Está en la página 1de 4

Arrepentimiento y Conversión

Arrepentimiento y Conversión

Introducción

Es importante que pongamos en orden los hechos del Espíritu Santo en el interior de los
elegidos cuando él viene a llevarlos a Dios. Primeramente él nos regenera, o sea nos hace
nacer de nuevo a la vida espiritual, lo que llamamos nuevo nacimiento. Cuando un
hombre que estaba muerto en sus delitos y pecados (Efesios 2: 1-4) resucita a la vida de
Dios a través de la regeneración, adquiere la capacidad de amar, creer y temer al Señor.
Eso quiere decir que ahora está listo para recibir el arrepentimiento y la conversión.
Hacemos esta aclaración porque hay quienes confunden la conversión con el nuevo
nacimiento y otros que enseñan que la conversión ocurre antes que el nuevo nacimiento.

1. ¿Cuál fue el primer mensaje que predicaron Jesús y Juan el bautista cuando
comenzaron su ministerio?

Mateo 3: 1-2 “En aquellos días apareció Juan el Bautista predicando en el desierto de
Judea 2 y diciendo: “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.”

Mateo 4:17 Desde entonces Jesús comenzó a predicar y a decir: “¡Arrepentíos, porque el
reino de los cielos se ha acercado!”

2. ¿Cómo respondió San pedro a la multitud que, compungida de corazón, le


preguntaron qué debían hacer para ser perdonados de sus pecados?
Hechos 2:37,38 Entonces, cuando oyeron esto, se afligieron de corazón y dijeron a Pedro
y a los otros apóstoles: –Hermanos, ¿qué haremos? 38 Pedro les dijo: –Arrepentíos y sea
bautizado cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros
pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.

3. Dios, en el tiempo pasado, pasó por alto nuestra ignorancia, pero, ¿qué exige y
ordena hoy a todos los hombres?

Hechos 17:30-31 “Por eso, aunque antes Dios pasó por alto los tiempos de la ignorancia,
en este tiempo manda a todos los hombres, en todos los lugares, que se arrepientan; 31
por cuanto ha establecido un día en el que ha de juzgar al mundo con justicia por medio
del Hombre a quien ha designado, dando fe de ello a todos, al resucitarle de entre los
muertos”

4. ¿Quién es el que obra el arrepentimiento en nosotros?


7
Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el
Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. 8 Y cuando él venga,
convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. 9 De pecado, por cuanto no
creen en mí; 10 de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; 11 y de juicio, por
cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.

Hechos 11:18 Entonces, cuando oyeron esto, se afligieron de corazón y dijeron a Pedro y a
los otros apóstoles: –Hermanos, ¿qué haremos? 38 Pedro les dijo: –Arrepentíos y sea
bautizado cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros
pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.

5. ¿Qué es lo que nos guía al arrepentimiento?

Romanos 2:4¿O menosprecias las riquezas de su bondad, paciencia y magnanimidad,


ignorando que la bondad de Dios te guía al arrepentimiento?

6. Cuando el arrepentimiento es genuino, ¿qué produce en nosotros?

Mateo 3:8 8 Producid, pues, frutos dignos de arrepentimiento;

Hechos 26:20 Más bien, primeramente a los que estaban en Damasco, y en Jerusalén y por
toda la tierra de Judea, y a los gentiles, les he proclamado que se arrepientan y se
conviertan a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento.

7. ¿Cuáles dos cosas son necesarias para que puedan ser borrados nuestros pecados?

Hechos 3:19: ”Por tanto, arrepentíos y convertíos para que sean borrados vuestros
pecados; de modo que de la presencia del Señor vengan tiempos de refrigerio
8. ¿Por qué el arrepentimiento y la conversión siempre aparecen juntos como
elementos indispensables para recibir el perdón de los pecados?

Hechos 3:19 y Hechos 26: 20

La palabra arrepentimiento significa cambiar de mente, de actitud y de propósito. Es sentir


tristeza por haber ofendido a Dios y haber vivido lejos de Él. Pero, el arrepentimiento
implica además, apartarse del pecado.

La palabra conversión en el lenguaje de la Biblia quiere decir “dar un giro en derredor”.


Implica un “volverse de…” y “un volverse hacia…”. Por ejemplo, San Pablo dice: “os
convertisteis de los ídolos a Dios (1 Tes 1:9). Convertirse es dar un giro para darle la
espalda al pecado y seguir a Dios.

En conclusión, el arrepentimiento es la convicción profunda de que debo volver a Dios; la


conversión es la acción misma de volverse a Dios.

9. ¿Cómo puedo identificar el Nuevo nacimiento, el arrepentimiento y la conversión?

Lucas 15:32 2 “Pero era necesario alegrarnos y regocijarnos, porque este tu hermano estaba
muerto y ha vuelto a vivir; estaba perdido y ha sido hallado.”

 Nacer de Nuevo es ser levantado de entre los muertos y recibir la vida espiritual.
¿Cuándo sucedió esto en el hijo prodigo? Jesús lo dijo en esta pequeña expresión: ‘Y
volviendo en si…” Un muerto no vuelve en sí a menos que reciba resurrección.

1. Arrepentimiento podemos identificar el arrepentimiento del hijo prodigo en la confesión:


“me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no
soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como uno de tus jornaleros” (Lucas 15:18-19).
2. Conversión: La podemos ver en la primera parte del versículo 20 que dice “Y levantándose
vino a su padre” ¿Por qué podemos afirmar que hubo conversión? La respuesta es:
porque él no solo decidió volverse a su padre, sino que lo hizo.

10. ¿Cómo recibe y trata el Padre Celestial a todos los que como el hijo prodigo se
vuelven a Él con corazón arrepentido y convertido?

Lucas 15:20-32 “Se levantó y fue a su padre. Cuando todavía estaba lejos, su padre le vio y
tuvo compasión. Corrió y se echó sobre su cuello, y le besó. 21 El hijo le dijo: “Padre, he
pecado contra el cielo y ante ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.” 22 Pero su padre
dijo a sus siervos: “Sacad de inmediato el mejor vestido y vestidle, y poned un anillo en su
mano y calzado en sus pies. 23 Traed el ternero engordado y matadlo. Comamos y
regocijémonos, 24 porque este mi hijo estaba muerto y ha vuelto a vivir; estaba perdido y
ha sido hallado.” Y comenzaron a regocijarse.

11. Además del perdón y la aceptación, ¿qué otra cosa reciben los que experimentan
el arrepentimiento y la conversión?
Hechos 2:38 Pedro les dijo: –Arrepentíos y sea bautizado cada uno de vosotros en el
nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu
Santo.

12. ¿Qué siente Dios y los ángeles en el cielo cuando un pecador se arrepiente?

Lucas 15:7-10 “Os digo que del mismo modo habrá más gozo en el cielo por un pecador
que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento. ¿O
qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma, no enciende una lámpara, barre la
casa y busca con empeño hasta hallarla? Cuando la haya, reúne a sus amigas y vecinas, y
les dice: “Gozaos conmigo, porque he hallado la dracma que estaba perdida. Os digo que
del mismo modo hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se
arrepiente.”