Está en la página 1de 4

ETAPA EMOCIONAL DEL NIÑO.

López, MCG. Las emociones en los niños surgen de manera progresiva a medida que van

creciendo, están programadas de forma biológica .- Al hablar de desarrollo emocional en el

niño podríamos decir que va pasando diferentes procesos donde el niño va ir construyendo su

propia autoestima la cual le servirá a valorarse y así mismo permite al niño alcanzar sus

objetivos desde la ilusión y la seguridad que otorga el creer en sus propias capacidades.-Los

padres juegan un papel muy importante en su desarrollo emocional para satisfacer sus

necesidades de los niños y al mismo tiempo lo irán corrigiendo cual es bueno y cual malo

para su formación y así van demostrando seguridad. Las emociones, como la tristeza, la alegría,

el miedo, se asocian con cambios fisiológicos y de la conducta, las personas expresan sus

emociones según una situación o circunstancia donde se encuentra, ejemplo: si mi hijo

GAHEL está en su cuna desatendido estará triste y quizás llorando, etc. Pero por otra lado si

Paola está en su cuna o en los brazos de su madre y le está dando besitos y cosquilleo estará

alegre o quizás riendo, etc.

Clara aladren bueno “Los niños tienen que aprender a pensar

antes de actuar, a controlar su agresividad y su ira.-Esto nos da entender cómo debemos saber

a identificar por ejemplo cuando están tristes o contentos… Y todo esto se consigue

educándolos emocionalmente desde pequeños. Solo así serán más felices y sabrán adaptarse a

las diferentes situaciones por las que les irá llevando la vida, se debe trabajar la educación

emocional desde todos los ámbitos de su vida (familiar, escolar y sociedad…). Se deben incluir

en la educación elementos que favorezcan las aptitudes emocionales, como son la creatividad,

el optimismo, la perseverancia y el autocontrol, entre otras.


No sólo se trabaja en los menores en el ámbito familiar y escolar, también en otros, como en el

hospital donde podemos observar a los niños enfermos y las salas se encuentran adornadas

para que los niños se encuentran emocionalmente motivada a pesar de loque están pasando.-A

los niños tenemos que escucharles, protegerlos, pero no en exceso, ayudarles, pero no hacer las

cosas por ellos, acompañarles, pero no llevarles; hay que enseñarles los peligros pero no

atemorizarlos, integrarlos en las relaciones y no aislarlos, animarlos con sus ilusiones sin

desesperanzarlos, vivir con naturalidad sin hacerlo por encima de las posibilidades familiares,

quererlos y manifestarles amor sin idolatrarlos, comportarse y ser como queremos que sean

ellos, dándoles ejemplo con nuestro comportamiento. No debemos olvidar que muchas veces

les pedimos que sean de una manera mientras que nosotros nos comportamos de forma

contraria; nuestros hijos nos escuchan, pero también nos miran; por lo tanto, que hay que tener

en cuenta que no debemos cumplir el dicho haz lo que digo, pero no hagas.
Según Daniel Goleman (1995) La inteligencia emocional es una forma de interactuar

Con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba habilidades tales como el

control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la

empatía, la agilidad mental.

EL tutor debe saber transmitir el modelo emocional adecuado a las diferentes interacciones que

los alumnos tienen entre sí siendo fruto de modelos de imitación, por aprendizaje, para los

niños y niñas. Por tanto, no buscamos sólo a un profesor que tenga unos conocimientos óptimos

de la materia a impartir, sino que además sea capaz de transmitir una serie de valores a sus

estudiantes, desarrollando una nueva competencia profesional. No obstante un profesor debe

fortalecer la Inteligencia emocional en niños ya que las emociones son grandes condicionantes

de nuestra conducta las mismas pueden influenciar nuestra vida en multitud de sentidos. Al

igual que sucede con cualquier aprendizaje, las emociones determinarán nuestra manera de

afrontar la vida. y el control de las emociones .

Nosotros como futuros docentes y como padres de familia debemos saber cómo se desarrolla

la etapa emocional del niño :Cómo funciona el cerebro ,del niño todavía necesita pasar por un

proceso de maduración (que dura hasta el fin de la adolescencia), durante la infancia las

experiencias crean la estructura de organización del cerebro; toda la experiencia que tiene tu

hijo, su entorno emocional y físico influirá en su desarrollo, pero principalmente la relación

que tiene contigo, También debemos fomentar fortalezas, la que busca conocer tu hijo, sus

gustos, sus preferencias, su modo de portarse, sus miedos y sus calidades.. Es necesario

dedicarles más tiempo, para hablar, jugar y estar realmente presente para ellos.-En este

momento dedíquese exclusivamente a tu hijo sin teléfonos, sin computadora u otras

distracciones, hagan un paseo o simplemente conversen.


Elia López Casa.- El miedo hace que el niño se marque retos y que luche por superarlos puede

bloquear e incluso, conducir al pánico. Es el máximo nivel de alerta de nuestro cuerpo: si

enseñamos a nuestro hijo a utilizar el miedo para crecer, será un arma poderosa para él.

Las emociones están presentes en nuestras vidas desde que nacemos y juegan un papel

relevante en la construcción de nuestra personalidad e interacción social. Vivimos las

emociones en cualquier espacio y tiempo, con la familia, con los amigos, con nuestro entorno,

con nuestros iguales, con nuestra escuela, con nuestros educadores, etc. Por lo que la escuela

es un ámbito más de conocimiento y de experiencias en el que se desarrollan las emociones.

Educar significa contemplar el desarrollo integral de las personas, desarrollar las capacidades

tanto cognitivas, físicas, lingüísticas, morales como afectivo y emocionales. La educación

emocional adopta un enfoque del ciclo vital que se lleva a la práctica a través de programas

secuenciados, que pueden iniciarse en la educación infantil. Por mi experiencia, la puesta en

práctica de la educación emocional no tan sólo ha enriquecido al alumnado sino también a los

docentes en cuanto a su crecimiento personal y profesional. Ha unido al equipo de profesores,

generando más comunicación y empatía entre ellos. Se han construido nuevos proyectos de

centro, nuevas ilusiones compartidas y se ha favorecido el diálogo .