Está en la página 1de 4

LOS JOVENES Y LA CULTURA JUVENIL

¿Qué significa ser joven hoy?
A escala mundial, los jóvenes construyen su identidad con el modo de vestirse, la música, la apropiación de
objetos emblemáticos; se caracterizan por un modo específico de entender el mundo y de vivirlo. La juventud
se define por sí misma como un estado más que una transición biológica.

La construcción de esta identidad es un proceso de varias generaciones. Al comienzo de este milenio,
algunas tendencias de décadas anteriores siguen acelerándose: la mundialización de las culturas, la Internet,
el individualismo, el descrédito de la política y las crisis de participación en las instancias tradicionales
(partidos, iglesias, sindicatos, etc.).
Los jóvenes peruanos participan en este proceso planetario; lo viven de diversas maneras y en diferentes
distancias, pues su acceso a la nueva cultura juvenil está medido por las enormes desigualdades
socioeconómicas. La gran mayoría es pobre y vive en el medio rural o urbano precario; muchos de ellos han
tenido una educación primaria y algunos años de secundaria de baja calidad. Muchos han desertado del
sistema educativo y trabajan en empleos informales, unos pocos lo hacen en puestos formales y estudian al
mismo tiempo. Frecuentan diversos institutos de capacitación laboral.
Las diferencias económicas de origen separan a los jóvenes; viven en realidades distintas y experimentan su
juventud en circuitos incomunicados.
Comprender a tiempo a los jóvenes es urgente
Los adultos reaccionamos a las conductas de los jóvenes de manera simplista. Los vemos como
irresponsables, provocativos y violentos; con sus lenguajes, códigos y graffiti crean territorios, organizan sus
grupos tribales de rock y enarbolan la trasgresión como distintivo. Los consideramos población de alto riesgo.
Nos molesta que nos tiranicen con sus conflictos que aleguen su condición de víctimas, que afirmando que el
mundo está en deuda con ellos. Olvidamos que lo suyo es una violencia sin programa; no quieren probar nada
sino su propio desencanto.
Empecemos a escucharlos. En el ámbito de la política educativa y las instituciones del nivel secundario y
superior, vale preguntarnos ¿podemos manejar la relevancia y pertinencia de la educación, currículum y
pedagogía sin redefinirlos a la luz de las características de las culturas juveniles y los valores que adoptan?
¿Es posible hacerlo sin considerar sus percepciones e intereses? Sin asumir la diversidad en que viven los
jóvenes hoy. En este sentido, la política educativa no debe quedarse cruzada de brazos ante la segmentación
social que ahondan nuestras universidades incomunicadas y distanciadas por sus lenguajes, aspiraciones
sociales y referentes culturales. La presencia juvenil en el Perú y su impacto cultural requiere de canales de
participación social y política.
El reto
Construir junto con los jóvenes una propuesta educativa que haga apasionante el aprendizaje, que abra los
espacios educativos a lo no racional y no instrumental, en beneficio de la imaginación y del gozo de vivir que
han perdido nuestras escuelas, y que dé a los jóvenes un sentido de realización personal y de futuro.
*Miembro del Consejo Nacional de Educación.

2.Desarrollo y crecimiento económico

Todos los analistas coinciden en que “la economía está bien”, pues el
Perú tiene “excelentes cifras económicas”. Una de ellas es la evolución
del crecimiento económico, definido como un aumento en el Producto
Interno Bruto (PIB).

El control de la inflación y de las finanzas públicas (aquí existe un
superávit fiscal, es decir, el gobierno ha ahorrado en el primer semestre).

reclamos y conflictos sociales? Más aún. el Presidente del Perú puso la meta de 15% en 2016. períodos de alza y caída. Sin embargo. entre 2002 y 2011.8% en 2011 y en el discurso del 28 de julio. Otro factor que ha contribuido con el crecimiento es el auge crediticio iniciado en 2005. sino un medio. El crecimiento tiene una connotación material (producir más).Sin embargo. “lo económico” es una condición necesaria pero no suficiente para elevar el bienestar. pero no desarrollar. Una economía puede atravesar por una fase de crecimiento. que puede servir para aumentar el bienestar. reflejadas en altos precios de las materias primas. que comenzó en 2002 ha permitido una tasa de crecimiento promedio anual de 5. la mayor en más de tres décadas. mientras que el desarrollo está vinculado con el bienestar. la historia muestra que los precios de las materias primas están sujetos a ciclos.8%. es decir. la pobreza fue 27. medido por los aumentos en el PBI. que también tiene un límite dado por la capacidad de endeudamiento de las familias . Aun así. aumentar la calidad de vida de la población. En términos más formales. es decir. de acuerdo con información oficial. De ahí que no se pueda sostener el crecimiento sobre la base de un factor que depende de la economía mundial y que por ende no se controla dentro del país. Lo que sucede es que los resultados económicos no son un fin en sí mismo. Y digo “puede” porque hay muchas economías con buenos resultados económicos y mediocres resultados sociales. lo que nos preguntamos es ¿por qué no se reflejan en una mejora en el bienestar? ¿Cómo puede coexistir semejante evolución económica con huelgas. En paralelo debemos tener presente que gran parte del crecimiento económico de los últimos diez años se ha debido a condiciones externas favorables. el ciclo de precios altos de las materias primas.

Como consecuencia. en tercer lugar. el gobierno recauda más y por lo tanto. aumenta la capacidad de gasto del Estado. aunque aquí cabe la siguiente pregunta: dado el nivel educativo del Perú. si las empresas producen más. tiene mayores probabilidades de ser escuchado. ¿qué ocurre?. como el poder judicial. pero ¿usted cree que así es posible desarrollar? Naturalmente que no. no solo de ingresos sino también de oportunidades y regional.¿Y qué efectos tiene el crecimiento? Por un lado. por otro y dependiendo de los sectores que lideren el crecimiento. los efectos de las políticas sociales no se ven en el corto plazo sino en el mediano y largo plazo. el Estado no está garantizando un acceso a servicios básicos de calidad. suponiendo que hayan estado bien diseñadas e implementadas y no alteradas por los nuevos gobiernos. los resultados no se verían de manera inmediata. el hecho que el Estado tenga dinero como consecuencia del crecimiento. No pretendo ser más extenso en la lista. Democracia no es igual a desorden. en primer lugar. quien más presiona a través de huelgas. no significa que sepa cómo gastarlo. en segundo lugar. obstrucción de carreteras y similares. este último problema es una característica histórica de América Latina. educación y salud de baja calidad son centrales para sostener el crecimiento y cruciales para elevar el bienestar. en especial en la conexión entre sectores rurales y los mercados. lo que complica más el asunto es que aún si se comenzaran a atacar los problemas mencionados. genera empleo. existe un alto nivel de desigualdad. En quinto lugar. optan por programas asistencialistas para “calmar” a la población y también por “ceder” ante las presiones de grupos organizados. la corrupción en instituciones básicas. una de las grandes reformas ausentes en los primeros doce años del siglo es la del Estado. ¿ existe una fuerza de trabajo “empleable” a sueldos y salarios crecientes? Entonces. los gobiernos cuando ven cómo se reducen sus niveles de aprobación. En cuarto lugar. En sexto lugar. pero ¿hasta cuándo serán tolerables los problemas descritos líneas atrás? Pienso que debemos entender que lo que requerimos es una estrategia de desarrollo y no solo de crecimiento. la infraestructura es deficiente. Y en ese aspecto la .

que cumpla con sus tareas básicas. . El mercado necesita del Estado. no es posible extender los beneficios del mercado.búsqueda de la combinación de Estado/mercado es clave. Sin un Estado que funcione. es decir.