Está en la página 1de 8

1

“CUIDA TU TERRENO”
SANTA MARTA, JUNIO 11 DEL 2.020

Texto Base: Marcos 4: 1-9 Comenzó a enseñar de nuevo junto al mar;


y se llegó[a] a Él una multitud tan grande que tuvo que subirse a una
barca que estaba en el mar, y se sentó; y toda la multitud estaba en
tierra a la orilla del mar. 2 Les enseñaba muchas cosas en parábolas; y
les decía en su enseñanza: 3 ¡Oíd! He aquí, el sembrador salió a
sembrar; 4 y aconteció que al sembrar, una parte de la semilla cayó
junto al camino, y vinieron las aves y se la comieron. 5 Otra parte cayó
en un pedregal donde no tenía mucha tierra; y enseguida brotó por no
tener profundidad de tierra. 6 Pero cuando salió el sol, se quemó; y por
no tener raíz, se secó. 7 Otra parte cayó entre espinos, y los espinos
crecieron y la ahogaron, y no dio fruto. 8 Y otras semillas cayeron en
buena tierra, y creciendo y desarrollándose, dieron fruto, y produjeron
unas a treinta, otras a sesenta y otras a ciento por uno. 9 Y Él decía: El
que tiene oídos para oír, que oiga.

Marcos 4: 16 – 17. 16 Y de igual manera, estos en que se sembró la


semilla en pedregales son los que al oír la palabra enseguida la reciben
con gozo; 17 pero no tienen raíz profunda en sí mismos, sino
que solo son temporales. Entonces, cuando viene la aflicción o la
persecución por causa de la palabra, enseguida tropiezan[a] y caen.

Si nuestra vida ha de ser una vida siguiendo el propósito para el cual


nosotros fuimos creados por Dios entonces debemos tener mucho cuidado
de las cosas que decimos.

En este día quiero hablarles de algo muy profundo, y es acerca de tu


corazón, de tu terreno para recibir la palabra de Dios.

Recuerda que la fe viene por el oír y el oír la palabra de Dios.


Así que de lo que hay en tu corazón entonces hablara tu boca.

Que tremendo que cuando Satanás zarandeo a Pedro, la única cosa que
puede hacer el diablo fue probar su fe y así hará lo mismo contra nosotros.

El puede hacernos daño solamente si se lo permitimos y dejamos que robe


nuestra fe.

En esta palabra que vamos a leer encontramos un solo tipo de semilla y


varios tipos de terreno.
2

Aquí tenemos un sembrador ( El Pastor), una semilla (palabra de Dios,


enseñanza), y una tierra( las ovejas , el pueblo).

Encontramos aquí cuatro tipos de terrenos:


1. Junto al camino:
Este terreno esta duro, el camino es un camino duro donde nada entra, y
así posiblemente esta cierta tierra de tu corazón, endurecida, pisoteada,
donde ninguna semilla puede germinar.

Estas son la enseñanzas que tu recibes un domingo a las 11;00 de la


mañana acerca del perdón, del juzgar, del rendir los derechos o del
sujetarte a tu esposo y a las 2 de la tarde estas insultando a tus hijos,
maltratándolos , irrespetando a tu esposa, etc.

La Biblia dice en el versículo 15 que esta persona, o sea esta tierra


cuando recibe la palabra de Dios, al instante viene Satanás y se lleva
esta palabra.

Tienen un corazón endurecido, son sabios en su propia sabiduría, todo


lo juzgan, todo lo cuestionan, cuestionan tanto al sembrador como a la
semilla, “El pastor no sabe de fincas, no sabe de ferreterías y de
panadería, es mas esa predica ya la sabíamos o así fue como el la
interpreto”.

La verdad es que Satanás le arrebato la semilla que se trato de sembrar


en su corazón.

2. En Pedregales: aquí encontramos a una persona que recibió la


palabra de Dios y que éste árbol empezó a crecer en el, pero que
salido el sol quemo, y por qué no tenía raíz se seco.

Este tipo de personas reciben la palabra de Dios con mucha esperanza y


expectativa, pero a lo largo de unos meses se acaban y se marchitan.

Muchos me preguntaran: ¿cual es el motivo de este marchitar?


3

La respuesta la da Jesucristo en los v 16 y 17. 17 pero no tienen raíz profunda en sí


mismos, sino que solo son temporales. Entonces, cuando viene la aflicción o la persecución
por causa de la palabra, enseguida tropiezan[a] y caen.

Que tremendo que por causa de la aflicción o de la persecución hay una


caída, pero Jesucristo es muy explicito en mostrarnos la causa de la
aflicción o de la persecución.

Que tremendo que la aflicción o persecución es de un tipo especifico”


Por causa de la palabra”.

Cuando estamos hablando de aflicciones o persecuciones por causa de


la palabra, estamos hablando de una enseñanza especifica, de una
palabra que es predicada para nuestro bien, así que si yo les predico
acerca del juzgamiento, de la justicia propia, Dios trabajara en las
circunstancias externas de tu vida para introducirte en la necesidad de
aplicar los remedios a esa palabra que recibimos.
Ejemplo
 Si recibes una palabra sobre paciencia, Dios controlara
tus negocios, de manera que la paciencia sea tu más
urgente necesidad.

 Si Dios te habla sobre misericordia, entonces El creara


las situaciones necesarias para que tu seas
misericordioso/a.

 Si el habla sobre tu lengua, entonces te pondrá al frente


de personas donde te tocará morderte la lengua y cuando
lo hagas déjame asegurarte que habrá aflicción dentro de
ti.

 Cuando te hablamos de la necesidad de ir a pedir perdón


y te toque hacerlo y esa persona no te lo recibe, y en vez
de eso arremete contra ti, déjame asegurarte que sentirás
persecuciones por causa de la palabra.

Escucha bien no hay ni siquiera una única verdad en la Biblia que tu


puedas conseguir sin pagar un precio.
4

Detrás de toda verdad Dios creará una situación que exigirá utilizar toda
aquella verdad que recibiste y el único propósito es probar si genuinamente
recibiste la palabra.

Recuerda que nuestra fe debe ser puesta a prueba, así como todas las
verdades que has recibido en tu corazón.

Eso es lo que nosotros llamamos tener las verdades en la cabeza, pero que
no han bajado al corazón.
La única forma de volver esa palabra un estilo de vida, es mediante las
pruebas, aflicciones, o persecuciones por causa de la palabra.

Hay que tener mucho cuidado con este tipo de tierra, ya que hay 3
elementos que obstaculizan el crecimiento de ese árbol que Dios quiere
plantar en ti, y son:
a. Poca Tierra.
b. Sin raíz.
c. Suelo pedregoso.

A. Poca Tierra:
Esto significa aquellas personas que no son profundas, personas que viven
en su idiosincrasia y emociones.

Por lo general estas personas rápidamente se satisfacen y así mismo se


sienten insatisfechas. Hoy están felices y cualquier situación les quita esa
felicidad, esto es vivir una vida superficial.

Es muy difícil tratar con personas cuyas emociones cambian


continuamente, con aquellas personas que son como las olas del mar:
 Hoy están bien en la iglesia y les ocurre alguna situación y se van de
la iglesia enseguida.

 Atropellan a una persona y mañana quieren que esa persona este bien
con ellas.

 Si los negocios están malos, entonces dejan de orar y empiezan a


buscar soluciones humanas, después de estar sembrando 2 meses y
no “ven resultados”, entonces sienten que ya no deben diezmar.

 Si el pastor o un líder del grupo los confronta entonces montan caras


y se alejan de casa.
5

Que tremendo una persona que no ve al Señor detrás de las


circunstancias, sino que vive de acuerdo con esas circunstancias y sus
emociones, definitivamente no puede obtener nada de la palabra de
Dios.

Muchos cristianos se alegran cuando prosperan, pero se deprimen en


todo tiempo cuando les sobrevienen las pruebas.

Este tipo de personas no viven por el Señor, viven de acuerdo con las
palabras de los hombres, son influenciados fácilmente, viven de acuerdo
a sus propios pensamientos, y definitivamente cuando enfrentan las
pruebas son destrozados.

B. Sin Raíz:
Esto es un problema muy serio, ya que una persona sin raíz indica que tiene
una vida espiritual pobre.

Muchos se preguntarán que es una raíz, la parte visible de un árbol es el


tronco y la parte oculta es la raíz.

En la vida de un cristiano la raíz representa su historia secreta con el Señor.

Déjame decirte que a cualquiera que le falte raíz delante de Dios tiene una
vida seca.

Y una persona que no tiene una vida secreta delante de Dios, entonces esta
viviendo su vida delante de los hombres.

Por lo general este tipo de persones están mas preocupadas por relacionarse
con los hombres que por relacionarse con Jesús.

En medio de una circunstancia adversa no busca del Señor, sino que busca
arreglar las cosas por medio de los hombres, este tipo de personas no usa
del poder de Dios sino de las habilidades humanas.

No debes de olvidar que la aflicción y la persecución serán por causa de la


enseñanza que estas recibiendo.
6

Necesitamos examinarnos a nosotros mismos para ver cuanto de nuestra


vida esta delante de los hombres y cuanta esta delante del Señor,

¿Quiero preguntarte esta tu vida espiritual limitada a tu testimonio público,


lectura bíblica, oraciones?,

¿Hay algo mas profundo en lo secreto que tienes con Jesús?, ¿Tienes un
devocional personal con El?,

¿Hay algo escondido solamente entre Jesús y tu?, o quiero que escuches lo
siguiente solo Dios puede revelarte los tesoros ocultos e inaccesibles pero
cuando tu estés con El en lo secreto.

Leer Isaías 45:3


“Te daré los tesoros ocultos y las riquezas de los lugares secretos, para que
sepas que soy yo el Señor, Dios de Israel el que te llama por tu nombre”.

¿Sabes una cosa, como sabrás tu cual es la raíz de tu problema, la raíz


oculta de tu debilidad si ni siquiera le buscas en lo secreto?

Voy a decirte otra cosa, no hay nada más determinante en la vida de una
persona cuando tu recibes un tratamiento de parte de Dios en lo secreto.

Tú necesitas ser tratado por Dios en lo secreto.

Si no has podido ver con tus ojos espirituales las raíces de tu problema
déjame decirte que tus ojos nunca han estado en lo secreto con Dios..

Quiero que tengas en mente una cosa todos tendremos que pasar por
aflicciones y persecuciones, y nuestra única protección será nuestras raíces
profundas.

El sol quemara tu vida por que el sol puede quemar la parte de afuera, el
follaje, pero déjame decirte que sin raíces tu te secaras.
7

C. Suelo Pedregoso:
Aquí encontramos aquellas personas que tienen poca tierra y que realmente
una gran barrera que no permite que sus raíces profundicen es por que hay
piedras que les impiden crecer.

En la superficie el suelo se parece a los demás, pero abajo no es así, por


que hay piedras y estas son el pecado y el ego escondido.

Superficialmente este tipo de personas actúa igual que un cristiano, habla


igual que un cristiano, pero en lo oculto de su ser hay una gran roca que
impide que sus raíces crezcan. Estas rocas son sus corazones endurecidos,

Por lo general son los de dedos señaladores, siempre tienen disculpas y


opiniones que dar ante todas las circunstancias adversas.

Su sabiduría no tiene fin, su voluntad aun no ha sido derrotada, ellos tienen


sus propios planes y propósitos.

Definitivamente tienen muchas rocas en su corazón.


Francamente no creo que ninguna persona pueda avanzar espiritualmente a
no ser que Dios la quiebre.

Por eso es que nosotros debemos permitir la bendición de la cruz.


Dios necesita primero reducir esas rocas en pequeños pedacitos antes de
que pueda haber una profundidad en ti.

¿Pastor que debemos hacer?


Pues sencillamente tienes que hacerte como niño, tienes que dejar de
examinar y seleccionar las ordenes que Dios da para tu vida.

Debes empezar a obedecer a Dios con simplicidad, sin poner condiciones.

Escucha bien el que necesita el cambio eres tu, no las demás personas.

Debes entregarle tu ego, tus fuerzas al Señor, tienes que dejar ese pecado
oculto.

Y quiero recordarte que nunca podrás tener riquezas espirituales si


continuas así, tarde o temprano te veras enfriado, superficial y critico; y si
8

esto esta sucediendo en tu vida necesitas venir al Señor para romper ese
piedras de tu corazón.

Deberás permitir que el agua de Dios remoje esa tierra endurecida, deberás
sanar tu corazón.

3. EXISTE TAMBIÉN OTRA TIERRA, QUE ES LA QUE TIENE


ESPINOS Y LOS ESPINOS CRECIERON Y LA AHOGARON.

Aquí vemos algo tremendo, los espinos crecieron mas rápido que la semilla
sembrada, los espinos roban tu pensamiento, tus fuerzas, y al final quedaras
ahogado.
Leer versículo 19. pero las preocupaciones del mundo , y el engaño
19  [a]

de las riquezas, y los deseos de las demás cosas entran y ahogan la


palabra, y se vuelve estéril.

Por eso no permitas conversaciones ni consejo, ni te dejes deslumbrar por


las riquezas de este mundo, ya que ellas dicen la palabra de Dios ahogaran
la buena semilla.
No trates de probarlo, de seguro que perecerás.

4. Pero hubo otra tierra, una buena tierra en la cual cayo la semilla y la
acepto y la regó y la abono y declara la palabra de Dios que “Dieron buen
fruto unos al 30, otros al 60 y otros al 100% 1”.

Que tremendo que aun siendo una buena tierra dará fruto solo al 30 o al 60.
Así que limpia tu tierra, saca toda planta mala, tu debes dar al 100.