Está en la página 1de 13

Lima, 26 de septiembre de 2019

Señor
Paulo Abrão
Secretario Ejecutivo
Comisión Interamericana de Derechos Humanos
1889 F Street, NW
Washington DC, 20006

De nuestra mayor consideración:

Mediante la presente, interpongo ante la Comisión Interamericana de Derechos


Humanos (en adelante “la Comisión” o “la CIDH”), una denuncia en contra de la
República de Perú, por las presuntas violaciones de derechos humanos contemplados
en los artículos 13, 8 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos,
con relación a los artículos 1.1 y 2 de la misma, Convención, en agravio de Erick
Américo Iriarte Ahon.

Así, a fin de poder sistematizar adecuadamente los requisitos contenidos en la


reglamentación dispuesta por los artículos 31, 32 y 33 de la Convención Americana de
Derechos Humanos (CADH) y 28 del reglamento de la CIDH, a continuación
concretaremos la petición respetando el formato propuesto en el formulario elaborado
por el Secretariado Ejecutivo de dicho organismo, sin perjuicio de las aclaraciones y/o
ampliaciones que puedan requerirse en el curso del trámite de la petición.

I. PERSONA, GRUPO DE PERSONAS U ORGANIZACIÓN QUE


PRESENTAN LA PETICIÓN

La presente petición es presentada por el Estudio Iriarte & Asociados, el mismo que
se encuentra constituido bajo las leyes peruanas como una Sociedad Civil de
Responsabilidad Limitada; y se encuentra debidamente representado por su Gerente
General Erick Américo Iriarte Ahon.

Respecto a la dirección de correo e información de contacto de esta representación,


es la siguiente:

Estudio Iriarte & Asociados


Jirón Santa Rosa N° 191 Of. 501, Cercado de Lima, Perú
Teléfono: (+511) 203-5400
Correos electrónicos: contacto@iriartelaw.com

1


v ¿Desea usted que la CIDH mantenga su identidad como peticionario en
reserva durante el procedimiento?
No es necesario.

II. NOMBRE Y DATOS DE LA VÍCTIMA

La víctima del presente caso es Erick Américo Iriarte Ahon, identificado con
Documento Nacional de Identidad N°. Sus datos de contacto
son:

Domicilio real: .
Teléfono
Correo electrónico

III. ESTADO DENUNCIADO

La presente petición es interpuesta contra la República del Perú, miembro de la


Organización de Estados Americanos, Estado parte de la Convención Americana
sobre Derechos Humanos.

IV. HECHOS DENUNCIADOS

El día 07 de mayo de 2015, el Sr. Erick Americo Iriarte Ahon (en adelante “el
peticionario”), intentó acceder al perfil de Twitter del entonces Presidente del Consejo
de Ministros, Sr. Pedro Álvaro Cateriano Bellido, quien se encuentra registrado en
dicha red social como “@PcaterianoB”. Sin embargo, se percató que había sido
bloqueado por dicho usuario, apareciendo el siguiente mensaje:

“You are blocked from following @PCaterianoB‘s and viewing


@PCaterianoB‘s Tweets”

Twitter es una red social que ofrece el servicio de microbloggin y es empleada como
un canal de información público, ya que los “tweets” y “retweets” son visibles
públicamente por defecto, incluso por quienes no se encuentran registrados como
usuarios. Al “twitear”, de acuerdo a los términos y condiciones del servicio ofrecido por
Twitter, el usuario acepta que la información que emite sea difundida con el resto del
mundo:

“Al enviar, publicar o mostrar Contenido a través de los Servicios, nos otorga una licencia
mundial, no exclusiva, libre del pago de derechos (con derecho a sublicencia) para usar,
copiar, reproducir, procesar, adaptar. modificar, publicar, transmitir, mostrar y distribuir

2


dicho Contenido en todos y cada uno de los medios de comunicación o métodos de
distribución posibles (conocidos ahora o desarrollados con posterioridad). Esta licencia nos
autoriza a poner su Contenido a disposición del resto del mundo y a permitir que otros
1
hagan lo mismo.”

Del mismo modo, la Política de Privacidad de Twitter establece expresamente que


“Twitter es público y los tuits pueden ser vistos y buscados por cualquier persona en
todo el mundo”2. Sin embargo, los usuarios pueden optar por “proteger su tweets”, en
cuyo caso les llegará una notificación para aceptar o rechazar seguidores.

El perfil del entonces Presidente del Consejo de Ministros -@PCaterianoB- no tenía


protegido sus “tweets”, habiendo aceptando dicho funcionario, de acuerdo a los
términos y condiciones de Twitter, a hacerlos públicos con todo el mundo.

Cabe señalar que, si bien se trata de una cuenta personal, la misma era utilizada
constantemente por el entonces Presidente del Consejo de Ministros para informar a
sus seguidores sobre actos de gobierno u opinar sobre ellos, expresar la posición del
gobierno respecto a temas de interés público y dirigirse a otras autoridades o instituciones
del Estado.

Siendo esto así, el perfil del entonces Presidente del Consejo de Ministros constituía
un foro público de libre acceso a todos los ciudadanos y ciudadanas, permitiéndoseles
leer, opinar e interactuar con el funcionario, por lo que el bloqueo al peticionario sin
motivo o justificación alguna constituye un acto discriminatorio en su perjuicio.

Ante ello, al ver el peticionario lesionado su derecho a las libertades de información y


de expresión y su derecho de acceso a la información, interpuso con fecha 22 de
mayo de 2015 una demanda de amparo, solicitando se ordene el cese de la violación
a sus derechos. Dicho proceso culminó el 04 de septiembre de 2019, es decir, cuatro
años y cuatro meses después con la sentencia del Tribunal Constitucional recaída en
el Exp. Nº 00442-2017-AA.

El Tribunal Constitucional, mediante sentencia en mayoría, declaró infundada la


demanda señalando que “la transmisión de información de asuntos de interés público
a través de canales personales no está sometida a las mismas exigencias de acceso
propias de canales oficiales” y que obligar a un funcionario público a desbloquear a
a alguien vulneraría su libertad personal.

Frente a dicha sentencia, no procede recurso alguno en la legislación nacional


para salvaguardar los derechos conculcados.

1
Términos del Servicio. Disponibles en: https://twitter.com/es/tos (enlace consultado el 08 de septiembre de
2019)
2
Política de privacidad. Disponible en: https://twitter.com/es/privacy (enlace consultado el 08 de septiembre de
2019)

V. AUTORIDADES RESPONSABLES

Conforme a los hechos antes descritos, las autoridades responsables de la violación


de los derechos del Sr. Erick Américo Iriarte Ahon son:

- El entonces Presidente del Consejo de Ministros, Sr. Pedro Álvaro Cateriano


Bellido, por restringir su derecho de a las libertades de información y de
expresión.

- El Poder Judicial y el Tribunal Constitucional, por negarse a proveer un recurso


rápido y efectivo al peticionario, dentro de un plazo razonable.

VI. DERECHOS VIOLADOS

Se alega la violación del derecho a la libertad de expresión, reconocido en el


artículo 13° de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos, en los siguientes
términos:

“Artículo 13. Libertad de Pensamiento y de Expresión


1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho
comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin
consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o
por cualquier otro procedimiento de su elección.
2. El ejercicio del derecho previsto en el inciso precedente no puede estar sujeto a previa
censura sino a responsabilidades ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por
la ley y ser necesarias para asegurar:
a) el respeto a los derechos o a la reputación de los demás, o
b) la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral
públicas.
3. No se puede restringir el derecho de expresión por vías o medios indirectos, tales como
el abuso de controles oficiales o particulares de papel para periódicos, de frecuencias
radioeléctricas, o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por
cualesquiera otros medios encaminados a impedir la comunicación y la circulación de ideas
y opiniones.
4. Los espectáculos públicos pueden ser sometidos por la ley a censura previa con el
exclusivo objeto de regular el acceso a ellos para la protección moral de la infancia y la
adolescencia, sin perjuicio de lo establecido en el inciso 2.
5. Estará prohibida por la ley toda propaganda en favor de la guerra y toda apología del
odio nacional, racial o religioso que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra
acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, por ningún motivo,
inclusive los de raza, color, religión, idioma u origen nacional”.

Ello, debido a que a través del bloqueo al peticionario por parte de un funcionario
público en Twitter se le ha restringido su derecho a expresarse en y opinar sobre los

4


“tweets” publicados por el funcionario público, así como también se le ha restringido
su derecho a buscar y recibir información de carácter público e interés general,
mediante un acto arbitrario, discriminatorio, innecesario y desproporcional.

Al respecto, la Corte Interamericana ha establecido que el artículo 13° de la


Convención comprende “no sólo el derecho y la libertad de expresar su propio
pensamiento, sino también el derecho y la libertad de buscar, recibir y difundir
informaciones e ideas de toda índole”3.

Este derecho debe ser respetado y garantizado por el Estado Peruano no sólo cuando
la información se difunde a través de los medios convencionales de comunicación
(prensa escrita, radio y televisión), sino también cuando se difunde haciendo uso de
nuevos medios de comunicación social generados por los avances tecnológicos.

Así, el desarrollo de la tecnología en la actualidad ha ampliado el concepto de “medios


de comunicación social” y permitido que la búsqueda, recepción, expresión y difusión
de informaciones u opiniones se vea facilitada por las nuevas herramientas
tecnológicas como las redes sociales digitales y el internet.

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas desde el año 2012 ha


reconocido que “los derechos de las personas también deben estar protegidos en
Internet”4, señalando además que se debe tener especial énfasis en la protección del
derecho a la libertad de expresión en internet.

Asimismo, de acuerdo con la Declaración Conjunta sobre Libertad de Expresión e


Internet, “la libertad de expresión se aplica a Internet del mismo modo que a todos los
medios de comunicación. Las restricciones a la libertad de expresión en Internet solo
resultan aceptables cuando cumplen con los estándares internacionales que
disponen, entre otras cosas, que deberán estar previstas por la ley y perseguir una
finalidad legítima reconocida por el derecho internacional y ser necesarias para
alcanzar dicha finalidad”5.


3
Corte IDH. Corte IDH. Caso López Álvarez Vs. Honduras. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 1 de
febrero de 2006. Serie C No. 141, párr. 163; Corte IDH. Caso Ricardo Canese Vs. Paraguay. Fondo,
Reparaciones y Costas. Sentencia de 31 de agosto de 2004. Serie C No. 111, párr. 77; Corte IDH. Caso
Herrera Ulloa Vs. Costa Rica. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 2 de
julio de 2004. Serie C No. 107, párr. 108.
4
Resolución A/HRC/20/L.13 del 29 de junio de 2012 del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.
5
Declaración Conjunta sobre libertad de expresión e internet, suscrita por el Relator Especial de las Naciones
Unidas (ONU) para la Libertad de Opinión y de Expresión, la Representante para la Libertad de los Medios de
Comunicación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), la Relatora Especial
de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la Libertad de Expresión y la Relatora Especial sobre
Libertad de Expresión y Acceso a la Información de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los
Pueblos (CADHP),

5


Este derecho, además, debe ser garatizado sin discriminación alguna. Al respecto, la
obligación general de respeto y garantía, contenida en el artículo 1 de la Convención
Americana sobre Derechos Humanos, obliga a todos los funcionarios estatales a
respetar los derechos de todos los ciudadanos y ciudadanas, sin discriminación
alguna:

“Artículo 1. Obligación de Respetar los Derechos


1. Los Estados Partes en esta Convención se comprometen a respetar los derechos y
libertades reconocidos en ella y a garantizar su libre y pleno ejercicio a toda persona que
esté sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna por motivos de raza, color, sexo,
idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social,
posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social.”

Cabe señalar sobre la importancia de éste derecho que la Corte Interamericana ha


señalado que:

“el actuar del Estado debe encontrarse regido por los principios de publicidad y
transparencia en la gestión pública, lo que hace posible que las personas que se
encuentran bajo su jurisdicción ejerzan el control democrático de las gestiones estatales,
de forma tal que puedan cuestionar, indagar y considerar si se está dando un adecuado
cumplimiento de las funciones públicas (…).”

Asimismo, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión ha señalado que


“el funcionamiento de la democracia exige el mayor nivel posible de discusión pública
sobre el funcionamiento de la sociedad y del Estado en todos sus aspectos, esto es,
sobre los asuntos de interés público”.6

Es necesario resaltar además que otros Tribunales de países de la región ya se han


pronunciado estableciendo que hechos como los presentes constituyen una violación
de los derechos a la libertad de expresión y de acceso a la información.

Así pues, en el año 2012, la Corte Constitucional de Costa Rica fue pionera en la
materia estableciendo que las entidades públicas no pueden bloquear de sus cuentas
institucionales a los ciudadanos y ciudadanas, señalando:

“la implementación de tecnologías de la información y comunicación (TICs), no solo implica


una gestión pública eficiente, mediante la expansión de servicios públicos digitales, sino
también la utilización, por parte de las administraciones públicas, de cuentas institucionales
en redes sociales y medios abiertos de información, destinados a agilizar la propagación y
divulgación de información a los ciudadanos y promover su adherencia, a causas y temas
sociales. Ahora bien, en ese espacio digital, no solo cabe hablar de una extensión de los
principios que rigen el libre acceso a la información de carácter público, que consta
físicamente en las dependencias administrativas, sino también, de una prolongación de los
principios que protegen la libertad de expresión de los administrados, no en los medios de


6
CIDH. Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, “Marco jurídico interamericano sobre el derecho a la
libertad de expresión“ (2009), párr. 33.

6


comunicación físicos o tradicionales, sino en los presentes en ese mundo cibernético. (…)
Entiéndase entonces, que la libertad de expresión se aplica a la red, del mismo modo
que a todos los medios de comunicación, de forma tal que resultan inaceptables
aquellas restricciones que excedan la limitación básica de respeto al orden público, la
moral y las buenas costumbres, así como a derechos personalísimos de terceros. Así las
cosas, en tanto el principio de libertad de expresión permea las manifestaciones que se
efectúen en el ámbito digital, no se justifica que la Administración discrimine entre
quienes tienen acceso como M.A.S amigos ́, usuarios o seguidores en sus cuentas
oficiales en redes sociales o medios abiertos de comunicación, como son,
7
respectivamente, la red facebook y twitter.”

De manera más reciente, la Corte Suprema de Justicia de México, ha resaltado


recientemente la importancia de las redes sociales, particularmente de Twitter, para el
debate público y el control democrático:

“Los niveles de interconexión que generan las redes sociales en la actualidad han
representado una vía de expansión del derecho a la libertad de expresión. Tan es así, que
incluso ha llevado a muchos a calificarla como “la nueva plaza pública” donde se plantean
y discuten los temas de interés general. La construcción de esta nueva comunidad virtual,
a la cual acuden las personas como una de sus principales fuentes de información e
interacción, no ha pasado desapercibida para comerciantes, personajes públicos y
gobernantes, quienes han visto y han aprovechado las oportunidades que ofrece su
exposición en estas plataformas. (…) Ahora, debe resaltarse que el ejercicio de los
derechos establecidos en la Constitución y los tratados internacionales se practica
tanto en el mundo real como en el mundo digital, sin que se manifieste un cambio en la
naturaleza o una diminución de estos derechos. (…) Entre otras funciones, Twitter ha sido
utilizada para comentar y debatir temas de todo tipo. Esto ha provocado que se convierta,
por un lado, en una de las principales fuentes de información para muchas personas y, por
el otro, en una herramienta poderosa para la divulgación de información. Tal es la
relevancia de esta plataforma, que medios de comunicación, instituciones
gubernamentales y personajes de la vida pública nacional e internacional la utilizan
diariamente para comunicar asuntos de interés para la sociedad. Incluso partidos políticos
y candidatos han trasladado a este ámbito sus estrategias de campaña a fin de contar con
una mayor presencia en el electorado. En este sentido, Twitter no puede considerarse
únicamente como una plataforma que promueve y potencializa la libertad de
expresión de los usuarios, sino que debe reconocerse también su labor en el
fomento a los valores democráticos, por ejemplo, en la difusión de contenidos de
interés para la sociedad –entre los que se encuentra la información gubernamental–,
8
al igual que el debate de los asuntos de interés público.”

Añadiendo que la prohibición de bloqueo de personas de cuentas institucionales de


entidades públicas se extiende también a las cuentas personales de funcionarios


7
Costa Rica. Sala Constitucional, Resolución No 16882 – 2012 de fecha 04 de diciembre de 2012, recaída en
el Expediente 12-013057-0007-CO.
8
México. Corte Suprema de Justicia, Amparo en revisión 1005/2018, resolución de fecha 20 de marzo 2019,
párr. 222 al 228.

7


públicos cuando difunden voluntariamente a través de ellas información sobre sus
funciones y actividades que se derivan del cargo público que ostentan:

“Al incluir tuits relacionados con sus actividades como servidor público, decidió
voluntariamente colocarse en un nivel de publicidad y escrutinio distintos al de una persona
privada. Por esta razón, el propio funcionario fue quien libremente decidió extraer su
cuenta de la esfera privada para trasladarla al ámbito público, con todos los contenidos
que preexistían en ella. (…) De tal forma que, al ser una persona pública y particularmente
un funcionario público, su derecho a la intimidad se ve “desdibujado” en aras de favorecer
el derecho a la información. Esto es así porque los temas de interés general, como los
relacionados con el desempeño de su gestión gubernamental, están sometidos a un fuerte
nivel de escrutinio por parte de los medios de comunicación y la sociedad. (…) Luego,
bloquear el acceso a un ciudadano a los contenidos ahí publicados representa una
9
restricción indebida a su derecho al acceso a la información.”

De forma similar, la justicia estadounidense sostuvo el mismo criterio


señalando que un funcionario público que utiliza las redes sociales para
todo tipo de fines oficiales no puede excluir a un ciudadano cuando expresa
opiniones con las que no está de acuerdo
“once the President has chosen a platform and opened up its interactive space to millions of
users and participants, he may not selectively exclude those whose views he disagrees
10
with.”

Asimismo, reconoció que el perfil de Twitter del funcionario público


constituye un foro público y que el bloqueo de un ciudadano por sus
opiniones es discriminatorio y restringe indebidamente su derecho a
participar del debate público:
“The account was intentionally opened for public discussion when the President, upon
assuming office, repeatedly used the Account as an official vehicle for governance and
made its interactive features accesible to the public without limitation. We hold that this
conduct created a public forum. If the Account is a forum – public or otherwise – viewpoint
discrimination is not permited (…) By blocking the Individual Plaintiffs and preventing them
from the viewing, retweeting, replying to, linking his tweets, the President excluded the
11
Individual Plaintiffs from a public forum, something the First Amendment prohibits ”

Por otro lado, se alega que la violación del derecho a las garantías judiciales y a la
protección judicial, reconocido en los artículos 8° y 25° de la Convención Americana
sobre Derechos Humanos, en los siguientes términos:

“Artículo 8. Garantías Judiciales


9
México. Corte Suprema de Justicia, Amparo en revisión 1005/2018, resolución de fecha 20 de marzo 2019,
párr. 243 al .
10
EEUU. Corte de apelaciones del Segundo Circuito, No. 18-1691-cv, decisión de fecha 9 de julio de 2019,
pág. 15.
11
EEUU. Corte de apelaciones del Segundo Circuito, No. 18-1691-cv, decisión de fecha 9 de julio de 2019,
págs. 23 y 24.

8


1. Toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías y dentro de un plazo
razonable, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial, establecido
con anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier acusación penal formulada
contra ella, o para la determinación de sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral,
fiscal o de cualquier otro carácter.
(…)
Artículo 25. Protección Judicial
1. Toda persona tiene derecho a un recurso sencillo y rápido o a cualquier otro recurso
efectivo ante los jueces o tribunales competentes, que la ampare contra actos que violen
sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución, la ley o la presente
Convención, aun cuando tal violación sea cometida por personas que actúen en ejercicio
de sus funciones oficiales.
2. Los Estados Partes se comprometen:
a) a garantizar que la autoridad competente prevista por el sistema legal del Estado
decidirá sobre los derechos de toda persona que interponga tal recurso;
b) a desarrollar las posibilidades de recurso judicial, y
c) a garantizar el cumplimiento, por las autoridades competentes, de toda decisión en que
se haya estimado procedente el recurso.”

Ello, debido a que el recurso de amparo interpuesto no ha sido efectivo ni rápido para
salvaguardar los derechos del peticionario.

Así pues, la Corte Interamericana ha indicado reiteradamente que el artículo 25.1 de


la Convención establece la obligación a cargo de los Estados de ofrecer, a todas las
personas sometidas a su jurisdicción, un recurso judicial efectivo contra actos
violatorios de sus derechos fundamentales. La existencia de esta garantía “constituye
uno de los pilares básicos, no sólo de la Convención Americana, sino del propio
Estado de Derecho en una sociedad democrática en el sentido de la Convención”.12

Asimismo, la Corte ha establecido, en extensa jurisprudencia, que para que el Estado


cumpla con lo dispuesto en el articulo 25° de la Convención, no basta con que los
recursos existan formalmente, sino que es preciso que tengan efectividad en los
términos del mismo, es decir, que den resultados o respuestas a las violaciones de
derechos reconocidos, ya sea en la Convención, en la Constitución o en la ley. Lo
anterior implica que el recurso debe ser idóneo para combatir la violación y que sea
efectiva su aplicación por la autoridad competente. De igual manera un recurso
efectivo implica que el análisis por la autoridad competente de un recurso judicial no
puede reducirse a una mera formalidad, sino que debe examinar las razones


12
Corte I.D.H.. Caso Castillo Páez Vs. Perú. Fondo. Sentencia de 3 de noviembre de 1997. Serie C No. 34,
párr. 82; Caso Claude Reyes y otros Vs. Chile. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 19 de
septiembre de 2006. Serie C No. 151, párr. 131, y Caso Castañeda Gutman Vs. México. Excepciones
Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 6 de agosto de 2008. Serie C No. 183, párr. 78.

9


invocadas por el demandante y manifestarse expresamente sobre ellas. No pueden
considerarse efectivos aquellos recursos que, por las condiciones generales del país o
incluso por las circunstancias particulares de un caso dado, resulten ilusorios.

En el presente caso, la decisión del Tribunal Constitucional no ha cumplido con


pronunciarse sobre los argumentos expuestos por el peticionario en sus escritos
judiciales y en audiencia pública, respecto de las características propias de la red
social, naturaleza pública de la información en ella publicada por voluntad expresa de
sus usuarios, lo discriminatorio que resulta el bloquear a un ciudadano, ni las
restricciones indebidas a sus derechos, esto último, debido a que se limita a señalar
que puede ejercerlo por otros medios.

Por otro lado, el recurso judicial proveído por el Estado no ha cumplido con el
estándar de ser un recurso rápido, vulnerando así el derecho al plazo razonable,
debido a que la demanda de acción de amparo interpuesta fue resuelta luego de
cuatro años y 4 meses, con largos periodos de inactividad.

Al respecto, la Corte Interamericana ha señalado que “los recursos de amparo


resultarán ilusorios e inefectivos, si durante la tramitación de éstos se incurre en un
retardo injustificado de la decisión“ 13 , estableciendo que una demora prolongada
puede llegar a constituir, por sí misma, una violación de las garantías judiciales.14

Finalmente, las violaciones a los derechos antes mencionados se dan en relación a


las obligaciones internacionales de respeto y garantía, reconocida en el artículo
1.1 del mismo instrumento internacional que señala.

VII. RECURSOS JUDICIALES DESTINADOS A RESOLVER LOS HECHOS


DENUNCIADOS

Con fecha 22 de mayo de 2015, el Sr. Erick Iriarte Ahon interpuso demanda de
Amparo alegando la violación de sus derechos a las libertades de información y
expresión y su derecho de acceso a la información, por el bloqueo en Twitter por parte
del entonces Presidente del Consejo de Ministros.

Mediante sentencia de fecha 26 de mayo de 2015, el Primer Juzgado Especializado


en lo Constitucional de Lima declaró improcedente de manera liminar la demanda
señalando que:

13
Corte IDH. Caso Apitz Barbera y otros (“Corte Primera de lo Contencioso Administrativo”) Vs. Venezuela.
Excepción Preliminar, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 5 de agosto de 2008. Serie C No. 182,
párr. 156
14
Corte IDH. Caso Ticona Estrada y otros Vs. Bolivia. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 27 de
noviembre de 2008. Serie C No. 191, párr. 79.

10


“con el bloqueo que alude en sus hechos, no se genera limitación alguna a que pueda éste
recibir y emitir noticias veraces, completas; asimismo ello no significa que deje éste de
emitir alguna opinión en relación a las labores que pudiera desarrollar el Presidente del
Consejo de Ministros en su condición de tal (…) la cuenta a la cual pretende el recurrente
tener acceso a través de las redes sociales es una cuenta personal de Pedro Álvaro
Cateriano Bellido, y no de la Presidencia del Consejo de Ministros; de allí que dicha
persona está en la libertad de elegir a la persona que puede acceder a su cuenta“.

Dicha sentencia fue recurrida por el peticionario el 12 de junio de 2015, cuya


apelación fue resuelta por la Primera Sala Civil de Lima el 24 de agosto de 2016, esto
es, más de un año después, confirmando la sentencia de primera instancia pero sin
pronunciarse respecto de la cuestión de fondo debido que por el tiempo transcurrido el
demandado había dejado ya de ser funcionario público.

Esta decisión también fue apelada por el peticionario con fecha 30 de septiembre de
2016 y finalmente resuelta por el Tribunal Constitucional a través de la sentencia de
fecha 15 de agosto de 2019. Es decir, casi tres años después que elevada la causa; y
en sumatoria cuatro años y cuatro meses luego de interpuesta la acción de amparo.

El Tribunal Constitucional en la sentencia emitida en mayoría considera que no se


puede obligar a un funcionario público a aceptar seguidores en su cuenta de Twitter y
que, lo contrario, constituiría un menoscabo a su derecho a la libertad personal.

Pese a ello, los votos singulares de los Magistrados Miranda Canales y Ledesma
Narváez sí reconoce que los funcionarios públicos se encuentran impedidos de
bloquear a una persona de sus cuentas personales de Twitter, cuando éstas son
utilizadas para transmitir información vinculada con funciones públicas; reconociendo
a Twitter como un medio de comunicación social público y a las informaciones allí
vertidas por funcionarios públicos como comunicaciones oficiales.

Dicha sentencia fue notificada a la víctima el 04 de septiembre de 2019, y frente a ella


no es posible interponer recurso algo dentro de la jurisdicción nacional, debido a que
el recurso de agravio constitucional que permite a los justiciables acceder al Tribunal
Constitucional configura la última instancia en un proceso de amparo; habiéndose
cumplido con agotar los recursos de la jurisdicción interna.

Incluso, el fundamento de voto del Magistrado Espinosa-Saldaña Barrera, reconoce la


inexistencia de algún otro recurso para ventilar una causa como la presente:

“5. De otro lado, no resulta de aplicación la causal de improcedencia tipificada en el


numeral 2 del artículo 5 del Código Procesal Constitucional debido a que, objetivamente,
no existe algún otro proceso capaz de dar solución al requerimiento planteado. El proceso
constitucional de amparo es la única alternativa posible para tutelar la pretensión
consistente en que el ex Presidente del Consejo de Ministros, don Pablo Cateriano Bellido,

11


lo desbloquee de la cuenta @PCaterianoB de la red social Twitter, dado que, en la vía
ordinaria, no existe una vía igualmente satisfactoria para lograr tal cometido”.

En ese sentido, al cumplir la presente petición con agotar los recursos de la


jurisdicción interna y presentarse dentro del plazo de caducidad, de conformidad con
el artículo 46° de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, solicitamos
sea admitida por la Honorable Comisión Interamericana.

VIII. PRUEBAS DISPONIBLES

- Anexo N° 1: Demanda de acción de amparo de fecha 22 de mayo de 2015 con


sus respectivos anexos.
- Anexo N° 2: Sentencia del Primer Juzgado Especializado en lo Constitucional
de Lima de fecha 26 de mayo de 2015.
- Anexo N° 3: Sentencia de la Primera Sala Civil de fecha 24 de agosto de 2016.
- Anexo N° 4: Sentencia del Tribunal Constitucional de fecha 15 de agosto de
2019.

IX. DENUNCIA DE LOS PRESENTES HECHOS ANTE OTRO ÓRGANO


INTERNACIONAL DE DERECHOS HUMANOS

Los presentes hechos no han sido denunciados ante ningún otro organismo
internacional de protección de derechos humanos.

X. PETITORIO

En atención a lo antes expuesto, solicitamos a la Honorable Comisión Interamericana,


lo siguiente:

1. Dar el trámite correspondiente a la presente comunicación, conforme a las


normas contenidas en la Convención Americana y el reglamento de la
Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

2. Declarar la responsabilidad internacional del Estado peruano por la violación


de los artículos 13, 8 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos
Humanos, con relación al artículo 1.1 de la misma Convención.

XI. INDIQUE SI HAY ALGÚN PELIGRO PARA LA VIDA, LA INTEGRIDAD O


LA SALUD DE LA VÍCTIMA. EXPLIQUE SI HA PEDIDO AYUDA A LAS
AUTORIDADES, Y CUÁL FUE LA RESPUESTA

No.

12


XII. INDIQUE SI EL RECLAMO CONTENIDO EN SU PETICIÓN HA SIDO
PRESENTADO ANTE EL COMITÉ DE DERECHOS HUMANOS DE LAS
NACIONES UNIDAS U OTRO ÓRGANO INTERNACIONAL

No.

Agradeciendo la atención dispensada con relación al presente escrito y con


sentimientos de consideración y respeto, lo saludamos muy atentamente.

ERICK AMÉRICO IRIARTE AHON


DNI N°

13