Está en la página 1de 4

AL INICIAR LAS CLASES:

Bajo tu patrocino ¡Oh Madre mía amantísima! Invocando el gran misterio de tu


concepción sin mancha, quiero continuar hoy mis estudios y labores literarias.
Protestando que me dedico a ellos principalmente con el fin de hacerme más útil,
para darle gloria al Corazón Divino de Jesús y extender entre las almas su reinado.

¡Ayúdame, Madre Mía! Ya que con justa razón y para dicha nuestra, eres el
verdadero trono de la Sabiduría.

Trono de sabiduría. Ruega por nosotros. (3)

DIOS TE SALVE MARÍA...

JACULATORIA:

 Sagrado corazón de Jesús. Te ofrezco mi amor en reparación.


Inmaculado corazón de María. Sed vos la salvación mía.

OFRECIMIENTO DE LAS MISAS

Oh Dios todopoderoso y eterno, por manos de la Sma. Virgen María, os ofrezco


todas las misas que se están celebrando al presente, las que se celebrarán hasta la
consumación de los siglos a mayor honra y gloria vuestra, en acción de gracias por
los favores dispensados a la Sma. Virgen María, al Señor San José y a toda la
humanidad, por el eterno descanso de las almas del purgatorio, y demás piadosos
fines de vuestra infinita misericordia. Así sea.

OFRECIMIENTO DE OBRAS

Padre eterno, os ofrezco las expiaciones de amor infinito del Corazón de Jesús, en
reparación de los pecados que se cometen en el mundo; me uno a todos mis
hermanos para ofreceros por este Divino Corazón y el de su Sma. Madre María, mis
penas, trabajos y sufrimientos. Así sea.

Corazón misericordioso de Jesús:


Ten piedad de nosotros.

Corazón misericordioso de Jesús:


Perdónanos.

Corazón misericordioso de Jesús:


Sálvanos. AL INICIAR LAS CLASES:
Bajo tu patrocino ¡Oh Madre mía amantísima! Invocando el gran misterio de tu
concepción sin mancha, quiero continuar hoy mis estudios y labores literarias.
Protestando que me dedico a ellos principalmente con el fin de hacerme más útil,
para darle gloria al Corazón Divino de Jesús y extender entre las almas su reinado.

¡Ayúdame, Madre Mía! Ya que con justa razón y para dicha nuestra, eres el
verdadero trono de la Sabiduría.

Trono de sabiduría. Ruega por nosotros. (3)

DIOS TE SALVE MARÍA...

JACULATORIA:

 Sagrado corazón de Jesús. Te ofrezco mi amor en reparación.


Inmaculado corazón de María. Sed vos la salvación mía.

OFRECIMIENTO DE LAS MISAS

Oh Dios todopoderoso y eterno, por manos de la Sma. Virgen María, os ofrezco


todas las misas que se están celebrando al presente, las que se celebrarán hasta la
consumación de los siglos a mayor honra y gloria vuestra, en acción de gracias por
los favores dispensados a la Sma. Virgen María, al Señor San José y a toda la
humanidad, por el eterno descanso de las almas del purgatorio, y demás piadosos
fines de vuestra infinita misericordia. Así sea.

OFRECIMIENTO DE OBRAS

Padre eterno, os ofrezco las expiaciones de amor infinito del Corazón de Jesús, en
reparación de los pecados que se cometen en el mundo; me uno a todos mis
hermanos para ofreceros por este Divino Corazón y el de su Sma. Madre María, mis
penas, trabajos y sufrimientos. Así sea.

Corazón misericordioso de Jesús:


Ten piedad de nosotros.

Corazón misericordioso de Jesús:


Perdónanos.

Corazón misericordioso de Jesús:


Sálvanos.
AL INICIAR LAS CLASES:

Bajo tu patrocino ¡Oh Madre mía amantísima! Invocando el gran misterio de tu


concepción sin mancha, quiero continuar hoy mis estudios y labores literarias.
Protestando que me dedico a ellos principalmente con el fin de hacerme más útil,
para darle gloria al Corazón Divino de Jesús y extender entre las almas su reinado.

¡Ayúdame, Madre Mía! Ya que con justa razón y para dicha nuestra, eres el
verdadero trono de la Sabiduría.

Trono de sabiduría. Ruega por nosotros. (3)

DIOS TE SALVE MARÍA...

JACULATORIA:

 Sagrado corazón de Jesús. Te ofrezco mi amor en reparación.


Inmaculado corazón de María. Sed vos la salvación mía.

OFRECIMIENTO DE LAS MISAS

Oh Dios todopoderoso y eterno, por manos de la Sma. Virgen María, os ofrezco


todas las misas que se están celebrando al presente, las que se celebrarán hasta la
consumación de los siglos a mayor honra y gloria vuestra, en acción de gracias por
los favores dispensados a la Sma. Virgen María, al Señor San José y a toda la
humanidad, por el eterno descanso de las almas del purgatorio, y demás piadosos
fines de vuestra infinita misericordia. Así sea.

OFRECIMIENTO DE OBRAS

Padre eterno, os ofrezco las expiaciones de amor infinito del Corazón de Jesús, en
reparación de los pecados que se cometen en el mundo; me uno a todos mis
hermanos para ofreceros por este Divino Corazón y el de su Sma. Madre María, mis
penas, trabajos y sufrimientos. Así sea.

Corazón misericordioso de Jesús:


Ten piedad de nosotros.

Corazón misericordioso de Jesús:


Perdónanos.

Corazón misericordioso de Jesús:


Sálvanos.
AL INICIAR LAS CLASES:

Bajo tu patrocino ¡Oh Madre mía amantísima! Invocando el gran misterio de tu


concepción sin mancha, quiero continuar hoy mis estudios y labores literarias.
Protestando que me dedico a ellos principalmente con el fin de hacerme más útil,
para darle gloria al Corazón Divino de Jesús y extender entre las almas su reinado.

¡Ayúdame, Madre Mía! Ya que con justa razón y para dicha nuestra, eres el
verdadero trono de la Sabiduría.

Trono de sabiduría. Ruega por nosotros. (3)

DIOS TE SALVE MARÍA...

JACULATORIA:

 Sagrado corazón de Jesús. Te ofrezco mi amor en reparación.


Inmaculado corazón de María. Sed vos la salvación mía.

OFRECIMIENTO DE LAS MISAS

Oh Dios todopoderoso y eterno, por manos de la Sma. Virgen María, os ofrezco


todas las misas que se están celebrando al presente, las que se celebrarán hasta la
consumación de los siglos a mayor honra y gloria vuestra, en acción de gracias por
los favores dispensados a la Sma. Virgen María, al Señor San José y a toda la
humanidad, por el eterno descanso de las almas del purgatorio, y demás piadosos
fines de vuestra infinita misericordia. Así sea.

OFRECIMIENTO DE OBRAS

Padre eterno, os ofrezco las expiaciones de amor infinito del Corazón de Jesús, en
reparación de los pecados que se cometen en el mundo; me uno a todos mis
hermanos para ofreceros por este Divino Corazón y el de su Sma. Madre María, mis
penas, trabajos y sufrimientos. Así sea.

Corazón misericordioso de Jesús:


Ten piedad de nosotros.

Corazón misericordioso de Jesús:


Perdónanos.

Corazón misericordioso de Jesús:


Sálvanos.