Está en la página 1de 5

Síntomas de la rabia después de una mordida

de perro
Síntomas iniciales

Sin importar la forma de rabia que se desarrolla eventualmente, los síntomas iniciales
de la infección son los mismos. Estos incluyen fiebre, fatiga, dolor de cabeza,
incremento en el dolor en el sitio de la mordida u hormigueo inexplicable, punzadas y
ardor en el sitio de la mordida. De ahí, el virus responsable de la rabia se esparce a
través del sistema nervioso central y dispara una de las dos formas de la rabia: rabia
furiosa y la rabia muda.

Rabia furiosa

La rabia furiosa es la forma más común de la infección. Los síntomas que se


presentan de esta forma de rabia incluyen la hiperactividad, alucinaciones, insomnio,
sed, problemas para tragar e incluso el pánico cuando se le ofrece a la víctima algo de
beber. Dentro de unos cuántos días, resulta la muerte cuando el corazón y los
pulmones dejan de funcionar.

Rabia muda

De acuerdo con la WHO, la rabia muda conforma cerca el 30 por ciento de las
infecciones en humanos. Igual de fatal, la rabia muda tarda más tiempo en
desarrollarse. Los músculos se paralizan en el sitio de la mordida y después progresa
a través del cuerpo. Finalmente, la víctima entra en coma y eventualmente muere.
https://muyfitness.com/sintomas-rabia-despues-info_10770/

Cómo identificar a un perro con


rabia
Busca las primeras señales de una infección de rabia. La etapa inicial puede
durar de dos a diez días. Durante este tiempo, tu perro parecerá enfermo y con
síntomas generales. Si observas estos síntomas, examina a tu perro para ver si
hay marcas o señales de mordidas de una pelea reciente (costras, arañazos, pelo
desordenado con saliva seca). Si encuentras una marca de mordisco o herida de
cualquier tipo, lleva a tu perro al veterinario de inmediato para una evaluación.
Estos síntomas iniciales no específicos incluyen:[3]
 Dolor muscular
 Agitación
 Irritabilidad
 Escalofríos
 Fiebre
 Malestar, una sensación general de enfermedad o incomodidad
 Fotofobia, miedo de las luces brillantes
 Anorexia o desinterés en la comida
 Vómito
 Diarrea
 Incapacidad o rechazo a tragar
 Tos

Busca síntomas posteriores de la forma media de la rabia. Esta forma media,


conocida como rabia paralítica, es la más común y dura de 3 a 7 días. Se le
conoce como rabia paralítica porque es posible que tu perro eche espuma por la
boca o le de parálisis. También parecerá confundido, enfermo o letárgico
(cansado).[4] Lleva a tu perro al veterinario de inmediato si observas cualquier otro
síntoma de la forma paralítica, lo cual incluye:[5]

 Parálisis (incapacidad de moverse) de piernas, músculos faciales u otras partes


del cuerpo. Esto por lo general empieza en las patas traseras y avanza a lo largo
del cuerpo.
 Caída de la quijada inferior, lo cual lleva a un aspecto "atontado".
 Hacer un sonido extraño de ladrido que no suena como un ladrido normal.
 Salivación excesiva que crea espuma alrededor de la boca.
 Dificultad para tragar.
 Ten en cuenta que en esta forma de la rabia los perros no son agresivos y
raramente intentan morder.
Busca síntomas posteriores de la forma agresiva de la rabia. Esta forma
furiosa o agresiva también dura de 3 a 7 días y tu perro se verá agresivo o
fácilmente excitable.[6] Es posible que tu perro se comporte de manera anormal y
que tenga espuma en el boca. Esta es la forma que por lo general la gente
imagina cuando piensan en la rabia, aunque es menos común en los perros que la
forma paralítica. La forma furiosa crea una agresión excesiva que debe manejarse
con extrema precaución para evitar una mordedura. Llama a control animal para
que te ayuden si crees que un perro tiene esta forma de rabia. Las señales
incluyen:[7]
 Salivación profusa que se verá como espuma alrededor de la boca del perro.
 Hidrofobia, miedo al agua. El perro no se acercará al agua y parecerá inquieto o
sentirá pánico al escuchar o tocar agua.
 Agresividad. Es posible que el perro se vea con ganas de morder o muestre los
dientes de manera agresiva.
 Inquietud o incomodidad. También es posible que muestre desinterés en la
comida.
 Irritabilidad. La menor provocación puede ocasionar que el perro ataque y muerda.
Incluso es posible que lo haga sin provocación o motivo.
 Comportamiento anormal como morder rocas, basura o sus propias patas.
También es posible que el perro siga a tu mano si la mueves delante de él
mientras está en una jaula. Podría intentar morderla.
 Cachorros demasiado juguetones que repentinamente muerden cuando los
acaricias y se ponen agresivos a las pocas horas.
Busca marcas de mordidas o heridas abiertas en tu perro. Cuando un animal
infectado muerde a otro animal, la rabia se extiende a través de la saliva del
animal infectado. Cuando la saliva entra en contacto con la sangre y membranas
mucosas (boca, ojos y cavidades nasales) del animal infectado, la enfermedad
pasa del animal infectado al animal no infectado. Localizar cualquier marca de
mordida o herida abierta puede ayudarte a determinar si tu perro se ha expuesto a
la rabia.
 Una vez que la rabia entra al cuerpo, esta viaja a través de los nervios hasta que
llega al sistema nervioso central (la médula espinal y el cerebro).[8] Desde ahí se
extiende a las glándulas salivales, donde se prepara para viajar a otra víctima.
https://es.wikihow.com/identificar-a-un-perro-con-rabia

¿CUÁLES SON LAS INDICACIONES Y SÍNTOMAS DE LA RABIA EN LOS ANIMALES?


Los síntomas de la rabia en los animales pueden incluir una o más de las señas
siguientes: excitabilidad; comportamiento o ataques virulentos; el morder;
agitación; agresividad inusitada; bravura; salivación excesiva (el espumejear
legendario en la boca); aversión al agua (de donde se deriva el nombre
"hidrofobia"); inhabilidad de tragar o de beber; pupilas dilatadas; disfunción
muscular; irregularidades de la coordinación o del paso; parálisis; convulsiones; y
eventualmente la muerte, casi siempre en el plazo de 10 días. Estos síntomas se
definen como "rabia furiosa".
Algunos animales rabiosos no exhiben síntomas rabiosos típicos. Esto se refiere
generalmente como rabia muda. Estos animales pueden demostrar otros síntomas
de enfermedad general que pueden incluir una evitación de contacto con los seres
humanos u otros animales, letargo, la pérdida de apetito, y eventualmente la
muerte. Algunos perros sencillamente aúllan por días enteros y se retiran a
lugares oscuros. Pueden perder control de sus piernas traseras. Un perro puede
mostrar solamente síntomas muy leves de anorexia (el no comer) y de apatía, y
luego se encuentra muerto en tres o cuatro días. A veces el perro no da en
absoluto señales de enfermedad, y repentinamente se encuentra muerto. Una
autopsia de post-mortem revela rabia.
¿SON ESTOS SÍNTOMAS SOLAMENTE CARACTERÍSTICOS DE LA RABIA?

Desgraciadamente no. El dolor, el miedo o la confusión extrema pueden hacer un


animal agresivo. La salivación profusa y la inhabilidad de tragar pueden resultar de
una obstrucción en la garganta, cuerpos extraños en los dientes, o la ingestión de
sustancias irritantes o tóxicas. El aullar podría deberse al hambre, al miedo, o al
dolor. Ademeas, las infecciones tetánicas son a veces diagnosticadas
erróneamente como rabia. Pero, en cualquier caso, tales animales deben siempre
tratarse con precaución ya en su dolor pueden atacar. Actualmente, la rabia
solamente puede ser diagnosticada mediante el examen del cerebro de un animal
infectado, y ésto debe llevarse a cabo en un laboratorio apropiado. En estos
momentos no hay pruebas disponibles para hacer un diagnóstico definitivo de
rabia en un animal vivo.
¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA RABIA EN LOS SERES HUMANOS?

Los síntomas tempranos en los seres humanos incluyen irritabilidad, la depresión


inexplicable, el dolor de cabeza, la fiebre, y a veces la comezón o el dolor en el
sitio de la exposición. La enfermedad progresa eventualmente a la parálisis, a los
espasmos de los músculos de la garganta, a las convulsiones, al delirium, y a la
muerte. Es importante observar que una vez que aparecen los síntomas, la rabia
no puede ser tratada con éxito.
¿EN QUE MOMENTO APARECEN LOS SÍNTOMAS DESPUÉS DE LA INFECCIÓN?

El período de incubación en los seres humanos (el tiempo entre la exposición y el


inicio de síntomas) es variable, pero es normalmente de 3 a 8 semanas. En los
perros, el período de la incubación es normalmente entre 21 y 80 días, pero puede
ser más corto o más de largo.
¿QUÉ SE DEBE HACER CON UN PERRO O GATO AL PARECER SANOS QUE HAYAN
MORDIDO A ALGUIEN?

Un perro o un gato sano, aunque esté o no vacunado contra la rabia, y que


muerda a alguien, debe ser confinado y observado por 10 días. Si el animal
desarrolla cualquiera señal de rabia en ese período, se le debe eutanizar rápida y
humanamente. Si no se ve ningún síntoma de rabia, el animal puede ser soltado
después de 10 días. Si no hay prueba de vacunación previa, el animal debe ser
vacunado antes de romper el aislamiento.

Si el animal no tiene hogar o es huérfano, se recomienda por las autoridades


sanitarias públicas veterinarias que él sea eutanizado en forma humana y que se
hagan pruebas inmediatas para estableer si tenía o no rabia.

Una persona no debe posponer la vacunación de post-exposición esperando los


resultados del período de observación de 10 días. Si existe cualquiera razón para
suponer que el animal pudiese haber transmitido la rabia, se debe comenzar
inmediatamente el tratamiento de post-exposición a la enfermedad.
https://es-la.facebook.com/notes/fundaci%C3%B3n-isis-conciencia-y-respeto-por-
la-vida-animal-y-ambiental/preguntas-y-respuestas-mas-frecuentes-sobre-la-
rabia/266628576706902/