Está en la página 1de 48

DIZÁN VÁZQUEZ LOYA

Iglesia y Sociedad Civil en Chihuahua


1969-1991

1
CUADERNOS DE INVESTIGACIÓN

Director: Dizán Vázquez

Publicados por la Unidad de Estudios Históricos y Sociales - Extensión Chihuahua


Instituto de Ciencias Sociales y Administración
Universidad Autónoma de Ciudad Juárez

Chihuahua, primer bimestre del 2002


INSTITUTO DE CIENCIAS SOCIALES Y ADMINISTRACIÓN (ICSA)
UNIDAD DE ESTUDIOS HISTÓRICOS Y SOCIALES – EXTENSIÓN CHIHUAHUA

Cuadernos de Investigación

DIRECTORIO

Felipe Fornelli Lafón


Rector

Jorge Quintana Silveyra


Director del ICSA

Javier Sánchez Carlos


Jefe del Departamento de Ciencias Sociales

Dizán Vázquez Loya


Coordinador de la UEHS

Unidad de Estudios Históricos y Sociales – Extensión Chihuahua


Álvarez de Arcila No. 2107, Colonia San Felipe
31240 Chihuahua, Chih., México
Teléfono (614) 4 14 50 23
Correo electrónico: universi@avantel.net

2 Cuadernos de Investigación No. 1


CONTENIDO

PRESENTACIÓN ......................................................................................................... 6
I ANTECEDENTES HASTA LOS AÑOS SESENTA
El magisterio de Juan XXIII y el Concilio Vaticano II .............................................. 7
El magisterio de Pablo VI ......................................................................................... 8
Medellín ..................................................................................................................... 8
La Teología de la Liberación ..................................................................................... 9
Documentos del Episcopado Mexicano .................................................................... 10
II UN NUEVO ARZOBISPO EN CHIHUAHUA
Su trayectoria ............................................................................................................ 11
Proceso de renovación diocesana ............................................................................. 11
La pastoral social. Un método de reflexión-acción. .................................................. 12
III PRINCIPALES ACTIVIDADES DE 1969 A 1979
El equipo de Pastoral Social ...................................................................................... 14
La declaración de 1972 y otros documentos ............................................................. 16
Trabajo en colonias populares. La opción preferencial por los pobres ..................... 17
Las Comunidades Eclesiales de Base ....................................................................... 19
Otras actividades ....................................................................................................... 19
Algunos protagonistas sobresalientes ........................................................................ 20
El padre Rodolfo Aguilar ........................................................................................... 21
El padre Carlos Bravo, S.J. ....................................................................................... 23
La Primera Carta Pastoral y otros documentos ........................................................ 25
Investigación socio-religiosa como base del trabajo pastoral .................................... 27
La Comisión Diocesana de Pastoral Social ............................................................... 27
La beneficencia católica. Caritas .............................................................................. 28
IV LA PASTORAL SOCIAL DE 1980 A 1991
Nuevos documentos pontificios y episcopales........................................................... 30
La nueva Comisión Diocesana de Pastoral Social .................................................... 31
La Tercera Carta Pastoral ........................................................................................ 32
La dimensión social de la fe ...................................................................................... 33
El trabajo del P. Camilo Daniel ................................................................................. 33
El Frente Democrático Campesino ........................................................................... 34
COSYDDHAC ......................................................................................................... 34
Las Comunidades Eclesiales de Base ....................................................................... 35
Expresiones de solidaridad ........................................................................................ 36
La beneficencia. Los damnificados del 90 ................................................................ 39
V LA IGLESIA Y LA LUCHA ELECTORAL
Los acontecimientos del 86 ....................................................................................... 40
Los Talleres para la Democracia y otros documentos .............................................. 44
VI CAMBIO DE SITUACIÓN EN LOS NOVENTA ................................................ 47
BIBLIOGRAFÍA ........................................................................................................... 49

Cuadernos de Investigación No. 1 3


PRESENTACIÓN

En estas páginas nos proponemos describir aquellos les actos protagonizados por las otras diócesis.
acontecimientos de carácter social y político en el Los límites temporales de este ensayo son las
estado de Chihuahua, en los que tuvo un protagonismo décadas de los años setenta y ochenta, por coincidir
significativo la Iglesia católica. Protagonismo que se éstos con el gobierno pastoral de Adalberto Almeida
realizó básicamente como un acompañamiento solida- y Merino, el arzobispo que lideró e hizo posible en
rio de la Iglesia a los sectores y movimientos populares Chihuahua un compromiso de la Iglesia con los an-
que luchaban por establecer en el estado una situación helos de justicia de la población, de acuerdo con las
de mayor justicia social y una democracia menos directivas que arrancan del Concilio Vaticano II.
imperfecta. Nos habremos de referir también a la última década
Por “Iglesia católica” entendemos aquí, sin excluir del siglo XX en la arquidiócesis de Chihuahua, pero
otros sentidos que pueda tener la expresión, los diri- sólo para señalar un vacío de presencia de la Iglesia
gentes jerárquicos de la Iglesia, que son los obispos, en la sociedad y para poner de manifiesto el contras-
los sacerdotes y en su momento los diáconos, así como te con las dos décadas anteriores.
los miembros laicos de la misma, en cuanto obran en Teniendo en cuenta los límites de espacio a los que
nombre de su fe, es decir, identificándose como cató- estamos sujetos, hemos querido privilegiar la exposi-
licos, generalmente organizados en asociaciones reco- ción de los hechos sobre el análisis e interpretación de
nocidas oficialmente por las autoridades eclesiásticas. los mismos, pues creemos que esos hechos y sus
En el estado de Chihuahua hay actualmente seis protagonistas merecen la recuperación de su memoria.
diócesis: la arquidiócesis de Chihuahua (diócesis en Esperamos, sin embargo, dar suficientes claves y
1891, arquidiócesis en 1958) y las diócesis de ciudad pistas de interpretación, así como la fundamentación
Juárez (1957), Nuevo Casas Grandes (prelatura en teórica en que la Iglesia reclama haberse inspirado,
1977, diócesis en 2000), Cuauhtémoc-Madera pues esta fundamentación ha sido descuidada por
(prelatura de Madera en 1966, diócesis de muchos investigadores expertos en ciencias sociales
Cuauhtémoc-Madera en 1995), Tarahumara (vicariato pero no en el amplio campo de las disciplinas teológicas.
apostólico en 1958, diócesis en 1994) y Parral (1992). Este trabajo, en una versión más breve, forma parte
El protagonista principal de nuestro trabajo será el de la obra en colaboración Chihuahua Hoy, publica-
arzobispo, el clero y los laicos de la arquidiócesis de da por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez
Chihuahua, aunque haremos referencia a los principa- (UACJ) en estas mismas fechas.

4 Cuadernos de Investigación No. 1


I ANTECEDENTES HASTA LOS AÑOS SESENTA

La encíclica Rerum novarum A la Rerum novarum siguieron otros documentos


La visión de una Iglesia, comunidad de los seguido- semejantes que se publicaron con ocasión de algún
res de Jesús de Nazaret, comprometida con la reden- aniversario de la misma, a la vez que ponían al día su
ción del hombre no sólo en su aspecto espiritual sino doctrina adaptándola a nuevas circunstancias históri-
integral, arranca de la esencia misma del Evangelio, cas. Así la Quadragesimo anno, de Pío XI en 1931,
que es la Buena Nueva del Verbo de Dios que “se hizo y La Solemnità, discurso de Pío XII en 1941, a los
carne y puso su morada entre nosotros” (Jn. 1, 14). cuarenta y cincuenta años, respectivamente, de la
Esto significa que la Iglesia procura la liberación del Rerum novarum.
hombre respecto al pecado, no sólo en la dimensión
espiritual y eterna que éste tiene como ofensa a Dios, Juan XXIII y el Concilio Vaticano II
sino también en las manifestaciones terrenas que el Al comenzar la histórica década de los sesenta, el
pecado toma al producir formas de vida que no están papa Juan XXIII (1958-1963) hizo también su apor-
de acuerdo con la dignidad humana. tación a la doctrina social de la Iglesia con la publica-
Pasando por alto los inmediatos antecedentes en el ción de la encíclica Mater et magistra, en 1961, y la
siglo XIX que la hicieron posible, es la encíclica Rerum Pacem in terris, en 1963.
novarum del papa León XIII en 1891, la que señala Pero la contribución histórica más importante de
el inicio de lo que se ha llamado la “doctrina o este papa fue la convocación del Concilio Ecuménico
enseñanza social de la Iglesia”,1 con su toma de Vaticano II, asamblea de todos los obispos de la
posición frente al conflicto entre el capital y el trabajo, Iglesia católica, unos 2,400 en ese tiempo, que se
provocado por la Revolución Industrial. Esta encíclica realizó en cuatro sesiones, una por año, a partir del 11
sirvió inmediatamente de inspiración y apoyo a nume- de octubre de 1962 para finalizar el 8 de diciembre de
rosos compromisos de los católicos en el campo de la 1965, ya bajo el pontificado de Pablo VI.
justicia social. En México su influencia comenzó a En el contexto católico fue el Vaticano II el acon-
sentirse a través de numerosas iniciativas desde prin- tecimiento más importante del siglo XX. Dejando intac-
cipios del siglo XX, antes de ser barridas, aunque no to el dogma o las doctrinas fundamentales de la Iglesia,
totalmente, por la Revolución.2 esta asamblea recogió todos los fermentos de renova-
ción que se venían gestando desde principios de siglo
1
al interior de la Iglesia, los revisó, sancionó y relanzó
Según el Documento de Puebla (CELAM 1979), esta ense-
con nueva fuerza. Su principal preocupación fue pas-
ñanza es “el aporte de la Iglesia a la liberación y promoción
humana (que) se ha venido concretando en un conjunto de toral, es decir, en el campo de la actividad de la Iglesia,
orientaciones doctrinales y criterios de acción... Tienen su con una atención especial a la relación de ésta con el
fuente en la Sagrada Escritura, en la enseñanza de los Padres mundo en el cual está inmersa. En ese sentido el
y grandes teólogos de la Iglesia y en el Magisterio, especial- concilio dejó atrás una actitud de hostilidad y descon-
mente de los últimos Papas. Como aparecen desde su origen,
fianza ante el mundo moderno, en la que se había ido
hay en ella elementos de validez permanente que se fundan
en una antropología nacida del mismo mensaje de Cristo y parapetando en su enfrentamiento ya secular con
en los valores perennes de la ética cristiana” (n. 472). movimientos e ideologías nacidos con la modernidad
2 Ver, por ejemplo, Meyer (1985), Ceballos Ramírez (1986, a partir del Renacimiento: el racionalismo, la Ilustra-
1989). ción, el liberalismo, el socialismo, el avance de la

Cuadernos de Investigación No. 1 5


ciencia moderna, etc. De esa manera, el Concilio nes Dignitatis humanae, en la que acepta decidida-
Vaticano II no sólo tuvo importancia y repercusión mente la libertad religiosa, y Nostra aetate, sobre una
directa en la vida interna de la Iglesia sino en la vida de nueva actitud de la Iglesia hacia las religiones no
todas las iglesias y religiones y en la sociedad en cristianas, con una mención especial sobre los judíos y
general, al adoptar hacia ellas una actitud dialogal y contra el antisemitismo.4
hacer suyos, purificándolos y enriqueciéndolos, en
muchos casos, conceptos como libertad religiosa, El magisterio de Pablo VI
derechos humanos, justicia social, etc. De una actitud Pablo VI (1963-1978), el papa que llevó a su
rezagada en ciertos campos, pasó incluso a la vanguar- culminación el Concilio y que comenzó a aplicar sus
dia. conclusiones llevando a cabo importantes reformas en
En este sentido es digna de mención la constitución la organización eclesial, hizo también importantes apor-
pastoral Gaudium et spes (sobre la Iglesia en el taciones a la doctrina social de la Iglesia con su
mundo actual) (1965), que establece una posición de encíclica Populorum progressio (1967), calificada
apertura y colaboración por parte de la Iglesia hacia en su tiempo por el Wall Street Journal de “marxismo
asuntos tan “mundanos”, en realidad tan humanos, recalentado”, por sus posiciones avanzadas en materia
como la dignidad de la inteligencia, la grandeza de la social. Igualmente importante es su carta Octogesima
libertad, las relaciones entre persona y sociedad, el adveniens (1971), con ocasión del 80 aniversario de
respeto a la persona humana, la igualdad de todos los la Rerum novarum.
hombres, la autonomía de las realidades temporales
respecto a la religión, el papel de la Iglesia en la Medellín
sociedad, la relación entre el Evangelio y la cultura, el En América Latina el acontecimiento más relevante
desarrollo económico, el destino universal de los bie- de la década de los sesenta fue la II Conferencia
nes, inversiones y política monetaria, el acceso a la General del Episcopado Latinoamericano, conocida
propiedad, naturaleza y fin de la comunidad política, la simplemente como Medellín, por la ciudad colombia-
promoción de la paz, la obligación de evitar la guerra, na donde se llevó a cabo. Esta histórica asamblea tuvo
la carrera armamentista, la relación entre las naciones lugar del 26 de agosto al 6 de septiembre de 1968, año
y las instituciones internacionales, la cooperación in- de grandes cambios en el mundo entero. La intención
ternacional en el plano económico y el incremento del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano) al
demográfico. “La verdad es que la Gaudium et spes celebrarla fue aplicar a América Latina los decretos del
da mucho más de lo que podría esperarse de un Concilio Vaticano II. Medellín ha sido considerado
documento totalmente nuevo en la historia de los por los historiadores como el acontecimiento parteaguas
concilios... se muestra pródigo en enseñanzas acerca del continente, así como lo fue el concilio para la Iglesia
de las cuestiones más urgentes que comprometen hoy universal. Pero la influencia de Medellín, tal vez más
la vida de los hombres... brota de sus páginas un aura todavía que la del Concilio, se dejó sentir ante todo en
primaveral que promete para pronto la maduración de el campo civil. El agudo y valiente análisis de Medellín
un humanismo cristiano, cuya eficacia en la construc- sobre la situación de dependencia del subcontinente
ción del mundo nuevo naciente ha de ser, sin duda, respecto al capitalismo mundial, representado en
trascendental”, dice José María Cirarda.3 América del Sur por regímenes de seguridad nacional,
Del Concilio también es importante por sus reper- llevó a los católicos a asumir un fuerte compromiso
cusiones sociales el decreto Unitatis redintegratio,
sobre el ecumenismo o nueva relación entre la Iglesia
católica y las demás iglesias cristianas; sus declaracio- 4 Los documentos emanados del Concilio han tenido y
siguen teniendo numerosas ediciones en diferentes edito-
riales. Nosotros hemos utilizado la edición bilingüe de la
3 Varios Autores (1968). BAC de 1968, 6ª edición.

6 Cuadernos de Investigación No. 1


social. Numerosos obispos, teólogos y laicos hicieron gación para la Doctrina de la Fe tomara cartas en el
que la Iglesia latinoamericana dejara de ser un apoyo, asunto para enderezar y orientar esta reflexión típica-
muchas veces sólo por su silencio, del status quo y se mente latinoamericana mediante dos publicaciones:
comprometiera a favor de los movimientos que lucha- Instrucción sobre algunos aspectos de la Teología
ban por el cambio. De dos formas se concretó en la de la Liberación7 e Instrucción sobre libertad cris-
práctica la reflexión teológica de Medellín: provocó el tiana y liberación.8 La intención de estas intervencio-
nacimiento de la famosa Teología de la Liberación y de nes de Roma no eran ciertamente desautorizar la
las Comunidades Eclesiales de Base, fermento de Teología de la Liberación y acabar con ella, sino
lucha y compromiso social entre las clases medias y corregir desviaciones y purificarla, pero dado que esta
marginadas de la sociedad. reflexión y los compromisos concretos que generaba
causaban honda inquietud en sectores muy conserva-
La Teología de la Liberación dores, éstos se valieron de dichas instrucciones para
La reflexión teológica en América Latina, hasta la desprestigiar la Teología de la Liberación y medir
mitad del siglo XX, había sido un trasplante de la todas sus manifestaciones con el mismo rasero. Esto,
teología europea. En Europa se formaban los teólogos unido a una fuerte tendencia que se dio en la década de
de nuestro continente y esa teología se enseñaba en los los ochenta por acallar a todos los miembros de la
seminarios, prácticamente sin ninguna adaptación al Iglesia que se distinguían por su compromiso a favor de
contexto latinoamericano. A partir del Concilio algu- los pobres y por un cambio social, acabó por asfixiar
nos teólogos comenzaron a releer la Biblia y a repensar a la Teología de la Liberación.9
la teología en clave latinoamericana, es decir, con ¿Se inspiró la acción pastoral social de la Iglesia de
atención a un contexto marcado por la miseria de las Chihuahua en el periodo reseñado en la Teología de la
mayorías y la opresión política y social. La Asamblea Liberación? Podríamos afirmar que directamente no
de Medellín fue la primera en aceptar esta teología e hubo en Chihuahua un planteamiento en ese sentido,
incorporarla al Magisterio de la Iglesia. pero indirectamente la arquidiócesis recibía su inspira-
La primera sistematización de dicha teología parte ción del mismo ambiente eclesial latinoamericano y
del libro del peruano Gustavo Gutiérrez, Teología de universal en el que se gestó y desarrolló la Teología de
la Liberación, 5 libro que se fue gestando la Liberación. El mismo arzobispo Almeida y Merino
contemporáneamente con Medellín. A partir de en- publicó en 1980 un amplio artículo en la revista
tonces se dio una nutrida reflexión en torno al tema, la
cual fue tomando dos direcciones. Una plenamente
ortodoxa, en consonancia con la fe de la Iglesia, y otra
que se hacía demasiado dependiente del método 7 Congregación para la Doctrina de la Fe (1984).
marxista de análisis de la realidad social.6 8 Congregación para la Doctrina de la Fe (1986).
Esto hizo que la Santa Sede, a través de la Congre- 9 En el ámbito mexicano se produjeron, entre otras, las
siguientes obras sobre la Teología de la Liberación: Rober-
to Oliveros Maqueo: Liberación y Teología. Génesis y
crecimiento de una reflexión (1966-1976), Ediciones
CRT, México 1977; Samuel Ruiz García: Teología bíblica de
5 Gutiérrez (1972). la liberación, Librería Parroquial, México 1975; Camilo
6 Como lo explican los obispos paraguayos en su excelente Maccise: La Teología de la Liberación, CEVHAC, México
reflexión crítica Instrucción doctrinal sobre la Teología de 1987; Juan Gutiérrez González: Teología de la Liberación,
la Liberación, publicado por DIC (Documentación e Infor- evaporación de la teología, Jus, México 1975 (impugna-
mación Católica, 3 agosto 1989: “La proclamación del ción de la obra de Gustavo Gutiérrez). Para el contexto
mensaje liberador sustentado en ideologías contrarias a la histórico en que se desarrolló la Teología de la Liberación
fe, alejado del Evangelio y cercano a posturas se puede ver Christian Smith: La Teología de la Libera-
antropológicas horizontalistas desafortunadamente ha pe- ción. Radicalismo religioso y compromiso social, Piados,
netrado entre algunos miembros de la Iglesia”. Barcelona-Buenos Aires 1994.

Cuadernos de Investigación No. 1 7


Miscelánea Pastoral titulado “Consecuencias y la política, en la línea de compromiso marcada por
pastorales de la Teología de la Liberación”.10 Medellín.
Lo reseñado hasta aquí no es una relación exhaus-
Documentos del Episcopado Mexicano tiva de las iniciativas desarrolladas en ese inquieto y
Medellín, sin embargo, no fue un acontecimiento fecundo periodo de la historia de la Iglesia.12 Hasta
aislado. Alrededor de él giraron numerosas reuniones, ahora nos hemos limitado a mencionar de pasada
congresos y múltiples actividades que lo prepararon y algunos congresos, asambleas y reuniones y los docu-
después trataron de dar seguimiento a sus tendencias. mentos emanados de ellos, aunque apenas hemos
Entre estas actividades, para mencionar sólo a Méxi- dicho algo sobre el contenido de esos documentos.
co, los obispos mexicanos publicaron, pocos meses Pero ya se puede ver que esta contextualización
antes de Medellín, la Carta del Episcopado Mexica- histórica tiene una finalidad muy precisa: dejar bien
no sobre el desarrollo e integración del país, prepa- claro que las actividades desarrolladas por los prota-
rada por la recién establecida Comisión Episcopal de gonistas eclesiales de Chihuahua en el campo social y
Pastoral Social, que tuvo como primer presidente a político durante los años setenta y ochenta no surgie-
monseñor Adalberto Almeida y Merino, obispo de ron de la nada sino que se dieron en un contexto
Zacatecas. También, como un intento de hacer entrar histórico muy bien perfilado y que no tuvieron funda-
a los obispos en la dinámica y en el conocimiento de mentalmente las motivaciones partidistas u oportunis-
Medellín, se organizó en septiembre de 1969 la REP tas de búsqueda de poder político que algunos obser-
(Reflexión Episcopal Pastoral), que consistió en tres vadores externos del fenómeno no alcanzaron a per-
días de intenso estudio de los documentos de Medellín.11 cibir, anclados, como estaban, en una visión histórica
Todavía en 1973, los obispos mexicanos publicaron de la Iglesia propia del siglo XIX.13
El compromiso cristiano ante las opciones sociales

10 En este escrito Mons. Almeida afirma: “Debemos procla-


mar el valor y la necesidad de un anuncio del Evangelio, que
para ser auténtico debe ser histórico, concientizador y
politizador en el noble sentido de esta palabra. No porque
queramos convertir la evangelización en pura politización,
sino porque no vemos la manera de que el mensaje del amor
total esquive dirigirse a un hombre real, envuelto en un
12 Entre las obras que dan una visión global de este periodo
tejido de relaciones sociales que en nuestro pueblo le
mantienen oprimido y en condiciones infrahumanas”. de la Iglesia en México se pueden consultar: Dussel (1984
11 Las conclusiones se publicaron en tres tomos: Comisión y 1979); Blancarte (1993); Romero de Solís (1994).
Episcopal de Pastoral Social (1969-1970). 13 Ver, por ejemplo, Lau (1989).

8 Cuadernos de Investigación No. 1


II UN NUEVO ARZOBISPO EN CHIHUAHUA

Su trayectoria REP y participó en numerosas comisiones y reuniones


El 8 de septiembre de 1969 un nuevo arzobispo de pastoral social en Europa y América del Sur. Traía,
llega a Chihuahua: Adalberto Almeida y Merino, pues, un bagaje impresionante de conocimientos y
chihuahuense, nacido en Bachíniva en 1916. Ingresó al experiencias que lo hacían un hombre ideal para enca-
Seminario de Chihuahua en 1930 y cursó los primeros bezar la renovación de la Iglesia de Chihuahua según la
seis años de la carrera sacerdotal de una manera muy orientación impresa por el Concilio Vaticano II.14
irregular por las condiciones difíciles a las que estaban Ya en Zacatecas había tratado monseñor Almeida
sometidos en ese tiempo los católicos y más todavía de poner en práctica la renovación pastoral del Con-
los sacerdotes. En 1936 fue enviado a Roma, a cilio. No era tarea fácil. Había que comenzar por
estudiar en la Pontificia Universidad Gregoriana, don- cambiar mentalidades marcadas por una manera de
de permaneció nueve años y obtuvo las licenciaturas ver la Iglesia que ya había quedado superada por el
en Filosofía, Teología y Derecho Canónico. Regresó Concilio, por ejemplo una manera autoritaria de go-
a su Patria en 1945. Almeida nació y creció durante la bernar, la falta de participación del laicado, la ausencia
Revolución y bajo los regímenes posrevolucionarios de compromiso de la Iglesia en el mundo, etc., y lo que
que se empeñaron en una dura confrontación con la es aún peor: una especie de esclerosis espiritual que
Iglesia. Sin embargo, el seminarista no encontró la paz instala a los católicos cómodamente en una rutina sin
con su traslado a Italia. Su periodo de estudios coin- novedad ni aliento y que se enmascara bajo la aparien-
cidió casi totalmente con la II Guerra Mundial, por lo cia de fidelidad a la Tradición. Pero apenas había
que estuvo marcado también por toda clase de sobre- echado a andar ese proceso de renovación en
saltos. Regresó a su patria en 1946. Tras diez años de Zacatecas cuando Almeida fue trasladado a Chihua-
servir a su diócesis, principalmente como maestro en hua. Aquí sí contará con largos veinte años para dejar
el seminario, Almeida fue nombrado obispo de una huella tan profunda, que ni los intensos esfuerzos
Tulancingo en 1956, donde estuvo hasta 1962. Luego por borrarla que se dieron con su sucesor han podido
fue obispo de Zacatecas de 1962 a 1969. En esta dar plenos resultados.
última diócesis Almeida inició un proceso de renova-
ción pastoral inspirada en el Concilio, la cual tuvo que Proceso de renovación diocesana
interrumpir por su cambio a Chihuahua. Apenas llegado a Chihuahua, Almeida estableció
En 1969 monseñor Almeida regresa a Chihuahua. en 1970, bajo la dirección de uno de sus principales
Una definición cuadraba al nuevo arzobispo: era un colaboradores, el padre Vicente Gallo Torres, una
hombre a tono con los nuevos tiempos, pues había comisión provisional que se encargará de impulsar la
vivido y seguía viviendo intensamente los históricos renovación de la pastoral y de avanzar hacia la elabo-
acontecimientos que se desarrollaban en la Iglesia en ración de un plan diocesano de pastoral. Así nace la
esos años a nivel mundial, latinoamericano y nacional. Comisión Diocesana Promotora de la Pastoral (CDPP).
Participó en las cuatro sesiones del Concilio Vaticano
II, participó en Medellín, fue impulsor y primer presi-
dente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y 14 La vida y obra de Adalberto Almeida y Merino la he descrito
como tal preparó la Carta del Episcopado Mexicano más ampliamente en Don Adalberto: el obispo de la
sobre el desarrollo e integración del país, organizó la renovación conciliar, aún no publicado.

Cuadernos de Investigación No. 1 9


Lo primero que hace esta comisión es poner a los de Chihuahua relacionadas con la acción social y que
sacerdotes y a los laicos más comprometidos a estu- caen, por tanto, dentro del ámbito de la Comisión de
diar y asimilar los documentos del Concilio Vaticano Pastoral Social. Además es importante aclarar que la
II. Luego los sacerdotes se agrupan en áreas de importancia que le dio la Iglesia de Chihuahua al
reflexión y trabajo según la preferencia de cada uno. compromiso de los católicos por una sociedad más
Esas áreas corresponden a las necesidades más ur- justa, no es sino consecuencia de una determinada
gentes que perciben en la diócesis. Así se forman visión del hombre y de la pastoral. Esto lleva a superar
equipos para la pastoral social, el apostolado de los una acción espiritualista que se preocupa solamente de
laicos, las necesidades materiales y espirituales de los la “salvación del alma” y descuida la realidad física,
sacerdotes, el seminario, la educación, los medios de material y, por tanto, social, del hombre15 . Pero tam-
comunicación, la liturgia, la catequesis, el ecumenismo bién lleva a evitar una visión exclusivamente
y las misiones. Junto con todo eso, se va avanzando horizontalista o materialista, que considera al hombre
hacia la integración de lo que se llaman los “tres solamente en su realidad física, que se desarrolla duran-
sectores” de la Iglesia, es decir, los sacerdotes, los te los breves años que el hombre vive sobre la tierra. De
laicos y los religiosos. Esta integración tiene como la nueva visión se deduce el concepto de “evangeliza-
objetivo fortalecer cada uno de esos sectores y al ción integral”, una evangelización que hace justicia al
mismo tiempo hacer que trabajen de tal manera en hombre completo, es decir, que tiende a satisfacer al
colaboración unos con otros que entre todos lleven a mismo tiempo sus necesidades físicas y espirituales, a
cabo la acción pastoral de la Iglesia. Es lo que se llamó verlo en una perspectiva temporal y también eterna.
la “pastoral de conjunto”. Serán, por tanto, objeto de la preocupación de esta
Este proceso de reflexión llevó en 1972 a la trans- pastoral, no sólo la santidad del individuo y su salva-
formación de la comisión provisional promotora de la ción eterna, sino también las condiciones terrenas en
pastoral en la Comisión Eclesial de Pastoral, organis- que vive este individuo: vivienda y alimentación dignas,
mo supremo, bajo la dirección del obispo, que se salario justo, condiciones de libertad en su vida de ciu-
encargaría de dirigir la acción de la Iglesia. La palabra dadano y respeto a sus derechos humanos, etcétera.16
“eclesial” significa en este contexto que la comisión no De esa manera, la fe y el conocimiento de sus funda-
estaba formada sólo por sacerdotes sino por repre-
sentantes de los tres sectores de la Iglesia. Igualmente,
los primitivos equipos se van convirtiendo poco a poco
15 “El cuerpo no es un mero instrumento del alma y ni siquiera
en comisiones especializadas que tienen a su cargo una
un simple medio expresivo de la voluntad de la persona,
determinada área de trabajo, algo así como los minis-
sino un elemento constitutivo esencial del hombre, que
terios o secretarías en el ámbito de un gobierno civil. para nosotros es justamente un solo ser compuesto de alma
De entre todas esas comisiones, que después tomarán y cuerpo; de modo que hay que reconocer a la vida su
el nombre de secretariados, surgen las tres más impor- intrínseco valor: hay que conservarla, defenderla, desarro-
tantes: la Comisión de Evangelización y Catequesis, la llarla” (L. Rossi: Diccionario enciclopédico de teología
moral, Paulinas, Madrid 1974).
Comisión de Liturgia y la Comisión de Pastoral Social,
16 Esta visión integral de la evangelización, aunque en ciertas
pues corresponden a los tres ministerios fundamenta-
épocas y en ciertos ambientes se puede oscurecer, siempre
les de la Iglesia: a) la predicación del Evangelio, b) el ha estado presente en la Iglesia, como lo atestigua la obra
culto y c) la orientación ética en base a la cual el misionera, sobre todo entre pueblos de menor desarrollo
católico ha de comprometerse, como ciudadano, en la social y económico del que tienen los misioneros. Un
construcción de una sociedad más justa y fraterna. ejemplo son los misioneros que difundieron el Evangelio en
México y, por tanto, en el estado de Chihuahua. No sólo se
preocuparon de despertar la fe de los neófitos, sino de
La Pastoral Social. Un método de reflexión-acción. incorporarlos a los beneficios de la civilización: alfabetiza-
Dada la finalidad de este escrito, nosotros vamos a ción, cultivos, cría de ganado, defensa de sus derechos
centrar nuestra atención en las actividades de la Iglesia humanos, etc.

10 Cuadernos de Investigación No. 1


mentos (evangelización y catequesis), el culto debido período hemos optado por seguir un esquema
al Creador (liturgia) y las condiciones concretas en que cronológico en el que se vayan describiendo, en el
vive y se relaciona socialmente ese hombre (pastoral orden en que fueron sucediendo, las acciones y las
social), se implican y complementan mutuamente.17 expresiones de los principios que inspiraron esas
Para la descripción de los hechos que marcan la acciones en una sucesión continua de acción-re-
acción social de la Iglesia de Chihuahua en este flexión.18

17 Una definición de Pastoral social podría ser ésta: “La acción 18 Como lo expresa Mons. Almeida en el artículo en Miscelá-
de toda la Iglesia, basada en su propia doctrina social, que nea Pastoral ya mencionado: “Es muy difícil determinar si
tiene como finalidad ayudar a crear en la sociedad condi- la acción liberadora de la Iglesia afecta a la teología o si la
ciones de vida plenas de justicia, libertad, paz y solidaridad, teología afecta más a la acción. Pero ciertamente se va
en las que sea posible el pleno desarrollo del hombre en su dando entre una y otra un proceso de alimentación y
ámbito individual y social”. retroalimentación”.

Cuadernos de Investigación No. 1 11


III PRINCIPALES ACTIVIDADES DE 1969 A 1979

Una cuestión que hay que destacar en la década de los Al mismo tiempo, los que trabajaban en la pastoral
setenta es la activa participación de la Iglesia de social se pusieron en relación con el Secretariado
Chihuahua, de todos sus sectores: arzobispo, presbí- Social Mexicano (SSM), que era el organismo episcopal
teros, religiosas y laicos, en la vida de la comunidad a nivel nacional encargado de la esta actividad.19
civil, y en especial en un compromiso con la justicia El SSM estaba procurando en ese tiempo alentar la
social y la promoción humana de las comunidades más pastoral social en las diócesis y podía, por tanto,
pobres. aportar a los encargados del área social en Chihuahua
Don Adalberto fue el gran impulsor de este nuevo elementos de reflexión y ayudarles a dar a su trabajo
compromiso social de los católicos de Chihuahua, social una orientación más sólida, gracias a su enorme
siempre dentro de una estricta ortodoxia y fidelidad al experiencia. El 24 de febrero de 1972 el SSM orga-
Magisterio de la Iglesia. En esta inquietud don Adalberto niza en México una reunión de trabajo con el tema “La
encontró un fuerte apoyo en no pocos miembros de la creación de un nuevo poder popular”, el cual tiene
Iglesia de Chihuahua. como fin “Lograr que la Iglesia (cuadros y Pueblo de
Dios) se oriente a ese objetivo”. Se señalan también los
El equipo de Pastoral Social sectores con los que se ha de trabajar prioritariamente:
Como vimos, una de las necesidades más urgentes campesinos, obreros, estudiantes y barrios. Se trataba
que percibieron los sacerdotes en 1970 y para la cual de ir logrando una concientización sobre: “Situación de
crearon un equipo de trabajo, fue la atención pastoral opresión vs Evangelio. Potencialidad para el cambio.
a los problemas sociales. Vimos también cómo en Personalización del pueblo”.20 Ningún miembro del
1972, al quedar constituida la Comisión Diocesana de área de pastoral social de Chihuahua pudo asistir a esa
Pastoral, ésta quedó integrada por esos equipos, que reunión, pero no por falta de interés, pues el 3 de marzo
se constituyeron en comisiones, de las cuales la de siguiente solicitaron las conclusiones “a fin de estar al
Evangelización y Catequesis, la de Liturgia y la de tanto e ir logrando la integración de Chihuahua al
Pastoral Social formarían la estructura básica de la CEP. Secretariado”.21
Sin embargo, la Comisión Diocesana de Pastoral Como se ve por el programa, en ese momento el
Social no se constituye todavía con ese nombre tan SSM ya estaba tratando de poner en marcha un
formal, pues no se quiere formar por decreto, sino que método de cambio social, que andando el tiempo lo
vaya madurando por fuerza de su propia evolución habría de llevar a una serie de conflictos tanto con las
interna a partir de un grupo de acción social formado
por personas que ya se dedican a actividades afines.
19
En la integración de este grupo y en su desarrollo hasta El SSM es la institución más importante de la Iglesia católica
la formación de la Comisión de Pastoral Social, tuvie- en el siglo XX dedicada a la pastoral social. Fue fundado
por el Episcopado en 1923. En 1973, la jerarquía, por
ron notable participación las Hermanas del Servicio
desacuerdo con la trayectoria que el SSM venía siguiendo
Social, congregación originaria de Monterrey que en los últimos años, le reconoció plena autonomía y éste
había llegado a Chihuahua en tiempos del arzobispo siguió su propio camino.
Luis Mena Arroyo. El equipo de Pastoral Social 20 Carta del SSM, 2 febrero 1972 (AP).
estuvo dirigido en ese tiempo por las hermanas Virginia 21 Cartas de Marianela Madrigal al SSM del 3 de marzo y 18
Bahena y Cecilia Bonilla. de abril de 1972 (AP).

12 Cuadernos de Investigación No. 1


autoridades civiles como con la Conferencia Episcopal tiempo en la diócesis: “Misión sacerdotal y justicia
Mexicana y a su definitiva separación de ésta. La cada social”, de Carlos Bravo, S.J.; “Vida religiosa y
vez más pronunciada inclinación del SSM a la izquier- justicia”, de Marianela Madrigal, H.H.S.; “¿Justicia
da y el excesivo conservadurismo de la jerarquía de la social?”, de Josefina D. de Sotelo; “Desarrollo inte-
Iglesia en ese momento no ayudaron mucho a evitar gral del ser humano”, de Claudina Romero; se
ese lamentable rompimiento. reproduce íntegra la declaración del arzobispo y de los
El 10 y 11 de abril del mismo año de 1972, los sacerdotes de la diócesis de Chihuahua sobre la
sacerdotes Manuel Velázquez y Esteban Medina, violencia, de enero de 1972, añadiéndole este signifi-
presidente y miembro del equipo directivo del SSM, cativo mensaje en forma de telegrama: “(Urgente).
participaron en un Curso de Pastoral en Chihuahua, Sres. Sacerdotes de Chihuahua: Nos enteramos de-
colaborando en la reflexión sobre la realidad social y claración 44 meses atrás. Preguntamos sobre com-
pastoral. En ese curso participaron sesenta personas, promiso vigente. Urgen aclaraciones. Gente esperan-
entre diáconos, sacerdotes y religiosas.22 do. Fraternalmente: Pueblo de Dios”.
Un evento que vino a alimentar oportunamente la Los días 3 al 6 de junio de 1974, el SSM realizó en
reflexión y el compromiso de los católicos chihuahuen- Torreón un Encuentro de Reflexión Teológico-pasto-
ses en el campo social en el inicio de esta nueva época ral para responsables de la pastoral social en la Región
de la diócesis fue la celebración del II Sínodo Univer- Pastoral Norte. Objetivo: “Buscar juntos respuestas a
sal de los Obispos, que se tuvo lugar en Roma del 30 nuestras inquietudes, conscientes de que una pastoral
de septiembre al 6 de noviembre de 1971 con dos encarnada y dinámica es la que acepta los
temas: “El sacerdocio ministerial” y “La justicia en el cuestionamientos de los acontecimientos y de las
mundo”. El documento conclusivo relacionado con el situaciones, conscientes también de que esto exige una
segundo tema, tuvo un especial impacto en Chihuahua, actitud atenta y objetiva a esos acontecimientos y
máxime que el episcopado mexicano había elaborado situaciones y por consiguientes, una re-lectura de la fe,
previamente, con ayuda de todas las diócesis, una de la doctrina y del magisterio, a fin de que éstos
aportación de la Iglesia de México al Sínodo, que puedan ser iluminadores y dinamizadores del peregri-
dispuso mucho los ánimos para asimilar después esa nar comprometido de los cristianos a través de sus
materia.23 En Chihuahua, los miembros del equipo de realidades temporales”.25 El equipo de Pastoral So-
Pastoral Social se reunieron el 7 de junio de ese año cial, coordinado por Virginia Bahena M., HSS, manda
para reflexionar sobre el documento preparatorio del invitación a diferentes sacerdotes.
sínodo, titulado “Justicia”. También estudian los docu- Del 27 de septiembre al 26 octubre de 1974 se
mentos de “Situación de la Familia” y “Educación”.24 celebró en Roma el III Sínodo de los Obispos con el
El 1º se enero de 1974 se comenzó a publicar la tema: “La evangelización en el mundo contemporá-
revista bimestral de la CEP, “Pastoral Diocesana”, neo”. El documento conclusivo de dicho sínodo, la
que en su corta existencia se distinguirá por impulsar exhortación apostólica Evangelii Nuntiandi (Para
una pastoral con sentido social. Destaca el número 3, anunciar el Evangelio), publicado por Pablo VI en
de 1975, que contiene los siguientes artículos que son diciembre de 1975, es uno de los planteamientos
una muestra del ambiente que se respiraba en ese doctrinales y pastorales que más influyeron en la Iglesia
de Chihuahua en ese tiempo.
Finalmente en junio de 1976 el grupo de pastoral
22
social se constituye oficialmente en la Comisión
Boletín interno del SSM, abril de 1972 (AP).
23
Diocesana de Pastoral Social, quedando al frente de
Este documento, titulado La justicia en México, provocó
fuertes reacciones, lo que hizo que el episcopado no
ella Marianela Madrigal, también hermana del Servicio
aceptara que fuera un documento “oficial”, cf Dussel (1979,
165).
24 Documento 31 mayo 1971 (AP: Renovación de la Curia). 25 Carta invitación, 3-6 junio 1974 (AP).

Cuadernos de Investigación No. 1 13


Social. En ese año la Comisión emprende una amplia violencia”, retomando una expresión del famoso arzo-
reflexión sobre la Ley de Asentamientos Humanos, bispo brasileño don Hélder Cámara. “Existe como
tema muy debatido en esos días, y publica también una punto de origen una violencia institucionalizada que
amplia reflexión sobre las elecciones presidenciales de oprime al que no tiene, que apoya al poderoso y al rico
ese año. y que ahonda las diferencias entre ambos”, dice el
documento, y luego especifica en qué consiste esa
La declaración de 1972 y otros documentos violencia institucionalizada.
A medida que avanzaba el proceso de renovación Obviamente, la declaración del arzobispo de Chi-
de la pastoral en Chihuahua, los actores del mismo, huahua fue recibida con bastante malestar por el
sacerdotes, religiosas y laicos, entrenados ya en una gobernador del Estado, Oscar Flores Sánchez (1968-
observación más analítica y comprometida de la rea- 1974) y fue causa de un enfriamiento de las relaciones
lidad en que vivían, y no sintiéndose de ninguna manera entre ambas autoridades.
ajenos a ella, tomaron nota de un hecho que El documento tuvo una amplia e inusitada repercu-
conmocionó a la sociedad: la rebeldía de unos jóvenes sión más allá de los límites de Chihuahua. Inmediata-
que perpetran una serie de asaltos a bancos para mente fue reproducido en el boletín de la Sociedad
allegarse fondos con el objeto de financiar sus activi- Teológica Mexicana27 con amplios comentarios; en el
dades subversivas. La sociedad en general, al igual de CENCOS;28 en la revista Christus,29 también
que el gobierno, reaccionó duramente contra esos comentado; se incluyó en el libro La Iglesia en Amé-
actos terroristas. Los calificó de “actitudes delictivas rica Latina, de Editorial Verbo Divino, de España; y
que están al margen de toda ideología política” y a los también el Iglesia y movimientos sociales en Méxi-
autores como “simples delincuentes que matan y co, de V. G. Muro González.30 Los menciona Enrique
roban y se reparten el botín”. El clero de Chihuahua Dussel en De Medellín a Puebla31 , y arremete contra
observó con más detenimiento lo sucedido y, sin ellos el periodista católico conservador Antonio Rius
aprobarlo, vio que no se trataba simplemente de actos Facius en El Universal,32 además de los muy nume-
de violencia criminal sino que pretendía ser una res- rosos comentarios de articulistas de diferentes medios,
puesta, desesperada e inadecuada, ciertamente, pero ligados al sistema.
explicable, a la violencia institucionalizada que el go- A la declaración de 1972 siguió una serie de
bierno mantenía contra las justas aspiraciones del importantes documentos de análisis, orientación o
pueblo. Decidieron entonces invitar a la sociedad a denuncia, según la oportunidad, que se habrían de
hacer un examen de conciencia sobre las causas de publicar en tiempos de don Adalberto, muchos de los
esos hechos y así, el 29 de enero de 1972 Chihuahua cuales tuvieron resonancia nacional y aun internacional
se sorprendió al leer en los diarios la Declaración del y seguramente sirvieron para empujar, junto con las
arzobispo y de los sacerdotes de la diócesis de acciones que los acompañaban, la apertura de México
Chihuahua sobre la violencia, firmada por Adalberto a la democracia. A menos de dos meses de distancia,
Almeida y Merino, arzobispo de Chihuahua, y su el 13 de marzo del mismo año y atendiendo a un
Presbiterio.26 El documento habla de “la espiral de la conflicto que surgió en la Universidad de Chihuahua, el

26 Se publicó en Norte de Chihuahua, 29 de enero de 1972, así 27 La Iglesia en México, México 1972.
como en El Heraldo de Chihuahua y Excelsior de México. 28 4/1972.
Antes de esta publicación, sin embargo, ya se había hecho 29 N. 437, abril 1972.
pública una declaración titulada “A los que creen en la 30
dignidad del hombre”, que aunque no fue un documento Muro González (1991).
31 Dussel (1979).
“católico”, participaron en él buen número de laicos cató-
licos y doce sacerdotes. El documento era una denuncia de 32 En diferentes artículos entre el 11 de febrero y el 30 de marzo
los métodos antidemocráticos usados tradicionalmente de 1972, sintetizados luego en su libro Los demoledores de
por el PRI. Cf Norte, 5 de mayo de 1970. la Iglesia, México 1972.

14 Cuadernos de Investigación No. 1


arzobispo publicó unas Reflexiones sobre la situa- noviembre de 1969 se lleva a cabo en ciudad Juárez,
ción de la Universidad Autónoma de Chihuahua,33 teniendo como anfitrión a monseñor Manuel Talamás
tema y enfoque totalmente inusuales entre las preocu- Camandari, otro gran obispo renovador, el I Congre-
paciones episcopales hasta entonces. so Nacional de la Sociedad Teológica Mexicana
Dada el creciente compromiso social de los cató- (STM), fundada en 1964. El congreso tuvo como
licos, don Adalberto juzga conveniente publicar, el 7 tema “Fe y desarrollo”.34 Al año siguiente, del 16 al 18
de agosto de 1975, una Orientación del Arzobispo de octubre, siguiendo el impulso del congreso ante-
de Chihuahua sobre la Pastoral Social. En ella don rior, la misma STM realiza también en ciudad Juárez,
Adalberto justifica ese compromiso con una enseñan- un “Seminario de Teología de la Liberación”.35 El 2 de
za que será la base de toda acción pastoral de la Iglesia febrero de 1972, monseñor Talamás publica, junto
de Chihuahua en el campo social y político: La fe no con su presbiterio, un documento muy semejante al
puede estar ajena a la vida concreta de los creyentes, que había publicado monseñor Almeida cuatro días
sino que debe iluminar y motivar toda actividad de ellos antes y por los mismos motivos.36
en esos campos.
Trabajo en colonias populares. La opción prefe-
rencial por los pobres
La fe auténtica, don de Dios y ‘sin la cual nadie
puede agradar a Dios’ (Hebr. 11, 6) –dice el Las Hermanas del Servicio Social comenzaron a
arzobispo–, es una aceptación plena de Cristo, de hacer vida, antes que institución, la pastoral social
su persona y de sus enseñanzas, y un compromiso yéndose a vivir a diversas colonias populares, en las
muy serio de parte del hombre, en todas las circuns-
mismas condiciones de vivienda y estilo de vida que
tancias y momentos de su vida. tenía el pueblo. Ahí organizaban a la gente para que se
La vivencia de la fe no puede reducirse única- proveyeran de servicios, formaran cooperativas, se
mente al aspecto religioso y al culto: el hombre vive
educaran y exigieran respeto a sus derechos.
inmerso en una cultura, en la política, en la econo- En diciembre de 1973 el grupo de Pastoral Social
mía, en la sociedad y profesa una religión. En todos
presenta a la Comisión Diocesana de Pastoral un
estos aspectos de la vida del hombre, que entrañan informe de sus actividades desarrolladas de julio a
necesariamente una escala de valores y una serie diciembre de ese año. Estas actividades se hicieron de
muy diversificada de relaciones interpersonales, acuerdo con un anteproyecto que se comenzó a
debe estar presente la fe, iluminando, inspirando yrealizar el 24 de julio de 1973, aprobado por la CEP
motivando esas realidades temporales para darles y que contenía las siguientes metas que ahí mismo se
la auténtica dimensión cristiana. evalúan:
1ª meta: Contactar a personas y grupos que reali-
Al mismo tiempo que en Chihuahua también las zan un trabajo afín a la pastoral social y que trabajan sin
otras diócesis del estado, que son en ese tiempo coordinación de la CEP. Se trataba de organizarlas
ciudad Juárez, el vicariato apostólico de la Tarahuma- dentro de un sano pluralismo con el fin de integrar un
ra y la entonces prelatura de ciudad Madera, bullen ya
en actividades que impulsan la renovación conciliar.
Estas actividades van motivando poco a poco a sacer- 34 Dussel (1979, 162-163).
dotes, religiosas y laicos y van haciendo que las 35 Dussel (1979, 163).
comunidades cristianas ardan en deseos de compro- 36 Declaración del Obispo y los Sacerdotes de Cd. Juárez
meterse en la transformación de la sociedad en la línea sobre la situación nacional, publicado en Norte de Chi-
marcada por el Concilio. Por ejemplo, del 24 al 28 de huahua el 6 de febrero de 1972. Sobre el compromiso social
de la diócesis de ciudad Juárez encabezada por Mons.
Talamás, que en este ensayo mencionamos sólo de pasada,
hay varios estudios, por ejemplo: Muro González (1991), ya
33 El texto en Norte, 20 de marzo de 1973. citado, y Limas (1991).

Cuadernos de Investigación No. 1 15


equipo eclesial de pastoral social antes de crear una la formación de una Comisión, sino de la inserción
Comisión de Pastoral Social. plena en el proceso de cambio que sigue el pueblo, así
Se realizó una primera reunión el 5 de octubre. como del contacto con la realidad y la reflexión de la
Asistieron Josefina Sotelo, Benjamín Guerra, Juan misma”. De ello debería surgir la forma adecuada de
Carvajal, Carlos Bravo, S. J., Ma. de Jesús Sánchez, realizar una verdadera pastoral social.
Virginia Bahena y Cecilia Bonilla. 3ª Meta: Mantener una relación frecuente con el
En esta reunión se constató que había grupos SSM (Secretariado Social Mexicano) participando en
trabajando en la problemática social pero sin conexión sus reflexiones, experiencias, y lineamientos. Este con-
de unos con otros. Decidieron que se debían conjugar tacto se estableció. En este periodo se participa en una
fuerzas y participar juntos en reflexiones y análisis de reflexión sobre “Acción pastoral social en México
las acciones. hoy”, del 6 al 8 de septiembre. También se participa en
Se decidió también: promover la formación de una reflexión sobre “Los cristianos, el Secretariado
grupos que hicieran frentes en distintos sectores y Social Mexicano y el cambio social”. En esta reunión
ambientes de la ciudad de Chihuahua; hacer que se hace una evaluación del trabajo del SSM en 1973
estuvieran representados en esta acción social a nivel y se dan aportaciones para un plan de acción del
diocesano obreros, campesinos, estudiantes, etc.; mismo organismo para 1974.
conocerse y compartir experiencias; elaborar planes 4ª Meta: Trabajo en la base. Se realizará directa-
de acción y estrategias comunes. mente con los pepenadores para convivir con ellos
En otra reunión que se tuvo el 17 de octubre se colaborando en forma participativa y promocional en
reforzaron los puntos vistos en la reunión del día 5, en la solución de sus problemas inmediatos y en la re-
especial la necesidad de “lograr una visión crítico- flexión de su realidad para lograr un cambio de valores.
científica de la sociedad mediante análisis serios que El 17 de septiembre de 1973 se realizó una reunión
nos permitan una igualmente seria confrontación con con los seleccionadores de basura en la que se progra-
las exigencias evangélicas”. La reflexión sobre los ma la entrega de varios lotes en un terreno de dos
acontecimientos debería abarcar no sólo el ámbito hectáreas que les había donado el arzobispo Almeida
local, sino también el nacional e internacional. en diciembre de 1969. La entrega se hizo el 19 de
Se propuso efectuar un encuentro entre diversos septiembre mediante una rifa. La hermana Virginia
grupos con los que trabajaban las personas ahí reuni- Bahena hizo memoria del esfuerzo que se había hecho
das. Esos grupos eran entonces de las colonias Cam- desde hacía tres años y luego se leyó un acta en la que,
pesina, Ramón Reyes, Cerro de la Cruz y además de mencionarse a los posesionarios, se
Pepenadores.37 El encuentro sería con el fin de lograr explicitan las diversas condiciones en orden a crear
una movilización. una comunidad. El P. Salvador Terrazas, vicario gene-
2ª Meta: Formar un equipo eclesial. Se siguió ral, en representación del arzobispo, bendijo los terre-
insistiendo en que no se trataba de formar artificialmente nos y junto con las hermanas Virginia Bahena y Cecilia
una Comisión de Pastoral Social que no fuera a Bonilla fungió como testigo del acta, la cual fue firmada
funcionar, sino “integrar un grupo eclesial que a partir por los señores Eduardo Cabrera, presidente del
de los acontecimientos y realidades sociales promue- grupo, Juan Arenas, tesorero, Aurelio Córdoba y
va, reflexione, coordine y planee, teniendo como Raymundo Rodríguez, vocales.
referencia la Palabra de Dios y el Magisterio de la Aparte de estas actividades reseñadas, los miem-
Iglesia, realizando así una Pastoral Social”. “Conside- bros del área de Pastoral Social, al frente de la cual
ramos, decían, que la Pastoral Social no se realizará de estaban las hermanas del Servicio Social Bahena y
Bonilla, se dedicaban a asesorar a otras instituciones
de servicio y a impartir cursos de concientización. A las
37 Seleccionadores de basura útil en el basurero de la ciudad, Voluntarias Vicentinas se les da asesoría para una
como forma de subsistencia. reflexión que llevaron a cabo ellas mismas. Entre los

16 Cuadernos de Investigación No. 1


temas estudiados, que se salían ciertamente de la rutina Brasil, donde llegaron a sumar más de ochenta mil.
de la asociación, estaban: “La persona humana”, “La Desde una fecha tan temprana como el 9 al 18 de mayo
mujer cristiana comprometida hoy”, “El ser y el tener”, de 1972, la CDPP organizó en Chihuahua un Curso de
y “Análisis de las acciones dentro de una sociedad”. Comunidades de Base, que impartió el P. José Marins
Entre los cursos de concientización está uno en Parral y su equipo.43 Además de recibir el curso impartido
del 8 al 13 de octubre, otro en Chihuahua a personal por el padre Marins, los participantes tenían que
de los hospitales el 4 y 5 de noviembre, otro en impartirlo por las noches a otras personas, con lo que
Coyame del 10 al 14 de diciembre y varios cursos de se consiguió que los efectos del curso se multiplicaran.
comunidades de base, que ya mencionamos. Hay que destacar la importancia de este curso de
A la labor de promoción que llevaban a cabo las comunidades de base, pues de ahí, con todos los
hermanas del Servicio Social en diferentes barrios de avances y retrocesos que suelen darse en esa clase de
la ciudad de Chihuahua y en comunidades rurales procesos, habría de arrancar un vigoroso movimiento
como Coyame, Villa López y Salaices, hay que añadir de formación de comunidades en Chihuahua. A partir
la labor del padre Rodolfo Aguilar en Nombre de Dios de ese momento, los cursos para formar comunidades
y de los grupos formados o apoyados por el padre menudearon en todas las parroquias. Sólo por citar un
Bravo, a los que me referiré más adelante. ejemplo, el equipo de Pastoral Social impartió en el
Un concepto básico que animaba a los católicos e último cuatrimestre de 1973 los siguientes cursos: del
comprometerse en la promoción de las clases margi- 11 al 16 de septiembre en Parral; del 22 al 26 de
nadas fue “la opción preferencial por los pobres”. octubre en San Lorenzo; del 19 al 24 de noviembre en
Aunque Medellín subrayó con fuerza la preocupación el Centro de Pastoral Santa Rita, en Chihuahua; y del
de la Iglesia por los pobres y e invitó al personal 3 al 8 de diciembre en la Colonia Panamericana.44
apostólico a dar “preferencia efectiva a los sectores
más pobres y necesitados”,38 la expresión fue acuñada Otras actividades
en Puebla39 y puesta como señal de una auténtica En esta década aparece o se fortalece en Chihuahua
evangelización.40 un instrumento de ayuda para las clases populares: las
cooperativas, tanto de ahorro y crédito, como de pro-
Las Comunidades Eclesiales de Base ducción y compra-venta. Las cajas de ahorro y crédito
Dentro del proyecto de renovación pastoral conci- de Delicias y Lázaro Cárdenas alcanzan un alto nivel y en
liar, con una dimensión claramente participativa y 1974 se funda en el Seminario Regional del Norte la
comunitaria y con una nueva visión de la Iglesia como Caja Popular Serenosete, para servicio de los semina-
Pueblo de Dios, no podía estar ausente en Chihuahua ristas y para su iniciación, como futuros sacerdotes, en
el interés por las Comunidades Eclesiales de Base el cooperativismo y la solidaridad. En 1975 la caja que-
(CEB), ya ampliamente recomendadas en Medellín41 dó afiliada a la Federación DUZACHI de Cajas Popu-
y fuertemente ratificadas por Puebla,42 por lo cual se lares. En su IV Asamblea Anual del 22 de febrero de
desarrollaron en muchos países, especialmente en 1981, al prevalecer en la Caja los socios no seminaristas,
salió del seminario y se le rebautizó como Caja Popular
“Chihuahua”. En junio de 1987 la directora en turno la
38 CELAM, Medellín (1976): 14, 9.
llevó a la quiebra mediante un cuantioso fraude.
39 CELAM, Puebla (1979): n. 733.
40 CELAM, Puebla (1979): n. 382.
41 CELAM, Medellín (1976): 1, 20; 6, 13.14; 8, 9-10; 9, 12; 13, 43 El P. José Marins era un famoso pastoralista español que
21.33; 15, 10-13.32. trabajaba en Brasil, donde promovió las CEB, que llegaron
42 CELAM, Puebla (1979): nn. 9, 96-97, 156, 239, 629, 640, 1023, a alcanzar en ese país una difusión que no ha sido igualada
1048. Aunque Puebla advierte también de sus posibles en ninguna otra parte.
desviaciones: nn. 98, 261-263, 373, 630, 648. 44 Informe de Pastoral Social, diciembre 1973 (AP).

Cuadernos de Investigación No. 1 17


También las hermanas del Servicio Social, en su Por otra parte, los jesuitas que tenían el Instituto
trabajo en las comunidades urbanas y rurales, promo- Regional y que a principios de los setenta incursionaron
vían ampliamente el cooperativismo. En un informe de en un nuevo tipo de bachillerato con el Centro de
la Comisión de Pastoral Social para 1975 se dice que Estudios Generales, fueron avanzando cada vez más
sus miembros: en la formación de las clases populares mediante una
educación no escolarizada. Esto los llevó a la medida
1. Formaron grupos de primaria abierta en las colo- extrema y discutible de cerrar el antiguo Instituto
nias Extensión Cerro de la Cruz y Campesina. La Regional para dedicarse a la educación popular en la
gente tuvo como motivación el que no podían llevar Colonia Villa, como lo había hecho ya la Compañía de
las cuentas de su cooperativa y la necesidad de Jesús con el Colegio Patria en México.
tener un certificado para poder trabajar. Las encar- En junio de 1977, las Hermanas de la Sociedad del
gadas de estos grupos fueron las hermanas Virginia Sagrado Corazón cerraron el Instituto Femenino de
Bahena, H.S.S. y Guadalupe Rábago, S.C.J., las Chihuahua después de 26 años de actividad docente.
cuales han formado ya un grupo de promotores Siguieron con esto el ejemplo de los jesuitas y por las
seglares para ayudar a estos grupos y se tiene mismas razones: la congregación religiosa no quiere ya
pensada una secundaria abierta. dedicar sus esfuerzos a la educación de las clases
2. Marianela Madrigal y Guadalupe Rábago visitan media y alta, sino que quieren dedicarse a la promo-
dos ejidos (La Boquilla y La Hacienda) de Manuel ción de las clases marginadas.
Benavides, donde trabajan las Hermanas de San Atenta a los “signos de los tiempos” la arquidiócesis
Carlos, para ver la posibilidad de formar coopera- de Chihuahua sabe que ninguna tarea de importancia en
tivas de consumo y crédito. De regreso se detuvie- el mundo moderno se puede llevar a cabo sin el auxilio
ron en Coyame, invitadas por las hermanas que de los medios de comunicación y se propone utilizarlos
trabajan ahí, para promover también las coopera- lo más posible. El 7 de marzo de 1976, aparece el
tivas. Las hermanas elaboraron “Esquema para un primer número del semanario Notidiócesis, publicado
Plan de Educación Cooperativista” que servía tal por el Centro Diocesano de Comunicación, siendo
vez para reuniones como las que se han descrito. fundador y primer director (1976-1994) de ambos el P.
Dizán Vázquez. Notidiócesis se habría de distinguir,
La promoción del pueblo para que se convierta en entre otras cosas, por una evangelización muy abierta en
protagonista de su propio desarrollo no puede pres- el campo de los social, siendo reflejo e impulsor de esa
cindir de la educación como principal herramienta. Ya línea en la diócesis, lo cual le reportó con frecuencia
hemos visto algunas de las preocupaciones que en este muchos problemas. Este periódico se distinguió entre
sentido mueven a los agentes de la pastoral en Chihua- los de su género en toda la República y llegó a tener un
hua, como los grupos de alfabetización y educación tiraje de treinta mil ejemplares semanales.
abierta que establecen en las colonias populares y la
creación de escuelas de diferente tipo. En septiembre Algunos protagonistas sobresalientes
de 1976 se inauguró la escuela secundaria de Rosales. En todas estas actividades que venimos reseñando
Esta escuela nació como fruto del Plan de Evangeliza- toman parte una multitud de personas de todos los
ción Integral que se llevaba a cabo en la parroquia. La niveles sociales: no sólo sacerdotes y religiosas sino
escuela era oficial estatal y el edificio fue prestado por también laicos estudiantes universitarios y profesionis-
la parroquia. Comenzó con 99 alumnos y 11 maestros. tas, así como vecinos de los barrios periféricos y de
En mayo de 1977 la hermana Fátima Foelker, comunidades rurales. Precisamente ese es uno de los
norteamericana, de la congregación de Dominicas del resultados que se propone la nueva pastoral conciliar:
Santo Rosario, funda en Delicias el Instituto San la participación de todos en la tarea de la Iglesia,
Martín de Porres para la enseñanza de oficios a eliminando protagonismos que asumen toda la tarea y
jóvenes de escasos recursos. la toma de decisiones, así sea el protagonismo del

18 Cuadernos de Investigación No. 1


obispo. Entre esas personas que asumieron en Chi- Dos semanas después de su ordenación, el 29 de
huahua un papel activo en la pastoral social, muchas septiembre, el arzobispo lo nombra vicario ecónomo,
quedarán en el anonimato, a pesar de que su contribu- cargo equivalente a párroco, de Nombre de Dios, un
ción fue decisiva. Otras personas son nombradas suburbio de la ciudad de Chihuahua, donde se entrega
aunque sea de pasada. Pero otras, como es natural, con verdadera pasión a la promoción y defensa de las
destacan vigorosamente como protagonistas no úni- clases marginadas. Organiza el “Comité Pro Derechos
cos pero sí de primera línea. Entre éstas hemos men- Humanos entre el Pueblo de Chihuahua”, encabeza
cionado a cada paso al arzobispo, guía y animador marchas de colonos ante el gobernador para exigir
principal de todo el proceso. Otras personas a las que correo, drenaje, terrenos para fincar, nace así la
deberíamos dedicar un mayor espacio son las herma- colonia Dos de Junio. En septiembre de 1976 comien-
nas del Servicio Social, congregación fundada en za a trabajar en un gran proyecto de “Promoción de la
Monterrey y que en su mismo nombre llevan expresa- educación de adultos y fomento de cooperativas”, que
do su carisma y finalidad. Llegaron a Chihuahua en presentan el Chapo Aguilar, la hermana Marianela
tiempos del arzobispo Luis Mena Arroyo. A ellas les Madrigal y Mª de Jesús Sánchez.
debe mucho Chihuahua, no sólo en el campo religioso La acciones, muchas veces radicales, del padre
sino social, sobre todo en la promoción y defensa de Aguilar, lo enfrentan a las autoridades civiles y don
los sectores más marginados, tanto de la ciudad como Adalberto le muestra siempre, junto a una gran com-
del campo. Muchos años, muchas fuerzas gastaron prensión, un apoyo crítico, tratando de moderar y
estas hermanas en este trabajo. Tres nombres nos han encauzar los aspectos más extremosos de su actividad.
salido al paso más arriba: Marianela Madrigal, Virginia Una cosa que preocupa especialmente a don Adalberto
Bahena y Cecilia Bonilla, pero son muchas más las que en ese tiempo es la relación estrecha que sostiene el
lamentablemente no podemos mencionar por los lími- Chapo con algunos de sus colaboradores parroquiales,
tes de espacio. de tendencias izquierdistas extremas, incluso afiliados a
Pero a pesar de estos límites, no podemos pasar la Liga terrorista “23 de Septiembre”. Las continuas
por alto a dos sacerdotes que tuvieron durante los años quejas y muestras de preocupación que recibía el
setenta un liderazgo y una influencia muy notables. arzobispo de diversos sectores, lo llevaron a remover
Ellos son Rodolfo Aguilar y Carlos Bravo, S.J. al Chapo de la parroquia. El 8 de marzo de 1977 don
Adalberto le escribe al padre una carta en la que le
El padre Rodolfo Aguilar expresa su preocupación por la fuerte inclinación hacia
Rodolfo Aguilar Álvarez, el “Chapo”, como le una izquierda radical que se nota en la pastoral de
decían con afecto desde que era seminarista, se formó Nombre de Dios y por lo que don Adalberto considera
en el Seminario de Chihuahua y fue ordenado por don al padre como una especie de rehén de los miembros
Adalberto el 16 de septiembre de 1974. Ya desde la de la Liga.45 De esa carta copio aquí algunas líneas:
carta en que pide la ordenación sacerdotal expresa su
firme determinación de “ser colaborador (de Cristo) en Yo he apoyado tu labor en esa Parroquia de
la obra de salvación. Salvación que hoy y siempre en la Nombre de Dios, porque te vi comprometido con
historia humana es liberación, pascua, éxodo de toda los pobres y poniendo todo tu empeño en ayudarles
infidelidad, opresión e injusticia... Quiero hacer de mi a salir de su situación de marginación. Ha habido
vida -dice- una respuesta profética y sacerdotal a la algunos logros en la línea de justicia y de eso
llamada de Dios, mi Padre, y del hombre, mi hermano”. me alegro.
Termina esa carta con unas palabras que revelan
claramente el carácter firme y decidido que demostrará
después: “Sé qué soy. Sé a dónde voy. Sé a quién me 45 Esta carta y muchos más datos sobre la relación del Chapo
confío y quiero que sea él mi única recompensa. con don Adalberto, los consigno en la biografía de éste
¡Bendito Dios por siempre! ¡Sé que el Señor me ama!”. último.

Cuadernos de Investigación No. 1 19


Pensé que esa parroquia podría ser ‘piloto’ en Once días después de esta carta, el 21 de marzo de
un trabajo que está pidiendo la Iglesia a partir del 1977, el Chapo es hallado muerto de un balazo en una
Vaticano II, de Medellín y en varios Documentos vecindad del centro de la ciudad. Tenía 29 años de
Pontificios como la Evangelii Nuntiandi; y el edad y menos de tres años de un ministerio sacerdotal
Mensaje Cuaresmal del Santo Padre Paulo VI intensamente vivido.
que acabamos de publicar en la Prensa local. Ésta Don Adalberto expresó sus sentimientos por el
es nuestra línea y por aquí queremos que vaya asesinato del Chapo en un escrito titulado Justicia que
nuestra Arquidiócesis. Con todo nuestro esfuerzo clama al Cielo, hecho público el día 25:
apoyaremos lo que se haga por los pobres, con
estricto apego al Evangelio, bien entendido, y al Con profunda pena, pero con energía y severi-
Magisterio auténtico de la Iglesia... dad, elevamos nuestra protesta por el artero crimen
No queremos lesionar los legítimos anhelos del cometido en la persona del sacerdote Rodolfo
pueblo ni desalentarlo en sus luchas por la justicia. Aguilar Álvarez. El 21 de marzo fue asesinado
Lo apoyaremos y queremos estar con él tratando alevosamente este sacerdote ejemplar, sólo por-
de ser fieles al Evangelio y a la voluntad de Dios. que se atrevió a clamar por la justicia a favor de los
Pediremos a la Comisión de Pastoral Social que pobres.
atienda y siga animando a los grupos ya formados La muerte de este sacerdote es un duro golpe a
para que no se pierda el trabajo positivo que se ha la conciencia de todos los cristianos. ¿Qué se
realizado. pretende acallar con este gravísimo pecado? ¿Aca-
so la voz de la justicia que clama al cielo? ¿No
Obviamente, la remoción del Chapo levanta en los queremos que nadie hable a favor de los pobres?
feligreses más pobres de la parroquia, muy identifica- ¿Preferimos que esos hermanos nuestros mueran
dos con él, una gran oposición. Varias veces van de hambre y de necesidad y que no nos molesten?
comisiones a pedirle al arzobispo que les deje a su Se matará al que grite... pero el clamor de la justicia
párroco. Don Adalberto se niega a dar marcha atrás y seguirá gritando en nuestras conciencias...
el 10 del mismo mes así se lo comunica por escrito al Perdonamos ese gravísimo atropello a la digni-
padre Aguilar. Éste, a juzgar por la carta de don dad humana en la persona del padre Aguilar, por-
Adalberto, decide quedarse en Nombre de Dios. Don que así nos lo pide el Evangelio. Pero exigimos que
Adalberto respeta esa decisión, pero le retira las se haga justicia y se castigue a los criminales...
facultades de párroco. Le vuelve a escribir: Queda ante nuestros ojos y ante nuestras con-
ciencias el testimonio del padre Rodolfo Aguilar
Cierto que el problema de miseria y opresión de Álvarez: un hombre que se comprometió radical-
los pobres por el sistema capitalista, aunado con el mente con el Señor Jesús y con sus hermanos los
sistema político es gravísimo y lacerante. Esto es lo pobres. No dudó en renunciar a todo por ese ideal
que hace que el pueblo se agarre con todas sus y en exponer su vida en aras de la justicia. El Señor,
fuerzas a una esperanza, aunque sea efímera y que se ha identificado con los pobres y que llamó
engañosa, de liberación. bienaventurados a los que padecen persecución
Te oí esta frase: ‘quiero liberar a Cristo en esos por la justicia, lo habrá recibido en su reino. A
pobres que tienen hambre...’. Esta frase tiene el nosotros nos corresponde imitar su ejemplo.
sentido verdadero del Evangelio: ‘tuve hambre y
me diste de comer...’ y espero que este sea el En esta declaración don Adalberto se remonta más
sentido que le das. En realidad, Cristo el Señor es allá de los conflictos y ambigüedades que había perci-
quien nos libera a todos; nosotros no somos más bido en el Chapo y pone su atención en sus cualidades
que pobres instrumentos de su acción liberadora y, más puras y auténticas, como se reflejan en su carta de
muchas veces, nos convertimos en obstáculo... petición de órdenes.

20 Cuadernos de Investigación No. 1


El padre Carlos Bravo, S.J. Carlos fue también uno de los más convencidos
Otra persona que tuvo una influencia determinante impulsores de las Comunidades de Base en Chihuahua.
en el ambiente eclesiástico y civil de Chihuahua en los Se sumó desde un principio a los esfuerzos que
años setenta fue el jesuita Carlos Bravo Gallardo, que estaban llevando a cabo las Hermanas del Servicio
llegó a la ciudad a fines de 1970, apenas un año Social en el Cerro de la Cruz, con una evangelización
después de haber sido ordenado sacerdote. más encarnada, viviendo con la gente y ayudándoles a
Nació en Tlaquepaque, Jalisco el 8 de junio de resolver, desde el Evangelio, los problemas del barrio.
1938 e ingresó a la Compañía de Jesús en 1954. Su Una vecina del Cerro de la Cruz, testigo y colabora-
formación espiritual e intelectual para el sacerdocio la dora de esos hechos, nos dice:
realizó en México y en España. Se tituló como maestro
en psicología y licenciado en teología y el 23 de agosto La intención principal de estas comunidades era
de 1969 recibió la ordenación sacerdotal en hacer vida la Palabra de Dios con un cambio
Guadalajara. Después de doce años de trabajo en personal, vida de hermandad y preocupación por
Chihuahua se fue otra vez a España para obtener su las necesidades de los demás. En base a esto se
doctorado en Teología. trabajó por la instalación de agua potable, titulación
Al llegar a Chihuahua Carlos se integró en la de terrenos, cooperativas de consumo y produc-
comunidad jesuita del Colegio Regional y comenzó a ción, se incluyó la soya para mejorar el valor
colaborar en el Centro de Estudios Generales (CEG), nutritivo de los alimentos y se implementó la medi-
a nivel de bachillerato, que, bajo la dirección de cina natural con el sistema de microdosis. El padre
Gabriel Cámara, S.J. realizaba un experimento muy Carlos asesoraba esas comunidades.
novedoso en el campo de la pedagogía. En el CEG se
impulsaba al alumno hacia una actitud más creativa, Una día Carlos animó a un grupo de amigos,
responsable y participativa, poniéndolo también en profesionistas y gente de condición económica des-
estrecha interacción con la realidad social que lo ahogada, para que se involucraran en la colonia Cam-
rodeaba, especialmente en las colonias marginadas. pesina, que apenas se estaba formando, para que
Una realidad marcada por carencias de todo tipo y ayudaran a los vecinos a resolver sus problemas más
muchas veces marcada por el signo de la explotación. urgentes, mediante el método de analizar la realidad.
Los adolescentes analizaban, discutían esa realidad y Reunían a la gente en la calle y ahí el padre celebraba
sacaban sus propias conclusiones. la misa. Luego invitaba a la gente a quedarse un rato
Carlos no se redujo, pues, a dar clases convencio- para platicar sobre sus problemas. Pronto la figura de
nales. Impulsaba a sus alumnos no sólo al conocimien- Carlos se hizo familiar entre los vecinos: larga cabellera
to de la realidad, más allá de los libros, sino al rubia, pantalón de mezclilla y huaraches.
compromiso de cambiarla, si era necesario. “Ser Uno de los problemas que aparecieron en primer
cristiano, desde su perspectiva, era algo más profun- plano era la falta de drenaje. El grupo dirigido por el
do, más comprometedor y mucho, pero mucho más padre Bravo visitó a la gente casa por casa para
difícil de lo que nos habíamos imaginado con los viejos invitarla a colaborar con su trabajo personal en esa
catecismos”, recuerda una de sus alumnas de ese obra, al mismo tiempo que se tramitaba la aportación
tiempo. “La fe dejó de ser algo etéreo cuando Carlos de las autoridades municipales. Pronto encontraron la
le puso nombre y cara”, añade otra.46 razón de la apatía con que la gente veía el proyecto: sus
terrenos aún no estaban escriturados y, por tanto, se
sentían inseguros en ellos. El equipo analizó los recibos
46
de pagos y encontraron que estaban plagados de
Dizán Vázquez: El padre Carlos Bravo, S.J. Su paso por
Chihuahua en el recuerdo de sus amigos. Aportación para irregularidades por parte de los vendedores de los
un trabajo más extenso sobre Bravo, que está en prepara- terrenos. Pronto quedó claro en la gente el sentimiento
ción en México. de que eran víctimas de una injusticia y decidieron no

Cuadernos de Investigación No. 1 21


permitir que los siguieran sangrando en su exigua ciudad y de todas partes acudía gente. Todo el mundo
economía. Con un grupo de unas cuarenta familias hablaba de ellas, bien o mal, pues así como el jesuita
afectadas se formó un Comité de Defensa de los tenía entusiastas seguidores, también había quien se
Derechos de la Colonia Campesina, contándose los preocupaba de lo que ahí decía o de cómo celebraba.
miembros de las nacientes comunidades de base entre Prácticamente no había trabajo de base en alguna
los más activos. colonia en el que Carlos no estuviera involucrado
El gobernador en ese tiempo era Oscar Flores, como asesor o inspirador. Además de las colonias que
calificado como un gobernador de mano dura con los hemos mencionado, recibieron también su influencia la
movimientos sociales. El Comité optó no sólo por colonia Emiliano Zapata y Nombre de Dios. En ésta
declarar una huelga de pagos de los terrenos, sino por última colaboró con el “Chapo” Aguilar, del que ya
dotar de un lote a las familias que todavía carecieran de hemos hablado. También colaboró intensamente en el
uno, aunque para eso tuvieran que invadir terrenos. En proceso de renovación de la curia que por esos años
1974, con la toma de posesión de Manuel Bernardo estaba impulsando el arzobispo Almeida y Merino.
Aguirre como gobernador, y en vista de que las Éste lo apreciaba mucho y lo defendía de las críticas y
invasiones de tierras se generalizaban no sólo en la ataques de que era objeto... aunque a veces también
ciudad sino en todo el estado, el problema se comenzó lo amonestaba para que no acelerara demasiado el
a solucionar con la creación del Programa de Desarro- paso. Una de las acciones más sonadas en las que
llo Urbano, con el que el Comité de la Campesina pudo Carlos participó fue la redacción del famoso docu-
dialogar. El gobierno expropió los terrenos y entregó mento publicado por el arzobispo y el presbiterio de
unos quinientos títulos de propiedad tanto a las familias Chihuahua el 29 de enero de 1972, con ocasión de la
miembros del Comité como a otras familias que no insurgencia guerrillera y los asaltos a bancos, de lo que
participaron activamente en ese movimiento. El núcleo ya hemos hecho mención.
más activo de esos hechos fue un grupo de amas de Al mismo tiempo que actuaba, Carlos, buen escri-
casa y unos cuantos hombres motivados por la re- tor y con una excelente formación teológica y filosófi-
flexión del Evangelio que promovía Carlos. ca, aprovechaba cuanta oportunidad se le presentaba
Una experiencia semejante vivieron otras personas para expresar por escrito su pensamiento y dar razón
en la colonia Progreso, como resultado de la motiva- de los motivos de su actuar.
ción recibida en unos cursos impartidos por Carlos En un artículo publicado en Pastoral Diocesana,48
Bravo. Este grupo comenzó impartiendo un curso del titulado “Misión sacerdotal y justicia social”, Carlos
programa de Paulo Freire sobre educación liberadora,47 Bravo da razón de su propia identidad como sacerdo-
a raíz del cual los vecinos se hicieron conscientes del te comprometido con el pueblo en sus luchas y aspira-
problema que tenían con la luz y el agua por los altos ciones de justicia y de una vida mejor.
cobros que les llegaban. También asesoraron a la Carlos Bravo fue uno de los principales exponentes
gente que no tenía casa para la toma de unos terrenos de la Teología de la Liberación en Chihuahua, la cual
que eran propiedad del municipio. Con esta toma de aplicó en su labor pastoral con honestidad y coheren-
terrenos se beneficiaron cincuenta familias. cia. En su escrito “Método teológico y opción cristia-
Un momento privilegiado que Carlos aprovechaba na”, escrito en Chihuahua en 1976, Carlos explica con
hábilmente para compartir sus inquietudes por una erudición la diferencia de método entre la teología
sociedad más justa y fraterna, fue la celebración tradicional y una nueva teología comprometida con el
dominical de la misa en la Catedral a las 12 del día. cambio de estructuras.
Esas misas se hicieron pronto famosas en toda la En septiembre de 1976 Carlos es trasladado por
sus superiores a la Tarahumara, entonces encomenda-

47 Cf Freire, Paulo: Pedagogía del oprimido. Siglo XXI Edi-


tores, Buenos aires, 5ª ed. 1972. 48 Agosto 1975, nº 3.

22 Cuadernos de Investigación No. 1


da a la Compañía de Jesús. Lo destinan a Creel y le y religioso, el conflicto con las ortodoxias de aquel
encomiendan la formación de los seminaristas de entonces, el conflicto que le llegó no por ser conflictivo
Teología. Carlos implementa con ellos un método de sino por buscar la vida del marginado en medio de una
aprendizaje activo, semejante al que había utilizado en sociedad que les niega la posibilidad de encontrar
el CEG: al mismo tiempo que estudian, los seminaristas salud, sustento y conocimiento. O sea, Carlos empezó
tienen que trabajar para mantenerse y viven en una una nueva trayectoria a partir de los tarahumares”.50
comunidad muy poco parecida a un seminario tradi- El 29 de octubre de 1997 Carlos murió en México de
cional. Al mismo tiempo, Carlos asesora a un grupo de un cáncer cerebral complicado con bronconeumonía,
ejidatarios a quienes se les querían expropiar sus cuando no cumplía aún los sesenta años.
tierras, acción que se logró impedir. También asesoró
la huelga de los trabajadores de una maquiladora de La Primera Carta Pastoral y otros documentos
madera, que había estallado por el bajo salario que En la base de toda la actividad evangelizadora y
percibían. En la Tarahumara Carlos participó también, social llevada a cabo en la arquidiócesis de Chihuahua
junto con otros dos jesuitas, los padres Robles y Ávila, está el proceso de reflexión puesto en marcha por don
en un conflicto suscitado en el lago Arareco por un Adalberto. Dicho proceso se iba encaminando poco a
empresario que celebró con los tarahumares un con- poco hacia la renovación de la curia diocesana y hacia
trato leonino para explotar el área como lugar turístico. la elaboración de un Plan Diocesano de Pastoral,
La intervención de los jesuitas logró evitar el despojo. instrumento indispensable para saber por dónde ir,
Fue en la Tarahumara donde Carlos comenzó a qué hay que hacer y cómo hacerlo. Pronto se toma la
concebir la idea de Jesús como “un hombre en conflic- determinación de que ese plan de pastoral asuma la
to” y a ver la necesidad de estudiar a fondo el evangelio forma de una carta pastoral. La primera carta pastoral
de san Marcos. “Ahí (en la Tarahumara) empezó a ver fue publicada por don Adalberto el 30 de marzo de
y experimentar las dificultades de los rarámuri... Ellos 1975 con el título de Evangelización.51 Este docu-
lo acogieron y en la apertura de su corazón indio, mento es el primer fruto del largo y difícil proceso de
Carlos se sintió cuestionado y a la vez desafiado. Vio renovación diocesana y primera de una serie de tres
que el conflicto era algo absolutamente ineludible en cartas pastorales en las que quedó plasmado, no de
sus vidas, porque son indígenas, porque viven lejos de una manera única, pero sí principal, el espíritu y la
los centros de poder, porque el español es su segunda dirección pastoral de la diócesis.
lengua, porque son pobres. Fue en medio de ese En la introducción, después de constatar algunas
conflicto donde Carlos comenzó a palpar un nuevo deficiencias en la forma en que los chihuahuenses viven
sentido de la fe cristiana, un nuevo Jesús. Con este su vida cristiana, las cuales se resumen en dos: ignoran-
bagaje salió de nuevo a España a estudiar el doctorado cia religiosa y falta de coherencia entre la fe que se
en teología, esta vez tomando el evangelio de san profesa y la vida que se lleva, la carta llega a la conclu-
Marcos como material recurrente. Publicó una tesis sión de que la evangelización es la tarea más urgente y
exitosa: un comentario y reflexión teológica de este prioritaria en la arquidiócesis y hace un llamado a todos
evangelio, en un libro con el título Jesús, hombre en los católicos para que se sumen a esta tarea.
conflicto,49 donde el conflicto en la vida de Jesús se Una de las cosas que más reflejan en la carta su
hace el paradigma central y clave de lectura. El conflic- talante renovador, son las notas características que
to con los del poder, el conflicto con el centro cultural
50
Editorial en la revista Christus, México, noviembre-di-
49 Publicado en España por Sal Terrae y en México por CRT, ciembre 1997.
51
en 1986. De este libro hizo una adaptación más popular con Esta carta quedó incluida, junto con las dos cartas
el título de Galilea, año 30, publicado por CRT en 1989. En pastorales que le siguieron, en el libro Evangelización,
este mismo centro Carlos había publicado en 1982 Apuntes publicado por Editorial Camino, Chihuahua, 1990,
para una eclesiología desde América Latina. reimpresa en 1992.

Cuadernos de Investigación No. 1 23


debe tener toda acción evangelizadora y que son un agentes con una reflexión. Esto lo hace el 7 de agosto
verdadero espejo del espíritu conciliar: “En esta Iglesia de 1975 con la publicación de una Orientación del
particular de Chihuahua queremos que toda acción Arzobispo de Chihuahua sobre la Pastoral So-
pastoral, y por consiguiente toda acción evangelizadora, cial.52 En ella deja clara desde el principio una idea que
se realice tomando muy en cuenta las características retoma de todos los grandes documentos de la Iglesia
que a continuación vamos a explicar”. Luego enumera a partir del Concilio, que hemos mencionado: “La
y describe cada una de las notas siguientes: comunional, vivencia de la fe no puede reducirse únicamente al
auténtica, integral, encarnada, dinámica, personalizante, aspecto religioso y cultual: el hombre vive inmerso en
liberadora, promotora, participativa, corresponsable una cultura, en la política, en la economía, en la
y planificada. Veamos, por ejemplo, cómo describe sociedad y profesa una religión. En todos estos aspec-
las siguientes notas que explican de manera especial el tos de la vida del hombre que entrañan necesariamente
rumbo que tomó la actividad pastoral en la arquidiócesis una escala de valores y una serie muy diversificada de
y el compromiso que asumió en la promoción de los relaciones interpersonales, debe estar presente la fe,
pobres: iluminando, inspirando y motivando esas realidades
Integral: debe proclamar íntegro el mensaje de temporales para darles la auténtica dimensión cristia-
Cristo y debe tener como destinatarios no sólo a todos na”. Otras expresiones nos ayudan a ver por qué
los hombres sino a todo el hombre, en su dimensión rumbos se dirigía entonces la pastoral de la Diócesis:
física y espiritual. Encarnada: la acción de la Iglesia “Para lograr que los cristianos vivan su fe con sentido
debe dirigirse al hombre concreto, en su situación integral... los sacerdotes deberán tocar en su predica-
actual, con sus expectativas personales y comunita- ción y en su reflexión de la Palabra de Dios, temas
rias, con sus necesidades y problemáticas, en sus relacionados con la política, con la economía, con la
etapas de desarrollo y crecimiento y en sus anhelos justicia”, “Que nuestra predicación no se abstracta ni
legítimos de liberación. Personalizante: se debe tener ajena a nuestra vida diaria”, “El sacerdote... orienta a
en cuenta a la persona con su cultura, temperamento, los fieles para que vivan su fe como un auténtico
intereses, sentimientos y capacidades particulares. compromiso cristiano... debe formar cristianos adul-
Aceptar a la persona como es y sobre esa base tos en la fe, responsables, maduros y capaces de sus
propiciar su crecimiento. Liberadora: La respuesta propias opciones. El campo propio de los laicos son
de fe exige la conversión del pecado y la reconciliación las realidades temporales y ahí ejercen su liderazgo”,
con Dios, pero también exige cambiar estructuras “Una parte muy difícil y hasta dolorosa del ministerio
económicas, políticas, sociales, religiosas y culturales sacerdotal es la denuncia de la injusticia. Para esto se
opresoras y destructoras de la persona humana por requiere la visión clara y verdadera de los hechos que
otras que sean promotoras de su desarrollo integral, vive la comunidad”.
personal y comunitario. Obviamente esta visión chocaba de frente con la
En la “Exhortación final” de la carta, don Adalberto idea liberal del siglo XIX que había pretendido confinar
subraya dos ideas que no dejarán de estar presentes en al clero a los templos para que se ocupara de asuntos
toda planeación que se haga de ahí en adelante y que puramente “espirituales”, que en su entender eran
se podrían reconocer como el leitmotiv de toda su decir misas, y rezar rosarios y novenas. En otras
actividad como arzobispo de Chihuahua: “La evange- palabras, que les dejaran a ellos el campo libre de la
lización es una necesidad grave y prioritaria en nuestra acción en el mundo, libre también de todo
Arquidiócesis”, y “Todos somos corresponsables en cuestionamiento ético o, si acaso, de acuerdo a una
esta tarea”. ética hecha a su medida. Esta diferencia de visiones es
A estas alturas es tan intensa la actividad que llevan
a cabo los católicos de la arquidiócesis en la
concientización y promoción de los sectores margina- 52
Circular del Arzobispado de Chihuahua, nº 20, 7 agosto
dos, que el arzobispo ve la necesidad de ayudar a los 1975 (AP).

24 Cuadernos de Investigación No. 1


la que explica, más que ninguna otra cosa, el conflicto en cuatro momentos y algunos “Puntos para el Análi-
que se dio en esos años en Chihuahua y en todo sis”. Ofrece también una serie de pistas para ayudar a
México entre la Iglesia y el régimen. analizar la realidad social.
Poco después, la Comisión de Pastoral Social hace
público también un documento titulado La diócesis y Investigación socio-religiosa como base del traba-
los interrogantes de la Pastoral Social. Dice que jo pastoral
después de haber elaborado las líneas de la Pastoral en Otro instrumento que se utiliza entonces al servicio
general, se propone describir el concepto comprensi- de la nueva pastoral son las visitas pastorales del obispo
vo de la Pastoral Social, que sirva de base para a las parroquias. Como tales no eran nada nuevo, pero
construir una metodología sencilla y esquemática para anteriormente, respondiendo a un concepto jurídico de
conocer mejor la realidad concreta: curia, las visitas del obispo estaban más cargadas hacia
el aspecto jurídico-administrativo, como la revisión de
Notas constitutivas de la Pastoral Social: libros parroquiales, etc. Don Adalberto las aprovecha
1. Es una modalidad específica de la Pastoral. para impulsar en cada parroquia los esquemas
2. Es una acción específica y orgánica de la Iglesia. pastorales y organizativos que está tratando de crear en
3. Es un servicio de inspiración y de animación de toda la diócesis. Como un recurso importante para
las realidades temporales. funcionar con este nuevo enfoque, se procura que
4. Es un servicio de educación de las conciencias previamente a la visita pastoral se haga en cada parro-
de los creyentes. quia un estudio socio-religioso para partir de la reali-
5. Es un servicio de elaboración, adaptación y dad. Con el fin de darle a esa investigación el carácter
difusión de la doctrina social de la Iglesia. científico que requiere, se establece en ese tiempo un
6. Es una denuncia creadora de todo aquello que equipo de investigación socio-religiosa, dirigido por el
va contra la justicia. P. Manuel Acosta e integrado por hermanas del Servi-
7. Es un estímulo y ayuda para orientar todas las cio Social. De esa manera, la visita pastoral, más que
iniciativas que contribuyen a la formación del revisar el pasado tendía a programar el futuro.
hombre.
8. Es una ayuda para buscar y para construir La Comisión Diocesana de Pastoral Social
estructuras sociales dignas de seres humanos y El área de Pastoral Social, que hasta entonces ha
propiciadoras de un desarrollo integral. trabajado en la forma menos institucional de “equipo”,
ve llegado el momento en constituirse en una comisión
El documento aporta también unos “Criterios para una diocesana. No lo había hecho antes, como vimos, para
reflexión de fe en el contexto social”: no crearla por decreto, con gente poco consciente de
su necesidad. Primero se puso a trabajar a fin de que
1. “Reflexión en el interior del acontecimiento. la acción, vigorizada por la reflexión, fuera llevando
2. Reflexión que cuestiona el orden actual de las poco a poco a la creación de la Comisión Eclesial de
cosas y la manera como los cristianos viven su fe. Pastoral. Ésta fue establecida oficialmente por el arzo-
3. Implica entrar en el mundo del otro, el mundo del bispo en junio de 1976. Quedó integrada por las
pobre, del oprimido que vive su vida no sólo hermanas Virginia Bahena HSS, Guadalupe Rábago
envuelta en la realidad religiosa de la fe, sino RSCJ y los seminaristas de la diócesis de Torreón Luis
también en las realidades de lo cultural, lo polí- Orozco e Ignacio Hernández, que estudiaban 3º de
tico, lo económica. teología en el Seminario Regional del Norte.53
4. La fe es práctica: La reflexión debe llevar a una
respuesta libre a la iniciativa gratuita de Dios”.
53
Por lo menos esta es la composición que tiene en abril
Luego el documento presenta el “Método de Trabajo” de 1977.

Cuadernos de Investigación No. 1 25


La Segunda Carta Pastoral ción, la defensa de su dignidad humana, la promoción
El proceso de evangelización orientado por la de la justicia social, la concientización para que el
primera carta pastoral no se detiene Se multiplican en hombre sea sujeto y protagonista de su propio desa-
rrollo como persona. 2º La beneficencia o ayuda,
la diócesis las iniciativas y los “diseños” para evange-
lizar y cada vez más laicos se suman a esa tarea. Esto generalmente material, como alimentos, servicios mé-
hace que se sienta la necesidad de preparar mejor a losdicos, recursos para la vivienda, etc., que se propor-
agentes de esa actividad, lo cual lleva al arzobispo a ciona a personas de escasos recursos para que sobre-
elaborar su segunda Carta Pastoral, firmada el 4 de viva en una situación de emergencia.
julio de 1978 con el título de Formación de Mucho se discutió en los años que estamos rese-
Evangelizadores.54 “Urge poner la Arquidiócesis de ñando sobre la conveniencia de que la Iglesia siguiera
Chihuahua en su totalidad, en estado de evangelización ejerciendo la beneficencia. Se exaltaba la promoción
efectiva, gradual y continuada –dice el arzobispo en lay se pensaba que la ayuda directa no hacía sino
introducción– ...Para lograr esta evangelización a es- mantener a los pobres en su situación de indigencia y
cala diocesana, es necesaria y urgente la promoción de dependencia. La verdad es que ambas acciones son
evangelizadores suficientes y cualificados.” necesarias y complementarias. Si bien es cierto que la
Define don Adalberto las características que identi-
sola beneficencia no basta y que no resuelve los
fican a un buen evangelizador. Entre otras cosas, problemas sociales a largo plazo, según el dicho de que
afirma: “El evangelizador debe conocer la Doctrina “Más vale enseñar a pescar que regalar un pescado”,
Social de la Iglesia... debe ser capaz de analizar la también es cierto que hay situaciones desesperadas
realidad y confrontarla a la luz de la fe en orden a que exigen una respuesta inmediata aunque sea paliativa.
descubrir en ella valores evangélicos y antivalores y a Por otra parte, apenas habrá alguien que desconoz-
tomar opciones y compromisos en las cinco áreas ca la acción caritativa que ha desempeñado la Iglesia
fundamentales: cultural, social, política, económica y a través de los siglos con los más necesitados.
religiosa...” Retoma también en esta carta las caracte-Orfanatorios, hospitales, albergues, comedores públi-
cos, etc. siempre han sido y son un distintivo de la
rísticas de la evangelización, que describió en la primera
carta. Luego habla de la formación que deben recibir presencia de la Iglesia en una comunidad. Lo mismo lo
han sido en Chihuahua. Sin ir más atrás, ya desde los
los evangelizadores y de los responsables de impartirla.
Finalmente, utilizando ya las prioridades señaladasinicios de la diócesis de Chihuahua, se estableció una
por los episcopados latinoamericanos para la III Con- de las organizaciones más benéficas en este sentido: las
ferencia Episcopal Latinoamericana de Puebla, que Voluntarias Vicentinas, que actúan según el espíritu de
está por celebrarse, agrupa todas las actividades San Vicente de Paúl. En 1994 celebraron su centena-
pastorales de la diócesis por áreas de evangelización. rio en Chihuahua. La diócesis de Chihuahua, que hasta
En el compromiso que tiene la Iglesia de Chihuahua en el obispo Guízar Valencia abarcaba todo el estado,
el campo de la promoción humana, se señalan las heredó a la administración de Almeida y Merino y a las
siguientes áreas de trabajo: Acción social, Cultura, demás diócesis que fueron surgiendo, una multitud de
Familia, Educación, Comunicación social y Salud. obras de caridad, como son hospitales, casas hogar
para niños, asilos de ancianos, dispensarios, distribu-
La beneficencia católica. Caritas. ción de alimentos y ropa, etc. Otras obras semejantes
Se considera generalmente que la labor social de la surgieron en este periodo. Especialmente una de la
Iglesia se desarrolla en dos campos: 1º La promoción que conviene hablar un poco más: Caritas55 Diocesana.
del hombre para que este alcance su pleno desarrollo
como ser humano. Esto se realiza mediante la educa- 55 Caritas, sin acento, pero pronunciado cáritas, es una
palabra latina que significa caridad, no tanto en el sentido
de ayuda o limosna, que se le suele dar, sino de amor
54
También esta Carta, después de varias ediciones indivi- específicamente cristiano, es decir el amor de Dios infun-
duales, quedo incluida en el tomo Evangelización (1992). dido en el corazón de los creyentes.

26 Cuadernos de Investigación No. 1


El 15 de julio de 1971, Pablo VI instituye en Roma de promover en México su fundación por parte de la
el Pontificio Consejo “Cor Unum” y en 1972 Mons. Conferencia Episcopal, cosa que se logró en 1973 con
Almeida es nombrado como uno de los dos miembros el nombre de Caritas Mexicana.
asignados a América Latina. El objetivo de “Cor Con todo esto don Adalberto no podía dejar de
Unum” (“Un solo corazón”, en latín) era coordinar, impulsar también en su diócesis la fundación de Cari-
promover e intensificar las actividades y organizacio- tas. Desde principios de 1975 se hacen varios intentos
nes católicas de ayuda y asistencia, así como promo- con ese fin, intentos que finalmente se consolidaron a
ver la puesta en práctica de las recomendaciones del partir de 1979, cuando tomó la dirección del organis-
Concilio, de la encíclica Populorum progresio y de la mo la Sra. Feliza Vázquez de Salgado, quien al frente
carta apostólica Octogesima adveniens de Pablo VI de un equipo muy entusiasta, lo convirtió en una de las
en cuanto a iniciativas de promoción humana. organizaciones católicas de ayuda más eficaces en
Una de las organizaciones miembro de Cor Unum Chihuahua. En 1981 el arzobispo dispone que en cada
era Caritas Internacional, una organización fundada en parroquia se establezca una Caritas Parroquial. El 21
1950 a instancias del papa Pío XII para ayudar en la de septiembre de 1983 Caritas Diocesana se registra
solución de los problemas dejados por la II Guerra legalmente como “Caritas Diocesana, Institución de
Mundial. En una reunión de Cor Unum en Roma don Beneficencia Privada”.56
Adalberto recibió del presidente de Caritas el encargo

56
Un recuento breve pero completo de las obras y activida-
des de promoción que se llevaban a cabo en la arquidiócesis
de Chihuahua durante los años setenta, se encuentra el
libro Prioridades pastorales y proyectos, publicado por la
Arquidiócesis de Chihuahua como resultado de la Reunión
General del Clero de enero de 1982.

Cuadernos de Investigación No. 1 27


IV LA PASTORAL SOCIAL DE 1980 A 1991

En la década de los ochenta el compromiso social de de 1982, en la que se evaluaron las dos cartas pastorales
la Iglesia de Chihuahua, bajo el liderazgo de don y se detectaron las áreas más urgidas de atención
Adalberto, no sólo continuó sino que se consolidó. En pastoral en la diócesis. Se destacaron tres áreas urgen-
la reunión del clero de enero de 1982 se había seña- tes: Familia, Clero y Laicos. A esas se añadieron otras
lado como una de las prioridades pastorales la opción cuatro dignas también de atención: Juventud, Pobres,
preferencial por los pobres. Ahí se decidió también Liturgia y Pastoral Vocacional. Las ricas reflexiones y
que sin dejar la labor asistencial de la Iglesia, se conclusiones de esta reunión se publicaron en octubre
fortaleciera a línea promocional, analizando las causas de 1982 en un libro titulado: Prioridades pastorales
de la pobreza, denunciando las injusticias y ayudando y proyectos.57 En el nº 6, “Opción preferencial por los
a los marginados a ser ellos mismos los protagonistas pobres”, los sacerdotes desarrollan el tema con el
de su propio desarrollo, como lo habían hecho en la sencillo método de nueve preguntas, que responden
década anterior, entre otros, las Hermanas del Servi- con respuestas breves, directas y precisas: ¿Qué se ha
cio Social y los padres Bravo y Aguilar. Se insistió en hecho?, ¿qué falta hacer?, ¿por qué ha sido así?, ¿qué
la difusión de la Doctrina Social de la Iglesia y en la se va a hacer?, ¿cómo se va a hacer?, ¿quiénes lo van
reorganización de la Comisión de Pastoral Social para a hacer?, ¿cuándo se va a hacer?, ¿dónde se va a
que fuera ésta la que coordinara dicha tarea. hacer?, y ¿con qué se va a hacer?
La década de los ochenta fue también para la
arquidiócesis de Chihuahua una etapa de resurgimien- Nuevos documentos pontificios y episcopales
to y consolidación de las estructuras pastorales que Tampoco en esta década, como en las dos anterio-
con tanto esfuerzo se habían tratado de implantar en res se puede explicar la actividad social de la Iglesia sin
los setenta. Las estructuras que se habían renovado o la iluminación que recibe de importantes documentos
creado conforme al Concilio Vaticano II se sometie- que desarrollan la doctrina social de la Iglesia. Una vez
ron a evaluación y todas las fuerzas se orientaron a más teoría y praxis se alimentan mutuamente. De estos
consolidar las que se consideran válidas. Algunas de documentos algunos son pontificios o de la Santa Sede
esas estructuras, como eran las diversas comisiones y de carácter universal, otros se generan en el ámbito
pastorales, que habían decaído y entrado en receso a latinoamericano, otros en el nacional y, finalmente
finales de los años setenta, se volvieron a establecer, algunos son fruto de la reflexión de los mismos agentes
pero ahora con bases más sólidas. Tanto estudio y pastorales de Chihuahua. Con frecuencia tales docu-
reflexión, así como los logros y los muchos fracasos mentos son el resultado de importantes eventos o
hicieron que los agentes de la pastoral tuvieran en estos reuniones en esos mismos ámbitos.
años una idea más clara de lo que querían. Juan Pablo II, elegido 16 de octubre de 1978,
Un instrumento de primer orden en ese tiempo para enriqueció la reflexión de la Iglesia en materia social
impulsar y consolidar la pastoral diocesana fueron las con una serie de tres notables encíclicas: Laborem
reuniones generales del clero, que se realizaban dos exercens (Con su trabajo, 1981), en la que analiza la
veces al año. En cada una de ellas se estudiaban las nueva relación entre capital y trabajo; Sollicitudo rei
necesidades más apremiantes y se establecían las
estrategias para atenderlas. De especial importancia
fue la Reunión General del Clero del 12 al 14 de enero 57
Arquidiócesis de Chihuahua (1982).

28 Cuadernos de Investigación No. 1


sociales (La preocupación social de la Iglesia, 1987),
encarga al padre Agustín Becerra la reorganización de
sobre el auténtico desarrollo del hombre y la sociedad;
la Comisión Diocesana de Pastoral Social, organismo
y Centesimus annus (El centenario, 1991), para que en la década anterior había sido el principal
conmemorar el centenario de la Rerum novarum deimpulsor y coordinador de la acción social de la Iglesia,
León XIII. Estas encíclicas eran recibidas y leídas con
pero que en los últimos años había decaído. Don
interés en Chihuahua y alimentaban la pastoral social.
Adalberto había participado en abril en la XXVIII
El episcopado mexicano publicó en los ochenta
Asamblea Ordinaria de la CEM, donde se había
pocos y breves documentos con temática directa insistido en la necesidad de que en cada diócesis
sobre la cuestión social. Lo que vino a fortalecer
funcionara una comisión de pastoral social y los obis-
decididamente la labor de la Iglesia en el campo social
pos de la Región Pastoral del Norte la habían califica-
y político fue el famoso Documento de Puebla, do de urgente.
emanado de la III Conferencia General del Episcopa-En marzo de 1984, mediante un edicto, monseñor
do Latinoamericano, que se reunió en Puebla y tuvo
Almeida toma una medida que como símbolo tiene un
como tema “La evangelización en el presente y en el
gran alcance: suprime en la arquidiócesis el arancel, es
futuro de América Latina”. La asamblea fue inaugura-
decir la tradicional tarifa que señala lo que los fieles
da por Juan Pablo II el 27 de enero de 1979 y terminó
deben pagar por los algunos servicios recibidos en la
el 13 de febrero. Puebla, como heredera de Medellín,
Iglesia, como administración de algunos sacramentos,
ejerció una gran influencia en la pastoral de Chihuahua
intenciones de misas, trámites administrativos, etc. La
orientando muchas de sus acciones y de sus propios
supresión del arancel diocesano la decretó don
documentos. En un contexto claro de evangelización,
Adalberto como resultado de un fuerte movimiento de
Puebla, en el capítulo II, aporta elementos muy valio-
opinión entre los sacerdotes y con la aprobación
sos sobre la enseñanza social de la Iglesia, el concepto
unánime de ellos. La intención del clero era mostrar el
cristiano de liberación y de una auténtica evangeliza-
rostro de una Iglesia pobre y desinteresada, que confía
ción liberadora. Analiza también las ideologías do-
sólo en la solidaridad de sus miembros para que
minantes en América Latina y las confronta con el
aporten voluntariamente lo que la Iglesia como institu-
Evangelio, habla de conceptos de política y de com-
ción necesita para realizar su actividad.
promiso político, de la violencia política, etc. Uno de los intentos más interesantes que hizo la
En el ámbito diocesano la década de los ochenta fue
CDPS para establecer una metodología que pudiera
la más fecunda en cuanto a publicación de cartas
servir al pueblo en su lucha contra la injusticia social y
pastorales, declaraciones, aclaraciones, orientacio-
la opresión de un gobierno antidemocrático, fue la
nes, talleres, etc. Los iremos mencionando en cada
introducción del método de la “No violencia activa” o
circunstancia en que se fueron publicando para situar-
“Resistencia civil”, utilizados con éxito por Ghandi en
los mejor en su contexto. la India y por Luther King en Estados Unidos. En
En estos años también el obispo de Nuevo Casas
América Latina su principal representante era el argen-
Grandes contribuye a la reflexión con una serie de
tino Adolfo Pérez Esquivel, premio nobel de la paz en
cartas pastorales sobre temas sociales y políticos,
1980. Ya en 1971 los esposos Jean e Hildegard Goss
entre las que destacan: Nuestra oración y el orden
habían venido de Austria para impartir en Torreón y en
político (31 de mayo de 1982), Los cristianos en la
ciudad Juárez un curso sobre la “No violencia” y en el
renovación moral y espiritual de la nación (21 de
estado de Chihuahua el PAN utilizó este método
noviembre de 1982) y Los cristianos en la construc-
en 1986.
ción de las estructuras sociales del orden temporalLa Comisión de Pastoral Social de Chihuahua
(1 de mayo de 1985). organizó del 10 al 13 de marzo de 1988 en la parroquia
de Cristo Rey un Taller-Seminario sobre la No Violen-
La nueva Comisión Diocesana de Pastoral Social cia Activa, en el que participaron cerca de cien perso-
El 10 de octubre de 1982 monseñor Almeida nas de diferentes parroquias. El objetivo era entrenar

Cuadernos de Investigación No. 1 29


a un grupo de líderes en la No Violencia Activa e En conjunto, las tres cartas pastorales que descri-
invitarlos a comprometerse en actividades no violentas. ben el proceso evangelizador en la arquidiócesis de
Chihuahua, según se planteó bajo el gobierno pastoral
La tercera Carta Pastoral de don Adalberto, superan una visión estrecha y
El 24 de noviembre de 1985 don Adalberto publica rutinaria de la pastoral, basada en una teología y
la esperada Tercera Carta Pastoral titulada El proce- pastoral de conservación, juridicista y autoritaria, y se
so evangelizador y su organización, que había de ser lanza hacia una pastoral más evangélica, comprometi-
la Carta Magna de la evangelización en la diócesis, da, transformadora de la realidad integral del hombre,
fruto maduro de todo lo estudiado y logrado hasta ese tanto en su vida temporal como eterna.
momento, pero sobre todo la carta venía a darle a la La columna vertebral de la tercera carta es el
acción pastoral de la diócesis la unidad que necesitaba proceso de evangelización que presenta. Una verda-
y a señalarle el rumbo adecuado. dera obra maestra en su sencillez e integralidad, que ve
Esta tercera carta, junto con las dos anteriores, de al hombre no sólo como objeto sino como sujeto de la
las cuales es continuación, y con un tercer escrito evangelización, no sólo en su vida presente en la tierra,
titulado Cómo planificar la pastoral parroquial, sino en su proyección eterna, no sólo en su dimensión
redactado por don Adalberto, fueron publicadas en un espiritual, sino en su realidad material en un determina-
solo volumen en 1990 por Editorial Camino con el do contexto político y social que lo determina y al
título de Evangelización,58 y constituyen como un mismo tiempo lo desafía para hacerlo más humano y
“corpus” doctrinal y pastoral para fundamentar sólida- liberador.
mente el trabajo pastoral de cualquier diócesis y de La carta presenta la evangelización como un proce-
cualquier parroquia. Es una síntesis que integra armo- so global y dinámico, que tiene como elementos esen-
niosamente la renovación impulsada por el Concilio ciales, sin los cuales no puede darse una auténtica
Vaticano II con la Sagrada Escritura, la Tradición, el evangelización integral, los siguientes:
Magisterio de la Iglesia, sobre todo de los últimos
papas y conferencias episcopales latinoamericanas, 1. El kerigma o evangelización fundamental.
así como las aportaciones de las ciencias y técnicas 2. La formación de la comunidad, sobre todo en
modernas, como la sociología, la administración de forma de pequeñas comunidades.
recursos, la gestión empresarial, y todo esto desde un 3. La catequesis.
análisis objetivo de la realidad humana de sus destina- 4. La vida sacramental.
tarios. Me atrevo a decir también que es uno de los 5. La dimensión social de la fe.
documentos más importantes generados en la Iglesia 6. La dimensión ministerial de toda la comunidad
mexicana en el siglo XX y que, además, no es sino una cristiana.
bella síntesis y mosaico armonioso de textos de la
Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia. Se puede afirmar que la organización de una dióce-
Sin descuidar un enfoque cargado de espiritualidad sis en función de su misión evangelizadora que presen-
y de fe, la tercera carta presenta la pastoral como la tan estas tres cartas pastorales, es una de las más
acción de Dios para salvar al hombre pero transmitida completas y eficaces que se hayan planteado en Méxi-
a través de la realidad humana de la Iglesia y recibida co. Es, como se insistía tanto en la diócesis, el plan de
por la realidad humana de aquellos a quienes se dirige. una evangelización integral. En Chihuahua, aun antes
Apela a la gracia de Dios que da el primer paso de una de la tercera carta y sobre todo después, no hubo
forma gratuita al ofrecer al hombre su salvación, pero acción pastoral que no estuviera de algún modo dentro
también a la libertad de éste para aceptarla con de este enfoque. Si no llegó a cuajar en una marcha
responsabilidad. general y en resultados más visibles, fue porque no se
contó con el tiempo ni con la continuidad necesarios.
58
Adalberto Almeida y Merino (1992). Poco después, con el cambio de pastor todo este

30 Cuadernos de Investigación No. 1


proceso y enfoque se desechó para tomar una direc- impresión de que la diócesis sólo se interesaba en
ción muy distinta, de estilo tradicional y muy poco cuestiones políticas y sociales.
imaginativo.59
El trabajo del P. Camilo Daniel Pérez
La dimensión social de la fe Uno de los principales protagonistas del compro-
De todos los pasos del proceso de evangelización miso de la Iglesia con la justicia social, que tomó la
señalados por la 3ª Carta Pastoral, fue la “dimensión estafeta de los padres Bravo y Aguilar en esta década,
social de la fe” el que acaparó más la atención de la fue el padre Camilo Daniel Pérez. El padre Camilo,
prensa laica y de los sectores externos a la Iglesia. Esto como es conocido, nació en Ocampo en 1944 y entró
llevó a algunos observadores a pensar que la pastoral al seminario de Chihuahua a los doce años. Alumno
que se llevó a cabo durante el gobierno de don aventajado por su inteligencia y su disciplina en el
Adalberto estaba demasiado enfocada en la política y trabajo, estudió en Chihuahua y en México y se ordenó
en las cuestiones sociales, o para usar los términos en el 20 de diciembre de 1969. Ya como sacerdote cursó
boga: “politizada” y “horizontalista”. Pero esta apre- estudios bíblicos en Roma y Jerusalén. En el Seminario
ciación no se justifica si se estudia con detenimiento Regional fue primero maestro y durante seis años
toda la 3ª Carta Pastoral y si se tienen en cuenta las rector hasta 1981 en que fue nombrado párroco de
demás actividades pastorales de la diócesis. Anáhuac. Ahí encontró el ambiente propicio para
Lo que pasaba era que en México, con su larga desarrollar su vocación de luchador por la justicia
tradición liberal que relegaba a la Iglesia al interior de social y los derechos humanos. Al darse cuenta de las
los templo y le negaba una participación pública y condiciones en que vivían los campesinos los animó a
directa en las cuestiones sociales y políticas, llamaba unirse y promovió la creación, en 1985, de la Unión
demasiado la atención que el arzobispo, los sacerdo- para el Progreso de los Campesinos de la Laguna de
tes y los mismos laicos en su calidad de cristianos, se Bustillos (UPCALA).
atrevieran a intervenir, aunque fuera en un estricto La Unión protagonizó a fines de 1985, recién
papel de discernimiento moral y de orientación ética, fundada, una acción de protesta para reclamar un
en actividades no estrictamente espirituales o “religio- mejor precio para sus cosechas. La protesta consistió
sas”, es decir, de culto. Por otra parte, también hay que en la toma de bodegas de la entidad paraestatal
reconocer que, como es natural, los periodistas que se CONASUPO en la región noroeste del estado. Esta
encargaron de dar amplia resonancia a esas interven- protesta, desesperada, como suelen ser las que se
ciones, estaban frente a hechos y lenguajes que ellos emprenden como último recurso ante una injusticia,
conocían y manejaban con más facilidad por referirse recibió el apoyo total, incluso el asesoramiento de su
a cuestiones sociales, económicas, políticas, huelgas, párroco, el padre Camilo. Él mismo explicó así las
protestas populares, movimientos campesinos y obre- razones de su involucramiento: “Mi apoyo a esta
ros, etc. De hecho, las actividades de la diócesis petición brota de la convivencia diaria que como
relativas a otros pasos del proceso evangelizador, pastor he tenido con los campesinos de mi Parroquia.
como el anuncio del kerigma, la renovación de la He constatado la situación tan precaria y llena de
catequesis, etc., que no eran menos importantes y carencias en que viven. He sido testigo de sus esfuer-
dentro de cuyo contexto se insertaba la dimensión zos, a veces sobrehumanos, para sacar adelante sus
social de la fe, los dejaban indiferentes y daban la cosechas, con la esperanza de poder remediar, aun-
que sea en parte, sus más elementales necesidades.
59
Hay que reconocer, sin embargo, que la influencia de plan Por este simple hecho, como también porque es el
evangelizador de Almeida y Merino perduró más allá del momento más oportuno de proteger al campesino
periodo de éste, pues a falta de una definición pastoral clara
en el periodo siguiente, muchos párrocos siguieron toman- contra el coyotaje y la especulación con el producto de
do la tercera carta como fuente de inspiración, aunque a su trabajo, considero que no se puede postergar una
título personal. solución favorable para la clase campesina en cuanto

Cuadernos de Investigación No. 1 31


al precio de garantía del maíz”.60 El Frente Democrático Campesino
El 12 de diciembre nueve sacerdotes de las ocho Como una continuidad natural, de las acciones
parroquias que comprendía la zona pastoral de emprendidas por UPCALA, especialmente la toma de
Cuauhtémoc, hicieron pública una “adhesión” a los bodegas de CONASUPO, para exigir aumento en los
campesinos.61 No se hicieron esperar diversas críticas precios de garantía del maíz, nació el Frente Democrá-
al padre Camilo por su labor de concientización a los tico Campesino (FDC),64 una de las organizaciones
campesinos, entonces apareció otra publicación, esta más duraderas y de mayor influencia no sólo en el
vez firmada por otros quince sacerdotes, que titularon: noroeste sino en todo el estado de Chihuahua, a donde
¿Por qué estamos con los campesinos? ¿Por qué pronto se extendió. El Frente nació como resultado de
estamos con el padre Camilo? Respecto a éste la organización y toma de conciencia de los campesi-
último, el escrito dice: “La actuación del P. Camilo es nos para defender sus derechos y tuvo como asesores
bien clara: asesorar a los campesinos en su promoción o guías morales al padre Camilo Daniel, a Humberto
personal, familiar y comunitaria. No hay otra razón de Ramos Molina y a Antonio Becerra Gaytán. En cuanto
su actuación ni ningún otro interés oculto. Lo que él a la Iglesia, el Frente no sólo contó con la participación
está realizando es precisamente parte del proceso del padre Camilo y de numerosos campesinos católi-
evangelizador, en el que todos estamos metidos, y cos comprometidos en sus parroquias, sino que tuvo
queremos seguir estando cada vez más. No queremos siempre el apoyo moral del obispo Llaguno y del padre
ser líderes sociales ni menos políticos, pero sí debemos Ávila, de la Tarahumara, y del arzobispo Almeida, así
formar cristianamente a aquellos que deben ser líderes como la simpatía de numerosos sacerdotes de Chihua-
en las comunidades a las que nosotros estamos sirvien- hua, como lo vimos en las páginas dedicadas al padre
do. Y esto es lo que está haciendo el padre Camilo”.62 Camilo.
Don Adalberto también, en lo personal, salió en
defensa del padre Camilo. En una entrevista concedi- COSYDDHAC
da a Edmundo Fernández para El Heraldo de Chi- Otra de las organizaciones de inspiración católica
huahua, el arzobispo de Chihuahua es muy claro: “En que habrían de tener gran influencia social en Chihua-
el caso de los campesinos en Anáhuac, el padre hua desde finales de los ochenta, es la asociación civil
Camilo no ha hecho otra cosa más que evangelizar a Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos
los campesinos, a los pobres, ayudarlos a que se Humanos (COSYDDHAC), organización no guber-
promuevan...”. Describe ampliamente la labor desa- namental, no ligada oficialmente tampoco a la Iglesia ni
rrollada por los campesinos con la orientación del a ningún partido político.
padre y concluye: “Ahí el padre Camilo no hizo más
que acompañar a los campesinos, no ha hecho ni Nació de manera formal el 6 de noviembre de
liderazgos, ni caudillismos, ni cosa que se le parezca, 1988 por iniciativa del padre José Alberto Llaguno
sino simplemente acompañarlos y ellos mismos son los Farías, S.J., entonces obispo de la Tarahumara,
que han salido adelante, formaron su asamblea y han como una respuesta ante la grave violación de
venido a reclamar y están luchando”.63 derechos humanos que se vivía en el estado y de
manera particular en la Sierra Tarahumara. Éstas se
60
referían a tortura, homicidios y una serie de arbitra-
Notidiócesis, 15-21 diciembre 1985.
61
riedades: detenciones sin órdenes de aprehensión,
Texto completo en Notidiócesis, 22-28 diciembre 1985.
62
incomunicación, allanamientos de morada y otras
Texto completo en Notidiócesis, 29 diciembre - 4 enero
más. Actos cometidos principalmente por elemen-
1986.
63
tos de la policía estatal y federal, así como por el
Edmundo Fernández: La Iglesia no Está con la Violencia
Armada, Defiende la Verdad Substancial. Su misión Esen-
cial es Evangelizar, Dice Monseñor Adalberto Almeida y
64
Merino, En El Heraldo de Chihuahua,, 7 enero 1986. Cf. Ramos (1996).

32 Cuadernos de Investigación No. 1


ejército, que los justificaba por la supuesta lucha actuación de los militares entre la población de la
realizada contra el narcotráfico.65 Sierra. En la línea de su lema “Por una cultura de
respeto a los derechos humanos”, COSYDDHAC ha
La fundación había sido acordada en un Taller de puesto especial atención a la educación y
Derechos Humanos que se llevó a cabo en la parroquia concientización del pueblo en el tema de los derechos
del Sagrado Corazón de Jesús, en Chihuahua, el 28 y humanos. Comenzó desde luego con una intensa ca-
30 de junio de ese mismo año. La presidieron el obispo pacitación de sus propios promotores y hasta 1994
Llaguno y la licenciada Teresa Jardí, miembro de la había organizado más de 500 talleres y reuniones de
Academia Mexicana de Derechos Humanos y asesora asesoría en diversas comunidades del estado sobre
del Centro Nacional para las Misiones Indígenas diversos temas y ha apoyado las iniciativas de otras
(CENAMI) del Episcopado Mexicano. Convocados organizaciones populares.
por Llaguno, participaron en ese Taller unas 50 perso-
nas llegadas de Juárez, Anáhuac, Julimes, Villa López Las Comunidades Eclesiales de Base
y Chihuahua, Baborigame, Batopilas, Chinatú, Las CEB, nacidas en Chihuahua en 1972, conti-
Sisoguichi, Creel y otros lugares. Algunos de los nuaron teniendo en los años ochenta una presencia
asistentes eran miembros de diversas organizaciones significativa en la organización, desarrollo y defensa de
sociales: FDC, FEDECO, Comité de Madres de las clases populares. La segunda etapa de las CEB,
Desaparecidos, así como de organismos pastorales: más sólida que en los setenta, se inició el 8 de marzo
CEBs, Catequesis Familiar y Pastoral Juvenil. de 1979 con la formación de la primera comunidad en
La realización de este taller y la fundación de la colonia Ampliación del Cerro de la Cruz, en Chihua-
COSYDDHAC tuvieron como antecedente el trabajo hua, de donde salieron otras. En 1980 se iniciaron las
en defensa de los derechos humanos de los indígenas, comunidades en las colonias San Rafael y Lealtad 2.
conculcados por los militares y caciques con el pretex- Después se crearon en la Colonia Villa y en Villa
to de combatir el narcotráfico. En esta defensa se Matamoros. En 1985 había CEB en Anáhuac, Villa
distinguió especialmente el padre Francisco Chávez, Matamoros, La Perla, Colonia Lázaro Cárdenas,
párroco de Baborigame, que tenía ahí un Comité Naica y Manuel Benavides. En Chihuahua había en las
Parroquial de Derechos Humanos. colonias San Rafael, Lealtad 2, Desarrollo Urbano, El
En su inicio, COSYDDHAC quedó constituida en Mármol, Colonia Villa y Cerro de la Cruz.
seis regiones de trabajo en el estado: Tarahumara Los obispos en general las apoyaban y las orienta-
Norte, Tarahumara Sur, Noroeste, Parral, Villa López ban. Por ejemplo, siete obispos que participaron en el
y Chihuahua, cada región con cierto número de pobla- XI Encuentro Nacional de CEB, en Concordia,
ciones. En esa regiones trabajan 80 promotores de Coahuila, el 9 de octubre de 1983, emitieron un
derechos humanos. comunicado en el que expresan su aprecio por ellas.
El prestigio de COSYDDHAC en Chihuahua ha Entre los obispos estaban Llaguno y Romo, de la
ido creciendo desde su fundación a medida que toma Región Pastoral del Norte. Y el 19 de abril de 1985 los
parte cada vez más en toda clase de actividades donde obispos del estado de Chihuahua, Almeida, Talamás,
esté de por medio una violación a los derechos huma- Goizueta, Chávez y Llaguno, enviaron desde México
nos. Entre sus actividades más dignas de mención está un saludo a las CEB de sus diócesis.
la campaña “¡Tortura, nunca más!”, que llevó a cabo No tardaron las comunidades en participar más
de octubre de 1989 a octubre de 1991, que dio como activamente en acciones de tipo social, no sólo de
resultado una disminución significativa de los casos de promoción popular, sino también de protesta y denun-
tortura policiaca en el estado y a la moderación en la cia. En noviembre de 1984 las CEB de Chihuahua
hicieron pública una denuncia con el título de “El
escándalo de la marihuana en Chihuahua”, con ocasión
65
Cf. Gómez (1994) y Notidiócesis, 3-9 julio 1988. de los plantíos que se descubrieron en ese tiempo en

Cuadernos de Investigación No. 1 33


once municipios. Apoyaban a los campesinos, a quie- por los mismos vecinos que previamente habían sido
nes consideran víctimas de la presión de los grandes capacitados para tal efecto por parte de especialistas
narcotraficantes y de la represión de la policía. en la materia.
En mayo de 1985 las CEB de Chihuahua comen- En el apartado siguiente veremos también algunas
zaron a publicar un boletín en el que informaban de sus de las actividades en que participaron las CEB junto
actividades. El 17 y 18 de marzo de 1986 se celebró con otras organizaciones.
en Cárdenas el VII Encuentro Diocesano de CEB en
el que participaron 300 miembros de 16 comunidades Expresiones de solidaridad
quienes debatieron sobre la situación de los obreros Los últimos años ochenta y primeros de los noventa
y campesinos y sobre la contienda electoral del estuvieron marcados también por un fuerte activismo
momento. de varios grupos de orientación cristiana en el estado,
Dado que la 3ª Carta Pastoral oficializó las peque- que manifestaron su solidaridad con diversas causas
ñas comunidades como estructura pastoral diocesana populares, del país y del extranjero, manteniendo al
dentro del proceso de evangelización, la reunión anual mismo tiempo, viva en Chihuahua la llama de la con-
del clero de noviembre de 1987 se dedicó a profundi- ciencia social y de la inconformidad con las injusticias
zar en este tema, y al ver que se estaban viviendo en la sociales. De algunos de esos grupos, como las CEB,
diócesis varios modelos de pequeñas comunidades, se COSSIDHAC, el FDC, ya hemos hablado en particu-
decidió crear un modelo diocesano propio que com- lar. Otro grupo que tuvo un especial protagonismo en
binara lo mejor de cada uno de esos modelos. Ese Chihuahua en esos años fue el Movimiento de Cristia-
estudio se publicó en un folleto titulado Pequeñas nos Comprometidos en las Luchas Populares
comunidades cristianas,66 que debía servir de guía (MCCLP).
para su creación en todas las parroquias, al que se El MCCLP tuvo su origen en Río Blanco, Vera-
añadió después un manual operativo y se creó un cruz, en 1986 como una instancia para invitar a las
equipo para promoverlas. organizaciones populares integradas por cristianos (de
En octubre de 1988 el P. José Marins, reconocido hecho, católicos en su mayor parte) a que se coordi-
promotor internacional de las CEB, que ya había naran para establecer líneas generales de acción con-
estado en Chihuahua en 1972 para el lanzamiento de junta, para reflexionar sobre sus experiencias y estu-
las comunidades de base, regresa a impartir otro curso. diar los principios doctrinales que inspiraban su lucha.
En los años ochenta, la labor de las CEB en las Los medios principales para lograr estos objetivos
colonias dejó de poner el énfasis en la regularización de eran los encuentros nacionales a los que convocaba
terrenos y otras reivindicaciones, que ya no eran tan periódicamente a todas las organizaciones de católi-
necesarias, y centró su atención en la promoción de cos comprometidos en la lucha social. Aparte del
cooperativas de ahorro y crédito, producción y con- I Encuentro, que fue el de Río Blanco, donde se
sumo, así como en la educación popular. constituyó el movimiento, organizaron el II Encuentro
Uno de los proyectos más ambiciosos que comen- en Guadalajara en 1886, el III Encuentro en Querétaro
zaron a desarrollar en estos años, tanto en Chihuahua en 1989 y el IV en Tecomán, Colima, en 1992. Las
como en ciudad Juárez y otras poblaciones, fue el Memorias publicadas a raíz de cada encuentro son la
autocuidado de la salud en los sectores de bajos fuente principal para conocer su pensamiento y las
recursos económicos, basado en la medicina natural, bases doctrinales en que se inspiraban.67
particularmente en la herbolaria y sus derivados como
tinturas y microdosis. Para la aplicación de la microdosis
se establecieron dispensarios en los barrios, atendidos 67
Cf II Encuentro de Cristianos Comprometidos en las
Luchas Populares, Guadalajara 1986; III Encuentro Nacio-
nal del Movimiento de Cristianos Comprometidos en las
66
Arquidiócesis de Chihuahua (1988). Luchas Populares. Memorias. Querétaro 1989.

34 Cuadernos de Investigación No. 1


Como no era una organización sino un movimiento, sinos, indígenas y niños, así como la situación política,
como lo indica su nombre, el MCCLP no tenía una la salud, la solidaridad y los derechos humanos. Con-
estructura permanente propiamente dicha, ni miem- vocados por el comité del MCCLP tomaron parte en
bros, pues sus miembros eran los que formaban cual- esta reunión la JOC, que entonces había en Chihuahua,
quier organización que se quisiera coordinar con el las CEB de ciudad Juárez, FEDECO y otras.70
Movimiento. Sin embargo, se creaba en cada lugar un Cinco días después, el 24 de marzo de ese año de
comité que tenía el encargo de animar la coordinación 1989, Viernes Santo, un grupo del MCCLP realizó un
entre las diversas organizaciones afiliadas. ayuno en la plaza ubicada en frente de la parroquia de
En la ciudad de Chihuahua había uno de esos San Francisco Javier en la Colonia Villa, para conme-
comités, en el cual colaboraban varios jóvenes muy morar el 12º aniversario de la muerte del padre Rodolfo
entusiastas, entre ellos los hermanos Carlos y Javier Aguilar y el 9º de la muerte del arzobispo salvadoreño
Loya López y Benjamín Ramírez Funes, los cuales, al Oscar Romero.71 Un año después repitieron el ayuno,
mismo tiempo organizaron el Frente de Consumidores al que acompañaron con un espectáculo de teatro y
(FEDECO), que sí era una organización activista, música en la Plaza de Armas de Chihuahua. Además
mientras que el MCCLP era de animación. se celebró una misa. La invitación la hicieron esta vez,
Otra novedad que se da en los años ochenta, en además del MCCLP, la Pastoral Juvenil, la Pastoral
Chihuahua, como en todo el país, es que con frecuen- Social, catequistas y COSYDDHAC.72 Aquí se pue-
cia los grupos cristianos populares sentían una gran de ver lo involucrados que estaban algunos organis-
afinidad con partidos políticos y organizaciones de mos diocesanos en estas acciones.
izquierda.68 En noviembre de 1989 un Comité de Solidaridad
El siguiente es un breve recuento de las actividades con el Pueblo Salvadoreño organizó un “Ayuno de
que realizaron en Chihuahua los grupos ya menciona- Solidaridad” en la Plaza de Armas de Chihuahua.
dos y otros que irán saliendo: Participaron en ese evento miembros del MCCLP,
El 18 y 19 de junio de 1988 el MCCLP organizó en del Frente de Consumidores (FEDECO), del Frente
ciudad Juárez un Encuentro Estatal del Movimiento. Democrático Campesino (FDC), de Eureka, de las
Tuvo lugar en la parroquia de San Martín de Porres, en Comunidades de Base de diversas colonias de la
la Colonia Libertad.69 ciudad y de COSYDDHAC. Incluso participaron
El 18 y el 19 de marzo de 1989, el MCCLP de personas más identificadas directamente con la insti-
Chihuahua organizó en un salón de la parroquia del tución eclesial, entre ellas unos 40 seminaristas y un
Sagrado Corazón de Jesús, en Chihuahua, una reunión buen número de feligreses de la parroquia de Anáhuac,
de estudio como preparación al Encuentro Nacional encabezados por su párroco, el padre Camilo Daniel.
del Movimiento, que se había de realizar en Querétaro. Ahí los católicos se encontraron codo con codo con
El tema fue “La opción por los pobres. El sujeto”, y lo miembros del PRD y otros partidos de izquierda.73
impartió el padre Carlos Bravo, S.J., que para eso vino
de México. Jesús Ramírez, un miembro del MCCLP
69
nacional habló sobre el Movimiento. En la reunión Volante de invitación.
70
también se analizó la situación de los obreros, campe- Notidiócesis, 12-18 marzo 1989.
71
Notidiócesis, 2-8 abril 1989.
72
Volante de invitación.
68 73
Aunque no en Chihuahua, pero recuérdese que fue con Notidiócesis, 3-9 diciembre 1989. Ver en este mismo número
fuerte apoyo de grupos católicos como nació el PRD. Hace la colaboración del P. Xavier Gutiérrez Cantú, S.J.: El
falta un estudio crítico sobre la participación de cristianos, pueblo salvadoreño, víctima de la guerra civil, la reseña
especialmente católicos, en partidos, organizaciones y Mártires católicos en El Salvador y la crónica Chihuahua
actividades de izquierda en México: sus causas, sus com- repudia la situación salvadoreña, en la que hasta un
promisos, sus resultados positivos y negativos para am- representante del Secretariado Diocesano de Pastoral Ju-
bas partes. venil toma clara posición al respecto.

Cuadernos de Investigación No. 1 35


La coincidencia de estos grupos con las causas de que dejó numerosos damnificados, el MCCLP parti-
la izquierda se puso más de manifiesto el 19 de julio de cipó en la Coordinadora de Ayuda a los Damnificados
1990, cuando las CEB, el MCCLP, COSYDDHAC, organizada por la arquidiócesis.
la Comisión de Pastoral Juvenil, el grupo Eureka, El 16 de noviembre de 1990 unas cien personas
FEDECO y el Frente Democrático Campesino, cele- marcharon por las principales calles de la ciudad de
braron el XI Aniversario de la Revolución Sandinista Chihuahua, desde la parroquia del Sagrado Corazón
de Nicaragua en el salón de actos del templo jesuita de de Jesús hasta la Catedral, para exigir el esclarecimien-
Nuestra Señora de Guadalupe de la colonia Villa, en to del asesinato de seis jesuitas y varios laicos, suce-
Chihuahua. La celebración se hizo con música, poesía, dido en El Salvador un año antes. El evento fue
comida típica centroamericana e información sobre la organizado por COSYDDHAC y MCCLP. Acom-
situación de Nicaragua.74 pañaron la marcha cinco jesuitas, que al llegar a la
Carlos Loya y Benjamín Ramírez, dos de los miem- Catedral concelebraron la Eucaristía.
bros más activos del MCCLP, dieron a conocer el 8 Todas estas organizaciones que estamos mencio-
de agosto de 1990 las conclusiones de un Seminario nando participaron intensamente en la campaña “¡Tor-
de análisis de la coyuntura actual de la Iglesia y del tura, nunca más!”, organizada por COSYDDHAC
mundo, al que asistieron en México. En ese seminario entre octubre de 1989 y octubre de 1990, de la que
hablaron Bernardo Ávalos, Manuel Canto, Miguel hablamos en páginas anteriores.
Concha, O.P., Carlos Bravo, S.J., Ricardo Valero y El MCCLP siguió vivo en los años noventa. Toda-
Enrique Dussel.75 vía en marzo de 1998 organizó un retiro con ocasión
El 6 de septiembre de 1990 el MCCLP se reunió de la Cuaresma. El evento tuvo lugar en la casa de
en el Centro Pastoral de la Parroquia del Sagrado Carlos Loya, en Chihuahua. Desde luego que en estos
Corazón de Jesús para reflexionar sobre “Los cristia- años ya el clima de participación de los católicos en las
nos y los derechos humanos”. Expusieron temas el P. cuestiones sociales y políticas no era propicio por la
Xavier Gutiérrez Cantú, S.J., el Dr. Octavio Corral, administración del nuevo arzobispo José Fernández
que habló sobre la Teología de la Liberación, en base Arteaga, lo cual fue haciendo que casi todas esas
a su libro Filosofía de la Teología de la Liberación voces se fueran apagando poco a poco.
de Gustavo Gutiérrez Merino,76 Emilia Sandoval, de No queremos dar por terminado este apartado sin
COSYDDHAC, y Javier Loya.77 mencionar de una manera especial por lo menos a una
Ese mismo mes, los días 21 al 23, el MCCLP persona: el padre Xavier Gutiérrez Cantú, jesuita.
organizó un Curso de Cristología, que impartió el P. El P. Xavier, originario de la ciudad de México,
Carlos Bravo, S.J. en el salón Elohim de la parroquia estaba adscrito a la parroquia del Sagrado Corazón
del Sagrado Corazón en Chihuahua.78 de Jesús. Durante su estancia en Chihuahua fue cape-
A partir del 22 y 23 de septiembre de 1990, cuando llán de la Penitenciaría, asesor de la Pastoral Juvenil y
se abatió sobre la ciudad de Chihuahua una tromba animador de todos esos movimientos, organizaciones
y actividades que he mencionado, especialmente de
COSYDDHAC, de la que fue nombrado miembro
74
honorario desde su fundación, por su compromiso
Notidiócesis, 22-28 julio 1990.
75
social. Desde las páginas de Notidiócesis, donde
Notidiócesis, 19-25 agosto 1990.
76
colaboraba cada semana, iba siguiendo con mirada
Edición del autor, Chihuahua, sin fecha (¿1986?).
77
atenta y reflexiva la situación social de Chihuahua, de
Notidiócesis, 16-22 septiembre 1990: reseña y comentario
México y del mundo, informaba sobre ella y la ilumi-
del P. Gutiérrez Cantú.
78
naba con sus profundas reflexiones. Finalmente, al
Notidiócesis, 16-22 septiembre 1990; El Heraldo, 20 sep-
tiembre 1990; Entrevistas al P. Bravo: Notidiócesis, llegar el nuevo arzobispo a Chihuahua, el padre
30 septiembre – 6 octubre 1990 y Diario de Chihuahua, Xavier primero fue retirado de Notidiócesis y final-
24 septiembre 1990. mente alejado de la arquidiócesis.

36 Cuadernos de Investigación No. 1


La beneficencia. Los damnificados del 90
La beneficencia en los años ochenta mantuvo su 22 al 23 de septiembre de 1990, dejando un saldo de
ritmo a través de las numerosas instituciones que ya cuarenta personas muertas y unas dos mil sin hogar. La
mencionamos en la década pasada. Caritas, tanto ayuda de la Iglesia se inició con la entrega total, por
diocesana, como en su versión parroquial, avanzó en parte de todas las parroquias, de la colecta de las misas
su organización, presencia y eficacia, y por su estrecha del domingo 30 de septiembre. Con este dinero se
relación con la Comisión de Pastoral Social, enrique- inició un fondo de ayuda que luego se siguió
ció su acción con una orientación más amplia en el incrementando. Se constituyó también una comisión
sentido de promoción de los más necesitados. Una permanente que diera seguimiento al trabajo y que
ocasión especial que tuvo la Iglesia de Chihuahua de recibió un fuerte apoyo de la naciente Fundación del
probar su sentido de solidaridad fue la gran tromba que Empresariado Chihuahuense, presidida por el ingenie-
se abatió sobre la ciudad de Chihuahua la noche del ro Samuel Kalish.

Cuadernos de Investigación No. 1 37


V LA IGLESIA Y LA LUCHA ELECTORAL

Los acontecimientos del 86 se le había prohibido terminantemente decir siquiera


La reflexión y el compromiso de la Iglesia de una palabra. El CDE del PRI reaccionó con un escrito
Chihuahua en el campo social la llevó inexorablemente en contra, publicado en la revista La República. Don
a la conclusión de que la deficiente democracia que se Adalberto respondió de inmediato con una “aclara-
vivía en el país no era ajena a la ignorancia y pobreza ción” titulada Los católicos y el deber cívico. Acla-
de las clases marginadas y a la violación de los ración del Arzobispo de Chihuahua sobre una pu-
derechos humanos de todo el pueblo. Esto la llevó blicación en contra de la Iglesia Católica, patroci-
también, como exigencia de su fe, a apoyar todo nada por el Comité Directivo Estatal del PRI.80 En
esfuerzo de los ciudadanos por instaurar una demo- ese escrito, publicado el 23 de septiembre de 1983,
cracia menos imperfecta. Así, en vista de las próximas don Adalberto denuncia la táctica tradicional del libe-
elecciones, el arzobispo Almeida y Merino publicó el ralismo trasnochado que sirve como sustento ideológico
15 de mayo de 1983 una especie de catecismo sobre al partido oficial, de crear ante los ojos de los católicos
la política, que tituló: Votar con responsabilidad. mexicanos una “falsa oposición entre clero y laicos”,
Una orientación cristiana, en el que ilustraba a los haciendo creer que éstos últimos no son los “malos”,
católicos sobre la forma de cumplir con el deber sino el clero, que durante siglos los ha oprimido y ha
ciudadano de elegir a sus gobernantes. Este fue el sido promotor de las más grandes traiciones contra la
primero de una serie de famosos y controvertidos Patria. Denuncia también la “visión dualista de la histo-
documentos que publicaron en esa década los obispos ria” que se ha confeccionado en México para favorecer
del estado de Chihuahua, que pretendían iluminar con los intereses del partido oficial, dando como resultado
la luz de la fe cristiana el bastante tenebroso campo de que una cosa es la historia escrita y otra la historia real.
la política mexicana y estatal.79 Invita el arzobispo a los priístas a dejar de lado toda esa
serie de sofismas y emprender un diálogo positivo con
Un voto consciente, libre, respetado y mayori- la Iglesia pero sobre bases más justas. Como un
tario, puede llegar a cambiar radicalmente la fisono- adelanto de estas bases don Adalberto hace un resu-
mía de nuestro estado... -dice don Adalberto en la men de la auténtica doctrina social de la Iglesia, tan
Presentación del documento-. Es de primordial diferente de la caricatura inventada por sus adversarios.
importancia despertar o fortalecer nuestra concien- Como ya dijimos, en su 3ª Carta Pastoral, don
cia crítica para votar con lucidez y responsabilidad...” Adalberto incluye la “Dimensión social de la fe” como
un ingrediente indispensable en una auténtica evange-
Los círculos oficiales quedaron sorprendidos ante
este nuevo activismo de la Iglesia en un campo en el que 80
Esta “Aclaración” fue publicada por la curia diocesana el
23 de septiembre de 1983. El periódico Norte publicó el
documento como una “separata”. En esos días también
79
Aziz (1987, 177) señala este documento como uno de los apareció en DIC, el boletín de la Comisión Episcopal de
factores que llevaron en 1983 a la derrota del PRI en las MCS, y su suplemento SELPREDIC publicó, en su número
elecciones municipales en Chihuahua, Juárez y otros luga- 31 del 4 al 17 de octubre, una selección de las notas que
res. El mismo autor hace un análisis del documento en La publicaron en esos días los diarios de México, en las que
coyuntura de las elecciones en Chihuahua 1983, en se aprecia el eco que despertó el documento de Chihuahua
Municipios en conflicto, UNAM-GV, México 1985, 95. en los medios políticos.

38 Cuadernos de Investigación No. 1


lización integral, con lo cual convierte en norma oficial El 6 de julio resultó electo gobernador Fernando
en la diócesis el compromiso social de los católicos. Baeza Meléndez. El arzobispo y el presbiterio de
“La evangelización... ha de iluminar e impregnar con Chihuahua realizan, entre el 6 y el 13 de julio, hasta
los valores del Evangelio... todas las dimensiones de la tres reuniones de emergencia para analizar la forma en
existencia humana: lo social, lo político, lo económico, que se realizaron los comicios. Basados en su propia
lo cultural y el conjunto de las relaciones”, dice la Carta observación y en informaciones públicas y privadas
citando el Documento de Puebla. consideradas confiables, tuvieron la convicción de
El año más interesante en este sentido fue el de que los procedimientos y el resultado de los comicios
1986. El 19 de marzo, en plena campaña para gober- fueron ilegales y fraudulentos: urnas rellenadas, pre-
nador, aparece Coherencia cristiana en la política. siones a burócratas para que votaran por el candidato
A los católicos que militan en los partidos políticos. oficial, etc.82
La idea de este documento nació entre los sacerdotes “¿Qué actitud debe asumir la Iglesia ante este caso
de Chihuahua y fue redactado bajo la supervisión y con de evidente violación a los derechos humanos de todo
la aprobación de don Adalberto, pero luego fue pro- un pueblo?”, se preguntaron. “La Iglesia no se puede
puesto a los demás obispos de la región para que lo quedar callada”, fue la respuesta unánime. Ya en la
asumieran como propio, de manera que fue publicado primera de esas reuniones se propuso y se aceptó la
con las firmas de los obispos de Chihuahua, Juárez, idea de suspender la misa del domingo 20 de julio, ante
Nuevo Casas Grandes, Tarahumara y Torreón. El la inutilidad de cualquier otra forma de expresión, pues
prelado de ciudad Madera se abstuvo por ser extran- los medios de comunicación estaban controlados por
jero. El documento invitaba a los católicos a ser cohe- el gobierno y una simple homilía en los templos hubiera
rentes con su fe y con su moral cristiana al actuar en el hecho poca mella. La suspensión se votó en secreto y
campo político, ya sea como funcionarios o como mili- fue aprobada por unanimidad. Se decidió entonces
tantes de un partido político. En un principio se pensó anunciar la medida en las misas del siguiente domingo,
en dirigirlo “a los católicos que militan en el PRI”, pero 13 de julio, y leer una homilía común, preparada de
a algunos les pareció demasiado directo. Sin embargo, antemano.
se puede pensar que “la coherencia de los católicos que Ese domingo, por casualidad, tocaba leer el evange-
militan en el PRI” es la clave de su lectura.81 lio del Buen Samaritano (Lc. 10, 25-37), que se aplicó
al caso, comparando al herido en el camino por sal-
teadores con el pueblo de Chihuahua. Ahí mismo se
81
Así lo captó, por ejemplo, Lau (1989, 51), quien después de anunciaba la suspensión de las misas para el siguiente
citar Coherencia cristiana donde dice que el Concilio domingo en señal de penitencia y desagravio a Dios
exhorta a luchar “contra la intolerancia y el absolutismo de por ese pecado social, invitando al pueblo de Dios a
un solo hombre o de un solo partido político”, comenta: “La
alusión al caso mexicano (monopolio del poder en un convertir ese día en una jornada de ayuno y oración.
partido del Estado, el PRI) no puede ser más sugestiva y Los templos permanecerían abiertos para que la gente
oportuna en una campaña electoral en la que el PAN y pudiera ir a orar.
demás partidos no cesan de señalar esta característica”. El mismo 13 de julio don José A. Llaguno, S. J.,
Aziz (1987, 191) también ve en Coherencia cristiana “una obispo de Tarahumara, y su presbiterio diocesano,
denuncia contra el fraude electoral y contra el modelo
corporativo del priísmo” y más adelante, citando a un enterados de antemano de la homilía que iba a leerse
sacerdote, habla de “la disyuntiva ideológica que resulta en Chihuahua, envían en una carta su “adhesión perso-
al ser cada vez más irreconciliable para muchos chihua- nal y corporativa” a la protesta del clero de Chihuahua
huenses ser católico y priísta al mismo tiempo” (p. 192). De por el fraude electoral y a la medida anunciada de
hecho, el único partido que acusó recibo del documento fue
el PRI a través de una organización fantasma, creada ad hoc,
“Católicos por la Democracia Social”, que publicó en la
82
prensa local un escrito titulado Carta abierta a nuestros Un ejemplo de las irregularidades de estos comicios lo
prelados, para tratar de limpiar la imagen gubernamental. leemos en Lau (1989, 33).

Cuadernos de Investigación No. 1 39


suspender el culto el 20 de julio.83 Al día siguiente, 18 de julio, a las 6 de la tarde,
En los días comprendidos entre el 13 y el 17 de julio Prigione llamó por teléfono al arzobispo para decirle
la noticia de la suspensión anunciada se difunde como que tenía “órdenes de Roma” de que se cancelara la
reguero de pólvora y el primero que toma nota de ella suspensión de misas del domingo 20. Don Adalberto se
es el gobierno, tanto estatal como federal. El secretario lo comunicó al presbiterio y junto con él acató la orden.
de Gobernación federal, Manuel Bartlett, llama al de- De todos modos el propósito de la suspensión de las
legado apostólico, Jerónimo Prigione, para pedirle misas, llamar la atención sobre el fraude electoral, ya se
que impida la suspensión de las misas. Prigione le había conseguido. La noticia había trascendido las
contesta: “Hable usted mismo, como gobierno, con el fronteras del país. Se supo de cierto que en esos
arzobispo de Chihuahua”. A lo que Bartlett se niega: mismos días, antes del 20 de julio, había llegado por lo
“No, prefiero que intervenga usted”. En esos días menos a Estados Unidos (Nueva York) y España.85
Prigione llega a telefonear a don Adalberto hasta siete En el caso Chihuahua 86 no se trató de una viola-
veces. En alguna de las llamadas éste le hace saber al ción a los derechos de la Iglesia como tal, sino del
delegado que la decisión de suspender la misa fue una pueblo en general, y esto es una novedad: el que la
decisión unánime del presbiterio y que se trata de una jerarquía de la Iglesia se hiciera solidaria con el pueblo,
respuesta ante una injusticia y una verdadera violación sin distinción de creencias, que sistemáticamente había
a los derechos humanos del pueblo y que no se trataba sido víctima del abuso en sus derechos humanos. Así
de una posición partidista del clero, como querían lo da a entender don Adalberto en una entrevista
hacerla aparecer los afectados. publicada en Proceso:
El jueves 17 de julio don Adalberto vuelve a reunir
al presbiterio para informarle de la insistencia del Bueno, aquí en Chihuahua yo creo que el pueblo
delegado. El clero de Chihuahua confirma su propósi- está dando una manifestación de conciencia cívica;
to de no celebrar la Eucaristía el domingo señalado y de defensa de los derechos humanos que han sido
hace circular un volante: A los católicos de Chihua- gravemente violados en el proceso electoral que se
hua: El domingo 20 de julio no habrá Misa en los vivió en el mes de julio. El pueblo tuvo oportunidad
templos de la Diócesis de Chihuahua, que entre de comprobar por sí mismo y sufrió en carne propia
otras cosas decía: “La suspensión de cultos, el cierre atropellos, violaciones a su libertad de votar, frau-
de los templos, es un grito de protesta y un llamado a des, suplantación de personas, prepotencia y todo
la conversión... No es ningún apoyo o una impugna- eso que ya es conocido, creo que dentro y fuera del
ción a ningún partido, pues de todos ellos nos decla- país, por lo menos a través de los medios de
ramos ajenos y, al mismo tiempo, respetuosos... No es comunicación que han querido reflejar fielmente la
inquietar conciencias, sino formarlas... No es una situación que vive el estado de Chihuahua.86
medida violenta, ni es llamado a la violencia... No es
quitar importancia a la Eucaristía, sino enfatizar, con la
suspensión de las Misas de ese día, la magnitud de este
momento y en todas partes predicar la fe con auténtica
pecado social”. Y luego se preguntan: “¿Qué derecho libertad, enseñar su doctrina social, ejercer su misión entre
tiene la Iglesia para hablar de estas cosas?” y respon- los hombres sin traba alguna y dar su juicio moral, incluso
den: “El que nos ha dado el mismo Jesucristo. Por eso sobre materias referentes al orden político, cuando lo exijan
no tenemos necesidad de pedirlo a ninguna ley o los derechos fundamentales de la persona o la salvación de
las almas” (Gaudium et spes n. 76).
potestad humana...”.84 85
Una descripción más detallada de este acontecimiento se
puede encontrar en la biografía de Adalberto Almeida y
Merino que estoy preparando.
83
Texto en Notidiócesis, 10 de agosto de 1986. 86
Jaime Pérez Mendoza: Por petición de Bartlett el Vaticano
84
En apoyo de esta afirmación el volante da la siguiente cita ordenó que hubiera misas en Chihuahua. En Proceso, 4
del Concilio: “Es de justicia que pueda la Iglesia en todo agosto 1986.

40 Cuadernos de Investigación No. 1


Mientras tanto, seguían llegando de todo México alimentaba con una larga reflexión sobre los documen-
multitud de apoyos al arzobispo y al presbiterio de tos del Magisterio de la Iglesia. Al paso del tiempo,
Chihuahua de parte de obispos, congregaciones reli- cuando pudo ver esos hechos con más perspectiva,
giosas, organizaciones de laicos y personas individua- don Adalberto no sólo no se retractó sino que convalidó
les, incluyendo a veinte intelectuales de los más desta- esa toma de posición como una forma legítima de
cados del país. Entre los apoyos estaba también el del iluminar el acontecer político con la luz del Evangelio y
arzobispo de Monterrey, Adolfo Suárez Rivera, y su como una forma en que los cristianos deben compro-
obispo auxiliar, Alfonso Hinojosa Berrones, quienes meterse con el cambio de estructuras injustas, no
en carta al arzobispo y presbiterio de Chihuahua, desde una posición política de búsqueda del poder,
alaban la obediencia de éstos al Santo Padre, al sino como creyentes que buscan promover en el
cancelar la suspensión de misas el domingo 20, y al mundo los valores del Reino de Dios.
mismo tiempo aprueban la afirmación de Almeida Numerosos fueron los comentarios que se hicieron
Merino de que “la denuncia (contra el fraude electoral) en esos días y en fechas posteriores sobre la actitud del
queda íntegra”.87 Esta afirmación de los obispos de clero de Chihuahua. Están, en primer lugar las nume-
Monterrey es importante, pues con la polémica que se rosas y apasionadas reacciones del sector oficial y de
suscitó por la forma concreta, discutible si se quiere, sus comentaristas que, partiendo de una óptica iden-
escogida por el clero de Chihuahua para expresar la tificada con el pensamiento liberal del siglo XIX, al no
gravedad de la violación a los derechos humanos de poder subordinar la Iglesia al Estado al estilo regalista,
los ciudadanos, se corría el riesgo de hacer olvidar el negaban a la Iglesia toda participación en el campo
atropello que motivó esa medida, incluso de hacer social y la relegaban a un ámbito espiritualista
pensar que éste no había existido. De hecho, el clero desencarnado, muy cómodo para cualquier gobierno
de Chihuahua, aunque aceptó cancelar la suspensión, con tintes absolutistas. Ven las cosas desde fuera de la
en ningún momento se echó atrás de su valoración misma Iglesia, a la que asimilan pura y simplemente a
negativa de las elecciones y la Santa Sede jamás una institución en competencia de poder político con
cuestionó la justicia de la denuncia en sí. otras instituciones, y no analizan a fondo, o no com-
Todavía el 7 de agosto Adalberto Almeida Merino, prenden, sus propios planteamientos de carácter reli-
arzobispo de Chihuahua; Manuel Talamás Camandari, gioso ni la evolución de su pensamiento, por ejemplo
obispo de Cd. Juárez; y José A. Llaguno, obispo- en el Concilio y en otros documentos de la Iglesia,
vicario apostólico de Tarahumara, emiten un Juicio sobre la democracia, los derechos humanos, la rela-
moral sobre el proceso electoral del 6 de julio, y lo ción entre fe y política y entre Iglesia y Estado, puntos
hacen público. En él reafirman su actitud crítica asumi- en los que la Iglesia aventajó con mucho al pensamien-
da durante los acontecimientos originados el 6 de julio to oficial anquilosado.89 Un punto clave en el cual
y piden la anulación de las elecciones y la realización de jamás se pudieron poner de acuerdo los voceros de la
nuevos comicios.88 Iglesia y los del régimen mexicano emanado del PRI
La posición asumida por don Adalberto en relación fue la distinción que hace la Iglesia entre “política de
con la política durante todo su mandato y en especial
en 1986, no eran fruto de la veleidad o de la improvi- 89
A pesar de la perspicacia con que analiza las elecciones en
sación. Era una opción lúcida y meditada que se Chihuahua, Lau (1989, 53), no es ajeno a la postura señalada
cuando afirma: “El objetivo de la jerarquía eclesiástica es
claro, explícito. Detrás de la espiritual intención de ‘iluminar
87
Texto en Notidiócesis, 10 de agosto de 1986 con el Evangelio las acciones de los hombres’ se encuentra
88
“Si en el terreno político el PRI tiene todos los recursos la terrenal y mundana meta de replantear sus relaciones con
legales e ilegales, legítimos e ilegítimos para ganarle a la el Estado y echar por tierra las limitaciones jurídicas para su
oposición las elecciones, hay un coto cerrado en donde la actuación política, premisa indispensable para promover
autoridad moral es prácticamente intocable; éste es el de la en forma abierta el regreso al dominio ilimitado de la Iglesia
Iglesia católica y sus obispos del norte”, dice Aziz (1987, 191). en todos los órdenes”.

Cuadernos de Investigación No. 1 41


partidos” y “política en sentido amplio o del bien consideraciones le permiten a la autora convalidar su
común”. Mientras que la Iglesia reivindicaba hipótesis inicial de que “el catolicismo ha sido, en
acérrimamente, aun para el clero, el derecho de par- efecto, un elemento positivo en el proceso de cons-
ticipar en política en el segundo de los sentidos men- trucción de la democracia en Chihuahua”.
cionados, el sector oficial identificaba ambos sentidos También Lorenzo Pérez, con un conocimiento que
con la búsqueda del poder político propia de los abarca tanto la realidad social como la eclesial y
partidos.90 precisamente en su contexto chihuahuense, nos dice al
Otros analistas, metiéndose más al interior de las respecto:
motivaciones de la Iglesia de Chihuahua y ubicándola
en un contexto histórico y geográfico más amplio que Para entender la historia de Chihuahua de la
los estrechos límites de la pugna católico-liberal mexi- década de los 80, es necesario tener presente la
cana del siglo XIX, se propusieron “conocer el conte- contribución de la Iglesia con documentos funda-
nido de la perspectiva eclesiástica sobre la democra- mentales como “Votar con responsabilidad” y
cia” y se preguntaron “cuáles son las razones que en un “Coherencia cristiana en la política” (1985),
momento dado la han llevado a tomar una posición “Homilía del Buen Samaritano” y “Juicio moral
positiva en torno a la defensa de los derechos políticos sobre el proceso electoral” (1986), “Talleres de
y, consecuentemente, a realizar algún tipo de acción la democracia” (1987) y “Aspectos éticos de las
social en la pugna por la existencia de procesos próximas elecciones” (1988), en los cuales el
electorales competitivos”. Así lo hace Silvia M. Bénard arzobispo Adalberto Almeida es el alma de esta
(1995), quien toma muy en cuenta, además, el proceso doctrina evangelizadora para formar y orientar a
de acompañamiento social de la Iglesia con el pueblo sus fieles en su compromiso político-electoral, visto
marginado y la preparación de cuadros a través de desde el evangelio. Si a los documentos anteriores
organizaciones populares y de comunidades de base: se le añade un trabajo pastoral en equipo con su
“A principios de los ochenta, los conflictivos procesos presbiterio y demás evangelizadores, se tendrá que
electorales chihuahuenses se encontraron con una aceptar el papel de la Iglesia en el despertar demo-
iglesia católica capaz de participar en las movilizaciones crático y en la modernización política de
que, junto con amplios sectores de la población, Chihuahua”.91
demandaban elecciones competitivas”. La descrip-
ción del proceso renovador de la pastoral de Chihua- Los Talleres para la Democracia y otros documentos
hua que hemos tratado de describir, nos ayuda a ver A los ojos del clero, todo lo que estaba ocurriendo
cuánto acierta Bénard cuando dice: “Tanto el arzobis- era una evidencia de que a los católicos de Chihuahua,
po de ciudad Chihuahua, Adalberto Almeida Merino, como a los de todo México, se les había mantenido
como el obispo de ciudad Juárez, Manuel Talamás durante décadas ajenos a una cultura política que les
Camandari, fuertemente influenciados por los cambios ayudara a promover y a vivir una auténtica democra-
al interior de la iglesia católica, tanto del Concilio cia. Fundándose en la 3ª Carta Pastoral y consideran-
Vaticano II como del CELAM, se orientaron en la do que la evangelización debería alcanzar al hombre
década de los sesenta hacia una pastoral social con un entero en todas sus circunstancias, la arquidiócesis de
explícito compromiso social con los pobres”. Estas Chihuahua decidió promover una amplia reflexión

90 91
La Iglesia dejó asentado claramente su pensamiento al Lorenzo Pérez: De las tensiones de Santo Domingo al
respecto en el Documento de Puebla, que inspiró fuerte- invierno de Chihuahua, publicado por Cuadernos del
mente las acciones del clero de Chihuahua, en especial. Ver, Norte, en dos partes: 1ª, mayo de 1993, y 2ª, junio de 1993.
por ejemplo, CELAM (1979): “Evangelización y política” Este ensayo es uno de los más completos que se han hecho
nn.513-520, y “Conceptos de política y de compromiso sobre la actividad de la Iglesia de Chihuahua en tiempos de
político” nn.521-530. Almeida y Merino y su contexto latinoamericano.

42 Cuadernos de Investigación No. 1


sobre la democracia, desde la fe, en todas las comu- de conciencia social que se había creado bajo la guía
nidades cristianas de la diócesis. no sólo de don Adalberto, sino también de otros obispos
El 26 de noviembre de 1986, por medio de una del estado, particularmente Mons. José A. Llaguno,
circular, don Adalberto ordenó que se realizaran en la Mons. Manuel Talamás y Mons. Hilario Chávez.
diócesis esa reflexión que se llamó “Talleres sobre la Algunos de esos documentos, por orden
democracia”, para que los católicos ofrecieran a la cronológico, son los siguientes: Nuestra oración y el
sociedad civil su “aportación específica a la búsqueda orden político, 31 de mayo de 1982, de Mons.
de una democracia más perfecta para México”. El Hilario Chávez Joya, obispo de Nuevo casas Gran-
primer texto de estudio, titulado Taller sobre los des; Los cristianos en la renovación moral y espi-
católicos y la democracia se publicó en enero de ritual de la nación, 21 de noviembre de 1982, del
1987 y todas las parroquias de la diócesis debían mismo obispo; Votar con responsabilidad, 15 de
estudiarlo durante los meses de enero, febrero y mayo de 1983, de Adalberto Almeida y Merino,
marzo, para dar sus aportaciones a fin de elaborar “un arzobispo de Chihuahua; Los católicos y el deber
documento oficial que recogerá las enseñanzas de la cívico, 23 de septiembre de 1983, del mismo arzobis-
Iglesia y la reflexión y aspiraciones del pueblo”. Te- po; Respuesta a una Carta Abierta del CDP al
niendo en cuenta esas aportaciones, se publicó en julio arzobispo Almeida, 13 de mayo de 1984, del mismo
de 1987 un “Segundo documento de trabajo” con el arzobispo; Visión cristiana del estado y de la auto-
mismo título: Taller sobre los católicos y la democra- ridad, 1 de mayo de 1985, de Hilario Chávez Joya;
cia. En él se anunció una tercera edición que debía Adhesión a los campesinos de la Zona Norte, 12 de
contener una síntesis de las aportaciones de los diciembre de 1985, de los sacerdotes de la zona de
“talleristas”, pero ésta ya no se realizó.92 Cuauhtémoc; Por qué estamos con los campesinos,
Igualmente, para reforzar la acción pastoral en el diciembre de 1985, por 15 sacerdotes de la
campo de lo social y lo político con una sólida arquidiócesis de Chihuahua; Coherencia cristiana en
fundamentación doctrinal, la reunión del clero de oc- la política, 19 de marzo de 1986, de Adalberto
tubre de 1986 se dedicó al tema “La naturaleza de la Almeida y Merino; Homilía del Buen Samaritano,
Iglesia y su relación con el mundo”. Lo mismo se hizo 13 de julio de 1986, por el clero de la arquidiócesis de
en otra reunión del clero, en noviembre de 1990, con Chihuahua; Mensaje del Obispo de ciudad Juárez y
el tema “La dimensión social de la fe en el proceso su Presbiterio a propósito de las elecciones del 6 de
evangelizador”, dentro del contexto de la 3ª Carta y de julio, 19 de julio de 1986; Juicio moral sobre las
la experiencia vivida desde su publicación. elecciones, 7 de agosto de 1986, del arzobispo de
En la década de los ochenta se publicaron, además Chihuahua y los obispos de Cd. Juárez y Tarahumara;
de los ya mencionados, otros documentos para orien- Manifiesto al pueblo católico, 18 de agosto de
tar al pueblo en las cuestiones sociales y políticas. 1986, de la Comisión Diocesana de Laicos de Chihua-
Algunos fueron publicados por don Adalberto como hua; La verdad os hará libres, 21 de septiembre de
responsable único, otros los publicó en colaboración 1986, de los movimientos de apostolado seglar de la
con su presbiterio, otros fueron publicados por los prelatura de ciudad Madera; Camino hacia la paz, 2
obispos de la Región Pastoral del Norte, incluido él y de 0ctubre de 1986, del arzobispo de Chihuahua y los
por iniciativa suya. Otros fueron publicados por otras obispos de ciudad Juárez y Tarahumara; Taller sobre
personas u organismos, pero siempre dentro del clima los católicos y la democracia, (primer documento)
enero de 1987, de la arquidiócesis de Chihuahua,
(segundo documento, julio de 1987); Aspectos éticos
92
de las próximas elecciones, 22 de junio de 1988, de
Ver en Notidiócesis la noticia sobre la primera edición y
segunda y sobre el desarrollo de los talleres en las parro- Adalberto Almeida y Merino; Los obispos de Chi-
quias: 4 enero, 25 enero, 1 febrero, 22 febrero y 21 marzo, 9 huahua a favor de los derechos humanos, 10 de
agosto, 30 septiembre y 25 octubre de 1987. diciembre de 1988, de todos los obispos del estado;

Cuadernos de Investigación No. 1 43


y Carta Pastoral sobre los Derechos Humanos, de ros movimientos de reivindicaciones sociales, y no
José A. Llaguno Farías, S.J., obispo de Tarahumara. manipulaciones políticas, como se ha querido difundir
Un documento que no se hizo público, pero que por los medios masivos de comunicación...”
ofrece un valiente análisis de la situación política y Varios investigadores han señalado el contraste
social de México por parte de los obispos del estado, que se notó en la participación de Iglesia de Chihuahua
es el que le presentaron personalmente al candidato durante las elecciones, tanto federales como locales,
oficial Carlos Salinas de Gortari el 23 de marzo de de 1988, 1991, 1992 y 1998 en comparación con las
1988 durante su gira proselitista por Chihuahua. Ese de 1983 y 1986. Por ejemplo, Lau (1988, 13):
día se reunieron con el candidato, a petición de éste, en “Notable es la postura del clero en el proceso electoral
el domicilio del señor José Luis Caballero, los obispos de 1988, un abismo la separa respecto a dos años
Adalberto Almeida y Merino, Manuel Talamás atrás”, y Bénard (1995, 18): “La combatividad de la
Camandari, José A. Llaguno Farías, S.J., Hilario Iglesia bajó de tono después de 1986”. Al tratar de
Chávez Joya y el coadjutor electo de ciudad Juárez; encontrar una explicación no siempre dan con la
estaba presente también el Pbro. Dizán Vázquez. respuesta justa. Esta última autora se acerca un poco
Entre otras cosas, los obispos le expresaron a más a la verdad cuando dice:
Salinas de Gortari su gran preocupación por “la
actitud del sistema de cerrarse a la democracia. Por- Cabe notar... que la fuerte participación de la
que sigue cimentado en un partido de privilegio y de jerarquía eclesiástica en los momentos conflictivos
identificación casi total con el gobierno, y en el apro- de la vida política y social de Chihuahua, contribu-
vechamiento de muchos recursos de la autoridad para yeron a que la iglesia católica romana tomara
mantener la prepotencia de ese mismo partido. Con- medidas encaminadas a controlar las actividades
sideramos que esa falta de democracia es en una gran de los obispos del norte. Tanto al arzobispo de
parte la causa y raíz de las graves deficiencia que Chihuahua como al obispo de Juárez se les asignó,
padece nuestro sistema educativo, el sistema sindical antes de su reciente jubilación, un obispo coadju-
y el sistema económico, entre otras. Y esto porque el tor. El de ciudad Juárez fue Juan Sandoval Íñiguez
régimen ya está atrapado en la propia red que él se ha y el de ciudad Chihuahua fue José Fernández
tejido con los múltiples compromisos que ha contraído Arteaga. A esto se aunó la muerte del obispo de la
con todos los grupos sociales que lo respaldan. Es Tarahumara, José A. Llaguno, y la reciente desig-
patente que muchas decisiones no sólo de carácter nación de un obispo no jesuita en esta región. Tres
electoral, sino también de respuesta a buen número de miembros clave de la Iglesia católica en las
problemas no son las que pide el bien del país, sino las movilizaciones en pro de los derechos ciudadanos
que compran o retienen el apoyo pedido o dado a los de los chihuahuenses prácticamente desaparecie-
grupos referidos... La situación económica, conse- ron de la escena a principios de los noventa.
cuencia de nuestra crisis, es angustiante, sobre todo
para nuestro pueblo pobre: obreros, campesinos e Le faltó decir que detrás de esa presión de la Santa
indígenas. En los últimos años ellos han llevado la carga Sede para acallar a estos obispos estaban también los
más pesada de nuestra inflación... Los esfuerzos de extraordinarios esfuerzos que hizo el régimen mexica-
nuestros campesinos aquí en el Estado de Chihuahua no de entonces para que el 86 en Chihuahua no se
por lograr precios de garantía justos han sido verdade- volviera a repetir.

44 Cuadernos de Investigación No. 1


VI CAMBIO DE SITUACIÓN EN LOS 90

La orientación que el arzobispo Adalberto Almeida y y organizaciones que trabajaban en el campo social,
Merino le dio a la renovación conciliar en su diócesis, como COSYDDHAC, sino que anuló a las que de-
y especialmente la dimensión social que imprimió a la pendían directamente de la Iglesia, como las Comisión
acción pastoral, no fueron bien vistas por un sector de de Pastoral Social y las Comunidades Eclesiales de
la Curia Romana, sobre todo en la década de los Base. Además, siendo un obispo simpatizante del
ochenta. En esta animadversión tuvo parte muy im- Partido Revolucionario Institucional, ejemplo rarísimo
portante el delegado apostólico Girolamo Prigione, pero no imposible entre el clero mexicano, no sólo
quien veía en las actitudes críticas del clero de Chihua- terminó con toda crítica al régimen, sino que le prestó
hua hacia el régimen un obstáculo a su proyecto más todo su apoyo.
acariciado: el restablecimiento de relaciones diplomá- Como estrategia política, Fernández Arteaga venía
ticas entre México y El Vaticano. Esta tensión a asegurar las condiciones para que en las siguientes
intraeclesial se agravó con los sucesos de 1986, que elecciones para gobernador no se repitiera la actitud
unieron al gobierno mexicano y al delegado apostóli- de la Iglesia en el 86, aunque por su reciente asunción
co en el mismo interés de acallar a la Iglesia católica de la diócesis en 1991, no tuvo tiempo para maniobrar
de Chihuahua. Finalmente el conflicto desembocó en mucho y las elecciones del 92 les dieron la amarga y
el nombramiento adelantado93 por parte de Roma, de embarazosa sorpresa de la elección de Francisco
un arzobispo coadjutor para Almeida y Merino. Ese Barrio, con quien mantuvo Fernández Arteaga un
nombramiento recayó en la persona del obispo de actitud fría y distante. Su desquite llegó en 1998 con la
Colima José Fernández Arteaga, hombre de confian- elección de Patricio Martínez, ante la que no pudo
za de Prigione, que llegó a Chihuahua el 25 de enero disimular su enorme satisfacción. Para entonces ya la
de 1989. Iglesia de Chihuahua era una Iglesia muda y totalmente
Fernández Arteaga era el reverso de la medalla de ausente del escenario político y del compromiso social.
Almeida y venía con poderes tan amplios, que en la A título personal Fernández Arteaga nunca ha
práctica anulaban la autoridad de Almeida. Al cumplir publicado un solo documento de orientación social,
éste en 1991 los 75 años y presentar su renuncia de sino que se ha sumado a documentos colectivos de los
acuerdo con el canon 401, párrafo 1, Fernández obispos de Chihuahua, en los que ha puesto también su
Arteaga tomó posesión “sede plena” de la arquidió- firma, no sin antes influir que sean lo más “suaves” y
cesis. Inmediatamente canceló, no por decreto sino “generales” posible. Así, se publicaron la Orientación
por silenciamiento y por toda clase de maniobras pastoral de los Obispos del Estado de Chihuahua a
soterradas, toda la obra de don Adalberto, comenzan- propósito de las próximas elecciones, del 3 de mayo
do con ignorar completamente las tres cartas pastorales de 1989, el Comunicado de los Obispos del Estado
en las que se basaba la acción de la iglesia diocesana. de Chihuahua sobre el proceso electoral, del 4 de
Entre otras cosas, fue apagando completamente toda marzo de 1991 y la Exhortación de los Obispos de
actividad oficial y no oficial de los católicos en el la Provincia Eclesiástica de Chihuahua sobre el
campo social, y no sólo retiró su apoyo a las personas derecho y el deber de votar, del 4 de marzo de 1992.

93
Es decir, antes de que Almeida cumpliera la edad canónica
para su retiro y a pesar de que gozaba de buena salud.

Cuadernos de Investigación No. 1 45


46 Cuadernos de Investigación No. 1
BIBLIOGRAFÍA

Archivos res católicos de la ciudad de México (1891-


AP: Archivo personal del autor. 1913), IMDOSOC, México.
Periódicos y revistas 1989. Rerum Novarum en México: Cuarenta años
(Números citados en su momento) entre la conciliación y la intransigencia,
IMDOSOC, México.
Christus, México.
Cuadernos del Norte, Chihuahua. CELAM
El Diario, Chihuahua. 1976. Medellín. La Iglesia en la transformación de
El Heraldo, Chihuahua. América Latina a la luz del Concilio. Librería
Norte, Chihuahua. Parroquial, México.
Notidiócesis, Chihuahua. 1979. Puebla. La evangelización en el presente y en
Pastoral Diocesana, Chihuahua. el futuro de América Latina. CELAM, Bogotá
Proceso, México, D.F. 1979.
Revista Mexicana de Sociología, México, D.F. COMISIÓN EPISCOPAL DE PASTORAL SOCIAL
Libros y artículos 1969-1970. REP. La Iglesia en la transformación de
ALMEIDA Y MERINO, ADALBERTO México, México.
1992. Evangelización. Editorial Camino, Chihuahua CONCILIO VATICANO II
1992, 2ª ed. 1968. Constituciones. Decretos. Declaraciones. Bi-
ARQUIDIÓCESIS DE CHIHUAHUA blioteca de Autores Cristianos, Madrid.
1982. Prioridades y proyectos. Editorial Camino, Chi- CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE
huahua. 1984. Instrucción sobre algunos aspectos de la Teo-
1988. Pequeñas comunidades cristianas. Editorial logía de la Liberación. Ciudad del Vaticano, 6
Camino, Chihuahua. agosto.
AZIZ NACIF, ALBERTO 1986. Instrucción sobre libertad cristiana y libera-
1987. Chihuahua y los límites de la democracia ción. Ciudad del Vaticano, 22 de marzo.
electoral. Revista Mexicana de Sociología, n. 4. DUSSEL, ENRIQUE
Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, 1979. De Medellín a Puebla. Una década de sangre
México, D.F. y esperanza, 1968-1979. Edicol, México.
BÉNARD, SILVIA M. DUSSEL, ENRIQUE (COORD.)
1995. Catolicismo y Democracia: La Iglesia Chi- 1984. Historia General de la Iglesia en América
huahuense en el Proceso de cambio Político Latina. Tomo V: México. CEHILA-Sígueme-
en la Última Década. Paulinas, México.
www.lanic.utexas.edu/project/lasa95/benard.htm GÓMEZ, ELVA A.
BLANCARTE, ROBERTO 1994. Cosyddhac: Inventario de vida. Seis años de
1993. Historia de la Iglesia Católica en México, lucha por los derechos humanos. Comisión de
1929-1982, El Colegio Mexiquense-FCE, México. Solidaridad y Defensa de los Derechos Huma-
CEBALLOS RAMÍREZ, MANUEL nos, A.C., Chihuahua.
1986. La Encíclica Rerum Novarum y los trabajado-

Cuadernos de Investigación No. 1 47


GUTIÉRREZ, GUSTAVO Istmo de Tehuantepec. Tesis doctoral para El
1972. Teología de la Liberación. Perspectivas. Edi- Colegio de México.
ciones Sígueme, Salamanca. PÉREZ, LORENZO
LAU, RUBÉN 1993. De las tensiones de Santo Domingo al invier-
1989. Las Elecciones en Chihuahua (1983-1988). no de Chihuahua. En Cuadernos del Norte;
Cuadernos del Norte. Chihuahua, número espe- primera parte, mayo 1993; segunda parte, junio
cial, enero. 1993.
1988. Elecciones en Chihuahua 1988, en Cuader- RAMOS, MARTHA LETICIA
nos del Norte, Chihuahua, septiembre-octubre. 1996. Sueño y realidad de un movimiento campesino
LIMAS HERNÁNDEZ, ALFREDO en Chihuahua. Chihuahua.
1991. Jerarquía católica y procesos electorales: ROMERO DE SOLÍS, JOSÉ MIGUEL
Ciudad Juárez, 1983-1992. En Nóesis, UACJ, 1994. El aguijón del espíritu. Historia contemporá-
Cd. Juárez, nn. 6-7, enero-diciembre. nea de la Iglesia en México (1895-1990).
MEYER, JEAN IMDOSOC, México.
1985. El catolicismo Social en México hasta 1913, VARIOS AUTORES
IMDOSOC, México.
1968. Comentarios a la constitución Gaudium et
MURO GONZÁLEZ, VÍCTOR GABRIEL Spes sobre la Iglesia en el mundo de hoy, BAC,
1991. Iglesia y movimientos sociales en México, Madrid.
1972-1987. Los casos de ciudad Juárez y el