Está en la página 1de 1

DOCTOR JOSÉ LUIS CUEVAS

LEUCEMIA LINFOBLÁSTICA

“Mi evolución ha sido muy buena luego del trasplante con Células Madre”.
Un diagnóstico de leucemia linfoblástica aguda cambió para siempre la vida de José Luis
Cuevas, de 48 años, anestesista del Hospital Las Higueras en la Octava Región. Fue un
cambio brusco en su vida. Estaba acostumbrado a una actividad intensa y de pronto al verse
postrado por una enfermedad tan debilitante como la leucemia - según él mismo la califica
“era terrible”. Además, en su condición de médico, sabía que la posibilidad de morir se podía
hacer presente en cualquier momento.

José Luis no lo dudó y tras un intenso tratamiento de quimio y radioterapia, fue sometido al
esperado trasplante que devolvería poco a poco su vida normal.
Se hizo la transfusión de dos unidades de Células Madre de cordón umbilical, donada por el
banco público de Vidacel y otra que tuvo que comprar en un banco público extranjero
(EEUU), y se dio paso a la espera de los resultados. Una vez que el trasplante “prendió” se
realizó un estudio de ADN para saber cuál de las dos muestras fue la exitosa. Comprobaron
que fue la chilena.

Actualmente, José Luis se encuentra en perfectas condiciones, retomó su vida profesional y


hoy agradece esta oportunidad que le dio la medicina moderna. Para él y su familia todo ha
sido un proceso muy fuerte, en el cual se ha valorado la vida y con esto la importancia de la
preservación de las Células Madre de cordón umbilical. Habiendo tomado conciencia, hoy
son sus hijos los que deciden sin duda guardar estas células, para no lamentar enfermedades
futuras de sus seres queridos.