Está en la página 1de 2

LAS DEFINICIONES DE HABILIDADES EJECUTIVAS

 La inhibición de respuesta : La capacidad de pensar antes de actuar - esta capacidad de resistir


la tentación de decir o hacer algo que nos permite el tiempo para evaluar una situación y cómo
nuestro comportamiento podría afectar a la misma. En los niños pequeños, a la espera de un corto
período de tiempo sin ser perjudicial es un ejemplo de la respuesta de inhibición, mientras que en el
adolescente que se demostró mediante la aceptación de la llamada de un árbitro sin argumentos.

 La memoria de trabajo : La capacidad de retener información en la memoria, mientras que la


realización de tareas complejas. Incorpora la capacidad de dibujar en el aprendizaje o la experiencia
para aplicar a la situación en cuestión o para proyectar en el futuro. Un niño de corta edad, por ejemplo,
puede tener en cuenta y seguir las instrucciones de un paso 1-2, mientras que el niño de escuela media
puede recordar las expectativas de múltiples maestros.

 control emocional : La capacidad de manejar las emociones con el fin de lograr los objetivos, tareas
completas, o control y dirigir la conducta. Un niño pequeño con esta habilidad es capaz de recuperarse
de una decepción en un corto período de tiempo. Un adolescente es capaz de manejar la ansiedad de
un juego o de prueba y realizar todavía.

 Atencion sostenida : La capacidad para mantener la atención sobre una situación o tarea, a pesar
de la distracción, fatiga o aburrimiento. Completar una tarea 5 minutos con la supervisión de vez en
cuando es un ejemplo de la atención sostenida en el niño más pequeño. El adolescente es capaz
de asistir a la tarea, con breves interrupciones, durante una a dos horas.

 La iniciación de tareas : La capacidad para iniciar proyectos sin dilación indebida, de una manera
eficiente y oportuna. Un niño pequeño es capaz de iniciar una tarea o asignación justo después se
dan instrucciones. Un estudiante de secundaria no espera hasta el último momento para iniciar un
proyecto.

 Planificación / Priorización : La capacidad de crear una hoja de ruta para alcanzar una meta o
para completar una tarea. También implica ser capaz de tomar decisiones sobre lo que es
importante centrarse en y lo que no es importante. Un niño de corta edad, con el entrenamiento, se
puede pensar en opciones para resolver un conflicto entre iguales. Un adolescente puede
formular un plan para conseguir un trabajo.

 Organización : La capacidad de crear y mantener sistemas para realizar un seguimiento de


información o materiales. Un niño pequeño puede, con un recordatorio, guardar los juguetes en
un lugar designado. Un adolescente puede organizar y localizar artículos deportivos.
 Gestión del tiempo : La capacidad para estimar la cantidad de tiempo que uno tiene, cómo
asignar, y cómo mantenerse dentro de los plazos y fechas límite. También implica una
sensación de que el tiempo es importante. Un niño pequeño puede completar un breve trabajo
dentro de un plazo establecido por un adulto. Un estudiante de secundaria puede establecer
un calendario para cumplir los plazos de trabajo.

 persistencia dirigido a un objetivo : La capacidad de tener una meta, seguir a través de la


realización de la meta, y no se desanime o distraído por los intereses en competencia. Un niño de
primer grado se puede completar un trabajo con el fin de llegar al receso. Un adolescente puede ganar
y ahorrar dinero en el tiempo para comprar algo de importancia.

 Flexibilidad : La capacidad de revisar los planes de cara a los obstáculos, contratiempos, nueva
información o errores. Se refiere a una capacidad de adaptación a las condiciones cambiantes. Un
niño pequeño puede ajustarse a un cambio en los planes sin mayor dificultad. Un estudiante de
secundaria puede aceptar una alternativa como un trabajo diferente cuando la primera opción
no está disponible.

 metacognición: La capacidad de dar un paso atrás y tomar una vista de pájaro de uno mismo en
una situación. Se trata de una capacidad de observar cómo resolver problemas. También incluye el
autocontrol y habilidades de auto-evaluación (por ejemplo, preguntando, “¿Cómo lo estoy haciendo?
O ¿Cómo lo hice?”). Un niño pequeño puede cambiar el comportamiento es la respuesta a los
comentarios de un adulto. Un adolescente puede monitorear y criticar su actuación y mejorarlo
mediante la observación de otros que son más hábiles.

 Tolerancia al estrés: la capacidad de prosperar en situaciones de estrés y hacer frente a la


 incertidumbre, el cambio y las demandas de rendimiento.