Está en la página 1de 4

Construcciones en la Urbe Romana

Arco: Se dedicaban a honra de algún vencedor glorioso y se derribaban luego de


haber pasado él en triunfo haciéndose permanentes los construidos durante el
Imperio. También se elevaban estos monumentos lo mismo que las columnas u
obeliscos en conmemoración de otros hechos gloriosos.
Se originaron en algún momento de la República Romana, época en la que se
alzaron tres en Roma, siendo el primero de ellos el dedicado a Lucio
Stertinio construido 196 a.C. La mayor parte de los arcos de triunfo se erigieron
durante el Imperio Romano. Plinio el Viejo, en el siglo I, los describe como
monumentos honorarios de importancia inusual, erigidos para conmemorar
triunfos. En el siglo II los arcos se erigían para celebrar otros acontecimientos,
como el arco de triunfo que queda en Ancona, erigido por una ciudad agradecida
para festejar las mejoras de Trajano en su bahía. Al llegar el siglo IV, treinta y seis
arcos de triunfo pueden trazarse en Roma. Sólo quedan cinco en la actualidad.
(Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Arco_de_triunfo)

Arco de Constantino, Roma, 315 Arco de Bará, Tarragona, 13 a.C.

Biblioteca: A finales de la República, el hábito de la lectura estaba muy extendido


en Roma y en las ciudades del Imperio, pues había numerosos maestros, el
aprendizaje no era complicado y las exigencias de la vida cotidiana, así como las
tareas administrativas, requerían conocimientos de lectura y escritura.
César, al conocer la famosa Biblioteca de Alejandría, quiso construir una
semejante en Roma, aunque no vio cumplido su deseo. Fue Augusto el impulsor
de dos grandes bibliotecas públicas, una ubicada en el Campo de Marte
(Biblioteca Octaviana) y otra en el Palatino (Biblioteca Palatina). Ambas estaban
porticadas y contaban con dos secciones dedicadas a los libros griegos y romanos
respectivamente, la decoración incluía bustos de los autores. También cabe
destacar la Biblioteca Ulpia, una de las más famosas de la Antigüedad, mandada
construir por Trajano en su foro.
(Fuente: http://cierzo.blogia.com/2007/090101-bibliotecas-romanas.php)

Biblioteca Ulpia Biblioteca Ulpia


Capitolio: La Colina Capitolina (Capitolinus Mons), ubicada entre el Foro y el
Campo Marcio, era una de las Siete Colinas de Roma.
El conjunto estaba amurallado, constituyendo una pequeña ciudadela que, en 387
a.C, sirvió de refugio ante la invasión de los galos celtas. De hecho, el
propio Bruto y otros de los que tomaron parte en el asesinato de Julio César se
refugiaron dentro del templo de Júpiter Optimus Maximus de la colina, a la que el
propio Julio César había acudido de rodillas seis meses antes como muestra de
sumisión a Júpiter tras sufrir un accidente durante la celebración de su Triunfo y
que se entendió como un presagio de que el dios no aprobaba sus acciones en la
guerra civil.
(Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Colina_Capitolina)

Foro: Era un espacio público en las antiguas ciudades romanas con funciones
comerciales, financieras, religiosas, administrativas y económicas, además de ser
el lugar donde los ciudadanos romanos realizaban comúnmente su vida social.
Originalmente el término foro era usado para referirse al lugar de una ciudad
donde se establecía el mercado. Se encontraba en una de las cuatro entradas de
la ciudad (las dos del cardo y las dos del decumano) y durante mucho tiempo,
estuvo situado fuera de las murallas (de donde viene el nombre de forum, que
significa fuera). Este mercado venía a constituir una especie de enlace con el
mundo exterior. Sin embargo, a partir del siglo VIII a.C. el foro vino a transformarse
en una plaza porticada, ya ubicada en el interior de la ciudad.
En el foro estaban localizados los elementos más importantes de la ciudad:
el templo, la basílica, los comicios, el tesoro (aerarium), la curia, y el archivo
(tabularium). El foro se situaba en la confluencia del cardo con el decumano y
constituía el centro de la ciudad y de la vida pública romana.
(Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Foro_(arquitectura))

El Foro Romano con el Monte Palatino al fondo


Mercado: Levantado cerca de los foros imperiales, es una muestra de la
genialidad romana en términos estéticos, funcionales y constructivos,
particularmente en el uso del ladrillo. El primer mercado de la historia se ubicaba a
un costado del Foro de Trajano, organizando más de 150 tiendas en diferentes
niveles y con terrazas mirando hacia el foro.
El Mercado, fue enviado a construir por el emperador Trajano, el cual vio la
necesidad de un edificio especializado en la venta de productos y decidió
construirlo junto al majestuoso foro que lo veneraba como una deidad.
El mercado fue construido por Apolodoro de Damasco, entre 100 y 110 d.C.
siguiendo una planta semicircular, que respondía a la exedra de la basílica Ulpia
que estaba en frente. El complejo se desarrollaba en seis niveles, vinculados entre
sí por escaleras laterales. Los tres niveles inferiores, frente al foro, se usaban para
la venta de productos alimenticios en locales adosados llamados tabernae.
Constaba además de diversas secciones (Gran Hemiciclo, Pequeño Hemiciclo,
Aulas de Cabecera, Vía Biberática), las cuales cumplían funciones específicas.
Dentro del mercado, se podían encontrar desde panaderías hasta carnicerías y
tiendas de telas, vinos, aceitunas y aceite de oliva.
(Fuente: http://moleskinearquitectonico.blogspot.com/2010/02/el-mercado-
de-trajano-roma.html)

Mercado de Trajano en tiempos romanos

Teatro: Es una construcción típica del Imperio Romano, que tenía la finalidad de
servir para la interpretación de actos teatrales del período clásico.
Los primeros teatros se construyeron en adobe. Éstos se derribaban después de
que el acontecimiento para el cual fueron erigidos concluyera. Una ley impedía la
construcción de teatros permanentes. Sin embargo, en el 55 a.C. se construyó
el Teatro de Pompeyo con un templo para evitar la ley.
Con el paso del tiempo, los teatros romanos desarrollaron características
específicas. La mayor parte de los teatros romanos conservados siguen el modelo
arquitectónico propuesto por Vitrubio. Cada clase social romana tenía su sitio
específico en el teatro: la proedria para los senadores, la ima cavea para los
caballeros, la media cavea para la plebe libre, la summa cavea para los libertos y
esclavos y el matroneo para las mujeres.
(Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Teatro_romano)

Teatro Romano de Mérida Teatro Romano en Plovdiv


Termas: Son recintos públicos destinados a baños típicos de la civilización
romana. En las antiguas villas romanas los baños se llamaban balnea o balneum y
si eran públicos thermae o therma.
Eran baños públicos con estancias reservadas para actividades gimnásticas y
lúdicas. También eran consideradas lugares de reunión y a ellos acudía la gente
que no podía permitirse tener uno en su casa, como los plebeyos o los esclavos. A
veces los emperadores o los patricios concedían baños gratis para el resto de la
población.
En la civilización romana la institución de los baños, las termas, era fundamental
en los servicios que los ciudadanos debían tener. Las termas públicas romanas
respondían a una función social y política. Fueron lugares ideales para la
conversación relajada, el recreo y la relación social, con todo lo que ello
significaba. Se cuidaba el ambiente con una delicada decoración en donde no se
escatimaban medios, llenando las estancias de maravillosos fresco, mosaicos y
estatuas.
(Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Termas_romanas)

Baños Públicos Romanos en Bath, Ruinas de las Termas de Caracalla en


Inglaterra (Reconstrucción) Roma

Nombre: Carlos Araya Olivares Cátedra: Mundo Clásico