Está en la página 1de 28

La Hegemonía cultural de las Transnacionales de la Comunicación Versus las

Políticas Socioculturales del Gobierno Bolivariano en Venezuela.

Por: Ronald Marrero.

Resumen:

Este artículo da a conocer el impacto que han tenido las Misiones Sociales en
Venezuela y como a través de las mismas se han logrado cambios cualitativos y
organizativos dentro de nuestras comunidades.

Da a conocer como a través de procesos comunicacionales y culturales se han


logrado cambios sociales reales en el seno de algunas comunidades, que han
permitido la organización de la gente para dar solución a sus problemas y como
estos cambios en las bases de las comunidades más humildes de una u otra
manera, han ido enfrentando la hegemonía cultural impuesta por las transnacionales
de la comunicación y la industria cultural.

Plantea como a pesar de los problemas, las misiones sociales han logrado dar
calidad de vida a personas de los diferentes grupos etarios de la ciudad de Caracas,
entre otros alcances importantes para las comunidades populares.

Palabras Claves:

Comunicación, Industria Cultural, Resistencia Cultural, Transculturización,


Organización, Misiones Sociales.

Abstract:
This article reveals the impact they have had the Social Missions in Venezuela, and
through them have been qualitative and organizational changes within our
communities.

Discloses and through communication and cultural processes have achieved real
social change within some communities, the organization that allowed people to
solve their problems and how these changes in the bases of the most humble
communities one way or another, have been facing the cultural hegemony imposed
by transnational communication and cultural industry.

Posed as despite the problems, the social missions have succeeded in giving quality
of life for people of different groups estriaos of the city of Caracas, among other
important implications for grassroots communities.

Keywords:
Communication, Cultural Industry, Cultural Resistance, acculturation, Organization,
Social Missions.

Resumo:
Este artigo revela o impacto que tiveram as Missões Sociais na Venezuela, e através

1
delas foram as mudanças qualitativas e de organização dentro das nossas
comunidades.

Divulga e através da comunicação e os processos culturais alcançaram uma


verdadeira mudança social dentro de algumas comunidades, a organização que
permitiu que as pessoas a resolver seus problemas e como essas alterações nas
bases das comunidades mais humildes uma forma ou de outra, têm sido
confrontados com a hegemonia cultural imposta por transnacionais de comunicação
e indústria cultural.

Colocada como, apesar dos problemas, as missões sociais têm conseguido dar
qualidade de vida para pessoas de diferentes grupos estriaos da cidade de Caracas,
entre outras implicações importantes para as comunidades de base.

Palavras-chave:
Comunicação, Indústria Cultural, resistência cultural, de aculturação, organização de
missões, Social.

Medios, Industria Cultural y Dominación:

En la actualidad, hay una hegemonía de contenidos dentro de los medios de


comunicación a nivel internacional, que viene siendo impuesta por la industria
cultural a través de las grandes trasnacionales de la comunicación y sus medios
asociados en los diferentes países del llamado tercer mundo, e inclusive dentro de
los países industrializados, esto es parte de una política bien definida nacida del de
los grandes grupos de poder internacional.

Es por esto, que no se nos hace raro, que una persona en África, este viendo las
mismas cuñas televisivas y las mismas programaciones de televisión que nosotros
en América Latina, o que veamos en los países del Oriente Medio a jóvenes
cantando Rap o Hip-Hop, o que nuestros jóvenes se vistan igual en todas partes del
mundo y posean los mismos intereses, nada de esto es casual.

Pero esto no termina acá, ya que también hay puntos comunes en problemas
sociales globalizados, como el tráfico de droga, la violencia domestica contra la
mujer, la falta de sentido de pertenecía de nuestras sociedades, el desempleo para
los jóvenes, el desapego de gran parte de las poblaciones a los procesos culturales
endógenos, la visión en negativo de nuestros pueblos y la imagen magnifica que se
posee de los países que generan los contenidos de las industrias culturales, entre
otros puntos y problemas comunes que hace décadas no eran parte de nuestros
países, culturas y regiones.

Los grupos de poder, generan los contenidos que les interesa a través de las
industrias culturales, estas a su vez, globalizan los contenidos por medio de las
trasnacionales de la comunicación y sus medios asociados en los diferentes países
de los cinco continentes, con la intención bien definida de crear una cultura

2
occidentalizada y hegemónica, que lleve a la gente al consumo desmedido, a la
pérdida de valores nacionales y a la universalización de los gustos, de la moda y de
los criterios de las grandes masas populares, para favorecer así el consumismo,
eliminar los valores patrios, culturales y familiares e ir hacia la creación e
implementación de lo que los grupos de poder, aspiran dentro de poco sea un
gobierno global dirigido por las trasnacionales.

Uno de los conceptos sobre el gobierno mundial plantea lo siguiente,

Consiste en suponer la abolición de todos los estados nacionales, con sus


gobiernos, leyes, ejércitos, fuerzas policíacas, etc., de modo que toda la
humanidad quedara bajo una sola autoridad mundial -un gobierno mundial-
con una constitución mundial, una policía mundial, etc.; y constituyera un
solo electorado mundial. Una visión evolutiva del proceso planetario señala
una tendencia aglutinante en entidades cada vez mayores y más complejas,
desde las ciudades-estado, las naciones-estado, las comunidades
continentales de naciones...proceso que parece apuntar a la formación de
una comunidad planetaria unitaria. Para equilibrar esa visión conviene
señalar que esos procesos de aglutinación política siempre han sido
acompañados por otros procesos de signo contrario: reclamos de
autonomías locales, resurgimiento de regionalismos, etc. Un concepto algo
más realista, o más realizable, del gobierno mundial consiste en suponer la
posibilidad de que las organizaciones internacionales existentes,
especialmente la ONU, y el Derecho Internacional, sean dotados de un
poder coactivo que les permita arbitrar efectivamente en los conflictos y
restaurar la paz entre los estados. Tal situación, que algunos denominan
"nuevo orden internacional", de todos modos reflejaría siempre, no la
expresión de una justicia mundial sino el esquema de poder vigente en el
ámbito internacional.

Arnoletto, E.J.: Glosario de Conceptos Políticos Usuales, Ed. EUMEDNET 2007,


texto completo en http://www.eumed.net/dices/listado.php?dic=3

En cuanto a otras visiones del gobierno mundial, hay conceptos que ya dejan ver las
relaciones, de las empresas transnacionales, del mercado internacional y del
impacto de la industria cultural a través de los medios de comunicación en la
creación y el fortalecimiento del mismo, con respecto a esta visión Marie-Claude
Smouts lo plantea de la siguiente manera,

A escala mundial, el gobierno se ha considerado esencialmente como


una relación entre gobernantes. Ahora es necesario considerar que
abarca también a las ONG, los movimientos de ciudadanos, las
empresas multinacionales y el mercado mundial. Todo ello en interacción
con los medios de comunicación cuya influencia ha aumentado de
manera espectacular.

Smout, Marie-Claude. (1995) Del buen uso del gobierno en las relaciones
internacionales [hompage] consultado 29 de agosto del 2010 de la Word Wide Web
http://www.unesco.org/issj/rics155/smoutsspa.html

Aunque algunos gobiernos, personas e instituciones, plantean que la llegada o el


impulso de un gobierno mundial es parte de una teoría de la conspiración de algunos

3
intelectuales, podemos ver, como el tema se hace cada día más fuerte, más
palpable y presenciamos como cada vez más gobernantes, líderes políticos y
religiosos a nivel mundial hablan de la necesidad del mismo.

También observamos como a través de la industria cultural por medio de sus


contenidos, se intenta que esta idea cale en la mente de nuestras sociedades de
manera sutil, a través de las películas, los animax, obras escritas y teatrales.

Es decir la propuesta de un gobierno mundial dirigido por las corporaciones y


apoyada por los entes de poder ya establecidos y reconocidos es un hecho que
cada día se hace más palpable a nivel internacional.

Para sustentar esto colocamos a continuación las palabras de apoyo que da


Benedicto XVI, jefe de la Iglesia Católica Romana a la propuesta de un gobierno
mundial, publicaba en su tercera encíclica, Caritas in veritate (La caridad en la
verdad) en la cual dice lo siguiente;

Para gobernar la economía mundial, para sanear las economías


afectadas por la crisis, para prevenir su empeoramiento y
mayores desequilibrios consiguientes, para lograr un oportuno
desarme integral, la seguridad alimenticia y la paz, para
garantizar la salvaguardia del ambiente y regular los flujos
migratorios, urge la presencia de una verdadera Autoridad
política mundial, como fue ya esbozada por mi Predecesor, el
Beato Juan XXIII. Esta Autoridad deberá estar regulada por el
derecho, atenerse de manera concreta a los principios de
subsidiaridad y de solidaridad, estar ordenada a la realización del
bien común, comprometerse en la realización de un auténtico
desarrollo humano integral inspirado en los valores de la caridad
en la verdad. Dicha Autoridad, además, deberá estar reconocida
por todos, gozar de poder efectivo para garantizar a cada uno la
seguridad, el cumplimiento de la justicia y el respeto de los
derechos. Obviamente, debe tener la facultad de hacer respetar
sus propias decisiones a las diversas partes, así como las
medidas de coordinación adoptadas en los diferentes foros
internacionales. […] El desarrollo integral de los pueblos y la
colaboración internacional exigen el establecimiento de un grado
superior de ordenamiento internacional de tipo subsidiario para el
gobierno de la globalización, que se lleve a cabo finalmente un
orden social conforme al orden moral, así como esa relación
entre esfera moral y social, entre política y mundo económico y
civil, ya previsto en el Estatuto de las Naciones Unidas.

Sánchez G. (2009) El papado aboga por un gobierno mundial [hompage] consultado


30 de agosto del 2010 de la Word Wide Web http://www.webislam.com/?idt=13803

Como podemos ver en este texto de arriba, la propuesta del gobierno mundial es
más que un sueño o una teoría de la conspiración como lo plantean algunos autores,

4
ahora bien, en las palabras citadas de Benedicto XVI, se dejan ver posturas muy
interesantes, plantea que, dicho gobierno mundial debe tener el poder para
garantizar la seguridad, la justicia y los derechos, también habla del orden moral,
entre otras cosas.

Nos preguntamos entonces dé qué moral habla el Papa, de qué justicia y dé qué
derechos estamos hablando, si el de las mayorías o el de las minorías que sustentan
el poder, es obvio que no estamos hablando de las grandes mayorías, también es
obvio que se habla de una moral occidental, así que viene de nuevo la pregunta
¿qué pasa con la gente y los países que no piensen igual y que no tengan una moral
y una visión occidentalizada del mundo, estarán representados en este gobierno
mundial, habrá con ellos relaciones igualitarias de respeto mutuo? Y la otra pregunta
obligada es ¿cómo se llevarán a cabo estos planes sin llegar a conflictos armados
internacionales?

La respuesta lógica es, a través de una avanzada cultural para penetrar a todos los
países del mundo, por medio de los diferentes contenidos desarrollados por las
industrias culturales de occidente, con la intención de generar un proceso continuo
de transculturización e ir así promocionando una cultura hegemónica basada en los
valores del mercado y en los intereses de los centros de poder internacional,
mientras se impulsa el desarraigo cultural propio de las nuevas generaciones de los
diferentes países, con la intención de ir debilitando y eliminando en el transcurso del
tiempo, las raíces culturales que dan identidad a los pueblos y regiones del mundo.

Es por eso que la industria cultural se fundamenta en los medios de comunicación,


con la idea de impactar de manera directa en nuestras vidas, generando con esto
una omnipresencia de los grupos de poder trasnacionales por medio de su
idiosincrasia, su política, su publicidad, sus antivalores y su cultura hegemónica a
través de los contenidos emanados por los mass medias, que impactan de manera
cotidiana, sutil y continua sobre todos nosotros.

De hecho el mercado de la industria cultural es tan amplio, que genera


constantemente productos de consumo para todos, inclusive para aquellas personas
que desean ser diferentes de las demás, apoderándose y comercializando todos los
iconos que son importantes para estos sujetos, sean estos iconos revolucionarios,
religiosos, culturales, musicales etc., así vemos tiendas y contenidos especializados
para los rockeros, los emo, los religiosos, los revolucionarios, los fascistas, entre
otros, es decir, la industria cultural genera contenidos y productos de consumo para
todos y cada uno de los grupos y de los individuos. Así de poderosa es.

Sería significativo, que los usuarios de los mass medias especialmente de la


televisión, llegásemos a pensar que tenemos el poder de escoger lo que vemos, de
escoger los contenidos, pero no es así,de hecho sólo nos convertimos en los reyes
del zapping (del control remoto del televisor), dando esto la falsa ilusión a los
usuarios de creer que controlamos lo que llega a nuestros hogares y nuestras vidas
a través de la pantalla, cuando es al revés, ya que todos los contenidos que están en

5
los medios pertenecen en un 100% a las industrias culturales y a los grupos de
poder nacionales e internacionales, los cuales en la mayoría de las ocasiones son
socios económicos, con el interés común de generar a través de la trasmisión
continua de contenido alienantes, una sociedad conformista, no pensante, carente
de criticidad, de organización y cada vez más aislada y alienada, es decir intentan
crear y fortalecer la sociedad que necesitan para la implantación de sus planes
futuros, que es un gobierno mundial o supranacional dirigido por las transnacionales
y los grupos de poder.

Lo comentado en el párrafo anterior queda mucho más claro cuando vemos el


concepto que tiene La Oficina Regional de Cultura Para América Latina y El Caribe
(UNESCO) de industria cultural.

El concepto de industrias culturales, también llamadas


“industrias creativas” o industrias de contenidos, incluye la
impresión, publicación, multimedia, audiovisuales, productos
fonográficos y cinematográficos, así como artesanías y diseños.
Para algunos países este concepto también abarca la
arquitectura, las artes visuales y de performans, deportes,
manufactura de instrumentos musicales, anuncios y turismo
cultural.

Las industrias culturales son transcendentales en la promoción y


el mantenimiento de la diversidad cultural y económica, y crean
un acceso democrático a la cultura. Sin embargo, no hay que
olvidar que el mapa mundial de las industrias culturales revela
una gran brecha entre el Norte y el Sur. Esta distancia sólo
puede ser acortada reforzando las capacidades locales y
facilitando el acceso de los países al mercado mundial.

UNESCO (2010) Industrias Culturales [hompage] consultado el 3 de septiembre del


2010 de la Word Wide Web http://www.lacult.org/industria/indice.php

Ahora bien, con todo lo que sea comentado anteriormente en estas líneas y
conociendo que las industrias culturales están en manos de los grupos de poder,
nos preguntamos entonces como piensa la UNESCO que las industrias culturales
sirven para democratizar la cultura de los pueblos, más cuando en el mismo
concepto de esta organización sobre las industrias culturales, se dice que hay una
gran brecha entre los países del norte y del sur y esto no es sólo en el continente
americano y, que esa brecha sólo puede ser acortada facilitando el acceso de los
países de la región al mercado mundial.

El cuestionamiento que nos hacemos es si la democratización cultural de la que


habla la UNESCO es la implantación de la cultura hegemónica a través de las
transnacionales, es decir, la que le interesa a los grupos de poder internacional para
poder cumplir con sus planes, o habla de la democratización de la cultura, y de los

6
saberes populares de cada uno de los países de la región que son los que nos dan
identidad y gentilicio.

Es importante tener clara la postura de la UNESCO ya que es un órgano


dependiente de las Naciones Unidas y por la tanto sigue las políticas que emanan de
la institución matriz. Lo cual hace dudar que realmente estás organizaciones
supranacionales estén defendiendo los intereses de la humanidad y más bien estén
demasiado influenciadas y se dediquen a defender los intereses de los grupos de
poder transnacionales y su propuesta neoliberal del mercado y el gobierno mundial.

De ser así podemos entender el silencio cómplice de estas organizaciones con


respecto a los últimos hechos internacionales que han conmovido al mundo, además
de poder discernir mejor su apoyo a ultranza a Estados Unidos y sus aliados para
mantener los sistemas políticos y económicos imperantes en los países
desarrollados e impuestos por las trasnacionales y el imperialismo a países de los
mal llamados tercermundistas, sin importar el costo que esto pueda causar, a los
países que luchan por su independencia política y cultural, de este nuevo
neocolonialismo impuesto por el sistema capitalista.

Para este artículo asumimos el siguiente concepto de neocolonialismo,

Es el control indirecto que ejercen las antiguas potencias


coloniales sobre sus antiguas colonias o, en sentido amplio, los
Estados hegemónicos sobre los subdesarrollados. Estos países no
disfrutan de una independencia plena, sino que están sometidos a
los dictados culturales, políticos, lingüísticos y, especialmente,
económicos, de otro.

Wikipedia (2010) Neocolonialismo [hompage] consultado el 3 de septiembre


del 2010 en el Word Wide Web http://es.wikipedia.org/wiki/Neocolonialismo

El hecho es que el mismo sistema capitalista, ha llevado a la sociedad moderna y a


las personas que convivimos en ella, a un proceso de deshumanización que permite
que cada día el impacto de los medios sea más fuerte en la colectividad, es decir, se
hace realidad aquella visión terrible del “Gran hermano” de la novela 1984 de
George Orwell, donde la pantalla dominaba y dirigía nuestras vidas. Ésta es una
realidad que está más vigente que nunca, la pantalla, sus mensajes y sus
contenidos son omnipresentes en nuestra vida y están generando contravalores en
nuestros entornos culturales, como lo son: la competencia, el individualismo, el
racismo y el miedo, sumado a una sed de producción descabellada, antivalores
estos que cada vez dividen y aíslan más a los ciudadanos y que hace décadas no
eran parte de nuestra vida.

Esta realidad ha llevado a mucha gente hasta el límite, llegando al punto que
muchas de las personas se aíslan cada vez más en su sed de seguridad ante el
miedo que generan las informaciones de los medios masivos en estos individuos.

7
Esta incomunicación ha llevado a los seres humanos sentirse solos y con miedo aún
estando rodeado de miles y miles de personas en las grandes urbes donde habitan,
este proceso de enajenación y de clausura voluntaria, lamentablemente es cada día
más común en nuestras población, es tan grande que muchas veces no se conoce,
ni se conversa con los vecinos con los que se conviven dentro las grandes
edificaciones donde solemos vivir.

Es a través de la gran industria cultural, que se corrompe, se corroe y se banaliza la


cultura de los pueblos, es a través de la pantalla, la moda, la música y otros medios,
donde se minimizan y se ridiculizan los valores que identifican a una región o un país
como tal.

Los grandes medios lo hacen desmontando esos valores culturales, religiosos,


políticos, patrióticos, familiares y morales, que antes identificaban y diferenciaban a
un país o a un grupo étnico, a través de un proceso de transculturización atractivo,
lúdico, constante y bien trabajado, diseñado y puesto en marcha para que las
sociedades vayan dejando de lado esos valores que las identificaban como tal de
forma gradual y sostenida en el tiempo, logrando así que los cambios no sean
violentos, ni traumáticos para las personas, pasando desapercibidos y siendo
aceptados por las comunidades y sociedades con el tiempo.

A este respecto colocamos una cita de Herber Marcuse (1993) donde dice lo
siguiente:

La libre elección de amos no suprime ni a los amos ni a los


esclavos. Escoger libremente entre una amplia variedad de
bienes y servicios no significa libertad si estos bienes y servicios
sostienen controles sociales sobre una vida de esfuerzo y de
temor, esto es, si sostienen la alienación. Y la reproducción
espontánea, por los individuos, de necesidades súper impuestas
no establece la autonomía; sólo prueba la eficacia de los
controles. (p.64).

Lo comentado hasta ahora es parte de una política bien definida de los grupos de
poder, que imponiendo una serie de contravalores afianzados en los procesos de
contracultura, mercado y universalización, logran perpetuar sus intereses como
clase internacional dominante.

Para reforzar esta idea nos apoyaremos en las palabras de Antonio Pasquali cuando
plantea lo siguiente:

El grupo de presión económica es, por constitución ideológica y


clasista opuesto a esa reincorporación: utiliza la cultura en la
medida que un producto de baja calidad requiere un engañoso
envoltorio de lujo, o para coordinar científicamente la labor
motivacional de alienación del hombre-masa. A la élite
económica de la información no le queda más recurso que

8
prostituir a la cultura si quiere poseerla, ya que una cultura no
prostituida tenderá siempre a rechazarla y aún enjuiciarla por
violación. La cultura del ostracismo y de la conspiración del
silencio. (p.95)

Es decir, la sociedad ha sido convertida en el transcurso de las últimas décadas en


un mundo más incomunicado aún dentro de los procesos globalizantes, si es cierto
que estamos llenos de informaciones, de trasmisiones de radio, del internet, del cine,
de libros y otra gran cantidad de artefactos receptores y transmisores de mensajes,
también es cierto que cada vez nos comunicamos menos entre nosotros y nos
vamos aislando cada día más, permitiendo que sean las tecnologías y medios
información, que dominan las transnacionales, las industrias culturales y los grupos
de poder, los que nos relacionen con el mundo y los que llenen los vacíos y
carencias afectivas de nuestro universo personal.

Si nos ponemos pensar cuanto le dedicamos de nuestro tiempo diario a conversar


con los vecinos, con los amigos, con los compañeros de trabajo o de universidad,
nos daremos cuenta que cada vez es menor el tiempo que invertimos en el proceso
de comunicarnos y conocernos, es decir, estamos aislándonos cada vez más,
reduciendo nuestras relaciones interpersonales y con ello nuestra calidad de vida.

Sin embargo le dedicamos más tiempo al internet, a la televisión y a otras


tecnologías de comunicación, que nos aíslan cada día más de la comunicación real
y del contacto necesario con el otro, llegando incluso a incomodarnos familiares y
amigos, al sentir que con su presencia violan nuestros espacios cuando estamos
usando estos medios tecnológicos, importando más en ocasiones para la persona
que está como usuario de estas tecnologías, un programa de televisión, o un juego
digital, que el contacto humano directo.

Podemos decir que esto lo vemos de manera cotidiana en las reuniones y los
cafetines, cuando en una mesa donde la gente está conversando y comunicándose
de manera amena, ese proceso íntimo de acercamiento con el otro, se interrumpe
con los celulares y el recibimiento y la realización de mensajes por una o varias de
las personas sentadas en la mesa, privilegiando así el uso de la tecnología a la
comunicación real.

Pasquali, define la situación que venimos tratando a nivel de comunicación de la


siguiente manera:

La comunicación es, pues, una de las formas supremas del


estar-con-el-otro”, aquella que –prescindiendo del medio o canal
artificial empleado—comporta siempre el uso de canales
regulares naturales de envío y recepción, un proceso de
comprensión mental del mensaje enviado y recibido, la
producción de efectos de convivencia y una situación ideal de
auténtica acción recíproca entre el agente y paciente (entre
inter-locutores del diálogo). Sólo existe pues comunicación a
escala antropológica (lo demás será información, difusión,

9
trasmisión, etc.), y en condiciones de autentico diálogo, de
relaciones biunívocas igualitarias. (P.135)

Si analizamos el impacto enorme de las tecnologías de la comunicación en la


mayoría de nuestras sociedades, nos damos cuenta que el ciudadano o ciudadana
común cada vez se comunica menos realmente, de hecho cada vez depende más
de los medios y de la tecnologías de la comunicación, los cuales nos crean la falsa
sensación de estar comunicados, de no estar solos, es importante no confundir la
comunicación, con la información, como bien lo explica Pascuali arriba, la
comunicación es aquella que se hace a nivel antropológico, entre las personas, la
información es aquello que recibimos de los medios.

La dependencia de las tecnologías y los medios es tan grande de nuestra parte


como sociedad, que muchas personas en la actualidad reflejan y obtienen
respuestas a sus carencias afectivas a través de la llamada pantalla chica, por
medio de la novela o los reality show.

Es común que los televidentes se sientan identificados con la protagonista de la


novela o con las personas que protagonizan los reality show y otros programas de
este estilo, de hecho el manejo emocional y afectivo de algunos programas de tv es
tan sólido que llegan al punto de hacer que la vinculación entre el televidente, el
programa y sus protagonistas sea tan fuerte, que mucha gente habla de los
personajes de estos programas y de sus problemas como situaciones reales, dado
que se ven reflejadas en los contextos que se representan en la pantalla.

Según las palabras de Valerio Fuenzalida, los medios manejan las situaciones
emocionales de las audiencias televisivas según la hora del día y según al público a
quien vaya dirigido el programa, con respecto a esto Fuenzalida dice lo siguiente:

El tono debe adecuarse a las necesidades emocionales de la


audiencia en esa etapa del día: compañía estimulante,
energizante, con alegría y humor.—El tono emocional de afecto
debe atravesar todas las secciones del programa, incluso
aquellas donde comparecen profesionales expertos en ciertas
áreas como cocina, salud, relaciones afectivas, etc. Así el
programa, en primer lugar, establece una comunicación con un
tono de cariño, ánimo y energía a los televidentes ante los
quehaceres y dificultades en la vida del hogar. (P.38)

Éste es un panorama que se ve constantemente en nuestras grandes ciudades y, se


da gracias a la enorme sensación de soledad y de vacío que hay en esta sociedad
incomunicada y con muchos de sus valores deformados y perdidos.

Este fenómeno se consolido en el transcurso de tiempo en que los medios de


comunicación han venido suplantando el contacto humano, lo que causa esta
necesidad real de comunicación y de afecto, siendo justamente la carencia de estas
relaciones humanas lo que da tanta fuerza da a los medios.

10
Como podemos ver los medios de comunicación y sus programaciones cada día se
especializan más en ir tomando nuestros espacios de convivencia, en ir llenando los
huecos afectivos de la personas y en ir implantando cada día más conductas
individualistas y consumistas a los ciudadanos y ciudadanas del mundo.

Ante toda esta cantidad de contenidos que de una u otra manera intentan
manipularnos y llevarnos a un estado universal de consumidores, de personas
acríticas, con concepción de individuos y no de colectivos, sólo queda hacer y
realizar una verdadera comunicación con el otro, con el hombre y la mujer de a píe,
que nos ayude a dar calidad de vida y a revertir estos procesos implantados por las
trasnacionales de la comunicación a través de su industria cultural.

Otro trabajo fundamental que recae sobre el Estado y los comunicadores sociales
que este forma, y esa responsabilidad es la recuperación de los espacios para
comunicar a nivel estatal a la sociedad. Debemos recordar de hecho que en los
países latinoamericanos la mayoría de los medios masivos de comunicación están
en manos privadas y la realidad es peor aún ya que por otro lado los medios del
Estado, prácticamente están a la saga de los privados en cuanto a lo atractivo de la
programación para el televidente, al igual que en tecnología.

A esta realidad debemos sumar el hecho de que los contenidos generados desde los
medios estadales en la mayoría de los casos no son del agrado de la colectividad,
ya que en la generalidad de las ocasiones los contenidos emanados de los medios
públicos son considerados, aburridos y ajenos a las realidades de los usuarios, en
otras ocasiones son diseñados para una élite minoritaria.

Esto sucede ya que la mayoría de estos medios del estado, son utilizados para
hacer y realizar propagandas para los gobiernos de turno, olvidándose de generar
contenidos e informaciones de calidad que realmente interesen a las grandes
mayorías y compitan a nivel de mensajes con los medios privados. En este punto
cuando hablamos de competencia no lo hacemos desde el punto de vista comercial
o de renting, sino desde el punto de vista comunicacional, dado quien domina la
comunicación y los mensajes domina el poder social y cultural en una sociedad.

A este respecto Antonio Pasquali plantea lo siguiente,

La forma que asume la estructura social descansa en sus modos


de comunicación y se hace patente en ellos. Todo comunicador
o meta-comunicadores siempre y necesariamente un agente
social. La forma de ser-con-el-otro y el modelo predominante de
la relación comunicacional no están entre sí como la causa y el
efecto, ni como las formaciones intra y superestructurales, sino
como dinámicas totalmente inter-dependientes. El “dime cómo te
comunicas y te dirá como convives”, o a su inversa, expresan
plásticamente esta esencial interdependencia. (p.121)

Por eso la necesidad que los Estados recuperen presencia con los medios de
comunicación públicos en nuestras sociedades, ya que desde allí se debe generar

11
una lucha para realizar contenidos de calidad, lúdicos, llamativos, que puedan
competir con los contenidos de las grandes trasnacionales y de la industria cultural.

Es plantearnos la recuperación de espacios en la sociedad y las comunidades a


través de los medios, utilizando las mismas armas del imperio, pero dominando y
realizando contenidos que den al traste con los planes hegemónicos de las
transnacionales, deteniendo y revertiendo el proceso de transculturización iniciado
hace décadas por ellos e impulsando una política comunicacional, que permita la
integración, que nos ayude a vernos, a conocernos a escucharnos, no sólo como
país, sino como región, lo cual provocara amplios cambios cualitativos en nuestras
sociedades, lo que permitirá a su vez nuestra integración y la generación de
informaciones que nos ayuden a obtener una mayor calidad de vida y un mayor
desarrollo.

Para hacer esto debemos ir a un proceso donde los medios de comunicación que
dependen del Estado dejen de ser centros de propagandas y de políticas partidistas,
al contrario hay que buscar que los medios de comunicación del Estado, sean
medios que generen una política comunicacional nacional, que interese a toda la
ciudadanía del país, sin importar tendencia política, credo religioso o raza.

Ya que de esta política comunicacional generada por el Estado para la ciudadanía


se generaran los procesos sociales, políticos y culturales, que interesen y definan a
los habitantes de un país o provoquen los cambios necesarios para mejorar las
condiciones internas y avanzar a nuevos proceso de desarrollo y de cambio social.

Según Antonio Pasquali se puede definir lo planteado en los párrafos de arriba de la


siguiente manera:

La dimensión social es el agregado cultural más importante al


concepto de naturaleza humana y que se “está-con-el-otro” (o
sea se forma estructura social) según el modo de “saber-del-
otro” (es decir, de estar comunicados). Por tanto Cultura y
Comunicaciones son el anverso y el reverso de un mismo
proceso de politización del hombre y todo cambio de sistema
comunicacional es eo ipso un cambio de la estructura socio-
cultural. (p.163)

Todo esto como planteamos al principio del artículo no es un hecho casual, es parte
de una política de las grandes transnacionales, que inclusive va más allá de los
medios de comunicación, analicemos lo que ha venido pasando con la educación en
los países del llamado tercer mundo o en vías de desarrollo, acaso no han sido
desmantelados una y otra vez los currículos escolares, no se están privatizando los
procesos educativos, no hay un ataque directo a todo lo que suene cultura regional,
acervo cultural y valores patrios de nuestros pueblos.

Debemos preguntarnos el por qué de esto, cuál es la razón de la implementación de


estás políticas. Las respuestas están frente a nosotros, si nuestras nuevas
generaciones, si nuestros jóvenes, pierden los valores familiares, su pertenencia

12
cultural, su contexto histórico, sus valores patrios, es decir sus raíces, que
defenderán y que protegerán, es la mejor manera que las transnacionales han
conseguido para tomar el poder e ir a lo que ellos llaman el gobierno global.

Nos están preparando para eso desde sus medios, con sus contenidos y mensajes,
si vemos los anime, las comiquitas, las películas taquilleras en el cine, y analizamos
sus contenidos, veremos que desde hace años hay tres grandes temas que ocupan
a la industria cultural, la lucha contra el terrorismo, la visión de un mundo
apocalíptico y la visión de un mundo global dirigido por las corporaciones, eso no ha
sido una casualidad, nos están preparando a través de sus medios, sus mensajes y
de sus tecnologías para aceptar su visión de futuro.

También debemos ver que en esos mismos contenidos, está la visión del héroe que
se sacrifica por los ideales y los intereses del imperio “el cual justo”, la visión racista
en contra de las culturas no occidentales, el papel de la mujer como objeto sexual, la
oda al individualismo y al éxito, entre tantos otros mensajes que interesan a las
industrias culturales y a los grupos de poder.

Ignacio Ramonet, lo plantea de esta forma

Los colonizados y sus opresores saben que la relación de


dominación no sólo descansa en la supremacía de la fuerza.
Pasado el tiempo de la conquista, viene la hora del control de las
mentes, del pensamiento;y este se domina mucho mejor si el
dominado se mantiene inconsciente de ello. De ahí la
importancia de la persuasión clandestina y de la propaganda
secreta, ya que a largo plazo para cualquier imperio que desee
perdurar el gran desafío reside en domesticar las almas,
hacerlas dóciles y luego esclavizarlas. (p.25)

La lucha que se plantea el gran imperio y sus transnacionales en nuestros países es


en principio una lucha cultural, la razón es clara, luchas como la de los zapatistas en
México han demostrado el enorme poder que posee la resistencia cultural, lo mismo
podemos decir de los países europeos, acá podemos usar el ejemplo del país Vasco
en España. Es impresionante ver cómo a pesar de toda de la represión sufrida por el
pueblo Vasco, este conserva su idioma, su cultura y sus anhelos libertarios.

Es decir, siglos de represión, de terrorismo de Estado y de políticas inhumanas


implantadas para doblegarlo no han podido vencer la identidad del pueblo Vasco, el
mismo ejemplo lo podemos aplicar con el pueblo Irlandés si hablamos de Europa,
sin embargo los mejores ejemplos de resistencia cultural los tenemos en nuestro
continente con las luchas indígenas, en países como Bolivia, México, Ecuador,
Bolivia, Chile, Venezuela entre otros, donde nuestros pueblos originarios luchan por
el derecho a la vida, a ser reconocidos y por la defensa de su cultura.

Ahora bien esta resistencia y esta lucha se basan en la cultura y la identidad como
pueblo de los habitantes de cada uno de esos países y pueblos, que asumen y
mantienen vivo sus legados culturales y su acervo histórico.

13
Para aclarar más este punto podemos analizar la respuesta que han tenido en sus
últimas aventuras armadas los países que fungen como gendarmes del imperio y
sus transnacionales, encabezados estos por Estados Unidos de América (EEUU), en
donde sus últimas invasiones y guerras por obtener el control de los recursos
naturales y energéticos en los países llamados por ellos del tercer mundo y, aún con
toda su tecnología y desarrollo militar, han terminado muy mal parados, ya que no
han podido dominar a las naciones que ellos menosprecian culturalmente y a los que
llaman bárbaros e incultos, entre otros epítetos.

Lo cierto es que si dominaron países como Afganistán e Iraq militarmente y les


invadieron, aún no han podido, ni podrán vencerlos, ya que esos pueblos tienen una
cultura religiosa, un sentido de pertenencia y un acervo cultural e histórico enorme,
siendo esto lo que defienden, su identidad como nación, como pueblo, lo cual ha
hecho que el proceso de invasión se le haga muy cuesta arriba a los EEUU y sus
aliados, ya que la gente de esos pueblos no deja de pelear por su proteger su
cultura y su forma de vida, por más sufrimiento que les causen los invasores.

Para reforzar esta idea colocaremos las palabras de González Aróstegui, Mely del
Rosario, en su artículo Cultura de la resistencia: una visión desde el zapatismo.

La cultura de la resistencia se manifiesta en todas las esferas de


la vida social: en lo político, en lo económico, en las diferentes
formas de la cultura artística y literaria, en la religión, etcétera,
pero es en la esfera socio-política donde se profundiza más, a
partir de todo el movimiento de ideas que se genera en ella, a
través de corrientes, tendencias y concepciones ideológicas. Se
trata en este caso de la resistencia cultural, el intento de
preservar y conservar valores, tradiciones, costumbres que
tienen que ver con la idiosincrasia de un pueblo, pero vista a
través del prisma de un fenómeno socio-político: el rechazo a la
dominación externa e interna, como una constante...

González A. y Del Rosario M. (2003) Cultura de la resistencia: una visión desde


el zapatismo [hompage] consultado 25 de agosto del 2010 de la Word Wide
Web http://www.accessmylibrary.com/article-1G1-160811911/cultura-de-la
resistencia.html.

Este proceso de resistencia cultural e ideológica, viene dándose en muchos países y


sus protagonistas normalmente son grupos, indígenas, grupos sociales organizados,
Colectivos, Organizaciones No Gubernamentales y otro tipo de organizaciones que
les permite a las sociedades y comunidades en resistencia aglutinar los esfuerzos de
varias personas y organizaciones para dar estas luchas en contra de la propuesta de
hegemonía cultural que intentan imponer las transnacionales y sus gobiernos
lacayos.

Sin embargo hay países que están generando propuestas para el recate de los
acervos históricos y culturales como políticas de estado.

14
Las políticas socioculturales del gobierno venezolano y su impacto en la
población:

En el caso Venezolano, desde el comienzo del proceso bolivariano, que se da con la


llegada del Presidente Chávez al gobierno, se han venido generando campañas y
políticas estadales para el rescate del acervo y las tradiciones culturales, unida al
rescate de los valores patrios del país.

Desde el principio esta política fue impulsada desde el Estado, siendo esto un
proceso atípico, comparado con los otros gobiernos de la región, donde son los
diferentes colectivos culturales y populares los que se han dedicado a conservar e
impulsar estos procesos de rescate y preservación de las costumbres y tradiciones
culturales en sus respectivos países, tomando inclusive el rescate de estas
tradiciones y del esto acervo cultural nacional, como arma política de lucha y
movilización en contra de la hegemonía cultural impuesta desde fuera y apoyada por
los gobiernos dóciles a estas políticas exógenas de nuestras naciones.

La realidad nombrada en el párrafo anterior era igual en Venezuela, sólo que acá
tomó dos vertientes, una donde se formó una casta cultural privilegiada con
financiamiento de los gobiernos de turno, que marginaba al resto de los cultores
populares y respondía a los intereses de las cúpulas de poder y, la otra formada por
grupos culturales populares que han venido manteniendo vivas las tradiciones y han
trabajado en el rescate del acervo histórico nacional y regional del país, con una
visión política y de la realidad nacional propia.

Varios de estos grupos por primera vez en su historia de vida fueron reconocidos, al
igual que su trayectoria cultural por algunos entes pertenecientes al Gobierno
Bolivariano y algunos de ellos recibieron ayudas e incentivos, aunque muchos de
estos grupos mantienen y han mantenido desde siempre su independencia en lo
político y en su propuesta de trabajo cultural, siendo satanizados por esto por
algunos funcionarios del Estado, al igual que como ocurría en el bipartidismo.

Sin embargo, hay que reconocer que a nivel gubernamental estas políticas sociales
y culturales que inicia el gobierno bolivariano fueron atípicas y más aún enfrentaron
las aspiraciones y las imposiciones culturales de la industria cultural y a la misma
oligarquía nacional, que ostentaba ser la poseedora de la cultura del país.

Aunque este enfrentamiento en principio desde la dirección del gobierno fue sólo en
lo discursivo. Es innegable que casi de inmediato se iniciaron procesos para
impulsar el recate de los valores patrios y el acervo histórico del país. Se iniciaron
políticas que permitieron la recuperación de espacios físicos antes sólo visitados y
utilizados por una minoría privilegiada, se bajaron los precios de algunos
espectáculos, y se inicio una fuerte campaña del rescate de los símbolos patrios.

Estos primeros esfuerzos se realizan en un principio a través de ministerios y


alcaldías, pero sin tener un verdadero impacto en la población más humilde del país

15
ya que la visión era puramente institucional a nivel cultural, en los primeros años del
gobierno.

Es a través del nacimiento de las misiones sociales que se inician en Venezuela el 5


de marzo del año 2003, que se comienza a impactar amplia y realmente a las
comunidades y regiones hasta ese momento históricamente excluidas.

De hecho las misiones en Venezuela, se han generado y puesto en marcha como


una política del gobierno para dar respuesta a la tremenda deuda social que dejaron
los gobiernos de la llamada democracia bipartidista, que acumularon durante
décadas una enorme deuda histórica con la mayor parte de la población, a través de
un proceso de exclusión de las grandes masas populares, negándoles el derecho a
la educación, el derecho a la salud, a la alimentación y otros servicios, a los cuales
sólo tuvo acceso una minoría privilegiada de la población.

Es importante en estos momentos dar a conocer aunque sea de manera poco


amplia el marco socio-político e histórico que antecede el nacimiento de las misiones
bolivarianas, para entender a profundidad el impacto de las mismas, en una amplia
base de la población del país.

Las misiones bolivarianas, nacen posterior al golpe de estado dado por las cúpulas
del poder políticas, religiosas y económicas venezolanas, que estaban temerosas de
perder sus privilegios, dado el inicio y la profundización de las reformas políticas y
administrativas que se inician en el gobierno del presidente Chávez.

Luego de los sucesos de abril y de diciembre del año 2002, el Gobierno Bolivariano
estaba en un estado de debilidad presupuestaría bastante grande, además su
capacidad de respuesta a las necesidades del pueblo estaban bastante reducidas,
debido a las enormes pérdidas económicas causadas por el look out empresarial.

En un estudio realizado por el Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales


(ILDIS) se plantea la situación político social de Venezuela antes del nacimiento de
las misiones de la siguiente manera.

Venezuela entra al año 1998 con problemas críticos en la


situación económica de los hogares y con amplios déficit
estructurales y en la protección, bienestar y seguridad social de
la población. Para ese año la pobreza afectaba al 40% de la
población, la inflación se encontraba en un 20% anual y el
desempleo se estimaba en un 15%. Estas cifras aumentaron
dramáticamente para el año 2003. Por otra parte el 70% de la
población no asistía a controles de salud, ni estaba cubierta por
sistemas de protección financiera para recibir atención; la
mayoría de los adolescentes y jóvenes de ambos sexos
desertaban del sistema educativo, el sector informal absorbía el
50% de los/las trabajadores/as, la falta de viviendas adecuadas
afectaba a cerca del 60% de los hogares y el 80% de la

16
población no contaba con la seguridad de medios de vida para
la vejes. (p.1)

En medio de esta situación por demás grave a nivel político, social y económico para
el país y luego del golpe estado, la oposición venezolana lanza un referéndum
revocatorio en contra del presidente Chávez, el cual se realizó en el año 2004.

Con el propósito de fortalecerse para las elecciones por venir y ganar las mismas el
gobierno bolivariano lanza las misiones con la ayuda del gobierno cubano a través
del convenio de Cooperación Energético-Social, realizado entre Cuba y Venezuela.

En las palabras del presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo


Chávez, la situación política y social para el momento del nacimiento de las misiones
era la siguiente.

Ustedes deben recordar que producto del golpe y todo el


desgaste aquel, la ingobernabilidad que llegó a un grado alto, la
crisis económica, nuestros propios errores, hubo un momento
en que nosotros estuvimos parejitos, o cuidado si por debajo.
Hay una encuestadora internacional recomendada por un amigo
que vino a mitad del 2003, paso como dos meses aquí y fueron
a palacio y me dieron la noticia bomba: “Presidente si el
referéndum fuera ahorita usted lo perdería”. Yo recuerdo que
para mí fue una bomba aquello, porque ustedes saben que
mucha gente no le dice a uno las cosas sino que se la matizan.
(….). Entonces fue cuando empezamos a trabajar con las
misiones, diseñamos aquí la primera y empecé a pedirle apoyo
a Fidel. Le dije, “Mira tengo una idea atacar desde abajo con
toda la fuerza” y me dijo: “Si algo sé yo es de eso cuenta con
todo mi apoyo”. Y empezaron a llegar los médicos por
centenares un puente aéreo, aviones van y aviones vienen, y a
buscar recursos aquí la economía mejoró. (…). Y aquella
avalancha de gente que se nos vino encima, (…). Y empezamos
a meternos todos. (…) todo el equipo de PDVSA, el Frente
Francisco de Miranda, formamos el comando político, lo
ajustamos un poco más y entonces empezamos a remontar las
encuestas y las encuestas no fallan, (…) es política no es magia
y vean como hemos llegado.

Chávez H. (2004) Intervención del presidente en alta reunión de gobierno del 12 de


noviembre en la academia militar [hompage] consultado 3 de septiembre del 2010
de la Word Wide Web http://
www.aporrea.org/audio/2004/12/intervencion_del_presidente_en_la
_reunion_de_alto_nivel_viernes_12_nov_04.pdf

Es en medio de este panorama es que nacen las misiones sociales en Venezuela,


sin embrago, la visión con las que nacen las misiones es puramente asistencialista,
es decir, nacen con la intención de atacar las consecuencias del problema y no sus
causas.

17
Ahora bien, el proceso de la misiones sociales y la idea inicial con la que nacen que
es la asistencialista, se fue superando en la práctica, esa realidad inicial queda atrás
cuando las misiones se convirtieron en centros de organización popular y en centros
de desarrollo de políticas comunitarias, dentro del proceso de cambios que vivía el
país, de las misiones nacen grupos organizados de contraloría social, comités de
salud, comités de tierra urbana, entre otros.

Fue un enorme y maravilloso proceso de politización y de comunicación que se llevó


a cabo dentro de las comunidades populares de todo el país, en esos momentos
todo el mundo participaba, personas de los diferentes grupos etarios se movilizaban
y generaban cambios en el seno de nuestras comunidades más excluidas
históricamente, sin embargo este maravilloso proceso donde la gente se
comunicaba, se organizaba y producía soluciones para los problemas comunitarios y
sectoriales, se fue diluyendo en medio de esa visión efectista y asistencialista inicial
que da nacimiento a las misiones sociales.

Esa visión exógena impuesta a las comunidades, donde lo principal es la estadística,


el número antes que la persona, lo cuantitativo antes que lo cualitativo. Esa visión
que llama a la institucionalización de los procesos populares, de las movilizaciones y
del hecho contralor y protagónico de las comunidades, fue mermando la
organización y la fuerza de las misiones y de las organizaciones populares que
habían nacido con ellas en un primer momento.

Sin embargo, la experiencia quedó en la memoria de todos los que de una u otra
manera participaron en estos procesos, así vemos como en las comunidades más
organizadas las misiones jamás han dejado de funcionar, mientras que en otras
comunidades y regiones las misiones han decaído en su accionar, hasta el punto
que el mismo presidente Chávez, llamó al relanzamiento de las mismas en el 2009.

Podemos decir sin temor a dudas, que la caída que han tenido las misiones sociales
en algunas comunidades y sectores, se debe a que la gente dejo de participar de
manera directa en los procesos de organización y de control social de las misiones
sociales, es decir en los lugares donde la política partidista e institucional logra aislar
la participación de las comunidades, es donde las misiones decayeron, ya que la
realidad concreta nos dice que donde se continúo con la organización popular y
donde la gente se impuso a las pretensiones burocráticas, institucionales y
partidistas las misiones han seguido funcionando sin problemas y de hecho han
avanzado y se han profundizado.

Reforzaremos esta idea con las palabras de Marco Marchioni,

Nunca se podrá hacer un verdadero cambio si no es a través de


la participación de las personas interesadas... La no
participación, está estrechamente ligada al fenómeno de no
cambio... Cambio y participación están estrechamente ligados y
deben ir juntos, también, en el proceso de desarrollo

18
comunitario. En este sentido, se puede decir que el trabajo de
comunidad “es la participación en el cambio” (P.56 y 57)

Ahora bien, también es cierto que si las misiones han pasado por esta etapa,
también es cierto que las mismas hoy en día se han convertido en un hecho del
cambio social. Esto debido a la organización de la gente y al estrecho papel que han
jugado muchos de los facilitadores, promotores y activadores de las misiones
sociales en sus comunidades.

Es impresionante ver cómo estás personas, los activadores, los facilitadores y


promotores de las misiones sociales, se han convertido en muchos casos en líderes
sociales y como a través de procesos comunicacionales sencillos y de estar
conjuntamente con la gente, día a día y paso a paso, han provocado enormes
cambios sociales y en la calidad de vida de las personas más necesitadas de
nuestras comunidades populares.

Las diferentes misiones sociales han tenido un impacto realmente interesante en la


sociedad de los sectores populares venezolanos donde han llegado las mismas
acompañadas de personas que poseen mística de trabajo y condición social para la
realización del trabajo comunitario y voluntario, dado que la mayoría de las personas
que cumplen funciones dentro de las misiones no reciben sueldos, sino unos
estipendios o ayudas o becas trabajo, cuya frecuencia normalmente es irregular y se
tarda entre tres y seis meses en llegar a las personas que colaboran en las
misiones.

Así que realmente el trabajo de las misiones se basa en un compromiso con las
comunidades de la gente que participa en ella y en un compromiso socio-político con
las personas donde vive o participa el activador o facilitador de la misión social.

Esto se ha logrado gracias a la compenetración con la comunidad y la visión socio-


política que poseen muchos de los miembros de las misiones, los cuales a pesar de
no tener muchas veces los medios para subsistir dignamente, lejos de dejar el
trabajo, se mantienen y profundizan el mismo.

Con respecto a esto Machioni plantea lo siguiente,

Se puede pedir a grupos y miembros de la comunidad de aportar


solidariamente su contribución, si esta contribución también se
traduce en cambios y en participación efectiva, es decir, si atañe
a las causas de los problemas y a su previsión y prevención y no
solamente se les llama para poner parches a algo que seguirá
existiendo. He ahí el sentido del trabajo voluntario hoy. De otra
manera, siempre se llamará a los voluntarios a luchar contra
algo que se va repitiendo inevitablemente, lo cual producirá
frustración, pérdida de confianza y falta de perspectivas. (P.82)

Del planteamiento de Marchioni podemos ver que es lo que ha sostenido el


funcionamiento de las misiones sociales en Venezuela a pesar de todas las

19
situaciones que se han presentado y de todos los esfuerzos que han hecho algunas
personas, instituciones y grupos para que las mismas fracasen.

Es decir, el proceso de compenetración de muchos de los facilitadores, activadores y


promotores con la gente ha sido fundamental para la continuación de las misiones a
pesar de todos los contratiempos que se hayan presentado en el funcionamiento de
las mismas, en las diferentes etapas de su funcionamiento y desde su creación.

Ahora bien estamos conscientes de que las misiones no han llegado al 100% de la
población del país, pero también podemos decir que donde han funcionado o están
funcionando las misiones y hay organización popular y participación de la gente.
Podemos asegurar entonces que las misiones han provocado un cambio cualitativo
y organizativo en las personas que han participado en ellas y por ende en buena
parte de las comunidades donde estas personas que participan en las misiones
habitan.

En Venezuela hay en la actualidad muchas misiones sociales en funcionamiento


cada una con su propias características y ubicadas en diferentes regiones y
comunidades a lo largo y ancho del país, pero para este artículo analizaremos el
impacto de Cultura Corazón Adentro Misión Socialista, en las comunidades y
colocaremos testimonios de diferentes participantes de esta misión con los que
tuvimos la oportunidad de conversar y entrevistar.

Cultura Corazón Adentro Misión Socialista (CCMS), es una de las misiones más
nuevas que se plantea el gobierno bolivariano, nace en el 2008, con la intención de
socializar y deselitizar el hecho cultural, llevando talleres de formación de las
diferentes manifestaciones artísticas a los sectores populares.

Esta misión se inicia en la ciudad de Caracas y en el Estado Miranda, actualmente


está en cinco estados del país.

La misión CCMS se encuentra en 16 de las 22 parroquias de la ciudad de Caracas,


la razón por la que escogimos esta misión para el artículo es que hemos tenido la
oportunidad de ver y corroborar el impacto directo que dicha misión ha tenido en los
diferentes grupos etarios de las comunidades populares Caraqueñas y de analizar
como el proceso de comunicación entre los Animadores Socio Culturales de la
Misión y la gente que recibe los talleres y participa de una u otra forma en la misión,
han mejorado su calidad de vida y han logrado cambios cualitativos importantes para
ellos.

Cuando hablamos de los Animadores Socio Culturales, nos referimos a las personas
que realizan el trabajo de campo de la misión, es decir, hablamos de las personas
que están de manera directa y permanente en la comunidad con la gente, haciendo
el trabajo que genera el cambio social y da calidad de vida a los habitantes de los
sectores populares más pobres de la ciudad de Caracas a través de las misiones
sociales.

20
Entendemos para este artículo la animación cultural desde el concepto que dan J.P
Agustin y J.C. Gillet, los cuales la definen de la siguiente manera,

La animación sociocultural es hija legítima de la educación


popular, en cuanto busca posibilitar la democratización del
acceso a la cultura: es entonces un sistema, resultado de una
sedimentación histórica de periodos y acciones sucesivas que
ponen en relación a movimientos de educación popular,
equipamientos, asociaciones y dispositivos socioculturales.
(P.191).

Es de suma importancia entender el planteamiento de lo que es la animación socio-


cultural dado que en la actualidad la misma sirve para generar procesos de
integración en el seno de las comunidades e inclusive, genera un proceso de
integración entre los pueblos. En este caso de Cuba y Venezuela dado que personal
de ambos países interactúan a nivel cultural en las comunidades.

Este proceso de integración se da en el momento que hay un conocimiento real


entre los participantes, en el momento que los individuos empiezan a conocerse, a
comunicarse y a convivir, lo que demuestra la importancia de la comunicación real
entre las personas como bien lo plantea Pasquali cuando lo citamos en líneas más
arriba, no es otra cosa que la importancia de estar y convivir con el otro.

Podemos plantear entonces que la animación socio-cultural es un eje integrador


dentro de las comunidades, que permite sacar a las personas de el aislamiento
voluntario que comentábamos en el subtítulo anterior e integrarlas a procesos
comunitarios, participativos, comunicativos y organizativos, que en muchas
ocasiones cambian la vida de las personas que se integran a estas actividades.

La señora Alicia de Ríos, de 65 años de edad perteneciente al Club de Abuelos Luis


Aparicio y participante de CCMS lo plantea de la siguiente manera,

Tengo 4 años en el Club de Abuelos y dos en la Coral de Cultura


Corazón Adentro, esto ha sido muy bueno para mí y las otras
abuelas, porque así nos distraemos, paseamos, actuamos,
bailamos y conocemos gente de nuestra misma edad con la
cual compartir, en vez de estar encerrada aburrida en la casa sin
salir viendo televisión.

Alicia de Ríos. (2010) Realizada toma cultural bicentenaria en la parroquia Caricuao


[hompage] consultado 25 de agosto del 2010 de la Word Wide Web
http://culturacorazonadentromisionsocialista.blogspot.com/2010/07/realizada-toma-
cultural-bicentenaria-de.html

Las palabras dichas por la Sra. Río demuestran como la participación de ella en
actividades como la realizada en los Club de Abuelos o la participación en la Coral
de CCMS, la han sacado del ostracismo habitual en el que viven las personas de la
tercera edad, dándole sentido de pertenencia, permitiéndole conocer gente nueva y
logrando apartarle del gran hermano (la pantalla de tv) logrando así que tenga una

21
comunicación real, con gente real fuera de su entorno cotidiano, dando estás
actividades nuevos amigos, actividad física, paseos, participación en eventos, lo que
se condensa para ella y otras abuelas y abuelos en calidad de vida.

Ahora bien para entender el impacto de los Clubs de Abuelos, habría que tener un
censo completo el cual hasta los momentos no existe dado que el trabajo con los
Clubs de Abuelas y Abuelos, son reclamados por varias instituciones, así que los
números son dispares, sin embargo según el Animador Cultural Rafael Candiales
hay un promedio de 120 clubs de Abuelos registrados en la Alcaldía de Caracas,
pero sabemos que desde Cultura Corazón Adentro Misión Socialista, se atienden
más de 250 clubs de abuelos sólo en la región capital, más los que van naciendo,
con el accionar el trabajo de los animadores culturales en las diferentes
comunidades de Caracas. Así que hablamos de un promedio entre 4 a 6 mil adultos
mayores impactados por estás políticas socio-culturales en la ciudad de Caracas.

Ahora bien esta participación de los adultos mayores y de personas de las diferentes
edades en las actividades promocionadas por parte de los animadores culturales
pertenecientes a CCMS, nacen de un proceso de comunicación entre los
animadores y los posibles participantes, donde el papel del animador socio cultural e
motivar, trasmitir y servir de mediadores entre la propuesta y la realidad del individuo
al que se invita a participar y esto se logra cuando el animador socio cultural toma
interés por el otro y trasmite esos valores y sentimientos a través del hecho
comunicacional, donde ese comunicar y ese entenderme con el otro o con la otra de
manera directa, genera procesos sociales y organizativos, que rompen con la
propuesta hegemónica comunicacional de la industria cultural trasnacional.

Esto ocurre cuando le damos nuevos valores y nuevos intereses a las personas que
nos rodean, logrando así no sólo romper con el aislamiento voluntario al que nos
lleva la sociedad consumista, sino que este cambio nos lleva a generar procesos
organizativos y sociales que dan calidad de vida a la población demostrando que
hay otro camino y otros intereses para ellos además de aquellos que muestra la
pantalla chica y los medios masivos de información.

Para profundizar más en lo que significa el trabajo de los animadores socio-


culturales y su impacto, nos apoyaremos en las palabras de J.P Agustin y J.C. Gillet,
cuando plantean lo siguiente,

Animar es suscitar o activar un dinamismo que es al mismo


tiempo biológico e intelectual, individual y social; es generar un
movimiento que llega hasta el interior de los seres, y por lo tanto
hasta el interior de su libertad. Desde afuera uno puede obligar y
dirigir, pero sin comunicación hacia dentro no se puede animar.
El animador no puede ser neutro jamás, porque el interior de los
hombres no se puede alcanzar si no hay una preocupación por
los valores que llevan en lo más profundo. (P.99)

22
Es decir la animación socio-cultural, que es el proceso que se genera a través de la
comunicación directa entre los diferentes actores que son parte de las diferentes
misiones y en espacial de Cultura Corazón Adentro Misión Socialista, tienen la
fuerza para convertirse en un arma de lucha contra las nuevas formas de exclusión
que se generan en nuestras sociedades, provocando y coadyuvando la integración
social de las personas, que participan en las misiones.

Otra visión del impacto social que se genera desde la participación en Cultura
Corazón Adentro Misión Socialista es lo dicho por la adolescente Kimberly
Rodríguez de 15 años de edad, cuándo le preguntamos ¿Qué ha significado Cultura
Corazón Adentro Misión Socialista para ti? Nos contestó lo siguiente,

Para mí ha sido muy importante, me gusta mucho, tengo un año


en la misión, en ella aprendí a cantar y a bailar, ahora, yo en vez
de estar sin hacer nada en la casa o por ahí, canto, actúo y
bailo, con los profesores de Cultura Corazón Adentro Misión
Socialista, de hecho ahora quiero ser profesional de la cultura.

Rodríguez K. (2010) Realizada toma cultural bicentenaria en la parroquia Caricuao


[hompage] consultado 25 de agosto del 2010 de la Word Wide Web
http://culturacorazonadentromisionsocialista.blogspot.com/2010/07/realizada-toma-
cultural-bicentenaria-de.html

Este nuevo testimonio nos plantea como la misión ha impactado a los jóvenes que
participan en ella, una de las situaciones más graves por las que pasan nuestros
adolescentes es la sensación de no pertenecer a nada, de sentirse en un limbo, de
estar presionados constantemente por las exigencias y las violencias de la sociedad
de consumo en la que vivimos.

El hecho de participar en la misión les da la a los adolescentes la oportunidad de


estudiar, de aprender nuevas formas de comunicarse, de enfrentar las realidades
cotidianas de su día a día, de escapar de la violencia familiar y de todas las
situaciones conflictivas que puedan estar viviendo en su entorno.

Por eso muchas veces tanto los animadores socio-culturales de CCMS así como el
personal de las otras misiones, tienden hacer padres, amigos, hermanos, sacerdotes
y confidentes de muchos de estos jóvenes y de los niños que participan en las
misiones.

Por lo tanto la importancia fundamental de las misiones se ha basado en el hecho


comunicacional y por ende social, es por eso que aún con los conflictos internos en
las instituciones que las coordinan, la falta de pago a los animadores, activadores y
colaboradores, el saboteo tanto interno, como externo de algunas personas e
instituciones dentro del gobierno y fuera de él, no han podido dar al traste con las
misiones.

23
Desde las misiones se han generado procesos como el de reaprender los valores
que antes teníamos como sociedad, se han reaprendido los procesos colectivos y se
han reforzado los procesos comunitarios.

Para entender mejor el nivel de compromiso que tiene el personal que trabaja con
las misiones colocaremos las palabras de la Operadora Cultural María Piyigua,
Perteneciente al Gabinete Cultural de Caracas (1) y responsable de Cultura Corazón
Adentro Misión Socialista en la Parroquia San Juan de Caracas, al ser entrevistada
en una actividad realizada en la parroquia Macarao, donde los principales
beneficiados fueron los niños que en estos momentos están en los refugios
provisionales que montó el Gobierno Bolivariano por causa de las emergencias
ocasionadas por las lluvias en la ciudad de Caracas.

La importancia de esta actividad para nosotros como Gabinete,


es el poder dar calidad de vida, amor y distracción, a través de
las actividades culturales a los niños, niñas y adultos que hoy se
encuentran en los refugios. En el momento que damos alegría,
que provocamos una sonrisa, que abrazamos a uno de estos
niños y vemos como cambia la expresión de su rostro y se llena
de gozo y regocijo, sabemos que estamos haciendo muy bien
nuestro trabajo y que estamos impulsando y demostrando la
labor cultural y humanista de nuestro proceso revolucionario.

Piyigua M. (2010) Realizada Gran Toma Cultural Bicentenaria en La Parroquia


Macarao [hompage] consultado 12 de Octubre del 2010 de la Word Wide Web
http://culturacorazonadentromisionsocialista.blogspot.com/2010/10/realizada-gran-
toma-cultural.html

Este comentario demuestra el nivel de compromiso que existe en varios de los


funcionarios y animadores socio-culturales que trabajan en las misiones sociales
impulsadas por el Gobierno Bolivariano. Este mismo compromiso es el que lleva de
una u otra manera a la compenetración de los animadores socio-culturales, con las
personas con las que ellos conviven en el día a día dentro de las comunidades.

Esto permite que los niveles de articulación, organización y socialización se


fortalezcan cada día más dentro de las comunidades populares del país, es a través
de estos procesos muchas veces desconocidos por las grandes mayorías que se
están generando cambios sociales y cualitativos dentro de nuestra población.

Todos estos procesos se basan en la comunicación real y efectiva, es el inicio de


procesos de integración, procesos tan profundos que han permitido la unidad de
barriadas hasta hace poco antagónicas y enfrentadas unas con otras, por
territorialidad, control de sectores para el tráfico de drogas y otras actividades que
resultan a veces típicas dentro de nuestras barriadas.

1
El Gabinete Cultural de Caracas es un órgano adscrito al Ministerio Popular para la Cultura encargado de ejecutar y coordinar
las políticas culturales del MPPC en la ciudad capital entre ellas Cultura Corazón Adentro Misión Socialista .

24
Sin embargo a pesar de esta realidad se ha conseguido trabajos integrales y de
unidad que han permitido la integración y la solución común de problemas de
sectores antes enfrentados.

El mismo hecho de rescatar jóvenes de las drogas y de las calles como lo plantean
algunos animadores socio-culturales, habla del impacto social que tienen las
misiones, impactos que realmente superan en mucho las estadísticas ansiadas por
los burócratas y las coordinaciones de las misiones, ya que estás situaciones
cualitativas que se generan en el accionar diario no son medibles ni cuantificables.

Entender esto es fundamental para entender el impacto de las misiones sociales en


Venezuela, ya que si es cierto como bien lo dijimos en este trabajo, nacen con una
visión asistencialista y efectista, también es cierto que hoy en día están atacando las
consecuencias del problema, cuando han servido como entes organizadores e
integradores de la población más humilde del país.

Conclusión:

Podemos decir que en la actualidad el impacto de las misiones sociales en


Venezuela se mide desde las instituciones y desde el seno del gobierno desde el
punto de vista cualitativo, por el número de personas impactadas por una actividad,
por el número de graduandos, o por el número de personas atendidas en un
operativo.

Sin embargo la realidad nos demuestra que el impacto real de las misiones sociales
va más allá de lo numérico, que de hecho los factores cualitativos pesan mucho más
que los cuantitativos y que no son los números aquellos que dan calidad de vida o
los que cambian o muestran las realidades.

Es importante entender que los factores objetivos y subjetivos de la sociedad están


presentes de manera permanente dentro de nuestras comunidades y para dar
repuesta a los mismos, no lo podemos hacer desde una propuesta puramente
asistencialista y efectista, ya que eso sólo terminaría en acciones y políticas
populistas que no cambiarían las realidades, sino que las maquillarían para que se
vieran de otra forma, pero la realidad concreta seguiría estando presente al igual que
las necesidades de la gente.

La lección que nos han dado las misiones sociales y el pueblo organizado son de
suma importancia, de ellas podemos aprender que desde el mismo seno de las
sociedades nacen las organizaciones para dar respuesta a las necesidades de las
comunidades, pero también nacen respuestas en contra de las propuestas culturales
hegemónicas, que se nos intenta imponer desde las trasnacionales mediáticas y de
las industrias culturales.

Lamentablemente vemos como también este trabajo organizativo de las


comunidades y la gente, choca en contra de una pared burocrática en muchas
instituciones y ministerios, que tratan de parar estos procesos ya que al parecer no

25
les interesa que la gente se organice y asuma el rol protagónico del cambio social en
sus manos, pero a pesar de esta realidad y para beneficio del pueblo se han logrado
cambios y logros importantísimos por encima de estas burocracias que intentan
frenar los procesos organizativos.

Vemos sumamente interesados como el pueblo asume las armas del enemigo y las
revierte en su contra, cuando vemos a nuestros jóvenes cantar a ritmo de hip hop,
pero poniendo contenido social a las letras, cuando vemos a hombres y mujeres
jóvenes escribir y declamar poesía en la calle con contenidos comprometidos con los
cambios sociales, cuando vemos los bailes tradicionales o los toques de tambor y
vemos al público disfrutar de ellos, nos damos cuenta que allí, hay una resistencia
cultural y un deseo de rescatar y de impulsar lo nuestro.

En el mismo momento que vemos como gente de las diferentes edades, que antes
estaban ensimismadas y ahora hablan, abrazan y muestran sus sentimientos y
sostienen relaciones de amistad sanas, estamos viendo un cambio cualitativo
enorme en nuestra sociedad y que viene desde los sectores más humildes de
nuestras comunidades.

El mismo hecho organizativo, el mismo hecho comunal, las propuestas organizativas


para conseguir la solución a problemas comunes, dan al traste con la implantación
de las medidas individualistas y consumistas de las grandes transnacionales
mediáticas, si es cierto que hasta los momentos en Venezuela no es un hecho
general lo que venimos planteando, también es cierto que es cada día más común
en nuestras comunidades.

Es un hecho que estás situaciones nombradas están pasando en Venezuela,


también es un hecho que estás experiencias no salen reflejadas en los medios de
comunicación, ni privados, ni del estado, pero están allí y están provocando un
cambio social, muy pequeño hasta los momentos y tal vez invisible para muchos.

Pero el cambio es real y está presente en el seno de muchas de nuestras


comunidades, cambio que se da a pesar de los saboteos en contra de las misiones y
a pesar de subestimar a los más humildes de nuestros pueblos y comunidades.
Cambios que mucha gente no los ve ya que no aparecen en las pantallas de tv,
dado a que al “gran hermano de Orwels y a los que lo manejan” no les interesa que
se conozca esta realidad.

Pero los cambios reales están allí, en muchas de nuestras comunidades es


palpable, el pueblo ha demostrado que aún con todas las críticas reales o no a las
misiones, las mismas han funcionado y se han profundizado, gracias a la
participación activa y protagónica del pueblo, condición sine qua non para que las
políticas sociales funcionen.

El impacto social de las misiones sociales en Venezuela ha sido enorme, pero ese
impacto va de la mando con la participación activa y protagónica de la gente y, dicha
participación activa, aquella que ha generado cambios sólo se consigue en las

26
comunidades más humildes que han aprendido de la necesidad, que sólo a través
de la organización y la movilización se obtienen las conquistas bajo cualquier
gobierno.

Aquellos que no han pasado por estas experiencias o desconocen esta realidad, no
conocen ralamente el impacto positivo y profundo que han causado las misiones
sociales en nuestro país, dado que esta realidad sólo se palpa, en las comunidades,
con las comunidades y desde las comunidades.

Para terminar es imperativo recordar que estos alcances obtenidos por las misiones
se deben a un factor fundamental, la forma de comunicarnos, de reconocernos, de
respetar y de integrarnos con el otro, así que este impacto fundamental de las
misiones se debe a los miles de hombres y mujeres que son héroes anónimos, que
día a día se dedican a realizar el trabajo comunitario y del cambio social, en nuestras
comunidades.

27
FUENTES CONSULTADAS:

Agustini J.P y Gillet J.C (2003) La Animación Sociocultural Estrategia de Acción al


Servicio de las Comunidades. Editorial Universidad Externado de Colombia.

Arnoletto, E.J.: Glosario de Conceptos Políticos Usuales, Ed. EUMEDNET 2007,


texto completo en http://www.eumed.net/dices/listado.php?dic=3

Cabezas L, D’Elia Y. Las Misiones Sociales en Venezuela. Cuadernillo del Instituto


Latinoamericano de Investigaciones Sociales. 2008.

Chávez H. (2004) Intervención del presidente en alta reunión de gobierno del 12 de


noviembre en la academia militar.

Espinosa, F. (2010). "Globalización, industrias culturales y cultura de masas;


conceptos preliminares" Recuperado el [Fecha Actual] del Centro de Estudios
Culturales y Socio-territoriales Valparaíso. http://www.eltopo.cl

González A. y Del Rosario M. (2003) Cultura de la resistencia: una visión desde el


zapatismo

Marchioni M. (2004) Planificación Social y Organización de la Comunidad


Alternativas Avanzadas a la Crisis. Editorial Popular.

Marcuse H. (1981) El Hombre Unidimensional. Editorial Ariel.

Pasquali, A. Comunicación y Cultura de Masas. Editorial Monte Avila 1980.

Pasquali, A. Comprender la comunicación. Editorial Monte Avila 1978.

Piyigua, M. 2010. Toma Cultural de Macarao.


http://culturacorazonadentromisionsocialista.blogspot.com/2010/10/realizada-gran-
toma-cultural.html

Ramonet I. Propagandas Silenciosas, Masas, Televisión y Cine. Editorial Fondo


Cultural del Alba 2006.

Ríos A. (2010) Realizada toma cultural bicentenaria en la parroquia Caricuao.


http://culturacorazonadentromisionsocialista.blogspot.com/2010/07/realizada-toma-
cultural-bicentenaria-de.html

Rodríguez, K. (2010) Realizada toma cultural bicentenaria en la parroquia


Caricuao.http://culturacorazonadentromisionsocialista.blogspot.com/2010/07/realizad
a-toma-cultural-bicentenaria-de.html

Smout, Marie-Claude. (1995) Del buen uso del gobierno en las relaciones
internacionales.

Unesco (2010) Industrias Culturales

28