Está en la página 1de 3

Discusión

El principal hallazgo de este estudio es que la ingestión de fructosa antes del ejercicio de
resistencia redujo las concentraciones posteriores de TG en plasma posprandial en comparación
con la bebida de glucosa.

Varios estudios demostraron que el ejercicio de resistencia efectivamente redujo la lipemia


posprandial.

El estudio actual apoyó los de estudios anteriores que, después de ingerir una dieta CHO con
diferentes IG y realizar ejercicio, el ensayo LGI mostró una tasa de oxidación de grasas
significativamente mayor durante el ejercicio que el ensayo HGI.

(Este resultado verifica que ingerir una bebida LGI CHO antes del ejercicio podría deprimir menos
el metabolismo de los lípidos durante el ejercicio en comparación con la bebida HGI CHO)

E​ l estudio indicó que la concentración de insulina jugó un papel importante en la eliminación


postprandial de TG.
Sin embargo, el estudio actual no encontró diferencias en la concentración de insulina entre los
ensayos durante la OFTT.

la ingestión de fructosa

menor secreción de insulina

una menor activación de la lipoproteína lipasa (LPL), lo que en consecuencia conduce a un


deterioro de la eliminación de TG.

Sin embargo, el efecto negativo puede compensarse aumentando las actividades físicas.

Después del ejercicio, la actividad muscular de LPL aumenta, estimulando el transporte de TG


hacia la célula muscular para su almacenamiento y utilización, lo que puede reducir la
concentración de TG en plasma.

Un estudio previo determinó que una sola sesión de ejercicio mejoraba significativamente la
actividad muscular de la LPL. Seip y colegas también encontraron que la expresión de los genes LPL
en los tejidos grasos no difería significativamente después del ejercicio, lo que refleja aún más la
importancia del metabolismo de los lípidos en el músculo a la sangre después de ejercicio. Sin
embargo, las diferentes respuestas de insulina causadas por la ingestión de solución de CHO con
diferente GI probablemente influirían en la actividad de la LPL muscular.

Además, los niveles de glucógeno e insulina aumentaron considerablemente después de la


ingestión de CHO; sin embargo, la actividad de LPL se redujo significativamente.

Otro estudio informó que la ingestión de glucosa​ ​provoca una respuesta de insulina que es
evidentemente más evidente que la ingestión de fructosa.
Además, la tasa de oxidación de grasas durante el ejercicio es relativamente más alta después de
la ingestión de fructosa, lo que también influye en la actividad de LPL, provocando cambios en el
nivel de TG posprandial.

Esto probablemente explica en parte por qué el nivel de TG postprandial del ensayo F fue
significativamente más bajo que el del ensayo G en el estudio actual.

El resultado del presente estudio indicó que cuando los participantes ingirieron la bebida F antes
del ejercicio, se observó un nivel de HDL-C posprandial significativamente más alto en
comparación con la ingestión de la solución G.

En comparación con la ingestión de la bebida F, la ingesta de la bebida G indujo una mayor


respuesta de insulina, que a su vez causó una reducción en el nivel de HDL-C postprandial, lo que
debilitó la capacidad de eliminación de TG.

Descubrimos que la intervención del ejercicio en el metabolismo, podría ejercer un efecto de


retención, lo que sugiere que la ingesta de una bebida CHO con IG diferente antes del ejercicio
influye en la tasa de utilización del sustrato durante el ejercicio, así como en el nivel de lípidos
posprandiales cuando se ingiere OFTT después del ejercicio.

5. Conclusiones
Este estudio encontró que cuando se ingirió fructosa antes del ejercicio de resistencia, el ensayo de
fructosa redujo significativamente el AUC y el IAUC de TG en comparación con el ensayo de glucosa
después de la OFTT.

Este resultado posiblemente esté relacionado con el bajo nivel de insulina previo al ejercicio que
indujo una mayor oxidación de las grasas durante el ejercicio.

3. Resultados
3.1. Plasma Triacilglicerol
_El plasma TG IAUC fue significativamente más bajo en el F que en el ensayo G
_AUC total de TG en plasma fue significativamente menor en el F que en el ensayo G
_La concentración de TG en plasma durante 6 h no mostró diferencias significativas entre los ensayos
por interacción de tiempo

3.2. Insulina sérica y glucosa plasmática


_No hubo diferencias significativas en la insulina sérica
_La concentración de glucosa en plasma no mostró diferencias significativas entre los ensayos
_No hubo diferencias significativas entre los ensayos en AUC de insulina sérica y AUC de glucosa

3.3. Ácidos grasos no esterificados en plasma (NEFA), glicerol


_La concentración de NEFA en plasma fue significativamente mayor antes de OFTT en el ensayo F
que en el ensayo G
_Concentración de NEFA en plasma durante 6 h no mostraron diferencias significativas
_No hubo diferencias entre los ensayos en plasma AUC NEFA
_La concentración plasmática de glicerol fue significativamente mayor antes de la OFTT (después del
ejercicio) en el ensayo F que en el ensayo G
_La concentración plasmática de glicerol durante 6 h no mostró diferencias significativas
_No hubo diferencias entre los ensayos en plasma Nutrients glicerol AUC

3.4. Colesterol de lipoproteínas de alta densidad en plasma


_Las concentraciones de HDL-C en plasma no mostraron diferencias significativas entre los ensayos
por interacción de tiempo
_El AUC de HDL-C en plasma fue significativamente mayor en el ensayo F en comparación con el
ensayo G