Está en la página 1de 6

INTRODUCCIÓN

La célula es la unidad más pequeña de todo ser vivo. Hay dos tipos de
células: eucariota y procariota. En la práctica se observaron células
eucariotas.
Una célula eucariota es aquella que tiene el núcleo rodeado por una
membrana que la aísla del citoplasma, además de otros orgánulos
intracelulares, en los cuales tienen lugar muchas de las funciones
celulares.
Las células eucariotas animales son generalmente grandes, contienen
ADN en el núcleo rodeado por una membrana, contiene órganos
celulares, su división se lleva a cabo por mitosis, tiene formas
unicelulares y multicelulares, las cueles pueden formar tejidos.
Las células animales no tienen una pared celular (en el exterior de la
célula), son heterótrofas porque son incapaces de sintetizar su propio
alimento, incorporando los nutrientes de los alimentos que poseen
otros seres vivos, ya que no poseen cloroplastos con clorofila para la
fotosíntesis.
La membrana plasmática es la cubierta de la célula, es a través de ella
que la célula gana su forma y selecciona las sustancias que entrarán o
saldrán de su interior (todo lo que entra o sale de la célula tiene que
atravesar esa membrana). El citoplasma se compone de una parte
líquida, donde hay muchas reacciones químicas necesarias para la
vida de la célula, que abarca todo lo que se encuentra en la célula
desde la membrana plasmática hasta el núcleo, incluyendo los
orgánulos (órganos propios de las células). Los orgánulos en el
citoplasma de una célula animal son los siguientes: vacuolas, que
participan en la digestión intracelular; retículo endoplasmático liso:
tiene las funciones a la síntesis de lípidos, además del transporte y
almacenaje de sustancias; retículo endoplasmático rugoso: hace la
síntesis de proteínas; centriolos: actúan en el proceso de la división
celular, además de originar flagelos y cilios; complejo de Golgi, que
realiza la secreción de la célula, además de formar el acrosoma
(pequeño depósito con enzimas hidrolíticas) y el lisosoma; ribosoma:
hacen la síntesis de proteínas; peroxisomas: procesan reacciones
oxidativas que actúan en el proceso de desintoxicación celular;
mitocondrias: realizan la respiración celular.
Además presentan Lisosomas funcionales para la digestión intra y
extracelular (endocitosis: movimiento de materiales hacia adentro de
la célula, por la vía de vesículas de membrana; y la exocitosis que es
el movimiento de materiales para afuera de la célula, por la vía de
vesículas membranosas).
El núcleo controla las funciones de las células, él posee revestimiento
doble y poros nucleares que hacen el control de lo que se dirige desde
dentro de él al citoplasma o viceversa. La gran mayoría de las células
del cuerpo tienen apenas un núcleo; sin embargo, hay células que no
lo poseen (es el caso de los glóbulos rojos) y hay todavía aquellas que
poseen varios (células musculo esqueléticas).
Las células animales pueden realizar un tipo de reproducción llamado
reproducción sexual, en el cual, los descendientes presentan
características de los progenitores pero no son idénticos a él.
METODOLOGÍA

Observar una muestra de intestino:

Núcleo

Observar una muestra de músculo liso:

Observar una muestra de cerebro de conejo:


Observar una muestra de fibras nerviosas:

Observar una muestra de tejido óseo:

Observar una muestra de sangre:


Observar una muestra de músculo masetero de rata:

Observar una muestra de espermatozoides:

Observar una muestra de la mucosa bucal:


BIBLIOGRAFÍA

- J. M. Viguer. Mcgraw-HILL/INTERAMERICANA DE ESPAÑA,


S.A.U. 5ª ed. (28/08/2001)

- Villee, Claude A. Biología, interamericana, 7ª edición, México

- 1ª. ed. , 4ª. imp. de 12/2000 en Español. Editorial Médica


Panamericana, S.A.