Está en la página 1de 2

EL HOMBRE QUE AMABA LA JUSTICIA

A continuación la vida de Juan Tranquilino Guaicha Chamba.


Nació el año de 1919 en la Parroquia de Sabanilla, Cantón Célica, Provincia de Loja hijo
de Don Hilario Guaicha y Fabriciana Chamba quien había procreado 7 hijos.
Desde muy pequeño comenzó a desarrollar un corazón muy puro y esto llevo a que
siempre se preocupase por los demás. Fue hombre destacado es su tierra natal con
apenas 4 años de escuela él era muy inteligente y hábil, tenía una meta muy definida la
cual era que siempre estar a favor de la justicia con todo su pueblo y en todo su
hermoso Ecuador.
Le gustaba relacionarse con los abogados del sector y ayudaba a los campesinos en
los litigios de terreno, él era muy admirado por todo su pueblo porque siempre era
disciplinado y responsable en todo y siempre ponía seriedad en sus compromisos
hábitos los aprendió en el ejército ecuatoriano después del conflicto con en Perú en el
año de 1941.
Con estas grandes características se ganó el corazón de todos los moradores de su
humilde pueblo. Y en el año de 957 fue nombrado Teniente Político Máxima Autoridad
en la Parroquia.
Durante su periodo de administración hizo que todos los ricos pagaran un tributo a la
Parroquia y obligó a los hacendados del sector que cada trabajador al terminar su
jornada, pudiera llevar alimentos de los que ellos habían sembrado tales como son:
maíz, zarandajas, yuca, frijol, etc.
También ayudaba a conseguir terrenos para la gente que no tenían y tenga en que
trabajar pudiera sembrar sus alimentos para poder venderlos y poder llevar el sustento
a su familia.
Este programa de ayuda socioeconómica que había creado Don Guaicha no fue muy
bien visto por muchos hacendados del sector porque los perjudicaba a ellos pudieran
ya que ellos explotar a sus trabajadores y no pagaban casi nada.
Así que ellos planificaron para poder exterminarlo y así sacarlo del poder ya que estaba
que perjudicaba su trabajo al dar terrenos a los pobres para que trabajen.
Este plan macabro fue organizado por un tal Manuel Carreño y otros compinches para
esto tramaron una emboscada en el camino ya que don Guaicha no vivía en el pueblo
si no que cada vez viajaba del pueblo a una hacienda llamada el “Pinto” donde vivía
don Guaicha.
Pero cierto día 16 de Julio de 1961 los enemigos de Guaicha le tendieron una
emboscada en el pueblo para poder eliminarlo, siendo los involucrados Don Manuel
Carreño y su hijo Víctor de 16 años de edad.
Él tenía la costumbre de siempre viajar en mula pero esta vez no lo hizo porque había
estado bebiendo así que se fue a pie a su domicilio. Al pasar por una quebrada cerca
del domicilio de Don Guaicha le salió Don Carreño y comenzó a insultarlo porque había
creado una ley que les perjudicaba así que él estaba diciendo que cambie la ley pero
Don Guaicha hizo caso omiso y le dijo que no la cambiaria porque él quería buscar la
igualdad socioeconómica y que nadie tengo más privilegios que nadie porque todos
somos iguales y que con esto uniría a su comunidad que siempre ha estado separado,
pero Don Carreño le dijo que no sea tonto que debe de preocuparse solo en él y generar
dinero solo para él y ni ver por otras personas.
Con esas palabras que había dicho Don Carreño se llenó de euforia y se comenzaron a
lanzar puño Don Guaicha aprovechó un descuido y saco una filuda navaja y tentó contra
Don Carreño entonces Don Carreño exclama ¡Hijo dispara que me jode! Seguidamente
sale el muchacho tembloroso y le tiró 5 balazos en el cuerpo de Don Guaicha, balazos
que ofendieron el tórax y parte de los riñones.
Don Guaicha fue exiliado por unos vecinos y trasladado a la cuidad de Loja para curarlo
pero antes de llegar al cantón Catamayo ya había fallecido en el sitio el Guayaba.
Así culmino la vida del Teniente Político que amaba la justicia y la igualdad social,
quedando todo en la impunidad.

Autor. Isaí Guaycha Cárdenas.(Huaquillas)G