Está en la página 1de 6

CARACTERÍSTICAS DE LA ECONOMÍA COMO CIENCIA

La Economía como ciencia presenta las siguientes características:

 Es una ciencia. La Economía reúne las características que permiten calificarla como
una materia científica, puesto que tiene un objeto propio, que son fenómenos
económicos, un método (inductivo- deductivo) y un conjunto de teorías económicas
capaces de explicar estos fenómenos.
 Es una ciencia empírica. La ciencia empírica es aquella que se puede contrastar en la
realidad. Los conocimientos y previsiones propios de la Economía son susceptibles de
apreciación en la realidad.
 Es una ciencia socia: Se ocupa de los fenómenos de la vida humana en sociedad. Más
concretamente, se refiere a las cuestiones económicas relacionadas con la vida del ser
humano.
 No es una ciencia exacta, porque las acciones y reacciones humanas no son
matemáticamente previsibles. Se puede demostrar que sus conclusiones no son
siempre exactas, sino que muchas veces manifiestan nuevas tendencias de conducta.

LA RAZÓN DE SER DE LA ECONOMÍA


LA RELACIÓN DE LA ECONOMÍA CON OTRAS CIENCIAS

A continuación vamos a analizar las principales relaciones y aportaciones recíprocas de la


Economía con otras ciencias sociales.

Antropología, Sociología y Psicología, estudian la conducta humana en una sociedad. La


Economía se ocupa de las necesidades humanas y la actividad económica que puede
satisfacerlas. Por ejemplo, la Sociología estudia toda la realidad social mientras que la
Economía sólo estudia aquella parte de la realidad social relacionada con los fenómenos
económicos. Un ejemplo más concreto podría ser un estudio sobre el desarrollo económico de
la India. Mientras que un economista ingenuo podría ver en los grandes rebaños de vacas que
andan por el campo una fuente importante de proteínas con que completar una dieta ya de
por sí insuficiente, un estudio más informado tendrá en cuenta la psicología de la costumbre,
ya que las vacas son animales sagrados en aquel país.

Geografía humana. Es aquella parte de las Ciencias Sociales que se ocupa del análisis de las
relaciones existentes entre el comportamiento humano y social de los pueblos y el medio físico
y climático donde desarrollan sus vidas. Por tanto, el punto de unión recíproca consistirá en
localizar donde se desarrolla la actividad económica. A través de la geografía la ciencia
económica analiza las condiciones naturales para la obtención de los inputs o materias primas
necesarias para la obtención de los outputs o productos finales.

Demografía. Existe una relación estrecha entre los problemas demográficos y la Economía, ya
que éstos afectan directamente a la mano de obra, en cuanto a la cantidad y a la calidad de la
misma, como el factor de producción elemental en el desarrollo productivo. Aunque en este
caso la relación es del todo recíproca, ya que los factores económicos también influyen
directamente en los factores demográficos, tasa de natalidad, de mortalidad, esperanza de
vida y demás aspectos que provocan cambios en la pirámide de población.
Historia. Cuenta y analiza los hechos acontecidos. La Economía debe ayudar a explicar los
fenómenos económicos pasados pero, a su vez, los fenómenos económicos no se pueden
entender si no se enmarcan en un contexto histórico determinado.

Filosofía. La Economía como ciencia se basa en el razonamiento lógico establecido por la


Filosofía.

Derecho que regula jurídicamente muchos actos económicos.

Además de relacionarse con otras Ciencias Sociales, la Economía se relaciona con otras
Ciencias como:

Tecnología, ya que los avances tecnológicos no se pueden olvidar a la hora de las


planificaciones a medio y largo plazo. La Economía estudia su coste y su rendimiento.

Estadística. De la información estadística ofrecida por organismos privados y públicos se


obtienen datos muy valiosos para los estudios económicos. Es una ciencia auxiliar de la
Economía.

Matemáticas, permiten formalizar los problemas económicos que nos permiten llegar a
conclusiones con exactitud.

RAMAS DE ESTUDIO DE LA CIENCIA ECONÓMICA

La ciencia económica puede dividirse en dos grandes ramas para su estudio: la Economía
positiva y la Economía normativa.

Economía positiva

Estudia lo que es, ha sido o podría ser, es decir, analiza de manera objetiva los fenómenos
económicos tal como han sucedido o pueden suceder. Si, por ejemplo, decimos que “un salario
mínimo por encima del salario de equilibrio ocasionará un aumento del desempleo”, o que “la
bajada de impuestos hará que incremente el consumo”, estamos realizando proposiciones
económicas positivas, que se pueden contrastar con la realidad para comprobar si se cumplen
o no. Estos enunciados carecen de juicios de valor, únicamente predicen lo que va a ocurrir en
el caso de que se apliquen dichas medidas.

A su vez, la Economía positiva se subdivide en:

• Teoría económica. Estudia los hechos con un elevado grado de abstracción y generalidad.
Dentro de ella, se distinguen dos grandes áreas de conocimiento: - Microeconomía: Se ocupa
del estudio del comportamiento de los agentes económicos individuales, es decir, de las
familias como unidades de consumo y de las empresas como unidades de producción, así
como sus interrelaciones. Por ello, cuando hablamos del nivel de producción de una empresa
determinada o del precio de los tomates, estamos haciendo planteamientos típicamente
microeconómicos. – Macroeconomía: Estudia el funcionamiento de la economía en todo su
conjunto. Analiza el comportamiento global de una economía reflejado en un número
reducido de variables que son obtenidas a partir de la suma de las actuaciones de los agentes
individuales. El Producto Interior Bruto (PIB), por ejemplo, es una magnitud que mide la
producción de bienes y servicios de un país durante un período de tiempo determinado.
Economía aplicada. Estudia los hechos con menor grado de abstracción y mayor detalle.
Engloba la estructura económica, que describe la realidad presente, y la historia económica,
que se encarga del estudio de la realidad pasada.

Economía normativa

Estudia lo que debería ser, es decir, valora las situaciones y recomienda actuaciones para
intentar mejorar la realidad. Las proposiciones normativas tienen un carácter subjetivo, ya que
están impregnadas de los juicios de valor de quien las formula. Por ejemplo, si decimos que
“habría que incrementar el salario mínimo un 10%” o que “habría que bajar los impuestos”,
estamos realizando proposiciones económicas de tipo normativo, en las que cobra especial
importancia el punto de vista personal de quien las realiza.

Su máximo exponente es la política económica, que es la forma concreta en que el Estado


interviene en la actividad económica para lograr determinados objetivos: eficiencia
económica, equidad, alto nivel de empleo, estabilidad de precios, etc., haciendo uso de los
medios de los que dispone: política fiscal, política monetaria, entre otras.

2. LA ESCASEZ DE RECURSOS Y LA NECESIDAD DE ELEGIR

Como hemos comentado al empezar la unidad, el problema económico básico consiste en que
los seres humanos tenemos una serie de necesidades, que son ilimitadas, y disponemos de
unos recursos escasos para satisfacerlas. De ahí que la Economía estudie la forma en que se
utilizan esos recursos escasos para lograr el bienestar material de la sociedad. De esta
definición de la Economía subyacen dos ideas clave:

• La escasez económica. Los recursos son insuficientes para satisfacer las necesidades que se
tienen de ellos.

• La necesidad de elegir. Ante la escasez de recursos y la posibilidad de usos alternativos, los


individuos administran cuidadosamente los recursos para obtener el máximo provecho
posible, es decir, eligen la alternativa que más se ajusta a sus preferencias y a su nivel de
ingresos.

Puesto que los recursos sólo pueden atender a una parte de los deseos, es necesario elegir
cuáles son prioritarios. Por ejemplo, si a un estudiante le quedan cinco horas libres al acabar
las clases y las alternativas al salir del instituto son estudiar, practicar deporte o navegar por
Internet, el estudiante tomará una decisión en función de sus preferencias sabiendo que no
puede hacer dos cosas al mismo tiempo.

Lo mismo le sucede a las empresas: si una empresa asigna una serie de máquinas a la
producción de tornillos, esas mismas máquinas no pueden producir a la vez tuercas. E igual
ocurre con el conjunto de la sociedad, donde existen necesidades colectivas como la sanidad,
la educación, el transporte, que los gobernantes tendrán que atender con recursos limitados.

En definitiva, cada vez que las familias, las empresas o los gobiernos toman una decisión están
renunciando a las alternativas no elegidas. Se dice entonces que su decisión tiene un costo de
oportunidad porque al elegir una opción en detrimento de otra están dejando pasar una
oportunidad.

El costo de oportunidad es el valor, medido o no en dinero, de aquello a lo que se renuncia al


tomar una decisión. Por ejemplo, si tu paga semanal es de $800 y quieres ir a un concierto
(precio de la entrada 600) y comprarte una camiseta (300) tendrás que elegir entre una cosa y
otra. Si finalmente te decides por ir al concierto, el costo de oportunidad de tu decisión será la
camiseta que no te has podido comprar.

3. LOS DISTINTOS TIPOS DE NECESIDADES

Una necesidad es la sensación de carencia de algo unido al deseo de satisfacerla. No todas las
necesidades son iguales, se pueden clasificar en:

Necesidades básicas o primarias. Son aquellas que es necesario satisfacer para poder
sobrevivir: la alimentación, el vestido y la vivienda. En una sociedad desarrollada están
prácticamente cubiertas para la mayoría de la población.

Sin embargo, la evolución de nuestra sociedad y la concepción actual del Estado del Bienestar
hacen que se haya ampliado el concepto de necesidades primarias, por ejemplo,
contemplando la educación y la sanidad. Por ello, hoy se consideran necesidades primarias
todas aquellas que hay que satisfacer para poder ejercer plenamente como ciudadano. Por lo
tanto, el bienestar humano no consiste solamente en la mera supervivencia, sino en la
disposición de todo aquello que permite el desarrollo integral (económico, social y cultural) de
la persona.

Aparte de las básicas, el hombre tiene otro tipo de necesidades cada vez más evolucionadas
como el ocio, la comunicación, etc. Son las llamadas necesidades secundarias y tienden a
aumentar el nivel de satisfacción y bienestar del individuo.

¿Todo el mundo tiene las mismas necesidades? N0

La evolución de las necesidades y el modo de satisfacerlas depende, entre otros factores, de la


clase o grupo social al que se pertenece, el momento histórico en el que se vive, el área
geográfica en la que se nace, el grado de desarrollo de un país y el modo como esté repartida
la renta nacional entre sus habitantes. Por lo tanto, aunque la escasez está presente en el seno
de todas las sociedades (la escasez es universal), el grado con el que se manifiesta entre países
y personas es sustancialmente diferente. Es decir, la escasez es relativa a.

4. TIPOS DE BIENES

Las personas satisfacemos nuestras necesidades consumiendo bienes y servicios, pero los
primeros son materiales (ropa, alimentos, electrodomésticos,…) y los segundos inmateriales
(educación, sanidad, transporte,…). Aunque a ambas categorías las consideramos bienes en
sentido amplio. Los podemos clasificar en base a distintos criterios:

- Según su grado de escasez, pueden ser bienes libres o económicos. Se denominan libres s los
que son ilimitados y, por ello, están disponibles de forma gratuita para todos, por ejemplo, el
aire o la luz del Sol. Son económicos todos aquellos que son escasos y, por tanto, tienen un
precio.

-Según su función se distinguen bienes de consumo y bienes de capital. Bienes de consumo


son los que se dedican directamente a satisfacer una determinada necesidad, como la
mermelada o una lavadora. A su vez, éstos se clasifican en: - Bienes de consumo duraderos,
que permiten un uso prolongado en el tiempo, por ejemplo, un televisor. - Bienes de consumo
perecederos, que desaparecen una vez consumidos (una manzana). Los bienes de capital,
también conocidos como bienes de producción, sirven para obtener otros bienes (por ejemplo,
un telar). Se puede dar el caso de que un mismo bien sea de consumo o de producción según
el uso que se le dé. Así, un martillo en la casa de una familia cualquiera es un bien de consumo
mientras que, en una carpintería, sería un bien de producción, pues se utiliza para hacer
muebles.

- Según su grado de transformación hablamos de bienes intermedios y bienes finales. Los


bienes intermedios son los que se emplean para ser transformados o incorporados a la
producción de otros bienes mientras que, los bienes finales son aquellos que ya son aptos para
el consumo. Por ejemplo, una plancha de madera es un bien intermedio que se emplea para
producir una mesa (bien final). Sin embargo, la línea que distingue los bienes intermedios de
los finales puede ser difusa, porque existen bienes que son intermedios para unas empresas,
mientras que son bienes finales para otras. Por ejemplo, la seda es un bien final para una
empresa especializada en la producción de telas, sin embargo, para una empresa que fabrica
ropa, es un bien intermedio, ya que necesita ser transformado antes de convertirse en el bien
final de una camisa.

- Según el acceso a los bienes pueden ser públicos o privados. Son bienes públicos s aquellos
donde ninguna persona es excluida de su utilización (parques, bibliotecas,…), y privados los de
uso particular (mi moto,…)

-Según la relación que tienen dos bienes entre sí pueden ser bienes sustitutivos, que son los
que cubren una misma necesidad, es decir, si se consume uno no es preciso consumir el otro
(gafas y lentillas); y bienes complementarios, aquellos que deben utilizarse conjuntamente
para satisfacer determinada necesidad (el coche y la gasolina).

5. LAS ACTIVIDADES ECONÓMICAS

Tras haber analizado qué son las necesidades y cómo se satisfacen, han de estudiarse cuáles
son las actividades que hacen posible llevar a cabo dicha satisfacción. Estas actividades son el
consumo, la producción y la distribución, que se denominan actividades económicas porque en
cualquiera de ellas hay que elegir renunciando a lo que no se escoge, es decir, hay un costo de
oportunidad.

- Consumo. Son aquellas actividades que realizan las familias para satisfacer sus necesidades,
por ejemplo, cuando compramos un bocadillo y nos lo comemos satisfacemos la necesidad de
alimentarnos. Como la renta de la que disponen las familias es limitada tienen que decidir qué
bienes van a adquirir en función de sus preferencias.

-Producción: Las empresas tienen que decidir qué bienes les compensa elaborar y qué recursos
deben utilizar para ello. Una empresa que fabrica muebles debe decidir si produce sillas o
armarios, o si emplea medios mecánicos o artesanales. Para ello, comparará los costos o los
beneficios que le reportarán cada una de las posibles opciones y seleccionará la mejor
alternativa, que será aquella que mejor aproveche los recursos disponibles.

-Distribución: La distribución es el nexo entre la producción y el consumo de bienes y servicios.


De nada serviría producirlos si después no se pusieran a disposición de los consumidores. La
mayoría de las empresas no producen sino que distribuyen lo que producen otros. Por
ejemplo, una farmacia, un quiosco o un supermercado.

6. LOS AGENTES ECONÓMICOS

Asociado a cada una de las actividades económicas hay un agente, es decir, alguien que se
ocupa de decidir qué consumir, cómo producir o dónde distribuir, y de cuyas decisiones
depende la marcha de su economía y, por tanto, la de todos en general. De ahí, que a quienes
deciden sobre estas cuestiones se les denomine también decisores o protagonistas de la
economía.

- Los consumidores, agrupados en familias o economías domésticas, deciden sobre qué bienes
y servicios consumir para satisfacer mejor sus necesidades.

- Las empresas toman decisiones sobre la producción y distribución de bienes y servicios,


normalmente a cambio de un beneficio.

-El sector público, formado por las distintas administraciones públicas, tiene como principal
objetivo conseguir el máximo bienestar para el conjunto de la sociedad. También establece el
marco jurídico que regula las relaciones socioeconómicas y vigila su cumplimiento.

RESUMEN

ECONOMÍA: Es la ciencia que estudia el mejor modo de utilizar unos recursos que son escasos
para satisfacer las necesidades de la sociedad.

Es una ciencia social, empírica y no exacta

Ramas de estudio:

Economía Positiva

Economía Normativa

Teoría económica

Economía aplicada

Microeconomía Macroeconomía

Estructura económica Historia económica

Se relaciona con otras ciencias como la Antropología, Sociología, Psicología, Geografía humana,
Demografía, Historia, Derecho, Filosofía, Tecnología, Matemáticas y Estadísticas.

PROBLEMA ECONÓMICO BÁSICO: Recursos escasos VS Necesidades Tipos: Primarias o básicas


y secundarias

Se satisfacen con bienes que podemos clasificar según:

•grado escasez

• Su función

• grado transformación

• Acceso

• Relación entre sí.