Está en la página 1de 5

- MEMORIAL ALEGATOS.

SEÑOR JUEZ:
........................., por el actor, en autos N1 28.401, caratulados
"....................... C/......... .................... P/D. y P.", a Usía respetuosamente digo:
I. Que solicito el plazo máximo del art.29 del C.P.C. para acreditar la
personería invocada.-
II. EXORDIO:
Que en tiempo y forma, conforme lo dispone el art. 208 del C.P.C.,
vengo a alegar de bien probado sobre el mérito de las pruebas ofrecidas y rendidas
en autos, valorando las conclusiones definitivas sobre los hechos en este proceso y el
derecho que le asiste a mi parte, por lo que Usía al momento de dictar sentencia
deberá hacer lugar a la demanda por Daños y Perjuicios, condenando al demandado
al pago de la indemnización reclamada, con más sus intereses legales y costas, a
contar desde la fecha del evento dañoso hasta su efectivo pago.-
III. PRESENTA ALEGATOS:
Que a los efectos metodológicos y de mayor comprensión de la
causa que se juzga, se estudia el thema decidendi, dividiéndolo en los siguientes
puntos:
A) Análisis de las constancias de Autos:
1) Demanda:
Que a fs.11/15 de estos autos, la parte actora, interpone demanda por
Daños y Perjuicios en contra del Sr. .............................., reclamando indemnización
por los daños que provocó su can a la hija del actor, solicitando se condene al
demandado al pago de los montos reclamados desde la producción del evento
dañosos hasta su efectivo pago.-
Funda su pretensión en derecho y ofrece pruebas.-
2) Contestación de Demanda:
Que a fs.25/27 se presenta a estar a derecho el demandado, mediante
apoderado, negando que exista acción al peticionante de la demanda, (oponiendo
excepción de falta de legitimación activa); como así también niega tener alguna
responsabilidad en el asunto, y ser el dueño o guardián del can que provocó el daño a
la menor.-
Ofreciendo pruebas que hacen a su defensa.-
3) Contestación del traslado de la demanda:
Que a fs.31/32 la parte actora contesta el traslado de la demanda,
conforme al art.165 del C.P.C.C.yT.; y ante el caso que el demandado agrega nuevos
hechos al debate en su responde, esta parte ofrece la pertinente contraprueba que
hacen a su derecho de defensa.-
4) Apertura y Sustanciación de la causa:
Que a fs.55/57 se admiten las pruebas ofrecidas y se ordena la
sustanciación de la causa.
Producida la prueba, examinamos la pertinente y procedente teniendo
en cuenta aquella que haga a los presupuestos fácticos de la acción que pretende
ejercer el actor; así las pruebas son las siguientes:
a) Instrumental:
Como lucen a fs.4/10, se acompañan originales de facturas de
fechas:10/01/90; 11/01/90; 07/09/90; 30/06/90; 12/04/90; 10/04/90; los cuales
acreditan los gastos de farmacia que el hecho causó.
Se acompañan también originales de recibos por gastos de honorarios
médicos de fechas 31/01/90; 16/04/90; 17/05/90; 26/06/90; 07/08/90; 06/09/90;
18/01/91., los cuales no han sido impugnados
Que a fs.18 vta. se acompaña Expte. N149.513, caratulado
"........................ P/infracción al art.81"; originarios del Primer Juzgado de Faltas de la
Provincia de Mendoza.-
Que a fs. 29 y 30, se acompañan partida de nacimiento y fotocopia del
D.N.I. de la menor .... ..............., hija del actor, quedando fehacientemente acreditado
la representación procesal y legitimación sustancial activa del actor, en autos.-
Que a fs. 113, se acompaña oficio diligenciado, por el que se acredita
la propiedad del animal, y que fue ese animal el protagonista del hecho dañoso, que
nos trae a este proceso.-
b) Testimoniales:
Que de la declaración testimonial del Sr. ............. , surge acreditada la
propiedad del animal causante del daño y que no era un can de carácter pasivo.-
Que de la declaración testimonial de la Sra. .............., , surge
claramente la existencia del daño y las afecciones causadas a la víctima el evento
dañoso.-
Que de las declaraciones del Dr. ........, médico dermatólogo, se
confirma la existencia de un daño cierto y el monto reclamado en la demanda.-
Que de la declaración de la Sra. ...............,, se desprende que la
misma no puede tener un conocimiento cierto del hecho puesto que alquilaba al
demandado desde hacía un año y medio de la fecha de la declaración 08/10/18
(Segunda repregunta), es decir desde el mes de abril de 2016 y el hecho se produjo
en enero del mismo año. Además que el animal la única salida que tiene a la calle es
por el portón, no hay otra salida (Séptima repregunta); y como se expresa en la
demanda el hecho se produjo en la salida del portón de la casa del ddo. Y lo que es
más curioso aún es que después de un año y medio de vivir al lado de un animal y
conocerlo extremadamente bien no conoce su nombre.-
Que de la declaración del testigo ............, , se infiere una serie de
contradicciones que ponen en tela de juicio el valor de sus respuestas, puesto que
dice conocer al Sr. (ddo) desde hace 25 años y tener una relación constante con su
perro, y curiosamente NO le conoce su nombre ni se lo ha escuchado decir a su
dueño (Primera y Segunda y Decima Segunda Repregunta). Asimismo evade la
respuesta a la Séptima repregunta, no contestando exactamente lo que se le
pregunta, existiendo siempre una cierta parcialidad en sus declaraciones por lo que
Usía al valorar las pruebas deberá tener en cuenta la poca eficacia probatoria de la
testimonial del Sr. Funes.-
B) Análisis de la prueba producida y relevante:
Que realizando un prolijo análisis de las pruebas aportadas se puede
observar que cada una de ellas acredita acabadamente cada uno de los presupuestos
fácticos en que se funda la pretensión del actor. Así tenemos que:
1) LA ANTIJURICIDAD: Como tiene dicho nuestra doctrina,"... la
antijuricidad importa un obrar violatorio del alterum non ladere; es decir que lo
antijurídico es la conducta transgresora de la norma, en la medida en que hay una
lesión o minorización de un interés jurídico resarcible (DAÑO)". Así en el caso que nos
toca analizar vemos la transgresión genérica de las normativas del derecho, en
especial la de los arts. 1066; 1067; 1068 y 1113 del C.C., y una transgresión
específica en la normativas municipales omitiendo los mecanismos necesarios para
evitar el daño provocado por la mordedura de su can; hecho éste acreditado en forma
absoluta por la absolución de posiciones de la Srita. ............ de fs. 98 vta., tercera y
séptima pregunta.
Asimismo, y por las constancias del Sumario Contravencional N149.513, el
demandado infringe abiertamente el art.81 de la Ley Provincial 3365/65 en perjuicio
de la Srita. .....................
2) EL FACTOR DE ATRIBUCION: En el caso de nuestro interés, podemos
decir que la imputabilidad del demandado puede atribuírsele a título de culpa o
riesgo.
A título de culpa y conforme a las constancias de fs.74/75 y fs.98 vta.
quedan fehacientemente demostrada la culpa del demandado (imputatio juris) en la
violación de su deber de cuidado y vigilancia del can que provocó el daño; como lo
prueban la Tercera y Séptima absolución de la víctima del evento dañoso, que el
hecho "... se produjo a la salida del portón de la casa del Sr ......".
Por otra parte y a mayor abundamiento, también responde el demandado
de una manera objetiva, puesto que al haber intervenido en la producción del daño un
animal de su propiedad que presenta un riesgo o vicio y del cual se sirve o tiene a su
cuidado debe de responder por los daños que estos provocasen art.1113 del C.C.-
3) LA RELACION DE CAUSALIDAD: Para un mejor estudio del tema lo
dividimos en dos órdenes de ideas. El primer orden, consiste en averiguar si existe
relación de causalidad entre el daño y el animal; y el segundo en analizar la relación
de sujeción o dependencia del animal en cuestión con el demandado.
Así tenemos que respecto a lo primero, que por las instrumentales que rolan
a fs.10 y 113, (Certificado emitido por el Director del Instituto Antirrábico de la
Municipalidad de Luján de Cuyo y corroborado por Oficio emitido por la misma
Comuna, punto a)) queda fehacientemente demostrado que ese can y no otro "
mordió " a la Srita. .... ..............., el día 11/01/90. De lo contrario jamás hubiese sido
llevado a observación en el Corralón Municipal; puesto que como expresa el
certificado de fs.10 "... el can que responde al nombre de Zatán .... de propiedad del
Sr. Guerra Rafael ... mordió ...". Confirmado en esta parte por el mismo punto a) del
oficio de fs.113, el que aclara "... a) Se realiza el procedimiento de observación de
rabia ... de aquellos animales que hallan mordido ...".
De éste modo queda demostrada la activa intervención del can de
propiedad del demandado en la producción del daño.-
En relación con el segundo orden de ideas, la relación de sujeción o
dependencia del animal en cuestión con el demandado; debemos tener en cuenta
además de la testimonial obrante a fs.68 la fuerza de convicción que aportan las
instrumentales de fs. 10 y 113. De esta forma en lo que respecta a la declaración del
testigo Rojas en la primera ampliación al pliego de preguntas, responde que el Sr.
(ddo) vive en la misma casa donde se encuentra el perro, que "... es el dueño del
perro,..."; corroboradas por las declaraciones testimoniales de fs.95/98 de autos. Por
otro lado, en lo que respecta a la instrumental que rola a fs.113, surge a todas luces
en el punto b) y c) que el dueño del animal causante del evento dañoso es el
demandado.
De esta manera queda acabadamente demostrada que la propiedad,
sujeción o guarda del animal en cuestión pertenece al Sr. (ddo).
En conclusión, afirmamos que el animal que provocó el daño a la hija del
actor pertenece al demandado en autos; por lo tanto es de entera aplicación el
principio jurídico contenido en el art. 1124 del Cód. Civil, debiéndo responder el
accionado por los daños que causó el animal de su propiedad.-
Por último agregamos que el accionado en ningún momento aportó las
pruebas que hagan a las eximentes de su responsabilidad, como son el hecho de la
víctima o de un tercero por el cual él no debía responder.
4) EL DAÑO: Con respecto a éste diferenciamos los concepto de daño
patrimonial o material y daño moral o no patrimonial que el hecho produjo al actor y a
la víctima del mismo.
Daño Material: Así tenemos que de la instrumental obrante a fs.2 del
Sumario Contravencional del Primer Juzgado de Faltas, surge acreditado que la hija
del actor .................... el día 12/01/90 "... se encuentra con diagnóstico de herida
anfractuosa por mordedura de perro en el muslo derecho...". Certificado éste emitido
por el Dr. ................. (Médico Cirujano).
Corrobora esta prueba la instrumental de fs.9 (Historia Clínica), del Dr. ........,
médico dermatólogo, de la víctima, el cual expresa que la paciente "... presenta una
herida en la cara externa en unión de 1/3 medio, con 1/3 superior del muslo
derecho...". Quedando de esta manera acreditado el daño cierto provocado por la
mordedura de el can del demandado a la hija del actor.
Esta prueba es ratificada por la declaración testimonial del Dr. ........ de
fs.70, en la cual se reconocen contenido y firma de las instrumentales acompañadas y
surge en forma inequívoca que a la menor ............ le quedan secuelas de las heridas
producidas por la mordedura del animal en cuestión, por lo que se le recomienda un
tratamiento específico con cremas especiales, hasta llegar a la cirugía estética,
seguida de radio terapia, tratamientos estos últimos que no se realizan en Hospitales
Públicos.
Por otro lado, con la testimonial de fs.69, de la Sra. ........ se confirma que la
herida de ............ era de una embergadura considerable, dado el estado anímico de la
menor.
Además se acreditan acabadamente el monto de las sumas reclamadas por
gastos médicos y de farmacia con las instrumentales acompañadas a fs.4/8 de autos.
Daño Moral: Respecto del daño moral, decimos que con ello se trata de
proporcionar a la víctima una compensación por haber sido injustamente herida en
sus íntimas afecciones, pero también debe cumplir una función ejemplar
imponiéndose al responsable a título punitivo.
Así con la declaración testimonial de fs.69 queda probado con la Segunda
ampliación que la Srita. .... ....... posee un carácter tímido e introvertido, que hizo que
el daño producto de la mordedura del perro en su pierna, se magnificara al acarrear
un cuadro anímico depresivo y verse ésta privada de las más mínimas actividades
que una adolescente de 18 años puede realizar en los meses de verano. Fortalece
esta prueba la declaración testimonial de fs.70, Octava Ampliación, en el que su
médico de cabecera acredita la abstinencia de la menor "...de concurrir a balnearios,
usar mallas o prendas que le permitieran la visualización de la zona a pesar de su
juventud."
De acuerdo a lo precedentemente acreditado es decir, la forma en que
ocurrió el evento dañoso y dadas las condiciones personales de la víctima, su edad,
sexo, carácter, etc., es que esta parte solicita se indemnice el daño moral de acuerdo
al superior criterio de Usía.-
C) Análisis de las normas aplicables:
Que al caso de autos, resulta aplicable lo preceptuado por los arts. 1066;
1067; 1068; 1069; 1124; 1126; 1129; y 1113 concordantes y correlativos del Código
Civil.- Que en este caso concreto, se han acreditado acabadamente los
extremos fácticos que legitiman la pretensión de la parte actora (ANTIJURICIDAD;
FACTOR DE ATRIBUCION; RELACION DE CAUSALIDAD Y DAÑO), para configurar
la responsabilidad civil que le cabe a la demandada para responder por el daño
producido por el can que tiene bajo su cuidado o guarda.
Que respecto del onus probandi establecido por el art.175 del C.P.C., cabe
destacar que mi parte a acreditado el hecho de que fue el can del demandado el que
mordió a la hija del actor, que hace recaer la responsabilidad en el dueño o guardián
del mismo, es decir el Sr. .......
Que en consecuencia pesaba sobre el accionado la carga de probar los
hechos eximentes de su responsabilidad, extremos estos que no fueron probados en
autos, por lo que el nexo causal demostrado y el daño producido por el hecho
negligente del demandado, tiene autenticidad y suficiente peso probatorio como para
que Usía se pronuncie por la admisión de la acción incoada por mi parte.-

Que respecto a la excepción de falta de personería o falta de legitimación


activa opuesta por el demandado en mérito a la brevedad me remito a los argumentos
expuestos a fs.31 punto b) Contestación del Traslado y a los expuestos a fs.40 y 41,
punto IV. 1) de la Contestación del Recurso de Reposición interpuesto por el
demandado.-
Por lo que cabe concluir, que el actor queda encuadrado correctamente en
la normativa legal establecida por el Cód. Civil para hacer su justo y equitativo
reclamo, y en consecuencia corresponde se haga lugar a la demanda condenando
Usía al demandado al íntegro pago de las sumas reclamadas en la demanda con
costas.-
IV. PETITUM: Por todo lo expuesto
a Usía pido:
1) Tenga por presentado en tiempo y forma el memorial de alegatos.-
2) Haga lugar a la demanda por daños y perjuicios incoada en autos, y
condene al demandado al pago total de las sumas reclamadas por el actor, con más
sus intereses y desvalorización monetaria, a contar desde la fecha del evento dañoso
hasta su efectivo pago, con costas.-
Provea de conformidad y SERA JUSTICIA.-