Está en la página 1de 27

FLUIDOS HIDRAULICOS

El principal requisito que un fluido hidráulico debe cumplir, es que pueda transmitir la fuerza
eficientemente, también tiene que llevar a cabo un número de diferentes funciones. En esta
sección revisaremos estas funciones y de acuerdo con ellas, veremos que propiedades se
requieren en un fluido hidráulico.

Una vez estudiada la información de esta sección, Usted podrá:

 Enumerar seis funciones que un fluido hidráulico debe cumplir.


 Explicar porqué un fluido hidráulico debe tener baja compresibilidad.
 Describir como afectan a los sistemas hidráulicos el aire atrapado y la formación de
espuma.
 Exponer la importancia de las siguientes propiedades de los fluidos hidráulicos:
Viscosidad, Índice de viscosidad, propiedades antidesgaste, características de fricción,
demulsibilidad, estabilidad térmica, resistencia a la oxidación, propiedades
anticorrosivas, filtrabilidad y pureza, propiedades anti stick-slip.
 Especificar los factores más importantes que afectan la selección de un fluido
hidráulico.
 Si estudia la información adicional, Usted podrá:
 Definir el módulo de compresibilidad y describir como este factor depende de la presión
y la temperatura.
 Explicar el problema de la cavitación y los problemas que puede causar en un sistema
hidráulico.
 Describir como varía la viscosidad de acuerdo a la presión e indicar el efecto de esta
variación en los fluidos hidráulicos.
 Reconocer los esquemas de clasificación de aceites hidráulicos y fluidos hidráulicos
resistentes al fuego.

FUNCIONES DE LOS FLUIDOS HIDRAULICOS


Un fluido hidráulico debe llevar a cabo las siguientes funciones:

Transmisión de potencia
Esta es la función principal de un fluido hidráulico.
La transmisión de fuerza hidráulica requiere de un fluido que resista la compresión y que fluya
fácilmente en el circuito hidráulico.

Lubricación
La maquinaria usada en los sistemas hidráulicos generalmente es de alta presión. Todas sus
partes móviles deben estar perfectamente lubricadas para minimizar la fricción y el desgaste.
Entonces, el fluido hidráulico utilizado debe cumplir con esta función, además de la transmisión
de la potencia.

Enfriamiento
El fluido utilizado debe poder disipar el calor generado en el sistema hidráulico.

Protección
El sistema debe protegerse contra la corrosión.

Sellamiento
El fluido debe ser suficientemente viscoso para permitir un buen sellamiento entre las partes
móviles en las bombas, las válvulas y los motores. De esta manera, se reducen a un mínimo las
fugas, manteniendo cada parte, operando eficientemente. Además, el fluido debe ser compatible
con los materiales de sellamiento usados para el sistema.

1
Filtrabilidad
El fluido debe presentar estabilidad bajo condiciones de calor y oxidación, al mismo tiempo que
debe resistir a la degradación sin formación de depósitos y precipitados. La filtrabilidad del
fluido debe poder hacerse fácilmente para remover cualquier impureza sólida.
Los aceites minerales cumplen con todos estos requisitos. Su estabilidad, sus propiedades de
lubricación y su habilidad para proteger los materiales de la corrosión, hacen de ellos la mejor
alternativa como fluidos hidráulicos.

PROPIEDADES REQUERIDAS POR LOS FLUIDOS HIDRAULICOS


Para cumplir sus funciones apropiadamente, un fluido hidráulico debe tener las siguientes
características:

Compresibilidad
La compresibilidad de un fluido es la medida de reducción de su volumen cuando se aplica
presión sobre éste. Un fluido hidráulico debe tener una compresibilidad baja de tal manera que
haga presión, y por tanto la fuerza, sea transmitida instantánea y eficientemente. En un sistema
compresible o elástico, son mayores la cantidad de tiempo y energía utilizados en aumentar la
presión. Además, se hace también más lenta la subsecuente conversión presión en energía
mecánica. Esto a su vez afecta la precisión en el movimiento y el grado de control del sistema
hidráulico.
Los aceites minerales puros son prácticamente incompresibles a las presiones generadas en
sistemas hidráulicos típicos. (el agua es aún menos comprimible que los aceites minerales pero,
por otras razones, no es un fluido hidráulico ideal).
Para describir la compresibilidad de un fluido, los ingenieros usan un factor conocido como el
módulo de compresibilidad. Este factor es la relación entre la presión aplicada a un fluido y el
cambio en volumen producido. En general, es aproximadamente constante para pequeños
cambios de presión pero tiende a aumentar con grandes cambios de presión y temperatura.
Esto refleja el hecho que un fluido sea más difícil de comprimir a medida que la presión y la
temperatura aumentan. temperatura. Esto refleja el hecho que un fluido sea mas difícil de
comprimir a medida que la presión y la temperatura aumentan. Un buen fluido hidráulico
presenta un alto módulo de compresibilidad.

Propiedades antiespuma y de liberación de aire


Un aceite mineral puede comprimirse más a medida que burbujas de aire quedan atrapadas en
él, debido a posibles fugas en el sistema hidráulico.
El aire atrapado afecta el volumen del fluido, causando movimiento lento e irregular. Esto a su
vez puede causar} sobrecalentamiento por la compresión de las burbujas de aire, debido a que

2
estas sufren un calentamiento exponencial ocasionado por el proceso de compresión adiabática
parcial que sufren.
Adicionalmente, cuando un fluido hidráulico con aire atrapado es devuelto al depósito, las
burbujas de aire que suben a la superficie y tienden a producir espuma. Esta formación puede
empeorar con la contaminación del fluido. Aunque la formación de espuma afecta la superficie
del fluido y no su masa, todavía puede tener graves consecuencias.
Si la espuma entra al circuito hidráulico. La eficiencia del sistema se verá seriamente afectada
pues la espuma es ineficiente como fluido hidráulico.
No solo se verán afectados los componentes del sistema dada la baja capacidad de lubricación
de la espuma, sino que la formación excesiva de espuma puede causar escapes de fluido
hidráulico a través de los ventiladores del depósito.
Para solucionar estos problemas, un fluido hidráulico debe tener buenas propiedades antiespuma
y de liberación de aire. Los aceites minerales altamente refinados de baja viscosidad,
generalmente tienen estas propiedades. Cuando es necesario, se pueden usar aditivos
antiespuma para prevenir este problema. Sin embargo, dado que estos aditivos pueden también
retardar el escape de aire, es necesario escoger el tipo y cantidad de aditivo apropiados para
poder establecer un equilibrio entre estos dos requisitos.
El aire atrapado es también una posible causa de la cavitación, un fenómeno que ocurre cuando
se forman pequeños espacios de aire o vapor en el fluido hidráulico.
La cavitación puede causar la destrucción de capas lubricantes y por consiguiente, desgaste
excesivo.
Es posible que este fenómeno se presente en los sitios de succión de las bombas, donde las bajas
presiones pueden permitir la formación de aire o vapor en el fluido. Por tanto, el fluido es
incapaz de llenar este espacio.

Viscosidad
La propiedad más importante de un fluido hidráulico, en cuanto a la lubricación del sistema, es
su viscosidad. El aceite debe ser suficientemente viscoso para lubricar las partes del sistema
eficientemente. En particular la bomba. También debe ser suficientemente espeso para mantener
un sello efectivo y disminuir escapes en las bombas, las válvulas y los motores.
Al mismo tiempo, la viscosidad no puede ser tan alta al punto que la fricción del fluido impida
que el aceite circule libremente al rededor del circuito. Además, los aceites espesos no son
disipadores de calor tan efectivos como los aceites más ligeros.
En la práctica, los aceites con la menor viscosidad que lubrican la bomba son los escogidos
como los fluidos hidráulicos. En general, la menor viscosidad tolerada por bombas hidráulicas
es de aproximadamente 10 cSt. a su temperatura de operación.
La viscosidad óptima generalmente aceptada está entre los 16 y 36 cSt, a la temperatura de
operación.
Los requisitos de viscosidad de un fluido hidráulico se complican ya que la viscosidad cambia
con la presión y la temperatura. Un incremento en la presión causa un aumento en la viscosidad.
Sin embargo, a las bajas presiones utilizadas en la mayoría de los sistemas hidráulicos
industriales, el efecto de la presión sobre la viscosidad no tiene mucha importancia. En algunos
equipos especializados, como los usados en compactación y extrusión, se pueden generar
presiones tan altas que aceites minerales no pueden ser usados.

3
Indice de viscosidad
El índice de viscosidad (VI) de un aceite es una medida del cambio de viscosidad con la
temperatura.
Un aceite con alto índice de viscosidad muestra menos variación en la viscosidad con la
temperatura que un aceite con un bajo índice de viscosidad.

El índice de viscosidad de un aceite hidráulico debe ser suficientemente alto como para asegurar
que este funcione efectivamente en todo el rango de temperaturas de operación del sistema. El
aceite debe permanecer suficientemente viscoso para que actúe como un buen lubricante a las
temperaturas de operación más altas, pero no debe volverse tan espeso a bajas temperaturas que
dificulten el flujo y el arranque del sistema.

La mayoría de los fluidos hidráulicos tienen un índice de viscosidad cercano a 100 pero, donde
se encuentran temperaturas de operación de un rango muy amplio, por ejemplo en el sistema
hidráulico de aviación se debe utilizar un aceite con un índice de viscosidad de 150 o más.

Propiedades antidesgaste
La mayor parte de los aceites hidráulicos contienen en su formulación aditivos antidesgaste para
mejorar su capacidad de carga. Esto tiene su mayor utilidad en la reducción del desgaste en
bombas de aspas donde las puntas de las aspas se deslizan contra la cubierta a altas velocidades
y bajo cargas pesadas, creando altas temperaturas.

Los aditivos antidesgaste también reducen el desgaste y aumentan la vida útil de bombas de
engranaje y de pistón.
Los aditivos antidesgaste funcionan gracias a que, a las altas temperaturas generadas por la
fricción, estos reaccionan con el metal para formar una capa química. Esta capa puede romperse
fácilmente lo cual disminuye la fricción y el desgaste.

Características anti stick-slip


En algunos equipos hidráulicos puede existir la tendencia a un movimiento de vibración. Este
movimiento de atascamiento puede ocurrir con mayor frecuencia con impulsores lineales
operando a baja velocidad y con mucha carga. Los pistones del impulsor tienden a pegarse a
medida que la fricción estática se incrementa a un máximo y luego se desliza cuando está se
supera.
El atascamiento puede causar problemas cuando los movimientos suaves son muy importantes,
por ejemplo en simuladores de vuelo y en algunas herramientas eléctricas. Los aditivos que

4
modifican la fricción pueden añadirse a los aceites hidráulicos para mejorar sus características
de fricción y para ayudar a prevenir que ocurra el atascamiento.
Tales aditivos también pueden ayudar a la lubricación de sellos eficientes.

Demulsibilidad
Los aceites hidráulicos están frecuentemente contaminados con agua que tiende a entrar al
sistema a través del depósito en forma de condensación.
El agua puede promover la corrosión de las bombas, las válvulas y los puntos de apoyo, y puede
afectar significativamente las propiedades de lubricación del aceite.
A las temperaturas de operación de muchos sistemas, alrededor de 60°C o menos, el agua no se
evapora del aceite, Entonces, un aceite hidráulico debe tener la capacidad de desprenderse del
agua rápidamente, es decir, que debe tener una buena demulsibilidad.
Aceites minerales con un desempeño “premium” tienden a separarse del agua rápidamente
pero esta buena demulsibilidad es afectada negativamente por la presencia de oxido, polvo y
productos de la degradación del aceite.
Ciertos aditivos como los dispersantes y los detergentes también pueden reducir la
demulsibilidad y por tanto estos no deben ser usados en aceites hidráulicos en los que se
requiere una buena separación del agua.

Estabilidad térmica
Muchos de los sistemas hidráulicos modernos están diseñados para trabajar a altas temperaturas.
Los fluidos utilizados en tales sistemas deben ser suficientemente estables como para resistirse a
la degradación, a la formación de sedimentos y a la corrosión de metales férricos y no férricos a
estas altas temperaturas.

Resistencia a la oxidación
La vida útil de un aceite hidráulico depende enteramente de su habilidad para resistir la
oxidación.
La oxidación causa él oscurecimiento y el espesamiento de los aceites minerales. Se pueden
formar sedimentos que bloquean las válvulas y los filtros, mientras que los productos de
desechos ácidos incrementan la corrosión y la formación de barniz. Las temperaturas y
presiones altas encontradas en muchos sistemas hidráulicos, incrementan la degradación del
fluido. Entonces, los aceites usados en tales sistemas, incluyen normalmente aditivos
antioxidantes para prevenir la oxidación y prolongar la vida útil.

Propiedades anticorrosión
Los aceites hidráulicos de alto desempeño deberán contener anticorrosivos para combatir la
corrosión causada por los efectos de contaminación por agua y de productos de la degradación
del aceite.

Filtrabilidad

5
Una causa principal del fracaso del sistema hidráulico es la contaminación del fluido hidráulico.
Entonces se incorporan filtros al circuito del sistema para sacar los contaminantes sólidos. Es
importante que el fluido pueda pasar fácilmente por estos filtros sin bloquearlos.

Limpieza
La fiabilidad y vida útil de los componentes de circuitos hidráulicos están muy influidas por la
limpieza del fluido hidráulico. Esto se aplica sobre todo a sistemas que operan a presiones muy
altas y en los que se incorporan componentes con una tolerancia muy estrecha.

Fuentes principales de contaminación:

Primero
Ensamblar un sistema hidráulico produce inevitablemente una gran cantidad de desechos, tal
como pedazos de metal, fibras, textiles, hojuelas de pintura y hojuelas de los tubos, para evitar
la inyección de tales desechos al sistema, este debe ser cuidadosamente examinado y limpiado
con un chorro de fluido filtrado antes de operarlo por primera vez.

Segundo
El desgaste normal de los componentes produce contaminación por partículas durante y después
de su operación. Es importante notar que si la limpieza inicial es pobre, el desgaste se acelerará
y más partículas contaminantes se acumularan rápidamente.

Tercero
Cantidades considerables de contaminación pueden ser introducidas al sistema mientras se llena.
Aunque el nuevo aceite está relativamente limpio, generalmente la única forma práctica para
asegurar la limpieza en sistemas sensibles es la de pasar el nuevo aceite a través de un filtro
apropiado antes de que este entre al depósito. De esta manera, el filtro mantiene o mejora la
limpieza del aceite.

SELECCION DEL FLUIDO HIDRAULICO


Los factores principales que determinan la escogencia de un fluido hidráulico para un sistema
particular son: La naturaleza del equipo, el ambiente en el cual se va a usar, y los requisitos de
salud y seguridad.

Equipo
Los fabricantes recomiendan para el uso de su equipo, aceites de viscosidad especifica
determinada de acuerdo al sistema de bombas y válvulas construidas para tolerancias muy finas.
Un aceite muy ligero puede causar escapes y lubricación inadecuada, mientras que el que es
muy espeso puede causar fricción excesiva y dañar la bomba. Los otros componentes del
sistema hidráulico no afectan tanto la escogencia de viscosidad del aceite.

La mayoría de los sistemas hidráulicos industriales que operan a temperaturas normales tienen
bombas que requieren aceites con un grado de viscosidad entre 5 y 100 ISO, aunque los grados
más comúnmente usados están entre 32 y 46. Las bombas de pistón generalmente requieren un
aceite más viscoso que las bombas rotatorias, y las bombas de engranaje requieren un aceite aun
mas espeso, particularmente a altas temperaturas.

Ambiente
La maquinaria hidráulica que debe operar en un amplio rango de temperatura requiere aceites en
un alto índice de viscosidad.

Además, si la maquinaria está expuesta a bajas temperaturas, por ejemplo, un montacargas


trabajando en frío, el aceite debe tener buenas propiedades a baja temperatura incluyendo su
viscosidad y punto de flujo bajo.

6
En algunas ocasiones, el equipo hidráulico debe operar en medio ambientes sensibles como ríos,
lagos, bosques o áreas de recreación. En estos casos, debe asegurarse que no habrá ningún
escape o derramamiento del fluido hidráulico que pueda causar daño a plantas o animales en
contacto con él. El riesgo de un daño ecológico es mayor si el fluido no es rápidamente
biodegradado, esto es, si no es degradado fácil y rápidamente por los organismos vivos en el
medio natural.
Aquellos materiales no biodegradables persisten en el suelo y el agua por largos períodos y
pueden causar daños a largo plazo.
La maquinaria hidráulica que opera en estos ambientes debería, en lo posible, utilizar fluidos
hidráulicos. Este fluido está basado en aceites vegetales naturales con buenas propiedades de
lubricación y que contienen aditivos para aumentar su estabilidad ante la oxidación y mejorar
sus propiedades antidesgaste y anticorrosivas. Como el aceite esta basado en productos
vegetales, puede ser degradado extensivamente por los microorganismos del suelo y del agua
para formar productos finales no dañinos. Se debe procurar evitar el derrame del líquido al
drenar y llenar el sistema hidráulico, pero si algún derrame ocurre, el impacto ambiental será
menor.

Una carta de selección de viscosidad para fluidos hidráulicos.


La carta mostrada provee una guía para la selección de un aceite del grado apropiado tomando
en cuenta la viscosidad y la temperatura de operación.

CLASIFICACION DE ACEITES HIDRAULICOS MINERALES


La International Standard Organization (ISO) ha desarrollado algunas especificaciones para
aceites minerales hidráulicos. Es importante anotar que estas especificaciones son meramente
descriptivas y que no dan ninguna indicación de la calidad de un producto en particular.

Existen cuatro clasificaciones:

HH
Aceites minerales sin aditivos. Estos son productos de costo relativamente bajo que pueden ser
usados en sistemas no críticos.

7
HL
Aceites minerales que contienen antioxidantes. Estos aceites tienen una vida útil mas larga y
dan mayor protección antioxidante que el aceite HH. Estos pueden ser usados en sistemas que
no requieren un desempeño antidesgaste.

HM
Semejantes a los aceites HL pero además contienen aditivos antidesgaste. Se utilizan cuando se
requiere una vida útil más larga y protección antidesgaste. La mayoría de los sistemas
industriales inmóviles donde se requieren diferentes aceites hidráulicos, utilizan estos tipos de
aceite.

HV
Aceites con alto índice de viscosidad. Estos aceites se utilizan en casos de temperaturas
extremas o en casos en que es esencial que la viscosidad del aceite cambie lo menos posible.

FLUIDOS HIDRAULICOS ININFLAMABLES


Hay tres tipos básicos de fluidos ininflamables:
Agua-glicol

Los fluidos a base de agua-glicol están formados de:


a. 35 a 40% de agua para obtener resistencia contra el fuego.
b. Un glicol substancia química sintética de la misma familia que los anticongelantes
permanentes, generalmente etileno o propileno glicol.
c. un espesador soluble en agua para mejorar la viscosidad. También contienen aditivos para
impedir la formación de espuma, la oxidación, la corrosión y para mejorar la lubricación.

Características
Los fluidos tipo agua-glicol presentan, generalmente, buenas características antidesgaste con tal
de que se eviten velocidades y cargas elevadas. La densidad es superior a la del aceite, lo que
puede originar un vacío mayor en la entrada de las bombas.
Ciertos metales como el zinc, el cadmio y el magnesio reaccionan con los fluidos tipo agua-
glicol y no pueden ser utilizados en sistemas en que deban utilizarse pinturas y esmaltes
compatibles con estos fluidos.

La mayoría de las juntas y mangueras flexibles son compatibles con el agua-glicol. El amianto,
el cuero y los materiales a base de corcho deben evitarse pues tienden a absorber agua.
Algunos inconvenientes de estos fluidos son:
a. Es necesario medir, periódicamente, el contenido de agua y comparar las pérdidas por
evaporación para mantener la viscosidad requerida. b. La evaporación también puede causar la
pérdida de ciertos aditivos, reduciendo así la duración del fluido y la de los componentes
hidráulicos.
c. La temperatura de trabajo debe mantenerse mas baja.
d. El costo (actualmente es superior al de los aceites convencionales.).

Cambio a agua-glicol
Cuando en un sistema se cambia el aceite mineral por agua-glicol, debe limpiarse
cuidadosamente.
Las recomendaciones incluyen sacar la pintura del interior del depósito, cambiar las piezas
recubiertas de zinc o cadmio, y cambiar algunas conexiones de fundición. También puede ser
necesario cambiar las piezas de aluminio, a menos que hayan sido tratadas adecuadamente, así
como el equipo de accesorios que no sean compatibles con el fluido.

Emulsiones agua-aceite

8
Son los fluidos inflamables más económicos. Las propiedades inflamables dependen, como en
el agua-glicol, del contenido de agua. Además del agua y del aceite, estas emulsiones contienen
emulsificadores, estabilizadores y otros aditivos para evitar que ambos líquidos se separen.

Aceite en agua
Las emulsiones de aceite en agua contienen pequeñas gotas de aceite especialmente refinado,
dispersas en el agua. Se dice que el agua es la fase continua, y que las características del fluido
tienen más semejanza con el agua que con el aceite.
El fluido es muy resistente al fuego, tiene baja viscosidad y excelentes características de
enfriamiento.
Pueden incorporarse aditivos para mejorar la capacidad de lubricación que es relativamente
baja, y para la protección contra la oxidación. Este fluido se ha usado principalmente en el
pasado con bombas grandes de baja velocidad. Ahora también se puede usar con ciertas bombas
hidráulicas convencionales.
Agua en aceite
Las emulsiones de agua en aceite son de uso más corriente. Pequeñas gotas de agua están
dispersas en una fase de aceite continua. Como el aceite, estos fluidos tienen excelente
lubricidad y buena consistencia. Además el agua dispersa proporciona al fluido excelente
capacidad de enfriamiento.
Se incorporan inhibidores de oxidación para ambas fases de agua y aceite. También se usan
aditivos antiespumantes sin dificultad.

Estas emulsiones contienen generalmente alrededor del 40% de agua. Sin embargo, algunos
fabricantes suministran este fluido concentrado y el consumidor añade el agua al instalarlo.
Como en el caso del agua-glicol, es necesario reponer el agua para mantener la viscosidad
adecuada.

Otras características
Las temperaturas de funcionamiento deben mantenerse bajas en cualquier emulsión de agua-
aceite, para evitar la evaporación y la oxidación. El fluido debe circular y no debe verse
sometido repetidamente a congelación y calentamientos, pues en ese caso las fases se
separarían. Las condiciones de entrada deben elegirse cuidadosamente debido a la mayor
densidad del fluido y a su viscosidad más elevada. Las emulsiones parecen tener una mayor
afinidad para contaminación y requieren especial atención en el filtrado, incluyendo filtros
magnéticos para atraer las partículas de hierro.

Compatibilidad con juntas y metales


Las emulsiones agua-aceite son generalmente compatibles con todos los metales y juntas que se
encuentran en los sistemas de aceites minerales.

Cambio a emulsión
Cuando en un sistema hidráulico se cambia el aceite por la emulsión agua-aceite, debe vaciarse
y limpiarse completamente. Es esencial extraer todos los contaminantes, como en el caso del
agua glicol, que podrían provocar la descomposición del nuevo fluido.

La mayoría de las juntas se pueden dejar tal como están aunque, sin embargo, las juntas móviles
de butil deben cambiarse. Al sustituir a los fluidos sintéticos, las juntas deben cambiarse
pasando a las adecuadas para los aceites minerales.

Fluidos sintéticos
Los fluidos sintéticos ininflamables son productos químicos sintetizados en él laboratorio, que
son por sí mismos menos inflamables que los aceites de petróleo.
Algunos productos típicos de esta clase son:
- Esterofosfatos
- Hidrocarburos clorados

9
- Fluidos sintéticos que son mezclas de 1 y 2 y pueden contener también otros materiales.

Características
Como los productos sintéticos no contienen agua u otros materiales volátiles, funcionan bien a
altas temperaturas sin pérdida de ningún elemento esencial.
También son adecuados para sistemas de alta presión.
Los fluidos sintéticos resistentes al fuego no funcionan bien en sistemas a baja temperatura.
Puede ser necesario precalentar en ambientes fríos.
Además, estos fluidos son los de mayor peso especifico y las condiciones de entrada a la bomba
requieren un cuidado especial cuando se les utiliza.
Algunas bombas de paletas están construidas con cuerpos especiales con objeto de mejorar las
condiciones de entrada necesarias para impedir la cavitación, cuando se usa un fluido sintético.
El índice de viscosidad (IV) de los fluidos sintéticos es generalmente alto, estando comprendido
entre 130 y 150.
Los fluidos sintéticos son probablemente los fluidos hidráulicos más caros que se usan en la
actualidad.

Compatibilidad con las juntas


Los fluidos sintéticos no son compatibles con las juntas corrientes de nitrilo (buna) y neopreno,
por consiguiente, al sustituir el aceite mineral, agua glicol o emulsión agua-aceite, por un fluido
sintético hay que desmontar todos los componentes para cambiar las juntas.

CLASIFICACION DE LOS FLUIDOS RESISTENTES AL FUEGO

La siguiente es la clasificación CETOP.


HFA
Emulsión de aceite en agua. Estos fluidos típicamente contienen 95% de agua y 5% de aceite.
HFB
Emulsión de agua en aceite. Estos fluidos típicamente contienen 60% de aceite y 40% de agua.
HFC
Solución agua-glicol típicamente contienen 60% de glicol y 40% de agua.
HFD
Fluidos sintéticos comúnmente basados en ésteres de fosfato.

MANTENIMIENTO DEL FLUIDO


Los fluidos hidráulicos de cualquier clase no son baratos. Además, él cambiarlos y limpiar los
sistemas que no han sido adecuadamente mantenidos, consume tiempo y dinero. Es pues,
importante tener el adecuado cuidado con el fluido.

Almacenamiento y manejo
Se indican a continuación algunas reglas para impedir la contaminación del fluido durante el
almacenamiento y manejo.
1. Almacenar los tambores apoyándolos lateralmente. Si es posible, tenerlos en el interior o a
cubierto.
2. Antes de abrir un tambor limpiar la parte superior y el tapón de forma que no pueda entrar
suciedad.
3. Usar solamente mangueras y recipientes limpios para transferir el fluido del bidón al depósito
hidráulico. Se recomienda un grupo de trasiego equipado con un filtro de 20 micras absolutas.
4. Utilizar una tela de malla lo más fina posible en el tubo de llenado del depósito. Así el fluido
se mantiene limpio y libre de humedad durará mucho más tiempo y se evitará dañar las piezas
de precisión de los componentes hidráulicos.

Cuidado durante el funcionamiento


Los cuidados adecuados para un fluido hidráulico durante el funcionamiento incluyen:

10
1. Impedir la contaminación manteniendo el sistema estancado y utilizando filtros de aire y
aceite adecuados.
2. Establecer intervalos de cambio de fluido adecuados para no dejar que éste se descomponga.
En caso necesario, el proveedor puede analizar periódicamente muestras en el laboratorio para
establecer la frecuencia de cambio.
3. Mantener el depósito adecuadamente lleno para aprovechar sus características de disipación
de calor e impedir que la humedad se condense en las paredes interiores.
4. Reparar inmediatamente las fugas.

ESPECIFICACIONES DE LOS FLUIDOS HIDRAULICOS


Especificaciones mundiales
- Denison HF 0, HF 1, HF 2, HF 3.
- Vickers I-286-S, M-2950
- Cincinati Milacron P-68, P-69, P-70
- Racine, Variable Volume Vane Pump.
- DIN 51524, Part 2.
- Mannesman 102030 (Rexroth).
- Thyssen TH-N-256132.
- German Steel Industry SEB 181.222
- VDMA 24318.
- HLP-D
- Commercial Hydraulics.

ESPECIFICACIONES DE LOS FLUIDOS HIDRAULICOS

Especificaciones mundiales
ESPECIFICACIONES DENISON GUIA HF-0
Fluidos basados en aceites minerales aptos para desempeñarse en bombas de paletas y pistón a
las condiciones promedio del catálogo

ESPECIFICACIONES DENISON GUIA HF-1


Especificación R y O para fluidos basados en aceites minerales aptos para desempeñarse en
bombas de pistón a las condiciones promedio de catálogo.

11
ESPECIFICACIONES DENISON GUIA HF-2
Fluidos basados en aceites minerales aptos para desempeñarse en bombas de paletas a las
condiciones promedio de catálogo y pueden ser usados en equipos de pistón a condiciones por
debajo del promedio.

ESPECIFICACIONES DENISON GUIA HF-3


Especificación para emulsiones de agua en aceite, para uso en bombas de paletas y de pistón en
condiciones de operación por debajo de las promedio.

12
ESPECIFICACIONES DENISON

REQUERIMINENTOS DE LA ESPECIFICACION CINCCINATI MILACRON

TIPOS DE BOMBA VERSUS ESPECIFICACIONES

13
PRUEBAS PARA LOS FLUIDOS HIDRAULICOS
Propiedades de la liberación del aire
IP 313/ASTMD 3427
En este Test se sopla aire comprimido durante 7 minutos a través de el aceite en prueba, el cual
es calentado a temperaturas de 25, 50 ó 75°C. Se toma el tiempo requerido para que el aire
atrapado reduzca su volumen a 0.2%, mediante la medición de la densidad en el aceite con una
balanza de mohr.

Características de formación de espuma


IP146/ASTMD 892
En este Test se sopla aire durante 5 minutos a una relación constante en una muestra de aceite
mantenida a 24°C, el volumen de espuma es medido y reportado como la tendencia a la
formación de espuma.
Al cabo de 10 minutos se mide nuevamente el volumen de la espuma y es reportado como la
estabilidad de la espuma. El Test es repetido en una segunda muestra a 93.5°C. y después de
colapsar la espuma a 24°C enfriando desde 93.5°C.
Ejemplo:

Propiedades antidesgaste
Existen Especificaciones promedio de Catálogo pruebas para evaluar la protección
antidesgaste del aceite hidráulico. Vamos a estudiar las pruebas de bomba, establecidas
por la Vickers que son:
VICKERS V104C VANE PUMP TEST y la VICKERS 35 VQ 25 PUMP TEST.
VICKERS V 104C
La capacidad del fluido para proteger contra el desgaste, se prueba en una bomba de
paletas bajo condiciones especificadas de operación, durante un tiempo determinado al
final del cual se mide la pérdida de peso en el anillo y las paletas.
En el test estándar, la bomba se opera durante 250 horas a la presión de 2.000 PSI y una
temperatura de 70°C con un buen aceite hidráulico, la pérdida total de peso debe ser
menor de 20 mgrs.
En el test de baja carga, la bomba se opera durante 250 horas a una presión de 35 bar y
una temperatura de 70°C. BST, test tiene en cuenta la necesidad de proveer efectiva
protección contra el desgaste en desempeño con bajas cargas.

14
Test de anillo caliente (HOT RING TEST)
La bomba es operada por 1.000 horas a 2.000 PSI de presión y una temperatura de 105°C, este
test evalúa el desempeño del aceite en condiciones mucho más allá de lo previsto en servicio.
VICKERS 35 VQ 25
Es un Test severo que fue introducido para asegurar que los aceites candidatos provean
adecuada protección para bombas en aplicaciones móviles donde la operación excede el 80% de
la capacidad promedio de la bomba.

Es la más dura dentro del repertorio para medir propiedades antidesgaste en acero. Se utiliza una
carga de aceite para poner en marcha por separado 3 bombas, cada una se hace funcionar bajo
condiciones extremadamente severas 2.400 R.P.M., 3.000 PSI de presión y 93°C de
temperatura, la línea de funcionamiento es de 50 horas cada una, lo cual da un total de 150 horas
para la carga del aceite, después de la prueba el anillo y las paletas se miden con toda precisión
para determinar la perdida de peso.

Prueba de estabilidad térmica


El aceite se calienta a 135°C en presencia de varillas de cobre y acero durante 7 días al finalizar
la prueba se determinan los cambios en peso de las varillas de metal, se observa alguna
decoloración en los mismos y formación de lodo en el aceite.

Resistencia a la oxidación
Prueba Turbine Oil Stability Test (TOST). A 300 milímetros de aceite se adicionan 50 mililitros
de agua, se colocan carretes de cobre y acero como catalizadores y se sopla oxígeno
constantemente para estimular la oxidación. La acidez de la solución es monitoreada
continuamente. El tiempo requerido por el aceite para alcanzar el número de neutralización de 2
mgs. KOH/9 es el tiempo de vida TOST. Además la muestra es examinada a las 1.000 horas
para evidenciar los depósitos formados o los cambios en la apariencia de el aceite, agua, cobre y
acero.

15
Demulsibilidad
Método ASTM D-1401 y ASTM D-2711
El método estándar ASTM D-1401 se utiliza para los aceites sintéticos y para los de turbinas de
vapor con una viscosidad entre un grado ISO 32 y un 100. El ASTM D-2711 para los demás
tipos, incluyendo los de E.P. La prueba de demulsibilidad consiste en mezclar una parte de
aceite con otra de agua destilada (en el ASTM D-1401, 40 c.c.) ml. de aceite con 40 c.c.) ml. de
agua destilada, y mezclar durante 5 minutos, a una temperatura determinada (55°C en el método
ASTM D-1401 Y 80°C en el ASTM D-2711). Transcurrido este tiempo, se deja la mezcla en
reposo y se chequea el tiempo requerido para que la emulsión de agua y de aceite se separe
completamente. Los resultados obtenidos en esta prueba deben ser como mínimo 40 c.c. (ml.)
de aceite, 37 c.c. (ml.) de agua y 3 c.c. (ml.) de emulsión para un tiempo de 20 minutos.
Un aceite posee buenas características de demulsibilidad cuando la mezcla de agua y de aceite
se separa completamente en un tiempo de un minuto.
La agitación ayuda a que la emulsión de un aceite con agua persista, pero, una vez esta se
encuentre en reposo, debe desaparecer inmediatamente; de lo contrario, puede causar problemas
de corrosión y de formación de herrumbre en todos los circuitos por donde fluya el aceite. Por
otro lado, los ácidos orgánicos que empiezan a formarse en el aceite como resultado de su
oxidación normal, se vuelven más corrosivos en presencia de agua y algunos de los inhibidores
de la oxidación pueden ser disueltos por ella.

Los aceites automotores no poseen aditivos antiemulsionantes debido a que estos reaccionan
con los aditivos detergentes-dispersantes (fenatos y sulfonatos), descomponiendo el aceite.
El agua con el aceite forma una emulsión que, dependiendo del tipo de aceite, es estable o no.
En el caso de aceites para maquinado, se requiere que la emulsión sea altamente estable,
mientras que en otros, como los aceites para turbinas de vapor, sistemas hidráulicos, reductores,

16
compresores, transformadores y para sistemas de circulación se necesita que tenga buenas
propiedades demulsificantes.
Un aceite industrial emulsionado por lo general presenta un color opaco, pero este color
desaparece y el aceite adquiere un color claro (si no está oxidado), cuando se calienta a una
temperatura de 100°C. En el caso de los aceites automotores, esta prueba es poco significativa
porque su color opaco se debe básicamente a sus características de detergencia-dispersancia.
Esta característica es de especial importancia en el caso de aceites de turbina, hidráulicos y en
general de todos aquellos expuestos a trabajar en contacto con el agua, siendo la presencia de
ésta es generalmente muy perjudicial para la lubricación, deseándose por lo tanto, que la
emulsión sea inestable, y ésta lo es, si desaparece al terminar la acción que la originó o después
de un cierto tiempo de reposo. Si persiste, se trata de una emulsión estable.

Los factores que favorecen la estabilidad de las emulsiones son:


- Una tensión interfacial suficientemente baja.
- Viscosidad muy elevada del aceite.
- Pequeña diferencia de densidad entre ambos líquidos.
- Presencia de sulfonatos por oxidación del aceite.

AVERIAS EN LOS MANDOS


HIDRAULICOS
Reseñamos a continuación, más específicamente desde el punto de vista de los aceites
hidráulicos, una serie de averías que se producen en estos mecanismos, sus causas y su
corrección.

Contaminación del fluido con partículas sólidas.


La causa más común de averías en sistemas hidráulicos es la contaminación del fluido con
partículas sólidas.
Es esencial conservar fluidos lo mas limpios como sea posible. Esto es particularmente
importante para sistemas que operan a presiones altas y aquéllos que incorporan componentes
de tolerancia cerrados.
La contaminación de los fluidos hidráulicos puede ser causada por:
- La abrasión de la precisión forma las superficies de bombas hidráulicas, actuators y válvulas
del mando, ensanchando trabajando despachos de aduanas a un grado que puede afectar la
exactitud de mando,;
- La degradación del fluido por contaminantes catalíticos
- La ineficiencia que afecta el desempeño del sistema, si se trancan componentes que no se
pueden mover libremente

Ruidos anormales de la bomba


Válvula engomada
Comprobar el estado del aceite, instalar un filtro en el circuito e inspeccionar el ya existente.
Analizar el aceite para controlar su estado de oxidación.
Desgaste de piezas
Comprobar el estado de las válvulas, pistones o engranajes. Cambiar las piezas }desgastadas.
Cavitación
Comprobar la aspiración de la bomba. La sección de aspiración debe ser poco más o menos el
doble que la de escape. Comprobar los tubos de aspiración. Si es necesario utilizar un aceite de
viscosidad más baja o con un punto de congelación más bajo.
Formación de pequeñas burbujas de aire o de vapor en el aceite por causa de una reducción de
presión.
• Es más probable que ocurra en la succión de la bomba.
• La posibilidad de cavitación se incrementa cuando el fluido contiene aire atrapado.
• Puede conducir al rompimiento de la película lubricante.
• Puede ocasionar daños en la bomba.

17
Entradas de aire
Controlar las juntas de aspiración; para ello poner aceite en el exterior de las juntas y observar
los puntos donde esta aplicación de aceite hace disminuir o desaparecer el ruido.

Instalación incorrecta
Una pesada y efectiva carga sobre el eje de mando de una bomba de engranajes que ha causado
excesivo desgaste sobre el plato de presión en la parte trasera del engranaje de mando

Sobrecarga
El alojamiento de esta bomba de engranajes después de haberse roto y haber sido alesado o
raspado con repetidos surcos y excesiva presión

18
Calentamiento del aceite

Presión de escape demasiado elevada


Regular el by-pass, para que funcione a más baja presión.

Aceite demasiado viscoso


Utilizar un aceite más fluido.

Mal rendimiento de la bomba


Utilizar un aceite más viscoso o de índice de viscosidad más elevado. Comprobar la
estanqueidad de las juntas y la de las válvulas.

Frotamientos anormales de la bomba


Comprobar el montaje o reajustar el mismo.

Termostato
Si el aparato está provisto de termostato destinado a refrigerar el aceite comprobar que no está
averiado o parcialmente bloqueado.

Cantidad de aceite insuficiente


Aumentar la cantidad de aceite en el circuito o en todo caso utilizar un deposito mayor a fin de
someter el aceite a un trabajo menos continuado.

Falta de potencia o pérdida de ella.


Averías en el by-pass
Comprobar éste por si tiene algún resorte roto o en mal estado o la válvula estropeada.

Velocidad insuficiente de la bomba


Comprobar el motor y la transmisión.

Mal rendimiento de la bomba


Comprobar el estado de la misma y sus componentes.
Reemplazar aquellos que no se encuentren en buen estado.

Funcionamiento defectuoso de la bomba


Buscar la presencia de cuerpos extraños o depósitos que obstruyan los orificios y las válvulas.

Aceite demasiado viscoso


Utilizar un aceite más fluido.

19
Movimiento irregular de los órganos de mando

Válvulas engomadas o que quedan abiertas


Si las válvulas están engomadas comprobar el estado del aceite y concretamente su oxidación.
Buscar la presencia de burbujas de aire en el circuito.
Ver si existen partículas metálicas o cuerpos extraños en los asientos de las válvulas.

Los órganos con mando óleo dinámico, obedecen mal durante el período de marcha
Comprobar el punto de congelación del aceite utilizado, así como su viscosidad a la
temperatura de puesta en marcha; si son demasiado elevadas, cambiar el aceite y reemplazarlo
por otro con punto de congelación más bajo e índice de viscosidad más alto.

Bloqueo del árbol o de la biela


Comprobar el montaje de los ejes de pistones y el estado de las juntas.

Causas generales de mal funcionamiento


Funcionamiento prolongado sin cambio de aceite
Debe tomarse periódicamente una muestra de aceite y hacerla analizar grado de oxidación.

Efectos sobre la transmisión por oxidación del fluido

Aumento de viscosidad

- Operación lenta

Rotura de cadenas carbonadas

- Pérdida de viscosidad

- Degradación de Elastómeros

Formación de barros

- Obturación de válvulas

Formación de ácidos

- Corrosión

Degradación del modificador de fricción

- Pobre realización de cambios

Contaminación del aceite

Proviene generalmente de emulsiones con agua,

aceites solubles de corte o líquidos de rectificado.

Otras causas pueden ser:


Conocimiento insuficiente del personal que utilice el circuito.

Entrada de aire en el circuito.

Mala calidad del fluido hidráulico

Juntas de calidad mala o defectuosa

20
Fuentes de contaminación

Manufactura

Desgaste Normal

Mantenimiento y llenado del sistema

Eventualmente, impurezas del medio ambiente

Daño repentino

Una partícula de metal grande entrampada en los dientes de una bomba

Una válvula de alivio bloqueada provocó presión haciendo que el árbol de la bomba se
rompiera

Daño por degradación


El desgaste abrasivo de la paleta de la bomba hidráulica lleva a la pérdida de mando de la paleta

Rayado del vástago de un cilindro hidráulico. Una vez iniciado se acumula más suciedad dentro
de las ranuras causando una contaminación extensa

21
22
23
TRANSMISION AUTOMATICA
Es el componente mecánico más complejo de un vehículo, hace posible que un motor mueva
pesadas cargas, invierta la dirección de vehículo, y desarrolle altas velocidades proporcionando
una diversidad de marchas en punto muerto, marcha atrás y marcha adelante, la transmisión se
compone de cuatro elementos principales: Convertidor de torque, engranajes planetarios, discos
de fricción, cintas de transmisión y un sistema de control hidráulico.

EL CONVERTIDOR DE TORQUE, transfiere y multiplica el par motor (fuerza de giro), le


permite al vehículo detenerse sin parar el motor y sin la necesidad de un embrague manual.
Cuatro componentes principales del convertidor de torque proporcionan un acoplamiento fluido
entre el motor y el tren de transmisión del vehículo. Unido al volante del motor el convertidor
de torque, dos conjuntos de paletas giratorias obligan al fluido de transmisión a desplazarse de
un lado a otro dentro de la caja del convertidor de torque; el motor hace girar las paletas de
bomba, haciendo que el fluido sea arrojado a las paletas de la turbina este enlace fluido, muy
parecido a un ventilador y una rueda de espigas, encausa la potencia del motor hacia el interior
de la transmisión. El estar trabajando con la turbina y la bomba proporcionan una multiplicación
del par durante el arranque, el embrague del convertidor de torque proporciona un enlace directo
entre las paletas de la bomba y las paletas de la turbina con miras a una mejor economía de
combustible a la velocidad de carretera, los dos conjuntos de paletas se aproximan a la misma
velocidad de rotación y el embrague del convertidor de torque embraga o engancha y anula el
enlace fluido encausando la energía directamente desde el motor al eje de la turbina sin perdida
de potencia.

24
CONJUNTO DE ENGRANAJES

PLANETARIOS, está constituido por conjuntos múltiples de engranajes de acero, los


engranajes transfieren el torque y la potencia al sistema de transmisión. Un conjunto de
engranajes planetarios se compone de un engranaje central, un porta planetario que sostiene
engranajes planetarios que giran alrededor de un engranaje central y un engranaje exterior de
dentado interior. Sujetando el engranaje, accionando un segundo y tomando potencia de un
tercero los engranajes planetarios transfieren la potencia del motor a través del convertidor de
torque, al tren de transmisión. Compacto, fuerte, con los dientes de los engranajes siempre en
contacto, los planetarios pueden proporcionar eficientemente las relaciones de engrane
necesarias para la marcha adelante, marcha atrás, reducción o sobre marcha.

EMBRAGUES DE FRICCION Y DISCOS DE TRANSMISION, son activados por el


flujo y la presión del fluido para transmisiones automáticas, accionan o sujetan los conjuntos de
engranajes y planetarios según sé requiera. Cada unidad de embrague se compone de múltiples
discos de fricción y discos de reacción de acero, fijados con chavetas a los conjuntos de
engranajes planetarios, bañados en fluido para transmisiones automáticas estos discos separados
giran libremente; cuando sé embraga la unidad de embrague la presión hidráulica obliga a los
discos de fricción y de acero a juntarse, haciendo girar efectivamente los discos, el cubo y la
caja como una unidad, transfiriendo la potencia del motor a la marcha seleccionada.
De manera similar las cintas que rodean los componentes de la transmisión sujetan o sueltan las
unidades individuales dependiendo de la marcha que haya sido seleccionada por el operador.

SISTEMA DE CONTROL HIDRAULICO, el operador selecciona una marcha al mover


una palanca, esto hace que el fluido se desplace dentro de la unidad de válvulas de control de la
transmisión.
Las válvulas y resortes en el interior de la unidad, reaccionan a los cambios de presión causados
por el flujo del fluido y embragan o desembragan, embragues y cintas para cambiar la
transmisión a la marcha seleccionada. Al oprimir el operador el acelerador, hay sensores
mecánicos o cada vez más frecuentemente, electrónicos que le indican a la transmisión cuando
ejecutar el cambio de velocidad dentro del régimen de marcha seleccionada.

FLUIDO PARA TRANSMISIONES AUTOMATICAS (ATF)


Los ATF son utilizados en numerosas aplicaciones como en vehículos particulares y
comerciales con transmisiones automáticas, equipos de construcción y minería, maquinaria
agrícola, sistemas hidráulicos automotrices, industriales y marinos.
Hay tres tipos de fluidos para transmisiones automáticas:
- DEXRON III principalmente para transmisiones General Motors (GM).
- MERCON para transmisiones Ford posteriores a 1981
-TIPO F (reúne la especificación Ford (M2C33F) para transmisiones Ford anteriores a 1978 y
algunas anteriores a 1981.

25
Los fluidos DEXRON-IIE fueron requeridos para transmisiones automáticas GM en enero de
1993 y fue reemplazada por la DEXRON III en 1995, esta especificación describe fluidos con
desempeño mejorado de fricción y estabilidad térmica.
Igualmente Ford revisó la especificación MERCON para sus transmisiones en 1994.
La principal diferencia entre las especificaciones de los ATF son las características requeridas
de fricción. Las aplicaciones inadecuadas de estos fluidos pueden conducir a daños en las
transmisiones.
Un ATF típico contiene aditivos antioxidantes, antiespumantes, modificadores de viscosidad,
antidesgaste, modificadores de fricción y modificadores de dilatación de los sellos.

Funciones de un ATF
Las principales funciones de un fluido para transmisiones automáticas son:
- Actuar como fluido hidráulico.
- Lubricar engranajes y cojinetes.
- Disipar eficazmente el calor.
- Asegurar rendimiento de sellos y juntas.
- Operar en un amplio rango de temperaturas.
- Proteger contra la oxidación.
- No ser corrosivo a ninguno de los elementos de la transmisión.
- Poseer características especiales de fricción
- Proteger contra el desgaste.

REQUISITOS DE VISCOSIDAD DE LOS ATF


Efecto sobre la transmisión por oxidación del aceite
Aumento de viscosidad:
- Operación lenta
Rotura de cadenas carbonadas:
- Perdida de viscosidad
- Degradación de elastómeros
Formación de barros:
- Obturación de válvulas
- Formación de ácidos
- Corrosión
Degradación de modificador de fricción:
- Pobre realización de cambios

RESUMEN DE LA SECCION DOS


Los fluidos hidráulicos deben poder: transmitir poder, lubricación, enfriar, proteger, sellar y ser
filtrables. Los aceites minerales cumplen con estos requisitos.
Un fluido hidráulico debe tener una compresibilidad baja.
El aire atrapado puede aumentar la compresibilidad de un fluido hidráulico y causar
movimientos irregulares y lentos, y sobrecalentamiento. Los fluidos hidráulicos deben entonces
tener propiedades de buena liberación de aire y antiespuma.
Desde el punto de vista de su capacidad para lubricar, la propiedad más importante de un aceite
hidráulico es su viscosidad.
El aceite debe ser suficientemente viscoso para lubricar la bomba del sistema eficientemente.

26
Otra propiedad importante es:
Un índice de viscosidad apropiado para que la viscosidad quede dentro de los limites aceptables
sobre todo el rango de temperaturas de operación.

27