Está en la página 1de 10

XIX Congresso Brasileiro de Mecânica dos Solos e Engenharia Geotécnica Geotecnia e Desenvolvimento Urbano COBRAMSEG 2018 – 28 de Agosto a 01 de Setembro, Salvador, Bahia, Brasil ©ABMS, 2018

El Flujo de Detritos que afectó al municipio de Mocoa, departamento del Putumayo, Colombia.

Andrés Reyes Merchán Servicio Geológico Colombiano, Bogotá D.C., Colombia, areyes@sgc.gov.co

Astrid Sandoval Martínez Servicio Geológico Colombiano, Bogotá D.C., Colombia, asandoval@sgc.gov.co

Gloria Ruiz Peña Servicio Geológico Colombiano, Bogotá D.C., Colombia, gruiz@sgc.goc.co

RESUMEN

A raíz del flujo de detritos del 31 de marzo de 2017 de Mocoa-Putumayo, el Servicio Geológico

Colombiano realizó una serie de estudios enfocados a la zonificación de amenaza por movimientos

en masa tipo flujo. Para tal fin analizó la geología, geomorfología, morfometría e hidrología de las

cuencas estudiadas, mediante el uso de técnicas digitales, modelos de elevación, imágenes de sensores remotos, modelación hidráulica y control de campo, permitiendo caracterizar y zonificar la amenaza. En este artículo se hace referencia particular al análisis de las condiciones geomorfológicas de las microcuencas involucradas en el evento y la evaluación de algunos índices morfométricos. Con base en los resultados, se evidenció una deformación tectónica alta, esta deformación presenta una correlación con la tectónica activa de la región y las condiciones geomecánicas del material presente (monzogranito de Mocoa), relacionándolo con la fluviotorrencialidad histórica en la región detonada por la alta precipitación del piedemonte amazónico.

PALABRAS CLAVE

Amenaza por movimientos en masa, Flujo de Detritos, FLO2D_Pro®, Índices morfométricos, Tectónica, Monzogranito de Mocoa.

1

INTRODUCCIÓN

El Servicio Geológico Colombiano (SGC), elaboró el estudio de zonificación de amenaza por movimientos en masa tipo flujo, escala 1:5.000, de las cuencas de las quebradas Taruca, Taruquita, San Antonio y El Carmen y los ríos Mulato y Sangoyaco en el municipio de Mocoa

departamento del Putumayo, Colombia, a raíz del flujo de detritos o avenida torrencial presentada

el 31 de marzo de 2017. Este flujo transportó y

removilizó material de antiguos abanicos, lodo y capa vegetal, causando la pérdida de 335 vidas

humanas, 398 heridos, destruyó 48 barrios y 1.461 viviendas, la subestación eléctrica y dos acueductos, además de los daños ambientales, lo

que afectó sustancialmente la economía regional del departamento del Putumayo.

Este trabajo integra los resultados de la calibración hidráulica del flujo de detritos, el análisis geomorfométrico y geomorfológico de las microcuencas y la zonificación de amenaza por movimientos en masa tipo flujo.

1.1 Localización

El municipio de Mocoa se encuentra ubicado al noroccidente del departamento del Putumayo, sur de Colombia, desde el piedemonte amazónico a la altura del Nudo de Los Pastos, con una extensión aproximada de 1.330 Km 2 . El área de

XIX Congresso Brasileiro de Mecânica dos Solos e Engenharia Geotécnica Geotecnia e Desenvolvimento Urbano COBRAMSEG 2018 – 28 de Agosto a 01 de Setembro, Salvador, Bahia, Brasil ©ABMS, 2018

estudio comprende las microcuencas que hicieron parte de la avenida torrencial del 31 de marzo que corresponde a: las quebradas San Antonio, Taruquita, Taruca, El Carmen y los ríos Sangoyaco y Mulato cubriendo un área total de 4.678 Ha (46,8 Km 2 ). (Figura 1).

un área total de 4.678 Ha (46,8 Km 2 ). (Figura 1). Figura 1. Localización del

Figura 1. Localización del área de estudio.

2

INSUMOS

La

zonificación de amenaza por movimientos en

masa tipo flujo y el cálculo de los índices morfométricos se generaron sobre un modelo digital del terreno, DTM GeoSAR, con resolución de 5 metros, ajustado por el SGC a partir de las secciones transversales suministradas por el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) sede Mocoa, para los cauces de los ríos Sangoyaco, Mulato y quebrada Taruca. Así mismo, con este insumo se generó la delimitación de las microcuencas en estudio y

para el sistema de drenaje, distancias, longitudes tanto del cauce principal como de los afluentes y parámetros de elevaciones, del punto más alejado

del cauce, del punto de la salida y su promedio.

Los hidrogramas básicos y las series de registros pluviómetros utilizados para la construcción del análisis regional del comportamiento de la lluvia y del modelo hidráulico fueron obtenidos a partir de la información del Instituto de Hidrología,

Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM),

a través del servicio de suministro de información en línea.

2 ASPECTOS GENERALES

Las microcuencas de las quebradas Taruca, Taruquita, San Antonio y El Carmen, conforman un abanico aluvial que se extiende por un área de aproximadamente 15 Km 2 , sobre el cual se han depositado diferentes pulsos de material fluviotorrencia; parte de la ciudad de Mocoa se encuentra sobre este depósito de abanico.

Este abanico aluvial está constituido por depósitos cuyo origen se ha relacionado directamente con la disponibilidad de material del Monzogranito de Mocoa, especialmente por procesos asociados con la actividad tectónica, en este caso particular, la influencia de la Falla Mocoa - La Tebaida. (Figura 2). Esta falla controla no sólo la exhumación del Monzogranito de Mocoa, sino que induce un patrón de fracturamiento intenso.

Mocoa, sino que induce un patrón de fracturamiento intenso. Figura 2. Bloque diagrama estructural Mocoa. El

Figura 2. Bloque diagrama estructural Mocoa.

El clima de la zona presenta precipitaciones medias anuales entre 3.194 y 4.673 mm propias del piedemonte amazónico, que contribuyen a procesos de meteorización de las rocas y ciclos sedimentarios de agradación - disectación (e.g. Harvey et al., 2005; Blair y McPherson, 2009; Quigley et al., 2007), dando origen a la formación de suelos residuales con espesores de hasta 5 m, que posteriormente son removilizados por flujos detonados por precipitaciones intensas.

XIX Congresso Brasileiro de Mecânica dos Solos e Engenharia Geotécnica Geotecnia e Desenvolvimento Urbano COBRAMSEG 2018 – 28 de Agosto a 01 de Setembro, Salvador, Bahia, Brasil ©ABMS, 2018

Es importante resaltar que después de ocurrido el flujo de detritos, el SGC realizó actividades de campo para obtener información detallada de los depósitos y la dinámica propia del evento. Como resultado se identificó que los movimientos en masa y formación de depósitos, dieron lugar por lo menos a cinco represamientos (parciales y totales) en la quebrada Taruquita y tres en la quebrada Taruca. En cada uno de estos represamientos, la formación de un embalse representó la acumulación de energía potencial la cual se transformó en energía cinética al momento de la ruptura, no sólo aumentando la velocidad del flujo, sino también la capacidad de éste para removilizar material grueso del cauce (Figura 3). Debido a las condiciones de los canales se estima que los embalses en las quebradas Taruca y Taruquita no superaron los 25.000 m3, sin embargo, la detonación en secuencia de estos movimientos le permitió adquirir un volumen y velocidad considerable en poco tiempo (una hora) a una corta distancia del casco urbano.

tiempo (una hora) a una corta distancia del casco urbano. Figura 3. Bloque típico movilizado, quebrada

Figura 3. Bloque típico movilizado, quebrada Taruca debajo de confluencia con quebrada Taruquita.

Al momento de la ruptura del primer represamiento, el aumento en la concentración del material granular y la transición de la energía potencial en energía cinética, llevaron a que el flujo adquiriera velocidad y capacidad para romper los represamientos aguas abajo, produciendo un efecto dominó que incrementó la concentración de sólidos, permitiendo fácilmente el cambio del flujo de agua a flujo hiperconcentrado y de éste a flujo de detritos. De

acuerdo a las observaciones, la quebrada Taruquita generó al menos tres pulsos que aportaron grandes volúmenes de material sobre el cauce de la quebrada Taruca, material que posteriormente fue removilizado por el flujo principal a la altura de la confluencia de ambos cauces. (Figura 4).

a la altura de la confluencia de ambos cauces. (Figura 4). Figura 4. Gradación del material

Figura 4. Gradación del material del flujo de detritos sobre el lecho de la quebrada Taruca horas después del evento del 31 de marzo de 2017.

Los registros históricos recientes de avenidas torrenciales datan del año 1947 para el río Mulato y del año 1960 para la quebrada La Taruca, sin embargo, los depósitos sobre los cuales hoy se emplaza parte de la zona urbana del municipio de Mocoa corresponden a depósitos de cientos de años. Según Jojoa (2003) y Robertson y Castiblanco (2011), la ocurrencia de al menos seis eventos en el río Mulato, tres en la quebrada Sangoyaco y tres en la quebrada Taruca desde 1947, han dejado en algunos casos víctimas, personas damnificadas y daños económicos.

3. ANÁLISIS MORFOMÉTRICO

Los índices morfométricos permiten realizar la caracterización espacio temporal de las propiedades morfométricas de las cuencas hidrográficas y de las redes de drenaje y son útiles en la identificación de áreas con alta deformación tectónica. Se calculan a partir de información topográfica, fotografías aéreas e imágenes de satélite y modelos digitales de

XIX Congresso Brasileiro de Mecânica dos Solos e Engenharia Geotécnica Geotecnia e Desenvolvimento Urbano COBRAMSEG 2018 – 28 de Agosto a 01 de Setembro, Salvador, Bahia, Brasil ©ABMS, 2018

elevación

(DEM),

(Keller

y

Pinter,

1996).

pronunciado en pendiente y (Ls) es la línea recta

(Figura 5).

al frente de montaña.

es la línea recta (Figura 5). al frente de montaña. Figura 5. Microcuencas de la zona

Figura 5. Microcuencas de la zona de estudio asociadas con evento del 31 de marzo de 2017.

Para comprender e interpretar el comportamiento morfodinámico e hidrológico de las microcuencas hidrográficas involucradas en el flujo de detritos del 31 de marzo de 2017, se analizaron varios índices morfométricos, entre los que se destacan: Sinuosidad del Frente Montañoso (Smf), Hipsometría de la cuenca de drenaje (Curva Hipsométrica (CH) e integral Hipsométrica (IH), Factor de asimetría de la cuenca (FA) e índice de Hack (SL), los cuales permiten detectar la presencia de deformaciones tectónicas actuales asociadas con el evento en estudio.

3.1 Sinuosidad del Frente de Montaña (Smf)

Este índice refleja el balance entre las fuerzas erosivas que tienden a cortar en bahías dentro del frente de montaña y las fuerzas tectónicas que tienden a producir un frente recto coincidente con una falla activa, los frentes montañosos con tectónica activa y levantamiento son relativamente rectos, con valores cercanos a 1.0 de Smf. (Keller & Pinter, 1996).

Smf =

Lmf

Ls

(1)

Donde (Smf) es la sinuosidad del frente de montaña, (Lmf) es el largo del frente de montaña a lo largo del pie de la montaña, y el quiebre

En la figura 6, se presenta los valores del índice de sinuosidad del frente montañoso, para las microcuencas de la zona de estudio.

montañoso, para las microcuencas de la zona de estudio. Figura 6. Índice de sinuosidad del frente

Figura 6. Índice de sinuosidad del frente montañoso asociado a la Falla Mocoa-La Tebaida.

Los resultados de este índice cuantifican la proximidad del frente a la morfología rectilínea, que está asociado a la Falla Mocoa- La Tebaida, con valores muy cercanos a 1.0, que representan un frente altamente activo, a lo que se concluye que la falla Mocoa – La Tebaida es activa y da lugar a este frente casi recto.

3.2 Curva Hipsométrica (IH)

La curva hipsométrica describe para una cuenca de drenaje, la distribución de las elevaciones a través de un área de terreno, (Keller & Pinter, 1996). Esta curva representa la relación entre el área de la superficie por encima de una elevación dada y el área total de la cuenca y la proporción entre la altura relacionada a la superficie y la altura total de la cuenca.

En la zona de estudio las curvas hipsométricas obtenidas presentan una forma general de “S”, la cual inicia con una superficie cóncava en la parte superior y termina con una forma convexa en su sección inferior. Los valores obtenidos significan que las cuencas

XIX Congresso Brasileiro de Mecânica dos Solos e Engenharia Geotécnica Geotecnia e Desenvolvimento Urbano COBRAMSEG 2018 – 28 de Agosto a 01 de Setembro, Salvador, Bahia, Brasil ©ABMS, 2018

Taruca baja, Sangoyaco bajo, El Carmen y Mulato son cuencas con un relieve maduro, donde existe un equilibrio entre el levantamiento tectónico y la incisión de los drenajes. Los procesos de agradación y degradación tienden al equilibrio, sin embargo, queda material por erosionarse en las partes altas de las microcuencas Taruca y Sangoyaco, lo que indica una transición de estas microcuencas de maduras a juveniles o activas. Las curvas de la quebrada San Antonio y del río Mocoa Centro presentan un relieve senil, donde la mayor parte del área se concentra en las partes bajas ya que la fase del drenaje se encuentra en la zona plana. La relación sedimentación es mayor que la erosión.

En la Figura 7, se muestra el resultado de aplicar la metodología a las microcuencas del área de estudio, definiendo que las microcuencas de San Antonio y Mocoa Centro se comportan como cuencas cóncavas con datos de IH de 0.33 a 0.29 respectivamente. El material erosionado que viene de las partes altas ya ha sido depositado en esta zona. Las cuencas de los ríos Sangoyaco y Mulato y la quebrada Taruca son cuencas maduras o modernas, con valores IH de 0.44 a 0.56 que concuerdan muy bien y se relacionan con cuencas cóncavas.

concuerdan muy bien y se relacionan con cuencas cóncavas. Figura 7. Valor de Curva hipsométrica normalizada

Figura 7. Valor de Curva hipsométrica normalizada para las cuencas. Curva teórica en rojo.

3.3 Factor de Asimetría Normalizado (AF).

El factor de asimetría fue desarrollado para detectar basculamientos tectónicos perpendiculares a la dirección del drenaje principal, sobre cuencas de drenaje en áreas

extensas (Keller & Pinter, 1996).

AF

=

100

Ar

At

(2)

Donde, Ar es el área de la cuenca hacia la derecha del río aguas abajo y At es el área total de la cuenca. Si el índice AF es igual a 50, se trata de una cuenca simétrica, sin basculamiento, si el índice AF es mayor o menor de 50 sugiere un basculamiento de la cuenca (Keller & Pinter,

1996).

Los resultados del factor de asimetría de las microcuencas en la parte occidental alta de los ríos Mulato y Sangoyaco las definen como cuencas simétricas, sin basculamiento. Mientras que las cuencas de las Quebradas San Antonio, parte alta de la quebrada Taruca presentan basculamiento hacia el sur-sureste y la quebrada El Carmen, es fuertemente asimétrica presentando basculamiento hacia el sur. En este análisis se observa una dirección de basculamiento de la quebrada Taruca hacia el noreste, allí la quebrada cambia su curso dirigiéndose hacia el sureste donde desemboca al río Sangoyaco. (Figura 8).

el sureste donde desemboca al río Sangoyaco. (Figura 8). Figura 8. Índice de Asimetría de las

Figura 8. Índice de Asimetría de las microcuencas del área. (Las flechas indican la dirección del basculamiento).

Este basculamiento hacia el noreste explica el acercamiento de las quebradas Taruca y San Antonio, donde los sedimentos de los flujos torrenciales que se canalizan por la quebrada

XIX Congresso Brasileiro de Mecânica dos Solos e Engenharia Geotécnica Geotecnia e Desenvolvimento Urbano COBRAMSEG 2018 – 28 de Agosto a 01 de Setembro, Salvador, Bahia, Brasil ©ABMS, 2018

Taruca sobrepasan el canal en eventos extremos, trasvasándose hacia el cauce de la quebrada San Antonio.

3.4 Longitud vs. Gradiente de corriente o índice de Hack (SL).

El índice de gradiente de longitud de corriente es la relación de la pendiente del canal y la longitud total de la misma. El índice SL es muy sensible a cambios en la pendiente del canal y esta sensibilidad permite la evaluación de las posibles relaciones entre actividad tectónica, resistencia de la roca y topografía (Hack, 1973). Valores anómalos pueden indicar levantamientos tectónicos. (Figura 9).

SL

=

L

H

L

(3)

(Figura 9). SL = L    H    L (3) Figura 9.

Figura 9. Índice de Hack (SL) para las cuencas de la zona de estudio.

El análisis de los perfiles de las corrientes con el índice de Hack, presenta las anomalías en el perfil que permiten identificar posibles eventos de tectónica reciente o en detectar cambios en la litología y/o procesos de pendiente (resistencia a la erosión, flujos de tierra, caídas de roca, deslizamientos).

Los resultados de este índice plantean la evaluación de cada uno de los valores obtenidos en los segmentos de los cauces, de los cuales se

puede deducir que los valores más altos se presentan a lo largo del cauce del río Mulato en la sierra estructural, asociados a los cambios de calidad del macizo rocoso y a la zona de influencia de la Falla Mocoa-La Tebaida, donde se presentan cambios abruptos.

Se presentan valores altos en el río Sangoyaco, que corresponde al cambio litológico entre los conglomerados del miembro superior de la formación Pepino y las lodolitas del miembro medio de la formación Pepino. El valor más alto se obtuvo en el perfil del río Mulato, en el cambio de pendiente (escarpe) sobre el contacto de flujos de detritos y del contacto hacia el río Mocoa de la terraza y la planicie aluvial respectivamente.

4.

HIDRÁULICO

ANÁLISIS

HIDROLÓGICO

E

4.1 Análisis hidrológico regional.

El análisis hidrológico se basó en 6 estaciones pluviométricas: Acueducto, Campucana, Pto Limón, Condagua, Patocayo, Torre TV y San Francisco; la estación Acueducto además cuenta con un pluviógrafo que registra valores minutales. Los registros y series de tiempo fueron depurados estadísticamente a partir de procesos de completitud, aleatoriedad, validez y curvas de doble masa.

completitud, aleatoriedad, validez y curvas de doble masa. Figura 10. Histograma de precipitación media mensual

Figura 10.

Histograma de precipitación media mensual

multianual.

La serie homogénea de datos se consideró desde el año 1985 hasta el 2016, donde se encontró que la precipitación en el área de

XIX Congresso Brasileiro de Mecânica dos Solos e Engenharia Geotécnica Geotecnia e Desenvolvimento Urbano COBRAMSEG 2018 – 28 de Agosto a 01 de Setembro, Salvador, Bahia, Brasil ©ABMS, 2018

estudio, se caracteriza por tener una sola temporada de lluvias que se extiende desde el mes de marzo a septiembre, con valores hasta de 764 mm/mes. (Figura 10).

La distribución espacial para la precipitación media presenta valores que van desde 3.196 mm/año a 5.391 mm/año (figura 11), mientras que la precipitación máxima en 24 horas fluctúa entre 122 mm/día hasta 212 mm/día. (Figura 12).

fluctúa entre 122 mm/día hasta 212 mm/día. (Figura 12). Figura 11. Isoyeta de precipitación media en

Figura 11. Isoyeta de precipitación media en mm/año

12). Figura 11. Isoyeta de precipitación media en mm/año Figura 12. Isoyeta de precipitación máxima en

Figura 12. Isoyeta de precipitación máxima en 24 horas.

4.2 Análisis hidráulico.

4.2.1 Condiciones de borde.

Este análisis incluyó la selección y revisión de la información pluviométrica y pluviográfica de la estación Acueducto que permitiera calibrar y modelar un flujo de detritos en condiciones similares a las del que afectó el municipio de Mocoa el 31 de marzo de 2017, de la cual se

obtuvieron los hidrogramas de entrada, a los que se adicionaron diferentes concentraciones volumétricas de solidos variando desde el 30% hasta 45%.

Por otra parte, y como insumo básico para la modelación se tuvo el modelo digital del terreno MDT con resolución es de 5 metros, originado por el sensor GeoSAR. Las mallas definidas para interpolación de elevaciones en el modelo hidráulico fueron de 10 m x 10 m para la calibración del evento y de 6 m x 6 m para la modelación final y zonificación de amenaza por movimientos en masa tipo flujo, ambas sobre el área que integra las microcuencas de las quebradas Taruca, Taruquita, San Antonio, El Carmen y río Sangoyaco en un área de 2.410 hectáreas; la segunda área es integrada por la cuenca del río Mulato en un área de 1.894 hectáreas. (Figura 13).

río Mulato en un área de 1.894 hectáreas. (Figura 13). Figura 13. Vista isométrica de los

Figura 13. Vista isométrica de los cauces y microcuencas en estudio. Fuente: GeoSpatial - CORPOAMAZONÍA.

Es de resaltar que las microcuencas en estudio no están instrumentadas, por lo que la calibración de este flujo de detritos se restringió a la comparación de las áreas afectadas, obtenidas en campo, con las modeladas en el software FLO2D_Pro® después de diferentes modelaciones que integraron el análisis.

4.2.2 Modelo Matemático del FLO2D_Pro®

FLO2D_Pro® es una herramienta que integra un modelo bidimensional de diferencias finitas que simula flujo de fluidos no-newtonianos, como aludes torrenciales. El modelo está conformado

XIX Congresso Brasileiro de Mecânica dos Solos e Engenharia Geotécnica Geotecnia e Desenvolvimento Urbano COBRAMSEG 2018 – 28 de Agosto a 01 de Setembro, Salvador, Bahia, Brasil ©ABMS, 2018

por diferentes componentes entre los que se encuentra la representación matemática de los procesos físicos que gobiernan a los flujos hiperconcentrados de sedimentos como el flujo de lodos y escombros, permite además simular flujos en topografías complejas, así como el intercambio de fluido entre los canales y conos de deyección; modela también flujo de agua y una amplia gama de flujos hiperconcentrados como avenidas de lodo, flujos de lodo y flujos de detritos.

Este software simula el comportamiento del flujo, en un régimen de flujo no permanente y variado, lo que implica, que es capaz de reproducir el comportamiento de una onda de creciente tanto de agua, como de agua y sedimentos (flujos hiperconcentrados, de lodos y de detritos).

4.2.3 Limitaciones del modelo FLO2D_Pro®

El programa considera una geometría de fondo fijo (es decir, la altura topográfica de cada celda es constante), de manera que no se puede considerar el efecto de socavación que se puede producir en estos fenómenos tanto en el cauce y márgenes como en las planicies de inundación.

La precisión en los resultados obtenidos, radica en la calidad de la información, especialmente en la topografía ajustada al DTM, dado que el software genera una malla de cálculo donde se interpolan las elevaciones, cuya geometría es fija y de forma cuadrada. Es importante considerar que la precisión del modelo depende del tamaño de la celda (de interpolación de elevaciones) utilizada, es decir, mientras menor sea ésta, más precisos son los resultados. Los valores máximos para concentración volumétrica de sedimento son del 45% ya que las modelaciones que incluyen valores por encima de este umbral presentan problemas en el transito del fluido, cambiando su comportamiento sustancialmente.

4.2.4 Lluvia de diseño y calibración del modelo

Con el hidrograma obtenido se estructuró la distribución de precipitación dentro de un tiempo igual a 11,1 horas, que corresponde al tiempo de duración del evento desde los primeros milímetros registrados hasta que cesó la lluvia. A cada uno de los valores de precipitación distribuida se les asignó un valor de concentración volumétrica de sedimentos expresada en % con valores desde 30% hasta 45%, definidos a partir del análisis granulométrico de laboratorio (reología del flujo). (Figura 14).

de laboratorio (reología del flujo). (Figura 14). Figura 14. Hidrograma de diseño. Con las evidencias

Figura 14. Hidrograma de diseño.

Con las evidencias encontradas en campo se definieron 9 hidrogramas para el modelo, en los sitios donde se detectaron represamientos, con el fin de estimar un orden de magnitud del volumen transitado por el flujo de detritos observado sobre 13 secciones, siete (7) en la quebrada Taruca, dos (2) en la quebrada Taruquita, una (1) en la quebrada San Antonio, una (1) el río Sangoyaco y una (1) el río Mulato. (Figuras 15 y 16).

río Sangoyaco y una (1) el río Mulato. (Figuras 15 y 16). Figura 15. Punto de

Figura 15. Punto de represamiento sobre la quebrada El Carmen.

XIX Congresso Brasileiro de Mecânica dos Solos e Engenharia Geotécnica Geotecnia e Desenvolvimento Urbano COBRAMSEG 2018 – 28 de Agosto a 01 de Setembro, Salvador, Bahia, Brasil ©ABMS, 2018

El valor del área afectada caracterizado en campo es del orden de 2.398.645 m 2 , mientras que los valores obtenidos en las simulaciones van desde 1.486.400 m 2 con un escenario sin lluvia y tránsito de 6 represamientos sin sedimento, hasta 2.627.800 m 2 que corresponde a un escenario de 9 represamientos con carga de sedimentos con porcentaje de concentración volumétrica desde el 30% hasta 45%.

de concentración volumétrica desde el 30% hasta 45%. Figura 16. Sección de diseño sobre la quebrada

Figura 16. Sección de diseño sobre la quebrada Taruca, en una malla de 10 x 10. Caudal transitado de 362 m3/s. Fuente: GeoSpatial - CORPOAMAZONÍA.

Este último escenario se acerca al 91% del área caracterizada en campo, por lo fue seleccionado para realizar la simulación final y zonificación de amenaza de movimientos en masa tipo flujo.

5. ZONIFICACIÓN DE AMENAZA POR MOVIMIENTOS EN MASA TIPO FLUJO.

Con el uso del modelo FLO2DPro® y su módulo Mapper®, se obtuvieron los mapas de amenaza por movimientos en masa tipo flujo, donde se combinan factores como la velocidad, altura de flujo y energía, para obtener el mapa de zonificación bajo los criterios de una metodología revisada e incluida por el autor del software (J O´Brien), que se basa principalmente en el riesgo directo de personas expuestas a inundaciones e incluye un “factor de detritos” que puede tomar diferentes valores de acuerdo al tipo de evento que se analiza.

A partir del escenario seleccionado se procede con la modelación final que se realizó sobre una malla de 6 m x 6 m y con control de tránsito sobre

las 11 secciones de diseño, donde se obtuvieron valores de caudal que van desde 55 m 3 /s hasta 220 m 3 /s, con velocidades de 10 km/h a 62 km/h, con profundidades de 1,3 m a 11,7 m y momento de fuerza máxima sobre las márgenes de hasta 320.000 Kg-m. Con un material movilizado de 2.123.583 m 3 en un porcentaje de concentración de sólidos del 45% para la microcuenca integrada de las quebradas Taruquita, Taruca, San Antonio

y El Carmen. Para la cuenca del río Mulato se obtuvieron valores de 1.681.800 m 3 con un

porcentaje de concentración de sólidos del 45%

y velocidades 10.8 km/h a 53 km/h. (Figura 17).

del 45% y velocidades 10.8 km/h a 53 km/h. (Figura 17). Figura 17. Hidrograma tipo obtenido

Figura 17. Hidrograma tipo obtenido por la modelación FLO2DPro®. (Cuenca integrada).

6. CONCLUSIONES

La obtención de los parámetros e índices morfo- métricos permitió comprender e interpretar el comportamiento morfodinámico e hidrológico de las microcuencas hidrográficas involucradas:

ríos Mulato y Sangoyaco, quebradas, Taruquita, Taruca, San Antonio y El Carmen. Estas microcuencas están afectadas estructuralmente, con fallas regionales que afectan su curso, dando lugar a un frente montañoso activo. Además, presentan una alta capacidad de erosión y por tanto una alta capacidad de aporte y deposición de sedimentos hacia las zonas más bajas, conformando el abanico fluviotorrencial.

Desde el punto de vista hidrológico- hidráulico, las incertidumbres son muy altas ya que como se mencionó las condiciones geológico-estructurales controlan en gran medida la magnitud y recurrencia de las avenidas torrenciales que se puedan presentar en el área, por otra parte, el no tener cuencas instrumentadas hace que no se conozca con certeza el

XIX Congresso Brasileiro de Mecânica dos Solos e Engenharia Geotécnica Geotecnia e Desenvolvimento Urbano COBRAMSEG 2018 – 28 de Agosto a 01 de Setembro, Salvador, Bahia, Brasil ©ABMS, 2018

comportamiento del factor agua y como entra a controlar el modelo.

Es claro que la herramienta computacional FLO2D_Pro® al no integrar un módulo geomorfológico no permite modelar la socavación lateral y de fondo que es la principal característica del evento del 31 de marzo de 2017, igualmente este tipo de eventos y su tránsito caótico hacen que cualquier sistema computacional sea insuficiente a la hora de modelar avenidas torrenciales como ésta.

De acuerdo a lo anterior, se propone en este documento, integrar al modelamiento hidrológico-hidráulico la geomorfología detallada, donde se extraen valores de área de afectación y se combinan con las velocidades, caudales, alturas y energía transitadas con la herramienta computacional obteniendo el mapa final de amenaza, complementado a su vez con el análisis estructural que integra el estudio de los índices morfométricos. (Figura 18).

el estudio de los índices morfométricos. (Figura 18). Figura 18. Mapa Integrado de Amenaza por Movimientos

Figura 18. Mapa Integrado de Amenaza por Movimientos en Masa y Avenidas Torrenciales del Área Urbana, Periurbana y de Expansión del Municipio de Mocoa.

AGRADECIMIENTOS

El Servicio Geológico Colombiano agradece de manera especial las personas que acompañaron las labores de campo, a las entidades que hicieron parte de la mesa técnica para la reconstrucción de Mocoa: a los Ministerio de Minas, Ministerio de Ambiente, Ciudad y Desarrollo, CORPOAMAZONIA, Alcaldía de Mocoa, Gobernación del Putumayo, a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

En memoria a las personas fallecidas y desaparecidas en la catástrofe del 31 de marzo de

2017.

REFERENCIAS

Blair, t.c., McPherson, J.G., 2009. Processes and Forms of Alluvial Fans, En: A.J., Parsons, A.D., Abrahams (eds.) 2009. Geomorphology of Desert Environments, Springer, 2nd edition, Netherlands, p413-467.

GeoSpatial. 2017. Ortofomosaico. CORPOAMAZONÍA.

Hack, 1973. Stream-profile analysis and stream-gradient index. Journal of Research of the U.S. Geological Survey.

Harvey, a., Mather, a., Stokes, m., 2005. Alluvial fans:

geomorphology, sedimentology, dynamics- introduction. Geological Society, London, Special Publications, p.251, 1-7.

IDEAM,

atencionalciudadano@ideam.gov.co,

(http://hydras3.ideam.gov.co/LOGIN.HTM)

Jojoa, O.A., 2003. Análisis de amenazas y vulnerabilidad geológica en la cuenca de la quebrada Taruca y Sangoyaco para el área rural, sub-urbana y urbana de la población de Mocoa, Departamento del Putumayo, CORPOAMAZONÍA, Mocoa, p82.

J O´Brien. 1986. Software FLO-2D®.

Keller & Pinter. 1996 Active Tectonics Earthquakes, Uplift, and landscape.

Quigley, M.C., Sandiford, M., Cupper, M.L., 2007. Distinguishing tectonic from climatic controls on

range-front sedimentation. Basin Research, p19, p491-

505.