Está en la página 1de 14

DESCRIPCIÓN Y RELACIÓN DE LA PERSONALIDAD Y LA

MASCULINIDAD/FEMENEIDAD EN MUJERES Y HOMBRES HABITANTES DE


LA CIUDAD DE BOGOTÀ

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

DAVID JIM WALTERS COLMENARES


Docente de diseños de investigación I.

ACOSTA BELTRAN HANNYE- 902171233


ESPINOSA SANCHEZ ERIKA JOSSIANY- 902171335
FERNANDEZ MENDEZ TATIANA- 902171306
GIRALDO MONSALVE VALENTINA-902171099
OSPINA PINTO MONICA ALEJANDRA- 902162150
RODRIGUEZ ALDANA JUAN CARLOS- 902171333

KONRAD LORENZ FUNDACIÓN UNIVERSITARIA


FACULTAD DE PSICOLOGÍA
Bogotá D.C., Mayo de 2018
Personalidad y Masculinidad/Femineidad 2

DESCRIPCIÓN Y RELACIÓN DE LA PERSONALIDAD Y LA


MASCULINIDAD/FEMINEIDAD EN MUJERES Y HOMBRES HABITANTES DE
LA CIUDAD DE BOGOTA

Acosta, H; Espinosa, E; Fernández, T; Giraldo, V; Ospina, A & Rodríguez, J


Fundación Universitaria Konrad Lorenz

Resumen
Esta investigación pretendió determinar la relación de la personalidad con respecto a
algunos rasgos de masculinidad-femineidad. En el caso de la personalidad, fue medida bajo
el modelo “5 grandes” divididos en: extroversión, agradabilidad, responsabilidad,
estabilidad emocional e intelecto/imaginación y en masculinidad-femineidad medido bajo
el Inventario de masculinidad y femineidad y dividido en machismo y sumisión. Se
tuvieron en cuenta diversos aspectos metodológicos bajo estudios anteriores en contextos
culturales demográficos. La aplicación de la prueba de personalidad y masculinidad-
femineidad se realizó a 96 personas , mujeres y hombres habitantes de la ciudad de Bogotá
en edades entre los 18 y 49 años con su respectivo consentimiento informado establecido
por la ley 1090 de 2006. Finalmente esta investigación arrojo un nivel de fiabilidad de Alfa
de Cronbach de 0,68 en personalidad y 0,842 para masculinidad-femineidad, además se
encontraron algunas correlaciones significativas directa e inversamente proporcionales.

Palabra claves: Personalidad, masculinidad-femineidad, contextos sociodemográficos.

Abstract

This research aims to determine the relationship of the personality with respect to some
features of masculinity-femininity. In the case of personality, it was measured under the
model "5 five" divided into: extroversion, pleasantness, responsibility, emotional stability
and intellect / imagination and in masculinity-femininity measured under the Inventory of
masculinity and femininity and divided into machismo and submission. It had various
methodological aspects under previous studies in cultural demographic contexts. The
application of the personality test and masculinity-femininity was carried out on 96 people,
women and men, with aged between 18 and 49 years with their respective informed consent
established by law 1090 of 2006. Finally this research I give a level of reliability of
Cronbach's Alpha of 0.68 in personality and 0.842 for masculinity-femininity, in addition
some significant direct and inversely proportional correlations were found.

Keywords: Personality,masculinity-feminity sociodemographic contexts.


Personalidad y Masculinidad/Femineidad 3

Introducción

La investigación acerca de la personalidad ha sido abordada por un sinnúmero de autores ,


entre ellos Goldberg (1992) que tenían como fin de dar una idea de las dimensiones de
algunos rasgos que componen la personalidad ; en el caso de Goldberg la personalidad
bajo los “5 grandes”, que actualmente son de gran utilidad para psicología y profesionales
de recursos humanos. Ahora bien, para la investigación acerca de la personalidad y el
concepto de masculinidad y femineidad basada principalmente en el artículo “Estilos
diferenciales de personalidad en hombres y mujeres” realizado por Corbalán, J; Flores, I;
Limiñana, R & López, P. (2012) que consistía en la explicación de los estilos de
personalidad con base a la conformación de género en hombres y mujeres del cual se
aplicaron el modelo de personalidad Millon (MIPS) y el inventario de conformidad en una
población de estudiantes universitarios que dio como resultado diferencias entre mujeres y
hombres Corbalán, J; et al , (2012). No obstante parece que las características sociales y
demográficas no son significativas de una relación, ya que, a las personas que se le
aplicaron la prueba, pertenecían a un nivel socioeconómico, educativo y laboral similar.

Ahora bien, el concepto de personalidad, se puede decir que abre un paso muy
importante en la diversidad del comportamiento de las personas; las personas se adaptan a
su entorno de acuerdo a los diferentes objetivos motivacionales, cognitivos y relaciones
interpersonales. Cicerón, 106-43, citado por Montaño, Palacios, Gantiva, 2009 (como se
citó de Cerdá, 1985) que definió el termino personalidad, enfocándose desde cuatro
diferentes significados: a) la forma en cómo un individuo aparece de frente a las demás
personas; b) el papel que una persona desempeña en la vida; c) un conjunto de cualidades
que comprenden al individuo y d) como sinónimo de prestigio y dignidad, mediante el cual
se asignaba el termino persona de acuerdo con el nivel social al que se perteneciera. Los
cuatro significados que históricamente se han dado al concepto de personalidad están
relacionados en gran medida con lo anterior, ya que se relacionan con las características de
personalidad que se pueden evidenciar en una persona, debido a que en un comenzó se
parte de la observación es decir, la parte externa o superficial de un individuo hasta llegar a
tener la capacidad de identificar las características internas del otro, siguiendo con la época
clásica, de dio un auge en la cantidad de significados del concepto de personalidad; según
Montaño (2009): “es algo sustancial y no asumido, es decir, que no se construye sino que se
encuentra en sí mismo, hace parte de su esencia”.

La comunidad científica, en su labor de elaborar una teoría amplia con relación a la


personalidad y a las necesidades de las anteriores teorías (Cognitiva, Conductista,
fenomenológica entre otras) tenían como fin de explicar la personalidad de una manera
estructurada que involucrara instrumentos de medición, la evaluación individual del sujeto
Personalidad y Masculinidad/Femineidad 4

y donde se tuviera en cuenta la pluralidad de los enfoques, surge la Teoría Integradora. De


esta manera, Font, J (2002) afirma que:

La personalidad no podrá limitarse a describir o explicar el temperamento, el


carácter (el self) o la inteligencia, sino que deberá incluir los tres aspectos. Una
teoría de la personalidad no puede limitarse solo al consciente o al inconsciente,
como tampoco a las conductas observables o a las internas, debe tener los dos
factores en cuenta. Una teoría de la personalidad no se debe limitar a las
diferencias y semejanzas entre hombres y mujeres y, por supuesto, tampoco debe
orientarse solo a la conducta normal; es evidente que tiene que tener en cuenta la
psicopatología y por lo tanto aportar posibles estrategias de cambio. La
propuesta de la Teoría Integradora para dar respuesta a las problemáticas. (p.693-
694)

Por consiguiente, una de las propuestas que da la teoría integradora para dar respuesta a los
interrogantes se denominó “Cinco grandes de la personalidad “que pretende dar cuenta a la
personalidad del individuo. (citado por Montaño, Palacios, Gantiva, 2009 (como se citó de
Gómez & Zabuido, 1996 ) Por ello, se tuvieron en cuenta el instrumento para medir la
personalidad, en este caso el banco internacional de ítems de personalidad descritos por
Golberg, Johnson, Eber, Hogan, Ashton, Cloninger, & Gough (2006), consiste en evaluar
diferencias individuales por medio de 5 elementos principales , considerados elementos
porque son los que mejor definen al sujeto en su debida diferenciación (Extraversión,
Agradabilidad, Responsabilidad, Estabilidad emocional e Intelecto/imaginación).

Asimismo, el estudio de la personalidad se considera como uno de los temas más


importantes pero más complejos dentro de la psicología. Por esta razón Castañeiras, C., &
Posada, M. (2005) explican que: “Una de la razones es por la revisión de la literatura
científica y las conceptualizaciones sobre este tema, hacen referencia a la personalidad
como un patrón complejo de comportamientos profundamente arraigado, relativamente
estable y consistente, que caracteriza el funcionamiento personal de los sujetos”. (p.128).
Quiere decir que, el estudio sistemático de la personalidad bajo contextos culturales es un
tema complejo pero de interés que nos ayuda a entender mejor los diferentes procesos
psicológicos y sociales de la sociedad. Cuando se hace referencia a un contexto cultural, el
género hace un papel importante en las diferentes investigaciones.

En el género , el concepto de la masculinidad y feminidad se considera como una


autopercepción en una serie de características de personalidad y normas sociales que nos
dicen cómo deben hacer, pensar y sentir que definen actitudes, creencias y conductas que
socialmente son aceptadas (Anacona, Guerreo, Martínez, & Rodríguez, 2012). No obstante
Según Moya, Páez, Glick, Sedano & Poeschl (2001) afirman que: “Durante muchos años se
consideró a la masculinidad y a la feminidad como una única dimensión, con dos polos, que
Personalidad y Masculinidad/Femineidad 5

hacía posible clasificar a una persona en un determinado punto de ese continuo. Es decir,
ésta podía ser en mayor o menor grado masculina o femenina, pero nunca las dos cosas a la
vez “. En un contexto histórico, específicamente en la década de los setenta, se dio una
nueva concepción de masculinidad y femineidad como conjunto de diversas habilidades
interpersonales y conductuales que las personas usaban para relacionarse independiente de
su sexo y que llevo consigo un sinnúmero de estudios transculturales dentro de los
diferentes cambios históricos e influencias culturales. (Moya, Páez, Glick, Sedano &
Poeschl, 2001).

Dentro del marco de la femineidad y masculinidad citado por Jiménez, 2012 (como se citó
por Camacho, 2005) dice que (se entiende como una serie de significados de orden social
que son dinámicos y se van construyendo de acuerdo a las necesidades la interacción de
“unos con otros”). Esto establece que existen una serie de actitudes consideradas como
“masculinas” totalmente opuestas a “las femeninas” que no tenían que ver con atributos
propios y que además, tenía el objetivo de construir un tipo de relación con los demás
individuos.

En la masculinidad, los rasgos más significantes según el inventario de


masculinidad y feminidad IMAFE están relacionados con (seguro de sí mismo,
competitivo, seguro, dispuesto a arriesgarse, maduro, competitivo valiente, hábil para
dirigir, entre otros). (Anacona et al, 2012).Estos rasgos, nos dicen que las culturas
masculinas están focalizadas en los logros individuales y algunas acciones referidas al
trabajo. Por ello, la masculinidad cultural se podría ver asociada en diferentes ámbitos
como los escolares, políticos, ideológicos y familiares que además refuerzan la diferencia
de sexos. (Páez & Fernández, 2004) cuando se hace referencia a la diferenciación de sexos
se habla de la cultura masculina negativa considerada como machismo con rasgos como
(dominante, frio, ambicioso, egoísta, enérgico, de voz fuerte, entre otros). Estos, asociados
con la agresividad, dominación y la intransigencia. (Anacona et al, 2012).

En la Feminidad, los rasgos más significantes según el inventario de masculinidad y


feminidad IMAFE están relacionados con (sensible, espiritual, de voz suave, tierna, dulce,
generosa, entre otros) (Anacona et al, 2012). Estos rasgos que las culturas femeninas están
focalizadas en la armonía, las relaciones interpersonales y comunales. Como se había
hablado antes, el género se ve asociado a diferentes ámbitos políticos, culturales y de
familia, en el caso de lo femenino no hace referencia a la diferenciación de sexo ya que, o
son competitivas y valoran la cooperación y el cuidado de los débiles. (Páez & Fernández,
2004).No obstante en el cumplimiento del rol puede existir una cultura femenina negativa
considerada como sumisión en rasgos como (inseguro, retraído, débil, dependiente, entre
otros).Estos, asociados con la subordinación y la abnegación. (Anacona et al, 2012).
Personalidad y Masculinidad/Femineidad 6

En resumen, para comprender el significado de masculinidad y feminidad, citado


por Jiménez, A ,2012 (como se citó por López & Güida, 2000) dicen que (hay que tomar en
consideración la construcción social, pues según la cultura se establecen conductas para una
persona en función de su sexo biológico. Estos mandatos definen el género y el sentimiento
de ser hombre o mujer). Claramente se puede entender que existen ciertas diferencias
biológicas en cuanto al sexo como un proceso continuo que está ligado al pasado , presente
y futuro ; proceso que determina la vida del individuo , sus condiciones políticas ,
socioeconómicas y sociales ( Jiménez , 2012)

Por consiguiente, para la medición sistemática en la investigación con respecto al


concepto de femineidad y masculinidad , Anacona et al , 2012 realizaron una prueba
realizada por medio de la revista REDALYC acerca del instrumento psicométrico llamado
Inventario de masculinidad y femineidad (IMAFE) medido a partir de 60 reactivos en una
escala de Likert con siete opciones como: “nunca o casi nunca soy así; muy pocas veces
soy así; algunas veces soy así; la mitad de las veces soy así; a menudo soy así; muchas
veces soy así; y siempre o casi siempre soy así “ (Anacona et al , 2012). Esta prueba tuvo
como fin, mostrar la validez y confiabilidad de un constructo en un patrón cultural y factor
social enfocándose en masculinidad, femineidad, machismo y sumisión, arrojando un
sinnúmero de correlaciones positivas entre masculinidad, femineidad y machismo, también
correlaciones negativas masculinidad, sumisión, femineidad y machismo y no
correlacionaron femineidad y sumisión.

A partir de los estudios posteriores acerca de la relación entre la personalidad y la


masculinidad/femineidad Realizados por Corbalán et al (2012) indican que: “el aprendizaje
social del género, operacionalizado como el nivel de conformidad con las normas de
género, juega un papel importante en los estilos de personalidad. Esto significaría que un
mayor o menor cumplimiento de un conjunto dado de normas de género conduce a
diferencias en la personalidad, y que, independientemente del sexo, el grado de
conformidad con estas normas establece diferencias entre las personas, incluso dentro del
mismo sexo”. (p.11)

Finalmente, las creencias acerca de las apropiadas características de personalidad


según el género parten una serie de expectativas culturales, comportamientos además y
nociones que van de la mano con la postura tradicional de los roles del género, en que los
hombres masculinos y mujeres femeninas, tendrán un mejor ajustamiento en cuanto a la
personalidad que las personas que no estén orientados a los estereotipos de su género
( Lara, 1991) esto quiere decir que en alguna medida bajo los diferentes contextos
culturales el género sea masculino o femenino jugara un papel importante en los rasgos de
personalidad .

Pregunta de investigación
Personalidad y Masculinidad/Femineidad 7

¿Existe una relación significativa de los rasgos de la personalidad con respecto a la


masculinidad/femineidad?

Hipótesis
Se espera que exista una relación significativa entre algunos rasgos de personalidad “5
grandes “(Extraversión, Agradabilidad, Responsabilidad, Estabilidad emocional e
Intelecto/imaginación) y la masculinidad/feminidad dentro del marco (masculinidad,
femineidad, machismo o sumisión)

Variables de estudio
Predictora: Personalidad
Citado por Montaño Et al, 2009 (como se citó de Cerdá, 1985) Enfocada en cuatro
diferentes significados: a) la forma en cómo un individuo aparece de frente a las demás
personas; b) el papel que una persona desempeña en la vida; c) un conjunto de cualidades
que comprenden al individuo y d) como sinónimo de prestigio y dignidad, mediante el cual
se asignaba el termino persona de acuerdo con el nivel social al que se perteneciera. En este
caso, la variable personalidad será medida bajo la escala de personalidad IPIP (5 grandes).
Criterio: Masculinidad/ Femineidad

Es una autopercepción en una serie de características de personalidad y normas sociales que


nos dicen cómo deben hacer, pensar y sentir que definen actitudes, creencias y conductas
que socialmente son aceptadas (Anacona, Guerreo, Martínez, & Rodríguez, 2012). En este
caso, la variable masculinidad-femineidad será medida bajo el inventario de masculinidad y
femineidad IMAFE.

Método

Diseño

El diseño de investigación fue descriptivo correlacional donde la variable Predictora fue


personalidad y la variable criterio fue masculinidad-femineidad aplicado en mujeres y
hombres habitantes de la ciudad de Bogotá cuyo objetivo fue en describir y encontrar
correlaciones en ambas variables por medio de la aplicación de 2 pruebas psicométricas
(IMAFE Y IPIP) para el posterior análisis por medio del programa estadístico SPSS.

Participantes

Debido a la cantidad de ítems, la metodología para la aplicación de la prueba se tuvo en


cuenta algunas características sociodemográficas de una muestra selecta de 96 personas, 48
Personalidad y Masculinidad/Femineidad 8

mujeres y 48 hombres con participación voluntaria en un rango de edad entre los 18 y 49


años, cuyo requisito era que cumplieran la mayoría de edad y que vivieran en la ciudad de
Bogotá.

Instrumentos

Para la investigación se tuvieron en cuenta 2 pruebas: La escala de personalidad (IPIP) y el


inventario de masculinidad-femeninidad (IMAFE).

La escala de personalidad (IPIP) de los 5 factores (Extraversión, Agradabilidad,


Responsabilidad, Estabilidad emocional e Intelecto/imaginación) es un instrumento
psicométrico con un total de 50 ítems a los que se responde a una escala Linkert de 1 a 5
donde: (1) Me describe de forma muy imprecisa, (2) Me describe de forma imprecisa, (3)
No me describe de forma precisa ni imprecisa, (4) Me describe de forma precisa y (5) Me
describe de forma muy precisa. La puntuación se calcula con la media (promedio) y la
desviación estándar.

El inventario de masculinidad -femineidad (IMAFE) es un instrumento psicométrico


subdivido por (masculinidad, feminidad, machismo y sumisión) con 15 items con un total
de 60 ítems a los que responde a una escala Likert de 1 a 5 donde: (1) nunca o casi nunca
soy así, (2) algunas veces soy así, (3) la mitad de las veces soy así, (4) a menudo soy así y
(5) siempre o casi siempre soy así. La puntuación se calcula con la sumatoria del promedio
de cada ítem. La prueba del inventario de masculinidad y feminidad aplicada por Anacona
et al, 2012 arrojo un nivel de confiabilidad Alfa de Cronbach entre 78 y 88.

Procedimiento

Fase 1 .Cada uno de los seis investigadores adopto un grupo de 16 personas, 48 hombres,
48 mujeres para un total de 96 personas habitantes de la ciudad de Bogotá donde el único
requerimiento fue que tuvieran la mayoría de edad.

Fase 2 .Se aplicó el test de los 5 grandes y el inventario de masculinidad- femineidad en


una selección de 110 ítems en un tiempo aproximado de 12 minutos, los ítems fueron
medidos en escala Likert de 1 a 5 característicos de una u otra conducta de género y rasgos
de personalidad.

Fase 3. También, para la realización de las pruebas bajo el consentimiento informado


establecido por la (ley 1090, 2006) donde especifica que “Para la presencia, manifiesta o
reservada de terceras personas, innecesarias para el acto profesional, tales como alumnos en
prácticas o profesionales en formación, se requiere el previo consentimiento del usuario”
(Artículo 31, p.8)
Personalidad y Masculinidad/Femineidad 9

Fase 4. Luego de la recolección de datos, se realizan la debida tabulación para su posterior


descripción y análisis de resultados en el programa estadístico SPSS.

Fase 5 .Con los resultados, se realizó la interpretación de los datos haciendo contraste el
planteamiento de la hipótesis y el marco teórico a modo de discusión.

Resultados

TABLA 1 y 2. Nivel de fiabilidad de la variable Masculinidad-Feminidad y machismo-


sumisión

En la tabla 1 y 2 la prueba de confiabilidad de la variable masculinidad-femineidad y


machismo –sumisión arrojaron un nivel de fiabilidad en Alfa de Cronbach de 0.860 con un
total de los 60 elementos (ítems) 30 cada uno, que indica que la consistencia interna de la
prueba en cuanto al coeficiente de alfa es buena.

TABLA 3. Nivel de fiabilidad de la variable Personalidad

En la tabla 2 la prueba de confiabilidad de la variable personalidad arrojo un nivel de


fiabilidad en Alfa de Cronbach de 0,680 con un total de 50 elementos (ítems) que indica
que la consistencia interna de la prueba en cuanto al coeficiente de alfa es aceptable
Personalidad y Masculinidad/Femineidad 10

TABLA 4. Tabla de estadísticos de las variables personalidad y masculinidad-


femineidad

En la tabla 4 se observa la variable personalidad con sus respectivos rasgos (extroversión ,


agradabilidad, responsabilidad, estabilidad e intelecto) y masculinidad-femineidad con los
rasgos (machismo y sumisión) se observa que en la desviación estándar de la variable
sumisión hay una correlación significativa debido a que su valor es de 0,73478 en relación
con el valor de la media que es 2,3417 lo que quiere decir es que la mayoría de los datos se
agrupan bajo ese valor de la media por ende su magnitud es fuerte porque no hay suficiente
variabilidad, continuamos con la variable machismo la cual tiene una desviación estándar
de 0,69389 con una media de 2,4958 al igual que femineidad y masculinidad las cuales
poseen valores semejantes a sumisión y machismo no tienen bastante variabilidad, por
ende, los valores se agrupan alrededor del 2 y su desviación estándar es fuerte porque se
acerca a uno.

TABLA 5. Tabla de correlaciones de las variables Personalidad (5 rasgos) y


Masculinidad-Femineidad
Personalidad y Masculinidad/Femineidad 11

En la tabla 5 de correlaciones la variable personalidad (Extroversión, agradabilidad,


responsabilidad, estabilidad e intelecto) y la variable masculinidad-feminidad (machismo-
sumisión) se evidenciaron 2 correlaciones significativas. La variable (intelecto-
masculinidad) tienen una correlación significativa positiva de 0,300** en el nivel
significancia 0,01 (bilateral) que indica que es directamente proporcional con un valor P de
0,003. En la variable (Intelecto-sumisión) tuvieron una correlación significativa negativa de
-0,263 en el nivel 0,05 (bilateral) que indica que es inversamente proporcional con un valor
P de 0,003

Discusión

De acuerdo a estudios posteriores con respecto a la personalidad y masculinidad-feminidad,


la diversidad comportamental debería ser en teoría algo totalmente aleatorio, una variable
que sin duda es complicada de manipular; las actitudes, aptitudes y demás características
integrales de una persona no se pueden encasillar en patrones, en conductas específicas, ni
en reglas o normas rigurosamente orientadas, la explicación de algún conjunto de patrones
que orienten o no al pensamiento, o en este caso al género, no detalla con exactitud, quien,
como o donde aparecieron, están ahí de una manera automática e involuntaria.

En las pruebas realizadas, los rasgos más significantes según el inventario de masculinidad
y feminidad IMAFE están relacionados con (seguro de sí mismo, competitivo, seguro,
dispuesto a arriesgarse, maduro, competitivo valiente, hábil para dirigir, entre otros).
(Anacona et al, 2012), rasgos claves a la hora de determinar el comportamiento o la actitud
de un individuo, su relación con el ambiente y su desarrollo interpersonal. Díaz (2013)
afirma. “género como un tipo especial de norma social, que pueden ser definidas como un
conjunto de reglas que guían y prescriben lo que hombres y mujeres deben hacer, pensar o
sentir” mediado y transmitido inicialmente por herencia, relación social, cultural,
económica y familiar.
Personalidad y Masculinidad/Femineidad 12

Ahora bien, en nuestra investigación la primer variable correlacionada fue (masculinidad-


intelecto) con un puntaje de 0,300. Lo que indica una relación directamente proporcional;
quiere decir que a mayores rasgos de masculinidad, mayores rasgos de personalidad en el
ámbito intelectual. Dado que el P-Valor (Sig. Bilateral) es 0,003 se encuentra por debajo de
0.01, que indica que se rechaza la hipótesis nula, por lo tanto existe evidencia estadística
suficiente para afirmar que el rasgo de personalidad denominado intelecto está relacionado
significativamente con el rasgo de masculinidad. Lo anterior solo evidencia una
superioridad numérica en cuanto a las respuestas correctas de los hombres en las encuestas
realizadas, más no evidencia una superioridad generalizada del nivel intelectual en los
hombres, el conocimiento o el desarrollo intelectual constituyen un andamiaje, unos
peldaños, una pirámide; el desarrollo y la incorporación de éste avanza con el tiempo y
evoluciona tras la experiencia. Adaptación, cambio y modificación son palabras y
conceptos claves para entender la cualidad intelectual de cada individuo, en este caso la
significancia no es tan alta, pero sin embargo es lo suficientemente clara para guiar una
interpretación positiva en un contexto correlativo entre variables, quizás los rasgos de
seguridad, habilidades para dirigir, madurez, etc. Orientan la mejor interpretación de
algunas preguntas y posibles respuestas impartidas al género masculino en una población
específica.

La segunda variables correlacionada fue (intelecto-sumisión) con puntaje de -0,263. Lo que


indica una relación inversamente proporcional; lo que quiere decir es que a menores
puntuaciones de sumisión mayores puntuaciones de intelecto. Dado que el P-Valor de la
variable fue 0,009 se rechaza la hipótesis nula, en este caso la sumisión como variable
femenina negativa y el intelecto como un rasgo de personalidad. De lo anterior solo
evidencia una superioridad numérica en cuanto a las respuestas correctas de los individuos
en las encuestas realizadas, más no evidencia una superioridad generalizada del nivel
intelectual de éstos mismos. No obstante se vio evidenciado que la variable intelecto dentro
del marco de personalidad correlaciono tanto en sumisión como en masculinidad, por ello
sería interesante una posterior investigación en una muestra más amplia teniendo en cuenta
más aspectos sociales que se relacionen con personalidad y masculinidad -feminidad.

Finalmente, la investigación obtuvo buenos puntajes con respecto al nivel de fiabilidad, en


la variable masculinidad-feminidad el alfa de Cronbach arrojo un puntaje bueno (0,860) en
cuanto a su consistencia interna, muy semejante la investigación de Anacona et al (2012)
con 0,88. En cuanto a la variable Personalidad el alfa de Cronbach a pesar de que arrojo un
puntaje aceptable (0,680) debido tal vez a algunos errores humanos para aplicación de la
prueba tanto para el investigador y el sujeto a quien se le realizo la prueba o a otros factores
sociales que como se había discutido anteriormente, podrían ser interesantes motivos de
investigación.

Referencias

Anacona, C; Guerreo, I; Martínez, A & Rodríguez, J (2012).Evaluación de la validez de


constructo y la confiabilidad del inventario de masculinidad y femineidad en
Personalidad y Masculinidad/Femineidad 13

adolescentes y adultos jóvenes colombianos. Revista avances en la psicología


latinoamericana. 30 (1) ,170-181.

Castañeiras, C., & Posada, M. (2005). Estilos de personalidad y su relación con medidas de
ansiedad y depresión: datos normativos para el Inventario MIPS en adultos marplatenses.
Revista Iberoamericana de Diagnóstico y Evaluación - e Avaliação Psicológica, 2 (20), 79-
103.

Congreso de Colombia. (6 de septiembre de 2006). Código Deontológico y Bioético y otras


disposiciones. [Ley 1090 de 2006]. Recuperado de:
http://www.sociedadescientificas.com/userfiles/file/LEYES/1090%2006.pdf

Corbalán, J; Flores, I; Limiñana, R & López, P. (2012). Estilos diferenciales de


personalidad en hombres y mujeres. Revista SAGE, Doi:
10.1177/2158244012451752

Font, J. (2002).Personalidad: Esbozo de una teoría integradora.Psicothema.14 (4) ,693-701.

Goldberg, L. R. (1992). The development of markers for the Big-Five factor structure.
Psychological Assessment, 4, 26-42.

Goldberg, L. R., Johnson, J. A., Eber, H. W., Hogan, R., Ashton, M. C., Cloninger, C. R., &
Gough, H. C. (2006). The International Personality Item Pool and the future of
public-domain personality measures. Journal of Research in Personality, 40, 84-96.

Lara, A (1991).Masculinidad, Feminidad y salud mental. Importancia de las características


no deseables de los roles de género. Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la
Fuente Muñiz. 14 (1), 12-18.

Montaño Sinisterra, M., & Palacios Cruz, J., & Gantiva, C. (2009). Teorías de la
personalidad. Un análisis histórico del concepto y su medición. Psychologia.
Avances de la disciplina, 3 (2), 81-107

Moya, M; Páez, D; Glick, P; Sedano, I & Poeschl, G (2001).Sexismo, Masculinidad-


Femineidad y factores culturales. Revista electrónica de motivación y emoción. (4),
8-9.

Páez, D & Fernández I (2004). Masculinidad-Femineidad como dimensión cultural y del


autoconcepto). Psicología Social, Cultura y Educación. 196-223.
Personalidad y Masculinidad/Femineidad 14

Jiménez, A. (2012).Masculinidad y feminidad: ¿de qué estamos hablando? Revista


electrónica Educare. 16, 15-13.