito es la


intención original con la que el padre nos trajo a la existencia y es el único camino en el
que vamos a prosperar.
Las personas hoy no tienen clara su identidad y su propósito, hoy lo que buscamos es
imitar a otros, querer ser como otros porque no tenemos una revelación de lo que Dios
nos trajo hacer aquí a la tierra.
Mientras alguien no conozca su identidad vivirá detrás de su necesidad.
La tarea mas grande de las tinieblas es que usted no conozca su identidad para que no se
revele su propósito en su vida.
Identidad: Es saber quién soy.
Propósito: Es saber para donde voy, o para que estoy aquí en la tierra.
La identidad y el propósito se complementan. Al conocer mi identidad, conoceré mi
propósito de vida: Yo necesito saber quién soy para saber para dónde voy.
El objetivo del enemigo es dañar el diseño original por medio del rechazo, la
comparación, el odio, la manipulación, la influencia del mundo, los comentarios de las
personas. Para que tomemos la decisión de ser como los demás.

PORQUE EL ENEMIGO ESTORBA.

El enemigo estorba para que usted no viva la verdad, cuando usted vive la verdad, usted
encontrara su identidad, porque la verdad nos hace libres.
La mayor cautividad en la vida de una persona es no saber quien es:

Hch 9:3 Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco,
repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo;
Hch 9:4 y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me
persigues?
Hch 9:5 El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues;
dura cosa te es dar coces contra el aguijón.
Saulo tenía un patrón religioso y cultural que había aprendido, pero no era su verdadera
identidad, el tenia una lucha porque lo que el perseguía era lo que él era. Pero cuando se
encontró con el señor el encontró su identidad y propósito.
La trampa del enemigo siempre ha sido:
 Que las personas tengan la verdad a medias.
 Que las personas no obedezcan la verdad.
Cuando usted conoce la verdad se le comienza a revelar su identidad, por eso cuando los
discípulos conocieron al señor comenzaron a conocerse a si mismo.
La verdad es una espada que separa mi vida del alma para que yo conozca mi verdadera
identidad.
Heb 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda
espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los
tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
Heb 4:13 Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien
todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que
dar cuenta.

Usted nunca se conocerá hasta que no conozca la verdad.

El enemigo estorba la verdad para que usted no conozca su identidad y no haga el


propósito en la tierra.
Cuando usted hace el propósito de Dios en la tierra el cielo se abre para su vida y todo
lo que Dios tiene para su asignación viene.

Mat 6:10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la
tierra.
Mat 6:11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.

CUALES SON LOS ESTORBOS DEL PROPOSITO.

1. Las personas sin propósito.


Gál 5:7 Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no obedecer a la verdad?

Siempre vamos a estar rodeados de personas que no caminan en su propósito, porque no


tienen identidad, son copias del sistema y la religión.
Como reconozco a una persona que va a ser estorbo para mi, es alguien que no esta
comprometido con la verdad y con la visión de Dios. Sino están comprometidos es con
su necesidad.
Usted quizás antes corría bien pero se relaciono mal y hasta y llego su propósito.
Estas personas buscan persuadirte de no caminar en el propósito, y un poco de levadura
leuda toda la masa, un mal comentario, una reunión que no es te saca de la voluntad de
Dios.

1Co 15:32 Si como hombre batallé en Efeso contra fieras, ¿qué me aprovecha? Si
los muertos no resucitan, comamos y bebamos, porque mañana moriremos.
1Co 15:33 No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.

Nunca entable una conversación con alguien que no tiene propósito.


Hay personas que han perdido todo por una conversación.
La identidad es distorsionada por las malas conversaciones.

2. Las raíces de amargura.

Heb 12:15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que
brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean
contaminados;

Los creyentes pasamos por alto las raíces de amargura porque tenemos poco
entendimiento de ellas, una raíz de amargura es una espina de dolor guardada en el
corazón, para un mejor entendimiento es permanecer ofendido.
Cuando mi corazón esta ofendido, esa ofensa en el corazón te saca del camino, del
propósito, el veneno de la amargura distorsiona su identidad. Usted debe mirar bien que
no esté contaminado por amargura.
Una persona herida hiere a otros, no solamente dañamos el propósito de Dios en
nuestras vidas sino en la de los demás.
Hay personas que llevan ofendidas por meses. Años y no se han dado cuenta que su
propósito se ha deteniendo porque el propósito fluye por el corazón.

3. Pensar mas en las cosas de los hombres.

Mat 16:22 Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo:


Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca.
Mat 16:23 Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!;
me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los
hombres.

Donde esta nuestra mirada, determina si estamos caminando en el propósito o no. Si


usted pone la mirada en las cosas de los hombres siempre se va salir del propósito.
El señor fue drástico con esta mentalidad, quito el estorbo, la auto conmiseración, la
autocompasión.
Nunca permita que la gente se una con usted en sus debilidades, porque los dos se vana
ir al abismo. Usted necesita alguien y yo no podemos pensar en las cosas de los
hombres sino en que la palabra de Dios se extienda.

Mat 14:28 Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo
vaya a ti sobre las aguas.
Mat 14:29 Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las
aguas para ir a Jesús.
Mat 14:30 Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio
voces, diciendo: ¡Señor, sálvame!
Mat 14:31 Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre
de poca fe! ¿Por qué dudaste?
Mat 14:32 Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento.

El propósito me lleva a caminar por fe, por eso usted no puede colocar su mirada en el
lugar equivocado porque se va a hundir, nuestros ojos deben ser puestos en el señor.
El señor quiere enseñarte a caminar en lo imposible pero no debes pensar tanto en ti
sino en que el señor sea glorificado, la tormenta se va acabar, pero el señor se tiene que
llevar la gloria.

Conclusión

Cuando se nos revela nuestra identidad nuestra prioridad va hacer quitar los estorbos
para que el propósito de Dios se cumpla, usted no es de este mundo, usted viene con un
propósito, usted es remanente usted va a prevalecer, quite los estorbos y avance hacia el
propósito de Dios.