Está en la página 1de 17

Resumen del Libro – Enfrentando la Realidad Juntos

Diversidad entre las mujeres

Un maestro de retórica usaba la expresión que mujeres tienen esos cristianos,


admirando su fortaleza, su temple emocional de las esposas de pastores, pues ya
que sean compañeras de sostén en sus hogares, sacrificándose generosamente,
resistiendo a las dificultades y privaciones del pastorado o porque se vinculen
efectivamente y directamente añadiendo a las tareas del ministerio la severa carga
de ser madre y realizas labores domésticas.

LA iglesia primitiva contaba con mujeres competentes como Katherine Lutero


quien crío 6 hijos, y transformo un claustro en un hogar.

Sussana Wesley, madre del metodismo, quien dirigía los servicios de alabanza y
aconsejaba a los miembros rebeldes de su congregación, escribió tratados
teológicos sin publicar.

Lydia Finney comparable quien con el impulso de su esposo ocupo, así como
otras mujeres puestos públicos, abriendo las puertas a muchas mujeres que
siguieron los pasos de Lydia

También en las Escrituras vemos a muchas mujeres impresionantes como, María


la madre de Dios quien fue comprometida con sus hijos, Lidia la mujer de
negocios que dejo que se hiciera una iglesia, Ana especialista en fe tenaz, Las dos
Marías quienes fueron las primeras en ver la tumba vacía y en llevar las buenas
nuevas de la resurrección. A la mujer samaritana, Trifena y Trifosa, Priscila quien
fue la primera esposa de un pastor.

Mujeres en el ministerio contemporáneo como Mona quien junto a su esposo


iniciaron una iglesia antes de que él concluyera el seminario y que ella tenía una
posición administrativa, en un trabajo secular mientras lo animo a él a
concentrarse en levantar la obra, teniendo un hijo de 4 años.

Linda una maestra con un esposo y dos hijos que tienen un ministerio en un barrio
de bajos recursos y quienes se transporta una distancia considerable. Y así
muchas otras sabiendo que Dios ha hecho a la mujer original y única, especial,
fuera de lo común e impredecible, más en algunos son semejantes, esta aparente
contradicción de los pastores masculinos es la razón principal para catalogar la
combinación de matrimonio y ministerio como una aventura maravillosa que
cambia a diario y de minuto a minuto. La clave es que la esposa del pastor debe
aportar sensibilidad espiritual y sus cualidades personales esa esta relación. La
tarea del ministerio compartido es una verdad de Dios más que una exigencia de
cualquier congregación.
Es aceptable que la esposa del pastor elija su estilo de vida. Bien podría combinar
ciertos componentes de las mujeres que se mencionan o inventar su propio estilo,
pero el secreto es inundar este estilo de una fe satisfactoria, un notable gozo y un
testimonio atractivo.

Tu estilo de vida y exaltación a Cristo, lo que Pablo describió como “vestirse del
Señor Jesús” te incorpora al vestíbulo de la fama integrado por aquellos que sirven
a Cristo bajo la bandera “Que mujeres tienen esos cristianos” y un asegunda que
proclamará ¡Qué ejemplo de cristianas son estas mujeres!

Sea una aliada de su pastor

Para corregir la idea humana de la capacidad sobre natural del pastor, la pareja
debe desarrollar una visión compartida para un ministerio eficaz comprendiendo
que juntos sostienen esta labor y para ello su visión debe ir más allá de lo
tradicional, y comprender que significa la obra de Dios para cada uno, y para ello
se puede requerir que examinen nociones pasadas acerca del ministerio sostenido
por mucho tiempo, y considerar de que forma el pastor y su cónyuge visualizan lo
esencial. El cónyuge que ofrece poco apoyo ya sea el esposo o la esposa, debe
abstenerse de decía “los ministros no piensan o se expresan así” Deje que su
cónyuge se exprese con libertad, creatividad incluso, apasionadamente. De esta
forma usted podrá comprender y sentir verdaderamente el ministerio de su pareja.
Aprenda todo lo que le sea posible acerca del funcionamiento del ministerio y
cuáles son sus objetivos, pero asegúrese de obtener toda esa información de su
propio cónyuge, que s en definitiva quien recibió el llamado a pastorear. ¿Cómo se
prepara para predicar? ¿Cómo lleva a cabo el cuidado a los miembros de su
congregación? ¡Cómo evalúa la calidad de su labor como pastor? ¿Cuál es la
parte más importantes del ministerio? Recordando que usted no se casó con el
ministerio, usted se enamoró y se casó con un ministro, él tiene sentimientos
fuertes acerca de lo que es el ministerio, pero también es un ser humano único y
siempre lo será.

Como usted es el centro de su vida, siempre tendrá un papel muy importante para
que su ministerio sea llenado de gozo, o tristeza. Usted colabora para que su
ministerio sea lleno de gozo o tristeza, maravilloso o triste. Por lo tanto, si usted
quiere hacerse sentir positivamente en su esposo y en la labor que él desarrolla,
debe tratar de comprenderlo, armonizar con su mundo, su compromiso al
ministerio y sus creencias acerca de su llamado.

La sugerencia es estudiar junto a el propósito del ministerio, recibiendo clase o en


profundas conversaciones al respecto, y a partir de ahí la pareja comienza a ver el
ministerio como una unidad.

Muchas mujeres no se sientes listas para ser colaboradores de sus maridos en


esta labor, ni comprenden los conceptos de sus esposos para esta labor, y al no
contar con un arco de referencia se preguntan por qué él se toma tan apecho su
trabajo y la razón de que les consuma tanto tiempo y energía.
Lo principal es que cada pareja logre encontrar la vía efectiva para legar aun feliz
acuerdo. Estableciendo esto la pareja podrá verle ministerio como es: un trabajo
duro, emocionante, exigente y galardonador. La eficiencia pastoral y la satisfacción
están determinadas en gran medida por la definición de ministerio que comparta la
pareja.

El ministerio es más que una vida de aflicción, también tiene satisfacciones


inspiradoras ya admirables que no se encuentran en otras vocaciones.

Como punto de partida a la realización espiritual del esposo se habría que


responder a las siguientes preguntas ente otras más primero a solas y luego en
conjunto, esto hará enriquecer la relación disminuyendo frustraciones. ¿Sabe lo
que significa el ministerio para él? ¿Está consciente de que el ministerio involucra
personas, y que una buena relación con ellas es un factor fundamental para la
realización de su esposo? ¿Cómo puede ayudarlo a ser fuerte en momentos
difíciles? ¿Cómo puede lograr otra vez que se concentre en las magníficas
oportunidades del presente?

Cuanto mayor es la carga del ministro, también mayor es la necesidad de alguien


especial, así que hágale recordar que con su proceder está impactando vidas de
forma sustancial dígale “eres un hombre de Dios y a Él, le agradezco
inmensamente que nos hiciera miembros del mismo equipo, lo que haces es
realmente importante para mí y para nuestra iglesia”

Las presiones comienzan cuando se levanta, la exigente multitud lo persigue todo


el día y, a veces, atormenta su sueño en la noche, es por esto y más otras razones
que el pastor necesita un refugio, contra con la provisión necesaria a intimidad en
el hogar. Más de lo que se puede pensar, necesita un lugar tranquilo y un hogar
feliz donde su alegre esposa lo aliente.

El matrimonio de un pastor, su ministerio y su autoestima, son mejores cuando se


siente realizado e incondicionalmente amado por su esposa. Todo pastor necesita
un matrimonio feliz y toda esposa de pastor desea lo mismo.

Cuando uno aprende a contentarse, las lecciones hacen la vida más fácil para
todos. Busque cosas positivas en su asignación. Encuentre razones que
produzcan satisfacción. Minimice los problemas, elogie sus aciertos, entonces al
enfatizar en lo principal de una situación, su marido y familia aumentarán
considerablemente la sensación de sentirse completos, prestando atención a las
palabras pues ellas refuerzan el contentamiento.

Trabajar para enriquecer la vida del otro y encontrar generosas y significativas


expresiones positivas, se halan entre las metas más importantes de un apareja
ministerial. Para nuestra propia realización y para ayudar a sanar los matrimonios
rotos en nuestra sociedad, debemos dejar de insistir en la guerra de los sexos y
hacer una tregua auténtica.
Dios nunca dio a la esposa de un pastor la tarea de conseguir que todos sean de
la forma que ella quisiera. Pero ÉL puede usar a alguien en la iglesia como usted
para esparcir amor, confirmación y bendiciones.

Belleza espiritual

La belleza exterior siempre es exhibida por todas partes, y hay infinidad de


artículos referente a este que ayuden a incrementar o mantener la belleza y este
deseo de tener una belleza exterior causa enormes frustraciones.

Pero la belleza interior por el contrario de la exterior dura eternamente. Las


cualidades espirituales pueden ser reformadas, mejoradas y renovadas por el
Espíritu de Dios, y esta puede cultivarse si nos mantenemos cerca de Jesús.
Podemos experimentar infinita restauración y renovación interior.

Tengamos en cuenta los secretos de la belleza interior que Pedros refiere como
preciosos a los ojos de Dios, el q que se entendiera que este encanto interior va
mucho más que vestir elegante, él indicaba que esta belleza interior en una santa
mujer de Dios deleitaba a su esposo, aunque él fuese completamente indiferente
al evangelio. Si una belleza semejante encantaba y atraía a esposos no creyentes
cuanto más agradable sería en una mujer casada con un ministro del evangelio.
He aquí cómo se desarrolla esta belleza según las escrituras en 1 Pedro 3:1-6.
Cada idea acerca de la belleza espiritual se relaciona con l hermosura interior que
forma parte de un proceso único interno, que produce una vida de gozo que irradia
la magnética belleza de Cristo a través de nosotros. Una aventura de tal gloria es
una dicha para ser experimentada y una inspiración para ser contemplada.

Un desarrollo espiritual siempre requiere un esfuerzo intencional. Mateo 6:33, Hay


que orar para gozar la oración es necesario ayunar para aprender el significado de
negarse a su mismo, conocer la biblia antes de poder aplicar sus enseñanzas a la
vida, todo esto abre nuestro mundo hacia la dirección de Dios y nos enseña una
independencia a su capacitación, y paras ser semejantes a Cristo debemos de
elegir amor sobre odio, maldad etc. Cada elección positiva nos lleva más cerca de
Él y desarrolla una belleza interior.

Secretos para una vida de santa belleza: ore por una perspectiva, Resista la
debilidad Espiritual, Fije sus propias normas de éxito, Escuche las voces
familiares, intensifique su matrimonio, conviértase en un santo del presente,
deléitese en la creación de Dios, espere lo inesperado, reconozca que la belleza
interior nunca es automática Dé la bienvenida al futuro, aprecie lo que posee.
Comprenda la vida interior de un Pastor

Todos sabemos que el ministerio en sus más profundos niveles dirige los recursos
internos de un pastor hacia el centro de su ser, el lugar donde se encuentran la
razón, la conciencia, la voluntad y la integridad. Pero con frecuencia las esposas
de los pastores no tienen un indicio de lo que está pasando en el interior de sus
esposos, a veces las cosas se enfrentan con un muro de silencio, porque así es
nuestra cultura, pero se deben de tener en cuenta ciertos elementos.

Tres fortalezas del Peñón de Gibraltar 1 estar seguros de su relación con Dios, 2
que centran su ministerio en un auténtico llamado divino al servicio y 3 que gozan
de una satisfactoria vida familiar, poseen tales fuerzas internas que Usted puede
ayudar a nutrir estas tres fortalezas a su esposo.

Pablo les recuerda a los pastores quienes son realmente 2 Corintios 4:7 pues
tienden a olvidarse que son simples mortales, los cuales Dios capacitó para
realizar cosas extraordinarias, en donde la satisfacción y el sufrimiento van de la
mano, por ello para evitar una sobredosis de problemas patológicos pastorales,
debemos concentrarnos en cómo desarrollar nuestro bienestar espiritual en lugar
de temer los peligros emocionales que enfrentamos con tanta frecuencia. Para
nutrir la integridad, debemos identificar y comprender los peligros del ministerio y
transformarlos en pasos gigantes hacia la integridad y el bienestar.

Construir un sistema de apoyo emocional es significativamente diferente a una


adecuada compensación financiera, aunque ella es también de vital importancia.
El bienestar humano requiere que cada ser, necesite a alguien que le provea
apoyo social y responsabilidad. Para el hombre de Dios, esto debería ser alguien
que lo ama por su obra en el evangelio.

Los pastores también necesitan personas que con amor los consideren
responsables. Ningún pastor puede actuar bien por mucho tiempo, sin tener
quienes le ayuden a lograr un ministerio efectivo y lo consideren responsable de
mantener saludable a su propia alma.

Se estima que el 40% de los pastores se sienten deprimidos el lunes esto debido a
sus grandes demandas de adrenalina del domingo. El solo hecho de darse cuenta
de esto libera a un pastor de comprender qué él no es el único ministro que se
siente emocionalmente exhausto el lunes, y que un día de descanso provee por lo
general una completa recuperación. La depresión puede ser causada por otras
cosas como asuntos complicados y complejos, por eso es importante que la pareja
de ministros reconozca los problemas y hagan lo que este a su alcance para
prevenirlo y combatirlo.

Algunos otros pastores se sientes con mucha tensión porque creen que son
inadecuados para realizar una o más funciones de su ministerio, está bien que
intente ser lo más competente posible en todas las áreas de su ministerio, pero no
debe esperar en la práctica.

La plenitud sexual y disfunción sexual entre pastores recibe poca atención tanto
en literatura como en la preparación ministerial, sin embargo, una gran cantidad de
problemas íntimos son aspectos humanos que se pueden predecir, sin ser
necesariamente temas ministeriales que comienzan como defectos en la niñez o
en el desarrollo de la adolescencia, mucho antes de ser adolescentes, pero si no
se corrigen pueden afectar el ministerio de manera catastróficas. Los pastores
necesitan estar firmes en una relación vital con Cristo, un decisivo llamado al
ministerio y un matrimonio satisfactorios.

Detesto la palabra E…

Las expectativas del ministerio irreales o insatisfechas llevan con frecuencia a


frustración u hostilidad contra el pastor o su esposa. Una lista típica pero no
exhaustiva son las siguientes:

La presión de vivir conforme a los ideales de familia o estilos de vida de otros,


sentir que no hay lugar para errores, se espera que mantengamos un estilo de
vida de clase media con un salario de pobre.

Al luchar con la palabra E no es resistir no seguir ciegamente el programa de


alguien. El equilibrio se alcanza tomando como base principios y prácticas de
misterio indicados por Dios, los cuales están edificados sobre sus capacidades y
fuerzas, y de las necesidades de una situación dada.

Igual que una plaga misteriosa las expectativas reales, asumidas, impuestas a uno
mismo y mal interpretadas, crean dificultades debilitantes para muchas parejas de
ministros. Mientras que muchos escritores, oradores de seminarios y líderes
eclesiásticos creen que los estereotipos de las esposas de los ministros están
cambiando en las iglesias contemporáneas, algunas congregaciones
aparentemente siguen ignorantes de semejantes cambios.

Vivir una relación como el matrimonio, la familia, la iglesia, el vecindario o el lugar


de trabajo, significan expectativas que con frecuencia complican nuestras vidas.
Todos tenemos esto.

La iglesia en estos días está experimentando los increíbles problemas de las


expectativas, poniéndose de mal humor, e irritabilidad debido a estas. También el
ministerio contiene ideas acerca de sus exigencias, radica con frecuencia en
erróneas presunciones o sentimientos inexactos, pero el alivio de estas ideas que
obstaculizan comienza enfocando de nuevo nuestros sentimientos y continúan con
algunos controles de la realidad acerca de lo que creemos de nosotros mismos o
de nuestro trabajo para el Reino.
El vivir bajo estos patrones de conducta nos lleva a satisfacer nuestra realidad
espiritual mucho más efectivamente que todos nuestros intentos de agradar a
otros, encajar en sistemas eclesiásticos o vivir según nuestras propias
expectativas.

Por lo que hay algunas prácticas para sobre llevar lo que otros piensan tomar en
cuenta que todas las ocupaciones poseen exigencias individuales, conceptúe
algunas expectativas como útiles, comprenda que lo que se espera del ministerio
son auto infundadas, mire dentro de sí mismo para ver que no ha exagerado sus
expectativas para ganarse simpatía o atención, discuta plenamente lo que se
espera de usted con la iglesia antes de aceptar su llamado de convertirse en su
pastor, recuerde que un refunfuñón no determina lo que la congregación completa
cree acerca del ministerio, comprométase a agradar a Cristo, ponga a prueba
todas las exigencias del ministerio a través de lo que Dios realmente demanda.

Siete claves para hacer placentero el ministerio

Para mantenerlas suposiciones precisas, formule estrategias que determinen de


dónde provienen los criterios para a evaluar su ministerio. Muchos factores
opresivos provienen de nuestro mundo interior, a veces somos los únicos en la
congregación que sentimos presión.

Un paso gigantesco para superar las metas destructivas del pasado, se produce
generalmente, cuando el enfoque del ministerio es hacia fuera: al exterior de sus
sentimientos y hacia las necesidades de la gente que lo rodea, por lo que no se
tiene que ver con introspectiva, si no como los primeros trazos del revolucionario
plan de Dios para ayudarle a diseñar ese ministerio eficaz, las siguiente
estrategias le ayudaran a fortalecer la vía elegida para desempeñar el ministerio,
contribuyen en el desarrollo espiritual e incrementarán poderosamente la
efectividad del servicio a Cristo y a su iglesia.

Clave uno: Sea proactivo es decir que comprende a plenitud sus circunstancias e
intencionalmente mejora las situaciones y las relaciones diferenciando entre lo que
se necesita hacer, lo que los demás piensan que se necesita hacer y lo que no se
debe hacer, por lo que es tomar la iniciativa para hacer lo que se necesario hacer.

La proactividad, toma la iniciativa de lograr algo significativo, en vez de comentar


superficialmente acerca de ello. Debe tomar precaución con un obstáculo común,
muchas parejas de ministros creen que se encuentran a merced de sus
circunstancias. Pero lo tanto, se encuentran encerrados en sus limitaciones y las
expectativas de otros, que no pueden hacer nada con eficiencia siguiendo con una
inactividad frustrante. Los proactivos, se ven a si mismo s como colaboradores del
Cristo vivo y nada es tan desalentador como parece pues saben que en todo lugar
puede hacerse algo con relevancia eterna. Tal actitud impacta las situaciones con
creatividad y enriquece la vida de la iglesia.
Clave dos: Enfatice los beneficios y las ventajas Hay mucha gente que lo ama y se
preocupa por usted, hay mucha gente orando por el ministro, y que creen en usted
más de lo que piensa.

Puede hacer el ministro una lista de sus ventajas, la oportunidad de representar a


Cristo en la vida de un creyente durante momentos de gozo y de dolor provee una
amplia gama de satisfacciones, produciendo un vínculo entre el pastor y el
creyente. El ministerio ofrece muchas ventajas que otras personas rara vez
experimentan.

Clave tres Revise su perspectiva, La realidad e las expectativas es que son como
un arma de dos filos, cuanto más espera usted, más esperan de usted los demás,
los compromisos irreales, plazos de cumplimientos y exigencias para uno mismo y
para los demás pueden ser frustrantes o hasta perjudiciales para la causa de
Cristo. Esperar lo imposible es amenazar las relaciones y multiplicar su propia
tensión.

Clave cuatro: Perita a Dios fortalecerlo para el cambio, muchos líderes temen al
cambio sin verlas posibilidades, pero cada pastor y su esposa deben lidiar con
esto, nadie escapa al cambio Dios con frecuencia ya ha hecho una cosa nueva
entre nosotros falta al responder al cambio puede llegar a ser una manera de
engañarnos a nosotros mismos, pero un ministerio que depende de Dios bendice
edifica a aquellos que lo dan y a quienes lo reciben. Así se puede hacer que
vivamos más allá de las metas nuestras y de los demás, y aceptar el cabio pues
saber que hay una oportunidad, te llevara a un nivel alto de satisfacción, en el que
disfrutamos los gozos del compromiso, la creatividad, la imaginación y los logros.

Clave cinco: Libérese de su estoica autocompasión, es más fácil ser pesimista que
optimista, siendo concebible que una actitud pesimista se la que nos mantenga a
un brazo de las heridas de la vida, pero esta actitud establece un techo de
limitación a todo lo que hagamos.

El amor cura el odio, esto es que una vida de calidad en Cristo está disponible a
pesar de las heridas. El cristianismo son las buenas nuevas de Dios, para resistir a
la infección del auto compasión no debemos de rendirnos nunca, tarando de
cambiar el deber por el deleite. Declare que Dios es más grande que nuestro
pesimismo, nuestras más confusas frustraciones o que una tempestuosa
turbulencia a nuestro alrededor.

Clave seis: Conviértase en una persona virtuosa y profunda si lo permitimos se


puede convertir fácilmente en un edificio de aburrimiento, rutina, frustrante lucho,
imagen irracional, por el contrario, transfórmese en una persona con categoría
ministerial, esto significa estar agradando a Dios, disfrutando paz en su alma y
siendo útil a las personas que usted sirve. Muestra además una excelencia de
carácter que solo cristo provee. Deja ver que su propia espiritualidad es
verdadera, natural y está en proceso de crecimiento. Da a conocer que usted es
genuinamente placentero para Dios.
Durante el proceso se descubre un inexpresable gozo al vivir una vida saturada en
Cristo. Usted ministra con entusiasmo y reverencia hacia él.

Ser una persona virtuosa significa vivir una vida atractiva y satisfactoria para
Cristo. Comparta las buenas nuevas de Cristo por donde va. Derrame bendiciones
mientras vive los detalles de su testimonio con algunas palabras amables
compártalas. Una vida de esta categoría es una deliciosa manera de vivir que nos
eleva por encima y más allá de cualquier orden impuesto o sugerido por otros.

Calve siete: Comprométase a tener un carácter santo


Para enriquecer su vida e incrementar su efectividad modele su vida según Cristo.,
ser integro es fuente de vigor y satisfacción para todo, Por esta razón el
compromiso de permitir a Dios que lo transforme a usted a su semejanza sustenta
cada dimensión de su vida y ministerio.

Esclareciendo modernos mitos del ministerio

Este no es un tema que se discuta todos los días, pero hay verdades a medias del
ministerio.

Estos generalmente comienzan en algunas situaciones olvidadas por le mucho


tiempo transcurrido que produce más calor que luz. Las personas que están
dispuestos a defender u mito sin personas que, asisten todas a la iglesia, pueden
ser las mejor intencionadas.

Los mitos comienzan con exageraciones, suenan creíbles porque contienen un


remanente de exactitud, información fragmentaria o una verdad a medias, y es
muy lamentable como los mitos se pueden usar para apoyar cierta posición o
rechazar ambientes nuevos en los que el ministerio debe desenvolverse, se
consideran verídicos sin considerar su impacto humano, especialmente para la
esposa de pastor o su familia.

Mito 1 la iglesia está perdiendo influencia, nada es como antes, yo creo que la
iglesia está perdiendo la sal, realidad cada generación debe extender el ministerio
hasta los frentes prominentes de su cultura. Realidad Cada generación debe
extender el ministerio hasta los frentes prominentes de su cultura, se debe tener
en cuenta la siguiente frase para los emprenderos cristianos actuales “La gracia
de Dios es una palanca que usa los obstáculos como soportes para mover
montañas” Eugene H. Peterson, Mito 2 Los miembros de la iglesia siempre serán
mables.” La gente de la iglesia a veces se muestra casi con crueldad en sus
reacciones hacia nuestra familia “Realidad, los seres humanos a veces nos
decepcionan. Se han encontrado iglesias donde hay malos tratos e injusticia.
Usted puede ayudarse a preservar su equilibrio si o espera demasiado. Mejor
dejarse sorprender por la bondad que sentirse desilusionado por su ausencia.
Podemos pedir misericordia, así como Dios lo ha sido con nosotros.
Mito 3 Alguien más controla mi vida.” Queremos controlar nuestras propias vidas
igual que los demás, realidad O usted controla su vida o estará fuera de control,
casi todos los líderes están motivados, ocupados tratando de mantener el
equilibrio en sus trabajos, organizar sus presupuestos, mantener unidas a sus
familias y disfrutar de una mejor calidad de vida. No les queda mucho tiempo,
energía o imaginación para pensar lo que está sucediendo en la familia o
matrimonio del pastor, pero la ignorancia no es control. Se deberá encontrar
alguna alternativa útil que le permita tomar las riendas de su destino. El asunto es
cómo cambia usted el mito del control en sus mentes. Hágase cargo de su vida
ahora mismo.

Mito 4 Se espera que yo sea un súper santo. ¿Por qué no pueden aceptar que soy
humano? Realidad Nuestra ideal es parecernos a Cristo. Las personas dentro y
fuera de la iglesia lo aceptarán y amarán por ser usted lo mejor que pueda. Y una
vida con este objetivo siempre agradara a Dios. Las prioridades para conseguirla
son: “Tu primero” en lugar de “yo primero”

Mito 5 La iglesia debería ser mi máquina de satisfacción. “Los que toman


decisiones en la iglesia nunca tienen en cuenta mis sentimientos “realidad, Dios no
le ha asignado una máquina de la felicidad. En el ministerio, la satisfacción
proviene de las fuentes más extrañas en los momentos más inesperados. Viene a
nosotros como una especie de fortuna pro el servicio desinteresado.

Mito 6 Involucrarme puede agotarme “Puede ser que me agote si estoy demasiado
tiempo en la iglesia “Realidad, Involucrarme en el reino produce un
condicionamiento espiritual personal. Para servir como Cristo sirvió necesitamos
hacer algo más que un trabajo. Se requiere una motivación verdadera y una
energía sobrenatural, si es que uno va a servir eficazmente. Esta capacidad
proviene al poner en práctica esta hermosa oración de Richard Foster Enséñame
a ver sólo lo que tú ves, a decir sólo lo que tú dices, a hacer sólo lo que tú haces.
Ayúdame, Señor, a trabajar y a orar descansado.

Mito 8 El ministro le hace trampas a la familia del pastor. “Nuestros hijos no tienen
las mismas oportunidades que tienen otras familias “realidad El ministerio puede
enriquecer su familia. Se deben tomar en cuenta cuatro temas importantes
Exclusividad, Prioridad familiar, familia de Dios, Consecuencias. Cada uno de
estos temas impacta los privilegios y la efectividad de la edificación de una familia
en el ministerio.

Mito 9 La curiosidad y el cisme me van a destruir. “La gente siempre nos critica”
Realidad Np todas las conversaciones son destructivas, Charles Spurgeon brinda
un excelente consejo: “Busque se una migo que le diga cuáles son sus fallas, o
mejor aún dele la bienvenida a un enemigo que lo observe con atención y lo acose
tenazmente. ¡Que bendición es para una persona inteligente tener una crítica
irritante! ¡Que insoportable para un necio!
Mito 10 El rezongón habla por todos “Nuestra iglesia es un semillero de
negativismo” Realidad No hay que permitir que una minoría gobierne la iglesia.
Siempre recuerde que la minoría es exactamente eso. Con mucha frecuencia,
hablan por sí mismos, a veces, por sus amigos y en ocasiones, por algunos pocos,
pero raramente lo hacen ene le nombre de toda la congregación.

Mito 11 El desprendimiento es bueno, “Me gustaría que la gente me aceptara más”


Realidad La satisfacción ene le ministerio comienza con las relaciones
interpersonales.

Mito 12 Las circunstancias determinan el contentamiento. “Todo el mundo


progresa económicamente en nuestra iglesia menos nosotros” Realidad La actitud
y el compromiso determinan el contentamiento. El contentamiento es una elección
y no tienen nada que ver con las circunstancias de la vida, lo que hagan los demás
o cuántas posesiones tengamos.

Mito 13 Las personas clave son irremplazables. “parece que todo el mundo
amenazara con irse a otro lado” Realidad Espere que la gente se vaya y
sorpréndase cuando no lo haga.

Mito 14 La soledad e inevitable “Me siento solo en la multitud de la iglesia”


Realidad La soledad bien usada nos acerca a cristo.

Mito 15 Los pastores trabajan mucho más que las personas en otras ocupaciones.
“La iglesia ha convertido a mi marido en un adicto al trabajo” Realidad Los
hombres ven el trabajo de manera distinta a como lo ven las mujeres.

Que puede hacer con estos mitos, trate de comprender el origen, vea la tradición
como algo significativo, pero no como una restricción, viva más allá de los mitos,
lleve su fe hasta el límite de la sociedad.

Está bien ser diferente

Las esposas de los ministros se convierten en el más importante sostén de la


familia.

El papel de las mujeres ha cambiado drásticamente en los últimos 30 años y han


influido en el papel de la esposa del ministro, y se están replanteando sus
aspiraciones y expectativas para sí mismas, sus familias, cónyuges y relaciones
con la iglesia. Nuestro reto en vez de resistir o pasar por alto es usarla como una
ventana de oportunidades. Para desarrollar un nuevo entendimiento y enriquecer
nuestra vida juntos.

Ninguna familia en la iglesia, o denominación puede seguir manteniendo la misma


relación con la esposa del ministro y su familia. Es hora de escuchar con todo
nuestro corazón lo que esto temas nos dicen y hacer algo al respecto. Algunas
sugerencias son:

Reconozca el ministerio como una forma de vida, pues están relacionados, el


ministerio necesita una autorización sobrenatural, es libre de ser usted mismo.

Ayudas para extender la llama interior, 1 ninguna esposa de pastor puede


funcionar adecuadamente sin haber nacido de nuevo. 2 apoyarse mutuamente y
en ambos sentidos, el matrimonio y la familia son fuentes de apoyo pues él es
lugar donde el pastor se puede desahogar.

Dar gracias esto se debe adoptar como un estilo de vida.

Defina su función en términos cristianos, la satisfacción de la esposa del pastor


viene cuando vive la luz de lo que Dios quiere. Entender que la ira siempre socava
las relaciones y corrompe los compromisos.

Dios tiene un sitio especial para usted, el papel de la esposa del pastor en la
situación que se enfrente siempre debe de preguntarle al Señor lo que Él quiere
que usted haga en ese lugar, puede implicar nuevas tareas que el Señor dé.

No destruya un sueño, dele prioridad al ser antes que, al hacer, comprométase al


cuidado personal de su espíritu.

Los derechos de la esposa del pastor

La presión de la casa del pastor es que el ministerio es constante nunca se


detiene, la iglesia puede dominar cada aspecto de su vida si no tiene cuidado.
Beverly esposa de un pastor comentaba que sentía que no tenía tiempo para estar
sola, siendo que siempre está presente la amante, pues la iglesia parece seducir
más y más al pastor en tiempo, energía y cariño, por lo que la esposa se siente en
segundo plano, sintiendo que la amante le roba demasiado tiempo y atención a su
marido pata estar solo con ella y con los hijos.

La falta de adoración juntos, pues ayudaban a otras personas a adorar, pero


nunca se tuvo la maravilla de adorar como pareja o familia y fortalecernos juntos
con la predicación de la palabra de Dios.

El tiempo de estar solo tenía que acomodarse a lo que pasaba en la iglesia, esto
significaba que encontrar tiempo de calidad para estar juntos, solos y tener
intimidas, tendrá que planificarse.

Debe tratar de ser lo mejor de usted misma. Resista la presión de desempeñar en


un papel ficticio para complacer a los demás. Desempeñar un papel vacío conlleva
a que la iglesia la coloque en algo que no quiere ser, convirtiéndose en alguien
que le disguste. Hágase siempre las siguientes preguntas: ¿Qué le da
satisfacción? ¿Qué le hace sentir que ha optimado su gran potencial al finalizar el
día? ¿Cómo puede expresar mejor quien es usted por medio de su personalidad y
sus habilidades exclusivas?

El mayor error es tratar, de ser todo para toda la gente y entonces termina
sintiéndose acosada y exhausta, delegue si alguien puede hacer lo que usted
hace al 80% bien, déjelo que lo haga.

Señoras ustedes saben los altos índices de frustración que se originan cuando les
piden que hagan algo que les resulta incómodo hacer. Por su puesto, deben
crecer y enfrentar el reto.

LA gente necesita saber cuáles son sus prioridades, y usted no las puede
comunicar si no las sabe. No deje que la iglesia la exprima para acomodarla en su
molde, y no reaccione exageradamente para que ellos piensen que es demasiado
buena para ser una sierva.

Lo que Beverly y Bonnie nos enseñaron

Lección uno: Déjame encontrar mi lugar El ministerio de Beverly era la música, no


el ser maestra o estudios de la biblia, por lo que la iglesia le decía al pastor que la
erar encontrar su lugar.

Lección dos: Amo la iglesia, pero te amo más a ti y a los niños, el papel de la
mujer como esposa y madre es infinitamente más importante que la posición
social como mujer en la iglesia.

Lección tres: Seré honesta contigo. Esto es esencial, no regañe, fastidie o


importunen establezca reglas para poder decir la verdad. Esto significa también
reconocer los aspectos positivos del ministerio de uno. Acentué lo positivo con una
genuina afirmación.

Lección cuatro: Quiero ser parte de la solución no del problema, cada persona
tiene derecho a su propia opinión, pero siempre debe ser parte de la solución y o a
la formación de problemas.

Muchas lecciones se aprenden en el campo de juego del ministerio

Lección uno: Puedo estar disponible y ser una profesional a la vez, a Bonie
siempre se le vio como una gran madre, abuela alguien que hacía que las cosas
fueran efectivas o posibles, y una mujer sensible a Dios, ellas siempre estuvieron
disponible para todos, logrando un maravilloso equilibrio económico con los
limitados ingresos del hogar. Ella ama a Dios, la familia, las personas y la calidad,
en ese orden.
Lección dos: Usted necesita un refugio en casa: porque se puede convertir en un
hotel el hogar, pero es muy necesario que este sea un refugio en donde uno podía
encontrar paz, renovación. Bonie siempre trato de proteger al pastor de los
problemas externos, como resultado él se sentía inspirado y capaz de
desempeñar varios ministerios.

Lección tres: El matrimonio y el ministerio no compiten Si las exigencias


vocacionales son resistidas e indignan al marido o a la esposa, la ocupación
pierde su sentido y atractivo. Entonces la persona empleada siente que es
necesario ceder a la mediocridad en su tarea o, inconscientemente, dedicarle más
tiempo a su trabajo para evitar así los conflictos en casa.

Lección cuatro: Ser una autentica cristiana me hace ser una mejor esposa de
ministro, como parte de su testimonio, ella mantuvo el manantial espiritual en su
casa, estando al pendiente de lo que llegaba al hogar, lo que se leía, hacia y veía
en tv. Trabajando para mantener de un modo atractivo y vital la oración, la lectura
de la biblia, las actitudes, la asistencia a la iglesia, las oraciones a la hora de las
comidas por esta razón los hombres de la casa estaban en deuda por haber sido
un auténtico modelo de fe pues ayudo a que la casa y la congregación vivieran.

Los derechos de la esposa del pastor

Los aspectos que más afectan a las esposas del pastor es que el ministerio es
constante. A iglesia puede llegar a dominar fácilmente cada aspecto de su vida si
no se tiene cuidado.

Se puede llegar a sentir como plato de segunda pues la amante cada vez parece
seducir más en tiempo, energía y cariño. Y le roba demasiado tiempo y atención a
su marido para estar con ella y sus hijos.

Hay pocas oportunidades de adorar juntos, pues ayudan a otros a lograrlo.

Hay poco tiempo para estar solos y tal parece que se debe planear de acuerdo a
la agenda de la iglesia, por eso hay que aprender a delegar.

El ministerio debiera ser alegre y una aventura maravillosa que incremente por eso
trate de ser usted misma, para que la iglesia no la coloque en algo que no quiere
ser y le disguste.

El mayor error es tratar de ser todo para la gente, usted tiene que hacer lo que
hace mejor y lo que no deléguelo.

Establezca sus parámetros de prioridades, no deje que la iglesia la exprima para


acomodarla en su molde, y no reacciones de manera exagerada para que ellos
piensen que es demasiado buena para ser sierva, necesita un delicado equilibrio.
La gente herida necesita oyentes redentores y activos, Quienes más ayudan a los
demás son personas que sólo escuchan. No condenan, no ponen a la gente en su
lugar, solo son oyentes que permiten a los demás llegar a sus propias
conclusiones.

Busque un grupo de esposas de pastores con el cual pueda contar y refrescar su


alma.

No llame la atención innecesariamente siendo rara o extraña. Sé que necesita ser


usted misma, pero hay límites.

Alerte a su marido cuando vea banderas rojas en la congregación, sea un


centinela en el muro de su iglesia protegiendo la integridad de su marido y la
autenticidad de la iglesia, de forma sutil, simple y segura. Es necesario que las
esposas exhorten a los maridos a tener amigos, además de sus esposas con
quien más pueden hablar de sus asuntos pastorales.

Aprenda a reírse de usted misma, y de su situación. Todas las relaciones humanas


están llenas de oportunidades para reírse.

Escoja el momento para hacer comentarios. Cuídese a sí misma espiritual y


físicamente, y pídale a Dios que le ayude a ver las cosas como Él las ve.

Compre sabiamente y administre sus ingresos, y hágalos con gozo, no es una


súper mujer y nadie quiere que lo sea, pero todos tienen que saber que las
esposas de pastores están llevando vidas hermosas y significativas.
Comentario del Libro – Enfrentando la Realidad Juntos

Debo decir que el leer este libro me abrió los ojos en muchos aspectos, pues yo
sentía que el ser esposa de un ministro no era suficiente para mí, luego que iba a
ser muy complicado para mí y que tenía que cambiar quien soy yo en toda mi
esencia, ya que en alguna ocasión una mujer “hermana “ de la iglesia me dijo que
mi esposo tenía un gran ministerio y que no fuera piedra de tropiezo para él como
dándome a entender que tenía que cambiar quien era yo por él. Pensé y pensé y
por un largo tiempo yo lo creí y en mi mente al analizar todos los posibles
escenarios me daba cuenta que no iba a ser feliz o que tal vez ese era mi llamado
a contenerme, pero he entendido que así como soy tal cual así Dios me está
moldeando para su obra, si tengo que pulir muchos aspectos pero mi esencia
jamás va a cambiar.

También creía que al vivir una vida en santidad tenía que ser perfecta o un
matrimonio perfecto, pero la realidad es que tenemos peleas como matrimonio,
como podríamos llegar a ser ministros si la casa del ministro debe de ser abierta a
la congregación. Es cierto que debemos de vivir en santidad, y ser honestos pero
la perfección no existe y no por ser ministros significa que acabaron los
problemas, si no que tenemos más herramientas para afrontarlos, solucionarlos y
tratar de no volverlos a cometer.

Hace tiempo pensaba que no iba a ser suficiente para mi ser la esposa del pastor,
pero hoy me doy cuenta de que es un papel muy importante pues gran parte de mi
labor sostiene mi ministerio, recuerdo cuando una hermana me decía que si su
esposo estaba de pie en el pulpito era porque ella permanecía de rodillas en los
oratorios y creo que es verdad la esposa del pastor tiene un papel igual de
importante que él y trascendental en el ministerio del pastor.

Doy gracias a Dios por enseñarme esta labor tan importante y por mostrarme una
vez más que él está haciendo grandes cosas en nuestra vida matrimonial y en
nuestro ministerio individual que al final se complementa.