Está en la página 1de 21

ESTUDIO DEL POTENCIAL DE COGENERACIÓN Y TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR

SÍNTESIS DE RESULTADOS - OCTUBRE 2017

ÍNDICE DE CONTENIDO
ESTUDIO DEL POTENCIAL DE COGENERACIÓN Y TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR

PRESENTACIÓN.............................................................................................................................. 3

1. CONCEPTOS Y GENERALIDADES ............................................................................................ 5

2. SITUACIÓN ACTUAL DE LA COGENERACIÓN Y/O TRIGENERACIÓN EN EL MUNDO.......... 7

3. METODOLOGÍA PARA DETERMINAR EL POTENCIAL DE COGENERACIÓN/TRIGENERACIÓN


EN ECUADOR ................................................................................................................................ 8

4. ESTADO ACTUAL DE LA COGENERACIÓN/TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR ................ 10

5. RESULTADOS SOBRE EL POTENCIAL DE COGENERACIÓN/TRIGENERACIÓN EN


EL ECUADOR ............................................................................................................................... 11

6. BENEFICIOS DE LA COGENERACIÓN/TRIGENERACIÓN EN ECUADOR............................... 13

7. RESULTADOS DE LOS ESTUDIOS DE PREFACTIBILIDAD .......................................................... 13

8. PLAN DE ACCIÓN PARA INCENTIVAR LA COGENERACIÓN/TRIGENERACIÓN


EN EL ECUADOR........................................................................................................................... 18

9. CONCLUSIÓN........................................................................................................................... 18

2
ESTUDIO DEL POTENCIAL DE COGENERACIÓN Y TRIGENERACIÓN
EN EL ECUADOR

Síntesis de los Resultados Obtenidos en el Estudio

PRESENTACIÓN
Históricamente, la matriz energética del Ecuador ha dependido mucho de la explotación
de petróleo y el uso de sus derivados en forma masiva, principalmente en los sectores in-
dustrial y de transporte. Una parte importante de estos combustibles deben ser importados,
debido a la falta de capacidad de refinación del país, por lo que resultan caros y, por otro
lado, su utilización genera emisiones que impactan negativamente al ambiente. Por estos
motivos, el Estado está impulsando el cambio de la matriz energética, que promueve la
utilización de energías más limpias y la implementación de programas de eficiencia ener-
gética a nivel doméstico, comercial e industrial. Desde el año 2011, el Ministerio de Elec-
tricidad y Energía Renovable (MEER) viene ejecutando el Proyecto “Eficiencia Energética
para la Industria en el Ecuador”, cuyos primeros resultados han determinado que, tanto a
nivel industrial como en los sectores hotelero y hospitalario, la energía térmica y electrici-
dad son dos formas de energía indispensable que se emplean, en gran parte, de manera
conjunta. Estos dos tipos de energía, sin embargo, pueden complementarse si se propo-
nen esquemas de generación de forma distribuida, empleando sistemas de cogeneración
localizados en las empresas. La cogeneración es vista, por lo tanto, como un método de
generación adicional al existente actualmente que, por sus características, va a contribuir
notablemente con un uso más eficiente de la energía (principalmente combustibles fósiles)
en el país.

No existe un estudio en el Ecuador que determine el potencial de cogeneración y tri-


generación a nivel nacional considerando las condiciones actuales y el futuro crecimiento
del sector industrial y de servicios (que incluye hoteles, hospitales, aeropuertos y centros
comerciales). Por esta razón, la Corporación Eléctrica del Ecuador, CELEC EP, en coordi-
nación con el MEER, han impulsado la realización del Estudio del Potencial de Cogenera-
ción y Trigeneración en los sectores industrial, hotelero y hospitalario. Este estudio, que ha
sido desarrollado por un equipo técnico liderado por la UCuenca EP, Empresa Pública de
Administración y Gestión de: los Servicios, la Consultoría Especializada y los Productos de
Proyectos de Investigación de la Universidad de Cuenca, busca crear las bases para la
implementación de proyectos de cogeneración y trigeneración en el Ecuador. El alcance
del estudio es a nivel nacional (con excepción de Galápagos) y su enfoque es en el sector
industrial (incluido hotelero y hospitalario). Se han considerado, además, las refinerías, cen-
tros comerciales y aeropuertos más importantes del país.

El Estudio del Potencial de Cogeneración y Trigeneración en el Ecuador incluye aspec-


tos conceptuales, el análisis de la situación de la cogeneración/trigeneración a nivel global
y de país, la definición de la línea base de la cogeneración en el Ecuador, la metodología
para determinar el potencial de cogeneración, los resultados del potencial obtenidos a
nivel sectorial (por industrias) y nacional, así como los beneficios económicos y socioam-
bientales de la propuesta. Adicionalmente, se presentan cinco estudios de las opciones
y oportunidades de adoptar cogeneración/trigeneración, a nivel de prefactibilidad, en
empresas de sectores representativos, incluyendo las industrias palmicultora, textilera y de
alimentos, así como un hotel y un hospital, repartidos tanto en la costa como en la sierra.
Finalmente, se propone un Plan de Acción que permitiría impulsar el sector de la cogene-
ración/trigeneración en el país. El presente documento tiene como finalidad sintetizar los
aspectos antes citados.

3
ESTUDIO DEL POTENCIAL DE COGENERACIÓN Y TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR
SÍNTESIS DE RESULTADOS - OCTUBRE 2017

Este trabajo es un esfuerzo conjunto entre las instituciones del Estado (MEER y CELEC EP),
la academia (UCuenca EP) y el sector productivo (público y privado). El estudio ha sido
posible desarrollar gracias a la colaboración de cientos de empresas del sector industrial,
hotelero y hospitalario, a quienes dejamos constancia de nuestra gratitud. En particular,
queremos resaltar la predisposición y apertura de las empresas en las que se realizaron los
estudios de prefactibilidad. Estos estudios sirven de base para, a futuro, efectuar cogene-
ración/trigeneración en el país y aprovechar sus beneficios tanto a nivel empresarial como
a nivel nacional, así como conocer los desafíos que le esperan al Estado para impulsar esta
nueva forma de generación energética. Estamos seguros de que el esfuerzo efectuado
entre las instituciones anteriormente mencionadas, va a servir de punto de partida para
que tanto el Estado como las empresas privadas y públicas, en el corto plazo, vean a la
cogeneración y trigeneración como una oportunidad para fortalecer la eficiencia energé-
tica, reducir costos de producción e impactar positivamente en la reducción de los efectos
ambientales ocasionados por el consumo energético.

Quito, octubre de 2017

4
1. CONCEPTOS Y GENERALIDADES
El término cogeneración se refiere a la generación simultánea de energía eléctrica o me-
cánica y de energía térmica utilizable, a partir de la misma fuente de energía primaria.
Otro nombre comúnmente usado para referirse al mismo concepto es Producción Com-
binada de Calor y Electricidad (Combined Heat and Power, CHP). Sin embargo, parte de
la energía térmica obtenida después de la producción de electricidad en esquemas de
cogeneración (por ejemplo, en forma de gases de combustión o agua de refrigeración
de motores de combustión interna) puede utilizarse también para refrigeración o enfria-
miento de fluidos (proceso al que se conoce como trigeneración), por lo que el término
“cogeneración” es más inclusivo. Mientras la energía mecánica puede ser empleada para
accionar un generador eléctrico para la producción de energía eléctrica (que es el caso
más común) o cualquier máquina rotatoria como compresores, bombas o ventiladores, la
energía térmica se puede usar para calefacción de locales cerrados, en procesos indus-
triales tales como el secado de materias primas, o incluso la producción de vapor para
procesos de producción, en dependencia de la temperatura y de la cantidad de gases u
otro fluido caliente.

La cogeneración involucra un sistema de tecnologías comercialmente disponibles que


disminuyen el consumo total de combustibles fósiles y por ende las emisiones de Gases
Efecto Invernadero (GEI), generando energía útil (electricidad y calor), a partir del mismo
combustible. La cogeneración es una forma de generación local o distribuida, ya que la
producción de calor y energía eléctrica tiene lugar en o cerca del punto de consumo.

El sector industrial ofrece el mayor potencial para emplear la cogeneración. Por ejem-
plo, en los Estados Unidos, la industria es responsable de aproximadamente un tercio del
consumo total de energía del país y las emisiones directas de gases de efecto invernadero
de este sector representan el 20% del total del país, a lo que hay que añadir un 9% por emi-
siones de GEI procedentes de la electricidad generada centralmente en el sector indus-
trial. Las emisiones industriales directas provienen de la combustión in situ de combustibles
fósiles y de emisiones de procesos no relacionadas con la energía. En el Ecuador, por otro
lado, el consumo energético del sector industrial es cercano a un cuarto del total consu-
mido en el país.

Si bien el mayor potencial para implementar la cogeneración es en el sector industrial,


esta tecnología también está cada vez más disponible para aplicaciones de menor escala
en instalaciones residenciales y comerciales. Los sistemas de cogeneración son adecuados
para operaciones comerciales que requieren un suministro continuo de energía confiable,
tales como centros de datos, hospitales, universidades y hoteles. La calefacción y refrige-
ración urbana o de distrito (DHC, por sus siglas en inglés) en las ciudades y en las grandes
instituciones es un uso establecido de la cogeneración y trigeneración, respectivamente,
en Europa, Estados Unidos y otros países en los sectores residencial y comercial. La calefac-
ción urbana (en climas templados y fríos) puede satisfacer las demandas de calor a baja
y media temperatura, como la calefacción de espacios y el calentamiento de agua para
uso sanitario.

La trigeneración proporciona una tercera forma de energía: la energía de enfriamien-


to, además de calor y energía eléctrica, a partir de una misma fuente primaria. Los sistemas
de trigeneración (también llamados sistemas combinados de refrigeración, calefacción y
energía (CCHP, por sus siglas en inglés)) son típicamente una combinación de plantas de
cogeneración y sistemas adicionales de enfriamiento de un fluido. En estos esquemas se
produce electricidad, calor y se enfría un fluido de trabajo para algún proceso. El calor re-
sidual del sistema de cogeneración se convierte así en energía que es aprovechada para
producir frío, usando equipos de absorción o adsorción. En otras palabras, los sistemas de
trigeneración son una extensión de los sistemas de cogeneración.

5
ESTUDIO DEL POTENCIAL DE COGENERACIÓN Y TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR
SÍNTESIS DE RESULTADOS - OCTUBRE 2017

La Figura 1 muestra un esquema de un sistema de cogeneración y una propuesta para


estructurar un sistema de trigeneración a partir de un sistema de cogeneración. Como se
ilustra, el sistema de trigeneración añade procesos de enfriamiento en forma de compo-
nentes de enfriamiento al proceso de cogeneración. Por lo tanto, un esquema CCHP au-
menta la flexibilidad de la utilización de calor residual, ya que el proceso puede adaptarse
a las variaciones estacionales de las demandas de calefacción o refrigeración.

FRIO

CHILLER(Absorción)
COMBUSTIBLE

COMBUSTIBLE
ELECTRICIDAD

ELECTRICIDAD
CALOR (Gases CALOR (Gases
Calientes) Calientes)


CALEFACCIÓN CALEFACCIÓN

Figura 1. Esquema de un sistema de cogeneración basado en el empleo de un motor de combustión interna alternativo (izquier-
da) y propuesta de sistema de trigeneración basado en el mismo motor (derecha).

1.1 SISTEMAS DE COGENERACIÓN


Dado que la cogeneración es la producción simultánea de dos o más tipos de energía, los
sistemas de cogeneración se pueden dividir en dos categorías: sistemas de ciclo superior
(topping cycle) y sistemas de ciclo inferior (botomming cycle), dependiendo de la secuen-
cia de la energía producida (electricidad-calor o viceversa) y los esquemas de operación
adoptados.

Sistema de Ciclo Superior (Topping Cycle)


En esta configuración, el combustible es empleado primeramente para producir energía
eléctrica, de donde al menos una parte del calor liberado en esta etapa se aprovecha
para procesos de producción en plantas industriales o para calefacción. El ciclo superior
es ampliamente usado y el método más conocido de cogeneración. Ejemplos de plantas
donde se puede utilizar esta configuración son los ingenios azucareros, las papeleras y va-
rios tipos de plantas de producción de alimentos. La Figura 2 muestra, esquemáticamente,
la secuencia del funcionamiento de un ciclo de cogeneración de ciclo superior, basado
en el empleo de una turbina de gas.

COMBUSTIBLE

CÁMARA DE COMBUSTIÓN

COMPRESOR

TURBINA DE GAS Y
GENERADOR ELÉCTRICO

Calor residual aprovechado para producir


vapor o para un proceso industrial

Figura 2. Esquema de un sistema de cogeneración de ciclo superior (topping cycle)

6
Sistema de Ciclo Inferior (Bottoming Cycle)
En un sistema de cogeneración de ciclo inferior, el calor es la primera fuente de energía
que se persigue y se usa y, con el calor residual de proceso, se puede producir energía
eléctrica o mecánica. Esta configuración puede ser empleada, por ejemplo, en plantas
con hornos industriales como las cementeras. La Figura 3 representa un sistema de coge-
neración de ciclo inferior.

COMBUSTIBLE COMBUSTIBLE
AUXILIAR
(opcional) VAPOR
TURBINA DE VAPOR Y
GENERADOR ELÉCTRICO
PROCESO
INDUSTRIAL

GASES/FLUIDOS
CALIENTES
AGUA SISTEMA DE RECUPERACIÓN
DE CALOR (CALDERA)

Figura 3. Esquema de un sistema de cogeneración de ciclo inferior (botomming cycle)

Los dos tipos de configuración (ciclo superior y ciclo inferior) varían en tamaño y equi-
pos empleados, dependiendo principalmente de las condiciones de la energía térmica
requerida. Una ventaja del ciclo inferior (bottoming) es la disponibilidad de calor a más
altas temperaturas, por lo que se usa en industrias tales como vidrio o acero. Sin embar-
go, la eficiencia de un ciclo superior es generalmente más alta que la de un ciclo inferior
(bottoming), debido a que, para incrementar la eficiencia de un ciclo inferior es necesario
trabajar con temperaturas mayores de fluidos, aspecto que no siempre resulta ventajoso,
como puede ocurrir, por ejemplo, en una cementera, donde se requiere que los gases sal-
gan del proceso a las temperaturas más bajas posibles (por ejemplo, a 350 ⁰C o menos),
para incrementar su productividad. Sin embargo, a temperaturas menores que la indicada
puede resultar complejo y poco económico aprovechar el calor de los gases del proceso
de enfriamiento del clinker para producir vapor (lo que normalmente es lo que se persigue
en estos esquemas).

2. SITUACIÓN ACTUAL DE LA COGENERACIÓN Y/O TRIGENERACIÓN EN


EL MUNDO
La cogeneración no es un concepto nuevo. Las ventajas de una planta de cogenera-
ción se aprovecharon por primera vez por la Edison Illuminating Company de Thomas A.
Edison, que suministró tanto electricidad para alumbrado público como vapor para uso
industrial en la ciudad de Nueva York en 1882. El Departamento de Energía de los EE.UU. re-
portó que en los primeros años del Siglo XX, el 58% de la potencia en plantas industriales era
cogenerada. Sin embargo, en los años 1950’s la cogeneración representaba solamente el
15% y posteriormente (1974) esta cifra descendió al 5%. No obstante, las actividades de di-
seño, operación y mercadeo de cogeneración en los EE.UU. se incrementaron dramática-
mente a partir de la promulgación de PURPA (Public Utilities Regulatory Policies Act) y han
tenido mejor aceptación de la industria y el gobierno, habiéndose desarrollado nuevas
tecnologías en cámaras de combustión, paquetes de cogeneración y ciclos combinados.

7
ESTUDIO DEL POTENCIAL DE COGENERACIÓN Y TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR
SÍNTESIS DE RESULTADOS - OCTUBRE 2017

La experiencia en Europa es algo diferente a la norteamericana e históricamente la


cogeneración industrial ha sido más común en algunas partes de Europa que en los EE.UU.
A finales del siglo pasado, por ejemplo, la industria en Alemania cogeneraba el 16% de
la capacidad de generación eléctrica instalada, situación que se ha mantenido en los
últimos años, Italia el 18%, Francia el 16% y los Países Bajos el 10%. Al año 2010, el grado de
penetración de la cogeneración en los distintos países europeos era muy diverso. Su apor-
tación respecto al total de energía producida alcanzaba cifras elevadas en países como
Dinamarca (49%), Finlandia (38%), Holanda (30%), España (12%), pero también en países
de economías de transición como Letonia (38%), Hungría (21%) y República Checa (17%).
Es importante mencionar que la mayoría de países europeos utiliza gas natural para la co-
generación y, por otro lado, por sus condiciones climáticas, particularmente en los países
del norte de Europa, se destina gran parte de la energía de cogeneración a los sistemas
de calefacción de distrito (residencial), aplicación que no es necesaria en naciones con
climas tropicales como el Ecuador.

En Asia, la experiencia en cogeneración se ha analizado en cuatro de los países más


importantes de la región: China, India, Japón y Corea del Sur. En China, las tecnologías
relacionadas con la eficiencia energética, como la cogeneración y calor/enfriamiento
de distrito, han recibido gran atención en la última década por parte del gobierno. Como
resultado, China es uno de los países con mayor capacidad de cogeneración en el mun-
do. Japón es uno de los países más eficientes energéticamente en el mundo, lo que ha
permitido un avance importante de aplicaciones de cogeneración. En Corea del Sur, el
gobierno ha buscado adaptar el rápido crecimiento económico al incremento de precios
de la energía y más estrictos objetivos ambientales.

De acuerdo con los casos mencionados, es importante contar con criterios de selec-
ción para analizar con más profundidad la experiencia en cogeneración de ciertos países
que, por sus características, pudieran ser replicadas con éxito en el Ecuador, incluido países
de la región como Brasil y Colombia. Entre los criterios analizados están aspectos técnicos
(tecnología usada, tipo de combustible, tipo de matriz energética), aspectos institucio-
nales (trayectoria histórica, normativa, políticas de incentivo, etc.), aspectos contextuales
(clima, cultura) y el acceso a información actualizada de cada país.

3. METODOLOGÍA PARA DETERMINAR EL POTENCIAL DE


COGENERACIÓN/TRIGENERACIÓN EN ECUADOR
En la actualidad no existen métodos establecidos que permitan determinar el potencial
de cogeneración en un país en las condiciones que presenta el Ecuador. Por esta razón,
en este trabajo se desarrolló un método propio que permita calcular el potencial de co-
generación a nivel de empresas, cuyos resultados permitan a su vez calcular el potencial
nacional. En ese sentido, el primer paso fue determinar las empresas en los sectores in-
dustrial, comercial, hospitalario y hotelero del país que consumen simultáneamente dos
tipos de energía secundaria en sus procesos productivos: electricidad y combustibles, en
cantidades importantes, que permitan crear una línea de partida de posibilidades de co-
generación.

Para ello se recurrió a bases de datos de instituciones que disponen de esta información:
ARCONEL (Agencia de Regulación y Control de Electricidad) y ARCH (Agencia de Regula-
ción y Control de Hidrocarburos). Si bien la información se presentaba por provincias, por
asuntos logísticos del estudio (principalmente para organizar el trabajo de campo para la
recolección de la información adicional) se decidió dividir el país en dos zonas o regiones
de trabajo: región Sur y región Norte. La Tabla 1 muestra las provincias analizadas en cada
región

8
Tabla 1. Listado de provincias agrupadas por región.

En la región Sur se incluyeron 317 empresas mientras que en la región Norte se conside-
raron 238 empresas, dando un total de 555 empresas a analizar a nivel nacional. Dichas
empresas, además, fueron clasificadas en 16 diferentes clústeres industriales/comerciales,
de acuerdo a la clasificación CIIU-INEN, tal como se muestra en la Tabla 2.

Tabla 2. Listado de clústeres para el estudio.

9
ESTUDIO DEL POTENCIAL DE COGENERACIÓN Y TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR
SÍNTESIS DE RESULTADOS - OCTUBRE 2017

Una vez que se dividió el país en dos regiones y al sector industrial en diferentes clúste-
res, se procedió a realizar el trabajo de campo a fin de obtener información primaria que
corrobore los datos de partida y permita contar con toda la información necesaria para
efectuar los cálculos del potencial de cogeneración, así como para determinar en cuáles
empresas ya se realiza esta actividad.

Para el trabajo de campo se tomaron porcentajes de empresas por clúster que resulten
representativos para el mismo y que la cantidad de empresas seleccionadas corresponda
con el nivel de su presencia en cada región. Por lo tanto, es visible que las provincias don-
de más visitas se realizaron fueron Guayas, Pichincha, Manabí y Azuay, que juntas aportan
con más del 60% de las empresas seleccionadas. En total, para la visita, se establecieron
170 empresas a lo largo de todo el país (100 en la zona sur y 70 en la zona norte), que co-
rresponde a algo más del 30% de las 555 empresas seleccionadas. No se obtuvo apertura
o información completa de todas las empresas a visitar, debido a restricciones de algunas
de ellas, por lo que la visita se concretó en 162 empresas (96 en la zona sur y 66 en la zona
norte), lo cual representa el 29,2% del universo de empresas seleccionadas.

Para cada sector (y en cada empresa que lo integra), se estableció el método de


cálculo específico para estimar el potencial actual y futuro. Estos resultados parciales se
fueron agregando para obtener un resultado total a nivel de clústeres y al final a nivel na-
cional. De manera resumida, los pasos seguidos para determinar el potencial de cogene-
ración/trigeneración en cada empresa consistieron en:

1. Levantar información sobre los consumos de energía térmica (vapor o calor y las ne-
cesidades de frío) de la empresa.
2. Identificar los tipos y cantidades de combustibles usados y las alternativas a aquellos
combustibles.
3. Determinar el tipo de motor primario y la tecnología de cogeneración adecuada, en
función del tamaño, disponibilidad del combustible, ubicación y de las condiciones
(calidad) de calor y frío.
4. Calcular la capacidad de la planta de cogeneración/trigeneración requerida.
5. Calcular la cantidad de energía eléctrica que podría resultar de la adopción de co-
generación.
6. En caso de ser necesario, verificar que los motores/procesos de cogeneración garan-
tizan el suministro de calor y frío de la planta.

4. ESTADO ACTUAL DE LA COGENERACIÓN/TRIGENERACIÓN EN EL


ECUADOR
A fin de establecer la línea base del estudio de potencial de cogeneración/trigenera-
ción en el país, se determinó la capacidad de cogeneración existente, partiendo del he-
cho que, en el Ecuador, la cogeneración se ha implementado de manera muy limitada. Se
conoce que contadas empresas en los sectores alimentos, agroindustrial y maderero efec-
túan cogeneración en el país. El único sector que ha adoptado procesos de cogeneración
a mayor escala es el azucarero en el que, hasta julio de 2017, se contaba con una capa-
cidad instalada de cogeneración total cercana a los 140 MW, donde se utiliza bagazo de
caña como combustible. Ninguna empresa cuenta aún con sistemas de trigeneración.

La Tabla 3 presenta la situación actual de la cogeneración en Ecuador y la capacidad


instalada total, que es de algo más de 170 MW. En esta tabla se incluye también a CELEC
EP-Termogas Machala, que se encuentra instalando sistemas de ciclo combinado. La ope-
ración de esta planta, de ejecutarse, subirá la capacidad instalada de cogeneración a
nivel nacional hasta aproximadamente 490 MW.

10
Tabla 3. Resumen de la capacidad de cogeneración instalada en el país (línea base).

N/D – Dato no disponible.


* En fase de implementación
** Incluye Termogas Machala, en fase de implementación

5. RESULTADOS SOBRE EL POTENCIAL DE COGENERACIÓN/


TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR
La Tabla 4 muestra la cantidad de empresas de cada clúster y resume los resultados del
análisis. Se observa que el potencial técnico factible de cogeneración a nivel nacional
llega a casi 600 MW.

A su vez, la Figura 4, presenta la participación porcentual de cada sector respecto


al total. Por otro lado, se determinó que el potencial técnico factible de trigeneración es
de aproximadamente 200 MW, focalizado en los sectores alimentos, bebidas, hospitales y
hoteles.

Los tipos de combustibles que se han considerado para efectuar cogeneración en el


país, partiendo de su disponibilidad actual y/o las posibilidades de producción, son diésel,
biogás, biomasa y gas natural, que representan 81%, 10%, 7% y 2%, respectivamente, del
total de combustibles requeridos.

Con los resultados del potencial de cogeneración, también se estimó la reducción de


uso de combustible de origen fósil (principalmente diésel y bunker) que pasaría de apro-
ximadamente 18,6 millones de galones/mes (si se emplearan plantas termoeléctricas con
capacidad instalada de aproximadamente 600 MW que usan diésel o un combustible pa-
recido para la generación eléctrica) a 13,1 millones de galones/mes (si la generación se
efectúa en las empresas mediante sistemas de cogeneración/trigeneración).

11
ESTUDIO DEL POTENCIAL DE COGENERACIÓN Y TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR
SÍNTESIS DE RESULTADOS - OCTUBRE 2017

Tabla 4. Potencial de cogeneración en el Ecuador por clústeres y empresas.

Figura 4. Participación porcentual de cada clúster en el potencial de cogeneración en Ecuador

12
6. BENEFICIOS DE LA COGENERACIÓN/TRIGENERACIÓN EN ECUADOR
Para identificar los beneficios económicos, ambientales, sociales y para el Sistema Nacio-
nal Interconectado, a nivel nacional y de cada uno de los clústeres industriales analizados,
se trabajó en cinco posibles escenarios: Escenario 1, 600 MW (igual al potencial obtenido
en los cálculos), Escenario 2 (50% inferior al anterior; es decir, 300 MW), Escenario 3 (50%
superior al primero; es decir, 900 MW), Escenario 4 (80 MW), Escenario 5 (20 MW) y un es-
cenario adicional de 0,5 MW (que corresponde a la capacidad instalada mínima de una
planta de cogeneración, de acuerdo con los cálculos realizados). Los escenarios 4 y 5
se han seleccionado porque los valores resultantes están en el rango del potencial de
cogeneración de varios clústeres (ver Tabla 4) y se prestan para un análisis rápido de los
resultados de la implementación de cogeneración en clústeres completos. Los resultados
del análisis financiero, que muestran un VAN y TIR negativos, sugieren que es necesario re-
visar los parámetros utilizados (por ejemplo, precio de venta de energía cogenerada) para
que los proyectos sean viables. Un análisis de sensibilidad realizado respecto al precio del
diésel, considerando el precio de venta de la energía eléctrica fijo (0,11 USD/kWh) y que el
precio del galón de diésel sea US$1,50, US$1,45 y US$1,40, mostró que todos los escenarios
serían rentables a un precio del diésel inferior de US$ 1,40 (conociendo que el precio oficial
para la industria es de US$1,57). Por lo tanto, se desprende que la cogeneración a escala
nacional en los escenarios presentados sería posible solamente si se incrementa el precio
de venta de la energía eléctrica producida en las plantas de cogeneración. Si se sensibi-
liza el precio de venta de la energía, se obtiene que la cogeneración en estas escalas es
viable para precios de venta mayores a 0,12 USD/kWh y manteniendo el subsidio actual del
diésel. En caso de que a futuro se elimine el subsidio al diésel, el precio de éste sería de USD
2,17 por galón, con el cual las alternativas analizadas serían viables si el precio de venta de
la energía cogenerada fuese superior a 0,16 USD/kWh, aspecto que ameritaría evaluarlo a
nivel de políticas energéticas, pues el valor de 0,16 USD/kWh podría ser manejable en algu-
na situación particular, especialmente debido a la baja generación de hidroelectricidad
en periodos de estiaje a nivel nacional.

El análisis económico fue acompañado de un análisis sobre los beneficios ambientales


y sociales resultantes de la adopción de cogeneración a nivel nacional, destacándose
la oportunidad que presenta la cogeneración para reducir el uso de combustibles fósiles
(principalmente diésel y bunker), al recurrir a menos combustibles para generar energía tér-
mica útil para las empresas. Respecto a los beneficios al sistema nacional interconectado
(SNI) ecuatoriano, se analiza el aporte porcentual que tendría la cogeneración en cada
escenario considerado (año 2018 y año 2025) sobre la producción total del SNI bajo la pla-
nificación considerada en el Plan Maestro de Electrificación – PME 2016 – 2025. Para el caso
del potencial de 900 MW en potencia instalada, el aporte al SNI es de 26,1% (2018) y de
20,5% (2025). Para una capacidad de 600 MW, el aporte de la cogeneración al sistema es
de 17,4% (2018) y de 13,7% (2025) mientras que, con una capacidad de 300 MW, el aporte
de la cogeneración al sistema es de 8,7% (2018) y de 6,83% (2025).

7. RESULTADOS DE LOS ESTUDIOS DE PREFACTIBILIDAD


Luego de establecer los criterios de selección generales y particulares para definir las cin-
co empresas en las que se desarrollaron los estudios de prefactibilidad de la adopción de
sistemas de cogeneración/trigeneración y dos alternativas tecnológicas distintas en cada
caso, las empresas seleccionadas fueron: una palmicultora (provincia de Esmeraldas), una
textilera (Pichincha), una empresa de la industria láctea (Azuay), un hotel (Guayas) y un
hospital público (Guayas). Para el estudio de cada caso se requería analizar las opciones
de cogeneración con dos tipos diferentes de combustible. Por lo tanto, para la palmiculto-
ra se propuso usar a) biogás producido a partir de los efluentes del proceso de extracción
de aceite crudo, que se puede usar en motores de gas (motores tipo Otto) y b) biomasa
sólida (fibra, cuesco y/o raquis del proceso de extracción del aceite crudo) a ser emplea-
da en ciclos Rankine; es decir, mediante combustión en calderas de vapor. Para la textilera

13
ESTUDIO DEL POTENCIAL DE COGENERACIÓN Y TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR
SÍNTESIS DE RESULTADOS - OCTUBRE 2017

se propuso emplear a) diésel, usando motores tipo Diésel y b) biomasa en ciclos Rankine.
Para la industria láctea se propuso emplear a) diésel en motores alternativos tipo diésel y
b) gas natural, usando motores alternativos tipo Otto. Tanto para el hotel como para el
hospital, se propone emplear motores Diésel y Otto (usando diésel y gas natural, respecti-
vamente). Las Figuras 5, 6 y 7 muestran esquemas de las propuestas para la industria de la
palma aceitera y para la industria láctea. Estos dos esquemas engloban las posibilidades
de las otras empresas seleccionadas para el estudio de prefactibilidad.

El esquema de la Figura 5 muestra que la industria de la palma aceitera puede usar la


biomasa sólida residual (principalmente fibra y parte del cuesco o del raquis) para la pro-
ducción de vapor sobrecalentado en calderas de vapor. Este vapor se usa para accionar
uno o más grupos turbogeneradores, con turbinas de contrapresión. El vapor a la salida de
las turbinas tiene presión y temperatura de acuerdo a los requerimientos de los procesos
de producción de la planta y es usado directamente. Los cálculos efectuados en la plan-
ta seleccionada mostraron que la misma cuenta con suficiente biomasa lignocelulósica
para producir energía para autoconsumo y para exportar a la red del Sistema Nacional
Interconectado (SNI). Como consecuencia, la empresa puede tener ingresos económicos
por venta de energía eléctrica a la red del SNI y, posiblemente, por venta de créditos de
carbono. De manera general, los equipos requeridos para implantar este esquema de co-
generación, en la planta seleccionada, son:

1) Dos calderas con capacidad de producción de 12,5 t/h de vapor a 3,5 MPa y 4000C.
2) Una planta de tratamiento de agua para uso en las calderas.
3) Tres turbogeneradores con capacidad instalada de 1 MW, o equipos similares, que
permitan extraer vapor a 0,3 MPa (en condiciones de saturación), para ser empleado
en el proceso de extracción del aceite de palma.
4) Un sistema de control.
5) Sistemas de seguridad.
6) Una subestación tipo abierta de 3,5 MW para exportar la electricidad a la red del SNI.

Figura 5. Layout tentativo de la planta de cogeneración propuesta en la industria de palma aceitera,


usando un Ciclo Rankine basado en parte en el proceso de cogeneración actual.

14
La Figura 6 muestra la segunda alternativa de cogeneración que se propone adoptar
en la industria de la palma aceitera. En este caso, se sugiere emplear los efluentes del pro-
ceso de extracción de aceite de palma para producir biogás. Este biogás será empleado
para accionar motores tipo Otto (conocidos como motores de gas) que permitirá producir
energía eléctrica, mientras que la energía térmica contenida en los gases de escape y
en el agua de refrigeración será empleada para producir vapor saturado para uso en el
proceso de producción. El análisis efectuado a la planta objeto de estudio mostró que no
es posible producir biogás suficiente para operar la planta completa, por lo que se sugiere
incluir una caldera de vapor saturado que va a funcionar de forma paralela a los motores
de gas.De manera resumida, la planta de cogeneración bajo esta alternativa constará de
los siguientes elementos (no se incluyen accesorios y/o equipos auxiliares):

1) Una planta de digestión anaeróbica que usa los efluentes para producir el biogás.
2) Una planta de tratamiento de biogás, con la finalidad de reducir sus efectos corrosivos
(básicamente remoción de H2S).
3) Un sistema de transporte del biogás desde la planta de producción hasta la planta de
tratamiento (aproximadamente entre 50 a 100 m).
4) Sistema de quemado de biogás (antorchas) para transformar el CH4 en CO2, a ser
usado cuando no haya consumo para generación eléctrica (incluyendo casos de
emergencia).
5) Dos grupos generadores basados en motores de gas con capacidades de 1.000 kW
de generación eléctrica cada uno.
6) Sistema de control.
7) Sistemas de seguridad.
8) Una subestación tipo abierta, de 4 MW, para exportar la energía eléctrica generada
a la red del SNI.
9) Una caldera que produce 3,4 t/h de vapor saturado a 0,3 MPa para ser usado en el
proceso junto al vapor residual de las turbinas de vapor.
10) Una planta de tratamiento de agua para la caldera de vapor saturado.

Figura 6 Esquema de la propuesta de cogeneración en la industria de extracción de aceite de palma, usando gas natural pro-
ducido a partir de los efluentes de la planta.

15
ESTUDIO DEL POTENCIAL DE COGENERACIÓN Y TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR
SÍNTESIS DE RESULTADOS - OCTUBRE 2017

El esquema mostrado en la Figura 7, por otro lado, corresponde a la propuesta de un


sistema de trigeneración a ser usado en la industria láctea. Esta propuesta corresponde a
una planta en particular, donde las condiciones de espacio y la disponibilidad de algu-
nos equipos nuevos hicieron que sea necesario mantener operativa una de las calderas
existentes, donde se va a producir parte del vapor saturado requerido para el proceso in-
dustrial. Asimismo, en esta planta se ha sugerido mantener operativos dos generadores de
diésel existentes (tipo prime), con el objetivo de optimizar recursos. Si bien otras plantas de
alimentos pueden ser configuradas de manera diferente y de acuerdo a las necesidades
particulares, el esquema se presta para ver que, al igual que cuando se usan motores de
gas (Figura 6), el calor residual de los motores tipo diésel puede ser empleado para produ-
cir vapor, mediante calderas de recuperación de calor, o para producir frío en sistemas de
absorción (chillers).

CALDERA DE
RECUPERACIÓN
DE CALOR

Figura 7. Esquema que muestra la configuración del sistema de trigeneración a ser usado en la indus-
tria de lácteos, usando motores Diésel.

De manera general, los equipos requeridos de acuerdo con esta propuesta y en las
condiciones de la planta objeto de estudio, son los siguientes:

1) Dos grupos generadores Diésel de 2 MW cada uno.


2) Un sistema de recolección de gases calientes de todos los motores Diésel (incluyendo
los actualmente disponibles).
3) Una o más calderas de recuperación de calor para producir 3 t/h de vapor saturado
a 0.8 MPa (8 bar) aprovechando el calor de los gases de escape de los grupos gene-
radores.
4) Un sistema de recolección del agua de refrigeración (tuberías de agua caliente).
5) Uno o más chillers de absorción para producir 265 t de frío (930 kW) a partir del calor
disponible en el agua de refrigeración.
6) Sistemas de control.
7) Sistemas de seguridad.
8) Una subestación de tipo abierta de 5,2 MW para exportar la energía eléctrica genera-
da a la red del SNI.

16
9) Un sistema de integración del vapor generado en la caldera existente (nueva) con el
vapor generado en la caldera de recuperación (sistema de tuberías aisladas térmica-
mente con válvulas).
10) Una planta de tratamiento de agua para producir vapor y para usarla en el sistema
de enfriamiento de los grupos diésel.
En el informe completo del estudio se presentan datos generales de las empresas en
análisis, datos de producción, equipos usados, y las dos propuestas de cogeneración, con
su diseño y estudio de viabilidad económica y financiera. De acuerdo al análisis financiero
realizado, las alternativas viables por presentar un VAN positivo son: las dos alternativas de
la palmicultora (biomasa y biogás); la alternativa de la industria láctea que operaría con
gas natural; y, las alternativas del hotel y el hospital, que funcionarían con gas natural. La
alternativa más rentable es la palmicultora que opera con biogás. En conclusión, son renta-
bles las alternativas que funcionan con biomasa, biogás y gas natural (excepto la textilera).
Sin embargo, se menciona que el empleo de gas natural está sujeto a disponibilidad futura.

La Tabla 5 presenta los precios de venta de electricidad para que cada alternativa
propuesta (tipo de industria con el correspondiente combustible para cogeneración anali-
zado) sea viable. Como se observa, todas las alternativas con viabilidad financiera presen-
tan un precio de sensibilidad menor a USD 0,11/kWh, en tanto que las alternativas que no
tienen viabilidad financiera a ese precio la tienen a precios mayores a USD 0,11/kWh, en las
condiciones del estudio realizado.

Tabla 5. Resumen de sensibilidad al precio de venta de la energía

De acuerdo al análisis económico (a nivel de país) realizado, las alternativas viables por
presentar un VAN positivo coinciden con las alternativas que presentan valor actual neto
positivo desde el punto de vista financiero. Los criterios de evaluación desde el punto de
vista país son de apoyar un proyecto que sea viable económicamente, aunque financie-
ramente no lo sea (siempre y cuando sea sostenible). En este caso, todos los proyectos que
presentan viabilidad económica son viables también desde el punto de vista financiero
por lo que, de mantenerse los valores actuales netos positivos en la etapa de estudios de
factibilidad, son alternativas que deberían apoyarse a nivel de país; esto es, los proyectos
que funcionen con gas natural, biomasa y biogás.

17
ESTUDIO DEL POTENCIAL DE COGENERACIÓN Y TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR
SÍNTESIS DE RESULTADOS - OCTUBRE 2017

8. PLAN DE ACCIÓN PARA INCENTIVAR LA COGENERACIÓN/


TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR
En el Plan de Acción se plantean tres programas o líneas de acción, cada uno con pro-
yectos o actividades específicas, a corto, mediano y largo plazos, que permitan fomen-
tar la cogeneración y/o trigeneración en Ecuador. Los objetivos de estos programas son:
Identificar los sectores industriales con potencial de cogeneración (Programa 1), Evolución
Normativa/Regulatoria (Programa 2); y, Participación del sector Financiero (Programa 3).
Con el primer programa se busca contar con la información de línea base para conocer
los sectores industriales con mayor potencial de cogeneración/trigeneración en el país.
La línea base ha sido establecida en este estudio y sirve de punto de partida. También se
incluye en este programa actividades orientadas a la socialización y difusión (hacia todos
los actores involucrados) de los resultados de este estudio y las perspectivas que tiene la
cogeneración a futuro en nuestro país. Finalmente, se propone la necesidad de fortalecer
la relación del Estado (en este caso el MEER y CELEC EP) con los clústeres industriales de
mayor potencial a fin de promover el desarrollo de proyectos de cogeneración en dichos
sectores.

A fin de mejorar la eficiencia energética del sector industrial y reducir la dependencia


en el uso de combustibles fósiles, se es necesario efectuar cambios en el marco normativo
del sector energético vigente. Por lo tanto, las actividades planteadas en el Programa 2
buscan establecer “reglas del juego” claras para que la cogeneración sea vista como una
opción real para transformar la matriz energética y, a través de ella, se propicie el cambio
de la matriz productiva ecuatoriana y se creen condiciones que motiven al sector empre-
sarial a incursionar en cogeneración. Entre las actividades propuestas en este programa
se destaca el establecimiento de tarifas e incentivos especiales, promover la investigación
aplicada en centros de estudio y actualizar la normativa vigente (o crear una específica)
para apuntalar la cogeneración.

En el sector financiero, en general, se tiene poco conocimiento especializado sobre


proyectos de cogeneración/trigeneración, lo cual hace poco probable que los mismos
sean financiados, a pesar de que pueden ser proyectos rentables. Esta rentabilidad se ha
podido verificar en la visita a algunos proyectos de cogeneración ya instalados en el país y
en los resultados (a nivel de prefactibilidad) de varias alternativas presentadas en este estu-
dio. Por lo tanto, el Programa 3 plantea proveer de conceptos y elementos a personal del
sector financiero nacional, para que puedan discernir sobre el potencial de proyectos de
cogeneración y/o trigeneración presentados y, con estos criterios, decidir cuáles proyectos
son susceptibles de crédito o financiamiento. Para ello se proponen actividades enfocadas
en la capacitación de personal, otorgamiento de líneas de crédito o financiamiento pre-
ferentes, contar con una red de especialistas en cogeneración para el sector financiero y
fomentar la creación de empresas de servicios energéticos (ESCO) con el fin de promover
la eficiencia energética en general y la cogeneración en particular. La ejecución de este
Plan de Acción, que deberá estar en línea con el Plan Nacional de Eficiencia Energética
(PLANEE), podrá servir para impulsar definitivamente el sector de la cogeneración/trigene-
ración en el Ecuador.

18
9. CONCLUSIÓN
Este estudio ha identificado un potencial técnico factible de cogeneración importante
en el Ecuador, alrededor de 600 MW, repartido en diferentes segmentos industriales y de
servicios, que requiere ser explorado y ejecutado. Un potencial de 600 MW representa,
aproximadamente, 10% de la capacidad de generación eléctrica instalada en el Ecuador,
valor que está en el rango del aporte actual de la cogeneración en otros países como
Alemania y Estados Unidos, por lo que el potencial identificado es significativo respecto a
la capacidad de generación eléctrica actual en nuestro país. Este estudio muestra que
existen cuatro sectores industriales con alto potencial de implementación de proyectos de
cogeneración: alimentos, textil, agroindustria y bebidas, a los que hay que sumar el sec-
tor hotelero y hospitalario, igualmente con alto potencial de cogeneración. En el estudio
también se ha determinado que en el Ecuador existe un potencial para trigeneración de
aproximadamente 200 MW.

Con la finalidad de mostrar las oportunidades de implantar cogeneración a escala


industrial, en el estudio también se efectuaron estudios a nivel de prefactibilidad, en cin-
co empresas pertenecientes a cinco clústeres industriales diferentes y representativos. Este
potencial (de aproximadamente 17 MW) es un importante referente para acometer en el
futuro con los correspondientes estudios de factibilidad y la posterior implementación de
éstos y otros proyectos de cogeneración/trigeneración en el Ecuador.

Este estudio es un punto de partida para impulsar la cogeneración/trigeneración en


el país y aprovechar sus beneficios a la vez que permite identificar los desafíos del Estado
para impulsar esta oportunidad de fomento a la eficiencia energética. El impulso dado por
el Estado, a través del MEER y CELEC EP, con el apoyo del sector empresarial y la acade-
mia, permitirá concebir a la cogeneración y trigeneración como tecnologías asequibles
para reducir costos de producción, aminorar los efectos ambientales ocasionados por el
consumo energético y fortalecer la competitividad del sector industrial y de la economía
en general del Ecuador.

19
ESTUDIO DEL POTENCIAL DE COGENERACIÓN Y TRIGENERACIÓN EN EL ECUADOR
SÍNTESIS DE RESULTADOS - OCTUBRE 2017

Equipo de Trabajo

La dirección del trabajo estuvo a cargo de:

Ing. Juan Leonardo Espinoza Abad, PhD. (Profesor Principal de la Facultad de Ingeniería
de la Universidad de Cuenca)
Ing. Manuel Raúl Peláez Samaniego, PhD. (Profesor Principal de la Facultad de Ciencias
Químicas de la Universidad de Cuenca)

Grupo de Apoyo:

Ing. Stalin Vaca, MSc.


Ing. Diego Suárez, MBA.
Eco. Fernando Maldonado, MSc.
Ing. Fernanda Orellana
Ing. Jaime Alvarado
Ing. Ricardo Álvarez
Ing. Pablo Arias, MSc.
Ing. Robinson Machuca
Ing. Guillermo Pérez, MSc.
Ing. Tamara Serrano
Ing. Rommel Vargas
Ing. Alejandro Parra, MSc.

Administración del Proyecto:

Ing. Diego Idrovo Murillo Ing. Gerardo Cordero Pérez


Gerente General UCUENCA EP Gerente de Proyectos UCUENCA EP

Administración del Contrato: Corporación Eléctrica del Ecuador - CELEC EP

Dr. José Jara Alvear Ing. Pablo Rosero Rivera


Administrador del Contrato CELEC EP Coordinación MEER

20