Está en la página 1de 29

UNIVERSIDAD DE ORIENTE

NÚCLEO DE ANZOÁTEGUI

EXTENSIÓN REGIÓN CENTRO-SUR ANACO

ESCUELA DE INGENIERÍA Y CIENCIAS APLICADAS

ASIGNATURA: MANEJO DE MATERIALES

EQUIPO MÓVIL PARA EL MANEJO DE MATERIALES: CARRETILLAS Y CARROS


DE MANO, MONTACARGAS MOTORIZADOS, CARROS TRANSPORTADORES,
TRACTOR Y TRENES CON TRACTOR, GRÚAS INDUSTRIALES MÓVILES

Profesor: Bachiller:

Fabiola Iguaro Facendo Jorgelys C.I:25.427.858

Idrogo Alison C.I:24.980.942

Salas Carolina C.I:26.203.916

Tabare Odubelis CI:

Yépez Yanetzy C.I:24.609.563

Anaco, Septiembre 2.018.


INTRODUCCIÓN

El manejo de materiales representa la integración eficiente de operarios, sistemas de


control de materiales y equipo, así como el movimiento de todos los materiales. El manejo
y almacenamiento inadecuado de los materiales aumentan el costo del producto, demoran
su entrada y consumen un exceso de superficie de la planta y almacenamiento. El hombre, a
través de la historia, ha buscado la manera de hacer más fácil la transportación de objetos
(materiales). Es notable el hecho de que el desarrollo del equipo para transporte de
materiales no data de fecha reciente. De hecho, los primeros artefactos mecánicos del
hombre prehistórico (rueda, palanca, plano inclinado) son los que les permitían mover
rocas u otros objetos pesados. Hoy en día, no solo se cuenta con la rueda, la palanca y el
plano inclinado, sino que se han hecho combinaciones con estos aparatos, como lo son las
carretillas con las cuales podemos ir recogiendo los productos ya terminados, montacargas
para el momento en el cual llega un embarque de materia sea más fácil el almacenamiento,
o para cuando se vaya un embarque cargar con el montacargas sería más fácil que hacerlo a
mano, con banda u otro equipo.

Los encargados de las tareas de producción se han dado cuenta finalmente de que el
equipo de manejo de materiales no es únicamente un sustituto de un hombre con espaldas
fuertes y pocas ideas, sino que es un elemento vital para el flujo continuo de los artículos
por la planta.
EQUIPO MÓVIL PARA EL MANEJO DE MATERIALES

El manejo móvil incluye todos los sistemas para mover materiales en diversas trayectorias

durante un ciclo de manufactura o de proceso. El equipo de manejo, permite un grado importante

de adaptabilidad para mover el material en forma intermitente, pero requiere aspectos esenciales

dentro de la planta o almacén, como tamaño de pasillos, espacios libres, tamaño de las puertas y

superficies para avance y maniobras. El conjunto de equipos que se describe como equipo móvil

para manejo de materiales constituido por máquinas para moverse dependen, en esencia, de su

propia fuente de potencia y que son independientes en su trayectoria de movimiento. Estos

equipos, al ser transportadores integrados para materiales, proporcionan un enlace flexible y

relativamente económico entre las secciones de una planta. Esta clasificación general de equipos

incluye desde las carretillas más sencillas de dos ruedas hasta los transportes muy complejos que

se controlan por medio de computadoras.

En el grupo de equipo móvil para manejo de materiales existe una amplia gama de

configuraciones de vehículos de uso general y especializado. El equipo móvil se clasifica en dos

grandes categorías básicas. El equipo motorizado depende de una fuente de potencia integrada

para su funcionamiento, mientras que los equipos no motorizados dependen de un motor primario

que puede desconectarse, por ejemplo, una pieza del equipo motorizado o, en muchos casos, un

operario. Los equipos menos complejos sirven como medio de transporte entre dos puntos, pero

no tienen capacidad para colocar ni elevar el material. Otros transportes, además de transportar la

carga, la elevan y pueden darle cierta colocación. Los transportadores con ejes múltiples mueven

la carga y también tienen capacidad para ubicarla a lo largo de dos o más ejes para efectuar

maniobras de carga y descarga.


Por su naturaleza el equipo móvil para manejo de materiales se clasifica en cinco grupos, los

cuales se describen a continuación:

1. Carretillas y carros de manos.

2. Montacargas motorizados.

3. Carros transportadores.

4. Tractores y trenes de tractor.

5. Grúas industriales móviles.

CONSIDERACIONES PARA LA APLICACIÓN:

Uso y selección del equipo

De acuerdo con la información disponible, el nivel de uso del equipo móvil es, con

frecuencia, bajo. Es común que el equipo motorizado se utilice más allá de su vida económica, lo

cual genera costos por los inventarios de refacciones, en mantenimiento y en productividad. Se ha

calculado que el promedio de la duración económica de los vehículos motorizados es de cinco a

siete años, siempre y cuando se les proporcione el mantenimiento adecuado. El hecho de

conservar un montacargas por más tiempo del considerado óptimo, aumenta los costos de

mantenimiento entre 30 y 40%. La buena capacitación del operario que es un requisito exigido

por la U.S. ocupaccional Safety and Health Administration (OSHA), puede aumentar la

eficiencia y, además, reducir los costos de mantenimiento. Si se lleva un registro de costos y uso,

es posible reducir el tamaño de la flotilla de montacargas pues, a menudo, dos montacargas viejos

pueden remplazarse con un modelo más nuevo.


Las siguientes son otras consideraciones generales que sirven para establecer los requisitos del

equipo:

 Condiciones y tamaños de la carga unitaria, así como los centros de carga.

 Terreno, condiciones ambientales y ancho de los pasillos en las áreas de movimiento.

 Longitud, tipo y frecuencia de los movimientos.

 Requisitos de colocación de la carga.

 Ahorros en la operación y mantenimiento.

 Estandarización del equipo.

 Naturaleza critica de las operaciones realizadas.

Factores para la selección y uso de ruedas

1. Ruedas macizas. Se fabrican en hierro semiacerado, acero forjado, plásticos

moldeados, caucho duro y materiales compuestos. Deben ser sólo de diámetros

pequeños, emplearse de manera exclusiva para movimientos de baja velocidad y no

deben utilizarse para transmitir potencia. Tienen poca resistencia al giro y duran muy

poco cuando se les sobrecarga os e les emplea en pisos en malas condiciones, además,

debido a que no tienen amortiguación provocan que la carga vibre.

2. Ruedas con llantas de hule acojinadas. Son ruedas metálicas de circunferencia

maquinada, sobre la cual se instala a presión o se moldea una llanta de caucho. Esta es

la rueda que tiene menor capacidad de carga. Gracias a ellas, el vehículo puede mover

el material empleando solo la potencia mínima ya que la fricción por rodamiento es

muy baja.
3. Ruedas con llantas resistentes al aceite. Estas llantas se fabrican con compuestos

especiales de caucho resistentes al aceite, los cuales evitaran que el caucho sufra los

efectos perjudiciales del aceite.

4. Ruedas con llantas de alta tracción. Estas llantas se producen con caucho impregnado

de abrasivos u otros materiales que le dan tracción adicional sobre el hielo o en

condiciones de pisos mojados.

5. Ruedas con llantas para baja potencia. Estas llantas se fabrican con compuestos de

caucho que ofrecen mínima resistencia al rodamiento y sus requisitos de baja potencia

permiten una menor descarga de los acumuladores de los vehículos.

6. Ruedas con llantas que no dejan marca. En lugar de carbono, las llantas contienen un

relleno compuesto para caucho que evita que los pisos se marquen o se contaminen.

7. Ruedas con llantas conductoras. Este tipo de llantas evitan la posibilidad de que se

produzcan chispas en entornos peligrosos o explosivos, gracias a que conservan la

conductividad entre el vehículo y el peso.

8. Ruedas con llantas laminadas. Las llantas de estas ruedas se fabrican con secciones de

carcazas de neumático enroscadas sobre una banda de acero. Dichas ruedas son

extremadamente rígidas y tienen un rodamiento áspero. Son adecuadas para entornos

sucios como patios de desecho y lugares donde se maneja basura.

9. Ruedas con llantas de poliuretano. Aunque estas llantas tienen un costo mayor que las

de caucho, tienen capacidad de carga bastante superior y son menos propensas a cortes

que la mayoría de las ruedas de caucho y compuestos de este. La dureza de las llantas

de poliuretano da como resultado un rodamiento rápido y un mayor daño al piso de la

planta.
10. Ruedas con llantas inflables. Estas ruedas tienen llantas de caucho vulcanizado y

reforzado, muy similar a las de los vehículos automotrices. Las hay con cámara y sin

cámara. En relación con su tamaño, tienen una capacidad de carga menor que las

llantas macizas. Por otra parte amortiguan más la carga, permiten mayor velocidad, su

mantenimiento es más sencillo y producen menos daño al piso.

Factores para la selección y uso de motores de combustión interna

1. Motores de combustión interna. Se utilizan para trabajo en exteriores y en interiores

con muy buena ventilación, así como en entornos no peligrosos. En general, estos

motores utilizan gas o gas propano líquido, aunque el gas natural comprimido (CNG,

compressed natural gas) es una alternativa promisoria. Anticipándose a las nuevas

normas gubernamentales, los fabricantes rediseñan los motores para que produzcan

menos emisiones y aprovechan mejor el combustible.

2. Motores industriales. Estos motores para trabajo pesado están diseñados para trabajar

a menos rpm que los motores de tipo automotriz. Es posible que estos motores tengan

una vida útil de 10.000h antes de que sea necesario desmontarlos para su revisión. A

una velocidad equivalente de un automóvil que viajara a una velocidad promedio de

32km/h.

3. Motores automotrices. Su construcción es más ligera que la de los motores

industriales y, gracias a que se fabrican en grandes cantidades, su costo relativo es algo

menor. Por lo general, son más eficientes a rpm elevadas y su vida útil puede alcanzar

hasta 7000horas antes de que sea necesario desmontarlos. Su duración equivale a unos

225.260km/h de recorrido en automóvil. Una ventaja de este tipo de motor es la

facilidad con que pueden solicitarse refacciones a las compañías proveedoras.


4. Motores enfriadores por aire. Se utilizan solo en aplicaciones de trabajo muy ligero,

donde el peso, tamaño y costo inicial son los principales factores. El hecho de que no

tengan un sistema de enfriamiento separado es una ventaja, aunque estos motores

tienen una duración máxima de 1500 a 2000 horas de operación.

5. Motores diesel. En general, estos motores se instalan en equipos muy grandes donde

no importan el tamaño y costos adicionales. Sin embargo, gracias a las mejoras

recientes en su diseño, los motores diesel se utilizan cada vez más en vehículos

pequeños. Esto se debe a que necesitan mucho menos mantenimiento, consumen

menos combustibles por hora de operación y pueden durar hasta 20.000 horas antes de

que sea necesario desmontarlos.

6. Motores de gas natural comprimido. El diseño de estos motores es ideal para

interiores ya que producen poco ruido y emisiones. El gas natural comprimido es un de

bajo costo y el vehículo puede funcionar todo un turno antes de que necesite

recargarse. Otras ventajas son que necesita muy pocos cambios de aceite y que el costo

de mantenimiento es menor. Este vehículo resulta adecuado para la mayoría de tipos de

uso y puede soportar cargas de hasta 2700kg.

CARRETILLAS Y CARROS DE MANOS

Meyers (2006) establece que una carretilla de carga, diablito o carrucha es un carro de carga

manual en forma de "L" con ruedas en su base para desplazamiento y asas para dirigirlo en la

parte superior. Cuenta con una base tipo repisa en la parte inferior para colocar objetos con el fin

de trasladarlos.
Este tipo de equipo es el mejor auxiliar disponible para el manejo de materiales. Su sencillez

básica permite que se adapte con toda facilidad en aplicaciones de un solo uso. Los catálogos

muestran una amplia gama de tipos de carretillas y carros disponibles y, si bien hay muchos para

ciertas industrias específicas, también es posible solicitar diseños especiales sin costo adicional o

con un muy bajo costo.

En general, las carretillas y carros se describen como sigue:

 Carretillas de dos ruedas. Las carretillas de dos ruedas (diablos) son, en esencia,

palancas montadas sobre dos ruedas. El eje que conecta las ruedas sirve como fulcro de

la palanca y soporta hasta 80% del peso de la carga. Por lo general, esta carretilla se

utiliza para mover cargas pequeñas sobre pisos lisos, con movimientos no repetitivos y

en distancias cortas. Las carretillas suelen medir de 1.2 a 1.6 metros de altura y se

destinan a llevar gran variedad de material en sacos, barriles, pacas (balas), cajas y

cajones. Algunos de los accesorios más usados en combinación con las carretillas son

las extensiones para altura, aditamentos para subir escaleras, frenos de seguridad,

abrazadera y correas.

Para artefactos Uso general con magos


domésticos curvos

Uso general con


Para tambores y barriles mangos rectos

 Plataformas con ruedas. Estas plataformas son pequeñas y en ellas se colocan cargas

para transportarlas a distancias cortas de manera intermitente. Estas plataformas suelen

tener ruedas fundidas y el operario tira de ellas o las empuja.


 Carros para fábricas. Los carros para fábricas son contenedores con ruedas, que se

mueven gracias al operario o a un tractor que puede desconectarse. En este grupo

existe una gran diversidad de tipos y la variedad de aplicaciones para mover materiales

y para almacenamiento móvil es todavía mayor. Los carros para fábrica manuales se

guían por el sentido de la fuerza del movimiento y son muy similares a las plataformas

con ruedas. Es posible adquirirlas con diferentes configuraciones de ruedas, esto con el

fin de lograr cierto equilibrio entre la estabilidad y la facilidad de maniobra. Los carros

para fábrica remolcados se conectan a un motor primario por medio de una barra de

tiro que controla la dirección. En el comercio pueden encontrarse carros remolcados

con dirección en dos y en cuatro ruedas.

 Patines semivivos. El patín semivivo es una plataforma o caja rectangular que tiene

dos ruedas en un extremo y dos soportes o patines fijos en el otro. El extremo de

soportes fijos cuenta también con un pasador robusto al que se engancha un gato de

dos ruedas. El gato y su palanca se emplean para elevar y dirigir, lo cual permite al

operario maniobrar con el patín.

 Transportadora hidráulica para tarimas. Estos transportadores se utilizan para

movimientos en la estación de trabajo y, a veces, en distancias cortas. Su capacidad

normal es de 1130 a 3625kg. Estos transportadores necesitan una cantidad de

mantenimiento mínima y pueden durar hasta 20años. Estos transportadores pueden

estar equipados con un sistema de elevador hidráulico de acción manual parecido a un

gato o un sistema accionado por pedales para elevar la tarima cargada. Algunos de

ellos utilizan un sistema hidráulico impulsado con electricidad para elevar la carga,

casi siempre a más del máximo de 5in de la carretilla de accionamiento manual.


En estas carretillas se suelen utilizar horquillas para levantar tarimas o plataformas para

recipientes especiales, así como para mover y colocar cargas pesadas.

Transportadora hidráulica para tarimas

MONTACARGAS MOTORIZADOS

Es posible que este grupo de equipos sea el más grande variado en lo que se refiere a

movimiento de materiales. El montacargas motorizado goza de popularidad gracias a su

versatilidad ya que, con toda facilidad, puede tomar una carga unitaria, transportarla con rapidez

en una variedad de entornos y, después, colocarla en sentido vertical en casi cualquier punto que

esté a su alcance. Según la magnitud de los volúmenes que se manejen, los montacargas resultan

menos económicos en recorridos de más de 90metros pues, por lo regular, su velocidad máxima

es de 7 a 14km/h. Los montacargas motorizados suelen contar con horquillas para llevar cargas

unitarias, aunque en lugar de estas puede utilizarse una gran variedad de aditamentos especiales.

La potencia que necesitan los montacargas proviene de motores de combustión interna o

motores eléctricos con acumuladores. De acuerdo con su diseño y, en particular, de la

combinación de ruedas y llantas que empleen, los distintos montacargas pueden funcionar en una

diversidad de terrenos. Las capacidades de carga usuales varían desde 450 a 18.000kg. Sin

embargo, para mover y apilar los contenedores grandes para embarque se recurre a montacargas

con capacidades superiores a los 45.000kg, que se utilizan en la intemperie.


Cuando se trata de áreas de almacenamiento importantes, es vital establecer el ancho de los

pasillos y la relación de estos con la elección del montacargas. Es evidente que a medida que los

pasillos sean más estrechos, mayor será el número de hileras de almacenamiento. Los fabricantes

indican con claridad los radios de viraje del vehículo, por lo que los pasillos deberán contar con

el espacio indispensable para la capacidad de maniobra. Los montacargas especiales diseñados

para pasillos estrechos permiten que el espacio se utilice mejor, pero tienden a comprometer

algunos aspectos del desempeño y esto debe tomarse muy en cuenta al momento de solicitar

equipo especial en lugar del equipo de uso general.

Tipos de montacargas motorizados

1. Montacargas contrabalanceados. Estos montacargas utilizan su gran masa de peso

colocada con todo cuidado, a manera de contrapeso a la masa de la carga que mueve.

Por lo general tienen un mástil o torre que inclina el mecanismo elevador hacia atrás a

partir de la posición vertical de elevación para que el contrapeso de la carga sea mayor

durante el movimiento. La carga queda colocada en el frente de la estructura del

montacargas a fin de que esta no interfiera con las estibas de material adyacentes. Esto

disminuye al máximo el ancho necesario para los pasillos.


2. Montacargas de caballete. Los montacargas de caballete o a horcajadas difieren de los

de contrapeso en que no dependen de la masa de su peso para equilibras el peso de la

carga. Por el contrario, en el montacargas de caballete se colocan las dos ruedas

principales de soporte de carga sobre el centro de la misma o delante de esta. Este

montacargas es muy estable. El diseño de caballete es más compacto y menos pesado

que el de contrapeso. Para colocar o sacar cargas de los estantes, es necesario que el

montacargas cuente con un mecanismo (pantógrafo) que le permita extender las

horquillas o que los estantes se hayan construido o colocado de tal modo que permitan

la entrada de las ruedas delanteras del vehículo.

Montacargas de caballete

3. Montacargas de carga lateral. Estos montacargas son una combinación especial del

montacargas de caballete y el montacargas para pasillos estrechos. Se utilizan cuando

los pasillos son estrechos y el transporte debe ser rápido o bien cuando las cargas son

largas y estrechas, por ejemplo, tubos o barras. Este montacargas no necesita girar

para tomar o dejar las cargas.

Montacargas de carga lateral


4. Montacargas con conductor a pie. En estos montacargas el conductor camina junto

con el vehículo y dirige el funcionamiento de este mediante una unidad de control

unida al vehículo. Estas unidades tienen, en principio, las mismas características que

los montacargas con contrapesos y de caballetes más grandes. Se utilizan para elevar y

apilar cargas ligeras y trasladarlas en distancias cortas.

Montacargas con conductor a pie

5. Carros de caballete. Estos carros de caballete son motorizados, de gran capacidad y

muy fáciles de maniobrar. Para cargar y descargar, el carro de caballete se mueve sobre

la carga unitaria. Se carga y descarga con mucha rapidez, aunque la colocación exacta

de la carga exige otros métodos. Con este carro de caballete es posible transportar

cargas unitarias casi a velocidades de carretera.

Carros de caballete
6. Carros para surtido de pedidos. Estos carros tienen una plataforma elevada delante del

mástil, desde el cual pueden manejarse el montacargas y la plataforma. Su uso

habitual consiste en tomar cargas parciales en pasillos estrechos y a alturas de hasta 7

metros, lo cual permite ahorros considerables de mano de obra y espacio.

ADITAMENTOS PARA EL MANEJO DE MATERIALES

Los aditamentos de mayor uso son las horquillas para montacargas, las cuales pueden ajustarse

a diversos anchos y suelen medir de 80 a 160cm de longitud. La longitud de las horquillas debe

ser, por lo menos, dos tercios de la longitud de la carga máxima que se elevará. Las piernas

normales de dos etapas alcanzan una altura de elevación de unos 5.5metros las piernas de tres y

de cuatro etapas alcanzan alturas hasta de 6metros. Algunos montacargas especiales están

diseñados para trabajar a más de 6metros. La diferencia en la altura de las horquillas y la altura

total extendida es, por lo general, de 1.2metros, la cual coincide con la altura del tope trasero de

la torre. Para edificios bajos, es más recomendable usar montacargas de elevador libre, pues estos

permiten que las horquillas se eleven hasta casi la mitad de la altura de elevación sin necesidad de

extender las piernas.

Con frecuencia, los montacargas se equipan con un aditamento o combinación de aditamentos

que permiten que el vehículo realice ciertas funciones particulares o, sencillamente, que funcione

con más eficiencia en una situación dada. En algunos casos, estos aditamentos sustituyen a las

horquillas convencionales cuando estas no resultan adecuadas para los productos que se

manejaran. En otros casos, el aditamento se utiliza para aumentar la capacidad de trabajo de las

horquillas, ya que permiten a éstas movimientos adicionales.


Es importante que, al elegir los aditamentos, se consulte al fabricante, ya que éstos pueden

tener un efecto negativo sobre la capacidad útil de transporte del montacargas. Cuando se instalan

aditamentos es necesario modificar la placa de especificaciones del montacargas de manera que

esta indique la nueva capacidad efectiva del mismo, conforme a los requisitos de los reglamentos

de seguridad industrial, como la norma OSHA 1910.18 (4).

Con frecuencia, los aditamentos restringen la actividad del montacargas a una función

especializada y limitan su versatilidad. Algunos de los aditamentos sencillos se montan sobre los

rieles de soporte de las horquillas y sólo se necesitan unos minutos para instalarlos y

desmontarlos. Los aditamentos más complejos, en particular lo que necesitan conexiones

hidráulicas, deben considerarse como conversiones permanentes.

Aditamentos más comunes:

1. Ariete. Una sola saliente o barra se monta en lugar de las horquillas para

transportar rollos en los lugares donde puede entrar con facilidad en sentido horizontal.

Hay arietes de muchas longitudes y diámetros para manejar una gran variedad de

productos, desde rollos de lámina de acero hasta rollos de alfombra.

2. Aditamento para barriles. Se utiliza para asir el reborde superior de los tambores

metálicos y transportarlos en posición vertical.

3. Horquillas para bloques de concreto. Estas horquillas y sus similares para

ladrillos se destinan específicamente para mover pilas de material de construcción sin

tarimas.

4. Abrazadera para rollos de papel. Diseñadas para sujetar y transportar con

cuidado rollos en posición vertical. Es común que se combinen con un rotador que
permite que, cuando los rollos están enrollados de manera suelta o se dañan con facilidad,

se transporten en posición horizontal.

5. Empuje y tracción. Llevan la carga sobre una placa pulida en lugar de las

horquillas. Su finalidad es colocar las cargas en entornos de gran densidad sin usar

tarimas. En lugar de tarimas, debajo de la carga se utiliza una hoja delgada que se agarra

con abrazaderas hidráulicas, para cargarla, se tira de ella hacia la placa del montacargas y

se empuja a su siguiente posición.

6. Abrazaderas para pacas. Se usa para sujetar y cargar materiales en pacas y

depende de la presión hidráulica para asir las pacas por los costados.

7. Cucharon. Se utiliza para mover material suelto o a granel, consiste en un

cucharon metálico que se monta en lugar de las horquillas y tiene un mecanismo para

vaciarlo. La inclinación del cucharon para cargar y transportar se logra al inclinar la torre

del montacargas hacia el frente y hacia atrás.

8. Abrazadera opresora. Se utiliza para asir los lados de las cajas en forma similar a

la abrazadera para pacas, la diferencia estriba en que los brazos de sujeción son lisos y

aplican a la caja una presión uniforme para no dañar su contenido. Esta abrazadera

elimina la necesidad de tarimas, pero las abrazaderas precisan espacio libre adicional a los

lados del material.

9. Elevar para manejo elevado. Transporta cajas de cartón plegadas porque

engancha la parte superior en la solapa de las mismas. Su ventaja más importante es que

puede lograr una alta densidad de almacenamiento, pues solo necesita un mínimo de

espacio lateral y no necesita tarimas ni hojas de deslizamiento.


10. Desplazador lateral. Se utiliza con casi todos los tipos de aditamentos, incluso

con las horquillas y permite que las cargas se coloquen con precisión de derecha a

izquierda sin que el montacargas cambie de lugar. Su función principal es acelerar la

colocación de cargas y aprovechar al máximo el espacio entre las cargas que se

encuentran en los estantes. Con el desplazador lateral, el montacargas sufre menos

desgaste, pues no es necesario moverlo con tanta frecuencia.

11. Horquillas ajustables. Se utilizan cuando se trabaja con una gran variedad de

tamaños de cargas y tarimas. Aunque la mayor parte de las horquillas son de ajuste

manual, las de ajuste mecánico o hidráulico permiten que el operario las ajuste desde su

asiento.

12. Estabilizadores de cargas. Los diversos estabilizadores de carga disponibles en el

mercado, permiten que las cargas inestables o las que se acomodan de manera suelta

queden bien sujeto durante el transporte. Estos estabilizadores consisten en una

abrazadera vertical que ejerce una presión descendente sobre la carga y la mantiene en su

lugar durante el movimiento.

13. Horquillas con abrazaderas. Son similares al colocador de horquillas y pueden

emplearse para recoger cargas en la forma convencional o para sujetarlas entre las

horquillas. Es muy común que este dispositivo se use en combinación con las horquillas

ranuradas especiales para transportar tambores.

14. Rotador. Permite girar la carga 360˚, por lo general, para descargar. El rotador se

usa con dispositivos para carga unitaria, los cuales circundan las horquillas y quedan fijas

en ellas durante la rotación. También puede utilizarse con diversas abrazaderas cuando se

necesitan un movimiento de rotación.


15. Horquillas de extensión. Es muy común que se empleen en combinación con los

montacargas de caballeta para alcanzar materiales en los estantes cuando las ruedas

delanteras quedan fuera de estos. Este aditamento también permite alcanzar materiales en

los estantes cuando éstos se estiban en dos hileras de fondo. El mecanismo de extensión

es un sistema de pantógrafo hidráulico ubicado entre la torre y las horquillas del

montacargas.

Tipos de Aditamentos
CARROS TRANSPORTADORES

Cuando el proceso de manufactura se realiza en grandes volúmenes, se utilizan sistemas de

transportadores para mover materiales de un punto a otro. Cuando se trata de volúmenes

pequeños o de varios movimientos de densidad variable se emplean vehículos con plataforma

fija, los cuales dependen de un sistema auxiliar para cargar y descargar y no están relacionados

con un módulo especifico de unidad de carga. Estos vehículos se denominan carros

transportadores. Parvini (2011) define a los carros transportadores como un elemento para el

movimiento de mercancías de forma manual habitualmente dentro de un almacén.

Estos carros pueden conseguirse en muy diversos tamaños y formas y en dos tipos básicos.

Uno es del tipo con conductor a pie y el otro es con conductor del carro; pueden ordenarse con

motores eléctricos o de combustión interna. Su capacidad suele ser limitada; las cargas grandes se

manejan con otros tipos de equipos.

Carro con conductor a pie

Habitualmente este carro tiene suspensión en tres puntos y se usa por medio de un acumulador

eléctrico, aunque algunos cuentan con motores pequeños enfriados por aire. Su diseño es similar

al de los montacargas sin conductor ya descritos, excepto que tienen una plataforma fija. Los hay

con capacidad de carga de 450 1360 kg (1000 a 3000 lb) y su aplicación se limita a cargas que no

estén en contenedores.
Se cargan y descargan a mano o tratándose de objetos pesados, se utilizan polipastos y grúas.

Carro con conductor

Este carro se adapta a una gran variedad de aplicaciones especiales, como el transporte de

personal, carros contra incendio y talleres de mantenimiento portátiles. Los más sencillos tienen

un asiento para el conductor y una plataforma plana para la carga. Esta configuración les permite

mover toda clase de suministros y materiales dentro de un edificio a distancias de más de 90m

(300 ft). El suministro de potencia proviene de motores eléctricos con batería o de motores de

gasolina enfriados por aire. Se usan mucho las suspensiones de tres y cuatro puntos; las unidades

grandes tienen un sistema completo de suspensión junto con llantas neumáticas. Estos vehículos

pueden trabajar en terrenos irregulares y alcanzar velocidades hasta de 30 km/h.


TRACTORES Y TRENES CON TRACTOR

El término se aplica a un vehículo de motor que puede desconectarse que sirve como medio de

locomoción para un vehículo o conjunto de vehículos que transportan cargas, pero no cuentan

con impulso propio. El tractor es un vehículo dirigible que conduce un operario. Por lo general,

los tractores se clasifican en pequeños, medianos y grandes, de acuerdo con la capacidad de

tracción de la barra de tiro.

Cuando los tractores deben recorrer pendientes de más de 5% habrá que consultar al

fabricante, ya que será necesario tomar en consideración una serie de factores que varían de

acuerdo con el diseño del tractor. Los criterios mínimos de seguridad se indican en la sección

1910.178 de la norma OSHA (Powered Industrial Trucks), referencia obligada que debe

consultarse antes de seleccionar estos vehículos.

La aplicación principal de estos vehículos es para mover artículos de gran volumen a

distancias demasiado grandes para un montacargas. Es decir, alrededor de 90m (30ft).

Dado que los trenes con tractor no se cargan a sí mismos, es necesario contar con un sistema

que cargue al tractor y el resto de tractores y remolques, lo cual implica la necesidad de

engancharlos y desengancharlos constantemente. Una alternativa es que se use un montacargas

como tractor y que el operario cargue los remolques. A parte de los montacargas, en las

aplicaciones industriales más comunes se utilizan cinco tipos de tractores:

1. Tractores para carretera. Estos tractores se utilizan para el transporte en carretera y

son más o menos especializados para este propósito.


No obstante, también tienen aplicación en complejos industriales grandes para mover

materiales entre lugares lejanos, siempre y cuando lo justifiquen la rapidez y el volumen

del movimiento de materiales. Además, este tractor se utiliza mucho en patios de fábricas

para mover semirremolques cargados o vacíos.

2. Tractores con conductor a pie. Estos tractores son los más pequeños de los tractores

de tipo industrial; tienen un acumulador eléctrico y su fuerza motriz, frenado y

dirección provienen de una sola rueda o de un par de ruedas muy cercanas entre sí. El

mecanismo de impulsión tiene controles manuales en la varilla de dirección, al igual

que en otros equipos con conductor a pie y también se utilizan controles con

dispositivos de seguridad. Para lograr una mayor estabilidad se utilizan otras dos

ruedas traseras. Existe una gran variedad de acopladores y enganches para conectar el

tractor con los remolques y los patines semivivos.

3. Tractores con conductor de pie a bordo. Este tractor es una versión más grande que

la de conductor a pie. Las diferencias principales son que el tractor grande está

provisto de una plataforma en la que el operario viaja de pie durante la maniobra; tiene

dos velocidades de avance; una velocidad baja comparable con el paso del operario, de

unos 5km/h (3 mi/h), y una velocidad alta de unos 11 km/h (7mi/h) son comunes en

este equipo. Gracias a que su velocidad de operación es mayor tiene una gama más

amplia de operaciones; por ello cuentan con acumuladores más grandes lo cual los

hace más pesados y voluminosos que los tractores con conductor a pie.

4. Tractores con conductor. Estos tractores pueden solicitarse con disposiciones en las

que el conductor puede ir de pie o sentado. El tractor con conductor a pie es más

complejo y se adapta mejor a lugares congestionados o poco espaciosos. El tractor con


asiento por lo general es más grande y se utiliza cuando las distancias y las velocidades

son mayores y alcanzan distancias de 0.8 km (1/2 milla) o más. En ambos tipos de

tractores se utilizan baterías eléctricas y motores de combustión interna; sin embargo,

es más común que los modelos con conductor de pie tengan batería eléctrica y que los

tractores con asiento para el conductor tengan un motor de combustión interna.

5. Tractores especializados. Los tractores especializados suelen destinarse a cargas muy

pesadas y, con frecuencia son parte del propio transportador sobre ruedas. Las

aplicaciones más comunes son: manejo de grandes cargas sueltas, como metales

fundidos y materiales granulares y, también para mover carros de ferrocarril en los

patios.

GRUAS INDUSTRIALES MÓVILES

Las grúas industriales móviles desempeñan una serie de funciones de manejo de materiales

relacionadas con la planta y la producción. Pueden adaptarse en particular a cargas grandes o

poco comunes o cuando sea necesaria una colocación cuidadosa. En algunas aplicaciones solo se

utilizan para colocar una carga dada; en otras aplicaciones fungen como motor primario y

colocadores

A diferencia de otros equipos para elevación las grúas móviles no necesitan ninguna estructura

de soporte dentro de la planta. Su ventaja principal es que pueden llegar a lugares que no suelen

ser accesibles para otros tipos de quipo para manejo de materiales. Con excepción de las grúas de

caballete, la grúa industrial móvil depende de una pluma para alcanzar y elevar las cargas. La

posición de la pluma es la que determina donde puede colocarse una carga y cuál es el mayor

tamaño de carga que puede elevarse con seguridad.


A continuación, se describe los tipos de grúas móviles de uso común:

 Grúas manuales portátiles

El diseño de estas grúas es similar al de la carretilla elevadora manual pequeña, excepto

porque en lugar de horquillas tiene pluma y gancho. Son muy usadas para mover, colocar y

retirar pizas de trabajo de los equipos de procesos cuando el volumen no hace costeable un

equipo elevador permanente. También se utiliza con frecuencia en los talleres de mantenimiento

y reparación para ayudar a desmontar y montar el equipo de la planta. La elevación se hace con

malacate y cables manuales o con un sistema hidráulico de accionamiento manual. Las

capacidades de elevación habituales están limitadas a 9 kg o menos.

 Grúas de estibador

Esta grúa no es giratoria si no que, para colocar el gancho, debe moverse todo el vehículo esto

limita su empleo a lugares más o menos despejados. El operario puede extender la pluma para

alcanzar la carga y retraerla a una posición más cercana para que pueda transportarse. La grúa es

un vehículo más o menos rápido y se utiliza para recoger una carga y llevarla a su destino

Las ruedas delanteras, de soporte de carga son también las ruedas motrices y las ruedas

traseras son las que controlan la dirección. Este tipo de grúas tienen suspensiones de tres y de

cuatro puntos y, con frecuencia, se utilizan para remolcar los carros de la fábrica a la vez que los

cargan y los descargan. Sus capacidades de carga más usuales varían de 1800 a 3600 kg (2 a 4

toneladas).
 Grúas de pluma giratoria

Estas grúas tienen mayor capacidad que las grúas de estibador y se utiliza más para colocar

cargas que para transportarlas. La estructura de la plataforma está constituida de modo que el

operario pueda girarla 180° y cuenta con estabilizadores. Este tipo de grúas pueden tener motor

diésel o a gasolina y también las hay con motor eléctrico.

 Grúas de vuelta completa

Estas grúas pueden girar una carga 360° y, por lo general son las grúas móviles más grandes.

Por lo general, estas grúas se usan para colocar cargas y no para transportarlas. Muchas veces se

montan sobre un chasis de camión para que se muevan con rapidez entre los puntos de trabajo. Se

impulsan con motores diésel o de ignición por chispas mediante convertidores hidráulicos

directos de par de torsión.

La capacidad de carga de elevación con la pluma en la posición más vertical posible puede ser

hasta de 90 000 kg (100 toneladas) y puede lograr alcanzar de más de 30 m (100ft). Sus

aplicaciones industriales se limitan casi por completo a trabajos de construcción y mantenimiento

de estructuras grandes.

 Grúas de caballete

Las grúas de caballete no tienen pumas sino una armadura colocada sobre ruedas en las que se

montan dos polipastos con capacidad para moverse dentro de los límites de la armadura para

colocar la carga con toda precisión. La grúa de caballete está relacionada con los carros de

caballete; es una grúa muy adaptable que se usa para colocar y mover materiales. Además, su

diseño le otorga una gran estabilidad y puede moverse a velocidades relativamente altas.
La armadura consiste en cuatro columnas verticales montadas sobre las ruedas de alta

flotación del vehículo y soporta dos rieles horizontales de la grúa que mueven los polipastos

elevadores. Su capacidad de carga varía desde 9000 hasta 55 000 kg (1 a 60 toneladas) por

polipastos, es decir, una capacidad total de 18 000 a 110 000 kg (20 a 120 toneladas).

Se usan una gran variedad de sistemas de potencia todos ellos impulsados con motor. Los

sistemas hidráulicos son los de mayor uso en transporte, izado y colocación. Sin embargo, un

fabricante utiliza un generador eléctrico impulsado con motor de combustión interna para realizar

todas las funciones dela grúa con motores eléctricos.

La grúa de caballete puede funcionar en áreas de alta densidad y es muy fácil de maniobrar,

pues cualquiera de las cuatro ruedas puede girarse e impulsarse en forma independiente. Sus

aplicaciones más comunes son en los patios para almacenamiento de acero, carga y manejo de

contenedores para embarque, piezas comerciales de concreto pre colado, cargas de camiones y

carros y en los muelles. Pueden adaptárseles dispositivos especiales para manejar cargas, lo cual

aumenta la versatilidad de esta grúa.


CONCLUSIÓN

Con la implementación de las nuevas tecnologías y la tendencia actual de las industrias, la

superación constante y competencia mutua tanto en calidad, producción, implementación de

nuevos sistemas como el ahorro de espacios, el uso de la maquinaria ha incrementado la

capacidad de producción del individuo, la reducción de la fatiga, prevención de accidentes, entre

otros; haciendo que el producto llegue al medio donde se tiene menor alcance. La selección de

equipos de manejo es una de las principales fases en un análisis de movimiento de materiales así,

¿Con que equipo se realizara el movimiento? los aparatos para efectuar transporte de materiales

son elegidos de acuerdo al servicio que requieran las industrias, pudiendo tener sistemas de

transporte como, grúas, carretillas manuales, hasta montacargas los cuales son impulsados por

medio de motores de combustible y otros son impulsados por motores eléctricos. En la elección

de estos equipos, como en todos los demás debe tenerse en cuenta la fiabilidad, necesidades de

mantenimiento, posibilidad de reparación, flexibilidad, facilidad de venta y renovación,

inversiones necesarias, posibilidad de financiación, costes de utilización, personal necesario,

capacidades normales y sobrecargas admitidas.


BIBLIOGRAFÍA

1. Fred E.Meyers. (2006). Diseño de instalaciones de manufactura y manejo de

materiales. México: PEARSON. 3era Edición

2. Hand Patter Trucks (1991). Materials Handling Engineering, July.

3. Mahsa Parvini. (2011). Packaging and Material Handling. Logistics operations and

management. Disponible en:

http://ezproxy.autonoma.edu.co:2051/science/article/pii/B9780123852021000098?np=y

4. Dileer R.Sule (2001).Instalaciones de manufactura. México: Thomson Learning.

2da Edición.