Está en la página 1de 7

Stapelia mixtra

1824 - 1873

prefacio
o básicamente epílogo, es decir, a la página del título. - Quería que mi libro, que se
suponía que viera el mundo, estuviera de moda y, por lo tanto, bautizarlo con un
nombre de flor. Hiebei no estaba nada avergonzado. Si nada es nuevo acerca de un
libro, al menos debería ser el título. Ahora el nombre de casi todos los hijos de
Florens que conocía ya estaba en títulos de libros; el trabajo en el que un famoso
botánico trabajando ahora, un extracto de un sistema de la botánica para los escritores
que están en una pérdida para el nuevo nombre de flor, no estaba fuera, y además,
que estuvo a mi lado, mi pequeña Bewandertheit en la ficción jardín de flores por el
hecho de que una Flor, que todavía consideraba virgen, aún no había contraído
matrimonio con el periódico. Que hacer? Afortunadamente, recuerdo Después de leer
una vez en un almanaque de Becker: Un buen consejo para aquellos que no quieren
que sus hijos vivan con otros del mismo nombre: "Nombra a tu hijo Judas
Iscarioth". Al mismo tiempo, veo una copia de Stapelia mixta de pie en mi ventana,
una flor de color sombrío, con manchas intensamente mezcladas, que difunde un olor
que las moscas carroñeras ponen erróneamente sus huevos. Ahora pensaba que tan
poco un cristiano sería su hijo, Judas Iscarioth, más de lo que una florista fragante
llamaría el suyo con el nombre de tal flor. Esto resolvió mi duda. Al mismo tiempo,
veo una copia de Stapelia mixta de pie en mi ventana, una flor de color sombrío, con
manchas intensamente mezcladas, que difunde un olor que las moscas carroñeras
ponen erróneamente sus huevos. Ahora pensaba que tan poco un cristiano sería su
hijo, Judas Iscarioth, más de lo que una florista fragante llamaría el suyo con el
nombre de tal flor. Esto resolvió mi duda. Al mismo tiempo, veo una copia de
Stapelia mixta de pie en mi ventana, una flor de color sombrío, con manchas
intensamente mezcladas, que difunde un olor que las moscas carroñeras ponen
erróneamente sus huevos. Ahora pensaba que tan poco un cristiano sería su hijo,
Judas Iscarioth, más de lo que una florista fragante llamaría el suyo con el nombre de
tal flor. Esto resolvió mi duda.

l. De un simbolismo de secciones cónicas.


El término "segunda orden" o "secciones cónicas" se entiende que significa círculo,
elipse, parábola, hipérbola, mientras que la línea recta cuenta como una línea de
primer orden. Cónicas calientes de esas líneas, debido a que se pueden obtener todas
las secciones de un cono recto, el circuito a través de una sección perpendicular al
eje, en paralelo con la superficie de base, la elipse mal por una sección contra la base
y en contra de las superficies laterales, la parábola a través una sección paralela a una
línea lateral, la hipérbola a través de una sección paralela al eje. Las ecuaciones
matemáticas de todas las secciones cónicas vienen como casos especiales bajo una
ecuación general, que incluye todo.
El círculo y la elipse son figuras finitas cerradas; la parábola va al infinito con dos
brazos, pensando en el cono del cual se corta, continuando hasta el infinito; la
hipérbola consiste en la integridad geométrica incluso consiste de dos idénticos pero
separados uno de otro, entre sí figuras su convexidad zukehrenden, cada uno de los
cuales también se ejecuta con dos brazos en la dirección opuesta a la otra en el
infinito con sólo mirar en el cono del que se corta la hipérbole El último, asumiendo
que está de pie, piensa que se extiende más allá de su punta hasta la parte superior, de
modo que sobre la punta del cono inferior viene un cono similar, solo el inverso
(similar a un reloj de arena). El mismo corte pero piensas que eres conducido a través
de ambos conos relacionados.
El círculo tiene un solo foco, la elipse encierra a los dos, de la hipérbola, cada una
de las dos figuras parciales tiene su foco. Todos estos focos están todavía en lo
finito; pero la parábola tiene un punto focal en finitud, el otro en infinito.
Esto debe ser recordado solo como conocido o conocido como presupuesto. Ahora
pienso que por las relaciones de estas figuras simples algunas relaciones generales
pueden representarse en la sensualización abstracta, en pocas palabras
simbólicamente, y dan el siguiente ejemplo:
El punto focal en cada una de las líneas citadas es un alma; los rayos que pueden
extraerse de allí a la circunferencia, que representa el mundo externo, presentan las
aspiraciones y actividades activas que emanan del alma hacia el mundo externo; por
otro lado, los rayos que entran en foco desde el perímetro, las sensaciones y
sentimientos que el alma absorbe receptivamente desde el exterior. Por lo tanto, si un
rayo que cayó desde unos puntos focales del perímetro, se refracta de nuevo en otro
punto focal, a la que se tiene el área para pensar que refleja, por lo que el segundo
foco son sentimientos después de los símbolos de las aspiraciones o las acciones del
primer punto focal con la interposición de la acción de la Mundo exterior, sin el cual
no es posible el tráfico de almas.
De acuerdo con esto, el círculo simboliza el amor propio, el egoísmo; la elipse, el
ideal de la amistad; la parábola del amor contra el infinito, divino; la hipérbole del
odio más amargo, el ideal en la medida en que el símbolo representa la relación en
cuestión en la mayor pureza y perfección, como si no hubiera nada más.
Entonces el círculo debería aplicarse al egoísmo. De hecho, el egoísmo absoluto
actúa solo por su bien; solo deja rayos hacia la periferia, de modo que sensaciones y
sensaciones adecuadas entren en su alma a través de la reacción; él es completamente
autónomo: haga lo que haga, nada tiene un propósito para él excepto un alma. El rayo
que proviene del centro del círculo se romperá eternamente en él.
La elipse se puede considerar como un círculo con un centro separado en dos
focos. Un alma se ha dividido en dos, y ambos todavía existen con y entre sí; cada
uno es el alma de un amigo; cada uno funciona solo para excitar en los otros
sentimientos y sensaciones apropiados; porque cualquier rayo que caiga de un punto
focal a la periferia externa aumenta su dirección al otro punto focal; Lo que uno
piensa y tiene, lo derrama en la otra alma; Ambos se preocupan por el mundo exterior
solo en la medida en que pueden actuar en relación uno con el otro por medio de
ellos, viven solo el uno para el otro; ambos sentimientos y aspiraciones siempre se
complementan; todos los radios de la elipse son, de acuerdo con la propiedad
conocida de la elipse, igual al gran eje, que son focos, almas, primero se conecta; no
pueden pensar ni sentir nada individualmente, lo cual no concuerda con los otros
sentimientos y aspiraciones de que representa este vínculo. No es mío y tuyo en la
elipse, lo que existe en él es lo mismo para ambos focos.
Ahora tome la hipérbole: ambos amigos se han dividido por un tremendo odio; uno
se alejó del otro; cada uno saca su foco, lo mantiene para sí mismo, y puede no tener
nada que ver con el otro, huyen por la eternidad; no, todavía están atados el uno al
otro, pero a través de los lazos del odio hostil, sus sentimientos tiemblan divergiendo
el uno del otro hasta el infinito, pero pelean entre sí; y que cada pensamiento se
remonta solo antes que la otra alma, uno puede ver que la divergencia de los rayos
encuentra su centro en los focos opuestos. Si uno pone una luz en el foco de una
curvatura hiperbólica, entonces los rayos se separan de tal manera que
divergen pensamiento prolongado después de la figura hipérbole opuesta, en cuyo
punto focal se cruzan. ¿Cuál fue la banda en la elipse? El gran eje de la hipérbola se
ha puesto en oposición; y todos los rayos que podrían caer de un foco al otro son
iguales solo en la diferencia.
La parábola es un símbolo sublime, el símbolo del amor por un ideal, por Dios, por
lo suprasensible, por todo lo bello y lo grande, que, alcanzable solo en el infinito, el
alma visualiza. Todos los rayos emitidos por el punto focal de la parábola corren en la
dirección de una propiedad conocida de esta curva en una dirección uniforme hacia el
otro punto focal que se encuentra en el infinito; todas las aspiraciones y pensamientos
están dirigidos solo a esto; por el contrario, ningún rayo puede caer en el alma que no
procede del infinito; todos los sentimientos se relacionan con esto. Debe haber un
buen significado simbólico, si se pudiera construir una iglesia con una curvatura
parabólica, que permanecería abierto por un extremo, por supuesto, porque la
parábola no es una figura cerrada en sí, y así, se une a un lugar, donde el área anterior
correspondería al carácter eclesiástico. En el altar enfoque o púlpito se ubicaría de
manera que el cura, tal y como aparecería como el alma de la comunidad, y cuando
rezaba su oración en la idea de lo infinito, lo eterno hogar, en el interior se hizo eco, y
que por lo tanto claramente a sí mismo en el símbolo cuando enseñó que eran voces
del Eterno, que se concentraron en el lugar más sagrado de la iglesia, el punto focal, y
así cayeron en el alma del sacerdote, que estaba en él, y solo brilló desde allí.
No hay amor por lo absolutamente diabólico; sí, el símbolo para ellos es
imposible ; tendría que ser una parábola, que se alejara del punto focal
que yacía en el infinito, y se apresurara hacia su opuesto; pero las matemáticas
muestran que ese símbolo no puede existir. No hay nada peor en el mundo que el
egoísmo absoluto, el amor propio, que se refiere a todo lo que hace; Lo que hace la
parábola, lo hace sin ninguna relación consigo mismo, ya que el rayo debe correr en
infinito antes de que pueda regresar al primer foco; Por lo tanto, la parábola es al
mismo tiempo el símbolo de la virtud, que busca volver a funcionar para sí y para sí
mismo solo porque ha funcionado para el universo; y el símbolo de la virtud coincide
con el símbolo del amor contra lo divino.
Si uno piensa en un círculo infinitamente grande que trata con el universo, entonces
así es como es. Siempre toca los extremos, y en el infinito, todos nuestros símbolos se
ejecutan el uno al otro, este círculo al mismo tiempo, el símbolo del egoísmo absoluto
y el amor absoluto por los demás. Dios, como centro del círculo universal, solo puede
amarse a sí mismo, en la medida en que no hay nada aparte de él; para la periferia, el
mundo, le pertenece esencialmente como el cuerpo nos lo hace a nosotros; pero
amando solo él ama todo lo que existe; el amor por sus criaturas es un instinto de
supervivencia; y solo puede mantenerse recibiendo todas sus criaturas, solo partes del
mismo todo infinito.

2. Extrema sese tangunt.


Expresé una vez que la proposición de que si se piensa en un punto en dos
direcciones opuestas, una línea recta hasta el infinito de forma continua, sus dos
puntos extremos debe ser considerado estrellarse en el infinito; por otro lado, a
primera vista, deberían estar infinitamente lejos el uno del otro,
a | ¾¾¾¾¾¾¾¾ | c ¾¾¾¾¾¾¾¾ | b
que z. B. si nos fijamos en ca en un lado y cb extendió en el otro lado hasta el infinito
se representa el punto final de una de las terminales punto B coincide. Se pueden
establecer razones matemáticas para esta paradoja.
Cada línea debe considerarse desde todos los puntos, no solo en una dirección, sino
en dos; Es posible que dos puntos estén infinitamente separados en una dirección, y
que después de lo contrario estén infinitamente cerca, es decir, que coincidan. Quiero
aclarar esto primero en una dirección curvilínea; qué tan lejos se transferirá a la recta
se mostrará.

Suponga que tiene una órbita circular, y dos personas una y b sólo dos gradas en el
punto D, ya que son cuando están en la dirección opuesta del círculo de d salir de allí
y dbprogresar, pero volver a reunirse, aproximadamente donde la figura lo
muestra; de la misma manera que dos personas que proceden de un punto de la tierra
en la misma latitud en la dirección opuesta se encuentran de nuevo. Pero eso solo se
aplica a la dirección curvilínea, dicen; por lo tanto, ¿deberían unirse nuevamente dos
personas que progresan en línea recta de un punto al otro en direcciones opuestas? En
el infinito, sí. Deje que el círculo, que se ha hecho pequeño arriba, se vuelva tan
grande de nuevo que su curvatura se reducirá a la mitad en cada punto; Que se haga
tan grande como el ecuador de nuestra tierra: para nuestro ojo humano, cada parte de
este círculo ya no se distinguirá de una línea recta; deje que el círculo crezca hasta ser
infinitamente grande, y todas sus piezas, sin importar cuán grandes las quiera tomar,
serán absolutamente indistinguibles de una línea recta, y sin embargo, lo anterior se
aplicará a él, que si uno de uno Los puntos del mismo en la dirección opuesta al
círculo, que sin embargo aquí coincide con la línea recta, progresan con alguien, uno
se encuentra nuevamente con él, pero por supuesto solo en el infinito. Si, de hecho,
camino en el espacio en línea recta con alguien en la dirección opuesta desde el
mismo punto, no es mi imaginación si tomo cualquier parte de la línea cruzada por
una parte de un círculo infinito o una línea recta, y puedo ser feliz, - si no vuelvo a
medir el infinito - finalmente me reencuentro con mi amigo. - De otra manera, la cosa
podría hacerse tan probable: dos puntos coinciden entonces para la intuición, como
para el concepto, cuando no se puede pensar absolutamente ningún punto entre
ellos; el infinito no es para la intuición, entonces debemos adherirnos al concepto, no
importa cuánto todavía deseemos hablar de las relaciones en él. Ahora, en línea recta,
cada punto se ve en dos direcciones opuestas, p. B. en la línea el infinito no es para la
intuición, entonces debemos adherirnos al concepto, no importa cuánto todavía
deseemos hablar de las relaciones en él. Ahora, en línea recta, cada punto se ve en
dos direcciones opuestas, p. B. en la línea el infinito no es para la intuición, entonces
debemos adherirnos al concepto, no importa cuánto todavía deseemos hablar de las
relaciones en él. Ahora, en línea recta, cada punto se ve en dos direcciones opuestas,
p. B. en la líneaa | ¾¾¾¾¾ | c ¾¾¾¾¾ | b el punto c después de ca, y
después de cb, como parcialmente la vista inmediata, en parte la naturaleza del punto
como parte de una línea. Ahora que cay cb han pasado por el universo, no puede
haber más puntos espaciales más allá de ca y cb en estas direcciones (aunque después
de bc y ac entre a y b todavía hay infinitos puntos), porque, en virtud de la supuesta
infinidad de las dos líneas, de lo contrario habrían pasado; Ahora bien, como no se
puede pensar en ningún punto entre a y b en la dirección ca y cb que los separa, dado
que esto debería haber pasado, deben, de acuerdo con el concepto de coincidencia,
coincidir de acuerdo con estas instrucciones, y ahora hacerse infinito en una dirección
cerca de ser infinitamente distante en el otro, que está básicamente en la línea a |
¾¾¾¾ | c ¾¾ | d ¾¾¾¾¾ | b tiene los puntos cd en su lugar; en las
direcciones cd, dc están muy cerca, después de ca, db, infinitamente separados, y por
lo tanto, incluso podemos considerar que cada punto cd existente en nuestro mundo
existe en la coincidencia de dos líneas rectas que se han enfrentado una a la otra
desde un punto infinitamente distante. De esta manera, un círculo finito es solo la
imagen finita de una línea recta infinita, y por el contrario una línea finita recta es
solo un fragmento de un círculo infinitamente grande, y se extiende linealmente para
convertirse en círculos infinitos.
Las matemáticas, también, dan una prueba sorprendente de esta afirmación en la
forma en que la fórmula para la hipérbola surge de la de la elipse. La fórmula para el
último, asumiendo la abscisa desde el punto de partida del gran eje, es bien
conocida : tomar el eje grande negativo, es decir, que todas sus
relaciones se invierten, entonces la elipse se convierte en la hipérbola,
en el que las
mitades a y b , en lugar de
girar su concavidad como
en la elipse, recurren a la
convexidad; y donde las
dos mitades en los
puntos d y e de hecho
puede colisionar en sólo
en el infinito, pero deben cumplir, como la ecuación de la hipérbola que es bastante
para la elipse continua, excepto que la convergencia en la una dirección, por
sustitución de los negativa El signo debe cambiarse al lugar del positivo en la
fórmula, en una reunión en la dirección opuesta; por lo que la hipérbola surge con sus
patas de araña.
Tal no es el único documento que es la matemática para este conjunto: se le da
mucho, el último recibido todo su valor a la proposición general de ese tamaño en el
frente del mismo modo que puede pasar a través del infinito que cero.
Como prueba tan visible, tal vez un fenómeno bien conocido de los productos
catopétricos podría ser citado. Si vas al eje de un espejo cóncavo esférico, en una
distancia muy grande de su superficie, con lo que una luz, todos los rayos de los
mismos son arrojados de nuevo en el foco principal del espejo de su superficie, y uno
puede ver a este respecto la imagen de la luz. Saca a la luz el espejo más cerca, por lo
retira, la sierra previamente la imagen principal punto focal de la luz en más lejos de
la superficie del espejo y los avances los puntos centrales de la curvatura del espejo,
que en el doble de la distancia, que el punto focal principal, de la superficie del
espejo acostado sobre su eje, más cerca. Tan pronto como la luz alcanza el centro de
la curvatura, cae con su imagen, que ahora se refleja en este punto, juntos. Si uno se
acerca aún más al espejo a la luz, entonces la imagen, que aumenta de tamaño, va
más allá del centro, de modo que la luz está ahora entre su imagen y el espejo; y así, a
la luz de los centros de la curvatura de los principales focos de jemehr viene, cuanto
más lejos la imagen de luz de manera que cuando la luz entra en el punto focal
principal en sí, cae en una distancia infinita, y que en realidad no más se puede ver. Si
uno se acerca aún más a la luz de la superficie del espejo, de modo que entre el punto
focal principal y la superficie del espejo, la imagen aparece de nuevo, pero ahora de
repente en la dirección opuesta, como antes; al principio todavía muy lejos y
grande; cada vez más cerca y más pequeño, cuanto más cerca uno trae la luz a la
superficie del espejo en sí, donde coincide con su imagen de nuevo. - Al parecer,
habría que cuando la luz es los principales puntos focales, su imagen si sería posible
llegar a través de los ojos hasta el infinito, del mismo modo que si se mira por el que
si se invierte en el sentido contrario, ver; ya que el punto en el que se encuentra
simplemente da el punto límite de las dos direcciones donde colisionan.

Intereses relacionados