Está en la página 1de 3

introduccion

Conferencia general del Episcopado Latinoamericano celebrada en S. Domingo,


además de la explícita intención de seguir aplicando la renovación conciliar, mantiene
vigente las enseñanzas de Medellín y Puebla, actualizándolas a través de nuevas
líneas pastorales.

Primera parte: Jesucristo, Evangelio del Padre


1. Profesión de fe
Los obispos de Latinoamérica proclaman su fe en Jesucristo, que es el mismo “ayer,
hoy y siempre”. Él es el Señor de la historia que quiso extender el anuncio del
Evangelio hasta el nuevo continente.
2. A los 500 años de la primera evangelización
En este continente ya estaban presentes, al momento de su descubrimiento, “las
semillas del Verbo”, y Dios mediante la evangelización y la fe en Cristo ha renovado su
alianza con América latina.

Segunda parte: Jesucristo, evangelizador viviente en su Iglesia

1. La nueva evangelización

El sujeto de la nueva evangelización es toda la comunidad eclesial: los obispos en


comunión con el papa, los presbíteros y diáconos, los religiosos y las religiosas, todos
los laicos.

1.1 La Iglesia convocada a la santidad

La Iglesia es llamada a la santidad por la presencia en ella de Cristo, que la santifica


con su Espíritu.

1. 2 Comunidades eclesiales vivas y dinámicas

La Iglesia particular, que prolonga la presencia y la acción evangelizadora de Cristo,


está llamada a vivir el dinamismo de comunión-misión en las parroquias.

1.3 En la unidad del Espíritu y con diversidad de dones y carismas

Es por la acción del Espíritu Santo que todos los bautizados participan de las riquezas
de gracia que les regala el Señor Jesús. Es El que lleva a todos los cristianos a
construir la unidad de la Iglesia desde distintos carismas y ministerios que se
actualizan a través del servicio.

1.4 Para anunciar el Reino a todos los pueblos

Es Cristo que nos revela al Padre y nos introduce en el misterio de la vida trinitaria por
el Espíritu. Todo pasa por Cristo, que se hace camino, verdad y vida.

2. La promoción humana

La doctrina social de la Iglesia es la enseñanza del magisterio en materia social y


contiene principios, criterios y orientaciones para la actuación del creyente en la tarea
de transformar el mundo según el proyecto de Dios.
2.1 La promoción humana, una dimensión privilegiada de la nueva
evangelización
Nuestra fe en el Dios de Jesucristo y el amor a los hermanos tiene que traducirse en
obras concretas.
2.2 La promoción humana, una dimensión privilegiada de la nueva
evangelización
Nuestra fe en el Dios de Jesucristo y el amor a los hermanos tiene que traducirse en
obras concretas.
2.3 La familia y la vida: desafíos de especial urgencia en la promoción humana
La Iglesia sabe que el futuro de ha humanidad se fragua en ha familia.
3. La cultura cristiana
La cultura nace con el mandato inicial de Dios a los seres humanos: creced y
multiplicaos, llenad la tierra y sometedla (Gn 1,28-30).
3.1 Valores culturales: Cristo, medida de nuestra conducta moral
La moral cristiana sólo se entiende dentro de la Iglesia y se planifica en la eucaristía.
3.2 Unidad y pluralidad de las culturas indígenas, afro americanas y mestizas
La analogía entre la encarnación y la presencia cristiana en el contexto socio-cultural e
histórico de los pueblos nos lleva al planteamiento teológico de la enculturación; la
cual es un proceso conducido desde eh evangelio hasta el interior de cada pueblo y
comunidad.

América latina está profundamente marcada por la cultura occidental. El impacto que
ha producido la cultura moderna con sus valores y contravalores: la centralidad del
hombre; la absolutización de la razón, el olvido de Dios, relegado a un problema de
conciencia personal, ha llevado a desafiar la evangelización de la cultura.
3.4 La acción educativa de la Iglesia
Así cómo la educación es la asimilación de la cultura, así la educación cristiana es la
asimilación de la cultura cristiana; es la enculturación del evangelio en la propia
cultura.
3.5 Comunicación social y cultura
La evangelización, anuncio del Reino, es comunicación. Cada persona y cada grupo
humano desarrolla su identidad en el encuentro con otros.

Tercera parte: Jesucristo, vida y esperanza de América Latina


Líneas pastorales prioritarias
La Iglesia en Latinoamérica y el Caribe proclama su fe: “Jesucristo ayer, hoy y
siempre” (cf Hb 13,8). Revisando nuestro camino proclamamos nuestra fe en
Jesucristo, hijo de Dios vivo, única razón de nuestra vida y fuente de nuestra misión.
1. Una nueva evangelización de nuestros pueblos
Eh compromiso es de todos y desde comunidades vivas. Los laicos están llamados a
un especial protagonismo, y entre ellos, especialmente los jóvenes.
2. Una promoción humana integral de los pueblos latinoamericanos y caribeños
Asumimos con renovado ardor ha opción evangélica preferencial por los pobres, en
continuidad con Medellín y Puebla. Invitamos a promover un nuevo orden económico,
social, político, conforme a ha dignidad de todas y cada una de las personas,
impulsando ha justicia y la solidaridad.
3. Una evangelización inculturada
Atenderemos a la evangelización de las grandes ciudades de América Latina donde
vive la mayor parte de nuestra población, aunque nuestra solicitud se dirigirá también
a has áreas rurales.

REFLEXION DE SANTO DOMINGO

Compartimos con ustedes esta hermosa reflexión sobre nuestro Padre Santo Domingo
“¿Quién será capaz de imitar en todo la virtud de este hombre? Podemos admirarla y,
a la luz de su ejemplo, apreciar la flojedad de nuestro tiempo. Poder lo que él pudo no
está al alcance de las fuerzas humanas, sino que es una gracia única de Dios, a
menos que la bondad misericordiosa del Señor se dignara quizá conceder a alguien
alcanzar semejante cima de santidad. Pero para esto, ¿quién será hallado idóneo?
Sigamos entre tanto, hermanos, en la medida de nuestras posibilidades, las huellas
paternas, y a la vez demos gracias al Redentor, que nos ha dado a sus siervos en este
camino por el que vamos, un semejante jefe, y nos ha regenerado por medio de él
para entrar en la luz de este género de vida. Pidamos al Padre de las misericordias,
que conducidos por el Espíritu por el que obran los hijos de Dios, merezcamos llegar
también nosotros, en recto recorrido por el camino que establecieron nuestros padres
[Pr 22,28], a la misma meta de perpetua felicidad y sempiterna bienaventuranza, en la
que ha entrado ya él, feliz por toda la eternidad. Amén” (Beato Jordán de Sajonia OP,
“Orígenes de la Orden de Predicadores”, 109).
(Imagen: “il vero volto” de Santo Domingo. Escultura que el original se encuentra en
Bolonia realizada luego de un estudio hecho por médicos anatomopatólogos sobre el
cráneo de Santo Domingo buscando reconstruir sus facciones reales

SANTO DOMINGO: EL PROTAGONISMO DE LOS LAICOS EN LA


EVANGELIZACIÓN

RESPONDER A LOS DESAFIOS:


• La emergencia de la subjetividad individual.
• La irrupción del “otro” como gratuidad o dimension sabática de la existencia.
• La globalización mercantilista y la emergencia de una conciencia planetaria.
• Los nuevos rostros de pobres como “sobrantes y desechables” - la pobreza
como mundo de la insignificancia.
• La urbanización.
• La fragmentación del tejido social, generando sentidos parciales, etc.

RESPONDER COM UMA NUEVA PROPUESTA EVANGELIZADORA:


• Asumir la incompatibilidade entre uma realidade de exclucion y el reino de la vida.
• La misión como promoción de la vida.
llegar a las personas.
• “Recomenzar todo en Cristo” (Benedicto XVI, DI).
• Un nuevo Pentecostés.
• Conversión pastoral.
• Renovación eclesial.
• Una Iglesia en estado permanente de
misión.