Está en la página 1de 55

Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales

FLACSO
Curso de especialización en Derechos Humanos e
Investigación Archivística

APROXIMACIÓN A LAS RELACIONES ENTRE EL ESTADO MAYOR PRESIDENCIAL Y LA


POLICÍA NACIONAL MEDIANTE EL ANÁLISIS DE DOCUMENTOS DE ARCHIVO
(1964-1983)

Lic. José Rodolfo Kepfer Rojas


Guatemala, mayo 2012
ÍNDICE

Contenido

Introducción ........................................................................................................ i
Referentes histórico descriptivos....................................................................... 1
Relación ........................................................................................................ 1
Policía Nacional ............................................................................................. 2
Estado Mayor Presidencial ............................................................................ 3
Doctrina de seguridad nacional ..................................................................... 4
Contrasubversión .......................................................................................... 6
El enemigo interno ......................................................................................... 7
Inteligencia militar .......................................................................................... 7
Metodología ...................................................................................................... 9
Capítulos del informe ...................................................................................... 12
El proceso de comunicación organizacional ................................................ 12
Aproximación a algunas relaciones entre el EMP y la PN............................ 22
Distintas denominaciones de la Regional o el Archivo ................................. 38
Conclusiones .................................................................................................. 44
Recomendaciones .......................................................................................... 46
Bibliografía ...................................................................................................... 47
Anexo.............................................................................................................. 50
i

INTRODUCCIÓN

La localización de documentación oficial perteneciente al Estado Mayor


Presidencial (EMP) y a la Policía Nacional (PN),1 así como el trabajo realizado
por el personal del Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN), el cual ha
estado en estricto apego a normas archivísticas internacionales, se suman para
posibilitar la investigación desde fuentes oficiales de archivo.

Con relación a la rigurosidad archivística que ha empleado el AHPN para


clasificar, conservar, describir e investigar en los documentos de la PN, cabe
señalar lo indicado por González Quintana quien señala que “los documentos
de los archivos, producidos como tales por personas físicas o jurídicas en el
ejercicio de sus funciones, competencias o actividades se deben tratar
profesionalmente, manteniendo su contexto y respetando su procedencia y
orden original”.2 Estos principios de procedencia y orden original son las
directrices que han guiado la labor realizada por el AHPN que hoy resguarda
una de las fuentes primarias de información para esta investigación.

Los documentos oficiales contenidos en éstos archivos, ofrecen una nueva


perspectiva desde la cual abordar el estudio de las relaciones que sucedieron
entre ambas estructuras, así mismo sirven como una fuente invaluable en los
esfuerzos para la construcción de memoria histórica sobre lo que ocurrió
durante el conflicto armado interno del país (CAI).3

Esta posibilidad da vida a una frase que si bien es prematura, no por eso es
menos adecuada para fines de la investigación: “no decimos nada nuevo, pero
lo decimos con sustento”.

De esta cuenta, la presente investigación pretende aproximar al lector a las


relaciones ocurridas entre el EMP y la PN a la luz de sus documentos de archivo,

1
Los documentos del EMP fueron digitalizados por varias organizaciones de la sociedad civil y la Procuraduría de los
Derechos Humanos en 2005, mismo año en que fue localizado el acervo documental de la Policía Nacional.
2
González Quintana A. (2008). Políticas archivísticas para la defensa de los Derechos Humanos. España. Pp. 68.
3
Esto sería un impacto altamente agregado que podría alcanzarse mediante la suma de trabajos y esfuerzos en este
sentido. La apropiada divulgación pudiesen incidir en la transformación de la memoria colectiva de la sociedad
guatemalteca sobre este capítulo de la historia del país.
ii

y otras fuentes de información pertinentes como los documentos


desclasificados por el National Security Archives (NSA).4

4
El National Security Archives es una organización no gubernamental que combina un amplia gama de
funciones investigativas, periodísticas y archivísticas; sobre documentos desclasificados por el
Gobierno de los Estados Unidos con base a la Freedom of Information Act. National Security Archives.
Disponible en red: http://www.gwu.edu/~nsarchiv/nsa/the_archive.html. Consultado el 06.04.2012.
1

REFERENTES HISTÓRICO DESCRIPTIVOS

Esta sección presenta un abordaje teórico a los elementos que limitan el


presente trabajo de investigación, para tener un punto de partida temático
desde el cual posicionar al lector con relación a la investigación desarrollada.
De esta cuenta, a continuación se exponen y analizan algunos conceptos en
los que se fundamenta esta tesina.

Relación

El diccionario de la Real Academia Española, define el término relación como


una “Conexión (o) correspondencia de algo con otra cosa”.5 El American
Heritage Dictionary, señala que una relación es una “asociación lógica o natural
entre dos o más cosas y la relevancia de una hacia la otra”.6Dadas estas
definiciones, y con la intención de dar al concepto un matiz apropiado para el
tema investigado, se comprende en este trabajo por relación lo siguiente: las
conexiones que existen (existieron) entre dos estructuras, entes, u
organizaciones en el desarrollo de sus actividades, dentro del marco de una
lucha contrasubversiva emprendida por el Estado de Guatemala durante el
Conflicto Armado Interno.

El término subversivo implica una intención del sujeto al que califica de


trastornar algo, de cambiarlo, de invertir su orden regular. En el caso de las
luchas sociales ocurridas en Guatemala durante el CAI, este “trastornar algo”
iba en función de distintos ordenamientos, fuesen en el ámbito empresarial,
económico, educativo, social o cualquier otro. De esta cuenta, los sindicatos,
organizaciones estudiantiles, cooperativas, expresiones religiosas, y otros
tuvieron cabida dentro la concepción dada por el Ejército de Guatemala al
concepto y lo que esto implicó en el plano de los hechos. 7

5
Diccionario de la Real Academia Española. Disponible en red:
http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=relaci%F3n, consultado el 22-08-2011.
6
Relation. (Traducción libre).The American Heritage Dictionary of the English Language, Fourth Edition. Disponible en
red: http://www.answers.com/topic/relation. Consultado el 15-08-2011.
7
Para más sobre este tema consultar el Informe de la Comisión de Esclarecimiento Histórico. Memoria del Silencio.
Capítulo I, Causas y Orígenes del Enfrentamiento Armado Interno, especialmente el título La destrucción del
movimiento social.
2

Policía Nacional

El Decreto Número 332, del Presidente de la República de 1955 fue la


normativa que dio vida y enmarcó legalmente el actuar de la institución policial
durante toda la duración del CAI. El segundo considerando de este Decreto
indica que la Policía Nacional era la “…Institución encargada de velar por la
seguridad de las personas y de sus bienes, mantener el orden público y
prevenir y perseguir la delincuencia…”.8 Según el artículo 1 de este Decreto la
Policía Nacional tenía carácter civil, dependiente del Organismo Ejecutivo por
conducto del Ministerio de Gobernación y debía cumplir las siguientes
funciones:

1) Mantener el orden público;

2) Proteger la vida, la seguridad de las personas y sus bienes,

3) Prevenir los delitos y demás infracciones a la ley y perseguir y capturar a


los transgresores,

4) Cumplir las órdenes que reciba de los poderes públicos,

5) Exigir el cumplimiento de la ley en lo relativo a las funciones que le son


propias,

6) Cooperar en la investigación y pesquisas de los delitos y dar cuenta con


los delincuentes que capture a los tribunales competentes y

7) Cumplir todas las funciones preventivas, represivas o de simple


ejecución inherentes al servicio de policía.9

La legislación relacionada a la Policía Nacional (PN) no sufrió mayores


modificaciones desde la promulgación de su Ley Orgánica mencionada, dentro
de la cual se indica que La Policía tenía el deber preciso de averiguar los
delitos cometidos, practicar las diligencias necesarias, especialmente el
procesamiento de la escena del crimen, constituirse al lugar de los hechos e
informar a las autoridades del Organismo Judicial acerca de lo actuado. 10

8
Ley Orgánica de la Policía Nacional. Decreto Presidencial No. 332. 28.06.1955, Artículo 1.
9
Ibíd., Artículo 2º.
10
Ibíd., capítulo XII, Prevención y represión de delitos y faltas, artículos 101-103.
3

Estado Mayor Presidencial

El Estado Mayor Presidencial (EMP) fue una entidad creada con el fin de
garantizar seguridad al Presidente de la República, sin embargo
investigaciones realizadas acerca del CAI o el sistema de inteligencia en
Guatemala, reconocen en esta institución actividades contrainsurgentes
especialmente relacionadas con la inteligencia militar, así como el estar detrás
de operaciones encubiertas.11Por su parte, el informe Poderes Ocultos, señala
lo siguiente sobre el EMP: “A través de todo el conflicto armado interno el
ejército guatemalteco mantuvo dentro de la presidencia una unidad con
funciones de inteligencia tanto analíticas como operacionales. Conocido hasta
octubre de 2003 como el Estado Mayor Presidencial o EMP, este contingente
tuvo una doble función. Se estableció para proporcionar protección, apoyo
logístico y asesoría al presidente, pero sirvió al mismo tiempo como centro de
inteligencia militar y actividades encubiertas”.12

El informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH) señala que el


EMP, además de su función de garantizar la seguridad del Presidente y su
familia, desde finales de la década de 1960 ha contado con una unidad de
inteligencia con capacidad operativa, la que “…en los gobiernos militares fue
concebida como una sección para suministrarle información directa al
Presidente, para la realización de las operaciones militares de su propio interés
e incluso para hacer contrainteligencia en su favor; también tuvo una mayor
colaboración con la propia Dirección de Inteligencia en el esfuerzo de la lucha
contrainsurgente. A partir de los gobiernos civiles tuvo una mayor capacidad,
gozó de mayor autonomía frente a la Dirección de Inteligencia e incluso su
personal sirvió para espiar al propio Presidente”.13 Esto es importante porque
permite comprender por qué durante los gobierno militares el EMP gozó de
mayor autonomía respecto a la D-2, ya que respondía directamente al
Presidente de la República quien, con excepción del Licenciado Julio César
11
Ver por ejemplo los trabajos de De León-Escribano Schlotter, C., Evolución de las estructuras de inteligencia en
Guatemala, REDES 2001; Vela M. Dilemas de la reforma del sistema de inteligencia en Guatemala, FLACSO, 1999. Así
mismo puede consultarse el informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Guatemala: Memoria del
Silencio.
12
Peacock S., y. Beltrán A. (2004). Poderes Ocultos. Grupos ilegales armados en la Guatemala post conflicto y las
fuerzas detrás de ellos.Washington: Washington Office for Latin America. Pp. 27.
13
Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Guatemala: Memoria del silencio. 1998. Disponible en red:
http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap2/vol1/intel.html. Consultado el 05.04.2012. Capítulo II: Volumen I,
Párrafo 213.
4

Méndez Montenegro, fue también militar. Sin embargo, al llegar los civiles a la
presidencia, el Ejército, y siendo más precisos, la inteligencia militar necesitaba
tener un canal directo hacia éste, para poder vigilarlo e incidir en él. Según
Robles (2011) es necesario dimensionar adecuadamente que la mención de
autonomía, la que al hablar de estructuras de inteligencia no implica
disociación. Las secciones “2” a nivel de brigadas, zonas, batallones o
cualquier otra unidad de combate, los oficiales PN-2 y el organismo de
inteligencia del EMP formaban parte del sistema de inteligencia que era dirigido
por la Dirección Nacional de Inteligencia (D-2).14

El Anexo No. 1 presenta un recorrido por la legislación relacionada con el EMP,

sin detenerse en el análisis de sus funciones y composición según cada ley,


sino presentando de manera concisa los aspectos más generales de la
legislación.

El análisis de la legislación relacionada al EMP permite indicar que la estructura


debía servir de apoyo al Presidente para alcanzar sus objetivos, y que a su vez,
esta estructura debía brindar seguridad al Mandatario. Sin embargo, la falta de
reglamento no permite profundizar más en cuanto a la determinación del actuar
del EMP, su adscripción a lo legal, lo establecido y lo que en la realidad sucedió.
De esta cuenta la determinación de este desfase se efectuará presentando
documentos que a claras luces, muestran que en la práctica el Estado Mayor
Presidencial actuó extralimitándose en sus funciones y ámbitos.

Doctrina de seguridad nacional

En el informe de peritaje del General retirado Rodolfo Robles, para el caso de


la Masacre de las Dos Erres, se define el concepto según los centros de
formación militares de varios países en Latinoamérica. De esta cuenta, para la
Escuela Superior de Guerra del Brasil, definió a la

Seguridad Nacional como: “(…) el grado relativo de garantía que, a través de


acciones políticas, económicas, psicosociales y militares, un Estado pueda
proporcionar, en una determinada época, a la Nación que jurisdicciona (sic),

14
General Rodolfo Robles Espinoza. Informe de peritaje militar para el Caso de la Masacre de las Dos Erres.
Ministerio Público. Pp. 22.
5

para la consecución y salvaguardia de los objetivos nacionales, a pesar de los


antagonismos internos o externos existentes o previsibles.”15

Para las fuerzas armadas guatemaltecas, según el General Gramajo, el golpe


de estado de marzo de 1962 “…fue el primer acto que permitió… el control más
directo del gobierno por el Ejército, práctica que posteriormente se
perfeccionaría, por el afianzamiento que experimentó dentro de las filas del
Ejército el naciente pensamientos sobre “Seguridad Nacional” que llegaba al
país a través de considerable número de oficiales que… regresaban de
comisión de estudios, después de asistir a centros de entrenamiento y
educación en Estados Unidos. Este concepto originado en este país… tuvo
basamento la estrategia para defender a Guatemala de la insurgencia
patrocinada por el castrismo”.16 Según una interpretación conceptual dada por
el Ejército de Guatemala al término en la década de 1980, por Seguridad
Nacional se entendía “…un grado de garantía relativa que un Estado puede
proporcionar a la nación donde está enmarcada su jurisdicción, en una época
determinada, con el fin de logara la concesión de la salvaguardia de los
objetivos nacionales, a despecho de cualquier antagonismo, lo que se
alcanzará a través de acciones políticas, económicas, psicosociales y
militares”.17

Como evidencia esta definición, el concepto de Seguridad Nacional, como era


entendido a lo largo de la polarización mundial de la Guerra Fría, implicaba la
aplicación de medidas diversas por parte de todo el Estado. En este sentido el
General Robles apunta que: “…el concepto "Seguridad Nacional" resulta
ampliando los conceptos tradicionales de la DEFENSA NACIONAL, abarcando no
solamente la protección por medios militares a los habitantes y/o territorios
nacionales, independencia, soberanía y heredad nacional, sino incluye,
también, defender la visión y los intereses políticos, económicos u otros que se
consideren vitales para el normal desarrollo de los ciudadanos y del Estado
mismo (como los valores y tradiciones, ideología, religiosidad, cultura, entre

15
Littuma A., (Coronel). "La Nación y su Seguridad", citado por Andrés Nina en "La Doctrina de Seguridad Nacional y la
Integración Latinoamericana”. Revista, Nueva Sociedad, No. 27, Editorial Grafiúnica, Caracas, diciembre, 1974, p. 75.
Citado en Robles Espinoza R., (General). Informe de peritaje militar para el Caso de la Masacre de las Dos Erres.
16
Gramajo, A. (1995). De la Guerra a la Guerra. Fondo de Cultura Editorial. Pp. 99. Guatemala.
17
Ibidem. Pp.99
6

otros). Para esto, la defensa no se circunscribe solamente al uso exclusivo de


las Fuerzas Armadas… incluye la utilización de todos los recursos (disponibles
y los posibles de desarrollar en un lapso determinado) materiales y espirituales
de toda la nación”.18

Contrasubversión

De acuerdo con el Manual de Guerra Contrasubversiva del Ejército de


Guatemala, esta se define como “…un conjunto ordenado de acciones en todos
los campos de la actividad humana, llevadas a cabo por el país entero con la
finalidad de impedir la conquista del poder por elementos subversivos, la
destrucción de las estructuras existentes, la creación por dichos elementos de
las bases sobre las que piensan edificar las nuevas estructuras; en suma,
impedir el desarrollo de cualquier movimiento subversivo. Aniquilarlo”.19 Es
evidente la intención del Ejército al redactar el manual, el enemigo subversivo
debía ser “aniquilado”. La definición dada por el Ejército de Guatemala a la
guerra subversiva y contrasubversiva está marcada por una tónica de la Guerra
Fría. En la segunda parte del mencionado manual, se define e identifica la
finalidad del esfuerzo bélico en los siguientes términos: “…La Guerra
Contrasubversiva, al igual que la guerra subversiva, debe ser una doctrina de
guerra, que utilicen los países del mundo libre con la finalidad de impedir el
derrocamiento de la autoridad establecida… y su reemplazo por otras que sean
consecuentes con el marxismo-leninismo… propugnado por el comunismo
internacional”.20 Ambos extractos de este manual evidencian cómo la
percepción del Ejército de Guatemala ante la amenaza “comunista” hacía que
sus manuales apelaran al involucramiento de toda la población y de todo el
aparato de estado en función de la lucha contrasubversiva en contra del
enemigo interno.

Dentro de la sección de generalidades de la guerra contrasubversiva, el manual


indica que esta “doctrina” “requiere la participación activa de la población… por

18
General Rodolfo Robles Espinoza. Informe de peritaje militar para el Caso de la Masacre de las Dos Erres.
Ministerio Público. Pp. 2.
19
Ejército de Guatemala, Centro de Estudios Militares, Escuela de Comando y Estado Mayor. Manual de Guerra
Contrasubversiva. Pp. 62.
20
Ibíd., Pp. 5.
7

lo cual… se convierte en objetivo y medio ambiente en el cual se desarrollan


las actividades; por esta razón es imperativo en la Guerra Contrasubversiva
recuperar y/o mantener adhesión de la población y aún más, hacerla participar
activamente en dicha guerra a favor del Gobierno”. Una vez más, es clara la
intención castrense de involucrar a la población de manera activa en la lucha
en favor de su gobierno, es decir, en favor de los militares. Si a esta intención
se adiciona el carácter totalitario de la guerra contrasubversiva en cuanto a que
la misma debía ser llevada a cabo “por el país entero”, no es difícil suponer que
quienes propugnaban por cambios en el orden establecido eran considerados
enemigos internos.

El enemigo interno

Los ejércitos latinoamericanos inmersos, como ya se dijo antes, en una lógica


contrainsurgente de Guerra Fría, incluyeron a amplias porciones de su
población dentro de la definición del enemigo interno. Parafraseando el
informe de la CEH, se puede afirmar que dentro de la lógica de la Doctrina de
Seguridad Nacional, el enemigo interno era un adversario que estaba
representado por cualquier persona o grupo que buscara alterar el orden
establecido en función de cambiar el statu quo existente.21

En el caso de Guatemala el concepto incluyó lo que la CEH denominó la


“identidad indígena-guerrillero… definición (que) sirvió para reprimir los
reclamos por reivindicaciones socioeconómicas, políticas y étnico culturales
que venían madurando…”22Este aspecto hizo aún más amplio el espectro de la
represión militar, y especialmente mortífero en el caso de la población indígena
del país.

Inteligencia militar

Bordeje y Morencos (1981) define el concepto de inteligencia en los siguientes


términos: “Es el producto de la recopilación, evaluación, el análisis, la
integración y la interpretación de toda información disponible sobre una fuerza

21
Para más información ver el informe de la CEH, Capítulo I, Causas y Orígenes del Enfrentamiento Armado Interno,
especialmente el título Implementación de la Doctrina de Seguridad Nacional. Pp. 117.
22
Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Guatemala: Memoria del silencio. 1998. Disponible en red:
http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap3/cmay.html. Consultado el 05.04.2012. Capítulo III: Párrafo 430.
8

enemiga, un país o un área de operaciones, la cual es, inmediata o


potencialmente, de importancia para el planeamiento y las operaciones
militares”.23

El Diccionario Militar del Departamento de Defensa de los Estados Unidos


define el concepto de inteligencia militar como “la inteligencia sobre cualquier
situación militar o actividad significativa para la realización de política militar, o
para la planificación y conducción de operaciones o actividades militares”.

De estas definiciones se comprende para fines de esta investigación, que el


concepto de inteligencia militar se relaciona con la obtención de información
sobre el enemigo, su ordenamiento, análisis, e interpretación en función de la
toma de decisiones para alcanzar los objetivos militares planteados para
derrotarlo.

23
De Bordeje y Morencos F. Diccionario Militar, Estratégico y Político. Editorial San Martín. Madrid 1981.
9

METODOLOGÍA

Para la elaboración de la presente investigación se realizaron una serie de


actividades planificadas, que fueron modificándose y repitiéndose conforme el
avance de la misma. De igual manera, fue necesario realizar otras actividades
que no habían sido contempladas inicialmente, para enriquecer el análisis y
llenar los vacíos que fueron apareciendo conforme avanzaba la investigación.
La información disponible en las fuentes documentales de los archivos
consultados, demandó la creación de instrumentos propios y la utilización de
ajenos para ordenar, sistematizar y analizar el contenido de los documentos.

Para formular ideas sobre grandes temas alrededor de los cuales la Policía
Nacional y el Estado Mayor Presidencial se relacionaron, se crearon categorías
o agrupamientos temáticos, dentro de los cuales tuvieron cabida los distintos
documentos analizados. Esto no implica que un documento tuvo cabida en
sólo un agrupamiento, puesto que hubo casos en que un mismo documento
sugería relaciones de diversa índole entre las estructuras. La especificación de
cada uno de estos instrumentos se establece más adelante en esta misma
sección del informe.

A continuación se presentan las actividades realizadas para obtener, ordenar,


sistematizar y analizar información relacionada con el Estado Mayor
Presidencial y la Policía Nacional a través de los documentos analizados.

 Se realizó una lectura de algunos informes de investigación y trabajos


realizados con relación a la Policía Nacional y al Estado Mayor
Presidencial.

 Se analizó y precisó series documentales que aportaron información con


relación a las relaciones investigadas. Esta distinción fue hecha con base
en los cuadros de descripción archivística del AHPN. Según la ISAD (G), los
cuadros de descripción son, cuadros multinivel en los que el archivero
describe de lo general a lo particular los contenidos de un archivo. 24 Es
decir, la descripción inicia con los fondos documentales como un todo,

24
Norma Internacional General de Descripción Archivística ISAD (G). Reglas de descripción multinivel. Pp. 2-3.
10

hasta llegar a las unidades documentales, yendo de lo general a lo


particular.

 Utilización de la sistematización e informes de diagnóstico sobre la


documentación digital del Archivo del Estado Mayor Presidencial, para
localizar documentos relevantes. El Centro de Análisis Forense y
Ciencias Aplicadas (CAFCA) realizó en 2009 un diagnóstico de la
documentación digitalizada del desaparecido Estado Mayor Presidencial y
Vicepresidencial, este diagnóstico y sus informes fueron los insumos para
la selección de documentos. 25

 Consulta y selección de documentos desclasificados y ordenados por el


National Security Archives (NSA). La organización ha clasificado cientos
de documentos desclasificados por el gobierno de los Estados Unidos con
relación a Guatemala. Los documentos utilizados para fines de esta
investigación provienen de organismos del Gobierno estadounidense y
forman parte de alguna de las colecciones específicas del NSA. Estos
organismos son:

 Embajada de los Estados Unidos en Guatemala.


 Departamento de Defensa de los Estados Unidos.
 Agencia Central de Inteligencia (CIA).
 Agencia para el Desarrollo Internacional (AID).

 Consulta y utilización de una base de datos elaborada por el Centro de


Análisis Forense y Ciencias Aplicadas (CAFCA) de Oficiales Superiores y
Subalternos del Ejército de Guatemala (OSYS-EG). La base contiene
información construida con datos de las Órdenes Generales del Ejército y
documentos del Archivo digital del Estado Mayor Presidencial.

 Para la sistematización y análisis de la información de los documentos


consultados fue necesario diseñar y construir instrumentos específicos. A
continuación se presenta un cuadro que permite visualizar el instrumento
específico, el uso que se le dio, el procedimiento y el resultado para cada
una de las herramientas diseñadas.

25
Para mayor información consultar el documento: Diagnóstico del Archivo Digital del Estado Mayor Presidencial.
CAFCA. Guatemala 2009.
11

Instrumento Utilización Resultado


1 Cuadro de agrupamiento Clasificar documentos según agrupamientos Clasificación de fuentes según grandes
de relaciones de relaciones. temas de relación entre el EMP y la PN.
Procedimiento: Lectura, y análisis de los documentos. Identificación de posibles relaciones entre las estructuras.
Agrupamiento de posibles relaciones en "temas generales". Clasificación de los documentos analizados según estos temas.

2 Cuadro de extracto y Sistematizar la información correspondiente Selección de todos los oficiales


sistematización a oficiales superiores y subalternos que superiores y subalternos que pertenecieron
de Base de Datos OSYS-EG. pertenecieron a la estructuras del EMP. el EMP según la Base de Datos.

Procedimiento: Consulta en Base de Datos OSYS-EG. Creación de instrumento de sistematización. Selección de


información sobre los oficiales de interés. Traslado de la información de la base de datos al instrumento.
3 Cuadro de sistematicación de Establecer para cada documento consultado del Clasificación de los documentos del
documentos del AHPN, NSA, Archivo Histórico de la Policía Nacional, el AHPN en función de los objetivos de la
EMP-D. National Security Archive y el Archivo Digital del investigación.
EMP, su relación con los grandes temas que
fueron identificados.
Procedimiento: Construcción del instrumento. Vaciado de información en función de las siguientes columnas del cuadro:
Correlativo para los instrumentos internos, Información archivística. ID del documento, Fecha, actores; Procedencia e
información archivística de los documentos consultados; ¿Qué dice el documento?, ¿De qué trata?; Observaciones
(anotaciones particulares para cada documento); Estructuras involucradas (a lo interno de la PN); Agrupamiento (grandes
temas de relaciones EMP-PN).

 Discusión de resultados. El resultado del análisis efectuado así como los


cuadros de información sistematizada fueron sometidos a un proceso de
discusión con 2 investigadoras de CAFCA.

 Consulta y análisis de los cuadros de sistematización del alto mando de la


Policía Nacional efectuado por el AHPN. La información de estos
instrumentos se cruzó con la de otras fuentes mencionadas, con la
intención de reconstruir la cadena de mando de la Policía Nacional, en
relación con oficiales del Ejército de Guatemala que hubiesen ocupado
algún puesto en el Estado Mayor Presidencial.

 Diseño y construcción de tabla con distintas denominaciones adoptadas


por el Estado Mayor Presidencial a lo largo del Conflicto Armado Interno.

 Elaboración de enunciados centrales sobre las posibles relaciones, para


poder plantearlas con base en los documentos analizados.
12

CAPÍTULOS DEL INFORME

Según el informe de la CEH“…los objetivos alcanzados por el Estado dentro de


su política contrainsurgente fueron cuidadosamente planificados y
26
estructurados con base en… la Doctrina de Seguridad Nacional”. Esta
doctrina implicó la participación de todo el aparato de Estado en la
operativización de la lucha contrainsurgente. El Estado Mayor Presidencial y la
Policía Nacional no fueron ajenos a este paraguas que cubrió a todo el
funcionamiento del Estado, en lo que la CEH calificó como la razón de ser del
Ejército de Guatemala y la base de la política de Estado. 27 Para aproximar al
lector a la participación de la Policía Nacional y el Estado Mayor Presidencial
en esta lógica contrainsurgente, este capítulo presenta el análisis de la
información localizada en documentos de archivo que da sustento documental
a las relaciones que se dieron entre ambas organizaciones.

El proceso de comunicación organizacional

La aproximación a los documentos y el flujo que siguieron entre estas dos


estructuras, enmarcó el análisis en el proceso de comunicación ocurrido entre
las mismas ya que de acuerdo con el Dr. Kepfer, en parte lo que estructura una
organización son sus procesos de comunicación internos y externos.28 El
proceso de comunicación entre el EMP y la PN fluyo en ambas direcciones y se
generó por distintos motivos, sin embargo, lo significativo de este flujo
documental es que la información que iba de la PN al EMP por lo general
informaba sobre actividades realizadas en función de alguna instrucción previa;
mientras que en el otro sentido, la información perseguía dar instrucciones,
girar órdenes (explícita o implícitamente) o bien solicitar apoyo operativo. Por
lo general la información fluía en ambos sentidos en función de necesidades
del ciclo de inteligencia; de esta cuenta el EMP solicitaba a la PN que realizara
determinada acción como el resguardo de un reducto subversivo, vigilancia y

26
Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Guatemala: Memoria del silencio. 1998. Disponible en red:
http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap2/vol1/cinsurg.html. Consultado el 05.04.2012. Capítulo II: Volumen
1, Párrafo 4.
27
Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Guatemala: Memoria del silencio. 1998. Disponible en red:
http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap1/chist.html. Consultado el 05.04.2012. Capítulo II. Párrafo 4.
28
05-08-2011. Conversación con el Doctor Rodolfo Kepfer Rodríguez, especializado en psiquiatría social.
13

seguimiento a “sospechosos”, recolección de información específica, o


cualquier otra acción en función de las actividades propias que realizaba el EMP

en su rol de inteligencia. Obsérvense a continuación algunos ejemplos.

Un expediente localizado en el AHPN que consta de 5 unidades documentales


permite la siguiente interpretación:

Dentro del expediente se localiza un documento que no identifica autor,


destinatario o fecha; en este se transcribe información sobre dos hermanos
residentes en el Caserío Chacalá en Sacapulas, Quiché. Este documento tiene
como encabezado: “INFORMACIÓN CONFIDENCIAL DEL ESTADO MAYOR
PRESIDENCIAL…” y transcribe noticias sobre estos hermanos indicando, entre
otras cosas, que el padre “los detesta por encontrarse ambos en actividades
subversivas…” (SIC) colaborando con el EGP. Según la información, uno de
estos hermanos había sido instruido por la organización subversiva para
ingresar a las filas de la Policía.29 Este documento generó una serie de
acciones que quedaron plasmadas en la documentación de la PN. Pero para el
análisis de la relación que en este momento interesa, es pertinente analizar el
sobre en el que llegó este documento a la Policía Nacional.

El sobre llegó a la Dirección General de la PN remitido por la Sección de


Inteligencia del EMP. La aseveración es posible dados los caracteres internos
del documento. La parte frontal del sobre especifica quién era el destinatario
del documento, “Señor General de Brigada, Director General de la Policía
Nacional…”; así mismo, tiene dos sellos, uno que lee “CONFIDENCIAL”, y el otro
que es el sello de la “Jefatura del Archivo del Estado Mayor Presidencial,
Presidencia de la República, Guatemala C. A.”. La otra cara del documento, el
reverso, tiene un sello de “RECIBIDO” de la “Dirección General de la Policía
Nacional”, para el “09 de febrero de 1982”, a las “09:45 horas”. El cruce de la
información proporcionada por los sellos permite establecer que la información
de inteligencia que partió de El Archivo del EMP, tenía como destino a la
Dirección General de la PN, como máxima autoridad dentro de la estructura de
la institución, la que para entonces era dirigida por el General de Brigada
Germán Chupina Barahona.

29
GT PN 51 S003. 08.02.1982 08 al 11 de febrero 1982. Expediente localizado en el fondo documental del Centro de
Operaciones Conjuntas de la PN.
14

La Dirección General de la PN recibió el sobre y transcribió la información a otro


documento, en el que se puede apreciar una anotación manuscrita que indica
“COC vea esto”. Posteriormente, el Centro de Operaciones Conjuntas de la
Policía solicitó la colaboración de la Jefatura Departamental de Sololá para
intentar localizar a uno de estos individuos quien supuestamente estaba de alta
en esta estructura. Cabe destacar que la información no solamente fluye, sino
también se le da trámite, es decir, el COCP toma la determinación de remitir la
información al Jefe Departamental de Sololá, y a pesar que no se conoce el
desenlace de estas averiguaciones, se puede suponer que esta jefatura realizó
las averiguaciones del caso.

Otro expediente localizado en el fondo documental de la Dirección General de


la PN, contiene 7 unidades documentales (un mensaje, 5 informes y un
documento con la transcripción de información de inteligencia). El expediente
trata sobre información de inteligencia recopilada sobre estudiantes de la
Universidad de San Carlos. Al igual que en el expediente analizado
anteriormente, información de inteligencia llega a la Dirección General de la PN

y se generan toda una serie de acciones, que quedaron plasmadas en la


documentación que compone el expediente analizado.

El documento proveniente del Estado Mayor Presidencial indica:

“Se tiene conocimiento que en la Universidad de San


Carlos, están saliendo comisiones de estudiantes,
organizados por el “FERG30”, hacia los istitutos (sic) de
segunda enseñanza, con el fin de instigar a los alumnos
para que celebren el 26 de julio, conmemorando el inicio
de la revolución cubana.31” (Sic).
En este caso, el Estado Mayor Presidencial, además de haber enviado el
original de este documento a la Dirección General de la PN, envió una copia a
la Segunda Sección, como quedó plasmado en la lista de distribución del
documento. Esta “Segunda Sección” puede que haga referencia a la Dirección
de Inteligencia del Estado Mayor General del Ejército, que parafraseando el

30
Frente Estudiantil Robín García.
31
GT PN 30-01 S020. Expediente iniciado 15-07-1981. inf.No76/O/B 20-07-1981.
15

informe de la CEH puede indicarse era el ente rector de las actividades de


inteligencia en el país. 32

La Dirección General de la PN, tras recibir esta información confidencial, la


transcribió en otro documento en los siguientes términos:

“INFORMACIÓN CONFIDENCIAL
ESTADO MAYOR PRESIDENCIAL DICE:
En la Universidad de San Carlos, están saliendo
comisiones…”
El documento consigna información mencionada en el documento anterior.
Este documento redactado por la Dirección General de la PN, permite
establecer que la información recibida por la Policía provenía del Estado Mayor
Presidencial. Así mismo, se observa una anotación manuscrita que lee “ COC
y/o Detectives”, señalando que debían ser estas estructuras las que atendieran
esta investigación. Desafortunadamente, la calidad de los documentos que
complementan el expediente no permite su lectura, por lo que no es posible
saber si fue el Cuerpo de Detectives, o bien si el COCP designó a otra estructura
para proceder con la orden del Director General.

Otro documento localizado en el mismo fondo documental señala:

“información confidencial del Archivo de la presidencia de


la república dice:
El 25 de agosto en la facultad de derecho de USAC, llegó
el bachiller (…), a distribuir propaganda del FERG, se
cree que es miembro del PGT. Secretario de la
asociación de estudiantes de derecho…33”
Este documento también está acompañado de una anotación manuscrita en
que se lee “a Detectives para que investigue e informe”. Como evidencian
estos documentos, en ocasiones la información que fluía del Estado Mayor
Presidencial a la Dirección General de la PN, era información de inteligencia
con la intención de profundizar en algunas líneas de investigación sobre
personas “relacionadas” con las organizaciones contrainsurgentes de entonces.

32
Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Guatemala: Memoria del silencio. 1998. Disponible en red:
http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap2/vol1/intel.html. Consultado el 05.04.2012. Capítulo II: Volumen I,
Párrafo 190-193.
33
GT PN 30-01 S020. Documento sin destinatario o remitente, fechado 8-09-1980.
16

Otro documento localizado en el AHPN, permite señalar que el hecho generador


de los documentos no siempre eran individuos considerados sospechosos; sin
embargo, este hecho siempre guardó relación con las actividades de
inteligencia contrainsurgente de las fuerzas de seguridad del Estado. El
documento Inf-66-O-E.- fechado 4 de junio de 1981 indica lo siguiente:

“Se tiene conocimiento que en el camino que conduce de


San Antonio Aguas Calientes a la antigua Guatemala, hay
un grupo de hombres desconocidos, que con la cara
tapada y armados con palos y machetes, salen a detener
a los vehículos de transporte colectivo, con amenazas de
muerte bajan a los pasajeros, efectúan un minucioso
registro a las personas y a los vehículos; después los
dejan que continúen su viaje, sin ocasionarles ningún
daño.34”
Este documento también tiene una nota de la Dirección General de la PN, que
lee “A Jefe de Antigua. Proceda Of. 7”, la que indica que fue a esta jefatura,
(por su cercanía al lugar de los hechos), a la que fue ordenado investigar. Al
comparar la información consignada en este documento con los documentos
analizados anteriormente, es evidente que los primeros se refieren a
actividades de inteligencia relacionadas con personas individuales, mientras
que en este caso, la información se refiere a acciones que estaban ocurriendo
en un sitio en específico. Este hecho obliga la reflexión en cuanto a que la
información emanada del EMP no era exclusiva para personas consideradas
sospechosas, sino que abarcaba una amplia gama de actividades
consideradas subversivas, o enemigas en la lógica de funcionamiento de las
fuerzas de seguridad.

El informe no indica qué detective elaboró el documento, tampoco menciona un


receptor directo de la información; sin embargo es evidente que la información
de El Archivo de EMP fue el insumo que generó todas las actividades realizadas
por la PN, todos los roles a nivel de documento quedan sin especificar, lo que
señala el carácter subrepticio de las acciones efectuadas.

El flujo de información apunta a cierto patrón de comunicación para


documentos que contenían información de este tipo, la lógica siempre fue la
misma: la Dirección General recibió información de inteligencia del EMP, luego

34
GT PN 30-01 S020 04.06.1981.
17

transcribía la información a un nuevo documento en el que también ordenaba a


cierta estructura operativizar las instrucciones implícitas en el documento del
EMP. Esto por lo general ocurrió mediante una anotación manuscrita en el
documento, dirigida a una estructura policial en particular, ordenándole
implícitamente que llevara a cabo las acciones correspondientes. Luego de
realizadas las acciones, la estructura informaba a la Dirección General sobre lo
averiguado.

En otras ocasiones el EMP violentó la cadena de mando de la PN,

comunicándose directamente con una estructura subordinada a la Dirección


General, obviando la cadena de mando y el respeto a la autoridad establecida.
A continuación se presenta algunos ejemplos.

Un informe confidencial del Cuerpo de Detectives, No. Inf-037-O-C. Ref. 3645.,


de fecha 17-08-1978 señala:

“Por fuentes fidedignas se tiene conocimiento que; el


Profesor (…), Director de la escuela pública del centro
urbano… pertenece a las filas del E.G.P. adoctrina
oralmente a los alumnos de mayor edad, distribuye
propaganda subversiva al vecindarios, porta una pistola
calibre 45., es muy sagaz…”
Al reverso del documento, está engrapado un rectángulo de papel, que tiene
mecanografiado el siguiente texto:

“LO TRAJERON DEL: ARCHIVO GENERAL Y SERVICIOS DE APOYO DEL ESTADO MAYOR
PRESIDENCIAL. (sin conocimiento, sólo se devolvió el sobre sellado y firmado
de haberse recibido.” (Sic).

Esta anotación es clara en cuanto a que la procedencia del documento y la


información sobre el profesor/director de escuela era la oficina de inteligencia
del Estado Mayor Presidencial. Así mismo llama la atención cómo la Policía
calificaba la información proveniente de esta fuente como “fidedigna”, sin
proceder como le correspondía, e investigar y luego evaluar la misma.

Esta información, de la que no fue posible localizar con el documento original,


fue el insumo con el cual el elemento del Cuerpo de Detectives elaboró su
investigación y recomendó que el profesor de escuela fuese “removido a otro
lugar”. En este informe de investigación tiene 2 sellos, uno del Archivo DEL

CUERPO DE DETECTIVES DE LA POLICÍA NACIONAL y un segundo del CUERPO DE


18

DETECTIVES, el elemento que realizó la investigación no se individualiza con


relación a la autoría del documento.

Otro expediente relacionado con un estudiante del Instituto Rafael Aqueche,


localizado en el fondo documental de las estructuras de investigación de la PN,
35
apunta también a la comunicación que existió entre la PN y el EMP. El
expediente denota por un lado que algunas investigaciones policíacas fueron
informadas a las más altas autoridades de inteligencia del Ejército, y por otro
lado, llama la atención el detalle en la información recabada por el investigador,
aspecto que apunta al grado de profundidad en las investigaciones cuando el
sujeto de las mismas estaba relacionado con aspectos “encontrados con el
orden establecido” o cuando se trataba de “soliviantadores de ánimos”, como
califica el agente policíaco al estudiante aquechista. Arriesgando un juicio de
valor, son los calificativos cargados de prejuicios lo que denota la parcialidad
de las investigaciones, obsérvense algunos pasajes del informe de
investigación para dar sustento a la afirmación realizada anteriormente.

“Atentamente me dirijo a Usted, con el objeto de


informarle, lo relacionado a la investigación que fuera
encomendada al Detective No. 63… referente a una
información confidencial del Instituto Rafael Aqueche…
Que en el mes de febrero de 1,975… ingreso a ese
instituto procedente de “Comercio”… el estudiante…,
(quien) a los pocos meses de haber ingresado, principió a
soliviantar los ánimos de los demás estudiantes, lo cual
llegó a extremos después del terremoto de 1,976…
…éste individuo en su forma de conducirse y el
vocabulario que utiliza, se identifica con tendencia
marcadas izquierdistas…
Llegó al extremo de llegar al Palacio Nacional, juntamente
con otros estudiantes, a solicitar dos secciones más para
recibir clases…
Los problemas causados por este individuo, hizo que los
alumnos del 6º. Grado magisterio, lanzaran un
comunicado de prensa y radio…, (declarándolo) non
grato…
…definitivamente se trata de Un Miembro Afiliado al
Partido (FUR), Frente Unión Revolucionario, y está

35
GT PN 50 S011 24.02.1977, Ref. 09, Oficio 05492/of. 9o.mgg, dirigido al Jefe del Archivo General y Servicios de
Apoyo del Estado Mayor Presidencial, remitido por el 3er. Jefe e Inspector General del Cuerpo de Detectives.
19

aprovechando aunque en forma disimulada a hacer


proselitismo a favor de ese partido…
Existe cierta relación en cuanto al punto anterior, ya que
los individuos (…) son dirigentes del STM (Sindicato de
Trabajadores Municipales) y dentro de ellos se mueve un
estudiante universitario de apellido (…) y todos ellos son
miembros del FUR”.
Como se observa en los expedientes/documentos presentados anteriormente,
las investigaciones o actuaciones de la Policía Nacional, se originaron tras la
recepción de información “confidencial” procedente –para el interés de esta
investigación– del aparato de inteligencia del Estado Mayor Presidencial. En el
caso de este expediente, la investigación inicia también con “información
confidencial” sobre estudiantes del instituto de enseñanza media.

Los primeros 2 documentos de este expediente son copias del informe de


investigación, el contenido del documento es exacto, sin embargo, los
destinatarios son distintos. El primer documento está dirigido al “Señor Jefe del
Archivo General y Servicios de Apoyo del Estado Mayor Presidencial” (sic)
mientras que el segundo documento está dirigido al “Jefe de la Segunda
Sección del Estado Mayor General del Ejército”. Como ya se indicó, este
documento evidencia que en algunas ocasiones la PN informó a las más altas
esferas del sistema de inteligencia militar. 36 Obsérvese a continuación otro
ejemplo en este sentido.

El 29 de noviembre de 1983, el Mayor de Infantería Gustavo Adolfo Oliva


Blanco, Jefe del Departamento de Investigaciones Técnicas de la Policía
Nacional, informaba al “Señor Jefe del Archivo General y Servicios de Apoyo
del Señor Jefe de Estado…” sobre “documentos encontrados en el reducto
guerrillero localizado en la 5ª. Avenida…37” De nuevo los documentos
evidencian que la Policía Nacional se comunicaba con instancias de
inteligencia en función de intereses relacionados con la lucha contrasubversiva.
Este documento en particular apunta o sugiere otro aspecto que deberá
profundizarse y es que una estructura subordinada a la Dirección General de la

36
El informe de la CEH en el Capítulo II, en el apartado de Inteligencia indica lo siguiente: “La Inteligencia en Guatemala
ha sido diseñada y dirigida en sus operaciones esencialmente por dos organismos: la Sección de Inteligencia del
Ejército o la Dirección de Inteligencia del Estado Mayor de la Defensa Nacional que se ha conocido como la G-2 y una
unidad del Estado Mayor Presidencial que se ha conocido popularmente como La Regional o El Archivo.”
37
Depósito documental, mesas por año, 29.11.1983, Oficio No. 1617-83. Ref GAOB/sdep.
20

PN, en este caso el Departamento de Investigaciones Técnicas ( DIT) era la que


se comunicaba directamente con la estructura de inteligencia del EMP,

violentando la cadena de mando, dentro de la cual el DIT debía subordinación a


la Dirección General de la PN.

Cabe mencionar que el Archivo Histórico de la Policía Nacional resguarda una


enorme cantidad de documentos que pueden servir para profundizar en el
análisis de la comunicación entre el Estado Mayor Presidencial y la Policía
Nacional. Cómo indica el informe Del Silencio a la Memoria, se encuentran
documentos con encabezados como “INFORMACIÓN CONFIDENCIAL DEL ESTADO

MAYOR PRESIDENCIAL”, “INFORMACIÓN CONFIDENCIAL DEL ARCHIVO DE LA

PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA” o información “DEL ESTADO MAYOR PRESIDENCIAL”38

Como se indicó anteriormente, “la comunicación es el proceso que articula una


organización tanto a lo interno como hacia fuera”.39Los documentos
presentados manifiestan que la PN en ocasiones informaba a las estructuras de
inteligencia del Estado sobre su actuar en determinada situación, cuando este
actuar tenía pertinencia con los intereses contrasubversivos; lo que evidencia la
articulación de esta fuerza civil de seguridad del estado dentro del actuar del
sistema de inteligencia militar. Esta afirmación es congruente con lo indicado
por la CEH en cuanto a que “La Inteligencia fue el eje conductor de una política
de Estado que aprovechó el escenario del enfrentamiento armado para
controlar a la población, a la sociedad, al Estado y al propio Ejército y que se
ejecutó mediante una estrategia político-militar fundada en mecanismos que
desconocieron la Constitución y la ley y violaron los derechos humanos.”40

El Estado Mayor Presidencial formaba parte del sistema militar de inteligencia,


razón por la cual tuvo relación con distintas estructuras de la Policía Nacional a
lo largo del enfrentamiento armado; cuerpos, jefaturas departamentales,
estructuras de investigación y estructuras operativas, tuvieron relación con el
EMP, en función de coordinar esfuerzos en la lucha contrainsurgente. De esta
cuenta en 1982 fue creado el Comando de Operaciones Especiales de la

38
Archivo Histórico de la Policía Nacional. Del Silencio a la Memoria. Guatemala 2011. Volumen 1. Pp. 202.
39
Entrevista citada.
40
Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Guatemala: Memoria del silencio. 1998. Disponible en red:
http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap2/vol1/intel.html. Consultado el 05.04.2012. Capítulo II: Volumen 1,
Párrafo 178.
21

Policía (COE) que según el Informe del AHPN, tenía una función principal de
carácter contrainsurgente. 41 Esta afirmación queda respaldada por un
documento que consigna una visita en 1982 del Presidente de facto, General
Efraín Ríos Montt a la sede del Comando. En este documento se puede
apreciar la importancia que tuvo esta estructura en los siguientes términos:

“…el Comando de Operaciones Especiales fue visitado


por el Señor General de Brigada JOSÉ EFRAÍN RÍOS MONTT
Presidente de la Junta Militar de Gobierno y Ministro de la
Defensa Nacional, dando instrucciones para que inicie el
entrenamiento del personal, ya que en breve tiempo debe
estar listo como un comando de CHOQUE, ofreciendo para
el efecto, proporcionar los medios…”42

A tal punto era importante el COE, que incluso tenía un circuito de televisión que
conectado directamente con el Estado Mayor Presidencial. El 23 de enero de
1983 el comandante del COE, Teniente Coronel de Policía, Juan Francisco
Cifuentes Cano, dirigió un informe de novedades al Director General de la PN,

en el que le informa de lo siguiente:

“INSPECCIONAN CIRCUITO DE TELEVISIÓN: A las 09:30 horas, ingresó a este


Comando el Coronel del Ejército Nacional Harry Ponce Ramírez y Rodolfo
Geyer, quienes inspeccionaron el circuito de televisión, procedente del Estado
Mayor Presidencial, retirándose a las 10:20 horas.43”

Es evidente que el COE tenía una importancia de primer orden para el gobierno
de Ríos Montt. Este extremo será observado más adelante al presentar los
hallazgos de la investigación en cuanto a la coordinación operativa, sin
embargo, desde ya cabe señalar que las relaciones que se dieron entre el EMP

y la PN giraron alrededor de la lucha contrainsurgente, y se enmarcaron en la


lógica de las actividades de inteligencia, por esta razón, a continuación se
presentan algunos documentos que esclarecen las relaciones en este sentido.

41
Archivo Histórico de la Policía Nacional. Del Silencio a la Memoria. Guatemala 2011. Volumen 1. Pp. 95.
42
GT PN 30-01 S007. 18-04-1982. Memorándum confidencial para el conocimiento del Señor Director General.
Novedades de la Capital.
43
GT PN 51-02 S005 23.01.1983, Of. No 083-Ref-QC-Larr, informe de novedades, dirigido al Director General de la
Policía Nacional, remitió Juan Francisco Cifuentes Cano, comandante del COE.
22

Aproximación a algunas relaciones entre el EMP y la PN

Esta sección del informe presenta una serie de apartados mediante los cuales
se exponen los distintos agrupamientos de relaciones entre el EMP y la PN que
la documentación del AHPN y otras fuentes documentales evidencian. Como se
indicó en la sección de metodología, estos agrupamientos permiten el
establecimiento de distintos tipos de relación y hacer una aproximación a su
devenir.

Se presenta a continuación cada agrupamiento, dándoles soporte con


documentos de archivo y otras fuentes, para sustentar y aproximar al lector a
cada una de las relaciones planteadas. Para esto, se exponen las distintas
relaciones que se han identificado mediante la investigación.

LA REGIONAL O EL ARCHIVO,
INTELIGENCIA DEL EMP

Parafraseando el Informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico,


puede indicarse que la estructura fue creada con la intención de interconectar a
los países centroamericanos a través de una red de comunicaciones, y mejorar
sus capacidades de reacción ante amenazas concebidas desde la lógica
estadounidense de la Guerra Fría. Esta red de telecomunicaciones fue
instituida en 1964, en el marco de la Conferencia de Defensa Centroamericana
(CONDECA). El mencionado Informe indica sobre esta estructura lo siguiente:

“La Regional fue una unidad que no solo facilitó las


comunicaciones entre las diversas unidades policiales y
militares, sino que fue todo un sistema que coordinó y
unificó el registro y la circulación de información de las
personas enemigas de los intereses políticos dominantes,
para que a partir de su análisis, se realizaran operaciones
policiales o militares tanto de carácter convencional como
clandestino”.44
Estas líneas permiten comprender cómo desde sus inicios la Sección de
Inteligencia del Estado Mayor Presidencial cumplía tareas y realizó actividades
fuera de los márgenes de la ley.

44
Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Guatemala: Memoria del silencio. 1998. Disponible en red:
http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap2/vol1/intel.html. Consultado el 05.04.2012. Capítulo II: Volumen I,
Párrafo 266.
23

Numerosos documentos desclasificados por la agencia no gubernamental


estadounidense National Security Archives hacen mención a la formación y los
primeros años de vida de la Regional después conocida como El Archivo.
Funcionarios del Gobierno de los Estados Unidos, a través de la Agencia
Internacional para el Desarrollo (AID) por medio del Programa de Seguridad
Pública (OPS), fueron los artífices de esta iniciativa. 45 Un memorando para el
administrador del OPS de la AID, de fecha 01 de abril de 1964 que versa sobre la
conveniencia de algunos programas implementados en Latinoamérica,
indicaba que el “…nuevo proyecto de comunicaciones centroamericano
permitiría a los países de la región …tener capacidad para intercambiar
rápidamente información sobre subversivos”.46 Esta coordinación entre los
países del istmo a través del “nuevo proyecto” (la Central de
Telecomunicaciones), es señalado por el general del Ejército de Guatemala,
Gramajo Morales (1998) cuando indica que “para fortalecer la defensa
centroamericana ante los ataques del Castrismo, era necesario hacer más
flexible e inmediata la acción de coordinación… por lo que… a instancias de la
superpotencia (Estados Unidos) se creó en Guatemala y todos los países del
Istmo el Centro Regional de Telecomunicaciones”.47

Schirmer (1999) señala que durante el gobierno de Peralta Azurdia “se creó
una Agencia Presidencial de Inteligencia dentro de la que funcionaba el Centro
Regional de Telecomunicaciones48”. Esta agencia tenía su sede en la Casa
Presidencial, cercanía que permite vislumbrar la importancia que para el
Presidente tenía la información que allí se manejaba. Según la autora la
Regional comunicaba mediante frecuencia VHF-FM a la PN, la Guardia de
Hacienda, el Cuerpo de Detectives, el ministerio de Gobernación, la Casa
Presidencial y el Centro de Comunicaciones del Ejército. Ya en el período de
gobierno de Julio César Méndez Montenegro, (1966-1970) se trasladó esta
agencia a la vecindad del anexo de la Guardia Presidencial que funcionaba en

45
Según el Informe de la CEH, los fondos destinados a Guatemala por medio de este Programa pasaron de US$71 mil
en 1960 a US$ 1.129 mil en 1970, un incremento de 1490% en 10 años. (Anexos Pp. 257).
46
Documento desclasificado OPS/USAID: Information Memorandum for the Administrator (AID), Abril 01, 1964. En:
National Security Archive Electronic, El Ejército de Guatemala: Lo que revelan los archivos de Estados Unidos.
Compilación del NSA. Marzo 2007, (Traducción libre).
47
Gramajo A., De la Guerra a la Guerra, Pág. 108-109. Fondo de Cultura Editorial S.A. Guatemala 1995.
48
Schirmer J. (1999). Las Intimidades del Proyecto Político de los Militares en Guatemala. Guatemala: FLACSO. Pp. 49
24

el Palacio Nacional, bajo el control del Ministerio de la Defensa y del Estado


Mayor General del Ejército.49 Por otra parte, el General Gramajo indica que
durante esta administración, esta “sensible y útil organización, por instancias
del Coronel Guillermo Méndez Montenegro, hermano del Presidente Julio
César y Jefe del Estado Mayor Presidencial, fue establecida bajo su jurisdicción
y mando inmediato”.50

Durante el gobierno de Méndez Montenegro se dio una situación que le


significó al EMP tener más poder e influencia. Parafraseando a Villagrán
Kramer, puede indicarse que el esquema de fuerzas heredado por el gobierno
de Méndez Montenegro era complejo, y en esta complejidad uno de los actores
más complicados era el Ejército con sus élites militares y facciones internas. El
autor continúa señalando que “…Ni el ministro de Defensa ni el jefe de estado
mayor del ejército eran amigos y, menos, hombres de confianza del
Presidente…”, por lo que por medio de su hermano, como Jefe del EMP, era
como se relacionaba informalmente con estos militares.51

Como se indicó anteriormente, esta estructura del Estado fue creada a


instancias de funcionarios estadounidenses con la intención de volver más
eficiente la comunicación entre las fuerzas de seguridad de los países
centroamericanos. De esta cuenta la ayuda en términos económicos y
materiales fue considerable y dio a la estructura recursos materiales técnicos y
económicos considerables52. Estos recursos, que incluían equipo de radio,
(para entonces la tecnología de comunicaciones por antonomasia) facultó a la
Regional a realizar labor de inteligencia, control y coordinación entre las
distintas instituciones de seguridad del Estado de Guatemala, civiles o
militares. Un documento desclasificado de la División de Servicios Técnicos de
la OPS de la AID, en el que se hace una evaluación técnica de los sistemas de
telecomunicaciones de las distintas agencias de seguridad del gobierno de
Guatemala para 1969, señala que “como había indicado el Embajador

49
Ibídem. Pp. 262
50
Gramajo. Op. cit. Pág. 109.
51
Villagrán Kramer F., Biografía política de Guatemala, los pactos políticos de 1944-1970. Tercera Edición, FLACSO,
Guatemala, 2009, Pp. 359.
52
Para más sobre estos recursos consultar el Informe de la CEH, Guatemala, Memoria del Silencio, Capítulo II,
Volumen I, Pp.82.
25

Stewart”53, el Centro de Telecomunicaciones es un proyecto sumamente


exitoso que mantiene todas las estaciones con atención personalizada las 24
horas del día. Esta central interconectaba varias agencias de seguridad en
Guatemala con otras en Panamá y el resto de Centroamérica.54 Esta
información permite indicar que uno de los objetivos por los que fue creado el
Centro Regional de Telecomunicaciones fue lograr una red de coordinación de
seguridad en los países del área por medio de la intercomunicación de los jefes
de las estructuras de seguridad del Estado.

Dentro del documento citado anteriormente, se encuentra un esquema que


permite visualizar la lógica que daba la OPS de la AID al programa
centroamericano de telecomunicaciones. Esta imagen se muestra a
continuación para observar la concepción de esta red de telecomunicaciones.

53
El documento se refiere al Reporte de C. Allan Stewart (Ret.) Report on visit to Central America and Panama to
Study. AID-Public Safety Programs, p. 8, 1967. Este documento señala que el Sr. Stewart era miembro de la Office for
Central American and Panamian Affairs, del Departamento de Estado durante la década de los 1960.
54
Guatemala Police Forces, Communications Survey Report, January 1969. Office of Public Safety, Technical Services
Division, Agency for International Development. (AID). Pág. 5
26

Imagen No. 1. Regional de Telecomunicaciones de Centroamérica

Fuente: Documento del Departamento de Estado del Gobierno de los Estados Unidos. Es
clasificado por el NSA.

El esquema permite visualizar cómo, para los funcionarios estadounidenses, la


red debía comunicar información entre los países centroamericanos sobre los
movimientos y actividades de “subversivos y criminales”, interconectar los
sistemas de telecomunicación de las agencias policíacas, la guardia costera o
naval, y la Guardia de Hacienda en el caso guatemalteco, el esquema también
permite establecer que la red debía generar registros estandarizados de
identificación para facilitar el flujo de información.

El punto “E” del documento desclasificado presenta las observaciones de los


técnicos que realizaron el reporte sobre el Centro de Telecomunicaciones. Acá
se menciona que la continua asistencia técnica prestada a los países
centroamericanos y Panamá por parte del Consejero de Comunicaciones de la
OPS, ha tenido como resultado el entrenamiento de técnicos y operadores
especializados y el inicio de prácticas de logística de mayor calibre que las
27

empleadas por la Policía Nacional y la Guardia de Hacienda. 55 Esta


capacitación brindada por los Estados Unidos fue creando a lo interno de la
Regional capacidades puntuales, que fueron dándole con el tiempo un valor
agregado a la estructura dentro del Ejército, por sus capacidades y recursos en
términos de inteligencia, telecomunicaciones y coordinación.

En la sección del documento que corresponde a las apreciaciones de los


funcionarios norteamericanos sobre el sistema de telecomunicaciones de la
Policía Nacional (“punto F”), se deja expresado que la PN empleaba 5 civiles
como técnicos, uno de los cuales tenía el puesto de Jefe de Comunicación. En
este momento este puesto estaba ocupado por un individuo de apellido Valdéz,
quien había sido enviado a las Estados Unidos por parte de la AID como
participante en un curso de seis meses sobre reparación de radios. El
documento indica que el “Sr. Valdéz había sido dado de baja recientemente…
y que el reemplazo era un individuo del Centro de Comunicaciones de la
Presidencia”.56

Esta situación es importante al menos en dos aspectos. Primero, permite


determinar que algunos puestos estratégicos, como el de Jefe de los
operadores de radio de la Policía Nacional, eran capacitados en los Estados
Unidos. Si bien el curso fue en “reparación de radios”, la materia del mismo no
es lo importante, sino el hecho de la capacitación en sí misma y lo que se
lograba con esta capacitación, más allá del conocimiento adquirido en aspectos
técnicos. Dado el contexto de la época, y la coordinación entre agencias y
departamentos del gobierno estadounidense, sería un tanto ingenuo no pensar
que estos cursos tuvieran, además de conocimientos técnicos, su respectiva
carga ideológica.57

55
Ídem, Pág. 19
56
Ídem, Pág. 20.
57
Los autores Michael T. Klare., y Peter Kornbluh en su libro Contrainsurgencia, proinsurgencia y antiterrorismo en los
80, (Grijalbo, México 1990), indican que en agosto de 1962, apareció el U.S. Overseas Internal Defense Policy (Política
de Defensa Interna Transoceánica), documento emanado del trabajo de un Grupo Especial Contrainsurgente a nivel
ministerial, creado en 1961 por el Presidente Estadounidense John F. Kennedy. Este documento se convirtió
rápidamente en “la guía básica del esfuerzo gubernamental en materia de contrainsurgencia” (Pág. 41). El documento
asignaba papeles y funciones específicas a distintos departamentos como el Departamento de Estado, la CIA y la AID.
En el caso de esta última, el documento estableció que era la encargada de “planear y aplicar programas, teniendo
como objetivo a largo plazo la creación de condiciones económicas y sociales de suficiente vitalidad para eliminar las
causas de descontento, que suelen ser aprovechadas por el Comunismo”, de igual manera, la OIDP encomendaba a la
Agencia a que mejore las destrezas contrainsurgentes de la Policía y de las fuerzas de seguridad de los países
tercermundistas. (Pág. 42). En su libro Killing Hope, William Blum indica que la AID, la OPS y la Alianza para el
Progreso contribuyeron a un programa destinado a expandir el tamaño de la Policía Nacional guatemalteca y
desarrollarla hacia un cuerpo profesionalizado en contrarrestar desórdenes urbanos. El autor indica que muchos
28

El segundo aspecto de importancia es que cuando el Sr. Valdez causa baja de


la Policía, quien lo sustituye al mando del Departamento de Comunicación, es
un elemento del Estado Mayor Presidencial. Este hecho denota que algunos
miembros del EMP tenían conocimientos en materia de telecomunicaciones, y
que estos conocimientos pudieron haber influido en el hecho que se
sustituyese al Sr. Valdez por un elemento de otra estructura del Estado, en
lugar de seleccionar un civil externo, como era lo que estaba sucediendo hasta
entonces, o bien capacitar a elementos de la Policía. De nuevo es evidente
como la capacitación del personal del Estado Mayor Presidencial, y
particularmente dela Regional o el Archivo, fue crucial para ir dando a la
estructura ciertas ventajas sobre otros cuerpos de seguridad del Estado.

Como ha podido observarse, los indicios en algunos documentos permiten


asegurar que la Central de Telecomunicaciones estaba supeditada al Estado
Mayor Presidencial, y en la lógica de la jerarquización militar, el jefe de este
último tenía autoridad sobre La Regional.58

A continuación se muestra un organigrama que permite observar la


organización del sistema de telecomunicaciones del Estado Mayor
Presidencial.

oficiales y técnicos de las fuerzas de seguridad fueron enviados a capacitarse a escuelas policíacas, como: Inter-
American Police Academy in Panama, la International Police Academy en Washington, o bien el Federal School en Los
Fresnos, Texas, y que por lo general los instructores en estas escuelas eran oficiales de la CIA operando bajo el manto
de la OPS. Parafraseando al autor, puede indicarse que el ideal que mantenía unida toda la educación impartida, no
sólo en las escuelas en el extranjero, sino también en la Academia de la Policía, era el “standard OPS classroom
tutelage” (el tutelaje tradicional de la OPS hacia los alumnos). Este tutelaje rezaba que “los comunistas, principalmente
de la variedad cubana, estaban detrás de todo el malestar y la agitación en Guatemala y que como estudiantes de la
policía era mejor no meterse en política y apoyar cualquier gobierno pro-estadounidense que estuviera en el poder”.
58
Jerarquización: Es el escalonamiento de la estructura de toda unidad, entidad u organismo en diferentes niveles, de
tal forma que produce una subordinación desde el nivel más alto hasta el nivel más bajo. Op. cit. (1981).
29

J
E
R
A
R
Q
U
Í
A

Fuente: Documento desclasificado por el NSA.

En el organigrama es posible observar como en el tema de comunicación y


coordinación, el Centro de Telecomunicaciones de la Presidencia estaba por
encima de otras estructuras del Estado guatemalteco.

Este aspecto permite comprender la importancia que tuvo el Centro de


Telecomunicaciones durante los años del conflicto armado. Al dimensionar que
desde sus primeros pasos, el Archivo o la Regional fue la estructura que se
encargó de coordinar las telecomunicaciones de todas las estructuras de
seguridad del Estado, de mantener comunicación con los países
centroamericanos, que contó con amplios recursos económicos, técnicos y
materiales y que gozó de una cercanía privilegiada a los presidentes de turno;
no deja lugar para la duda en cuanto a su relevancia y capacidad en la
coordinación entre las estructuras de seguridad del Estado de Guatemala.

En coherencia con el hilo trazado hasta el momento obsérvese la importancia


del puesto de jefe del EMP.

Las distintas personas que detentaron el puesto eran quienes ejercían


autoridad sobre todo el EMP y su estructura de inteligencia y comunicación. En
este sentido y por la temporalidad que le ocupa, este informe se enfoca en el
Coronel Guillermo Méndez Montenegro para ejemplificar la importancia del
puesto, y porque era el jefe del EMP cuando el proyecto de la Regional
comenzó a tomar forma.
30

Un documento desclasificado del NSA indica lo siguiente respecto a la


“inteligencia civil” del gobierno de Guatemala en aquella época:

“En 1966, el Grupo de Seguridad Nacional sobre


Actividades Subversivas (NSSAG) inició sus operaciones
con la misión de investigar actividades subversivas,
incluyendo las operaciones de guerrilleros comunistas. No
está facultado para realizar detenciones, registros y
decomisos por lo que depende de la Policía Judicial para
tales funciones. Una fuerza relativamente pequeña de
aproximadamente 30 efectivos, el NSSAG recibe
inteligencia por medio de la penetración del movimiento
insurgente y la censura telefónica y de correspondencia.
Se comunica por medio del teletipo con sus contrapartes
en otros países centroamericanos y mantiene los archivos
más completos sobre los subversivos. NSSAG responde
directamente al Coronel Guillermo Méndez Montenegro,
hermano del presidente y Jefe del Estado Mayor Militar del
Presidente”.59
Este documento es claro en señalar que lo que los funcionarios
norteamericanos llamaban inteligencia civil, a saber, la Regional de
Telecomunicaciones del EMP, estaba supeditada a las órdenes del jefe de esta
estructura y que utilizaba a elementos de la Policía Judicial (Policía Nacional)
para realizar operaciones. La información indica que la Regional o el Archivo
era considerada cuerpo de inteligencia por parte de las agencias de seguridad
del Gobierno de los Estados Unidos.

La búsqueda en la base de datos del Alto Mando de la PN construida por el


AHPN, no reveló coincidencia exacta, sin embargo, vale la pena señalar que
esta base registra para el año de 1968, como Director General de la PN, a un
individuo de nombre Mario Méndez Montenegro. Se examinaron diversos
documentos para intentar esclarecer la posible relación de esta persona con
Guillermo y Julio César Méndez Montenegro, sin embargo no fue posible hacer
el vínculo. Aún con esto en consideración, esta información llama la atención y
podría constituir un punto de investigación sobre el cual profundizar.60

59
NSA, documento desclasificado que informa sobre los servicios de seguridad e inteligencia en Guatemala, entre estos
el Grupo de Seguridad Nacional sobre Actividades Subversivas, nombre con que en el documento se identifica a La
Regional o El Archivo. Documento desclasificado. En: National Security Archive Electronic, El Ejército de Guatemala:
Lo que revelan los archivos de Estados Unidos. Compilación del NSA. Marzo 2007, (Traducción libre). Ver:
http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB32/trans/690000.doc
60
Los documentos consultados fueron: C.C. HaeusslerYela. Diccionario general de Guatemala, Tomo II. Asociación
de Amigos del País, Fundación para la Cultura y el Desarrollo, Diccionario Histórico Biográfico de Guatemala, Primera
Edición. 2004. Jiménez E.B., Ellos, los Presidentes. Editorial José de Pineda Ibarra, Ministerio de Educación, 1981.
31

Por su parte, en relación con el señalamiento hecho por el documento


desclasificado, cabe citar el Informe de la CEH (1998), que señala:

“…la Regional, que tenía el control de la Policía Judicial,


logró infiltrarse en los movimientos populares y en la
insurgencia, e interceptaba los correos y los teléfonos
gracias a la participación del coronel Guillermo Méndez
Montenegro… Esta situación le permitió tener una mayor
capacidad para recolectar y analizar información; incluso
más que la propia Sección de Inteligencia del Ejército”.61
Esta aseveración refuerza lo mencionado anteriormente en cuanto a la
importancia del papel que jugó La Regional o El Archivo y su enorme influencia
en el devenir de la lucha contrasubversiva durante ciertos períodos del CAI.

Esto fue así en parte por las capacidades de la estructura, su cercanía al


Presidente y los recursos con los que contaba, así mismo y para fines de esta
investigación es importante recalcar que el EMP tenía control de la Policía
Judicial.

Según el informe Del Silencio a la Memoria, la Policía Judicial funcionaba


adscrita a la Dirección General de la Policía Nacional. Esta estructura dejó de
funcionar por medio de un acuerdo ministerial de fecha 03 de noviembre de
1970, en el cual el titular de la cartera de Gobernación consideraba que la
denominación de la estructura no concordaba con las funciones que la Policía
Judicial “viene desempeñando”, por lo cual era necesario sustituirse por el
Cuerpo de Detectives, que era la denominación otorgada originalmente en la
Ley Orgánica de la Policía Nacional.62

De este considerando se deduce que formalmente, la Policía Judicial venía


cumpliendo funciones correspondientes al Cuerpo de Detectives, que
consistían en la “investigación, persecución aprehensión de los delincuentes,
prevención de los delitos y demás atribuciones y obligaciones ordenadas en las
leyes penales y en los reglamentes respectivos”.63

Méndez Montenegro J.C., 444 años de legislación agraria, (1513-1957). Imprenta Universitaria, Impresión No 660.
Asociación Amigos del País, Historia General de Guatemala.
61
Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Guatemala: Memoria del silencio. 1998. Disponible en red:
http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap2/vol1/intel.html. Consultado el 05.04.2012. Capítulo II: Volumen I,
Párrafo 293.
62
Acuerdo Gubernativo del Ministerio de Gobernación del 03.11.1970, transcrito en: Orden General de la Policía
Nacional No. 275. GT PN 35 S001, 30.11.1970, Libro 10501. En Archivo Histórico de la Policía Nacional. Del Silencio
a la Memoria. Guatemala 2011. Volumen 1. Pp. 84.
63
Decreto Ley 332. Ley Orgánica de la Policía Nacional, 28.06.1955. Artículo 25.
32

De 1955 a 1970 funcionó la Policía Judicial como estructura de investigación de


la Policía que cómo se ha visto estuvo a disposición del Estado Mayor
Presidencial operativizando algunas instrucciones de esta organización. Este
cambio en la estructura de investigación de la PN no significó una modificación
o adaptación en las relaciones de las estructuras de investigación con el EMP,

fundamentalmente con la Sección de Inteligencia.

En el AHPN, se localizó un expediente que contiene 7 unidades documentales.


Los documentos contienen información de inteligencia sobre distintos hechos y
personas. La primera unidad documental refiere a actividades de estudiantes
de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), miembros del Frente
Estudiantil Robín García (FERG) los que, según indica el documento, se dirigían
“hacia institutos de segunda enseñanza, para instigar para la celebración del 26
de julio”.64 Este documento tiene por encabezado “Información confidencial
Estado Mayor Presidencial…”65

Los documentos de este expediente versan sobre distintos temas, pero todos
se relacionan con actividades de inteligencia, por ejemplo: el documento 4 del
expediente (sin número u otra identificación), contiene un sello con la fecha“08
SET. 1980”. El contenido de este documento está estructurado en 4 párrafos,
en los que se indica los resultados de distintas asignaciones de inteligencia
hacia algunos estudiantes de la USAC y otros ciudadanos con supuestos
vínculos con organizaciones insurgentes. Una de estas labores especificadas
en el documento es el seguimiento que se hizo a las personas mencionadas.

En el primer párrafo del documento se indica que un bachiller miembro del


FERG había llegado a la Facultad de Derecho de la USAC a distribuir propaganda
indicando, además, que se creía que este individuo era miembro del PGT. El
segundo párrafo se refiere a un maestro de un colegio privado quien, según la
información, era “un reconocido sandinista”. El tercer párrafo señala
información de una pareja de médicos que “extraen medicina de Sanidad
Pública, para los guerrilleros” y el cuarto indica que el EGP tenía el “propósito de
tomar por asalto el Congreso de la República”. Es evidente que la información

64
El 26 de julio de 1953 fue la fecha del ataque de los revolucionarios al mando de Fidel Castro al Cuartel Moncada en
Cuba.
65
GT PN 30-01 S020 15.07.1981 (fecha resumen 20.07.1981), inf.No76/O/B.
33

consignada en el documento trata sobre diversos temas, pero todos con


relación a labores de inteligencia (vigilancia) con propósitos contrasubversivos.
Este último documento tiene por encabezado el siguiente texto: “INFORMACIÓN
CONFIDENCIAL DEL ARCHIVO DE LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA”, como se ha
anotado anteriormente, este encabezado no puede ser más claro en el sentido
que la información de inteligencia que sirvió a la PN para realizar sus
actividades provino del Archivo del EMP.

La segunda unidad documental de este expediente tiene como receptor


indirecto del documento a la “Segunda Sección”. Dado el hecho que la
Segunda Sección corresponde en los ejércitos modernos a la función de
inteligencia, y que 2 documentos del expediente identifican que la información
provino de la Sección de Inteligencia del EMP, no es aventurado indicar que
este receptor indirecto de este documento en particular fue el Archivo del EMP.66

Esta situación es evidenciada por varios documentos del fondo documental del
67
Departamento de Investigaciones Criminológicas (DIC), del AHPN. En el
Informe archivístico del AHPN sobre este fondo documental se señala:

“…era frecuente en el DIC recibir solicitudes de información


de la Presidencia de la República y sus dependencias,
Ministerio de Gobernación y otros ministerios,
Gobernaciones Departamentales, Estado Mayor del
Ejército, Organismo Judicial, Dirección General de
Migración, Guardia de Hacienda, bancos, Embajadas,
Consulados, entre otros. Es importante mencionar que
generalmente la Dirección General de la Policía Nacional
era el conducto de los requerimientos de instituciones
externas, sin embargo existía igualmente una
68
comunicación directa en algunos casos”.
La información de inteligencia que fue enviada a la Policía Nacional por la
Sección de Inteligencia del EMP fue variada, sin embargo siempre estuvo
inmersa en la lógica de la lucha del Estado contrasubversivo guatemalteco,
como se ha visto, muchos documentos localizados en el AHPN tienen el mismo
encabezado o similares con la leyenda: “DEL ESTADO MAYOR PRESIDENCIAL

66
Para conocer la nomenclatura utilizada por el Ejército de Guatemala para sus distintas secciones y unidades ver el
Informe de la Comisión del Esclarecimiento Histórico, Guatemala Nunca Más, Tomo II, Capítulo II, Pp. 68-70.
67
El fondo documental y el Informe Final de Investigación (a noviembre 2008), se refieren a las distintas
denominaciones que tuvo la Estructura de Investigación de la PN.
68
Informe Final de Investigación. Archivo Departamento de Investigaciones Criminológicas. GT PN 50, noviembre
2008. Pp. 90.
34

ENVÍAN INFORMACIÓN CONFIDENCIAL”, es evidente que la estructura de inteligencia


del EMP abarcó una variopinta gama de información y se apoyó en la PN para
operativizar sus objetivos contrainsurgentes. De igual manera esta diversidad
en la información, obliga a considerar la red de fuentes de información con las
que contaba la Regional o el Archivo para desarrollar sus funciones de
inteligencia.

La información enviada a la PN por el EMP fue dirigida principalmente al Director


General, sin embargo hubo casos, que la jerarquía se rompió y la información
fue enviada directamente a una estructura subordinada.

Como se ha anotado los elementos internos y externos presentes en algunos


documentos, así como el contenido de los mismos apuntan, que en ciertos
casos, el procedimiento para acusar de recibo la documentación enviada por la
sección de inteligencia del EMP a la Dirección General de la PN, era mediante
sello y firma de “recibido” en el sobre en el cual se había remitido la
información.

Afortunadamente para este análisis, en uno de los casos acá presentados, el


personal del EMP que llevó la correspondencia a la Dirección General de la PN

dejó el sobre en esta institución, lo que ha significado que gracias a la labor del
personal del AHPN llegué hoy a nuestro conocimiento y puedan hacerse algunas
observaciones respecto al mismo.
35

Obsérvese las imágenes.

Anverso del sobre

Clasificación de la información.

Destinatario: Director General de


la PN.

Sello de la Jefatura del Archivo


del Estado Mayor Presidencial.

Reverso del sobre

Sello de recibido, incluye nombre


de la Dirección General de la PN,

fecha, hora y firma del agente de


la pn que recibió la información.

El papel del Estado Mayor Presidencial en la lucha contrainsurgente tuvo en su


relación con la Policía Nacional características de un ente de organización y
control superior jerárquicamente a las fuerzas policiales. Según Schirmer
(1999) “Esta instancia siguió siendo el punto neurálgico de coordinación de
operaciones antiterroristas, de asesinatos perpetrados por fuerzas de
seguridad del Estado así como para mantener contacto con el Comando Sur de
los Estados Unidos, con El Salvador y Honduras”.69

En el sentido de ser un ente de coordinación, el Informe de la CEH menciona lo


siguiente:

“En 1978, bajo el Gobierno de Romeo Lucas García,


aunque el Cuerpo de Detectives continuaba operando

69
Op. Cit. Pp.262-263.
36

como Policía Judicial, el nuevo Director de la Policía creó


para sus servicios el Comando Seis como un cuerpo
policial con la misma estructura y jerarquía que el Cuerpo
de Detectives. Durante este mismo Gobierno, el Estado
Mayor Presidencial, la Sección de Inteligencia del Ejército
y La Regional funcionaron en una estrecha alianza
afectando de manera grave los derechos de los
guatemaltecos.”70

Puede observarse en la documentación localizada, sea esta proveniente de


fuentes oficiales, investigaciones específicas, o documentos desclasificados del
Gobierno Estadounidense, que la Regional o el Archivo utilizaban como brazo
operativo en aquel momento a la PN, a través de sus distintas subestructuras.

A continuación se presenta un organigrama sobre la Red de radio de la Policía


Nacional contenido en un documento desclasificado por el NSA, en que puede
observarse como la Dirección General de la PN tenía comunicación directa con
el Centro de Telecomunicaciones de la Presidencia, además de coordinar al
menos la comunicación con otras dependencias de las fuerzas de seguridad
del Estado.

70
Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Guatemala: Memoria del silencio. 1998. Disponible en red:
http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap2/vol1/intel.html. Consultado el 05.04.2012. Capítulo II: Volumen I,
Párrafo 299.
37

Fuente: Documento Desclasificado NSA.

A lo largo del presente informe se ha visto como La Regional o El Archivo


fueron las denominaciones las que se conoció a la sección de inteligencia del
Estado Mayor de la Presidencia de la República. Según Gramajo (1995),

“…a este nuevo organismo, (haciendo referencia al


momento en que se conformó la estructura durante el
Gobierno de Méndez Montenegro), además de su función
de comunicación inmediata con instituciones similares del
Istmo, por sus capacidades y localización, se le agregaron
las funciones de hacer inteligencia política para el
gobierno. Esta decisión significó quitar al ministerio de
Gobernación, y dentro de este a la Policía Judicial tal
obligación y dársela al EMP”71.

Esto significó que algunas de las funciones que le habían


correspondido hasta entonces a la PN a través de la Policía Judicial
pasaron a estar en manos de la nueva estructura de inteligencia
conformada dentro del EMP. Sin embargo, recuérdese que la
Regional o el Archivo operativizó muchas de sus acciones a través

71
Op. Cit. (1995). Pp. 109.
38

de, o con apoyo de la PN. Schirmer (1998) coincide en el sentido de


la subordinación de las fuerzas policiales al Ejército, dentro del cual
se encontraba el EMP indicando que:

“…las fuerzas policiales… se reportaban


directamente al Ministerio de la Defensa; (y) la
oficina del ministro de Gobernación, de quien
dependían administrativamente, no tenía ni el
poder ni el control sobre las fuerzas de
seguridad ni oficiales ni extraoficiales”.72

Según las distintas Leyes Orgánicas del Ejército, el EMP formaba parte de la
estructura interna de las fuerzas castrenses. Sin embargo, el hecho que la PN

estuviese subordinada al EMP, plantea una “mezcla peligrosa” de las fuerzas de


seguridad del Estado en función de la seguridad interna, aspecto que no será
abordado en esta investigación. Sin embargo, cabe señalar que de alguna
manera esta mezcla en función de la labor de inteligencia, y el uso de la misma
para el control de la población, tuvo como consecuencia la comisión de graves
violaciones a los derechos humanos de los guatemaltecos.

Distintas denominaciones de la Regional o el Archivo

De acuerdo con el informe de la CEH la denominación que tuvo esta estructura


de inteligencia y comunicación fue cambiando con los distintos gobiernos. Sin
embargo, sin importar cual fuese el nombre oficial de la estructura, en el
imaginario de muchos guatemaltecos, estaba plasmado el nombre “la Regional”
o “el Archivo” al pensar en la inteligencia de la Presidencia. 73 Muchas de estas
denominaciones, como indica el informe citado, corresponden al primer nombre
que tuvo la estructura, y el segundo, al utilizado durante el gobierno del
General Efraín Ríos Montt, cuando tomó una importancia especial.

A continuación se muestra un cuadro que permite visualizar las distintas


denominaciones consignadas por algunos autores para esta estructura. Este
cuadro se ha elaborado identificando los períodos en que existe coincidencia

72
Op. Cit. (1999). Pp. 262.
73
Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Guatemala: Memoria del silencio. 1998. Disponible en red:
http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap2/vol1/intel.html. Consultado el 05.04.2012. Capítulo II: Volumen I,
Párrafo 214.
39

en cuanto al nombre en cuatro documentos que mencionan la evolución de


nombre. Los documentos utilizados son: informe de la Comisión para el
Esclarecimiento Histórico; el libro Intimidades del Proyecto Político de los
Militares en Guatemala de Jennifer Schirmer; el informe sobre el Archivo
Histórico de la Policía Nacional, Del Silencio a la Memoria y el libro de Manolo
Vela, De Peras y Olmos, la reforma de los servicios de inteligencia en
Guatemala.

Distintas denominaciones de la Estructura de Inteligencia dentro del Estado Mayor Presidencial


Enrique Peralta Julio Cesar Romeo Fernando Ríos
Azurdia Méndez Montenegro Carlos Arana Osorio Kjell Laugerud Lucas García Montt Mejía Víctores
1962 1963 1964 1965 1966 1967 1968 1969 1970 1971 1972 1973 1974 1975 1976 1977 1978 1979 1980 1981 1982 1983 1984 1985
Octubre 1983.
Centro Regional de Servicios Especiales de Servicios Especiales de Secretaría de
CEH

AGSA
Telecomunicaciones La Regional Comunicación de la Comunicación de la Inteligencia de la
2
(La Regional) Presidencia. Presidencia de la República Presidencia de la
República
ELDAS Schirmer

Oficina Especial de Apoyo


Agencia Presidencial de Servicio de Seguridad AGSA
La Regional Presidencial y Servicios xxx
Inteligencia (1964)3 Nacional de Guatemala 2
de Comunicación 4
Centro Regional de
Servicio de Seguridad 1976 Centro de Telecomunicaciones
Telecomunicaciones No definido por el autor No definido por el autor
Nacional de Guatemala de la Presidencia
(La Regional)
Secretaría de
Servicios Especiales de Servicios Especiales de
Servicio de Seguridad AGSA Inteligencia de la
Vela

La Regional No definido por el autor Comunicación de la Comunicación de la


Nacional de Guatemala 2 Presidencia de la
Presidencia. Presidencia
República

De León
Cerezo Serrano Arzú
Carpio

1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996
Departamento de Seguridad Comando
CEH

SIE
de la Presidencia Antisecuestros
Schirmer

Comando
xxx
Antisecuestros
ELDAS

Departamento de Seguridad Comando


SIE
de la Presidencia Antisecuestros
Vela

No definido por el autor

Notas:

1. Según Schirmer, en 1964 el Centro Regional de Telecomunicaciones funcionaba bajo la


Agencia Presidencial de Inteligencia. Esta información es coincidente con lo indicado
anteriormente en cuanto a que esta la estructura realizaba trabajos de inteligencia.

2. Ninguna de las fuentes es específica en cuanto a la denominación de esta estructura de


inteligencia y comunicación. Sin embargo el Informe de la CEH y el libro de Schirmer
coinciden en mencionar el nombre de La Regional.

3. Archivo General y Servicios de Apoyo de la Presidencia de la República (AGSA-EMP).

4. SIE. Secretaría de Inteligencia Estratégica de la Presidencia.

No obstante los distintos nombres con los que se denominó a esta estructura,
el Estado Mayor Presidencial popularmente se le conoció como la Regional o el
Archivo, y sin importar la temporalidad, cumplió funciones de inteligencia y
40

comunicación entre distintas estructuras de seguridad del Estado. Este


aspecto es importante ya que la investigación realizada señala que la
información y las actividades de inteligencia fueron una especie de hilo
conductor de las relaciones entre el EMP y la PN, ya que el sistema de
inteligencia en Guatemala fue cómo un paraguas que cubrió todos los poderes
del Estado y que abarcó y controló a toda la sociedad guatemalteca.

Este control supuso una red de colaboradores infiltrada en las distintas


instituciones del Estado y a lo externo de éstas; dentro de la cual la PN no
quedó exime, Obsérvese lo dicho en este sentido por un documento del Centro
de Operaciones Conjuntas de la PN,“…el servicio de inteligencia policial, (debía
tener la capacidad de)dar a tiempo y con precisión, información relativa a
movimientos subversivos, el grado de insurrección que existe ó(sic) cualquier
otro tipo de amenaza a la estabilidad del gobierno, para tomar medidas
necesarias para contrarrestar estas acciones. (Esta información permitiría) a la
policía o cualquier otra fuerza de contrainsurrección, determinar la existencia
de un clima de descontento… identificar a los dirigentes y miembros de
organizaciones subrepticias y guerrilleras… para tomar así las medidas
necesarias.”74

Recuérdese el informe 05492/of. 9º.mgg., del Cuerpo de Detectives de la


75
PN, ya que el expediente permite visualizar la dimensión del sistema de
inteligencia. La investigación del Detective No. 63 se originó con referencia en
“una información confidencial” que muy probablemente, como han comprobado
otros documentos, provino de alguna entidad de inteligencia del Estado, fuese
la Segunda Sección del EME o el Archivo del EMP. Lo expresado en los
documentos evidencia las diligencias realizadas por el detective para obtener
información sobre el estudiante señalado por los informes de inteligencia 76.
Luego el mismo documento indica como la “forma de conducirse y el
vocabulario”, eran considerados de “marcada tendencia izquierdista”, tanto por
el detective como por el Tercer Jefe del Cuerpo de Detectives al informar a EMP

y a la Segunda Sección del EME. Esta afirmación confirma la subjetividad en el

74
GT PN 35 S001 Libro 10504 23-24.08.1978, Orden General No. 102. 23 y 24 de agosto 1978. Reglamento Interno
del Centro de Operaciones Conjuntas.
75
Supra. Pp. 20.
76
Probablemente menor de edad al momento de los hechos.
41

juicio del comportamiento de las personas sospechosas de ser parte de lo


considerado “enemigo interno”, acusaciones que tenían consecuencias
conocidas en el marco de la violencia ejercida por el Estado durante el CAI.77

En un documento secreto del Gobierno de los Estados Unidos, desclasificado


por el NSA, se plasma un análisis de la situación de contrainsurgencia en
Guatemala, el mismo no identifica autor (individual o institucional), receptor o la
fecha de elaboración del mismo. Sin embargo, por las observaciones vertidas
en el documento y el cruce de éstas con información ahora disponible en
algunos archivos, puede especularse que fue elaborado en el último lustro de la
década de los sesenta. 78 El documento indica:

“En cualquier programa que deseemos promover dentro


de los sectores de inteligencia y seguridad, debemos
tomar en cuenta las ramificaciones políticas y, a la vez,
evitar concebir el movimiento insurgente desde el punto
de vista de una guerra civil… El Ejército guatemalteco es
la única fuerza con capacidad de realizar operativos
sostenidos contra las fuerzas guerrilleras. Por esta razón,
y debido a su papel dominante en el ámbito político, hay
que tomarlo en cuenta en todas los áreas posibles del
proceso de desarrollo.”79
Es evidente que los esfuerzos de las agencias de seguridad de los Estado
Unidos estuvieron encaminados a fortalecer las capacidades de las
instituciones de seguridad e inteligencia del país, para que cumplieran sus
funciones en la lucha contrainsurgente, y no para que hicieran lo que según la
ley les correspondía. A la PN lo que le correspondía según Contreras y Sinay,
era proporcionar seguridad a la ciudadanía, mantener el orden y velar por el
cumplimiento de la ley; cumpliendo con su misión que era de “proteger la vida,
la seguridad, la integridad y los bienes de todos los ciudadanos.”80De esta

77
El informe de la CEH indica “El sistema de Inteligencia militar de Guatemala fue diseñado con base en la Doctrina de
Seguridad Nacional aplicada en Latinoamérica dentro del conflicto Este-Oeste bajo los parámetros de la guerra total del
Estado contra el comunismo. Este sistema no tuvo novedades en relación con los modelos de otros países
latinoamericanos y en particular con los centroamericanos, inscritos en la política contrainsurgente”. La inclusión de
toda disidencia dentro de la definición de enemigo para aplicar la política contrainsurgente del Estado, fue la razón que
supuso graves riesgos a todos aquellos considerados “comunistas” en la lógica de la Doctrina de Seguridad Nacional.
78
En la parte que trata sobre Inteligencia Civil, el documento indica que para 1966, inició operaciones el Grupo de
Seguridad Nacional sobre Actividades Subversivas (NSSAG), nombre con el que se identifica a la Regional o El Archivo
del EMP. De igual manera se cita un documento de la Policía Estadounidense para la Defensa Interna en Países
Extranjeros, de 1968. Estos y otros indicios apuntan a que el documento fue elaborado en los últimos años de la
década de 1960.
79
Documento desclasificado, en: National Security Archive Electronic, en
http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB32/trans/690000.doc revisado el 09-09-2011.
80
Contreras Cruz, A., Sinay Álvarez F., “Historia de la Policía Nacional de Guatemala 1881-1997”, Tesis, USAC, 2004.
42

cuenta al Ejército (su personal) se le inculcó la idea de controlar a las policías


civiles del país, como lo señala el documento desclasificado:

“…hay que recalcar y desarrollar en el Ejército,


especialmente a nivel del primer y segundo escalón, una
apreciación del papel y la capacidad de los servicios
civiles…”81
Este papel y capacidad de las instituciones civiles fue aprovechado por las
distintas estructuras del Ejército, entre ellas, el EMP. Como ha podido
apreciarse en este informe, elementos de la Policía Nacional fueron utilizados
para recabar información que sería utilizada por los servicios de inteligencia
militar.

Algunos documentos desclasificados por el NSA, sobre la situación de


seguridad interna en México son útiles para comprender como, al igual que en
Guatemala, y la mayor parte de Latinoamérica, las fuerzas de seguridad
pública funcionaron supeditadas a una lógica contrainsurgente, en la cual el
“enemigo” no era objeto de aplicación de justicia, sino más bien era sustraído
del sistema judicial, para poder recabar cada vez más información útil a los
esfuerzos contrainsurgentes de los Estados. Obsérvese lo indicado.

“…la información nunca fue pensada para servir como


evidencia en una corte legal. Por el contrario, la
inteligencia recolectada por medio de vigilancia, secuestro
y tortura era utilizada para localizar a asociados de los
supuestos guerrilleros, desmantelar redes sociales y
aterrorizar su base de apoyo…”82

Según este documento la Dirección Federal de Seguridad de México tenía


responsabilidades en cuanto a la protección del Presidente de la República y
la recolección y coordinación de inteligencia”83 En sus funciones, la DFS

mejicana guarda similitud con el Estado Mayor Presidencial de Guatemala.

Puede observarse que la información que podrían obtener de los detenidos era
considerada más importante que los detenidos mismos, quienes como ya fue

81
Ibídem.Pp. 15.
82
Informe Archival Evidence of Mexico's Human Rights Crimes: the Case of Aleida Gallangos, En: National Security
Archive Electronic, http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB307/index.htm#3, revisado el 08/09/2011.
(Traducción libre).
83
Ibídem.Pp. 25.
43

indicado, en la mayoría de los casos eran sustraídos del sistema judicial y les
era negado su derecho a un debido proceso.
44

CONCLUSIONES

El análisis de la documentación consultada para la elaboración del presente


informe ha permitió llegar a las siguientes conclusiones.

 Las relaciones entre el EMP y la PN giraron alrededor de la lucha


contrainsurgente, y se enmarcaron en la lógica de las actividades de
inteligencia.

 Desde la óptica de la Doctrina de Seguridad Nacional, para el Ejército de


Guatemala, la seguridad interna fue su razón de ser lo que implicó la
realización de acciones conjuntas con otras estructuras del Estado para
controlar a quienes eran percibidos como enemigo interno.

 La documentación de archivo es una fuente indiscutible de información para


fines investigativos sobre cualquier temática relacionada con el Conflicto
Armado Interno, bien se tengan objetivos académicos, penales o de
cualquier otra índole. Tanto el AHPN, el NSA y los documentos del EMP, son
puntos de consulta obligados para la investigación en esta línea.

 Los documentos enviados de la PN al EMP por lo general informaban sobre


actividades realizadas en función de alguna instrucción previa; mientras que
en el otro sentido, la información perseguía dar instrucciones, girar órdenes
(explícita o implícitamente), o bien solicitar apoyo operativo.

 El flujo de información por lo general seguía esta ruta: el EMP enviaba


información “confidencial” o “secreta” o hacía requerimientos específicos a la
Dirección General de la PN; el director de la PN asignaba en forma
manuscrita qué instancia debía cumplir el trámite y giraba instrucciones u
órdenes mediante un documento enviado por la Secretaría General de la
Dirección o bien el Centro de Operaciones Conjuntas de la PN (COCP). Estas
estructuras enviaban la información a quién correspondiera indicando las
órdenes del Director General. Acatada la orden, la estructura responsable
informaba al COCP o bien directamente a la Dirección General de los
resultados obtenidos. A su vez la Dirección General enviaba expediente al
EMP informando sobre estos resultados.
45

 Más que su propia normativa, el proceso de comunicación ocurrido entre la


Policía Nacional y el Ejército de Guatemala, fue un factor que contribuyó a la
articulación de la estructura policial tanto a lo interno como a lo externo, así
como a su funcionamiento.

 Los documentos analizados manifiestan que la PN en ocasiones informaba a


estructuras de inteligencia del Estado sobre su actuar en determinada
situación cuando este actuar tenía pertinencia con los intereses
contrasubversivos. Este extremo que evidencia la articulación de la PN

dentro de la concepción de seguridad interna impuesta por el Ejército de


Guatemala.

 No obstante los distintos nombres con los que se denominó a la estructura


de inteligencia del Estado Mayor Presidencial, popularmente se le conoció
como la Regional o el Archivo, y sin importar la temporalidad, cumplió
funciones de inteligencia y comunicación entre distintas estructuras de
seguridad del Estado.

 En sus inicios, el proyecto de telecomunicaciones regional perseguía el


objetivo de lograr una red de coordinación de seguridad en los países del
área por medio de la intercomunicación de las estructuras de seguridad del
Estado. Sin embargo, en Guatemala su desarrollo sobrepasó el ámbito de la
comunicación, y la Regional o el Archivo se convirtió en actor fundamental
en las actividades del sistema de inteligencia del Ejército.
46

RECOMENDACIONES

Dadas las características de la investigación, algunos hallazgos importantes


quedaron sin profundizar, por esta razón las conclusiones se enfocan con
especial interés hacia estas posibilidades investigativas.

 Profundizar en la investigación del Estado Mayor Presidencial durante el


mandato presidencial del Lic., Julio César Méndez Montenegro, para
ampliar el conocimiento en cuanto al origen de la Regional o el Archivo.

 Investigar los efectos y el impacto que tuvo la injerencia del Ejército en el


funcionamiento de la PN y otras estructuras del Estado.

 Establecer las coincidencias entre el personal militar que ocupó el Alto


Mando de la PN y oficiales que hayan ocupado puestos en alguno de los
cuerpo de inteligencia del Ejército de Guatemala.

 Investigar en el sentido de la red de informantes y colaboradores que tuvo


la sección de inteligencia del EMP, para determinar si algunas de sus
fuentes fueron miembros de alta en la PN.

 Profundizar en la investigación en cuanto al rompimiento de la cadena de


mando y la jerarquía de la Policía Nacional por estructuras de inteligencias
del Ejército de Guatemala, y su significado por ejemplo en la trayectoria de
oficiales de la PN.

 Difundir información en cuanto a usos y contenidos de los distintos archivos


de estructuras represivas del Estado de Guatemala, para ampliar el círculo
de personas informadas y despertar interés por la investigación en estas
fuentes documentales.
47

BIBLIOGRAFÍA

1. Archivo Histórico de la Policía Nacional. (2008). Informe final de


investigación, Archivo del Departamento de Investigaciones Criminológicas
(DIC). Guatemala: AHPN.
2. Archivo Histórico de la Policía Nacional. (2011). Del Silencio a la Memoria.
Revelaciones del Archivo Histórico de la Policía Nacional. Guatemala.
3. CAFCA. Diagnóstico del Archivo Digital del Estado Mayor Presidencial.
Guatemala 2009.
4. Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Guatemala: Memoria del
silencio. (1998). Disponible en red:
http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/cap2/vol1/intel.html.
Consultado el 05.04.2012.
5. Comité de Normas de Descripción del Consejo Internacional de Archivos.
(2000). Norma Internacional General de Descripción Archivística, ISAD (G).
Sevilla: Mundo Archivístico.
6. Contreras Cruz, A., Sinay Álvarez F., “Historia de la Policía Nacional de
Guatemala 1881-1997”, Tesis, USAC, 2004.
7. De Bordeje y Morencos, F. (1981). Diccionario militar, estratégico y político.
Madrid: San Martín.
8. De León Escribano, C. R. (2001). Evolución de las estructuras de
inteligencia en Guatemala. Guatemala: Center for Hemispheric Defense
Studies.
9. Diccionario de la Real Academia Española. Disponible en red:
http://www.rae.es/rae.html, consultado el 22-08-2011.
10. Ejército de Guatemala, Centro de Estudios Militares, Escuela de Comando
y Estado Mayor. Manual de guerra contrasubversiva.
11. General Rodolfo Robles Espinoza. Informe de peritaje militar para el Caso
de la Masacre de las Dos Erres. Ministerio Público. Pp. 2.
12. González Quintana A. (2008). Políticas archivísticas para la defensa de los
Derechos Humanos. España.
13. Gramajo, A. (1995). De la Guerra a la Guerra. Fondo de Cultura Editorial.
Pp. 99. Guatemala.
48

14. Haeussler Yela. Diccionario general de Guatemala, Tomo II. Asociación


de Amigos del País, Fundación para la Cultura y el Desarrollo. Guatemala.
15. Jiménez E.B., Ellos, los Presidentes. Editorial José de Pineda Ibarra,
Ministerio de Educación, Guatemala 1981.
16. Klare M., y Kornbluh P. Contrainsurgencia, proinsurgencia y antiterrorismo
en los 80. Grijalbo, México 1990.
17. Ley Orgánica de la Policía Nacional. Decreto Presidencial No. 332.
28.06.1955.
18. Littuma A., (Coronel). "La Nación y su Seguridad", citado por Andrés Nina
en "La Doctrina de Seguridad Nacional y la Integración Latinoamericana”.
Revista, Nueva Sociedad, No. 27, Editorial Grafiúnica, Caracas, diciembre,
1974, p. 75. Citado en Robles Espinoza R., (General). Informe de peritaje
militar para el Caso de la Masacre de las Dos Erres.
19. Méndez Montenegro J.C., 444 años de legislación agraria, (1513-1957).
Imprenta Universitaria, Impresión No 660. Asociación Amigos del País,
Historia General de Guatemala.
20. Military Intelligence.Military and Associated Words. US Department of
Defense, 2003. Disponible en red: http://www.answers.com/topic/military-
espionage. Consultado el 2.08.2011.
21. National Security Archives. Disponible en red:
http://www.gwu.edu/~nsarchiv/nsa/the_archive.html. Consultado el
06.04.2012.
22. National Security Archives. Informe Archival Evidence of Mexico's Human
Rights Crimes: the Case of Aleida Gallangos. Disponible en red:
http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB307/index.htm#3.
Consultado el 02.09.2011.
23. Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala. (1998).
Proyecto Interdiocesano de Recuperación de la Memoria Histórica
(REHMI), Guatemala Nunca Más, (San José: Imprenta LIL S.A., 1998).
24. Peacock S., y. Beltrán A. (2004). Poderes Ocultos. Grupos ilegales
armados en la Guatemala post conflicto y las fuerzas detrás de ellos.
Washington: Washington Office for Latin America.
25. Schirmer J. (1999). Las Intimidades del Proyecto Político de los Militares en
Guatemala. Guatemala: FLACSO.
49

26. The American Heritage Dictionary of the English Language, Fourth Edition.
Disponible en red: http://www.answers.com/topic/relation. Consultado el
15-08-2011.
27. Vela M. (1999). Dilemas de la reforma del sistema de inteligencia en
Guatemala. Guatemala: FLACSO.
28. Vela M. (2002). De peras y olmos: La reforma de los servicios de
inteligencia en Guatemala, Revista de la Secretaría de Análisis Estratégico
de la Presidencia de la República, Vol. 1 No. 1 (febrero de 2002). En
http://lasa.international.pitt.edu/Lasa2001/VelaManolo.pdf. revisado el
30/07/2011.

Entrevistas y conversaciones
 05-08-2011. Conversación con el Doctor Rodolfo Kepfer Rodríguez.
50

ANEXO

LEGISLACIÓN RELACIONADA CON EL ESTADO MAYOR PRESIDENCIAL

El Decreto No. 124 del 10 de mayo de 1891, Ley Constitutiva del Ejército de la
Asamblea Nacional Legislativa de la República de Guatemala, en su Artículo 11
establece que el Ejército estaba constituido, entre otras estructuras, por el
“Estado Mayor del Presidente”, órgano al que la Ley dedica el Capítulo IX, en el
que se establece la composición del EMP, asignándole seis Ayudantes de
Campo y seis Órdenes.
El 12 de junio de 1930 el Gobierno del General Lázaro Chacón publicó el
Decreto No. 1659, Ley Constitutiva del Ejército, en la cual se estableció que la
“Plana Mayor Presidencial” era parte de los cuerpos especiales que constituían
el organismo del Ejército. En los artículos 187 al 189 se indica que el
Presidente era el jefe supremo del Ejército y que este designaba a los Oficiales,
jefes y demás personal que consideraba necesario para el servicio, en
referencia al EMP, así como que cuando se asignara una Guardia de Honor
para el Presidente de la República, el jefe de la Plana Mayor Presidencial sería
también el jefe de esta Guardia y tendría todas las facultades disciplinarias y
judiciales que las leyes militares conferían a los Jefes de Cuerpo.
El 19 de mayo de 1934, y luego el 24 de septiembre de 1935, la Asamblea
Legislativa hizo algunas modificaciones a la Ley Constitutiva del Ejército. Estas
modificaciones quedaron plasmadas en los Decretos 2,004 y 1729. No
significaron diferencia sustantiva en cuanto a la formación del Estado Mayor
Presidencial y la autoridad del Presidente sobre esta estructura. El decreto
2,004 se refiere al Estado Mayor Presidencial en términos de una Plana (Plana
Mayor del Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército), al que
adhirieron “…un médico, los telegrafista y telefonistas necesarios y el personal
subalterno que el buen servicio requiera”. Por su parte el Decreto 1729 es
importante porque vuelve a utilizarse la designación de Estado Mayor
Presidencial para esta estructura y define su constitución en los siguientes
términos:
Artículo 225.- El Estado Mayor del Presidente de la República y Jefe Supremo
del Ejército, se compondrá del número de Generales, Jefes y Oficiales y demás
51

personas que aquel alto funcionario considere indispensable para el servicio.


Se constituirá, regirá y administrará por su reglamento especial y dependerá
exclusivamente del Jefe de la Nación.
El 06 de septiembre de 1968, durante el mandato del Presidente Julio César
Méndez Montenegro, se decretó la Ley Constitutiva del Ejército de Guatemala,
Decreto Número 1782 del Congreso de la República. Esta ley sería la
legislación vigente en materia militar hasta la década de 1980. En la misma se
designa al Estado Mayor Presidencial como un estado personal, el cual estaba
integrado por cuantos oficiales superiores y subalternos fuesen necesarios para
el servicio.
Este Decreto indicaba en su artículo 26 que los Estados Mayores Personales
contarían con “un reglamento” que “determinará la organización y
funcionamiento de cada uno de ellos”, la investigación realizada reveló que
este instrumento legal nunca fue elaborado, por lo que el Estado Mayor
Presidencial operó sin un instrumento legal que reglamentara su
funcionamiento, y que definiera sus relaciones con otras estructuras del
Estado. A su vez el Acuerdo Gubernativo No. 72 del 30 de abril de 1975,
estipula que las plazas del personal de especialistas que presta sus servicios
en el Estado Mayor Presidencial dejen de pertenecer al Ministerio de la
Gobernación y se transfieran a la Partida Presupuestaria del Ministerio de la
Defensa Nacional con efectos del 28 de febrero de 1975.