Está en la página 1de 1

Extendemos nuestro más profundo agradecimiento al presidente Donald Trump por su apoyo, ya que

reconoció la gravedad de la situación en México aun antes de asumir la precidencia. El presidente Trump
ofreció asistencia al ex presidente Peña Nieto para atacar a los carteles solo tres semanas después de
ingresar a la Casa Blanca. El presidente Trump también ha expresado un gran respeto y admiración por el
presidente López Obrador, y ha extendido varias invitaciones de asistencia para llevar a los carteles ante
la justicia. Teniendo en cuenta los acontecimientos recientes, incluidas las lesiones y el asesinato de
nuestro amados, es irresponsable creer que México mantiene el control de la situación.

El gobierno mexicano carece de los recursos necesarios para proporcionar el estándar más básico de
seguridad en muchas partes del país. No pueden competir con los miles de millones de dólares que fluyen
a las manos de los carteles cada año. Los cuales financean las imprecionantes armas y el terror que
distribuyen con ellas todos los dias. La crisis de la trata de personas, el tráfico de Drogas ilegales y la
violencia no se detienen en la frontera. Esta es una epidemia internacional. Compartimos un enemigo
común. Ahora es el momento de colaborar para promover soluciones legítimas y avanzar con acciónes
firmes y definitivas. Dentro de nuestra petición al presidente Trump, incluimos la demanda de que se
respete plenamente la soberanía de México.

A lo largo de la historia, muchas grandes naciones han colaborado para encontrar un terreno común para
combatir el mal. Ahora es el momento para que nuestros líderes creen una alianza audaz y poderosa. Este
momento es la major oportunidad para fomentar la mayor alianza jamás establecida entre nuestros países.
Al establecer primero la seguridad y proteger la libertad, podremos cocrear una asociación económica que
establezca mayores oportunidades y crecimiento para todos nuestros ciudadanos. Ahora es el momento.
Retomemos a México de las manos de los terroristas.

No somos "vende patrias" o traidores a nuestro país. La realidad es que la seguridad, la libertad y las
oportunidades económicas del pueblo mexicano han sido secuestrados por la violencia y la brutalidad de
los carteles. Si nosotros, los ciudadanos de México, no exigimos la justiciar ahora, no quedará patria para
vender.

Nuestro presidente, Andrés Manuel López Obrador, es bastante capaz de negociar en nombre del pueblo
mexicano. Él tiene toda nuestra confianza en ese aspecto, sin embargo, debe actuar ahora, mientras el
mundo está dispuesto a ayudar a disolver esta crisis.

Todos los ciudadanos de las naciones desarrolladas del mundo comparten la responsabilidad. Debemos
estar dispuestos a aceptar el apoyo internacional. Es la única oportunidad que tenemos para lograr un
México seguro y próspero para nuestros hijos.

Ahora dependemos de nuestros líderes para lograr un cambio histórico por el bien de nuestros pueblos.

Sinceramente,
Familiares de Colonia LaMora y Colonia LeBaron