Está en la página 1de 19

Adviento

Llega el Señor
“Por una Iglesia en Salida”

Acompañaremos todos los textos de esta presentación con cuadros de


renombrados pintores particularmente de la “Anunciación” concluyendo con el deseo
del papa Francisco “Una Iglesia en salida” como él repite y Religion Digital difunde.
¿Qué es el Adviento?

El Adviento es el comienzo del Año


Litúrgico, empieza el domingo más
próximo al 30 de noviembre y termina el
24 de diciembre. Son los cuatro domingos
anteriores a la Navidad y forma una
unidad con la Navidad y la Epifanía Reyes).

El término "Adviento" viene del latín


adventus, que significa venida, llegada. El
color usado en la liturgia de la Iglesia
durante este tiempo es el morado. Con el
Adviento comienza un nuevo año litúrgico
en la Iglesia. El sentido del Adviento es
avivar en los creyentes la espera del Señor.

“El ángel de la anunciación”.


Óleo sobre tabla de Tiziano Bezellio,1520.
Se puede hablar de dos partes del Adviento:

La Anunciación
de Fray Angelico (Guido di Pietro)

Primera Parte Desde el primer domingo al día 16 de diciembre, con marcado carácter escatológico,
mirando a la venida del Señor al final de los tiempos. Segunda Parte Desde el 17 de diciembre al 24 de
diciembre, es la llamada "Semana Santa" de la Navidad, y se orienta a preparar más explícitamente la
venida de Jesucristo en las historia, la Navidad.
Las lecturas bíblicas de este tiempo
de Adviento están tomadas sobre
todo del profeta Isaías (primera
lectura), también se recogen los
pasajes más proféticos del Antiguo
Testamento señalando la llegada del
Mesías.

Isaías, Juan Bautista y María de


Nazaret son los modelos de creyentes
que la Iglesias ofrece a los fieles para
preparar la venida del Señor Jesús.

La Anunciación de Bartolomé Esteban Murillo


Según el padre Manuel González López
Corps, profesor del Seminario de Madrid la
celebración del Adviento se inició en
España en el año 380 en que todos los
obispos españoles se reunieron en
Zaragoza, y hablaron de una preparación
para el nacimiento de Jesús, que entonces
se celebraba el 6 de enero.

Se invitaba a los cristianos a juntarse en las


iglesias para rezar, todos los días desde el
17 de diciembre.

Con el tiempo, la Navidad pasó al 25 de


diciembre, y el Adviento eran los cuatro
domingos anteriores. Tiene tanta
importancia, que terminó marcando el
comienzo del año para la Iglesia

La Anunciacion”
de Francisco de Goya
Anunciación
de Robet Camping

Uno de los signos más característicos del Adviento es la corona. Esta costumbre nace en Alemania, en el siglo XIX.
En las casas, se hacía una liturgia familiar para bendecir la mesa el domingo. La corona tiene cuatro velas moradas,
una por cada domingo del Adviento, colocadas en un círculo de plantas verdes, que representa el círculo del año y
la eternidad de Dios. Esta costumbre pasó a las iglesias ya en el siglo XX.
Es tiempo de penitencia

Anunciación de Philipe Campaigne

En Francia, el Adviento empezó a celebrarse como un tiempo parecido a la Cuaresma. Por eso, en Misa se
utiliza el color morado y no se canta el Gloria. La Cuaresma es un tiempo penitencial, en el que lo más
importante es arrepentirse de los pecados. El Adviento no es exactamente así, sino un tiempo de expectación,
porque viene Jesús. Hasta el 16 de diciembre, preparamos su segunda venida, al final de los tiempos. Desde el
día 17, preparamos su nacimiento. Hay que vivir este tiempo desde la oración y con esperanza. Y también con
sobriedad y sencillez, porque todavía no es Navidad. De hecho hasta hace poco, en Adviento también se
ayunaba.
En el siglo VIII, en España, a partir del 17
de diciembre, había catequesis en las
iglesias sobre quién es el que viene,
explicando los títulos que tiene Jesús en
el Antiguo Testamento.

En los monasterios, al acabar la


catequesis, los monjes repartían dulces o
nueces. De ahí sale la costumbre de dar
peladillas los días antes de Navidad. De
esas catequesis, se conservan sólo unas
oraciones cortas que se leen antes del
Evangelio en la Misa de esos días.

Anunciación de Nicholas Poussin


Los personajes del Adviento

Paolo Veronese
“El Veronés”

El Adviento tiene sus personajes propios: el profeta Isaías, que anunció la llegada de Jesús; san Juan Bautista,
que avisó al pueblo de Israel de que el Mesías estaba cerca; y la Virgen. En España, desde el siglo VIII, el 18 de
diciembre celebramos a Santa María de Adviento. Ahora se la conoce como Nuestra Señora de la Esperanza o la
Virgen de la O, y se la representa embarazada. En el norte de Europa, dan mucha importancia a santa Lucía,
porque su nombre recuerda a la luz que trae Jesús. En el Este, se celebra la fiesta de San Nicolás, que fue un
obispo de Turquía que se dedicó a enseñar y ayudar a los niños. E incluímos también a Santa Isabel,
embarazada de Juan “El Bautista” que sería primo de Jesús, visitada por su prima María.
Carlo Garofallo

La Corona de Adviento tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas
durante el invierno para representar al fuego del dios sol, para que regresara con su luz y calor durante el
invierno. Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas.
La corona y velas de Adviento

La Corona de Adviento tiene tres velas moradas y una rosada que se enciende el tercer domingo de
Adviento. El color morado representa el espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio que debemos tener
para prepararnos adecuadamente para la llegada de Cristo. Mientras que la rosada representa el gozo
que sentimos ante la cercanía del nacimiento del Señor.
Leonardo Da Vinci

La forma de la corona es circular. El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de Dios
que es eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca
debe de terminar.
Vittore Carpaccio

Las ramas de la corona son verdes. Verde es el color de esperanza y vida, y Dios quiere que esperemos
su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. El anhelo más
importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre.
El listón rojo representa
nuestro amor a Dios y el amor
de Dios que nos envuelve.

Los domingos de Adviento la


familia o la comunidad se
reúne en torno a la corona de
adviento.

Anunciación
de El Greco
Leen la Biblia y refleionan sobre el texto
leído. La corona se puede llevar al templo
para ser bendecida por el sacerdote.

Anunciación-
El Greco
La Visitación La Virgen y su prima Isabel
De Rafael Sanzio Tabla flamenca
Sta.Maríade la Esperanza
Catedral de León

También esta tabla flamenca de María embarazada visitando a su prima Isabel también embarazada de Juan
el Bautista y el cuadro diseñado por Rafael, como Nuestra Señora de la Esperanza conocida como “Vrigen de
la O” en la catedral de León son dos representacines perfectamente relacionadas con este tiempo litúrgico
de Adviento
Adoración de los pastores de
Bartolomé E. Murillo

Tras el cuarto y último domingo de Adviento la Navidad, el nacimiento de Jesús es el culmen


de ese tiempo de “espera”.
“¡Ven Señor Jesús!... que te esperamos”
Ese espíritu de espera y esperanza que respira el Adviento preparando la Navidad
la llegada del Señor de una “Iglesia en salida” que pide continuamente la pastoral del papa
Francisco tan molesta para algunos y tan anhelada por los más como +está siempre presente en la campaña
que precisamente defiende y difunde Religión Digital