Está en la página 1de 20

EL VERDADERO AYUNO ESPIRITUAL

BUENAS NOCHES MIS HNOS. GRACIA Y PAZ EN EL NOMBRE DEL SEÑOR JESUS,
DE DIOS NUESTRO PADRE Y DEL SEÑOR JESUS, MUCHA MISERICORDIA,
HUMILDAD, AMOR Y VERDAD, POR EL ESPÍRITU Y GRACIA QUE HEMOS
RECIBIDO.
TENEMOS UN ESTUDIO QUE ES MUY ESPIRITUAL MIS HNOS, LA GRACIA ES LA
QUE NOS GUIA, NOS ENSEÑA Y NOS CONVENCE PARA QUE CAMINEMOS,
PRECISAMENTE BAJO LA GRACIA, ANDANDO SIEMPRE BAJO EL ESPÍRITU,
HOY VAMOS A VER EL AYUNO ESPIRITUAL, POR LA PALABRA LO TENEMOS, LO
VEMOS Y TODOS DEBEMOS LLEGAR, AUNQUE MUCHOS HEMOS EMPEZADO
CON EL AYUNO LITERAL, PERO EL SEÑOR POR MEDIO DE SU GRACIA NOS
LLEVANDO A QUE VIVAMOS VERDADERAMENTE, UN AYUNO ESPIRITUAL, ASI
QUE POR LA PALABRA VAMOS A COMENZAR CON LA AYUDA DEL ESPÍRITU
SANTO.
CON ESTE ESTUDIO VAMOS A APRENDER QUE ES EL AYUNO ESPIRITUAL, QUE
EL AYUNO LITERAL (físico) ES DE LA LEY, O SEA EL AYUNO DE LA ABSTINENCIA
DE ALIMENTOS FISICAMENTE HABLANDO ES DE LA LEY, Y SABEMOS QUE, DE
LA LEY NO DEBEMOS CUMPLIR PORQUE ES LETRA, ES OBRA, QUE BAJO LA
GRACIA NO SE DEBE DE CUMPLIR,
VAMOS A ENTENDER MIS HNOS, DONDE COMENZO Y CUANDO DIOS, DIO EL
PRIMER AYUNO, DEBEMOS AYUNAR ESPIRITUALMENTE.
TAMBIEN VAMOS A MIRAR PORQUE EL SEÑOR JESUS AYUNO, EN EL TIEMPO
QUE VIVIO BAJO LA LEY, RECORDEMOS QUE EL SEÑOR JESUS AYUNO BAJO LA
LEY, Y VAMOS A MIRAR TAMBIEN PORQUE, MUCHOS APÓSTOLES DESPUES DE
QUE INICIA LA IGLESIA, AYUNABAN Y PORQUE LO HACIAN,
DESDE ROMANOS EN ADELANTE, NO VUELVE A APARECER EL AYUNO, TODO
ESTA EN LA PALABRA MIS HNOS. Y POR LA GRACIA DE DIOS, VAMOS A
ENTENDER TODO ESTO.
TAMBIEN MIRAREMOS EL MANDAMIENTO DEL AYUNO ESPIRITUAL, ES DADO
POR UN PROFETA, EL PROFETA ISAIAS,
DISPONGAMOS PARA QUE ESTA PALABRA NOS ENSEÑE Y NOS GUIE HA MORIR
EN LOS DESEOS ENGAÑOSOS DE LA CARNE, ES DECIR A QUE MUERO LO QUE
HAY POR DENTRO DE NOSOTROS Y MARTIRICEMOS TANTO EL CUERPO, SI NO
QUE EL VERDADERO AYUNO QUE DIOS ESCOGIO PARA NOSOTROS, LOS HIJOS
DE DIOS,
LA PALABRA AYUNO SE DEFINE COMO LA ABSTINENCIA DE ALIMENTOS,
DEJAR DE COMER ALIMENTOS POR DETERMINADO TIEMPO. TODO SE BASA
EN NO COMER, NO PRACTICAR, ABSTENERSE DE, INGERIR ALIMENTOS.

1- 13
Es en términos generales de ayuno, vamos a ver por la palabra el verdadero ayuno que
agrada a Dios. Recordemos que Dios es Espíritu, y como sus hijos, todo lo llevamos a
lo espiritual.
Por esto las palabras del señor Jesús fueron: Juan 3:6 Lo que es nacido de la carne,
carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.

Aquí vemos que hay dos medios para andar, y el de nosotros ahora en el evangelio
de la gracia de Dios, es ser nacidos del Espíritu, es andar en el Espíritu para poder
entrar al reino de Dios.
Ya poco a poco nos iremos dando cuenta que es andar en el espíritu y que es andar
en la carne.
El ayuno de Dios no es dejar de comer , sino ¡dejar de andar en la carne! Dejar de
pecar con la consciencia, con el corazón hnos.
No es “aguantar el hambre” sino “aguantar los deseos engañosos” con los que
está viciada la vieja naturaleza. Dejar de comer “no significa”, dejar de andar en la
carne de pecado y andar en el espíritu ASI ES COMO LE AGRADA A DIOS! Andar
en el Espíritu, es precisamente lo que a Dios le agrada y ahí es donde nos
enfocamos, con el ayuno espiritual y no con martirizar o hacer sacrificios con el
cuerpo.
EN EL AYUNO RELIGIOSO las personas se abstienen de comer alimento físico, por 1,
2 ,3, 7, 20, 40 días, PERO EN EL AYUNO DEL ESPÍRITU, la persona se abstienen de
toda clase de maldad del corazón de los deseos que batallan contra el alma, como lo
confirma el Apóstol Pedro: 1ª Pedro. 2: 11 y escúchenla bien o léanla bien mis hnos,
está bien claro esta palabra Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos,
que os abstengáis (ahí está el ayuno espiritual) de los deseos carnales que batallan
contra el alma,…..
Notemos que Pedro no dice que debemos de ayunar 3, 7 o 20 días, el no está
diciendo, que dejemos de comer, 1, 2, 3, 7, 20 días alimentos no hnos. Aquí vemos
que Pedro se refiere o esta hablando de abstenernos de los deseos carnales, que están
dentro de nosotros, lo ven mis hnos, ahí Pedro se enfatiza y se enfoca lo que es un
ayuno espiritual, Y esto lo hacemos con la poderosa ayuda del espíritu santo.
El verdadero ayuno espiritual ES NO COMER, PERO NO COMER DE LOS DESEOS
DE LA CARNE
Veamos desde donde, Dios mismo, nos enseña el ayuno espiritual: Génesis 2:17 más
del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres,
ciertamente morirás.
Estableció el primer ayuno: que Adán no comiera del árbol de la ciencia del bien y del
mal. Ahí está el primer ayuno.
Realmente es el ayuno a la abstinencia de no dejarse llevar por los deseos del alma, y
los deseos de la carne que son muchos. Vemos que Dios, nos está mostrando cual
2- 13
es el verdadero ayuno a practicar siempre, al decir no COMAS DEL FRUTO
PROHIBIDO, es también decir no te dejes llevar por los deseos de tu corazón, de
tu carne, que contamina nuestro ser espiritual, esas debilidades que van dentro de
nuestro ser, del corazón, que es verdaderamente donde Dios mira para Él morar.
Adán escucho la voz de su mujer y comió del fruto del árbol prohibido el cual provocó
que entrara la muerte en toda la raza humana.
Notemos que Adán, no se abstuvo de alimentos sólidos o cosas comestibles llevados a
su estómago, no era un ayuno de alimentos, sino del ayuno de los deseos de la carne
por el cual entra la corrupción en un ser humano y por ende la muerte eterna. Mas no
por dejar de ingerir alimentos,
Dicha corrupción consistiría en la manifestación de intensos deseos (buenos o malos)
en su constitución humana que finalmente lo destruiría.
La naturaleza humana caída, está viciada de deseos engañosos:
Efe 4:22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está
viciado conforme a los deseos engañosos,
Ahí vemos, lo que está dentro del corazón, dentro del alma, precisamente lo que Dios
les dijo a Adán y Eva, que no debían comer, del fruto prohibido, pero no precisamente
una fruta una manzana un higo, no mis hnos, era más allá de lo físico, algo que va
dentro de la consciencia, dentro del corazón humano
Adán debía que “ayunar”: abstenerse ¡del engaño de la serpiente!
¿Por qué Adán y Eva murieron espiritualmente? Porque no se abstuvieron de dicho
engaño, en otras palabras se dejaron tentar comieron; el ayuno se cayó. Ahí fue donde
comieron y practicaron algo, que hizo que el hombre cayera en pecado, Entonces
vemos que ahí, las cosas van al corazón, a lo interior ahí vemos, el ejemplo más claro,
de lo que es un verdadero ayuno espiritual y de lo que es cuando, se come de las cosas
que van dentro del corazón, cuando se practica el pecado, no al sacrificio de no comer
alimentos.
Ven mis hnos, comenzamos a entender con Adan y Eva en huerto del Eden, Dios nos
está mostrando, que es lo que quiere Dios, hoy en dia para nosotros, que nos
abstengamos dice Pedro de todos esos deseos que batallan dentro de nuestro interior,
dentro de nuestra consciencia,
Adán y Eva no pudieron hacerlo, ellos cayeron en maldad y pecado, ellos no pudieron
soportar, el ayuno que Dios les mandó, no lo aguantaron y que paso? Comieron del
fruto prohibido, cayeron en pecado, en mundo nos ha enseñado que fue una manzana,
y por una manzana vino tanta maldad al mundo? Imposible mis hnos.
Vemos mis hnos, Adán y Eva, en vez de disfrutar la palabra de vida, escucharon la
palabra de muerte y pecaron.

3- 13
Las dos experiencias más significativas de Satanás las tuvo con los dos hombres más
representativos de la Biblia: o sea Adán y Cristo.
¿Qué logró la voz de la serpiente con Eva? ¡Engañarla! Y que cayera en pecado!
Ella cayó en su astucia (2ª Corintios 11:3 Pero temo que como la serpiente con su
astucia engañó a Eva,  vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la
sincera fidelidad a Cristo. )
Ella no se abstuvo del engaño y de la mentira que contradijo la voz de Dios. Pero Adán
no fue engañado dice la palabra (1Timoteo 2:14 y Adán no fue engañado, sino que la
mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.) , sino que al ver que su varona (otra
parte) no murió al comer del fruto prohibido, desconfió de Dios y, desobedeciendo, tomó
del fruto. Por eso, se nos dice que: “En Adán fuimos constituidos pecadores”, no en
Eva, sino en Adan porque es la cabeza
Y fue así que la serpiente derribó al primer Adán, pero la serpiente no pudo derribar al
segundo Adán que es Cristo, intento derribarlo, pero no pudo lograrlo (1ª Corintios
15:45 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente;   el
postrer Adán, espíritu vivificante.).
En el desierto, el segundo Adán fue probado por la serpiente, pero no cayó, no pudo ser
derribado. ¿Por qué? porque se abstuvo (ayunó) de sus tentaciones y no cayó en sus
artimañas o maquinaciones.
Jesús no venció la tentación interior con el ayuno de 40 días, sino con el ayuno
(abstención) de no ceder a sus propuestas engañosas.
Aunque en su carne (cuerpo) tenía hambre, en su alma/espíritu ¡había Palabra de
vida!, y por la Palabra lo derrotó, recuerden que Él siempre, le respondía a
satanás con la palabra escrito está, en Cristo estaba la palabra de vida mis hnos,
con la que se derrota al enemigo.
En Efesios 4:27 se nos dice: ”ni deis lugar al diablo”. ¿Cómo se le da lugar al diablo?
Cuando andamos conforme a la carne la cual contiene: Gálatas 5:19 adulterio,
fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras,
contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas
semejantes a estas ….

Vemos aquí, que no dice que dejemos de comer alimentos, pollo, frutas, etc, no!
Ahí esta hablando de aquello, que va al alma, lo que Dios quiere que este limpia,
arrepentida y purificada por la gracia del Espíritu Santo.

Col 3:8 dice lo mismo Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo,
malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.
Solo hay un antídoto contra este veneno: ¡Cristo Jesús crucificado! (Juan 3:14-15 14  Y
como Moisés levantó la serpiente en el desierto,   así es necesario que el Hijo del Hombre sea
levantado, 15  para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna ).

4- 13
.Ese es el antídoto, para todo ese veneno, de maldad, que esta dentro de cada
persona y que no ha muerto, o sea, siguen comiendo, las personas ayunan 2, 4 dias,
dejan de comer alimentos, pero siguen comiendo maldad, siguen comiendo ira, siguen
comiendo hechicerías, siguen comiendo fornicación, inmundicias, lascivias, siguen
comiendo enojo, etc. Y noten que es de eso, es lo que Dios quiere que nos
abstengamos, hasta vamos entendiendo lo que Dios quiere que hagamos ayuno
espiritual, no comer de esta lista que esta allí, nos muestra lo que no debemos de
comer con la boca espiritual
El antídoto es Cristo Jesús, es Crucificar la carne: Gal 5:24 Pero los que son de
Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos . No dice que debemos
dejar de comer carne ,pollo, leche etc, o sacrificar el estómago absteniéndose de
alimentos, sino muriendo por fe a esas pasiones que están dentro de nosotros.
Muriendo por la gracia que ahora Dios nos ha dado
Por eso la palabra fue muy clara cuando Pablo dijo:

Pero esa crucifixión de la carne es, crucificar toda esa


lista que vimos de las formas de pecar mis hnos. que batallan en la concupiscencia
humana, ahí es donde vamos a crucificar cada una de estas cosas,
Y como se logra crucificar la carne, muchos se preguntan?
Hnos, y esto no se logra precisamente dejando de comer alimentos, sino se logra de
un verdadero arrepentimiento, se logra a través de renunciar a todo lo malo dentro
de nuestro corazón, de reconocer mi pecado, mi debilidad sea lo que sea y
apartarme de esa debilidad, dejar que Cristo tome control de mi vida, de mis miembros,
de mi mente, de todo mi ser, es así mis hermanos.
Y sobre todo esto Orando, Orando sin cesar, en cada momento en cada debilidad,
pidiendo esa ayuda en cada situación de nuestras vidas, en esas debilidades que aún
hay en nuestro corazón, o en nuestros miembros, renunciando a toda impiedad de todo
corazón, confesando delante del Padre mis debilidades, resistiendo a cada tentación
que se presente, en cada prueba, en cada momento fortalecidos con la palabra,
dejando que el espíritu santo tome el control siempre, obrando misericordia por los
demás y siempre de la mano del Espíritu Santo.

5- 13
Siempre de esa manera, es la forma de crucificar la carne, es la forma de comer todo
aquello que dañe y contamine, tu alma, tu espíritu
Y algo muy importante esto se logra estando sellado con el Espíritu Santo, de no ser
así, no se puede ser un hijo de Dios, nacido del espíritu. Pues es con Jesús dentro de
nosotros que podemos vencer esa naturaleza caída adánica, para ahora vivir a Cristo y
ser vencedores por medio de Él. Por esto Jesús dijo; sin mi nada podeis hacer.
Y los frutos por tener el Espíritu Santo se hacen evidentes en nuestra vida, y en cada
ayuno vemos como salimos victoriosos por medio de Él.
Vuelvo a repetir en cada ayuno de qué? De dejar de comer carne, pollo, arroz, pan
etc, NO! De abstenernos de eso lo que está dentro de nosotros, del chisme, de la
murmuración, de la envidia, del orgullo, de las palabras vanas, de practicar lo que el
mundo hace, y todo lo que en nuestro interior batalle, ESE ES EL VERDADERO
AYUNO QUE DIOS QUIERE DE NSOTROS MIS HNOS. con la ayuda del Espíritu
Santo.
Vamos a ver lo que el Apóstol Pablo nos habla sobre el ayuno espiritual:
Gál 5:16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.
Gál 5:17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la
carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.
Gál 5:18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.

Que palabra tan clara, muy hermosa esta palabra,


Los que están guiados por el Espíritu no están bajo la ley, por eso vemos aquí y
entendemos, que todo lo debemos llevar a lo espiritual mis hnos, a las cosas que
están dentro de nuestro corazón, a lo que no se ve, pero existe y sentimos dentro de
nosotros mismos: sentimos amor, sentimos compasión, sentimos misericordia, sentimos
paz, sentimos, benignidad, sentimos gozo, sentimos todo eso verdad, porque andamos
en el espíritu, eso es andar en el espíritu, pero cuando se anda en la carne, se siente
mentira, murmuración, odio rencor, malicia, etc.
Lo ven mis hnos, ahí vemos los dos planos, lo de andar en la carne y el andar en el
espíritu
El ayuno del espíritu, o el ayuno espiritual es CRUCIFICAR LA CARNE, oración,
arrepentimiento, renunciar, perdón genuino, confesar delante de Dios esos deseos que
batallan en nuestros miembros, eso es un ayuno espiritual, CRUCIFICAR LA CARNE,
crucifica todo aquello, que no le agrada a Dios, entonces comenzamos a
comprender a donde nos quiere llevar Dios, como es que quiere que vivamos.
Una vida religiosa con 1, 2, 3, 5, 7 días de abstención de alimentos, PERO CUANDO
TERMINAS ESE AYUNO, MUCHA GENTE TERMINA HABLANDO DEL OTRO , O
ESTAN PENSANDO EN QUE COMER, hay muchas personas enfermas, muchos
duermen porque no saben manejar esa parte mis hnos, y se han dedicado a sacrificar

6- 13
el cuerpo, pero su corazón está intacto, hay testimonios de todo tipo respecto a eso,
porque? Porque sacrifican la carne física, pero no quieren dejar las cosas que esta
interiormente, no quieren dejar, la mentira, el odio, el rencor, el chisme la murmuración,
etc.
Lo ven mis hnos, Dios quiere que vivamos una vida en el espíritu, O SEA UNA
CONSCIENCIA LIMPIA, PURA, SANTIFICADA, NO MORTIFICADA TODO EL
TIEMPO,
LES DIGO ALGO MIS HNOS, EL AYUNO ESPIRITUAL, NO ES DE 1 DIA O 20 DIAS,
EL AYUNO ESPIRITUAL ES DE TODOS LO DIAS
ES DE TODOS LOS DIAS, NO ES DE 5,7 DIAS, MUCHA GENTE LO HACE, SE
ABSTIENE DE COMER VARIOS DIAS, QUE BIEN AYUNASTE, PERO LA
SIGUIENTE SEMANA, PEOR HACEN COSAS TERRIBLES.
Entonces donde esta ese ayuno físico, que no sirve para nada, más adelante veremos
todo esto, porque la palabra tiene de todo y para todos.
Dice Gál 5:24-25 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones
y deseos. 25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

Entonces aquí, hay una palabra contundente y Pablo nos está diciendo qué es un
verdadero ayuno espiritual, CRUCIFICAR LA CARNE CON SUS PASIONES Y
DESEOS, y esto no se logra dejando de comer carne, pollo, arroz etc, NO! Mis hnos,
esto se logra renunciando, esto se logra con un arrepentimiento genuino, y diciendo
Señor yo soy esto, soy aquello, ayúdame Señor, y el Señor viene en tu ayuda, que para
eso nos ha dado su espíritu, miren tan clara la palabra y Pablo nos dice tan claro, no
dice vayan y métanse 3 días en ayuno, y listo NO! Hnos,
Es un ayuno, pero un ayuno como el de Génesis, que les dijo que no comieran del
árbol prohibido, pero ellos comieron, se les cayó el ayuno, al cual Dios les dijo NO!, es
que es al alma, miren, yo quiero que entiendan que le verdadero ayuno es al Alma, no
al estómago,
No hay que atacar los síntomas, sino la fuente que genera todas estas cosas:
(Romanos 8:2b) la ley del pecado y de la muerte.
¿Con qué se contrarresta esta ley del pecado? ¡Con otra ley! ¡La ley del Espíritu
de vida en Cristo Jesús!
Lo ven hnos, Claro, la ley de Cristo, la Ley del Espíritu de Santidad, de Justicia, es
antídoto para contrarrestar, esos deseos que batallan en nuestro interior hnos, miren
ahí que está tan clara la palabra, eso se contrarresta con otra ley, claro con la ley de
Cristo, la ley del amor, la ley de la crucifixión de tu carne, por eso el Señor Jesús nos
dio el ejemplo de ir a la cruz, miren yo crucifique mi cuerpo porque la ley dijo, por eso yo
crucifique mi cuerpo, también nos dice eso que nosotros debemos crucificarnos, pero
no en el madero, sino que crucifiquemos, la mentira, ahora crucifique el odio, la

7- 13
maldad, crucifique el orgullo, etc. Lo ven mis hnos, ahí esta claro el ejemplo del Señor.
LA LEY DE CRISTO ES LA QUE CONTRARESTA LA LEY DE LA CARNE, DEL
PECADO Y DE LA MALDAD, es algo real, es algo perfecto, eso es andar en el espíritu
En Rom 8:2 esta lo que acabo de decirles mis hnos, el antídoto, para crucificar la ley
el pecado espiritualmente hablando Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús
me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.
Y nada tiene que ver con comida física, por favor, esto no se logra dejando de
comer 3 dias mis hnos, esto se logra dejando de comer maldad, fornicación,
dejando de comer mentiras, dejando de comer celos, envidias, intrigas, chismes,
etc .
Esto se logra con la ley del espíritu de vida en Cristo Jesús, así se logra mis hnos.
Una ley se contrarresta con otra ley, no con ayuno físico:
Col 2:20 Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por
qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos
Col 2:21 tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques
Col 2:22 (en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que todas
se destruyen con el uso?
Col 2:23 Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto
voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra
los apetitos de la carne.
Apetitos de que? Apetitos del interior mis hnos, el apetito de mentir, el apetito de
maldad, el apetito de todo aquello que es pecaminoso y desagradable delante de Dios,
Entonces ahí, comenzamos a ver, claramente que son personas, que tratan duro el
cuerpo con abstinencia o sacrificios humanos, por eso habla aquí de mandamientos y
doctrina de hombres, la religión es experta en eso mis hnos, y el tratar duro al cuerpo,
pero hnos, interiormente, están intactos y peor.
MIS HNOS EL AYUNO FÍSICO REPRIME, MAS NO SUPRIME: QUE QUIERE DECIR
ESTO: QUE EL QUE SE ABSTIENE DE ALIMENTOS, LO QUE HACE ES REPRIMIR
EL PECADO INTERIORMENTE, MAS NO SUPRIMIRLO
Y la persona que reprime el pecado interiormente, es el que vive una falsa
apariencia, es el que vive hipócritamente, es el que vive en una falsa santidad,
pero por dentro el pecado está vivo, lo ven, eso es un ayuno que reprime el
pecado
Mientras que el ayuno espiritual, suprime el pecado, que es suprimir el pecado?,
el pecado está totalmente muerto en es apersona, totalmente crucificado, como lo
hace, ya lo dijimos crucificando la carne, esa es la manera de suprimir el pecado
de tu corazón mis hnos.
El ayuno físico aviva y potencia aún más los deseos de la carne.

8- 13
Solo la obra de Cristo en la cruz destruye los deseos engañosos de la carne (Romanos
6:6  sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para
que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.)
y esto debemos “saberlo” y ¡creerlo por fe!
¿Cuál o cómo debe ser el ayuno, en esta presente dispensación de la gracia? O ahora
bajo el pacto de la gracia?
Hnos, Para los que estamos bajo el Nuevo Pacto (Hebreos 8:10-12 Por lo cual, este es
el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis
leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré; Y seré a ellos por Dios,
Y ellos me serán a mí por pueblo; 11  Y ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su
hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán, Desde el menor hasta el
mayor de ellos. 12  Porque seré propicio a sus injusticias, Y nunca más me acordaré de sus
pecados y de sus iniquidades)

Que implica vida total, revelación total y perdón total, el ayuno, o sea el abstenerse, de
los malos deseos, es hacia el interior del alma y no hacia el interior del estómago.
Recordemos una palabra del Señor Jesus, en Mateo 15:11 cuando el Señor dijo: No lo
que entra en la boca contamina al hombre;
NO! Lo que entra por la boca, es alimentos, leche, carne, etc, Jesús lo dijo que eso va
al estómago, eso va al vientre, y luego se va a la letrina, nada más puede hacer,
Pero que es lo que contamina al hombre?
mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre . y que es lo que sale de la boca,
mentiras, odio, chisme, murmuraciones, malos deseos, rencillas, malos pensamientos,
pensamientos lujuriosos, etc, lo ven, Jesus dijo sale de la boca, SON todos los malos
deseos, y que vienen no del hígado, ni del páncreas, ni de los riñones, SINO DE TU
CONCIENCIA, PODRIDA Y PERVERTIDA mis hnos,
Entonces, ahí es donde Dios trabaja, ahí es donde es espíritu entra en Acción, a limpiar
y a suprimir, todo ese ambiente malévolo, maligno y oscuro, esa oscuridad se tiene que
ir, y ahora debe de llenarse de luz, lo ven mis hnos, pero no el estómago, eso es lo que
debemos de comprender, ya vamos a explicar todos esos ayunos que hay, poco a poco
vamos a ir explicando, eso se entiende en el Espíritu mis hnos, y ya lo estamos
demostrando con la palabra.
Entonces un verdadero ayuno espiritual es, abstenerse de comer estos deleites de la
carne: chismear es rico para la carne no es cierto, hacerse la burla de otros es muy rico,
ver pornografía, decir mentiras, levantar falsos testimonios, eso le agrada mucho a la
carne no es cierto, es verdad, humanamente a la carne le gusta eso y todo lo que esta
en el reino de la oscuridad, entonces seguiremos reprimiéndonos, no hnos, DEBEMOS
DE SUPRIMIR, TODO ESO COMO? CON EL ESPÍRITU DE VIDA, EN CRISTO
JESUS.

9- 13
Miremos mis hnos, lo que quiere Dios, de nuestra consciencia de nuestro corazón, es
que estemos llenos de luz interiormente, y esa luz es por el Espíritu Santo del Señor
Jesus,
Por lo tanto, Dios va al interior del alma y del espíritu, No es abstención de masticar pan
o carne, es alimentar al espíritu, dejando la maldad, los deseos de lacarne, la mentira,
la envidia etc,
AHORA PREGUNTO, QUE ES MAS FACIL, DEJAR DE COMER ALIMENTOS, O
DEJAR DE MURMURAR, DEJAR DE AIRARSE, DEJAR DE MENTIR?
OBIAMENTE, DEJAR DE COMER ALIMENTOS ES MAS FACIL,
QUE DEJAR LA MURMURACION, LA ENVIDIA O LA FALTA DE PERDON MIS
HNOS. lo ven
Pues la abstención de comida física, aflige solo lo físico, y nada puede quitar de
tu alma, no lo quita, pero lo espiritual, sigue intacto, y solo se puede conseguir
crucificando esa mentira, ese odio, esa mentira, etc. Por medio del
arrepentimiento de corazón, de dejar que el Espíritu Santo tome el control total de
nuestras vidas, dejar que el Espíritu Santo del Señor tome el control de mi vida
para que yo pueda perdonar, para que yo pueda amar, para que yo sea
misericordioso, LO VEN.
Claro, dejar de comer, es lo más fácil que el Espíritu Santo controle mi corazón,
por eso es que están suprimiendo su pecado, mas no dejan que Espíritu Santo,
obre en sus vidas, para que ese pecado esa maldad, sea suprimida. Esa es la
gran diferencia AL AYUNO FISICO, AL AYUNO ESPIRITUAL.
ENTONCES MIS HNOS, ES AHÍ DONDE AYUNARE, Y DEJARE DE COMER ESOS
FRUTOS DEL PECADO, QUE BATALLAN EN MI INTERIOR INVISIBLE, EL
INTERIOR FISICO SE PUEDE VER, PERO LO INTERIOR ESPIRITUAL NO SE
PUEDE VER, PERO SE SIENTE, SE VIVE, CUANDO LAS PERSONAS DICE COSAS
MALAS, O DICE COSAS BUENAS,
CUANDO DE SU BOCA SALEN COSAS BUENAS, ES PORQUE TU ESPÍRITU ESTA
LLENA DE LUZ, PERO CUANDO SALEN COSAS MALAS, COMO DIJO EL SEÑOR
JESUS, LO QUE CONTAMINA AL HOMBRE, ES LO QUE SALE DEL CORAZON,
PALABRAS FEAS, FRUTOS MALOS, ES PORQUE VIENE DE UN CORAZON
SUCIO, Y NO DEL ESTOMAGO, ES AHÍ DONDE DIOS, VA, YA TENEMOS EL
ANTIDOTO, PARA SUPRIMIR, EN NUESTRO CORAZON TODA ESA CANTIDAD DE
MALDAD,
ESO NO SOLO SE LOGRA, CRUCIFICANDO LA CARNE, SINO DEJANDO OBRAR
AL ESPÍRITU SANTO EN NOSOTROS, SI NO, NO SE PUEDE, COMO DICE LA
PALABRA, SIN MI NADA PODEIS HACER,
Muchos ayunan o se abstienen de alimento físico pero son adúlteros, mentirosos,
opresores, iracundos, sin misericordia, impíos, y toda detracción de la carne.

10- 13
El señor también nos enseña al respecto de que es lo que realmente contamina al
hombre y que nada tiene que ver con la contaminación en las comidas literalmente
hablando,
Lo físico a lo físico, lo espiritual a lo espiritual, eso es lo que el Señor enseño, lo que es
carne carne es, lo que es espíritu, espíritu es.
Mar 7:15 Nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar; pero lo
que sale de él, eso es lo que contamina al hombre.
Mar 7:18 El les dijo: ¿También vosotros estáis así sin entendimiento? ¿No entendéis
que todo lo de fuera que entra en el hombre, no le puede contaminar,
Mar 7:19 porque no entra en su corazón, sino en el vientre, y sale a la letrina? Esto
decía, haciendo limpios todos los alimentos. (Aquí quiso decir que todos los alimentos
son limpios)

Aquí podemos ver muy claramente la explicación de cómo los alimentos físicos no
afectan la vida espiritual de una persona, comas o dejes de comer, pues una cosa es lo
material y otra lo espiritual. El arroz no tiene que ver nada con la mentira, las frutas que
ingerimos nada tiene que ver con la venganza o el odio, etc. Ahí no sucede nada,
Jesus dijo eso va al vientre, y nada puede hacer, alimenta tu cuerpo fisico, para que
tengas energías, sanamente, hablando físicamente, está claramente, todo lo que
contamina al hombre esta en la consciencia, en el corazón

Mar 7:20 Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre.
Mar 7:21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos
pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios,
Mar 7:22 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la
maledicencia, la soberbia, la insensatez.
Mar 7:23 Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.

Muy clara la explicación del señor Jesús; y como nos deja claro que todo el problema
radica dentro del corazón de una persona, no en nuestro estomago físico, sino en las
cosas que contaminan y matan a un ser humano de lo cual debemos de dejar de
comer, dejar de practicar, morir a toda esa lista de maldades. El ayuno del adulterio,
del odio, de la hipocresía, del orgullo etc, etc.

Otro ejemplo de cómo se comete adulterio espiritual y que contamina el espíritu de una
persona:
Mat 5:28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya
adulteró con ella en su corazón.

Es aquí donde debemos ayunar en esa área, con reconocer mi debilidad ante el padre,
proceder con un arrepentimiento de todo corazón, renunciar y pedir la fuerza para
vencer en oración, con fe, crucificando la carne en esa área o cualquier otra. Ese es el
ayuno espiritual, para esto hemos recibido el Espíritu Santo, es él quien toma el control
y entonces soy fortalecido espiritualmente, y puedo sentir como Dios me respalda
11- 13
después de haber ayunado, sintiendo esa paz interior, esa fuerza inexplicable para no
volver a caer.

De aquí en edelante-------

El ayuno religioso:

Luc 18:10 Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano.
Luc 18:11 El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy
gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun
como este publicano;
Luc 18:12 ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.
Luc 18:13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino
que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.
Luc 18:14 Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque
cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.

Ellos se jactaban de su justicia propia y de sus logros espirituales (varios días de


ayuno). Esto queda reflejado claramente en los tiempos de Jesús, pues mientras que la
ley establecía un solo día anual de ayuno (Levítico 16:29) los fariseos ayunaban dos
veces a la semana, o sea, ¡96 veces al año!

Típico evangélico o religioso que se jacta de todo lo que hace, puros sacrificios muertos
de la carne, que solo produce jactancia, soberbia, desprecio hacia los demás, y tantas
otras cosas, pues son el fruto de hacer las cosas sin el conocimiento pleno y sin la
ayude del Espíritu Santo.

Así que en este tiempo de la gracia, la justicia de Dios, que se revela por fe, ¡se alcanza
por fe y para fe! (Romanos 1:17).
Dios no acepta ayunos físicos religiosos y de la ley, esto sería una obra, seria decir que
en vano murió Cristo (Gálatas 2:21)
El ayuno en este tiempo es abstenerse de los deseos engañosos de la carne, que
batallan contra nuestra alma:
1Pe 2:11 Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de
los deseos carnales que batallan contra el alma,
El ayuno no es solo abstención de comer los frutos de la carne, sino que la vida de
Cristo se vea en cada uno de nosotros, que sea haga evidente no con palabras sino de
verdad, en hechos y así podamos sentir su Espíritu en cada paso que damos en este
camino al cual fuimos llamados.

12- 13
En Santiago 1:14 nos dice: sino que cada uno es tentado, cuando de su propia
concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha
concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.
Vemos aquí como todo ocurre en nuestro interior espiritual, lo cual es donde trabaja el
Espíritu Santo dando vida a nuestras almas librándonos de la muerte. Recodemos que
el cuerpo físico se vuelve polvo pero el alma sigue viviendo con eso malo que hizo, o se
dejó moldear del Espíritu santo y ser salvo.
La concupiscencia, aunque estemos en Cristo, no puede enseñorearse, ni reinar, pero
como un efecto residual, puede manifestarse, activarse.
Las circunstancias externas y los sentimientos internos buscan activar los deseos de la
carne (que para Dios está muerta).
Cuando las tentaciones (externas o internas) seducen los sentidos del alma y estos la
aceptan, da a luz el pecado, y este, llevado a la práctica, conduce a la muerte ¿Cuál es
el ayuno que Dios quiere?
Que ayunemos de toda especie de mal y de todos los deseos de la carne que batallan
contra el alma.
EL PROBLEMA ESTÁ DENTRO NUESTRO
El problema no son las tentaciones, sino los deseos de nuestra constitución
pecaminosa.
No somos pecadores porque pecamos. Pecamos porque somos pecadores por
nuestra débil naturaleza carnal.
¿De qué se abstuvo José al ayunar?
No de la tentación de la mujer de Potifar, pero sí del deseo de su carne de estar con
ella.
No le dijo solo que no a la mujer ¡sino a su carne!
Sujetó los deseos de la carne en el temor de Dios. Amen
¡Cuánto más nosotros en Cristo!
Rom 6:11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios
en Cristo Jesús, Señor nuestro.
Rom 6:12 No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo
obedezcáis en sus concupiscencias;
Rom 6:13 ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de
iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y
vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.

José no dejó reinar el deseo de su carne provocado por la mujer de Potifar. No


obedeció a sus propios deseos, ni presentó su mente, ni su cuerpo a la injusticia.

13- 13
¡Este es el verdadero ayuno que Dios quiere!
José ayunó (se abstuvo) de los deseos de su carne. El verdadero ayuno es abstenerse
de los deseos de la carne (buenos y malos) de la naturaleza carnal, porque se oponen
a Dios (Romanos 8:6-8).

Ahora quiero confirmar aún más por parte del profeta Isaías, el ayuno espiritual que
agrada a Dios.
OTRA FORMA DE AYUNO ESPIRITUAL Isaías 58:1-12
En Isaías 58:3, los judíos se preguntaban por qué Dios no los escuchaba si ellos
ayunaban. Ellos pensaban que el ayuno físico era un trueque o una forma de negociar
las bendiciones de Dios.
Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi
pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado. Que me buscan cada día, y quieren
saber mis caminos, como gente que hubiese hecho justicia, y que no hubiese dejado la
ley de su Dios; me piden justos juicios, y quieren acercarse a Dios. ¿Por qué, dicen,
ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido?
He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos
vuestros trabajadores. He aquí que para contiendas y debates ayunáis y para herir con
el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto.
¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su
cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día
agradable a Jehová? ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de
impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que
rompáis todo yugo? ¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres
errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas
de tu hermano? Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver
pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia. Entonces
invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de
ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad; y si dieres tu pan al hambriento, y
saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el
mediodía. Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor
a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas
nunca faltan. Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y
generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas
para habitar.
Dios no se complace de los sacrificios de la carne…
1Sa 15:22 Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas,
como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor
que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros.

14- 13
Mat 9:13 Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio.
Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.
DE AQUÍ EN ADELANETE…..
AYUNO PERMANENTE
En esta contienda carne-espíritu, contamos con la asistencia insustituible del Espíritu
Santo.
No es una batalla para ser librada con nuestras fuerzas (Zacarías 4:6).
Dios nos da en Cristo la capacidad para ser más que vencedores (Romanos 8:37).

David ayunó por lo que no debía ayunar (2ª Samuel 12:16). Hizo un ayuno físico por la
vida del niño, cuando debía ayunar (abstenerse) de sus deseos y antojos sobre
Betsabé, que provocaron una secuela desastrosa (adulterio, mentira, asesinato).
David pensó que el ayuno de salvaría al niño, pero Dios lo llevó a su presencia.
El ayuno de la gracia no es aguantar o soportar el hambre en un templo, casa, etc., de
8 a 12 horas, o de 8 a 20 horas, o 24 horas, o varios días (para luego presumir o
jactarse de su sacrificio para Dios). El ayuno de la gracia es abstenernos del mal, de ser
tropiezo, de ser indiferentes ante la necesidad espiritual y física del prójimo.
Pero claro, para el religioso es más fácil abstenerse de alimento solido que dejar la
murmuración, la idolatría, la lujuria y todo aquello que está dentro de su corazón pero
que no quiere dejar.
Es interesante notorio que en todas las cartas paulinas no haya mención o
mandamiento alguno a ninguna comunidad con algún “programa de ayuno”, pero en
cambio, sí de oración.
EN EL LIBRO DE LOS HECHOS SE REGISTRAN TRES AYUNOS:
1. Hechos 13:23: Un tiempo ministrando al Señor para buscar dirección, guía.
2. Hechos 14:23: Constituir, confirmar ancianos y encomendarlos al Señor.
3. Hechos 27:21 y 33-36: Todos en el barco estaban ayunando, pensando
probablemente que esto calmaría la tormenta, pero Pablo en cierto momento consideró
que era inútil y hasta perjudicial para su salud, ya que ante un inminente naufragio no
tendrían fuerzas suficientes para sobrevivir y él mismo cortó el ayuno físico.
Jesús mismo, aunque ayunó 40 días, no les enseñó a sus discípulos que lo imitaran, ni
tampoco que ayunen. Sí les enseñó a orar, pero no a ayunar, al contrario, fue increpado
por los discípulos de Juan el Bautista porque sus discípulos no ayunaban como ellos y
los fariseos (Mateo 9:14). Tampoco existen registros de que lo hiciera en otras
ocasiones, sino una sola vez. Recordemos que muchas cosas que Jesús enseñaba y
practicaba lo hacía a los que estaban bajo la ley, pues él debía cumplirla y debía
quebrantarla hasta que fuera abolida por el mismo.

15- 13
Aun en el pasaje de Mateo 17:21 “Este género no sale, sino con oración y ayuno o sea
una pureza de todo corazón”.
En la “Gran Comisión”, su orden es “En mi nombre echarán fuera demonios”, y no por
ayunos o “conjuros exorcistas hollywoodenses”.
Porque si su poder o autoridad se obtuviera o agrandara por horas o días de oración y
ayuno, entonces, por demás murió Él en la cruz (Gálatas 5:21).
No agradamos a Dios por lo que hacemos sino por lo que creemos, porque sin fe es
imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6).
El verdadero ayuno no es para mortificar la carne, porque su práctica aún la aviva y
potencia los deseos que hay en ella. Este tipo de rutinas o ejercicios religiosos, como
dice Pablo en Colosenses 2:23: “…tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en
culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno
contra los apetitos de la carne”.
El verdadero ayuno es para disfrutar un tiempo en Su presencia (diez minutos, veinte,
media hora, una hora o más) y recibir revelación, dirección, serenidad, quietud, en todo
nuestro ser: espíritu, alma y cuerpo.
Es un momento, como dice en las acotaciones de varios Salmos de Selah: “deténgase,
piense y medite”.
¡Pongamos en práctica el ayuno de la gracia!
Manifestemos y desarrollemos la vida de Cristo que habita por la fe en nuestros
corazones y experimentaremos uno de los avivamientos más extraordinarios y una
verdadera relación con Dios por medio de Jesús.

El ayuno es de la ley
Levítico 16:29-31) 29  Y esto tendréis por estatuto perpetuo: En el mes séptimo, a los diez días
del mes, afligiréis vuestras almas, y ninguna obra haréis, ni el natural ni el extranjero que mora
entre vosotros.30  Porque en este día se hará expiación por vosotros,   y seréis limpios de todos
vuestros pecados delante de Jehová.31  Día de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras
almas; es estatuto perpetuo.

(Esdras 8:21-23) 21  Y publiqué ayuno allí junto al río Ahava, para afligirnos delante de nuestro
Dios, para solicitar de él camino derecho para nosotros, y para nuestros niños, y para todos
nuestros bienes.22  Porque tuve vergüenza de pedir al rey tropa y gente de a caballo que nos
defendiesen del enemigo en el camino; porque habíamos hablado al rey, diciendo: La mano de
nuestro Dios es para bien sobre todos los que le buscan; mas su poder y su furor contra todos
los que le abandonan. 23  Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios sobre esto, y él nos fue
propicio.

¿Es el ayuno una obligación para los cristianos?

16- 13
No. Dios mandó a los israelitas que ayunaran en el Día de Expiación, pero eliminó ese
mandato después de que Jesús expiara de forma permanente los pecados de quienes
se arrepienten (Hebreos 9:24-26; 1 Pedro 3:18). El Día de Expiación era parte de la
Ley mosaica, y los cristianos ya no están bajo esa Ley (Romanos 10:4; Colosenses
2:13, 14). Por lo tanto, cada cristiano puede decidir si ayunará o no (Romanos 14:1-4).
Los cristianos saben que el ayuno no es lo más importante de su adoración. En la Biblia
no se relaciona el ayuno con la felicidad. Sin embargo, la adoración de los cristianos
verdaderos se caracteriza por la alegría, pues refleja la personalidad de Jehová, el
“Dios feliz” (1 Timoteo 1:11; Eclesiastés 3:12, 13; Gálatas 5:22).
EL AYUNO SEGÚN LA LEY:
El Día de la Expiación (Levítico 16:29-31; 23:26-32; Números 29:7
Este fue el único ayuno mandado por Dios en la ley del Antiguo Testamento.
La frase “afligir vuestras almas” significaba ayuno en la religión judía y en algunas
traducciones modernas esta frase ha sido traducida directamente como ayuno (Salmo
69:10).
Ayuno de los antiguos
1. Ayunaron en tiempo de guerra o bajo amenaza de guerra.
a. Israel ayunó en Betel cuando batallaron contra Benjamín (Jueces 20:26).
b. También en Mizpa antes de la guerra con los filisteos (1 Samuel 7:6).
2. Se ayunaba cuando seres queridos se enfermaban.
a. David ayunó y rogó a Dios mientras su hijo se enfermó de gravedad (2 Samuel
12:16-23).
b. David también ayunó por otros cuando se enfermaron (Salmo 35:13).
3. Ayunaban cuando un ser querido había muerto.
a. Los hombres de Jabes de Galaad ayunaron siete días por Saúl (1 Samuel
31:13).
b. David y sus hombres ayunaron por Saúl y Jonatán (2 Samuel 1:12)
4. Ayunaban cuando buscaban el perdón de Dios.
a. Moisés ayunó por cuarenta días por el pecado de Israel (Deuteronomio 9:15-
18).

b. Acab ayunó para ser perdonado (1 Reyes 21:17-29).


c. Nínive ayunó para prevenir su destrucción por parte de Dios (Jonás 3:4-10).

17- 13
d. Daniel ayunó al confesar a Dios los pecados de Israel (Daniel 9:3-5).
e. Israel ayunó al confesar sus pecados y leer la ley de Dios (Nehemías 9:1-3)
5. Ayunaron cuando enfrentaban peligro inminente.
a. Josafat proclamó ayuno en Judá bajo la amenaza de guerra por Edom (2
Crónicas 20-1-3).
b. Esdras proclamó ayuno al retornar a Jerusalén para pedir el favor de Dios
(Esdras 8:21).
c. Nehemías ayunó cuando oyó del estado de la ciudad de Jerusalén (Nehemías
1:4).
d. Los judíos ayunaron cuando Amán obtuvo el decreto del rey contra ellos (Ester
4:3).
e. Ester y Mardoqueo ayunaron antes de ir delante del rey (Ester 4:16).
Duración de ayuno en los antiguos
1. Usualmente, el ayuno duraba un día (Jueces 20:26; 1 Samuel 14:24; 2
Samuel1:12)
2. El ayuno de Ester duró tres días consecutivos (Ester 4:16).
3. El ayuno por la muerte de Saúl por Jabés Galaad fue siete días (1 Samuel 31:13).
4. David ayunó siete días mientras su hijo estaba enfermo (2 Samuel 12:16-18).
5. Los ayunos más largos mencionados en la Biblia son los cuarenta días de ayuno
por parte de Moisés, Elías y Jesús (Éxodos 34:28; 1 Reyes 19:8; Mateo 4:2).

Formas del ayuno


1. La forma más común del ayuno consistía en la abstinencia de toda comida
excepto el agua.
2. En raras ocasiones el ayuno fue parcial con restricción de ciertos alimentos
(Daniel 10:2-3).
3. En algunas ocasiones el ayuno fue absoluto, lo cual consistía en la abstinencia de
todo alimento y bebida incluyendo el agua. Por ejemplo:
a. Nínive, cuyo ayuno también se impuso a los animales (Jonás 3:5-10).
b. La reina Ester (Ester 4:16).
c. Los ayunos de Moisés y Elías (Deuteronomio 9:9; 1 Reyes 19:8).
Bueno, pero muchos dirán, pero en hechos de los apóstoles muchos discípulos
ayunaron, o sea se abstuvieron de alimentos, es cierto pero esto está por causa aun de
18- 13
la ley, pues también se estuvieron de sangre, de fornicación, y aun Timoteo fue
circuncidado, Pablo tubo que raparse la cabeza, y muchas otras normas y reglas de la
ley las cumplieron por causa de muchos judíos, por sus familias, pues aun no podían
entender ni comprender entre vivir por gracia y vivir bajo la ley. Aun Pedro sellado con
el espíritu santo, aun pensaba que no podía comer ciertos alimentos, mas el señor
Jesús les dijo que no llamara inmundo a lo que él había limpiado con la muerte en la
cruz; Pablo ayuno forzosamente, en los viajes en barco y en otras situaciones que le
obligaban hacerlo, también vemos que después de los hechos de los apóstoles no se
volvió a mencionar sobre el ayuno físico, al contrario, se enfocaban en el verdadero
ayuno espiritual, el de morir a la carne y no comer de sus deleites y pasiones del
corazón.
Pero ya mas adelante pudieron recibir verdaderamente la gracia de Dios por completo y
aprendieron a vivir en el espíritu y a morir a los deseos de la carne que están dentro del
corazón.
EL AYUNO ENSEÑADO POR JESÚS
A. Jesús ayunó por cuarenta días en el desierto
1. Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto a ser tentado por el diablo (Mateo 4:1-
11).
2. Fue tentado por cuarenta días y consideró apropiado ayunar durante su prueba
(Lucas4:1-2).
B. Jesús enseñó acerca del ayuno en el Sermón del Monte (Mateo 6:16-18)
1. Jesús dijo “cuando ayunen”, asumiendo que sus discípulos ayunarían.
2. El ayuno hecho correctamente agrada a Dios y traerá su recompensa.
3. Jesús enseña a sus discípulos sobre la limosna, la oración y el ayuno como actos
frecuentes en la vida del cristiano.
C. Jesús fue cuestionado acerca del ayuno (Lucas 4:18-20)
1. Jesús habló de tiempos en que sus discípulos ayunarían.
2. Evidentemente, el ayuno tendría un lugar importante en la vida del cristiano, pero
sólo cuando la ocasión es apropiada y no como un acto ceremonial.
D. La combinación poderosa del ayuno y la oración (Marcos 9:14-29)

19- 13
20- 13