Está en la página 1de 3

SPI – Seguridad y prevención integral

Ciencia y política de riesgo

Palabras clave: Valoración del riesgo, aceptación del riesgo, perspectiva del riesgo,
enfoque técnico, enfoque psicológico, enfoque sociológico.

Dentro del marco de las perspectivas del riesgo, en el cual estamos trabajando, el texto a comentar nos
aproxima a los objetivos de investigación científica de los riesgos. Se comparan así, las visiones
OBJETIVAS y SUBJETIVAS del riesgo.

Este texto muestra los diferentes enfoques que en la actualidad recibe el concepto de riesgo, y las
diferentes formas de aplicación de la investigación según nuestro campo de trabajo.

Del texto obtenemos dos ideas principales. En primer lugar, el texto nos presenta la evolución que se ha
producido en la sociedad a la hora de evaluar riesgos. En sus inicios, la investigación estaba vinculada a
la decisión y economía teórica en ámbitos del comercio y la administración. Desde los años 70, recibe un
impulso mediante publicaciones, sociedades profesionales, celebración de congresos, desarrollo de
cursos especializados, etc. Gracias a ello, acaba de convertir este campo de investigación en un tema de
gran interés público.

La exposición del resto del texto, desarrolla los tres enfoques vinculados a la investigación del riesgo o
evaluación de riesgos y sus aplicaciones.

El ENFOQUE TÉCNICO, tiene una visión objetiva y racional. Conoce donde sucede y se desarrolla el
riesgo. Del resultado de este enfoque obtendremos una estimación de los riesgos, como producto de la
probabilidad del acontecimiento y de la magnitud del daño que éste produzca.

Este enfoque requiere información controlada (estudios e investigaciones), para obtener muestras
evaluables para la realización de estimaciones de probabilidades y sus consecuencias. Sin muestras
evaluables, las probabilidades son hipotéticas y poco reales, produciéndose un límite objetivo y
desviándose del resultado estimado.

Por otro lado, aparecen una serie de hándicaps. La diversidad en los tipos de daños, ya sean físicos,
psicológicos, económicos o ambientales (entre otros), impide la posibilidad de utilizar una misma escala
de valores para cuantificar la utilidad y los daños del riesgo. Del mismo modo, existen diferencias entre
las estimaciones técnicas del riesgo y la percepción pública del mismo. Se producen resultados dispares,
lo que para uno es tolerable, para el otro es inadmisible.

Manuel José Morales Martínez


Graduado en Prevención y Seguridad Integral Página 1 de 3
(Director de Seguridad y Técnico en PRL)
SPI – Seguridad y prevención integral
Ciencia y política de riesgo

El ENFOQUE PSICOLÓGICO, tiene una visión subjetiva e irracional, que estudia los factores que
influyen individualmente en la percepción y valoración del riesgo. Como resultado se obtienen unas
variables del riesgo percibido, y los grados de aceptación del público.

Detallemos entonces, los factores incidentes en la aceptación o percepción de riesgos por el individuo.
La VOLUNTARIEDAD, son mejor aceptados los riesgos voluntarios que los involuntarios. El CONTROL,
se aceptan mejor los riesgos que son posibles de controlar que los que no. La FAMILIARIDAD, se
consideran peores y se aceptan peor, los riesgos de las nuevas tecnologías que los de tecnologías
familiares. La PROXIMIDAD EN EL TIEMPO, se aceptan mejor los riesgos donde los daños aparecen
con retraso en el tiempo, que los que implican daños inmediatos. La COMPENSABILIDAD, se aceptan
más fácilmente los riesgos con daños materiales que los riesgos con daños personales. El POTENCIAL
CATASTRÓFICO, se perciben como mayores los riesgos con daños en gran escala aparecidos
simultáneamente, que los espaciados a lo largo de un mayor período temporal.

Este enfoque, permite explicar la discrepancia entre ciencia y sociedad en la evaluación y aceptación del
riesgo en términos de desconocimiento de datos y factores individuales. Sin embargo, no se toma en
consideración a la hora de valorar y aceptar el riesgo, la magnitud del daño, y se menosprecia la
probabilidad existente.

Por último el ENFOQUE SOCIOLÓGICO, tiene una visión moral y política, que estudia los factores
socioculturales vinculados a estructuras sociales determinadas. La opinión pública influye sobre el
individuo dentro de la sociedad, y le informa de peligros y riesgos que son incapaces de percibir
directamente.

La valoración de riesgos y su aceptación, en este enfoque, depende de los valores sociales, confianza de
las instituciones o la transformación de la información en los medios de comunicación. Dependiendo del
contexto social, destacan unos riesgos y se ignoran otros. El problema de determinar los niveles
aceptables de riesgo (en vidas humanas, moralidad o justicia social), es una cuestión moral y política.

El texto hace hincapié al enfrentamiento de la ciencia, la sociedad, la política y la cultura a la hora de


valorar y aceptar los riesgos. Cada uno de los factores expuestos, hace referencia a alguno de estos
aspectos. El enfoque técnico obtiene resultados objetivos y racionales, pero está limitado por la
discrepancia que existe con la opinión pública (la sociedad). El enfoque psicológico obtiene resultados

Manuel José Morales Martínez


Graduado en Prevención y Seguridad Integral Página 2 de 3
(Director de Seguridad y Técnico en PRL)
SPI – Seguridad y prevención integral
Ciencia y política de riesgo

subjetivos e irracionales, que muestra el grado de aceptación del riesgo por el individuo. En cambio, no
contempla la magnitud del daño ni la probabilidad de que vuelva a pasar. Y el enfoque sociológico está
vinculado a los factores socio culturales del individuo, cuya valoración está influenciada por la moral y la
política ejercida sobre este.

A la hora de aplicar estos conceptos en el mundo laboral, nos encontramos hoy por hoy, que muchos de
estos enfoques no están integrados de forma efectiva. Si bien es cierto que los factores socioculturales
van alcanzando unos valores cada vez más importantes, es difícil encontrar en según qué sector, una
valoración de riesgos de manera individualizada. Y sobre todo me refiero a factores humanos, porque la
aceptación y valoración de un riesgo que yo puedo percibir, no será la misma que la de otro individuo. En
cambio, a la hora de la verdad, esas valoraciones se justifican de manera global. Los estudios o
investigaciones realizados nos pueden indicar que la estimación o evaluación realizada implica del
mismo modo a dos individuos totalmente distintos. Podemos decir pues, que carecen de valores de
carácter individual.

Para concluir, encuentro que la utilización de los valores de las aproximaciones, aquí presentadas, sobre
el estudio y la investigación de riesgos, deberían interrelacionarse. El enfoque técnico, me parece el más
cotidiano para su utilización, por su objetividad y su origen en valores tangibles. Ahora sí, como explico
anteriormente, me parece que a la hora de obtener resultados de manera global, su aplicación sería poco
real. ¿Qué pasaría en situaciones novedosas, no estudiadas? No tendríamos resultados anteriores y por
tanto sus riesgos no estarían contemplados. Produciéndose valores hipotéticos y poco objetivos. Por
tanto, la intervención de factores psicológicos y socioculturales, en estas valoraciones debe ser de vital
importancia. El conocimiento del individuo y sus percepciones, y de la sociedad que lo envuelve nos
llevará a un conocimiento más exacto y a una aproximación más real inclusive, para la evaluación y
estimación de estos riesgos. Del mismo modo, sería imposible realizar una investigación basándonos
únicamente en las percepciones de un individuo, o en los factores socioculturales de éste. Los resultados
carecerían de rigurosidad, obteniéndose valores abstractos.

Manuel José Morales Martínez


Graduado en Prevención y Seguridad Integral Página 3 de 3
(Director de Seguridad y Técnico en PRL)