Está en la página 1de 5

A, es la palabra más fácil de pronunciar, su representación gráfica al Alep fenicio (que significaba

buey, su símbolo pudo comenzar siendo una cabeza de dicho animal que luego comenzó a girarse
Bcon el paso de los años. Mas tarde daría origen a la Alfa griega

El sonido existe en prácticamente todas las culturas. En fenicio, Beth era casa, y se dibujaba como
una especie de tienda de campaña o edificio muy básico. Daría origen a la Beta griega,
redondeando su forma

Γ, Estas letras están íntimamente ligadas. Parece ser que este signo de gimel en hebreo, era un
arma de honda o Bumerang. Daría origen a la Gamma griega, con la que se representaba el sonido
G, y a la Kappa para la “K”.

Δ, Esta letra procede de un jeroglífico egipcio que significaba puerta, primero como rectangular y
luego triangular, pues así eran los trozos de piel de las puertas de las antiguas tiendas de campaña.
La letra se llamaba Daleth en fenicio. Otra teoría sugiere que la letra provenía del ideograma de un
pez del alfabeto Proto-Semítico. La forma triangular llegaría a formar la Delta griega.

E, Un tipo rezando podría ser el origen de nuestra E, Ilul era admirar en jeroglífico egipcio. Otros
dicen que el H fenicio representaba una ventana. Sea como fuere de ahí saldría la Épsilon griega.

Z Su origen podía estar en el jeroglífico de un arma tipo oz o un asa de carro. En el fenicio y


etrusco acabo siendo una I, pero los griegos le dieron su famosa forma con la Dseta.

H, El origen de esta letra está en el Het egipcio, que significaba verja, valla, o muro. En el
protodinástico en cambio, parecía más una trenza. En Grecia dio lugar a la letra griega Eta.

Φ, Ε, Υ, En tiempos Proto-Semíticos Waw era representada en una especie de maza, cuya forma
redondeada iría abriéndose hasta dar lugar a la Ípsilon griega. La F evolucionó a partir de aquí, los
griegos crearon la Digamma, que sonaba como una W, y los romanos le dieron su sonido actual.
Estuvo mucho tiempo, casi hasta el SXIX, eclipsada por el dígrafo PH, que provenía de la griega Fi,
que se quedó sin representación.

I, La letra Yod en fenicio representaba una mano. Derivo en la griega Iota, sin punto y vocal.

K Menos en el euskera esta es la letra paria por excelencia en nuestro alfabeto. Era una letra
repetida que ciertamente no servía de mucho. Proviene de la semítica Kaf, que era la palma de
una mano. Esta a su vez pudo venir del jeroglífico egipcio de una mano, aunque su sonido era otro.
Los griegos adoptaron ese sonido a “K” para su letra Kappa.

Λ Deriva de la palabra Lamed, del alfabeto fenicio, que significa callado o bastón. El signo se tomó
del protodinástico y fue adaptado al griego con la letra Lambda.

M Mo era la palabra egipcia para designar el agua, mientras que Useh era salvar. De aquí deriva
el nombre de Moisés, el salvado de las aguas. El origen de esta letra tiene lugar en Egipto. El
jeroglífico que representa al agua es bastante evidente. Mas tarde el alfabeto fenicio lo adopto
para su flagrante Mem, su palabra para decir agua. Los griegos se hicieron con la M fenicia para su
“Mi” griega.
N Mientras que unos consideran al signo precursor de la M como una variante corta de la N,
también pudo haber sido representada como una serpiente o una anguila. Nun era serpiente en
fenicio, y la letra se llamó “Ni” en griego.

Ξ, Χ, Representa la incógnita y esto fue cosa de los matemáticos árabes. Pero su verdadero origen
todavía es desconocido. Se cree que proviene del símbolo de pilar Dyed, en el jeroglífico egipcio
antiguo. En Grecia acabo derivando en dos signos, en las letras Xi y Ji.

O comenzó cuando los fenicios recogieron el jeroglífico egipcio que representa un ojo y lo
simplificaron. Tenía en si misma un solo sonido que acabo dejándose de usar para convertirse en
una vocal. Este sonido dio nombre a las dos O griegas que hoy conocemos. Omega la O larga, y la
Ómicron la corta.

Π,Ρ, La R deriva de una cabeza humana. Rhes era cabeza en fenicio y redujeron la cabeza egipcia a
una especie de P invertida. Los griegos, con la ya mencionada escritura del Bustrofedón la giraron
horizontalmente y apareció la letra Rho Por otro lado, el sonido P entre los antiguos era una boca.
Este signo llegaría a Grecia y se convertiría en el ya conocido Pi (π). Durante el SXIX se barajó para
la doble R castellana hacer una especie de R marcada como la Ñ ya conocida. Algo que sí que nos
llegó de los griegos es la letra “Psi”, que daría origen a palabras como Psique.

Σ El origen de la S es algo desconcertante. Parece ser que su forma viene del antiguo jeroglífico
egipcio de un lago lleno de juncos. De ahí los protodinásticos y fenicios la pulieron y consiguieron
una especie de W mal hecha. Con el tiempo acabaría girando hasta originar la Sigma griega.

T, Aunque en su forma primitiva tenga forma de X o de cruz, este signo acabaría dando lugar a la
T que conocemos gracias a la Tau griega.