Está en la página 1de 2

PASOS PARA LA REPARACION DE UNA TRANSMISION MANUAL.

Los síntomas de las distintas fallas localizados en la caja de velocidades, generalmente, se


manifiestan por sonidos de diversa índole que, por sus características propias y el grado de
experiencia del mecánico, pueden ser determinados rápidamente con cierta precisión.
Si el funcionamiento de la caja es ruidosa, estando la palanca de cambios en neutral y el
motor marchando en vacío, percibiéndose un silbido, se puede diagnosticar que la falla
radica en un cojinete. Una especie de traqueteo a canto intermitente, se le atribuye a
engranajes con dientes gastados o astillados. Existiendo desalineación entre el motor y la
caja de velocidades, los ruidos serán bien notables, luego de cierto tiempo de uso o sea
cuando comiencen a tomar juego excesivo por desgaste incorrecto las distintas piezas en
movimiento.
Cuando la caja de velocidades es ruidosa, hallándose seleccionada una velocidad, pueden
presentarse los mismos sonidos que cuando la palanca de cambios está en neutral, sólo
que la frecuencia de aquellas es mayor. Seguidamente se proporciona un detalle de
posibles causas que contribuyen a un rápido diagnóstico, según la característica de las
fallas que comúnmente pueden presentarse.

FALLAS COMUNES

Las fallas más comunes de la transmisión manual son:

 Desgaste de sincronizadores:
Esto ocurre a través de los años o por el uso rudo de la transmisión, se puede solucionar el
problema comprando las refacciones y claro cambiando las refacciones

 Zumbido de la transmisión:
Amarre de la misma esto puede suceder por el sobre calentamiento de la transmisión o la
falta de aceite

 Fugas de aceite:
Esto suele suceder por algún reten o junta dañada la cual fuga aceite

 Velocidad trabada:
Esto suele suceder cuando las chavetas de los sincronizadores tienen un desgaste
excesivo y suelen salirse de su lugar y atorarse con el mismo sincronizador y ya no dejar
salir la velocidad.

DIAGNÓSTICO DE FALLAS DE LA TRANSMISIÓN MANUAL.

1. Revisar las quejas del conductor y/o probar el vehículo en el camino

2. Determinar si la transmisión realiza sus cambios de forma adecuada o presenta una


acción de patinaje, jaloneo o vibración, cambios bruscos o retardados, en el caso
de no tener tracción determinar si es un problema del sistema hidráulico de la
transmisión o electrónico o bien del sistema de flechas de tracción o en el caso de
contar con diferencial revisar un problema mecánico en ese sistema.

3. Revisar de forma minuciosa la transmisión para localizar fugas de aceite que puedan
ocasionar fallas en el sistema y determinar la acción necesaria.

4. Escuchar los ruidos de la transmisión al meter velocidad y circulando el vehículo,


determinar la acción necesaria.

5. Revisar si el aceite está a nivel o tiene aroma a disco quemado diagnosticar la causa
y determinar la acción necesaria.

6. Realizar pruebas de potencia de arranque del vehículo para determinar el porcentaje


de patinaje de la transmisión y determinar la acción necesaria.

7. Realizar pruebas recorrido para determinar la frecuencia de los cambios así como el
accionar del sistema de sobre marcha, determinar la acción necesaria.

DESMONTAR LA TRANSMISIÓN MANUAL.

DIAGNÓSTICO Y REPARACIÓN DE LAS PARTES E INTEGRADOS INTERNOS DE LA


TRANSMISIÓN.

MONTADO DE LA TRANSMISIÓN MANUAL.

INSPECCIÓN Y VERIFICACIÓN DE LA REPARACIÓN.

Una vez reparada la transmisión se procede a realizar las pruebas de verificación del buen
funcionamiento del sistema de cambios que consisten en:

1. Probar el vehículo en el camino.

2. Determinar si la transmisión presenta una acción de patinaje, jaloneo o vibración.


3. Revisar de forma minuciosa la transmisión para verificar que no existan fugas de
aceite que puedan ocasionar fallas en el sistema.

4. Verificar que no existan ruidos extraños de la transmisión.


5. Realizar pruebas de potencia de arranque del vehículo para determinar que no exista
patinaje.
6. Realizar pruebas de frecuencia de cambios de velocidad así como de accionamiento
del sistema de sobre marcha.