Está en la página 1de 5

El papel de la anécdota en la obra “Zorba el Griego”

Dentro de la obra “Zorba el Griego” de Nikos Kazantzakis se pueden

denotar varios elementos que llegan a considerarse como anecdóticos debido a su

contenido, a pesar de que en todo el libro se demuestra este tipo de factores por

medio del personaje Zorba, personaje el cual cuanta con características similares

a las que el autor conoció años antes durante su vida y en el cual se basó para

escribir y narrar tal historia. No solamente este personaje sino también las

conversaciones que existen entre él y su patrón que es mucho más joven e

inexperimentado que Zorba. Es así que por medio de consejos se puede

establecer anécdotas que en ocasiones el autor los tiende a utilizar de manera

correcta dentro de sus textos así como también puede no lograrlo debido, más que

todo, al entendimiento que puede tener cada uno de los lectores.

En las partes que conforman el escrito se logra comprender que la

anécdota cumple con un papel trascendental dentro de este a causa de que por

medio de esta característica, el autor da a conocer de manera más estética y de

forma más comprensible para sus lectores el mensaje a transmitir por él. Y es

que, el personaje más característico de portar este elemento es Zorba, quien es

un hombre muy apasionado por la vida que lleva a cabo varias acciones y por

medio de mensajes hacia su patrón se demuestra la sabiduría y la experiencia que

tiene este al respecto de la vida y lo que esta encierra.

“Vale la pena vivir la vida como si fuésemos a morir mañana… ¿o más bien

vale vivirla como si nunca fuésemos a morir?” (Kazantzakis, 2015, pág. 30). Por
medio de esta frase mencionada en la obra se puede constatar que el ser humano

a lo largo de su vida puede tener muchas dudas acerca de la vida; aunque el

individuo, lo único que debe de tener en cuenta en su mente es vivir su vida, su

presente, sin preocuparse por las acciones o acontecimientos que van a venir en

un futuro o arrepentimientos por hechos que se suscitaron en el pasado pues,

todos ellos son los cuales nos hacen y no permiten que tengamos una vida a

gusto con los demás. Durante el recorrido por la vida se van aprendiendo cosas

nuevas de las personas que se conoce en muchos instantes, es así que en “Zorba

el Griego” nos llega a demostrar cómo el Patrón puede aprender de sus

empleados debido a la diferencia de edad y de vivencias durante sus vidas.

En un fragmento de “Zorba el Griego”, se describe un acontecimiento en

donde Zorba y los demás empleados hallan una mina, en estas narraciones, el

patrón llega a aprender y a obtener nuevos conocimientos por medio de la

experiencia y consejos de su maestro que es Zorba. Ocurre un hecho muy curioso

pues, el patrón es muy amigable con sus empleados y les ayuda en varias tareas

del lugar en donde trabajan, en este caso viene a ser la mina. Es ahí cuando su

amigo le aconseja de que no todos los seres humanos son iguales en el sentido

de que algunos podrán aprovecharse de su buena voluntad de ayudar y colaborar

con los demás, es decir que debe aprender a conocer primero a la gente está

tratando para luego de ello ayudarla o apoyarla en lo que necesite.

En ocasiones es necesario darse un golpe muy fuerte contra la vida para

aprender de ella, pues en tantas veces que se lo ha intentado no han existido

logros que puedan cambiar a un individuo para bien, es ahí cuando llegas a tener
varias oportunidades pero si no se la aprovecha pueden causarnos un gran daño

que nos hará aprender a la fuerza. La mayoría de personas tienen una vida que se

llega a tornar aburrida porque no son capaces de afrontar riesgos ni mucho menos

retos, los cuales le dan un sentido a que cada uno se supere y demuestre la

capacidad para resolver problemas que tiene pues depende de ello para seguir

adelante y continuar con problemas más complicados que se van presentando por

medio de acontecimientos y hechos que nos llegan a marcar y hacer que cada uno

de nosotros tengamos modificaciones en nuestros pensamientos e ideas del

mundo, pero lo que más importa de todo es tener la cabeza en un solo lugar que

es alcanzar la cima de todo sin hacerle daño a nadie, sin criticar, sin molestar la

vida de los demás y vivir la nuestra disfrutando a cada momento lo que llegue a

suceder porque si no se lo hace de esa manera se llega a un punto de no soportar

a los demás y querer huir de todos, de manera que la preocupación nos mata, por

así decirlo.

El ser humano recorre un largo camino durante su estadía en el mundo, en

donde llega a construir grandes cosas, pero ello depende del pensamiento de vida

que tenga cada individuo. Es así que Zorba llega a mencionar por medio de

escritos hacia su patrón que:

Considerando que no he firmado contrato alguno con la vida, aflojo el freno

cuando me veo en pendiente peligrosa. La vida del hombre es una ruta que

va a ratos cuesta arriba y a ratos cuesta abajo. La gente sensata avanza

por ella con frenos. Pero yo, y en esto radica mi mérito, hace mucho tiempo

que me desprendí de todo freno, porque no me inspiran miedo las


carambolas. A los descarrilamientos, nosotros, los obreros, los llamamos

carambolas. ¡Que me lleve el diablo si me aflijo por carambola de más o de

menos! De noche y de día, acometo sin temor, hago lo que me place; si me

rompo el alma al chocar y tienen que recogerme hecho papilla ¡paciencia!

¿Qué pierdo ni qué gano? Nada. ¿Acaso si me cuido y avanzo con

extremada prudencia, no acabaré al fin por romperme el alma igualmente?

¡Por cierto que sí! Entonces ¡ea! ¡Adelante, a toda máquina! (Kazantzakis,

2015, pág. 119)

Entonces, lo que el personaje Zorba busca establecer en el pensamiento

del lector es que la vida hay que vivirla en grande, sin preocuparnos por el pasado

o por el futuro porque son momentos que no ocurren en el presente, el cual si

deberíamos de vivirlo con todo nuestro ser. De manera que con cada acción que

llevemos a cabo en esta vida sea un motivo de diversión y no de tristeza o

pensamientos indebidos que llegan a dañas los buenos momentos que realmente

están hechos para disfrutar con quienes más se aprecia en este mundo.

Para concluir puedo mencionar que el autor utiliza de manera correcta la

característica de las anécdotas dentro de su obra debido a que por medio de ellas

es como logra que los lectores comprendan de forma adecuada sus mensajes que

en este caso vienen a tratar acerca de la vida y el comportamiento que se debe

adoptar ante ello; aunque muchas veces depende más de la perspectiva que

tenga cada lector pues también es un factor a considerar al momento de realizar

interpretaciones, aun así la anécdota cumple con un papel muy importante para un

autor que puede expresarse de forma más estética y por medio de


acontecimientos que tienen los personajes se puede conocer correctamente sus

mensajes a transmitir.

Número de palabras: 1241

Bibliografía
Kazantzakis, N. (2015). Zorba el Griego. Barcelona: Acantilado.

Intereses relacionados