Está en la página 1de 82

Prólogo por Craig Brian Larson

"Ninguno de nosotros está a salvo de la tentación. Todos tenemos nuestros


límites. La gran pregunta es cómo vamos a responder cuando tropezamos
con esos límites". -Tomado del prefacio

Un buen porcentaje de pastores admite haber tenido relaciones sexuales con


alguien que no era su cónyuge. Esto es un serio recordatorio de que los llamados
a proclamar la Palabra de Dios tienen pies de barro. ¿Cómo hombres caídos y
defectuosos predican con integridad moral?
Esta cautivante continuación de Predicando con convicción sigue el relato ficticio
de José García, un pastor que lucha con la idea de cómo puede Dios usar seres
humanos imperfectos para predicar su divina Palabra.
Por medio de las experiencias de José García, Predicando con integridad
provee esperanza para los que luchan para mantener la integridad en el ministerio.
Este libro también amplía el modelo de predicación integrada que ya encontramos
en Predicando con convicción, proveyendo ayuda práctica para un ministerio de
predicación marcado por la integridad.

"Bien puede suceder que Kenton Anderson sea la siguiente voz creativa
que los cristianos evangélicos han estado esperando".
-CALVIN MlLLER

"Este libro es cautivante, retador y renovador".


-GRANT LOVEJOY
Profesor asociado de predicación en el
Seminario Teológico Bautista de Fort Worth, Texas.

Kenton C. Anderson obtuvo su doctorado en el Seminario Teológico Bautista de


Fort Worth y su maestría en el Seminario Bautista del Northwest. Es decano y
profesor asistente en los Seminarios ACTS (en el Northwest). También ha servido
como presidente de la Sociedad Evangélica de Homilética.

Ayuda pastoral
ISBN 0-8254-1081-9

PORTAVOZ
I
9 780825 410819
PREDICANDO
CON
INTEGRIDAD
PREDICANDO
CON
INTEGRIDAD
Kenton C. Anderson

~
PORTAVOZ
La misión de Editorial Portavoz consiste en proporcionar productos de calidad
-con integridad y excelencia-, desde una perspectiva bíblica y confiable, que
animen a las personas en su vida espiritual y servicio cristiano.

A mi familia,
EX LIBRIS ELTROPICAL mi esposa Karen y nuestros tres hijos,
Kelsey, Kirk y Katelyn,
Título del original: Preaching with Integrity, © 2003 por por amor de los cuales decido vivir con integridad.
Kenton C. Anderson y publicado por Kregel Publications,
Grand Rapids, Michigan 4950l.

Edición en castellano: Predicando con integridad, © 2005 por


Kenton C. Anderson y publicado por Editorial Portavoz, fi-
lial de Kregel Publications, Grand Rapids, Michigan 49501.
Todos los derechos reservados.

Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse de


cualquier forma sin permiso escrito previo de los editores,
con la excepción de citas breves en revistas o reseñas.

A menos que se indique lo contrario, todas las citas bíblicas


han sido tomadas de la versión Reina-Valera 1960, © Socie-
dades Bíblicas Unidas. Todos los derechos reservados.

Traducción: José Luis Martínez

EDITORIAL PORTAVOZ
P.O. Box 2607
Grand Rapids, Michigan 49501 USA

Visítenos en: www.portavoz.com

ISBN 0-8254-1081-9

1 2 3 4 5 edición / año 09 08 07 06 05

Impreso en los Estados Unidos de América


Printed in the United Sta tes 01 America
Contenido

Prólogo 9

Prefacio 11

Primera parte: La narración 15

l. En la línea de la falla: Cuente la historia 17

2. Fundamentos: Diga de qué se trata 43

3. Debilidad: Enfrente al problema 67

4. Fidelidad: Imagínese la diferencia 91

Segunda parte: La enseñanza 119

5. Clínica en predicación integradora 121

6. Solo humano: Hacia una antropología de la predicación 143

Notas 157

7
Prólogo

¿Es posible que, para los oídos de los que tienen menos de cuarenta
años, su predicación suene tan antigua como la de Jonathan Edwards?
Hay algunas cosas en el ministerio de la Palabra que nunca cambian.
Las buenas noticias de salvación por medio de Cristo, las verdades
acerca de lo que Dios es y de lo que Él ha hecho, las doctrinas
mantenidas con confianza por la iglesia durante siglos, son todas
eternas.
Pero otras cosas acerca del ministerio de la Palabra nunca van a dejar
de cambiar: Nuestros oyentes, nuestra cultura, la envoltura de los
pensamientos, el lenguaje y las preguntas que planteamos hoy día. Los
sermones de Edwards y Spurgeon nos recuerdan que la predicación
nunca permanece estática.
Predicando con integridad se enfoca en cómo la predicación que
permanece firme sobre la plena autoridad de las Escrituras y la
necesidad de proclamar sus verdades absolutas, puede al mismo tiempo
adaptarse para alcanzar a una generación sintonizada con la historia y
los sentimientos.
En muchos sentidos el lado divino e inmutable de la predicación

9
10 Predicando con integridad

es más fácil de comprender que el lado humano. ¿Cómo trabaja Dios


por medio de la humanidad de los predicadores? ¿Cómo predicar en
una manera tal que tengamos por completo en cuenta la humanidad
de los oyentes?
De principio a fin he encontrado en este libro respuestas válidas y
útiles.
Al acercarme al final, me recordaron que lo que Predicando con
integridad modela, el poder de la historia, es auténtico. En la escena
culminante (Anderson arraiga los principios de la predicación en un
relato de ficción), me encontré a mí mismo con un nudo en la garganta.
Con franqueza, me quedé sorprendido con mi reacción. Sabía que
estaba leyendo ficción. He leído bastante acerca de obras de ficción y
yo mismo he escrito algunas, de manera que llegué a pensar qu~ al
conocer la técnica de esta forma de escritura, sería menos susceptible
Prefacio
a su poder emocional. No fue así. . '
Kent Anderson nos muestra cómo podemos entretejer los vanos
elementos de la historia con nuestra responsabilidad de proclamar y Comencé a escribir este libro al año de haber terminado mi primer
exponer claramente las Escrituras. Léalo, le ayudará. libro, Predicando con convicción.! Al haberlo escrito en un estilo
narrativo, pensé que podría escribir este otro en una forma más
-CRAIG BRIAN LARSON tradicional, en parte para evitar quedar encasillado. Mi esposa, sin
Editor de recursos para la predicación, PreachingToday.com embargo, estaba menos entusiasmada.
Christianity Today International -Así que quiere escribir un libro aburrido -me dijo.
Lo comenté con mi editor, Dennis Hillman, quien me dijo:
-No, hombre, no escribas un libro aburrido. Tú puedes de verdad
ayudar a los pastores escribiendo una narración que lidia con las luchas
que los pastores tienen con la tentación.
A tiempo que Dennos describía el dolor que habían sentido los
pastores que él había conocido, yo pensaba en aquellos en mi propia
esfera de preocupación que luchaban con la integridad.
Comencé a considerar cómo iría eso de volvernos a encontrar con
el pastor José García, el pastor de ficción que aparece en Predicando
con convicción, un año después de haber quedado resuelto aquel
misterio. Me preguntaba qué ocurriría si se veía a sí mismo en una
situación que probaría su credibilidad personal. "Ninguno de nosotros
está a salvo de la tentación. Todos tenemos nuestros límites. La gran
11
12 Predicando con integridad Prefacio 13

pregunta es: ¿Cómo vamos a responder cuando tropecemos con esos secciones está montada como una clínica en predicación integradora,
límites?" Este libro estudia esos asuntos. mientras que la otra ofrece algunos pensamientos de introducción a
En el medio de este análisis, volveremos a considerar el modelo de una homilética antropológica.
predicación integradora que describimos en Predicando con Soy consciente de que este abordamiento del terna es diferente. Me
convicción. En vez de seguir la trayectoria del modelo mediante un di cuenta de cuán poco corriente es cuando Predicando con convicción
proceso de desarrollo, como sucedió en el primer libro, esta vez he fue preseleccionado para un premio otorgado por libros cristianos
estructurado este libro alrededor del modelo de sermón. Después de canadienses publicados. No gané, lo cual puede tener algo que ver con
haber terminado la narración y la clínica de sermón al final del libro, el hecho de que el libro entró en la categoría de "novela". Eso lo puso
se espera que el lector haya sacado una percepción razonablemente en competencia con Janette Oke y otros grandes maestros de las obras
sólida del sermón integrador. de ficción cristianas. Estoy seguro de que los novelistas se quedaron
Estoy en deuda con un grupo de mis estudiantes que leyeron el sorprendidos al descubrir que competían con un libro acerca de la
primer borrador y me ofrecieron críticas alentadoras y útiles. David homilética.
Chow, Brent Friesen, Jim Nightingale y Brad Taylor son de esa clase Las representaciones en el libro son, por supuesto, de ficción, pero
de estudiantes que motivan a un profesor. no los asuntos. Las personas todavía necesitan escuchar el mensaje
Me estimuló también bastante el buen número de pastores y de parte de Dios y usted ayudará a esas personas al ofrecerles la Biblia.
predicadores que leyeron el primer libro y dedicaron tiempo para Cuando el mundo cambia y la tierra tiembla, la Palabra del Señor
enviarme mensajes electrónicos o se pusieron en comunicación permanece para siempre.
conmigo desde muchos lugares del mundo. Estos predicadores me
contaron maneras en las que Dios está usando estos relatos e ideas
para edificar su reino y animar a sus líderes. He tenido el privilegio de
guiar y aconsejar a un grupo de líderes en Belfast, un movimiento de
predicación en desarrollo en Holanda, un grupo de capellanes del
ejército en Texas, y otros grupos en Seúl, Corea y en América del Sur.
He tenido comunicación con otros muchos que viven a lo largo de
Estados Unidos y Canadá. Este conocimiento ha sido una experiencia
que me ha aportado humildad y ánimo. Confío que los lectores de este
volumen, me permitan también conocer cómo usa Dios estas ideas
en la vida de cada uno de ellos y en el ministerio que están llevando a
cabo.
Podrán darse cuenta de que no he abarrotado los relatos con
abundancia de notas al pie de página u otras citas. La bibliografía de
recursos que usé en mi amplia investigación está disponible. Entre a
mi página de la internet: www.preaching.org y revise su contenido.
Hay limitaciones inherentes en la forma narrativa de este libro. Por
esa razón ofrezco un abordamiento más sistemático y completo en dos
secciones de enseñanza que aparecen al final del libro. Una de estas
PRIMERA PARTE

La narración
1

En la línea de la falla
CUEN TE LA HIST ORIA

Al principio pensó que era un tren. Al vivir cerca de las vías del
ferrocarril, el pastor José Carda estaba acostumbrado a sentir que los
cimientos se estremeCÍan cada vez un tren cargado pasaba por detrás
de su casa. A menudo se preguntaba cómo era posible que su casa se
mantuviera en pie después de tan gran trepidación.
Pero esto no era un tren. Quedó evidenciado al ver cómo bailaban
las cortinas, cómo se caían los libros de la estantería y el espejo del
pasillo caía al suelo haciéndose añicos. Aquello era un terremoto. No
uno de los grandes, pensó él. El espejo había estado siempre mal sujeto
a la pared. Esa era una de las cosas para las que nunca había terminado
de encontrar tiempo ni deseos de arreglarla. Ahora era demasiado tarde.
Solo había durado unos pocos segundos. El daño era menor. La casa
volvió a su acostumbrada estabilidad. No había que preocuparse de lo
sucedido. Nadie estaba herido.
Entonces, ipor qué le había dejado con ese sentimiento de descon-
cierto? ¿Por qué esa sensación de incomodidad en su estómago? Hacia

17
18 Predicando con integridad En la línea de la falla: Cuente la historia 19

mucho tiempo que el pastor Carcía no se había sentido así yeso no nuevo, extraordinario. Ahora sí que contaba con\lna información de
le gustó. gran interés para retransmitir. Tenía que encoiitrar la manera de
preparar bien la noticia.
Las personas buscaban información. Encendían la radio o
compraban un periódico. Iba en aumento el número de los que
Juan Fernández sentía que la carta le pesaba mucho en la mano. recurrían a la internet. La mayoría, sin embargo, todavía recurría a la
Estaba firmada, cerrada y, no obstante, daría cualquier cosa por no tener televisión. Paco Carcía no podía darse ese lujo, pues él era televisión.
que entregarla. No porque los demás quedaran asombrados por causa Mientras iba saliendo de su lugar de estacionamiento echó mano
de ella. Estas cosas suceden, se dijo a sí mismo. Bueno, quizá no habían de su teléfono celular y marcó un número.
sucedido en el pasado, pero ocurrían en el presente, y las personas -¿Dónde es? -gritó.
comprenderían. Tienen que comprender. Teresa Díaz ya estaba acostumbrada a la brusquedad de Paco. Le
La presión, todos conocían la presión que soportan los pastores. Las gustaba el mundo de las noticias tanto como a él. La subida de la
personas debieran ser más perdonadoras en estos días. adrenalina era algo adictivo.
Juan casi se creía lo que pensaba. -Todavía no estoy segura -respondió mientras seguía escuchando
Le dolía como si él tuviera algo que confesar. En el fondo deseaba la información que llegaba a través de su conexión con la radio de la
que de alguna manera fuera así. Una carta que hablara de su propia policía.
confesión le habría resultado menos traumática. Ciertamente el do- -¡Espere que parece que hay algo ... !
lor no era menos por ser él personalmente inocente. Cuando amas al -Vamos Teresa. ¿Me vaya la derecha o a la izquierda? ¿Quieres
que sufre, tú sufres. Lloras tarde en la noche cuando piensas que nadie que me vaya al centro de la ciudad o al valle? Tiene que haber algo ...
te va a oír. O permaneces despierto sobre la cama escuchando los -Sí, vaya al centro de la ciudad. Hay una llamada ...
sollozos de tu esposa. Lágrimas de desilusión. Lágrimas de promesas -¿Qué decía usted? No puedo ... La asistente del presentador de
rotas y de vergüenza. Era duro oírla llorar. noticias de TV no intentaba ocultar su impaciencia.
Juan no se sentía avergonzado. Se sorprendía de no estarlo. Estaba -¡Paco, olvídese del centro de la ciudad! Tenemos al menos dos
seguro de que debiera haberse sentido avergonzado. En su lugar, lo que llamadas desde el aeropuerto. Hablan acerca de grietas en las pistas
sentía era un gran dolor, sin mezcla por el sentido de culpa de un de aterrizaje. Puede que no sea nada, pero quizás usted pueda hacer
orgullo equivocado. Sufría porque su hijo sufría. Eso era todo. algo con eso.
Yeso era suficiente. Antes de que Teresa terminara la frase Paco ya estaba volteando
rápidamente el volante de su automóvil. No estaban permitidos los
giros de 180 grados en ese tramo de la autopista. Una sirena me habría
ayudado -pensó Paco-. O quizá un juego de esas luces azules y rojas
Francisco Carcía se metió en su automóvil incluso antes de saber ocultas detrás de la parrilla (rejilla) delantera. Paco no era nada tímido
exactamente a dónde iba. Se encontraba en el centro editorial en hacer valer los privilegios normalmente reservados a los
verificando una cinta cuando comenzó el temblor. Estaba tan absorto automóviles de la policía y a las ambulancias. Él estaba ahora sirviendo
en su trabajo que no se habría dado cuenta de las vibraciones de no a los ciudadanos en el derecho que tenían a saber, y en estos días, las
ser porque se volcó su vaso de agua, empapando el primer borrador personas querían conocer con rapidez.
del telediario de la tarde. No importaba, pues en realidad no contenía Sin duda, él sabría cómo sacarle partido a la cosa. No le tenía temor
grandes noticias. Había estado esperando que sucediera algo diferente, a manipular los datos, si es que era necesario. Así era como funcionaba
Predicando con integridad
En la linea de la falla: Cuente la historia 21
20

su profesión. Disponía de treinta minutos para llenar el espacio del Había visto que los jóvenes ya no lo trataban como alguien irrelevante.
telediario de la tarde. No importaba si había comenzado la Tercera Sobre todo lo había visto en la atención renovada que se percibía en
Guerra Mundial, contaba con los mismos treinta minutos para los ojos de la congregación cuando él predicaba.
llenarlos como cuando la noticia más importante era informar acerca Quizá lo más importante era el cambio que se había producido en
de un inesperado frente frío que puso en peligro las plantas de tomates. él mismo. Ahora se sentía invertido en el sermón. Ya no era un
No era que quisiera decir más de lo que correspondía, sino que este requerimiento pastoral al que se veía forzado a prestarle atención cada
era uno de esos días cuando había menos que informar que en otros. semana, ya sea que tuviera algo que decir o no. Se sentía muy animado
Había sido una semana un poco pobre de noticias y claramente el porque sentía que el sermón era el momento supremo en su ministerio
temblor experimentado no era un auténtico terremoto. Pero quizá semanal. Era su oportunidad para ayudar a las personas a escuchar un
tendría suerte en este día. Muchos vuelos quedarían aplazados debido mensaje de parte de Dios.
a los problemas de las pistas. Las noticias acerca de pasajeros con Al terminar este momento de reflexión y serenidad, Carcía se metió
apuros en el aeropuerto siempre funcionaban bien. en la tarea que le esperaba. Le gustaba atender primero la correspon-
dencia antes de dedicarse al sermón. Él era uno de los que siempre
comía las verduras separadas de la carne y ambas separadas de las pa-
pas. Nunca sería uno de esos individuos que eran capaces de escuchar
El pastor José Carcía no se fijó en la carta al entrar en la oficina. música, ver la televisión, leer un libro y prestarle buena atención a su
Estaba sobre su escritorio donde Juan Fernández la había dejado unos esposa, todo a la vez. ¿Cómo llamaban a esa clase de cosas? Multitarea.
veinte minutos antes. Ahora se encontraba debajo del montón de notas, Que a él le parecía un camuflaje que permitía a las personas con
revistas y correspondencia que el pastor había sacado de su cartera y atención débil abrumarse a sí mismos con incentivos.
había tirado sobre la mesa para revisarlo todo más tarde. Había recibido mucha correspondencia. Parte de la misma parecía
Se concedió a sí mismo un momento de respiro, un delicioso interesante. La carta de Juan Fernández atrajo inmediatamente su
momento de descanso. Se sentía contento y era muy bueno sentirse con- atención. El sobre escrito a mano con la estampilla de correo sin matar
tento. El último año había sido tranquilo. Desde el incidente que había se destacaba del resto del montón de la correspondencia. El pastor
tenido lugar con el concejal Felipe Ramírez, Carda se había sentido <?arcía la miró sorprendido. ¿Por qué necesita Juan escribir una carta?
renovado en su ministerio. 1 La predicación había sido su especial pasión El acostumbraba a pasar por el templo dos o tres veces a la semana.
en los últimos meses. Todavía no era Billy Craham., pues no acudían Carcía se dio cuenta de que podía haber varias razones para ello:
multitudes de pecadores arrepentidos al final del sermón. Pero las per- Una invitación a una reunión social o una nota de ánimo. Ambas cosas
sonas estaban respondiendo, una a una, como suelen hacerlo las perso- eran normales y habituales en el carácter de Juan. Pero el pastor por
nas comunes y corrientes. Las personas estaban interesadas en el alguna razón dudó de ello. Esto tenía todas las apariencias de malas
mensaje. Estaban interesadas en la Biblia, yeso era algo que Carcía había noticias. Lo podía sentir en su corazón pastoral.
llegado a pensar que nunca más volvería a suceder. Querido pastor:
Había juzgado mal el poder de la predicación bíblica sólida. Ahora Demasiado formal, dijo para sí Carcía. Eso no es un buen comienzo.
sabía que la exposición no era una reliquia de tiempos pasados. Dios No sé exactamente por qué estoy escribiendo esta carta. Bien podía
todavía habla cuando su Palabra es proclamada. Había visto vidas haber pasado a verlo y decírselo cara a cara.
cambiadas, y no solo la de Felipe Ramírez, aunque la transformación La escritura de Juan se la veía como temblorosa. Carcía no sabía si
de aquel hombre todavía lo seguía asombrando. Pero también había eso delataba un corazón débil o una mano insegura.
visto renovación en la vida de cada una de las personas que aconsejaba. No es que no esté seguro de su reacción. Sí que 10 estoy y pienso
22 Predicando con integridad En la línea de la falla: Cuente la historia 23

que es que prefiero no tener que lidiar con ello, al menos por ahora. Él va a continuar alejado de los lugares públicos, pero puede que él
Estoy seguro de que dispondremos de amplia oportunidad para quiera venir a hablar con usted.
conversar. Quizá usted pueda ayudarlo.
El pastor comenzaba a sentir un nudo en su garganta. El pastor Carcía sintió que le invadía el enojo.
Es acerca de Luis. Luis, ¡tú ... tú ... tonto! La palabra no era lo suficientemente fuerte,
El corazón de Carcía comenzó a latir acelerado. Luis Fernández era pero su vocabulario pastoral no le permitía usar expresiones que
el hijo de Juan y el mejor amigo de Carcía. Ahora vivían muy lejos habrían sido inapropiadas. ¿Qué es lo que te pasa, hombre?
uno del otro y no les resultaba fácil pasar tiempo juntos. Luis y José Las palabras surgieron espontáneas y resonaron alrededor de las
habían sido compañeros de estudio y de cuarto hacía veinticinco años. estanterías de libros: "¿En qué estabas pensando?"
Se habían relacionado como amigos como solo dos hombres jóvenes ¿Qué acerca de Yolanda? José admiraba a Yolanda. Ella tenía una
suelen hacerlo. Les gustaban los mismos deportes y las mismas chicas. personalidad fuerte y había aguantado muchas cosas sin sentido. Su
Participaban de un mismo sentido de llamamiento. Cuando llegó el buen sentido había guiado a Luis a través de muchas situaciones
momento de graduarse del seminario, en una semana ambos recibieron difíciles que los pastores enfrentan. Se imaginaba que en estos
invitaciones para ministrar tiempo completo en lados opuestos de la momentos estaría enojada y deprimida. ¿Qué es lo que va a suceder
misma ciudad. ahora con Yolanda ... y con Luis ... y con su ministerio?
La distancia era lo suficientemente grande para hacer difícil el seguir
cultivando la amistad. Una o dos veces al año se veía el uno al otro en
alguna reunión o actividad. Entonces hacían planes para verse de vez
en cuando y comer juntos. Había, por supuesto, reuniones de iglesias Francisco Carcía no estaba seguro de qué esperar. Sabía que esta
y de pastores. Pero Carcía se dio cuenta de que ya hacía año y medio no iba a ser la falla San Andrés, pero pensaba que de alguna manera
que no se habían visto desde la última vez que se encontraron en una podría ser un poco más impresionante de lo que parecía. La pista del
reunión . aeropuerto apenas estaba agrietada, con una grieta angosta e irregular
.. .sé muy bien cuánto se valoran y se estiman el uno al otro Luis y a través del pavimento. La grieta tenía apenas dos centímetros de
usted, continuó diciendo Juan. Y quería que 10 supiera de parte mía ancho. No parecía que fuera para nada importante, aunque al parecer
antes de que le llegaran las noticias por otro conducto. las autoridades del aeropuerto sí pensaban que lo era. La pista había
Carcía sintió que su corazón se estremecía. Se supone que estas sido cerrada hasta que se pudiera examinar con más cuidado.
cosas ya no deben sorprender a nadie, pues es algo común enterarse Ese no era el problema de Paco. Lo que él necesitaba era hacer que
por los medios de comunicación de fracasos sexuales de los ministros. la grieta pareciera un cráter. No estaba ni siquiera seguro de que la
Los pastores caen. Sucede. Ya ha desaparecido la mística de la posición. grieta fuera visible en la televisión. Marcó la posible escena para la
Los pastores no son tan santos como para evitar la atracción de una televisión con sus propias manos. Aquello no era muy prometedor,
mujer coqueta y enredadora o incluso una mujer que no es tanto no era nada espectacular.
"pícara" como que tiene problemas. Muchas de estas situaciones -¿Hay alguna posibilidad de que podamos conseguir algo de equipo
involucran a una mujer normal y vulnerable, y a un hombre normal y para aparentar que aquí realmente ha sucedido algo?
vulnerable, se recordó a sí mismo el pastor Carcía. Roberto Jiménez, el camarógrafo de Paco y compañero, le hizo un
¡Pero no Luis! guiño conocido. Él tenía un buen ojo para estas situaciones. Unos pocos
Luis está hospedado en el Monarch Hotel, terminó SamueL conos de color naranja y unos metros de cinta amarilla fluorescente y
antes de que te des cuenta tienes montada una escena de desastre.
24 Predicando con integridad En la línea de la falla: Cuente la historia 25

-Vaya ver si consigo traer aquí uno de esos carros para el transporte más fuertes en el interés denominacional. No es que hubiera tenido
de equipajes, de esos que llevan luces centelleantes -dijo-o problemas con su grupo de iglesias, sino que no le prestaba tanta
Pondremos las luces de forma que aparezcan en la cámara. Y si atención. En este sentido, él no era diferente de la mayoría de los
filmamos la escena cuando está oscureciendo conseguiremos el efecto pastores de su edad. La denominación no le parecía muy relevante para
deseado. el funcionamiento diario de su ministerio. Nunca había encontrado
Quince minutos más tarde, el presentador de TV Francisco Carcía, las oficinas particularmente útiles para sus necesidades. Quizás en lo
con su cabello peinado y su corbata bien puesta, se paraba antes las profundo de su ser se preguntaba cuánto entendían ellos el ministerio
cámaras como parte de una escena que a los televidentes les parecería contemporáneo. En realidad no le había prestado mucha atención hasta
el lugar de una gran catástrofe. este momento.
-En estos momentos las autoridades del aeropuerto no pueden Luis estaba también ordenado por la misma denominación, aunque
decirnos cuándo se volverá a abrir la pista -advirtió Paco a los su iglesia estaba ubicada en un distrito colindante. Quizá Pedro
televidentes. Hernández podría darle algo de información acerca de la naturaleza
-La seguridad de los viajeros es nuestra principal preocupación general del problema y posiblemente algunos detalles de la situación
-dijo con seriedad y mirando directamente a la cámara un empleado de Luis.
del aeropuerto que parecía ser un manejador de equipajes. -¡José! -dijo Pedro como saludo. Me alegro de ver que todavía
Este no era uno de los momentos mejores de Paco Carcía. Era sabes dónde estamos.
curioso cómo estas cosas lo molestaban en este tiempo. Quería No había malicia en su tono, ni tampoco ninguna sutileza.
convencerse a sí mismo de que estaba llevando a cabo un servicio -Piensa en ello de forma positiva -respondió José, sorprendiéndose
público, pero él sabía que la verdad era otra. Estaba creando una noticia. del afecto que sentía hacia el supervisor de su distrito-o He estado
Este tipo de temblores menores suceden con frecuencia a lo largo de cumplimiento con mi ministerio y tú no has tenido necesidad de
la costa del Océano Pacífico. Esto volvería a ocurrir en unos pocos prestarme ninguna atención.
meses y quizás el próximo fuera uno de los grandes. No llegará a tiempo La intención era humorística, pero no salió así. Hernández fue lo
para el telediario de esta noche y probablemente tampoco para mañana. suficientemente amable como para reírse.
Movió la cabeza con energía como para quitarse de encima lo -Aquí solemos hacer algo más que solo rescatar a pastores que se
desagradable de la situación. hunden.
-¿Lo hice bien? -preguntó el manejador de equipajes. Tenía una eti- José no respondió a esto. Era cierto que aquel centro ministerial
queta de equipajes en la mano y un bolígrafo. Parecía esperar un autógrafo. llevaba a cabo una variedad de iniciativas encaminadas a promover la
-Si, lo hizo usted bien -respondió Paco, firmando con desinterés. salud y el crecimiento de las iglesias, pero la verdad era que Hernández
Las personas tendrán temor de viajar ahora durante varias dedicaba más tiempo a apagar fuegos que el departamento de
semanas, se dijo a sí mismo al tiempo que abandonaba la escena. bomberos. Esa era, por supuesto, la razón de la visita de José.
-¿Tienes por aquí otra cosa para beber aparte de café? -preguntó
José.
-Seguro que sí. La hielera está en la esquina y la tenemos bien
José Carcía entró en el edificio de las oficinas centrales de su surtida.
denominación. Volteó a la izquierda cuando debería haberse dirigido José encontró una bebida que le gustaba detrás de la bolsa de la
hacia la derecha. Parece que habían remodelado y cambiado cosas comida de alguien. Luego siguió a Hernández a una de las oficinas para
desde la última vez que había estado allí. Carcía no era uno de los conversar y allí se acomodaron en unos sillones.
26 Predicando con integridad En la línea de la falla: Cuente la historia 27

-Me gustaría hablar contigo acerca de Luis Fernández -dijo José yeso nos coloca en una posición vulnerable.
yendo directo al asunto. En realidad no sabía por dónde empezar. -Nunca lo ves venir -reflexionó José.
-Me lo imaginaba -respondió Hernández. -Nunca la ves venir -dijo Hernández-. Rara vez es alguien que
-Dime que estoy equivocado, Pedro -rogó José-. Dime que ha tú esperabas. Tenemos una idea de esa mujer increíblemente hermosa
habido circunstancias atenuantes, algo que me pueda ayudar a y tentadora con un cuerpo que quita la respiración y un aire de
entender. Sea como sea, esto hiere y duele mucho. experiencia. Pero eso sería demasiado fácil. Tenemos el conocimiento
-¿Has hablado ya con él? suficiente para protegernos de esas tentaciones obvias. Por lo general,
-No -dijo José haciendo una pausa. No sé que es lo que voy a es alguien común y corriente, un ama de casa o alguien a quien estamos
decir. No sé qué hacer. Quizá se me ocurra darle un puñetazo en la aconsejando. A veces se sienten sorprendidas por las emociones
cara. repentinas que el pastor les despierta. Son vulnerables. Están heridas
-Esa es una reacción humana natural -contestó Hernández con y dolidas. A menudo no están muy bien emocionalmente. Ven al pas-
suavidad. Si recuerdo bien, ustedes son amigos íntimos. ¿Desde el tor como una fuente de fortaleza. Puede ser que él sea el único hombre
seminario? que las escucha y atiende. Él no tiene que ser atractivo o rico y ni
-Desde la universidad ... Tú sabes, el padre de Luis es miembro de siquiera sabio. Solo tiene que estar allí con una sonrisa en su rostro y
mi congregación y el pobre no pudo ni siquiera decírmelo en la cara. un espíritu comprensivo.
Me escribió una carta. -¿Es esa la manera en que le sucedió a Luis? -interrumpió José.
-Él hablará contigo cuando esté listo. -Algo así -respondió Hernández-. Luis reaccionó de la misma
José se cubrió el rostro con las manos. No estaba llorando. Quizás forma en que lo hacen muchos pastores cuando están bajo presión.
estaba demasiado enojado como para llorar. Disfrutaba de la atención mucho más de lo que se daba cuenta. Se
-¿Qué puedes decirme tú de la situación, Hernández? sintió atraído por su debilidad. No se percató de su propia debilidad
-Me temo que no pueda decirte mucho sin violar la confianza que hasta que estuvo metido profundamente en la relación. Se compro-
han depositado en mí. metió a sí mismo, al menos emocionalmente. Le agradaba. No estoy
El cuarto quedó en un profundo silencio por un momento. Pedro seguro de que ella de verdad le gustara, pero sí le agradaba la manera
Hernández conocía bien su tarea. Él no era de los que se ponen a mover en que ella lo hacía sentirse. Riesgo. Romance. Es embriagador.
las cosas prematuramente. José Carcía se puso inquieto. Un par de José escuchaba con atención, aunque sin ninguna clase de consuelo.
veces comenzó a decir algo antes de abortar el intento. Se levantó de -¿Cuán a menudo sucede esto? -se aventuró al fin a preguntar.
su asiento y se acercó a la ventana sin molestarse en mirar al exterior. -¿Quieres las estadísticas? -le preguntó Hernández.
-Estas cosas suceden, José -dijo Pedro. -Por supuesto. Las estadísticas, todo lo que me ayude a saber con-
-¿Cómo suceden? tra qué me estoy enfrentando.
-Los pastores son débiles. Tú sabes eso. Conozco muchas perso- -Hay varios estudios. En general, las cifras nos indican que un diez
nas que no piensan así. Las personas todavía conservan la imagen del por ciento de los ministros con culpables de caer en pecado sexual y
pastor perfecto que piensa está por encima de toda tentación y más otro quince por ciento se han acercado bastante al precipicio.
allá de todo impulso humano. Nos gusta que sea así. Los predicadores -Eso equivale a uno de cada cuatro, cuando sumas ambas cifras
son adictos a los elogios de los oyentes y esa es una situación peligrosa. -protestó José.
Inevitablemente la presión se va elevando. Encontramos que ni -Exacto -confirmó Hernández. La iglesia católica ha perdido ya
siquiera podemos vivir a la altura de las expectativas que nos hemos una cuarta parte de sus sacerdotes activos a causa de los abusos
impuesto a nosotros mismos. Comenzamos a experimentar el estrés sexuales y los protestantes no están muy lejos. Un estudio
28 Predicando con integridad En la linea de la falla: Cuente la historia 29

denominacional informa que los ministros explotan sexualmente a sufrir de adicción sexual.
miembros de iglesia el doble de lo que lo hacen los terapeutas sexuales. 2 Veinticinco por ciento de los pastores confiesa haber
-Pero eso está mal -protestó José-. No es posible que eso sea tenido relaciones sexuales con otra persona que no era su
correcto. Está obvio que nosotros debiéramos ser ... esposa mientras estaban casados, V desde que se
Hernández se levantó bruscamente y se acercó a su archivo. Sacó convirtieron a Cristo Jesús.
unas pocas carpetas de documentos y examinó su contenido, Catorce por ciento de los pastores confiesa haber tenido
quedándose al final con una de ellas. Luego, dirigiéndose a José, dijo: alguna forma de contacto sexual sin haber llegado al coito.
-Déjame que te mencione los resultados de los estudios, José. La
investigación actual indica que la incidencia de abuso sexual de parte José miró a Hernández a los ojos sin comprender lo que estaba
de los clérigos ha alcanzado proporciones alarmantes. Dos estudios sucediendo. Estas cifras eran asombrosas. Eran horribles ... espantosas.
principales hechos en 1984 indicaban que del doce al doce punto siete -¿Quieres más información? -preguntó Hernández.
por ciento de los ministros se involucraban en relaciones sexuales con José ya no quería más cifras.
miembros de la iglesia, y del treinta y siete al treinta y nueve por ciento -Tenemos que ser capaces de funcionar mejor que todo eso, Pedro
reconocía haber tenido un comportamiento sexual inapropiado. -dijo José con un tono mezcla de enojo y tristeza. ¿Es que acaso no
A José se le veía como teniendo deseos de argumentar. somos predicadores? Nos presentamos delante de las personas semana
-¿Quieres que te dé las fuentes de las citas? -le preguntó tras semana y les ofrecemos la Palabra de Dios. Hablamos como los
Hernández. portavoces de Dios. No podemos estar haciendo esa clase de cosas.
José se desplomó¡ 1984 era hacía veinte años. La situación estaría No podemos permitirnos esa clase de necedad.
ahora peor. Se preguntaba cuán peor era ahora. Hizo memoria de -Estoy totalmente de acuerdo contigo, José.
aquellos días. Es cierto que leyó entonces acerca de estas cosas, pero -Entiendo perfectamente que somos de barro -continuó diciendo
parecía algo distante; reservado para otras iglesias en denominaciones José-. Comprendo que somos débiles, que somos frágiles. Pero cuando
menos fieles. En aquel tiempo pensaba que aquello era la consecuencia me paro en el púlpito pierdo el derecho a esta clase de debilidad. Estoy
natural a la falta de dedicación y compromiso con las Escrituras. Pero para hablar de la Palabra de Dios como si esas palabras salieran de su
ahora, era evidente que esta clase de promiscuidad pastoral estaba por misma boca. No puedo darme el lujo de tener a las personas pensando
todas partes. acerca de mi sinceridad. No está solo en juego mi credibilidad¡ también
-Las estadísticas más recientes sugieren que el sesenta y cuatro lo está la credibilidad del evangelio.
por ciento de los pastores y miembros del equipo ministerial son -Bueno ...
adictos o esclavos de compulsión sexual -continuó diciendo Pedro Hernández estaba a punto de decir algo relacionado con el evangelio.
Hernández. El veinticinco por ciento ha admitido haber tenido Este es mucho más grande que cualquier pecado humano. Quería decir
relaciones sexuales con alguien diferente de su esposa estando casados, algo acerca del misterio de la disposición de Dios a usar seres humanos
después de haber aceptado a Cristo. Otro catorce por ciento admitía deficientes y defectuosos para proclamar la gloria del evangelio, pero
haber tenido alguna forma de contacto sexual sin haber llegado al coito. José no estaba escuchando en ese momento.
Esas cifras fueron publicadas en 1999.3 -No se dan cuenta estos ministros que cada vez que uno de ellos
se sale de la línea, cada uno de nosotros quedamos definidos con el
Infidelidad pastoral mismo estereotipo y ¡vaya estereotipo! ¡Es repulsivo! Ya era
suficientemente malo cuando se pensaba que los pastores eran unos
.. Sesenta V cuatro por ciento de los pastores confiesa caballeros amables que de vez en cuando servían para algo, pero que
30 Predicando con integridad En la linea de la falla: Cuente la historia 31

en general eran irrelevantes. Ahora, si es que las personas llegan a José había experimentado un terremoto, pero este no tenía nada que
pensar en nosotros, nos ven como vulgares e hipócritas predadores ver con la sismología.
sexuales. Eso me hace querer. ..
Hernández pensó que era mejor dejar a José desahogarse por
completo. Excepto que este era el final. José se desplomó en su asiento.
Sin más furor que desahogar, estaba en libertad de sentir el golpe. Las El pastor García estacionó su automóvil cerca de la entrada de la
lágrimas llenaron sus ojos. conocida casa pintada de amarillo de los Fernández. En esta casa se
Después de una larga pausa, el superintendente del distrito dijo, pues sentía siempre bienvenido. Ahora que Juan y Ana estaban jubilados,
había visto esto antes: habían podido dedicar tiempo al jardín y al césped. Cuidar de las flores
-¿Tienes temor, José? era mucho menos exigente que atender a las personas, aunque al final
José no respondió con rapidez. Luego exclamó con un estremeci- no era tan gratificante.
miento físico: Las cortinas y persianas estaban abiertas. Nada indicaba el dolor
-Sí. que había por dentro. José oró antes de apagar el motor de su automóvil.
-¿De qué tienes temor, José? Fue algo muy breve, pero sintió necesidad de hacerlo.
Una pausa aún más prolongada. Juan Fernández recibió a su pastor cordialmente. Había una amplia
-¿José? sonrisa en sus labios. José no vio en su rostro señales de lágrimas
-Tengo temor de que voy a terminar como Luis. aunque estaba seguro que se habían derramado. A Ana se la veía
-¿Estaba él? ¿Tenía él temor de que pudiera caer? No creo que él cansada. Sonrió lánguidamente y se notaba con claridad que no estaba
estuviera para nada preocupado acerca de esto en el pasado. Contaba para muchas visitas. José no recordaba haberla visto antes sin
con un matrimonio sólido, una fe fuerte. No había ninguna clase de maquillar. La edad era evidente en la mujer.
temor de que esto fuera a ocurrirle a él. Las cosas no podían ponerse -Vuelvo enseguida, Juan -dijo ella-o Me alegro de verlo pastor.
tan mal como se han puesto, ¿no es cierto? Gracias por visitarnos.
No había mucha distancia desde el centro ministerial hasta la casa Ella sonrió de nuevo, y esta vez con todo su corazón.
de los Fernández, de modo que el pastor García deliberadamente se Les recordaré ...
fue en otra dirección. Todavía no se encontraba listo para visitar a Juan Iba a terminar la frase "en mis oraciones", pero le sonó pobre y
Fernández. Necesitaba un poco más de tiempo, pero sabía que no podía ahogó las palabras en su garganta antes de expresarlas. Sí que oraría
regresar a la oficina. Tenía asuntos que tratar, pero quizá todavía no. por ellos y bien sabía que la oración sería de gran ayuda, pero decirlo
Prefirió tomar el camino más largo, dio primero unas cuantas vueltas le sonaba a cliché gastado. Las palabras salen de los labios con
por las calles, para recomponerse en su ánimo y valor. demasiada facilidad. De manera que José prefirió estar con ellos y
Buscando una distracción, José puso la radio. Escuchó que estaban mostrar la sinceridad de su corazón.
hablando del reciente terremoto, si es que se le podía llamar de esa -Yo lo sé -dijo Ana-. Luego salió del cuarto con dignidad y gracia.
manera. Aquel suave temblor era predecible. Cada vez que sucedía un -Siéntese, pastor -dijo Juan-. Hágalo aquí, este es el mejor
pequeño sismo la emisora de radio se buscaba a un experto, a alguien asiento en la casa. Es suyo cada vez que venga aquí.
que pudiera hablar con autoridad acerca de los sismos. De esa forma -Es usted muy amable, Juan -dijo José con gran aprecio.
la emisora proveía a los radioyentes de información apropiada acerca El mundo de Juan estaba siendo zarandeado, y aquí está él
de los movimientos de las placas geológicas (tectónicas). Pero todo esforzándose por hacerme sentir cómodo. Puede que eso solo sea su
quedaría olvidado en un mes. hábito. Quizá es la expresión de la clase de hombre que es.
32 Predicando con integridad En la linea de la falla: Cuente la historia 33

Aprendemos mucho de una persona cuando está pasando una prueba. y me dedico a hacerla. N o pienso en lo que sucedería si por un
-¿Cómo le va, pastor? -dijo Juan con tono muy sincero. momento me vuelvo tonto. No pienso en mí mismo en esos términos.
-Según las apariencias, peor que a usted-respondió José. No me considero a mí mismo un tonto.
-Soy muy buen actor -dijo Juan. -Usted no es un tonto -le confirmó Juan-. Era un comentario
-Esto duele -dijo José. obvio, pero José se sintió mejor al escucharlo.
-Sí, duele mucho -reconoció Juan. -Recuerdo que hace varios años leí un artículo, escrito por Bill
Los dos quedaron en silencio por un momento. Fue un silencio có- Hybels. Él sugería que debiéramos vigilar nuestra vida mediante la
modo. El reloj de pared anunció su presencia y la hora con su clásico visualización de un panel de mandos en el que hubiera tres indicadores
sonido. de preocupaciones por nosotros mismos. Uno de los indicadores
-¿Qué va a hacer, pastor? mediría nuestra vida espiritual, otro nuestra vida emocional y otro
-Vaya hablar con él. nuestra vida física. Si alguno de ellos comenzaba a indicar que estaba
-Eso es bueno. Él lo apreciará. bajo de nivel era tiempo de parar y llenarlo. 4
-¿Cree usted? No estoy seguro de cuán deseoso me encontraría
yo de recibir visitas de amigos en un momento así.
En realidad José estaba muy seguro. A él no le agradaría recibir la Panel de mandos del ministerio según BiII Hybels
ayuda de nadie en esos momentos. Él se escondería y confiaría en que

(DI QI illl
lo dieran por desaparecido.
-Se sentirá avergonzado y debiera estarlo. Pero él sabe bien quién es
un amigo de verdad, y si alguna vez necesitó un amigo este es el momento.
-No sé de cuánta ayuda puedo yo ser -dijo José-. No sé qué decir.
vacío lleno vacío lleno vacío lleno
No sé cómo suceden estas cosas. No sé cómo ayudar.
-Estoy seguro que usted sabrá qué hacer -dijo Juan-. Porque Emocional Físico Espiritual
saldrá de su corazón y vendrá del Espíritu Santo. Cuando amamos de
verdad a alguien, eso se ve y se nota, y es todo lo que él necesita.
José aceptó la verdad de esa declaración, aunque todavía no podía -Muy buen consejo -dijo Juan-. Ha sido más intuitivo que
percibir la manera de aplicarla. intencional en mi caso, pero he seguido ese mismo enfoque a lo largo
-Estoy dándome cuenta de que esto es aterrador. de los años. Uno quiere mantener un nivel básico apropiado de
-¿De qué tiene temor? -preguntó Juan. nutrición espiritual y buena forma física, pero ha habido momentos
-Nunca llegué de verdad a creer que una cosa así me pudiera ocurrir en los que me he sentido bastante agotado, de modo que me tomaba
a mí o a alguien cercano a mí -dijo José-. Siempre creí que era algo un día de descanso para estar a solas con Dios meditando en su Palabra.
bastante simple. Mientras tanto que uno tuviera cuidado de sí mismo -He encontrado que una buena siesta después de la comida obra
espiritual, emocional y físicamente, que todo iría bien. milagros -reconoció José.
Juan cambio de postura en su asiento, mostrando interés. -Pero asegúrese de que la congregación no se entera de eso -dijo
José estaba pensando en lo que iba a decir. Juan-. Es difícil explicar y justificar siestas al concilio de la iglesia.
-Quizá sentí que si pensaba en la posibilidad de un fracaso moral, José sonrió burlonamente por el comentario de Juan, pero cesó de
estaría de alguna manera invitando a que sucediera. O quizás es que inmediato, pues no quería dar la impresión de risas dadas las
era demasiado simple e ingenuo. Usted sabe, tengo una tarea que hacer circunstancias.
34 Predicando con integridad En la línea de la falla: Cuente la historia 35

-Dudo que fuera tan sencillo para Luis -dijo Juan-. No hay duda siempre, pero debido a que ahora el proceso se extendía sobre un
que se encontraba bajo presión. Es obvio que no estaba actuando período más largo había más oportunidad para que Dios le enseñara
racionalmente. Tenía mucho que perder. Me imagino que nunca la verdad de su texto.
debiéramos subestimar nuestra habilidad para engañarnos a nosotros Cada semana trabajaba en tres sermones diferentes al mismo
mismos. El pecado es engañoso. tiempo. En uno tenía que comenzar el proceso de descubrimiento,
/{ Pecado". Luego de haber mencionado el problema, a Juan le tratando de captar el mensaje que tendría que predicar dos semanas
quedaba poco que decir. Sonrió embarazosamente y salió del cuarto más tarde. También encontraba tiempo para la preparación de un
sin hacer ningún comentario. segundo sermón, siguiendo con la edificación que había iniciado dos
semanas antes. En el tercer sermón tenía que proceder con lo que él
llamaba la asimilación, preparando y aplicado el sermón en el que
Cuente la historia ...
había comenzado a trabajar dos semanas antes. Este era el sermón que
El parque Fiedler se encontraba solo a media manzana de la casa de iba a predicar el siguiente domingo.
Juan. José decidió visitarlo. Con el teléfono celular y una computadora Ese era el trabajo que José tenía en sus manos en este momento. Le
portátil podía prácticamente montar una oficina en una de las mesas gustaba estar listo con bastante anticipación para la predicación del
y bancos que daban al río. Era uno de sus lugares favoritos. Muchos domingo, y no angustiarse el sábado por la noche y tener que correr
de los mejores sermones de José habían sido cocidos allí y había orado para tenerlo listo el domingo por la mañana. Le gustaba asimilar sus
por ellos y los había ensayado mentalmente por los caminos a lo largo sermones de forma que fueran parte de su naturaleza, a fin de que
del río. vivieran intensamente dentro de él. Le agradaba vivir con el sermón,
Abrió su cartera de mano y sacó la carpeta con las notas de su trabajando las implicaciones en su propia vida y tener bien grabadas
sermón para el domingo próximo. Ya tenía el sermón bastante en su mente y corazón las ideas básicas y las palabras oportunas.
desarrollado. Recientemente, José se había disciplinado a sí mismo Oraba acerca del sermón, dedicando deliberadamente tiempo para
para trabajar con anticipación en sus sermones. Encontró que al orar por las palabras que iba a usar en la predicación. Quería estar lleno
trabajar en dos o tres sermones a la vez, disponía de más tiempo para del sermón de manera que la verdad y el efecto del mismo fluyeran
su mejor desarrollo y maduración Era como preparar un sermón en sobre los oyentes que lo iban a escuchar el domingo. Era bueno ser
una olla de cocción lenta en vez de un microondas. Aquel cocimiento intencional acerca de esas cosas. No quería dar por sentado que estaba
lento de sus sermones lo ayudaban a preparar comidas más sólidas y listo para predicar solo porque contaba con un bosquejo. Necesitaba
nutritivas. encontrarse con Dios. Sabía por propia experiencia que eso no sucedería
si no lo procuraba intencionalmente.
Abrió la carpeta y comenzó a revisar las hojas con notas, las copias
Sermones en codmlento lento del texto bíblico en varias versiones sacadas de la computadora, sobre
Semana 1 Semana 2 Semana 3 las que había escrito sus propias notas con una letra que solo él
El descubrimiento Sermón e Sermón O Sermón E entendía, además de subrayados y círculos. Aparte estaban las hojas
La preparación Sermón B Sermón e Sermón O de notas en papel amarillo con ideas, pensamientos, preguntas,
La asimilación Sermón A Sermón B Sermón e diagramas y otras informaciones sacadas de atlas, diccionarios y
comentarios bíblicos. La primera página en la carpeta, sin embargo,
La ventaja de este plan es que todavía tenía la posibilidad de presentaba el fruto de todo el trabajo de José. En esa hoja se veía un
dedicarle a la preparación del sermón la misma cantidad de horas de círculo grande cortado por dos líneas perpendiculares entre sí. Esas
En la linea de la falla: Cuente la historia 37
36 Predicando con integridad

Había decidido predicar basado en el texto de Hebreos 12:28-29, un


líneas dividían el círculo en cuatro cuadrantes. Dichos cuadrantes tenía
pasaje que describe la relación del cristiano con el reino de Dios y la
claramente indicado su título: (1) "¿Cuál es la historia?" (2)" ¿De qué
clase de adoración que debiera resultar en respuesta al gran don de
se trata?" (3) "¿Cuál es el problema?" y (4) "¿Cuál es la diferencia?"
~ios. Pero era el contexto lo había captado la atención de José, la
Dentro de esos cuadrantes, José había arreglado los elementos de su
Imagen, el trasfondo.
sermón. Todavía lo dejaba asombrado cuánto lo había ayudado aquel
José se había entrenado a sí mismo para comenzar con la pregunta:
pequeño diagrama en su predicación desde aquella semana tan llena
"¿Cuál es la historia?" Era su manera de entrar en contacto con el
de acontecimiento de hacía un año.
contexto humano del pasaje. Cada texto tiene una historia acerca de
seres humanos auténticos que vivieron existencias auténticas y
Los cuatro cuadrantes tuvieron que lidiar con problemas y situaciones reales. Había
encontrado que si podía llevar a sus oyentes a entender la historia de
la vida original y auténtica enterrada en el texto, ellos estarían mejor
dispuestos a escuchar con interés.
Él sabía que los textos bíblicos describen situaciones históricas
auténticas. Si bien esas situaciones antiguas están muy lejos de la vida
¿De qué se ¿Cuál es el
contemporánea en algunos aspectos, los dos horizontes del pasado y
trata? problema?
del presente tienen el común denominador de nuestra humanidad
básica. Los libros de hermeneútica hablan mucho acerca de la distancia
entre lo antiguo y lo contemporáneo. José sentía que esa distancia se
¿Cuál es la ¿Cuál es la había exagerado. ¿De qué trata el texto? ¡De personas! Las personas
historia? diferencia? no son hoy tan diferentes. La tarea de José consistía en ayudar a sus
oyentes a apreciar estas historias de los antiguos.
De hecho, José sabía que cada sermón debiera relacionar tres
historias: La original (la historia de ellos). La historia de los oyentes
(nuestra historia) y la gran historia de lo que Dios está haciendo a lo
largo del tiempo (su historia). El reto de la predicación es encontrar
José sintió que su corazón palpitaba con fuerza al mirar las palabras
una manera de integrar estas tres historias de forma que los oyentes
en la hoja. El texto describía al inconmovible reino de Dios, un lenguaje
reconozcan nuestra historia en la historia de ellos. Por lo general esto
propio de terremotos. Era sobrenatural.
se conseguía por medio de entender su historia: Lo que Dios estaba
Teológicamente, él estaba bien firme en la idea de que la predicación
haciendo. La integración de estas tres historias relaciona lo
consistía en ayudar a las personas a oír de parte de Dios. Ahora ya sabía
contemporáneo con lo antiguo en un mensaje que resuena con
que la voz de Dios se escucharía con más fuerza en este domingo y
relevancia.
una de las razones podría ser que la tierra había temblado. Algunos
domingos tenía que trabajar más para lograr relacionar a las personas
con el texto. Eso no sería un problema esta vez. Su sermón sería como
uno de los episodios de un programa favorito de la televisión.
38 Predicando con integridad En la linea de la falla: Cuente la historia 39

que un simple movimiento en las placas subterráneas. Tanto los


La tres historias del texto
movimientos de la falla de San Andrés y las tribulaciones de Tsunami
era parte del gemir de la creación bajo su sujeción a la desintegración
Su (Ro. 8:19-21), todo como parte del tiempo presente intermedio. La
creación y todo lo que vive dentro de ella marchan penosamente en-
tre la primera y segunda venida, esperando pacientemente (o no tanto)
el día cuando todo quedará restaurado y los hijos de Dios sean
La historia Nuestra manifestados. Hasta ese día seguimos luchando. La tierra se estremece
de ellos----------------------------------~historia y las personas se encogen ante el peso de un mundo que ha pecado.
Las personas caen y fracasan al tiempo que el mundo va dando tumbos.
Hebreos 12:28-29 dirige a los oyentes judíos del tiempo del Nuevo Personas como Luis Conzález y José Carcía.
Testamento a reflexionar profundamente en su antigua historia Un pájaro más atrevido que otros de su especie se posó en el respaldo
corporativa. Estas personas tenían largos recuerdos. Cuando el escritor del banco, sacando a José de sus pensamientos. Casi tan pronto como
de la carta a los hebreos hablaba de ser cuidadosos en cuanto a tocar se posó, remontó otra vez el vuelo, solo para volver a posarse en el
el monte que ardía con fuego a causa de la voz de Dios que conmovía banco siguiente. José se puso a observarlo mientras que el pájaro seguía
la tierra, sus recuerdos inmediatamente se fijaron en el Monte Sinaí. con su plan de posarse y remontar el vuelo. José volvió a concentrarse
En Éxodo 19, Moisés se encontró con Dios en el monte mientras el en su trabajo.
pueblo permanecía congregado al pie del mismo. Éxodo 19:18 nos dice "Voy a tener que esforzarme en contar esta historia" -dijo José para
que el Monte Sinaí quedó cubierto de humo al descender el Señor en sí mismo-. Textos como este son un poco más difíciles porque no
fuego. La nube de humo lo cubrió todo y el monte tembló violenta- ofrecen una narración clara. Por el otro lado, los asuntos humanos
mente al escucharse la voz de Dios. aparecen con bastante claridad. No resulta difícil entender el temor al
Este poderoso recuerdo traía a la memoria de los cristianos judíos juicio. José tendría que completar la historia con material contempo-
del primer siglo la realidad de que Dios podía conmover la tierra ráneo, lo que no era nada difícil. La vida con sus experiencias lo rodeaban
mediante el sonido de su voz. " ... no desechéis al que habla", decía el por todas partes, personas luchando bajo la amenaza de juicio, tratando
texto (He. 12:25). Si no pudieron escapar entonces los que Dios advertía de encontrar terreno sólido mientras van caminando a lo largo de la falla.
desde la tierra: ¿Qué posibilidad tendremos de escapar nosotros los A veces el terreno tiembla, la cultura cambia y las personas caen. Él
que escuchamos su advertencia desde el cielo? Esta no es una estaba muy familiarizado con esa pauta de funcionamiento.
advertencia sutil. En aquella ocasión, decía la carta, Dios conmovió
la tierra con su voz. Esta vez hará que se estremezcan no solo la tierra,
sino también el cielo (v. 26). Este mensaje de parte de Dios es como
un cataclismo, un trastorno total del cosmos, todo el universo se Involucre a las personas al relacionarlas
trastornaría y estremecería violentamente a causa de la voz del Dios con la historia humana en el texto
todopoderoso.
¡Juicio! ~ Identifique las tres historias del sermón: La de ellos, la
Todo este hablar acerca de terremotos era un poco inquietante nuestra y la de Dios.
cuando la persona acaba de sentir literalmente los temblores. José sabía ~ Arregle los elementos de la trama, escenario, personajes,
que todo aquel retumbar y estremecimiento sísmico presagiaba más problemas, clímax ...
40 Predicando con integridad En la linea de la falla: Cuente la historia 41

Identifique los elementos sensuales del sermón, cómo decidido reaccionar bien cuando se lo decían. Era parte de la tarea y
huele, a qué se parece, qué gusto tiene". no los ayudaría a ninguno de los dos el enojarse por ello.
-Está bien -respondió ella. Los niños están en el patio jugando.
José se puso a repasar sus recuerdos, haciendo memoria de las No tengo nada especial planificado para la cena esta noche.
experiencias de los miembros de la congregación: Hermanos que José se sintió sumamente atraído hacia ella en ese momento. No
habían perdido su trabajo y a seres queridos. Pensó en la hermana se merecía una esposa así.
Marta Moreno. Marta tenía dos hijas adolescentes, no tenía esposo y -¿Sentiste el terremoto? -preguntó ella.
padecía de cáncer del seno. Hacía unos dos meses el médico había -¿Qué? (La pregunta sobresaltó a Paco.) ¿Qué escuchaste? ¿Cómo
hecho que se estremeciera su mundo con las noticias. Podía hablar sabes ... ?
acerca de la ansiedad e incertidumbre que Marta sentía. -Paco habló de ello en las noticias de la TV -dijo ella.
Podía describir la tarde que pasó en la sala de estar de la familia Aliviado, José recordó los temblores que había sentido temprano,
Moreno. Recordaba como se echó a llorar abiertamente con las dos antes de que las otras noticias estremecieran su vida.
adolescentes que no entendían ni querían tener que entender que bien -Conociendo como conozco a mi hermano, me imagino que lo
pudiera suceder que su madre no las viera graduarse de la escuela, transformó en algo catastrófico.
casarse y tener hijos. Quizá quisieran darle permiso para contar la -Aquí al menos no causó ningún daño. Todo está bien -dijo Ester.
historia si eso iba a servir para ayudar a otros a aprender algo de su Todo está bien. José no podía haber escuchado mejores palabras
lucha personal. Quizás ellas mismas podrían también aprender algo. cuando entraba en el hotel. La visitación pastoral nunca había sido su
O quizá podía contar la historia de David Fajardo. David había parte preferida del ministerio, pero nunca le había resultado tan
perdido su trabajo en una reestructuración de la empresa y terminó a incómoda como en este ocasión.
las puertas del templo un día tarde en la noche después de intentar Cuarto 232, le dijeron. El hotel no era nada especial. En realidad, el
inútilmente de apagar sus temores con la bebida. Treinta años de vida lugar estaba bastante descuidado, como para proveer alguna forma de
profesional no lo habían preparado para el día cuando se encontrara penitencia. Encontró la puerta y llamó. Pasó algo de tiempo antes de
sin trabajo y sin propósito en la vida. que se abriera la puerta y apareciera en ella su amigo, apareciendo tan
Sonia Navarro tenía una historia. Ella probablemente no querría demacrado como se lo esperaba. José extendió su mano, y casi
que el pastor diera a conocer los detalles, pero él sabía que tan pronto automáticamente la retiró. En vez de eso avanzó hacia su amigo y lo
como comenzara a hablar, ella comenzaría a llorar. Ya sea que fuera abrazó estrechamente. Luis estaba temblando, sus brazos caídos, su
un juicio directo o el resultado indirecto de un mundo bajo maldición, espíritu quebrantado.
la iglesia estaba llena de personas que lidiaban con la experiencia de
caminar por la línea de la falla.
José pensaba que no tendría ninguna dificultad en relacionar a los
oyentes con el mensaje del texto. Ellos podían sentir que su mundo
se estremecía.

-Cariño, llegaré un poquito tarde.


Ester Carcía había escuchado eso otras veces antes. Ella había
2

Fundamentos
DIGA DE QUÉ SE TRATA

-No sabía qué hacer, si darle un abrazo o un puñetazo.


-Yo le habría dado un puñetazo -dijo Ester Carcía, que no estaba
muy comprensiva.
-No, no lo habrías hecho -respondió José. Daba pena verlo.
-Es digno de lástima.
-Así que le diste un abrazo -dijo Ester secamente.
-Sí, lo hice -admitió José.
Ester se suavizó:
-Eso es lo que hacen los amigos.
Ella admiraba a su esposo por su sensibilidad. Eso es lo que hacía
que fuera un buen pastor y un gran esposo.
-Me pareció que no lo apreciaba -dijo José-. Fue algo incómodo.
Estuvo allí flácido por un momento y luego se separó. No creo que de
verdad quisiera hablar conmigo.
-Pero tú lo intentaste a pesar de todo.
-Como tú acabas de decir, es lo que se espera de los amigos.
-En ocasiones los amigos solo escuchan -añadió Ester.
43
44 Predicando con integridad
Fundamentos: Diga de qué se trata 45

-Habría escuchado si hubiera habido algo para escuchar -dijo


Yolanda Fernández movió otra vez la llave de la luz. Fue un pequeño
José-. Él no decía nada.
acto de fe, ofrecido en esperanza de que la compañía de electricidad
-¿Nada?
hubiera ya cumplido con su tarea. Por supuesto, la fe es solo tan buena
-Ni siquiera me miraba. Estaba sentado en un rincón mirando a
como lo sea el objeto de la fe. Con todo, tienes que comenzar en alguna
la alfombra -dijo José-. Traté de escuchar) darle tiempo para pensar
parte y quizás a pesar de su pésimo historial, la empresa había
y reaccionar, dejar que el silencio expresara su elocuencia, pero después
cumplido con su deber y ya estaba restaurada la luz.
de un tiempo, el silencio es solo silencio.
¡Oh no! Yolanda iba a tener que vivir en la oscuridad un poco más
-¿Cuánto tiempo estuviste allí?
de tiempo. Aunque eso no le importaba demasiado. La oscuridad del
-Media hora.
cuarto del hotel suavizó su estado de ánimo.
-Yen todo ese tiempo él no dijo nada.
Los empleados del hotel estaban muy preocupados. No se suponía
-Ni una sola palabra.
que un hotel de cuatro estrellas ofreciera a sus clientes esa clase de
-Entonces, ¿cómo te fuiste?
incomodidad. Las noticias decían que el terremoto había sido menor
-De una forma tranquila. No creo que ninguno de los dos quisiera
y prácticamente sin consecuencias, pero al parecer sí había habido
seguir en esas circunstancias. Todo fue muy conmovedor. Él al fin se
algunos problemas con el transformador que se encontraba cerca del
levantó y yo también. Incluso de pie él parecía hundido. Le dije que
aeropuerto.
volvería en otro momento. Luego me marché.
La reacción de Yolanda a las noticias acerca de su esposo fue la de
Ester se acercó a su esposo, le acarició el rostro y él apreció mucho
huir. Al sentirse resentida, se había refugiado en el hotel más caro que
el gesto.
pudo encontrar, incluso aunque sabía que no se podía permitir ese lujo.
Irónicamente, se enteró de que Luis se encontraba también en un ho-
tel, no como aquel, por supuesto. Ella lo verificó. Al no saber a dónde
se había ido Yolanda, Luis al parecer había decidido salir de la casa
El cuadro estaba torcido. Ana no lo había notado antes. Ella había
antes de que ella volviera. Él no quería enfrentarse al enojo de su
dibujado a lápiz aquel boceto de puesta de sol durante su luna de miel
esposa, al menos por ahora. Así que se encontraban encerrados. en
con Juan. Eso sucedió hacía unos cuarenta y siete años. Ya no se
diferentes hoteles. Yolanda sabía que aquello era ridículo, especIal-
acordaba del momento exacto.
mente con el problema de la electricidad, pero ella no quería regresar.
-El cuatro está torcido -dijo ella.
Allí se sentía cómoda, al menos tan cómoda como podía dadas las cir-
-Siempre me ha gustado ese cuadro -dijo Juan desde su lugar en
cunstancias. Nadie sabía dónde se encontraba. No estaba dispuesta a
el sofá.
hablar con nadie. Quizá más tarde ...
-Quizá fue el terremoto lo que lo descolocó -Ana.
El teléfono la asustó. Tenía un sonido doble y penetrante, diferente
-Siempre pensé que la falta de color le hacía de alguna manera más
de los que tenía en casa. Lo tomó sin pensar, fue una acción automática
intenso.
que lamentó al instante.
-¿Cómo nuestro matrimonio?
. -¿Yolanda? -dijo Ester Carcía.
Ana lo dijo como una broma. Era la clase de broma que generalmente
¿Cómo me ha encontrado?
hacía sonreír a su esposo, persona de buen corazón.
-Yolanda, ¿estás ahí?
Juan no se estaba riendo.
Ester escuchó cuando colgaban el teléfono.
Las luces se encendieron. Sorprendida, Yolanda levantó los ojos y
se vio reflejada en el gran espejo del hotel. Vio el maquillaje de su rostro
46 Predicando con integridad Fundamentos: Diga de qué se trata 47

surcado por las marcas que habían dejado las lágrimas, su peinado los edificios que se había derrumbado y causado la muerte de
estaba revuelto, sus ropas arrugadas. Extendió la mano y apagó las otras muchas miles de personas más.
luces. El cuarto quedó sumido en la oscuridad y se igualó a su corazón.
E118 de abril de 1906, un terremoto que duró cuarenta y ocho
segundos dejó en ruinas a la ciudad de San Francisco, en Cali-
fornia. Mucho del daño fue causado por el fuego, que destruyó
Paco García miraba la pantalla de la computadora con los ojos el centro de la ciudad, dejando a miles de personas sin hogar.
semicerrados, tenía una gran taza de café tibio en la mano izquierda, Una gran multitud se congregó en el parque Golden Gate y
un bolígrafo en la derecha y escribía unas notas. otras áreas de la playa buscando cobijo y ayuda. Los daños se
estimaron entre ciento cincuenta y doscientos millones de
Terremotos: dólares.
• Temblor de la tierra causado de forma natural.
• Causado por la fractura y movimiento de rocas dentro de la En octubre de 1989, San francisco sufrió otro terremoto
corteza terrestre. importante cuando los aficionados estaban reunidos para
disfrutar del partido entre los Ns de Oakland y los Gigantes
Seis mil terremotos al año. Cifras globales. l de San Francisco. Cuando la multitud en el estadio Candle-
• Cinco mil quinientos no se sienten porque o son muy pequeños stick Park esperaba el comienzo del partido, un terremoto de
o suceden lejos de las zonas pobladas. magnitud siete punto uno se centró en el área de la Bahía,
• Cuatrocientos cincuenta se sienten pero no causan daños. estremeciendo el estadio y cortando la electricidad. Al
• Treinta y cinco solo causan daños menores. comienzo el ánimo de los espectadores se mantuvo tranquilo,
• Quince ocasionan al año muertes y sufrimiento, dañan las casas, pero todo cambió cuando las noticias acerca de las muertes y
los edificios ... destrucción alrededor de la ciudad comenzaron a captar la
atención de los aficionados que escuchaban sus radios
Paco Garda no disfrutaba la investigación. Con todo, su aversión portátiles.
al estudio de los antecedentes no se igualaba para nada a su deseo de
aparecer bien informado ante el público que veía su programa en la En diciembre de 1988, un violento terremoto golpeó a Arme-
TV. Gracias a Dios por la internet, dijo para sí. 2 nia, el antiguo estado soviético, matando a más de quince mil
personas, la mayoría de las cuales quedaron enterradas entre
El 17 de agosto de 1999, más de medio millón de personas los escombros de los edificios que no pudieron soportar los
quedaron sin hogar debido a un terremoto en Estambul. El temblores. El problema quedaría agravado por la amplia
problema no estuvo tanto en el terremoto en sí, como en la inquietud política de los años siguientes.
calidad de la construcción en la ciudad. Eral Cakir, el
gobernador de Estambul, fue citado por la cadena de televisión El 25 de enero de 1989, solo unas pocas semanas después del
CNN diciendo que el mal trabajo de constructores sin primer terremoto en Armenia, tuvo lugar otro terremoto en otra
escrúpulos podía haber contribuido al número tan elevado de Armenia diferente, esta vez en la sudamericana ciudad de Ar-
muertos en el terremoto de magnitud siete punto cuatro, que menia, en Colombia. Un mes más tarde, el sesenta por ciento
dejó decenas de miles de personas atrapadas en las ruinas de de la ciudad estaba todavía en bastante mal estado. El centro de
48 Predicando con integridad Fundamentos: Diga de qué se trata 49

la ciudad estaba destruido en un noventa por ciento. Más de Pero no eran solo los mensajes en sí. El mismo proceso y pautas de
nueve mil personas murieron y a las que sobrevivieron se las su predicación le estaban cambiando la manera en que vivía. Estaba
veía viviendo en las calles, en tiendas y en refugios temporales. aprendiendo a que le gustara el reto de la comunicación. Estaba
creciendo en el conocimiento de las complejidades de cómo motivar
Paco pulsó la tecla de imprimir. Había quedado especialmente a las personas, no solo para creer, sino también para comportarse de
conmovido por las imágenes de niños harapientos que buscaban a sus acuerdo con las grandes verdades de las Escrituras.
seres queridos entre las ruinas de los edificios, en los que tampoco Durante años en el ministerio, se había encontrado más de un fin
podía haber encontrado mucho cuando todavía estaban en pie, de per- de semana sin un sermón preparado y sin la energía para prepararlo.
sonas que removían escombros con sus propias manos o con Más de una vez se vio a sí mismo los viernes por la noche buscando
herramientas inadecuadas buscando señales de vida. Se sentía en la internet, e incluso los sábados por la noche, un sermón para
avergonzado al pensar en su informe noticioso del aeropuerto del día predicarlo. Se había aplacado a sí mismo con el pensamiento de que,
anterior. Ese sentimiento le era desconocido e incómodo. Quizá debiera si el mensaje era verdadero, no importaba en realidad quién lo hubiera
hablar con alguien, dijo para sí mismo. preparado. Muchos usuarios de la internet estarían muy contentos de
vender bosquejos de sermones ya preparados a predicadores asediados.
Daban incluso gratis las ilustraciones.
Eso había sido tentador. Las personas nunca habrían sabido a menos
Diga de qué se trata ... que uno se decidiera decirlo. Siempre podría hacerlo. José incluso sabía
José Carda se sentía cómodo en su oficina a pesar de que era de predicadores que mencionaban en los boletines de la iglesia las
pequeña y estaba abarrotada de cosas. El cuarto estaba lleno de muebles fuentes de sus sermones. Él nunca había estado dispuesto a llegar tan
desechados y reciclados por miembros de iglesia bien intencionados. lejos. Sabía en lo profundo de su corazón que habría problemas si decía
Por qué sucedía que cuando las personas sentían la necesidad de algo a sus oyentes que les estaba dando las ideas de otros. Recordaba la
nuevo en la casa daban por supuesto que el sofá que ellos rechazaban información en la revista Cmistianity Today hablando de los pastores
podría servir en el salón de los jóvenes o en la oficina del pastor. José que habían perdido sus iglesias después de descubrirse que estaban
pensó en imágenes del Antiguo Testamento de fuego no santo y de predicando sermones plagiados. Los miembros de la iglesia también
ofrendas rechazadas, pero solo por un momento. La verdad era que no navegan en la internet. 3
le importaba la manera en que se veía su oficina con aquella mezcla José reconocía que era una cuestión de integridad. Era también una
de elementos. Además, él no tenía corazón para criticar a las perso- cuestión de fidelidad al llamamiento recibido. Nunca se había sentido
nas que amaba tanto. muy bien acerca de los resultados después de haber predicado los
Pensó que podría usar la media hora que le quedaba antes de su sermones de otros. Había algo muy poderoso en poder ofrecer a los
siguiente cita para avanzar con la correspondencia. No obstante, no oyentes el fruto de su propio estudio de la Palabra de Dios. El ser capaz
pudo apartar su mente de los pensamientos acerca del sermón. Eso de oír la voz de Dios y después ayudar a otros a escuchar ese mismo
había sucedido con frecuencia últimamente. José estaba aprendiendo mensaje, era ahora algo muy emocionante para José. No volvería nunca
a vivir sus sermones. Lo absorbían, afectaban su acción y no lo dejaban más a tomar el camino fácil.
en sus pensamientos. Ya no se dedicaba a buscar en las Escrituras solo
algo con lo que pudiera cumplir con el compromiso del domingo.
El s&rmón de hoy: No hurtarás
Ahora estudiaba con el propósito de que los creyentes pudieran oír
acerca de Dios. Desde Massachussets a Texas, se han encontrado predicadores que
50 Predicando con integridad Fundamentos: Diga de qué se trata 51

predican sermones al pie de la letra y sin reconocimiento de su origen. conclusión y aplicación. La proclamación indica predisposición yeso
Sermones que compraron por la internet o tomaron de sermones es algo bueno. Es correcto que el predicador tenga una enseñanza es-
impresos pecífica y que quiera presentarla intencional e incluso agresivamente.
st. Louis Post-Dispatch José pensó de nuevo en Luis. Lo que él ha hecho está mal. Las per-
sonas han quedado dañadas yeso no tiene que suceder. Por supuesto,
Sonó el teléfono y José respondió: esta situación era una más en un escenario que era epidémico. Los
-Sí, el jueves encontrará los anuncios y el bosquejo listos para predicadores tenían que hablar con claridad y dejar que la Palabra de
imprimirlos en el boletín de la iglesia para el domingo ... Sí, me enteré Dios se oyera. Algunos podrían pensar que eso es arrogancia y otros
de que usted se encargaría del programa mientras Marta estuviera de podrían pensar que es anticuado, pero José sabía que los miembros de
vacaciones ... Sí. .. sí. .. sí. la iglesia necesitaban que él les comunicara una palabra verdadera y
Fue amable. Controló bien su impaciencia. Unos pocos minutos segura desde el púlpito el próximo domingo. Lo necesitaba para su
más tarde pudo colgar el teléfono y volver a sumergirse en su trabajo. propio corazón.
José revisó sus notas. Sabía que sería capaz de ayudar a las perso- Así, pues, ¡cómo decir de qué se trata? José planteó la pregunta como
nas a sentir la historia que había detrás de su texto. Eso no sería un una disciplina mental, aunque él conocía bien la respuesta. Decir de
problema. Su habilidad narrativa se vería incrementada por los sucesos qué se trata pone en orden las categorías mentales a fin de que tengan
de los recientes días. Tenía confianza en que podría tocar la inseguridad el suficiente sentido como para producir una nueva forma de pensar.
latente que sus oyentes habían puesto a buen recaudo en escondidos Persuadir a la persona a reordenar sus categorías cognoscitivas requiere
agujeros dentro del corazón de cada uno de ellos. hechos que sean pertinentes. Esos hechos necesitan ser lógicamente
Pero aquello no era suficiente. Más que involucrar a las personas razonados y claramente presentados.
en la historia del texto, José necesitaba proclamar algo. Tenía que
enseñarles, informarles. Tendría que mostrarles 11 de qué se trata".
Había leído bastante acerca de la predicación narrativa, pero algo
había en ello que lo dejaba insatisfecho. Afectados por la sensibilidad La explicación de "Qué es Qué"
posmodernista, los escritores tendían a confiar en los oyentes para que ~ Discernir todos los hechos que sean pertinentes para el
aportaran su propio final o conclusión. Sus sermones eran como caso que debe ser demostrado o la proposición que debe
imágenes de tiras cómicas publicadas en una revista sin una leyenda. ser establecida.
El lector tiene que aportar la culminación ingeniosa. Los predicadores ~ Desarrollar la argumentación que es razonable y lógica.
que deliberadamente dejan sus aplicaciones abiertas e indefinidas ~ Presentar el caso tan claramente como sea posible.
invitan a los oyentes a aportar sus propias aplicaciones.
Esta filosofía ve la tarea del predicador como la de crear ambientes Usted comienza con los hechos, no todos los hechos, sino los que
de experiencia alrededor de la Palabra de Dios que le permitan a los sean relevantes para el caso que se está considerando. José sabía que a
oyentes determinar sus propias conclusiones. Esto es consecuente con veces este es el verdadero reto del sermón: Conseguir la información
una cultura que rechaza las respuestas finales y las conclusiones correcta y discernir lo que es de verdad importante. En lo que se refiere
rígidas, pero no ayuda cuando se ve la tarea del predicador como la de a la predicación eso significa, por supuesto, hacer el trabajo exegético.
oír la voz de Dios en el texto y proclamar su verdad en el sermón. Puede incluso implicar dedicar tiempo a las lenguas originales,
Una historia es excelente, se recordó José a sí mismo. Provee de con- diagramando la construcción de las oraciones para establecer con
texto y relevancia para el oyente, pero queda todavía inconclusa sin una claridad cuáles son los puntos principales y cuáles son los menores.
Fundamentos: Diga de qué se trata 53
52 Predicando con integridad

las cosas de forma sensible y ofrecer la construcción más convincente


Significa comprender el texto teológicamente para estar seguro de
de los hechos.
que se está leyendo como corresponde y que se le da el lugar debido
José sabía que, al final, tenía que cortar todo lo innecesario y llegar
en la historia de la salvación. Eso quiere decir que hay que prestar
a lo esencial. Es decir, una gran idea o enseñanza que el predicador
atención a los argumentos importantes de eruditos y teólogos
podía depositar dentro de la mente del oyente. En ocasiones, él incluía
experimentados, teniendo cuidado en no distorsionar lo que están
en su sermón tres o cuatro puntos, pero solo si servían a esa gran idea.
diciendo o escuchar mallo que ellos ofrecen a la discusión. Significa
Había aprendido por medio de la experiencia que era muy importante
tener la sabiduría de saber qué ideas no merecen la pena considerarlas
lograr que esa gran idea estuviera clara. José había desarrollado el
y cuáles solo agregan confusión al asunto.
hábito de formular esa gran idea en una l/declaración breve de la
Eso requiere mucho trabajo una vez que se mete en ello. José
misma". Prefería no usar más de diez palabras, con una construcción
suspiraba profundamente.
sencilla para mantener la idea bien enfocada. Andaba buscando un
Los hechos tienen que aparecer con claridad ante el oyente, lo cual
buen aforismo (sentencia breve y doctrinal) que no hubiera decaído
no siempre es fácil. José conocía bien la frustración de describir algo
ya en un cliché, algo que agradara escucharlo y permaneciera en la
que a él le parecía claro, solo para encontrar que a algunos de sus
mente.
oyentes les parecía tan claro como un vaso de agua tomada del Río
Mississippi. Él sabía cuándo no había dado en el clavo por la confusión
que se notaba en el rostro de Ester al dirigirse a casa después del culto. tagranidea
La claridad requiere usar el lenguaje del oyente y hacerlo con
.. Una oración declarativa completa.
precisión. La claridad requiere un uso juicioso de la repetición.
.. Diez palabras o menos.
Requiere que el predicador se exprese con sencillez y lo diga con
.. Un pensamiento, no conjunciones.
lentitud. Puede requerir ejemplos metáforas o ilustraciones que puedan
ayudar a entender la idea sin distraer al oyente.
~na vez desarrollada la idea, José sabía que tenía que comunicarla,
Por supuesto, un barco cargado de hechos no va a convencer a las
obvIa y abiertamente. l/Esto es lo que necesitamos escuchar", diría
personas, aun si están claras. La persuasión requiere la ordenación
durante la predicación. l/Esta es la gran enseñanza que no debemos
cuidadosa de esos hechos de forma que aparezcan presentados de forma
perdernos de este pasaje de la Palabra de Dios". En la presentación
lógica y razonable. Hay un lugar para la fe y el misterio en la
oral ante una congregación llena de oyentes que se distraen con suma
comprensión cristiana de las cosas, pero no a expensas de la razón.
facilidad, el predicador tiene que ser evidente y deliberado.
Los cristianos se apoyan en la fe y en la razón para comprender la vida,
Cambió de postura en la silla y miró su reloj. Todavía le quedaba
se recordó José a sí mismo.
bastante tiempo. Aliviado, volvió a concentrarse en sus pensamientos.
Las personas pueden dejarse influir por la irracionalidad, pero la
A veces José sentía la tentación de ser l/profundo". No estaba seguro
lógica siempre sirve a la persuasión. Un oyente puede rechazar la razón,
si las personas deseaban que él fuera l/profundo", pero ocasionalmente
pero solo a expensas de la razón. A veces el evangelio parece trascender
pensaba que podría gustarle que las personas lo vieran como profundo
la lógica o ir más allá de los límites de la razón. No estaba en contra
en su predicación. Él sabía que la clave estaba en no confundir
de la razón creer en la encarnación de Cristo. Que Jesús existiera tanto
l/profundidad" con l/complejidad". Los sermones deben ser retadores,
con la naturaleza divina como la humana es un misterio. En eso uno
pero no difíciles. Retan en el sentido de que ofrecen grandes pensamientos
se adhiere a otro nivel de lógica, solo conocido por la mente de Dios.
que demandan una respuesta de parte del oyente obediente. Pero si
Un ardid hábil, pueden llamarlo algunos, pero entonces ahí es donde
resulta difícil entender el sermón y está excesivamente complicado con
entra la fe. Con todo, la responsabilidad del predicador es presentar
54 Predicando con integridad Fundamentos: Diga de qué se trata 55

puntos, no ayuda en nada a su comprensión y aceptación. "Predica encontró un par de espejuelos oscuros. El día no era muy luminoso,
sencillo", José se repetía a sí mismo. pero prefería llevar los espejuelos oscuros para el sol.
José sabía que eso no quería decir que las personas se convencerían. Entró en la librería con inseguridad, pues había muchas personas.
Los oyentes están cada vez más abiertos a la ambigüedad. La idea y el ¿y si alguien la reconocía? Había ido hasta el otro lado de la ciudad
razonamiento más convincentes pueden significar muy poco para donde era menos probable que ella viera a un conocido o que la vieran
alguien que no quiere cambiar. a ella, pero con todo ... Recordaba que se encontró a un vecino en una
Eso es 10 que 10 hace tan interesante, pensó José para sí. Pues cuando playa de Hawai cuando fue allí con Luis de vacaciones para celebrar
la idea es presentada de manera convincente el oyente no puede evitar su décimo aniversario de boda.
tener que tomar la decisión de rechazarlo. Miró por todos lados en la librería. N o se podía afirmar que las per-
"Si presento una verdad de forma clara" -dijo José entre dientes: sanas apenas leían ya debido a la televisión y las películas por lo que
"No puedes escaparte de tener que lidiar con esa verdad". estaba sucediendo en aquella librería. No obstante, los libros que ella
Su teléfono celular cortó sus reflexiones, sorprendiéndolo. Cuando hojeó estaban todos relacionados con películas. Había libros basados
entraba en la oficina, tenía la costumbre de apagar el teléfono para en películas, libros que habían servido para hacer películas, libros
conservar las pilas. acerca de películas, libros acerca de actores y actrices, libros escritos
-Pastor Carcía, soy Teresa Díaz, la secretaria de su hermano Fran- por estrellas del cine ... yeso era solo en las primeras filas de estantes
cisco. de libros. El lugar era enorme.
-Oh, sí, me acuerdo de usted -respondió José amablemente. -¿Yolanda? -Ester Carcía no esperaba tropezar con la mujer que
Además de que uno no suele olvidarse de una persona tan atractiva había dominado sus pensamientos en los últimos días.
como Teresa. -¡Ester! -Yolanda tartamudeó, incapaz de ocultar su desilusión y
-Paco se preguntaba si usted tendría un poco de tiempo para él su temor.
en esta tarde. Le gustaría hablar con usted. -No esperaba verte aquí.
-Eso quiere decir que anda buscando un poco de consejo fraternal. -Lo siento, Ester, no esperaba ver a nadie.
-Lleva un poco de tiempo que está un poco gruñón -se quejó -Esperabas que ya no verías a nadie ...
Teresa. Quizás usted pueda ayudarlo con eso. -Oh, no, solo quise decir. ..
-Veré lo que puedo hacer para ayudarlo -dijo José al tiempo que -Está bien, comprendo -dijo Ester para tranquilizar a su amiga-o
esbozaba una sonrisa. Yo sé por lo que estás pasando ... bueno ... en realidad no sé por lo que
estás pasando, ... pero he estado pensando mucho en ti en estos días y
es asombroso que hemos tropezado una con otra en esta librería;
probablemente es una de esas" cosas de Dios" ... Bueno, siento
Yolanda no se preocupó para nada del maquillaje antes de salir del interrumpirte cuando quizá tú prefieres estar completamente a solas.
cuarto. Cuando ya estaba caminando por la acerca le llamó la atención Ester no quería hablar tanto, pero a veces cuando comienzas una
que habían pasado años sin que ella saliera a la calle sin darse al menos frase resulta difícil saber cómo terminarla.
un poco de colorete. ¿No fue cuando fueron de día de campo al Parque -Vine para comprar algo para leer, tú sabes, algo para distraerme.
Yellowstone el año pasado? No, Luis le gastó varias bromas cuando (Yolanda Fernández comenzaba a girar sobre sí misma para dirigirse a
metió su bolsa de cosméticos en la tienda de campaña. Recordaba que la puerta.) Pero gracias, Ester -dijo, es que es un poco incómodo-.
le dijo que el brillo y el olor del creyón de labios atraerían a los osos. Quizás en unos pocos días o semanas ...
Yolanda sonrió a pesar de cómo se encontraba. Rebuscando en su bolso Su sonrisa era poco convincente.
56 Predicando con integridad Fundamentos: Diga de qué se trata 57

Ester Carcía la vio dirigirse a la puerta. -No es fuera de lo común enterarse de pastores que tontean.
-Espera. Yolanda -exclamó. No te llevas ningún libro. Ester estaba tratando de animar a su amiga ..
Yolanda paró e hizo una pausa antes de volverse. Parecía confundida -Eso no conforta en nada -dijo Yolanda.
e indecisa. Su rostro se había suavizado. -No, creo que no -confirmó Ester.
-Quizá tú me puedas sugerir algo -dijo como abriendo la puerta-o -¿Qué es lo que anda mal con estos hombres? -dijo Yolanda con
Ester se dirigió a ella con decisión y tomó a su amiga del brazo. un tono de exasperación. Quiero decir, que entiendo que otras mujeres
-Mi esposo me dice que siempre estoy llena de sugerencias. Ven, los vean como más elevados y santos. Comprendo que algo acerca de
vamos a tomar un café. la misma posición puede atraer a algunas mujeres. Ven a nuestro
La zona de café era una sección prominente de la librería. Las me- esposo como un modelo de espiritualidad y hay algo que es sumamente
sas estaban llenas y las dos mujeres tuvieron que esperar con la taza atractivo acerca de ello. Aparecen como personas comprensivas,
de café en la mano hasta que alguien se levantara. Dos adolescentes consoladoras y que se preocupan.
estaban sentadas en una mesa riéndose tontamente acerca de lo que -Lo entiendo desde el punto de vista de la mujer -reconoció Es-
veían en una revista de modas. El hecho de que no hubieran comprado ter. Pero me enojan mucho estos hombres que no pueden controlarse.
nada y que no fueran a comprarlo no les molestaba para nada. Era Se supone que ellos saben cómo manejar estas situaciones. Que saben
irritante. anticiparlas ... que saben tomar precauciones.
-Llamé ayer al hotel-dijo Ester. Ester se sorprendió por la intensidad que había puesto en sus
-¿Eras tú? -preguntó Yolanda. ¿Cómo supiste que estaba allí? palabras.
-Me lo imaginé. Recordé el banquete que celebramos allí el pasado
año y tú mencionaste cuánto te gustaba ese hotel. Dijiste que te
El Q'ensaje Viene de Dios
gustaría estar allí si tuvieras la oportunidad. Pareció chistoso en aquel
momento. Las personas por lo general no se quedan en hoteles en su Los predicadores no vienen de lugares exaltados de
propia ciudad. conocimiento. Vienen de los bancos. Pero el mensaje que ellos
-Es cierto -dijo Yolanda-o Pero creo que esta no era una circuns- predican no procede de los bancos, sino que viene de Dios. 4
tancia normal. ¿No crees? Charles Bartow. God's Human Speech,19
-Supongo que no -replicó Ester-. Pero puede que te sorprendas.
-Al parecer me sorprendo fácilmente ... Siempre pensé que me daría Yolanda se estaba abriendo.
cuenta si una cosa así sucediera en nuestro matrimonio. Tampoco -Siempre amé a Luis, no solo por sus puntos fuertes, sino también
pensé mucho acerca de ello. Creí que dos personas que estaban por sus debilidades. Luis ama de verdad a Dios y yo lo amo por eso. No
involucradas en una relación íntima. de alguna manera se delataban a obstante, al mismo tiempo, yo estaba con él en la cama tarde en la noche
sí mismas. Estoy enojada conmigo misma por no haberlo reconocido. cuando expresaba sus dudas. A veces lo encontré despierto a la una o
Me duele haber sido sorprendida. Me molesta haber sido tan tonta. las dos de la madrugada del domingo antes de la predicación. En
-Ninguno de nosotros lo vio venir. ocasiones era agónico para él tratar de relacionarse con Dios de manera
Una mesa quedó desocupada. Yolanda y Ester aprovecharon la que pudiera decir algo que ayudara a las personas a la mañana siguiente.
oportunidad. Ester se sentó en una banqueta alta, de espalda a la -Yo sé de eso -dijo Ester.
ventana. Yolanda lo hizo en una silla con un asiento muy blanco y -Luego lo he visto en el púlpito unas pocas horas después
quedó baja en comparación. Aquel mobiliario ecléctico, pensado para predicando con poder. He visto a Dios obrando a veces en la iglesia en
crear ambiente, era todo lo que había disponible. formas impresionantes, aun en mi propio corazón, cuando he
58 Predicando con integridad Fundamentos: Diga de qué se trata 59

observado a mi esposo en esa agonía espiritual por causa de la -Entre, él lo está esperando.
predicación. Es casi como si estuviera con dolores de parto, teniendo -No creo que sea por mucho tiempo -contestó José.
las contracciones del sermón ... -¡Quédeselo todo el tiempo que quiera ... por favor! -contestó
Al fin se rieron juntas. Teresa en broma.
-Es difícil de comprender como Dios puede hablar a través de La sala de noticias era ruidosa. José tenía dificultades imaginando
humanos tan débiles y defectuosos. cuánto trabajo podría realizar Paco en un ambiente así. La oficina de
-y con todo tú lo amabas, quiero decir, lo amabas a él-dijo Ester. la iglesia era a veces ruidosa y llena de actividad, pero al menos él podía
-Yo lo amo -corrigió Yolanda. cerrar la puerta de su oficina y concentrarse en su tarea. Pero Paco no
-y Dios también lo ama -agregó Ester. estaba tratando de escribir sermones allí.
Ambas mujeres quedaron en silencio por un momento mientras ese -José -llamó Paco.
pensamiento penetraba en ellas. Con su oído todavía pegado al teléfono, alargó el brazo alrededor
-Hay algo misterioso acerca de esto -reconoció Ester. Yo no quería del tabique divisorio y echó mano de una silla que había en el siguiente
que José fuera un pastor. Yo no necesitaba esa presión. cubículo y le hizo señas a José de que se sentara. José esperó paciente-
-Nosotros no necesitábamos la presión, no estoy hablando acerca mente a que su hermano terminara lo que parecía una conversación
de la presión que otros ejercen sobre nosotros, sino de la presión que de un solo lado. Al fin, soltó un gruñido y colgó el teléfono.
nosotros mismos nos ponemos. Yo espero mucho de José. Quiero que -¡Vaya maneras telefónicas tan finas! -bromeó José ¿Es que tu
viva a la altura de su llamamiento. Quiero que sea el gigante espiritual mamá no te enseñó a hacerlo mejor?
que las personas esperan de un predicador. -¿Qué? ¿Eso? Eso no es nada, era solo administración, tú sabes.
-Él no lo es -dijo Yolanda-o Él no es Cristo ni tampoco Dios. -Así que, ¿cuándo te van a dar una oficina auténtica? Yo pensaba
Ester no estaba segura de si quería responder a esa afirmación. que un presentador de televisión estaría más considerado que esto.
-Lo encuentro increíblemente misterioso -añadió Yolanda. -¿Qué haría yo con una oficina? Rara vez estoy aquí. La unidad
-¿El qué? móvil es mi verdadera oficina.
-Que Dios quiera usar a personas como Luis y como José ... -¿O es ese montaje de cartón donde te sientas cada noche?
-y personas como tú y yO ... -Pienso que esa es la manera en que la gerencia me quiere
-Para proclamar su Palabra. mantener activo. No quieren que esté cómodo. Las noticias suceden
Era todo fruto de la imaginación de Ester o es que la atmósfera del en la calle, no detrás de un escritorio.
establecimiento de café se había calmado por un momento. -Yo pensaba que tú eras solo otra cara atractiva.
-Es asombroso, ¿verdad que sí? -Alguien en nuestra familia tenía que ser atractivo. (Paco decidió
-Si que lo es -admitió Yolanda. ¡Habría sido aun más asombroso no reírse.) ¿Qué te parece si nos vamos a alguna parte donde podamos
si Luis no hubiera sido tan completamente tonto! conversar?
Salieron del edificio y cruzaron la calle. Había un banco vacía en el
parque adyacente. Paco examinó el banco antes de sentarse.
-¿Por qué te preocupas del asiento? Nadie ve tus pantalones cuando
El pastor José Carcía llegó al departamento de noticias de la emisora estás ante la cámara? -bromeó José.
de televisión, donde Teresa Díaz lo saludó afectuosamente. Ella Quizás es que era el momento; pero ninguno de los dos hermanos
trabajaba con uno de esos teléfonos que se sujetan a la cabeza y parecía estar para chistes. Paco estaba serio.
permiten tener las manos libres. -¿Qué piensas de lo que estoy haciendo? -preguntó Paco.
60 Predicando con integridad
Fundamentos: Diga de qué se trata 61

Tasé miró cuidadosamente a los ojos de Paco antes de responder. qué vas a predicar? Dime algo que sea seguro. Dime algo en lo que
Claramente estaba serio. pueda confiar.
-¿Te refieres a tu trabajo? -Hebreos 12 -contestó José. Es en realidad bastante oportuno, a
-Mi trabajo, mi vida, vocación ... causa del jaleo que tú creaste acerca del temblor de tierra en el
-Vocación -José hizo una pausa pensativamente. Esa es una aeropuerto.
palabra importante. Viene del latín vox o "voz". Sugiere la idea de Paco parecía interesado.
llamamiento. Si es un llamamiento, significa que alguien tiene un
-Ese texto usa la imagen de un terremoto para describir la
plan. Indica que hacemos lo que hacemos para el servicio de Dios.
inestabilidad, no solo de la tierra, sino de las personas, de las
-Siempre pensé en esos términos acerca de la información al público
instituciones, incluso de las ideas que manejamos. Supongo que trata
-dijo PaCD-. No es que estuviera tratando de ser religioso acerca de
exactamente de las cosas de las que tú has estado hablando. Todo es
ello. Me parecía que mi tarea importaba, que estaba cumpliendo con un
frágil, todo con lo que contamos para nuestra vida, seguridad y
deber importante, en servicio al público, en servicio de ...
estabilidad. Un buen temblor puede hacer que todo se nos venga abajo.
-¿De la verdad ... ?
-Esa es la razón por la que las personas tienen temor -coincidió
Paco miraba a la lejanía.
Paco. La estabilidad es clave para nuestra seguridad económica.
-Creo que eso es lo que me está molestando. Siempre he tratado
Nuestra sociedad crece cuando sentimos que las cosas están bajo con-
de dar noticias auténticas y sólidas. Quería que confiaran en mí.
trol. Cuando comienza a sentirse tambaleante, los mercados caen y
Cuando miraba a la cámara para hablar yo quería que las personas
cada cual corre buscando cobijo. Vamos a presentar esta noche un
creyeran en mí y en lo que estaba diciendo. La cadena de televisión
informe sacado de Wall Street, cómo reacciona con tanta inestabilidad
hace incluso publicidad es ese sentido, pone mi rostro en anuncios y
ante las noticias de primera página.
carteleras, usando mi integridad para captar más televidentes y
-El texto va más allá. Describe una clase de sacudida más siniestra.
publicidad.
(José hablaba ahora de forma más lenta; pues no estaba seguro de cómo
-Si no puedes confiar en tu presentador de noticias, ¿en quién
su hermano tomaría lo que quería decir. Eligió las palabras con
puedes confiar?
cuidado.) Habla acerca de juicio.
-Quizás en vosotros los predicadores -dijo Paco.
-¿Qué? ¿Armagedón?
-¿Lo dices en serio? -preguntó José. No estando seguro de si ese
Paco trató de aparentar escepticismo. Fue una reacción automática,
sería otro ejemplo del ingenio cuestionable de su hermano.
que no pareció auténtica esta vez.
-Nada es lo que parece ser -dijo Paco-o Todo es presentación.
-Bueno, algo parecido a eso. La Biblia nos dice que un día Dios se
Nosotros elegimos lo que le mostramos al público y cómo se lo mos-
levantará y hablará. Cuando eso suceda, todo en la tierra sentirá el
tramos. Estabilidad, inestabilidad, esperanza, odio, todo es una
efecto de su ira, como una gran sacudida.
cuestión de perspectiva. El mundo es un lugar muy grande y complejo,
-¿Quieres decir literalmente?
y me parece que es patético que las personas busquen en nosotros sus
-Puede ser. No te puedo decir cómo será exactamente, pero la
fundamentos. Ni siquiera nosotros le encontramos a menudo el
Biblia dice que cuando Dios conmueva la tierra, todo lo que es inestable
sentido. Esas personas deberían mirarlos a ustedes y escuchar.
e impuro caerá y desaparecerá. Todo lo que las personas buscan en el
José no sabía exactamente qué decir.
mundo para su seguridad demostrará lo que de verdad es.
-¿De qué vas a predicar este próximo domingo?
-Eso suena a malas noticias.
-¿Perdona?
-No del todo. La Biblia nunca habla de malas noticias sin aportar
-Vamos, José -dijo Paco-o No pongas esa cara de sorpresa. ¿De
a la vez mejores noticias. Las buenas noticias es que Dios ha provisto
62 Predicando con integridad Fundamentos: Diga de qué se trata 63

para nuestra seguridad. Hay un lugar seguro donde estar, algo seguro sido una amiga y que eso había sido apreciado. Tratando de prolongar
que nunca se verá afectado, un refugio en el centro de la tormenta. La ese momento, se había quedado un poco más en la librería. Quizá se
Biblia dice que el reino de Dios es lo que nunca puede ser conmovido, encontraría con algo nuevo para leer, quizás algo que fuera divertido.
y mientras tanto que nosotros formemos parte de él, nada nos puede Una revista cayó alIado de sus pies. Se agachó para recogerla cuando
tocar. Estamos seguros. Somos fuertes. Somos ... otra cayó a su izquierda, abriéndose por la página en la que aparecía
José se quedó sorprendido de la profundidad de sus propias una mujer en una pose provocativa. Cayó también una tercera revista
convicciones. Sintió que sus venas se llenaban, su confianza se y luego varias más. Ester miró para arriba justo a tiempo para ver cómo
afirmaba. Pensó acerca del dolor de los últimos días. Pensó en Luis y se le venía encima la estantería. Trató de apartarse con una agilidad
en Yolanda. Pensó en lo que su hermano le había estado preguntando, que no había conocido por años, pero no fue suficiente.
su exitoso y confundido hermano. José se sintió lleno de una confianza Yolanda Fernández estaba tratando de meter llave en la cerradura
desbordante. Sentía que le gustaría ponerse de pie como uno de esos de su automóvil, pero parecía que no atinaba a hacerlo. No pensó que
antiguos evangelistas de la calle. Se sintió listo para predicar. ella estuviera así de alterada. En realidad, después de la conversación
El suelo se movió, literalmente. con Ester se sentía mucho más calmada de lo que había estado en los
Más tarde, José reflexionaría en el momento oportuno. Fue como últimos días, excepto que su mano temblaba o quizá ¿no sería el
si hubiera sido preparado de antemano, como si Dios hubiera elegido automóvil el que se movía?
aquel momento en su conversación. Sin embargo, en ese momento Los gritos que procedían del edificio de la librería la ayudaron a darse
José y Paco lo que hicieron fue reaccionar automáticamente. José cuenta de lo que estaba sucediendo. Entonces todo lo que pudo pensar
agarró a su hermano por el brazo y tiró de él para sentarlo en el banco. fue acerca de Ester. Impulsivamente echó a correr de regreso a la
Paco no estaba seguro de lo que sucedía. Se agarró del banco librería. Varias estanterías habían caído y los clientes parecían
firmemente. La incertidumbre no duró mucho tiempo. La plancha de desesperados. Los asustados empleados intentaban poner un poco de
cemento debajo de sus pies se agrietó con un fuerte ruido. El banco ya orden. Yolanda los ignoró. Ella estaba buscando a su amiga.
no estaba firmemente fijo al suelo, se ladeó arrojando a los hermanos La cabeza de Ester era todo lo que se veía de su cuerpo, que yacía
al suelo. Los cristales de las ventanas de los edificios cercanos se sobre el suelo retorcido. Yolanda la encontró atrapada debajo de una
quebraron, sonando como pequeñas explosiones. Los vidrios volaban. estantería, con revistas caídas por todas partes. Se veía algo de sangre
Un pedazo grande de vidrio le pegó a José en una pierna y le hizo una sobre una revista de motocicletas debajo de su cabeza. Yolanda se sintió
cortada. Ninguno de los edificios se cayó, al menos no de forma mal al agacharse para ver si Ester respiraba. Sí, estaba viva.
completa. El polvo volaba por todas partes y el cielo se había quedado Las estanterías eran pesadas. Aquellas elegantes estanterías de
bastante oscuro. Los dos hermanos echaron a correr, pero sin saber madera oscura le daban a la librería un ambiente distinguido. Yolanda
exactamente a dónde correr. El teléfono celular de Paco sonaba, pero maldijo lo pesadas que eran al tratar de levantarlas. El establecimiento
el hombre de las noticias ni se dio cuenta. se estaba quedando vacío con rapidez y nadie parecía darse cuenta de
lo que ella estaba haciendo. Yolanda quiso agarrar el brazo de un
hombre cuando este pasaba, pero él se desprendió rápidamente. Sus
gritos llamaron la atención de una mujer joven que portaba la
Ester Carcía se encontraba revisando las revistas cuando comenzó identificación de la librería, indicando que su nombre era Isabel, quién
el terremoto. Se sentía muy bien acerca de su conversación con acudió y preguntó
Yolanda, no que ya estuvieran arreglados todos los problemas de su -¿En qué la puedo ayudar?
amiga. Solo que sentía que había sido de ayuda y bendición, que había Las palabras le salieron como una respuesta muchas veces
64 Predicando con integridad Fundamentos: Diga de qué se trata 65

practicada, pero que no correspondía con el temor que se notaba en el trabajo como correspondía y se vieron obligados a llamar a un
su rostro. profesional para que terminara lo que ellos no sabían hacer. Al final
Yolanda tomó del brazo a la empleada y la llevó para que pudiera probablemente no se ahorraron mucho dinero.
ver a Ester Carcía yaciendo inconsciente en el suelo. Isabel reaccionó La torre no tanto se cayó como que dio una voltereta. Se volcó de
de su aturdimiento y comenzó a dar instrucciones. Las sirenas de lado, se dio una vuelta y cayó al suelo clavándose la punta en la tierra
ambulancias y bomberos se escuchaban en la lejanía cuando las dos como una gigantesca estaca de tienda de campaña. El resto de la
mujeres se esforzaban por levantar la estantería. Usando toda su fuerza estructura se deshizo. Los viejos ladrillos y el cemento no fueron
podían levantarla, pero ninguna de ellas podía aguantar su peso capaces de soportar la presión ejercida por el movimiento del temblor.
mientras la otra sacaba a Ester de allí. Yolanda estaba a punto de Fue como una bomba que había sido detonada. Juan pensó en
echarse a llorar e Isabel no andaba muy lejos cuando se repente imágenes de un edificio demolido a propósito mediante explosiones
sintieron que la estantería pesaba mucho menos. Un hombre joven y controladas para forzar a los muros a caer hacia dentro. Al derrumbarse
fuerte la estaba levantando por una esquina. Yolanda la soltó de su el edificio se levantó una gran nube de polvo. Samuel quedó
lado y sacó a Ester de debajo de la estantería. boquiabierto al ver que todo sucedía en un abrir y cerrar de ojos.
Juan salió de su automóvil y miró asombrado el montón de
escombros que tenía enfrente de sus ojos. Todo había ocurrido tan
rápido. Seis décadas de ministerio. Miles de recuerdos maravillosos.
Juan Fernández iba camino del templo para colocar las sillas para Allí estaba, un edificio que había absorbido seis décadas y miles de
el culto. Alguien lo haría si él no aparecía a tiempo. Puede que tuvieran sermones, reducido a un montón de escombros.
que comenzar la reunión cinco minutos más tarde, pero cada uno podía Juan había llorado cuando le llegaron por primera vez las noticias
colocar su propia silla si había necesidad de hacerlo. Juan no sentía acerca de Luis, ahora lloraba de nuevo.
que le gustara ahora ir a hacer cosas al templo, pero esa era su tarea.
Esa era su responsabilidad. Se había comprometido a hacerlo y la vida
tenía que seguir adelante.
No tenía sentido encerrarse en la casa y andar deprimido todo el
día. Tenía que hacer lo que acostumbraba a hacer todos los días. Cuanto
antes volviera a su rutina diaria, tanto mejor se sentiría o eso es lo
que se decía a sí mismo.
Estaba teniendo dificultades para ir derecho por la carretera y
rápidamente reconoció que estaba sufriendo un terremoto. Dio la
vuelta a la esquina justo a tiempo para ver como caía la torre del
templo. Es chistoso lo que a veces se piensa en momentos como este.
Mientras observaba como se aflojaban los soportes de la torre y esta
se desprendía de su base, se acordaba del trabajo que hicieron para
renovar el tejado. A fin de ahorrar dinero, habían hecho el trabajo con
voluntarios de la iglesia. Hicieron un buen trabajo en las partes planas,
pero su inexperiencia quedó evidenciada en los bordes y en las
esquinas. La torre les resultó difícil de manejar. No pudieron terminar
3

Debilidad
ENFRENTE AL PROBLEMA

-Perdone, señor. Usted no puede entrar.


José Carcía no llevaba puesta su identificación que le permitía entrar
al hospital.
-Está bien, soy el pastor Carda. Soy miembro del equipo de
capellanes. Puede verificarlo en la lista. Se me olvidó mi identificación.
La mujer era nueva en el puesto.
-Lo siento, pastor. Todos tienen que llevar a la vista su
identificación en esta parte del hospital.
-Pero se trata de mi esposa. Me llamaron para decirme que ella
está aquí. Su nombre es Ester.
-Espere un momento, señor -la mujer se volvió para responder
al teléfono.
José se dio cuenta de que la situación era diferente. Había estado
allí muchas veces, pero nunca antes en este papel. Él había sido la
persona que escuchaba al esposo y sostenía su mano. Ahora él era el
esposo y un esposo preocupado.
-¿Pastor?
67
68 Predicando con integridad Debilidad: Enfrente al problema 69

José se sintió aliviado al ver el rostro conocido. Era la enfermera llorar. Él quería acción. Su esposa necesitaba ayuda. ¿Pero qué hace
Sara Moreno que solía acudir al templo con su esposo cuando no se usted cuando la demanda supera con mucho a la oferta?
encontraba de turno en el hospital. Su atención se volvió a su esposa cuando esta se movió. Debería
-Sara, por favor, ¿puede usted ayudarme? -rogó él. orar. Eso es lo que se espera que haga si está allí como pastor y no
-No se preocupe -le dijo a la mujer en el centro de información-o como víctima. Sí, debiera orar. Pero al inclinar su cabeza ninguna
Yo respondo por él. palabra salió de su boca. Se quedó sin una oración.
La enfermera guió al pastor al otro lado de la puerta y a lo largo de
un amplio pasillo. Allí había personas por todas partes, en sillas de
ruedas, en camillas o apoyándose en una pared. Algunas personas
estaban obviamente heridas. Otras parecían estar durmiendo. Algunas Paco Carcía estaba en plena actividad y esta era bien dinámica. Su
gemían por el evidente malestar que sentían mientras esperaban centro móvil de transmisión en vivo y en directo estaba equipado con
atención médica. El nombre de Ester Carcía no se encontraba en la todo lo necesario para manejar de forma apropiada situaciones como
lista, pero Sara la había reconocido cuando la ambulancia la trajo al las creadas por un terremoto y ahora estaba funcionando a plena
hospital. ¿Dónde la habían puesto ahora? capacidad. Una máquina fax portátil, conectada a un pequeño
Algunas personas los miraban con ojos suplicantes al pasar y una de generador, estaba imprimiendo informes y datos técnicos desde la
ellas agarró a José por el brazo, pensando evidentemente que era un oficina meteorológica de la ciudad. Su computadora portátil, montada
médico que acaba de llegar al hospital para ayudar. Sara no paraba de sobre unos soportes estaba conectada con un teléfono celular, lo que
abrir puertas, buscando a ciegas, hasta que encontraron a Ester en uno creaba una conexión inalámbrica con la internet, un poco lenta para
de los pasillos pegada a una de las más sombrías paredes de la sección su gusto, pero que servía bien. Un monitor de televisión montado sobre
antigua. Parecía estar durmiendo -pensó José, hasta que la miró desde el tablero de mando transmitía imágenes vía satélite que mostraba
el otro lado de la cama y vio las vendas que protegían su cabeza. La puntos de daños importantes. Paco transmitía órdenes por medio del
mancha oscura en las vendas indicaba que había estado sangrando. micrófono a un segundo teléfono celular. Los sistemas de teléfonos
-¿Todo esto ha sucedido en una librería? celulares generalmente fallaban en momentos de desastre. El sistema
-Sí, es sorprendente lo que les sucede a las personas durante un se recargaba cuando todos los usuarios llamaban al mismo tiempo.
terremoto -dijo Sara-o A veces quedan amontonadas unas sobre otras. Ya estaba recomendando por la radio a los que llamaban que solo
-¿Es grave? -preguntó José. usaran sus teléfonos celulares en caso de serias emergencias.
-¿Se refiere a su esposa? (La enfermera revisó de nuevo su lista -Yo pensaba que para eso las personas compraban los celulares,
para ver si había aparecido alguna información mágicamente.) Tengo por razones de seguridad en emergencias -dijo Paco a su compañero
que volver a mi tarea, pero déjeme ver si encuentro alguien que separa sentado en la parte trasera de la camioneta.
algo -dijo Sara, hablando con el tono y aspecto profesional de las Roberto López lanzó un gruñido. Se encontraba bien ocupado en
enfermeras. su rincón de trabajo prestando atención a su equipo, instalando nuevas
José se preguntaba si ella estaría dejando a un lado sus propios cintas en las cámaras, etiquetando y guardando casetes ya usados. Era
temores acerca de su esposo y su familia. un auténtico profesional, un buen compañero para tenerlo en
Él no sabía cómo se sentiría, sentado allí solo en el pasillo, situaciones de crisis.
esperando. Las voces que se escuchaban de los cuartos cercanos lo -Necesitamos un plan -dijo Paco-o Podemos pasarnos todo el
hacían sentirse incómodo y el sofocante calor parecía estar privado día trabajando de esta manera. Lo que tenemos a nuestro alrededor es
de oxigeno. Su instinto le decía que buscara a alguien con quien pudiera como Beirut.
Debilidad: Enfrente al problema 71
70 Predicando con integridad

desde elll de septiembre -pensó Paco. Por supuesto que nada sería
López sonrió ante la hipérbole de Paco. El presentador de televisión semejante a aquello o eso es lo que él esperaba.
era un modelo de calma y control cuando estaba transmitiendo, pero Roberto López había saltado del vehículo incluso antes de que este
su amigo no era nada de calmado cuando no estaba ante la 1/ cámara". se detuviera por completo, buscando ya el mejor ángulo para filmar la
-Divide en zonas los lugares principales de desastre. Envía a Pablo escena. El sol se pondría en una hora, lo que haría que las imágenes
a cubrir todo lo que está al norte de la autopista. Dile a Pedro que se resultaran más impresionantes.
encargue de todo lo que esté ocurriendo en el centro de la ciudad. Yo ... Paco no tenía ningún deseo de comunicar a su asistente esta noticia:
(consultó la información que aparecía en el monitor, pulsó un botón -Teresa, en cuanto a tu apartamento ...
que le permitía agrandarlo para verlo mejor). Yo cubriré la sección del
suroeste. No estoy lejos de ...
Se quedó con la palabra en la boca al voltear el vehículo alrededor de
la esquina. Paco había visto en realidad la devastación que tuvo lugar Yolanda se sintió como una sardina en lata en la sala de espera tan
en Beirut, Líbano, durante los conflictos de la guerra civiL Esto era llena del hospitaL No pudo entrar con Ester. El personal del hospital
diferente, por supuesto, pero la comparación no era completamente se encontraba demasiado ocupado como para tratar con personas que
ridícula. Un acceso a la autopista se había venido abajo por completo. no estaban ni siquiera relacionados con los lesionados. Podía regresar
La pared occidental de un almacén se había derrumbado, como si alguien al hotel pero, ¿qué iba a hacer ella allí? No tenía en realidad a donde
hubiera dirigido un vehículo cargado de explosivos contra la pared. ir, y aunque allí se encontraba muy apretujada, ella prefería estar cerca
Pero la vista que había cortado por completo su frase la tenía frente de su amiga por si acaso necesitaba la ayuda de alguien.
a sí. En la parte oeste del centro de la ciudad se habían construido tres Un aparato de televisión sostenido por soportes al techo estaba
nuevos edificios de apartamentos. Su promoción se había orientado conectado con una cadena nacional de noticias. La indicación de que
hacia la clase media alta, los edificios se habían edificado para mostrar eran noticias importantes aparecía al pie de la pantalla. No sucedía
el estilo de vida de las parejas jóvenes y acomodadas de la ciudad. con frecuencia eso de que tu propia ciudad fuera el centro de la atención
Toneladas de acero y cristal se levantaban sobre un amplio parque. La nacional, dijo para sí. Por desgracia, ser el centro de las noticias
televisión y la internet por cable estaban instalados en cada cuarto. nacionales implicaba por lo general que algo catastrófico había
Pantallas planas de televisión de alta definición montadas en la pared sucedido. Lo único que vamos a escuchar en estos días son noticias
era algo normal y corriente en cada unidad. relacionadas con el terremoto, pensó ella.
El proyecto se había vendido rápidamente. Hacía una semana habían Una gráfica que aparecía en la pantalla de la televisión mostraba
instalado un estandarte indicando que ya tenían vendido el setenta y los peores terremotos del último siglo. l
cinco por ciento de los apartamentos. Lo que Paco vio le había cortado • Tangshan, China, 1976: Doscientos cincuenta y cinco mil
la respiración. Cada ventana tenía los vidrios rotos. El tercer edificio muertos.
había quedado en parte derrumbado, había quedado cinco pisos más • Gansu, China, 1920: Doscientos mil muertos.
pequeño de lo que había sido unas pocas horas antes. El estandarte de • Nanshan, China, 1927: Dos millones de muertos.
l/vendido" estaba rasgado y volaba al viento como una bandera • Yokohama, Japón, 1923: Ciento cuarenta y tres mil muertos.
revolucionaria. Pedazos de muebles y otros escombros sin identificar • Messina, Italia, 1980: Ochenta y tres mil muertos.
se veían por todas partes. • Gansu, China, 1932: Setenta mil muertos.
-Creo que aquí tenemos algo -dijo Paco, al tiempo que acercaba • Norte del Perú, 1970: Sesenta y seis mil muertos.
el vehículo al borde la acera.
El sentimiento era inquietante. No he visto nada parecido a esto
72 Predicando con integridad Debilidad: Enfrente al problema 73

Yolanda ocupó su mente con el pensamiento de que nunca se iría Ester y ella no se iba a marchar de allí en muchas horas. De forma que
de vacaciones a Cansu. Por supuesto, las desgracias de otras personas él debía tratar de relajarse y quizá descansar un poco. Ella anotó el
rara vez nos hacen sentirnos mejor acerca de las nuestras, pero nos da número de su teléfono celular.
un poco de perspectiva acerca de la situación, admitió ella. -Lo llamaré inmediatamente su sucede algo.
¿Me pregunto si habrá muerto alguien aquí hoy~ ¿Me pregunto Sí, dormir -pensó José. Dormir es bueno, excepto que 10 más pro-
acerca de Ester~ Yolanda desechó inmediatamente ese pensamiento. bable es que no suceda.
Suspirando, Yolanda se levantó para estirarse un poco y se dio cuenta Sus pensamientos volvieron a la iglesia. ¿Cuántos estarían necesitando
de un hombre que salía del hospital por el otro lado de la sala de espera. a su pastor? Tenía que estar disponible para ellos. Los hermanos confiaban
El lugar estaba demasiado lleno de personas para acercarse y en él. Casi celebraba sus sentimientos de culpa, algo que lo distrajo del
cerciorarse, pero le pareció que era José Carcía. Sería muy bueno que pensamiento del peligro de la condición de su esposa.
él ya estuviera enterado. Se encontraba a mitad de camino hacia su casa cuando se dio cuenta
¿Pero por qué se está yendo~ ¿Es solo una buena o mala noticia~ de que su teléfono no había sonado en mucho rato. Aquello era
No podía decirlo con exactitud. Abriéndose camino entre las perso- sorprendente dado todo lo que estaba sucediendo. Verificó el teléfono
nas, llegó a tiempo a la puerta para ver al hombre saliendo en su y entonces se dio cuenta de que había olvidado conectarlo de nuevo
automóvil. Si que parecía José. Quizás es que había ocurrido algo. Se al salir del hospital. José golpeó el volante con su mano. Si no fuera
acercó al mostrador y trató de obtener alguna información. un pastor, se habría maldecido a sí mismo. Llamó al templo, pero la
Yolanda se puso a la cola de la larga línea ante el mostrador de línea estaba muerta. Ni siquiera logró entrar a la máquina. Aquello si
información con una curiosa mezcla de apatía e impaciencia. La línea que era divertido. Llamó a su casa y marcó su código a fin de obtener
en realidad no se movía. Notó que se formaban lágrimas en sus ojos. los mensajes acumulados. Juan había llamado. Su voz sonaba
La vista de José había despertado un pensamiento incómodo que ella preocupada. Marcó el número de Juan y presionó el botón correspon-
había estado tratando de evitar: Luis. Pronunció su nombre en silencio. diente. Estaba teniendo algunas dificultades en mantener el automóvil
¿Le habría ocurrido algo a Luis? recto en la calle mientras iba a la vez marcando los números.
-Pastor -la voz de Juan era más fuerte de lo normal. Tiene que ir
al templo cuanto antes.
-¿Qué sucede, Juan?
José Carcía se encontraba en su automóvil, corriendo por la ciudad. -Venga sin tardar, pastor. Venga cuanto antes.
Se dijo a sí mismo una y otra vez que debería quedarse con Ester¡ no José dio un giro de ciento ochenta grados, no chocando por poco
obstante, pensaba que no podría aguantar ni un minuto más en aquel con un automóvil que venía por el carril contrario. La mujer que lo
pasillo. Sara Moreno había encontrado al fin a un médico dispuesto a manejaba le dirigió a José una mirada muy enojada. José se sonrojó al
hablar con José, pero, por supuesto, él no tenía mucho que decir. Todo reconocerla. La mujer era teresa Díaz.
era una cuestión de esperar. Ester parecía encontrarse estable¡ había
sufrido un fuerte golpe, pero no había señales de derrame interno. Por
lo general, en estos casos la recuperación suele ser buena, dijo el doc-
tor, pero era demasiado pronto para decirlo. Seguían teniéndola bajo Teresa se encontraba frustrada. No, estaba enojada. La policía había
vigilancia y estaban tratando también de enviar a casa a todos los cerrado el paso de acceso a su condominio desde varios bloques antes
pacientes que podían para abrir espacio a otros que llegaban. Sara de llegar al mismo. Tendría que caminar, una vez que lograra encontrar
también estaba muy confiada. Le prometió a José no perder de vista a un espacio para estacionar. Tenía que haber llevado su credencial de
74 Predicando con integridad Debilidad: Enfrente al problema 75

miembro de los medios de comunicación. asientos traseros eran de plástico. Las puertas no tenían manijas por la
Eso la habría ayudado con la policía de haberlo tenido. La policía a parte interior y el cristal entre la parte delantera y trasera era a prueba
veces les permitía a los periodistas y reporteros pasar por la zona de balas. Se encontraba sentada allí, cuando el policía cambió de idea.
bloqueada, si llevaban sus credenciales. -Usted no tiene necesidad de ir ahí -dijo él.
Ella dio vueltas a la manzana buscando en vano un lugar donde y la ayudó a trasladarse al asiento delantero para recorrer las pocas
estacionarse. Dirigiéndose hacia el norte en la Calle sesenta y cuatro, manzanas que tenían que pasar para llegar al hospital.
logró ver algo de 10 que había quedado de su edificio. Se había sentido La sala de emergencias estaba llena, como ella había supuesto. Podía
muy orgullosa de su nuevo condominio. Había sido una batalla poder haber esperado toda la noche de no haber sido por el policía que buscó
calificar para la hipoteca, pero Paco tenía un conocido, agente de la ayuda de una enfermera para encontrar por milagro una cama detrás
hipotecas que sabía muy bien en cuánto necesitaban los constructores de una cortina y la promesa de una visita cuanto antes con un médico.
vender el nuevo edificio. Teresa se detuvo en la avenida, totalmente Ella no sabía decir exactamente cuánto tiempo esperó. Puede que
ajena a los conductores que hacían sonar el claxon de sus automóviles fueran minutos, pudieron haber sido horas. Todo lo que sabía es que
y giraban bruscamente para no chocar con ella. No se daba cuenta para nunca había llorado de aquella manera en muchos años.
nada de sus enojadas miradas y de sus fuertes expresiones. Tenía su
mirada puesta en el lugar donde había estado su ventana en el séptimo
piso. Teresa era fuerte y su tarea la había hecho más fuerte. Pero ahora
no estaba segura de cómo podría manejar esto. No ahora. -¿Qué vamos a hacer el domingo? -dijo Juan, expresando en voz
Su automóvil dio una sacudida hacia delante al tiempo que alta la pregunta que no paraba de aparecer en la mente del pastor.
escuchaba el sonido de metal que chocaba y se hundía. Su cinturón -Podemos cancelar los cultos -dijo José con vacilación, dirigida
de seguridad probablemente la había salvado de sufrir lesiones más casi en forma de pregunta a Juan.
graves, pero su rostro tocó el cristal del parabrisas con un sonido sordo. Este respondió frunciendo el ceño.
Se le ocurrió pensar que un automóvil más nuevo habría dispuesto de -No sé qué otra cosa podemos hacer, Juan. El edificio ha desa-
bolsas de aire. Todavía se encontraba aturdida cuando el policía llamó parecido y la ciudad está hecha un desastre. ¿Cómo vamos a alquilar
a la puerta de su automóvil. un lugar con tiempo suficiente cuando la semana está tan avanzada?
El pesado silencio indicaba que Juan no tenía una respuesta
apropiada que le gustara. Habían estado caminando y mirando
alrededor de los escombros, hasta que la policía que había estado
Teresa no hubiera querido ir al hospital. Lo que ella quería era irse controlando el lugar, sugirió que era mejor que los bomberos
para su apartamento. Quería encont:t:ar a Paco. El policía la había aseguraran el lugar con el fin de que nadie saliera herido. No importaba,
convencido de que no tratara de ir a los condominios. Allí no había pues en realidad había muy poco que pudiera salvarse. Los dos amigos
nada que ella pudiera hacer. Además, no permitían que nadie se se acercaron a un restaurante cercano para conversar. Aun allí,
acercara allí, ni siquiera los residentes. Lo que ella necesitaba ahora permanecieron en silencio un tiempo sumidos en su aturdimiento.
es ir al hospital y recibir atención médica. Los accidentes automovi- -Podemos llamar a la Iglesia Comunidad de Gracia, me imagino.
lísticos que eran consecuencias de golpes traseros podían causar daños Ellos disponen de un amplio templo. Podemos animar a que todos
graves a la columna de una persona. vayan y se unan al culto con ellos en este día. Quizá podamos organizar
Era realmente muy amable, pensó ella, al empezar a entrar en el un culto de oración conjunto. Aunque no estoy seguro de cuántos van
asiento de atrás del automóvil de la policía. Se sorprendió de ver que los a estar dispuestos a llegar tan lejos.
76 Predicando con integridad Debilidad: Enfrente al problema 77

-¿Qué piensa de la Iglesia de la Amistad en el barrio -sugirió Juan. -Lo veo en los miembros de mi iglesia todo el tiempo, pero de vez
El pastor es un viejo amigo. en cuando también lo veo en mí mismo. Eso me asusta. Muy a menudo
-Quizás eso sea lo mejor. Quizás ellos estén dispuestos a tener un nos sentamos en el templo y escuchamos el sermón. Asentimos en
culto extra. Lo que sí sé, es que no pienso que yo pueda predicar este todos los momentos que corresponde y afirmamos todas las cosas
domingo, incluso si tuviéramos un lugar donde poder reunirnos. correctas. Lo hacemos porque entendemos que la verdad es cierta y
-¿ y Ester? -preguntó Juan. apreciamos la necesidad de edificar nuestra vida sobre algo que es
-Ester... Luis ... el edificio ... yo. No estoy en condiciones de pensar firme. No obstante, al mismo tiempo luchamos con la realidad de la
que puedo predicar -dijo José-. La idea se me hace abrumadora en verdad en nuestra vida. Saco a veces el sentimiento que cuanto más
este momento. claro y arreglado es el sermón, tanto menos entiendo su relevancia
Juan no respondió. Tenía que reconocer que no se sentía muy para la situación de mi propia vida.
diferente de José. Lo que sí sabía es que se alegraba de no tener que -¿Quiere sermones desordenados, pastor? Yo he predicado unos
predicar en este domingo. Esa era una de las cosas más difíciles que cuantos de esos en mi vida.
tenía el ministerio pastoral, reflexionó Samuel. Usted nunca consigue -No ha mil éticamente desordenados, Juan. No estoy hablando de
un respiro. No importaba lo que sucediera en el mundo alrededor o sermones que no están bien organizados. Me refiero a sermones que
en su mundo privado, usted todavía tenía que predicar. Se podía sentir son lo suficientemente reales como para reconocer los misterios y
muy bien o muy mal, pero tenía que pararse en el púlpito y predicar, luchar con las realidades. A los predicadores no les gusta admitir que
y era muy conveniente que el sermón fuera inspirador o ellos lo hay problemas con casi todas las cosas que dicen. Quieren empaquetar
cocerían vivo para la cena. Juan miró a José y sintió su dolor. La la verdad en un paquete ordenado de tres puntos, pero la vida no es
jubilación tiene sus privilegios, dijo para sí. ordenada y todo el mundo lo sabe. Cuanto más herméticos se sienten
-Es irónico -dijo José. nuestros sermones, menos auténticos les parecen a las personas que
-¿A qué se refiere, pastor? viven el desorden que la vida les presenta.
-Mi sermón para este domingo -respondió. Me encontraba muy
entusiasmado acerca del mismo. Era muy apropiado para este domingo.
y creo que todavía lo es si, si alguien lo predicara. (Se quedó pensativo Predfcación -desordenada"
por un momento.) Usted sabe cuán grande es cuando escucha la voz ¿Relevancia?
de Dios que te habla por medio de su Palabra. Me gusta mucho cuando
puede ahondar en las Escrituras y salir con un sentido claro de lo que Sermones herméticos .4-------.~ Vidas desordenadas
Dios quiere exactamente que diga por medio de ese texto, para esas
personas, en ese momento. -Creo que le sigo en su pensamiento -dijo Juan-. Podría ponerlo
-Eso es lo que le da vida al predicador y para eso vive -dijo Juan. en términos teológicos. Nosotros predicamos la Biblia. La Biblia como
-Pero a veces eso no es suficiente. la Palabra de Dios es sagrada para nosotros. En cierto sentido es una
-¿Qué quiere decir? palabra en contra de nosotros. No nos rendimos fácilmente a un
-A veces la más clara de las verdades no me dice nada a mí -dijo mensaje de la Palabra de Dios. Por 10 general hay resistencia y lucha.
José-. Soy lo suficiente inteligente como para reconocer la verdad, y -Mucha lucha debiera estar involucrada -dijo José, accionando
conozco lo suficiente para creerla, pero a veces parece que eso no es con sus manos de una forma un poco dramática. Su vaso de refresco
suficiente. se volcó y el líquido se desparramó por toda la mesa y los cubitos de
-Lo escucho, siga hablando. hielo fueron a parar al suelo.
78 Predicando con integridad Debilidad: Enfrente al problema 79

Juan se echó a reír y luego trató de ahogar la risa. Pero este arranque -Exacto. Ofrecemos cada domingo sermones que no se pegan.
de risa era algo que se veía venir. Siguió riéndose a carcajadas, contento -De modo que quiere ser más agresivo en su predicación -dijo
de tener un poco de desahogo emocional. José, sin embargo, no se reía. Juan-. Puedo entender eso. Pero, ¿cómo lo va a hacer sin ofender a la
-¿Por qué no caminamos un poco? -dijo José, y se puso en pie sin congregación? ¿No teme que puede alejarlos a todos?
esperar a oír una respuesta. -Supongo que todo depende de cómo se hace eso -respondió José.
Juan también se levantó y trató con rapidez de recoger lo que se Una predicación agresiva no sería aburrida, de eso puede estar seguro.
había caído, mientras José se preparaba para salir del restaurante. Pienso que las personas se alejan más de la predicación porque no les
Probablemente se hubiera marchado y hubiera dejado las cosas como apela en ningún sentido. Un sermón que los reta al menos capta su
estaban, pero se quedó para ayudar a Juan hasta que llegó uno de los atención.
meseros con un trapeador y les dijo que no se preocuparan. El empleado -He escuchado a algunos predicadores golpear el púlpito y gritar a
incluso le pasó a José otro vaso de refresco, que él gentilmente lo los oyentes que entren en la vereda o se larguen.
rechazó pues no deseaba beber más. -Yo no estoy hablando de eso -interrumpió José. La mayoría de
El cielo se estaba oscureciendo. El aire era frío. El invierno se acerca esos charlatanes terminan siendo irrelevantes, especialmente para los
-pensó José mientras se subía la cremallera de su suéter hasta el oyentes contemporáneos. No hablo de atacar a los oyentes. Tenemos
cuello. Los dos hombres caminaron durante unos minutos sin decir que amar al oyente, pero debemos ser apasionados acerca de lo que
ni media palabra. José era el que iba delante aunque sin saber tenemos que pedirles. Me refiero a forzar el encuentro, a hablar
exactamente a dónde se dirigía. agresivamente acerca de las cosas que el oyente mantiene enterradas.
-A veces pienso que debiera ser más agresivo en mi predicación ~jo. Me refiero a ser tan relevantes que el oyente no se puede escapar o no
Juan no estaba seguro de lo que el pastor quería decir. se quiere escapar, agarrarlos por el pescuezo, de modo que queden
-Pienso que estamos demasiado domesticados en nuestra paralizados, por decirlo así, porque se dan cuenta de que tienen que
predicación -continuó diciendo José. No quiero decir que debiéramos responder al mensaje que Dios les está ofreciendo.
atacar a nuestros oyentes o hacer que la experiencia sea desagradable. -Eso suena casi violento.
-Quizá debamos ser desagradables a veces. Un sermón desagrada- -¿Sabe usted lo que hace que la predicación agresiva funcione?
ble de vez en cuando podría demostrar más integridad. Tengo que predicármelo a mí mismo. El mensaje me tiene que agarrar
-Exacto, a eso me refiero. ¿Por qué pensamos que los sermones por el cuello. Si todos quedamos atrapados juntos en el reto,
debieran ser fáciles? Somos muy predecibles. ¿Cuántas veces sale usted escuchándole a Dios, puede entonces crear un momento increíble.
del templo sintiéndose complacido de sí mismo porque ya ha Estamos todos juntos listos para ver que sucede algo asombroso.
escuchado y se ha comprometido, al menos intelectualmente, con todo Juan reflexionó acerca de ello por un momento.
lo que ha dicho el predicador? Si de ver!iad queremos producir cambio, -Hay mucho que está en juego -dijo al fin.
si de verdad queremos llegar al corazón de las personas, tenemos que -Sí -respondió José concordando. A veces me tiemblan las rodillas
penetrar debajo de su piel. El verdadero cambio tiene lugar en lo solo al pensar en lo que Dios pudiera tener en mente, cómo podrían
profundo del corazón y no es tan fácil llegar hasta allí. Las personas le cambiar las cosas. Me parezco a Isaías, mirando al humo y al fuego,
han puesto llave a la cerradura y lo han enterrado debajo de toda clase esperando que se estremecieran los umbrales de las puertas.
de basura. Pienso que muchos de nuestros sermones resbalan por la -Quizá necesite dejarse crecer la barba ~jo Juan-. Anímese a
superficie sin realmente echan raíces en el alma del oyente. parecerse a ese profeta del Antiguo Testamento.
-Oyentes de teflón (material que se usa en sartenes para evitar que -Estoy cansado de seguir con la rutina coda domingo cuando la
se peguen). vida de cada una de las personas está derrumbándose, como nuestro
80 Predicando con integridad Debilidad: Enfrente al problema 81

propio edificio. Cuando pienso en Cristo ... difícil acerca del ministerio era su incapacidad para controlar las cri-
José tuvo dificultades en terminar la frase. sis. Le gustaban las semanas cuando todo rodaba con suavidad de modo
-Yo sé -dijo Juan. que podía completar todo su trabajo conforme a lo planificado.
-Yo no sé si tengo el corazón listo para predicar este domingo. Esas semanas eran raras. Siempre sucedía algo. Siempre había
-Usted lo acaba de expresar ahora mismo con mucho sentimiento. alguien que hacía alguna tontería y, por supuesto, lo llamaban a él. Él
José pensó en lo que iba a decir. era el pastor yeso era parte de su tarea. Pero en esta ocasión no era un
-No estoy seguro si puedo yo hacerlo en realidad esta vez. No estoy problema de otra persona. Era su problema propio, pues la vida de su
seguro de que yo sea tan sincero conmigo mismo delante de Dios. No esposa corría peligro, sin contar con toda la situación que se vivía en
si quiero ser auténtico ... toda la ciudad y el hecho de que la iglesia ya no contaba con un edificio.
Juan lo entendió. Lo entendía muy bien. Sus pensamientos quedaron interrumpidos por una voz familiar
procedente de un cuarto al otro lado del pasillo. José se animó a abrir
un poco más la puerta y preguntar.
-Teresa, ¿es usted?
José se despertó a consecuencia del temblor. ¿Son los pequeños -¿Quién es? -respondió una voz desde detrás de una cortina
temblores que siguen a un terremoto? ¡No de nuevo! No, lo que sucedía parcialmente corrida.
es que un par de disciplinados empleados del hospital llevaban rodando -Soy el pastor Carda, el hermano de Francisco Carcía.
por el pasillo un pesado equipo médico. José había dejado en manos -¡Pastor! -dijo Teresa Díaz cálidamente. Por favor, entre.
de Juan el cuidado inmediato de las cosas. El edificio había quedado José pasó alrededor de la cortina y la encontró un poco despeinada,
destruido, por supuesto. Ya tenían concertada una cita con los agentes en una forma atractiva.
de la compañía de seguros para la evaluación de los daños. Se quedó -Tengo que decir que se la ve muy bien ... para estar en la cama de
sorprendido de la rapidez con la que habían respondido, pero ellos un hospital, quiero decir. ..
necesitaban examinar los daños por sí mismos. En cuanto a lo que él José se dio cuenta de inmediato que aquella expresión era muy poco
sabía hasta ese momento, Ester era la única persona miembro de la profesional. Jamás habría dicho una cosa así si estuviera allí porque
iglesia que había quedado herida por el terremoto. lo habían llamado por motivos pastorales. Se sintió fuera de su
¡Es ter! iPOr qué no me dejan verla~ Mientras que José se hallaba elemento. Se sintió como un chico de escuela. A la mujer se la veía
fuera del hospital para atender los asuntos de la iglesia, Sara le dijo bien atractiva ...
que habían encontrado una cama para Ester en la Unidad de Cuidados -¿Así que está en sus visitas pastorales en el hospital? -preguntó
Intensivos. Necesitaba una observación más minuciosa y los médicos Teresa. Me imagino que tendrá un montón de personas que visitar
habían dicho que preferían que el esposo esperara afuera, al menos por después del terremoto. Cracias por encontrar tiempo para mí.
uné! pocas horas. Por supuesto, no había espacio en la sala de espera, -En realidad no es é!sí -dijo José-. Estaba esperando ahí fuera en
de modo que José se encontró de nuevo sentado en una silla en el pasillo. Mi esposa está aquí, pero no me dejan verla en este momento.
pasillo. La fatiga lo iba dominando. A pesar del ruido y de la actividad, No estoy en mis tareas ahora -dijo sonriendo.
logró dormir un poco. Ella cambió de postura en la cama con dificultad. La sábana se
Estaba preocupado por Ester, especialmente desde que se enteró que deslizó, dejando ver parte de su pierna desnuda hasta el muslo. José
la habían puesto en cuidados intensivos. Se encontraba cansado y apartó la mirada, pero sin lograr evitar que la imagen se le quedara
confundido. Le agradaba más cuando las cosas estaban ordenadas, eran grabada en la mente.
predecibles y se hallaban bajo control. Lo que le había resultado más -¿Qué le ocurrió a usted? -preguntó.
Predicando con integridad Debilidad: Enfrente al problema 83
82

-Un accidente de automóvil. hablaban, una de las voces le sonaba como la de José Carcía. Entró en
-¿Un accidente de automóvil? El hospital está lleno de víctimas el cuarto sin llamar. Quizás él supiera algo acerca de Ester. Puede que
del terremoto, ¿y usted tuvo un accidente de automóvil? Suena a algo la hubieran trasladado a ese cuarto.
chistoso. Yolanda vio a José cerca de una mujer que ella no reconoció. Lo vio
-También soy una víctima del terremoto -dijo ella-o Creo que sosteniendo entre las suyas la mano de la mujer. Los pastores
esa fue la razón por la que terminé teniendo un choque en la calle. (Le acostumbran a hacerlo, se dijo a sí misma. Los pastores sostienen la
contó lo que había sucedido con el edificio de condominios.) Estoy mano de las personas que ministran en los hospitales, es el toque
segura de que me darán de alta dentro de unas horas. Querían revisarme sanador y todo eso. Estaba tratando de convencerse a sí misma. Los
para asegurarse de que no había sufrido ninguna clase de lesiones. N o pastores acuden a los hospitales para ministrar a los enfermos y a los
creo que esté seriamente herida. En realidad, me siento culpable de heridos. Por eso lo llamaban cuidado pastoral. Luis lo hacía con
disponer de mi propia cama y toda la atención médica cuando hoy hay frecuencia. Ese pensamiento le hizo sentir un escalofrío.
tantas personas necesitadas en este lugar.
-A mi esposa la tuvieron dos horas en el pasillo.
-Estoy más preocupada de lo que vaya a suceder cuando salga de
aquí. No puedo ir a casa. No tengo hogar. Ha desaparecido. Pedro Hernández cerró su teléfono celular, después de haber dejado
José no sentía que fuera un pastor. Sus instintos estaban todos otro mensaje para José Carcía en el contestador de su teléfono. Juan
confundidos. Los ojos de la mujer eran dulces y atractivos, incluso en Fernández le había contado que el edificio de la iglesia había quedado
una cama de hospital. Él comenzó a imaginarse cómo sería de pie, destruido y él quería verlo por sí mismo. No podía recordar que hubiera
vestida y lista para ir a cenar. ocurrido ninguna cosa así durante su largo ministerio como
Teresa comenzó a llorar. José tuvo que mirar con atención para verla, superintendente de distrito en su denominación. Con la esposa de José
pero sí había una lágrima. La cabeza le daba vueltas. Tomó su mano en el hospital, la situación se había convertido en un auténtico
como si fuera a consolarla. Su intención es que el gesto fuera pasto- problema. José se encontraba ya en un estado delicado, dado lo que le
ral, pero no lo fue. había sucedido a su mejor amigo Luis Fernández. Quizá lo que debo
Estaba físicamente animado. Se encontraba a la deriva. hacer es tratar de encontrarlo en el hospital, pensó él.
José salía del estacionamiento del hospital por la zona este cuando
Pedro Hernández entraba en el mismo por la parte oeste. Era viernes
y decidió encaminarse a su casa. Ester estaba mejorando. Le habían
Yolanda Fernández regresó con una botella de té helado y algo para permitido verla y ella había dado señales de reconocerlo. No obstante ...
comer. No era que tuviera hambre, sino que había estado buscando algo Al entrar en la cocina, abrió la puerta de la hielera. Era un hábito.
para hacer. El establecimiento que se encontraba a unas tres manzanas de No es que tuviera hambre. Cerró la puerta y se sentó en el sofá con
distancia le había proporcionado un poco de ejercicio y distracción. El otro las luces apagadas. A través de la ventana que daba a la calle, vio pasar
lado de la moneda era que había perdido su asiento en la sala de espera y los automóviles y pensó en Teresa. Se dijo a sí mismo que sus acciones
todos los que se encontraban allí estaban bien acomodados. Se dio cuenta habían estado motivadas por puro interés y preocupación pastorales,
de que había un asiento vacío en el pasillo y sin dudarlo se sentó. pero no era tan tonto como para creérselo.
Le dio otro mordisco al dulce que había comprado y usó la bolsa de La imagen de Teresa apareció vívidamente en su mente y disfrutó
papel como una mesita sobre sus rodillas. La puerta del cuarto al otro con ello. La pobre estaba sin hogar y era ciertamente la mujer sin hogar
lado del pasillo se encontraba abierta. Podía escuchar a los que más bonita que había visto en mucho tiempo. Debiera haberla invitado
84 Predicando con integridad Debilidad: Enfrente al problema 85

a que se quedara en su casa. Tenían un cuarto extra para invitados. Enfrente al problema ...
Ester no estaba en casa y José pasaba poco tiempo en ella, de manera
que había espacio para ella. José no. podía dormir a pesar de que estaba agotado. Yacía en la c;~ma
José se fue a la cama y trató de dormir. con los OJos cerrados, tratando de pensar, pero no llegaba a ninguna
parte con ello. Trató de orar. A veces cuando no podía dormir, pues
estaba desvelado, trataba de orar. La oración a menudo lo llevaba a
quedarse dormido, lo cual él sabía que no era una gran razón para orar.
Resultaba embarazoso. El empleado de recepción reconoció a Paco Pero si eso no funcionaba, al menos estaba usando el tiempo
Carcía como un presentador famoso de la televisión y estaba haciendo productivamente. Además, era todavía temprano.
mucha fiesta acerca de él. El hecho de que él estuviera allí acompañado Quería orar, pero le parecía incorrecto, que era poco sincero, así que
de una hermosa mujer sin equipaje era incómodo. Paco sacó su tarjeta dejó de hacerlo. Pensó en el templo y se sintió atraído por la idea. Trató
de crédito. de ver qué hora era, pero era oscuro y su reloj no brillaba como debía.
-Un cuarto para una persona -dijo Paco-o Esta señorita va a estar Encendió las luces yeso lo ayudó a espabilarse. Sacó un pantalón y
sola en el cuarto. una camisa de deporte, y buscó su cartera y sus llaves.
-Comprendo perfectamente -dijo el recepcionista, tratando de El lugar parecía misterioso y extraño a la luz de la luna. El edificio
mostrar su disposición de ayudar. del templo estaba ubicado en la zona antigua de negocios y todo el
¡Me ha guiñado el ojo a mí? Paco no estaba seguro. Todo el asunto mundo se había marchado a casa. Nadie estaba en los alrededores. Una
hubiera resultado humillante, excepto por el hecho de que Teresa cinta ancha amarilla y negra circundaba los restos de lo que hasta
necesitaba un amigo y también un lugar donde quedarse ahora que la recientemente había sido la casa del Señor.
habían dado de alta del hospital. Él no se sentía cómodo, como su su- José salió del automóvil y se sentó en la acera. Pensó en su sermón.
pervisor, de invitarla a que se quedara en su casa. Tenían que encontrar "Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también
otro arreglo mejor cuanto antes, pero el hotel era la mejor opción por el cielo" (He. 12:26).
el momento. ¡Impresionante! ¿Qué había ocurrido aquí? Se preguntaba José. ¡Hizo
-Te acompañaré hasta el ascensor, pero luego ya vas a tu cuarto Dios esto como un acto de juicio? Si es así, ¡por qué fue el juicio? Por
por ti misma -dijo Paco. supuesto, todos somos pecadores, pero esto parece cosa del Antiguo
Atravesaron junto el vestíbulo del hotel. Teresa había apreciado mucho Testamento. Estaba mucho más allá de lo común, aun para Dios. ¿Qué
su ayuda y él se había alegrado de ofrecerla. Era chistoso como estaba él les estaba diciendo Dios?
cambiando. Cuando Teresa comenzó a trabajar al principio con él, José se acordó que su portafolio estaba en el asiento trasero. Se alegró
hubiera hecho cualquier cosa por tener una oportunidad como aquella. de que no se hubiera perdido en el derrumbe del edificio. Las notas de
Ella era vulnerable. Era cariñosa. Era una oportunidad perfecta para su sermón, tal como las había dejado, estaban todavía allí, aunque no
familiarizarse más íntimamente con ella. Pero ahora, no tenía interés. estaba seguro de que eso era bueno. Fue al automóvil y sacó la cartera.
Bueno, no era exactamente así. Él no había perdido el interés. ¿Cómo Echó mano de la computadora portátil en la esperanza de que las
podía hacerlo? Teresa era muy atractiva y, era cierto, él sentía algo por baterías todavía funcionaran. La encendió y abrió el archivo.
ella. No quería aprovecharse de ella. Solo quería hacer lo que era correcto. Esta sería una de las partes importantes de su sermón: El tercer
Ese pensamiento era una sorpresa que le agradaba. cuadrante, como solía llamarlo, donde el sermón trataba de pasar de
la comprensión al asentimiento. Se requería sinceridad y humildad.
El sermón tenía que ser real al predicador para que también lo fuera
86 Predicando con integridad Debilidad: Enfrente al problema 87

para los oyentes. "Enfrente al problema". Aquello era bastante real. gozosos. Describe a Jesús, el mediador de un nuevo pacto, que nos paJe
Había abundancia de problemas para este sermón en este momento. a nosotros en un nivel diferente de aquellos que estaban al pie del
Trató de enfocarse en la nota que había escrito al comienzo de la Monte Sinaí con Moisés. Hay un tono de esperanza en el texto. José
semana. se preguntaba si él podría predicar el domingo con ese tono de
El reino de Dios no puede ser conmovido. Le parecía que hacía optimismo.
mucho tiempo que había escrito la coletilla al segundo cuadrante, la José se levantó y comenzó a pasear. Podía escuchar el sonido del
respuesta a la pregunta: "¿Cuál es la enseñanza?" Se había sentido tan tránsito a la distancia. Pero en aquel lugar, en ese momento, todo era
confiado y seguro. Me era mucho más fácil decir una cosa así hace quietud. Quería realmente orar. Entendía la altura y el poder de lo que
dos días, reconoció. Resulta mucho más difícil mantener esa clase proponía que se hiciera. Se sentía incompetente. Peor aún, inadecuado
de confianza cuando el suelo tiembla debajo de mis pies. para la tarea, todo mal. Las imágenes de Ester, Luis y Teresa se
Volvió a leer el pasaje para sí otra vez, lentamente. Dios podía mezclaban en su mente. Se sintió odiosamente humano.
realmente asustar a las personas. El texto hablaba acerca de montes
que no se podían tocar, que ardían con fuego, oscuridad, tinieblas y
tempestad. Describía el sonido de trompetas y "la voz que hablaba, la
cual los que la oyeron rogaron que no se les hablase más" (v. 19). Puesto Que el propósito de Dios al darnos la Biblia es
Incluso Moisés estaba asustado: "tan terrible era lo que se veía, que completarnos, su contenido indica necesariamente que en
Moisés dijo: Estoy espantado y temblando" (v. 21). Sentado cerca del cierto sentido somos incompletos. Nuestra falta de plenitud es
templo derrumbado de su iglesia, a José le resultó fácil imaginarse a una consecuencia de la condición caida en la que vivimos.
aquellos antiguos hebreos estando al pie del Monte Sinaí con humo y Bryan Chapell
llamas que salían de la cima.
Quizás eso está bien. Pensó en lo que Bryan Chapell había dicho
en su libro acerca de "El enfoque de la condición caída", la
preocupación por hacer que cada sermón hable a la realidad de la
Pasemos de la comprensión al asentimiento condición humana de pecado. 2 En este momento, José sentía que su
... Una vez que ha establecido la enseñanza, sea sincero condición caída estaba muy enfocada.
acerca de sus propios objetiVOS Vsuposiciones. Reflexionando, quizá no era una mala situación desde la cual
... Déle al Espíritu de Dios tiempo y espacio para tratar con la predicar.
resistencia de los oyentes. Quizás esa era exactamente donde él necesitaba estar ... exacta-
... Sea lo suficientemente humilde <::omo para Que las mente donde Dios quería que estuviera. Quizá Dios le había puesto
personas sientan Que les está diciendo la verdad. en el lugar donde él podría predicar este domingo. Quizás esto era lo
que él necesitaba para ser capaz de predicar este sermón. Pero le parecía
Pero el texto parecía indicar que es diferente para nosotros. Como que era un precio terrible.
creyentes del Nuevo Testamento, estamos en una ubicación diferente Juan le había hecho aprender a fuerza de repetirlo la importancia de
en la historia de la salvación. Este no es el lugar al que nos hemos la preparación espiritual para la predicación. José entendía que la per-
acercado, decía el texto: /1 sino que os habéis acercado al monte de Sion, sona que profesaba dirigir al pueblo de Dios a la presencia divina debía
a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial" (v. 22a). El pasaje des- primero de todo pasar tiempo a solas con Dios. Él sabía que este era su
cribe a la ciudad del Dios vivo, con miles de ángeles que cantan momento. Allí y ahora. Si es que de verdad quería tener la oportunidad
Predicando con integridad Debilidad: Enfrente al problema 89
88

de ayudar a las personas a escuchar un mensaje de Dios, él tendría que -¿Quién anda por ahí? -gritó José.
escucharlo de parte de Dios en ese momento y en aquel lugar. El individuo se volvió, miró y entonces se dio media vuelta y se
José se subió al montón de escombros y trató de encontrar el lugar marchaba abruptamente. José se quedó sin respirar cuando vio el rostro
donde supuestamente el púlpito habría estado. Dio doce pasos de la persona. Era Luis Fernández.
irregulares desde el lugar desde el cual pensó que podía detectar la pared -¡Luis! -gritó José. ¡Por favor, espera, no te vayas! Necesitamos
norte del templo. Poco quedaba que se pudiera reconocer, pero aceptó hablar ... Por favor, regresa.
con fe que se encontraba en el lugar correcto. Se las arregló para limpiar Corrió hacia el lugar donde había estado Luis y encontró lo que había
un poco el espacio donde se iba a arrodillar para orar. estado buscando. Allí estaba el viejo púlpito de madera de la iglesia.
La experiencia lo hizo humilde, era el sentido de la presencia del La base estaba deshecha, pero la parte superior todavía estaba intacta,
Espíritu de Dios. Fue impresionante. No sopló el viento ni descendió con la placa de dedicación sujeta a la madera, llena de rasguños, pero
fuego, pero José supo que Dios lo había visitado. ¿Fue todo esto por todavía se podía leer. José se quedó mirando el púlpito por varios
mí! ¿Por Luis! ¿El terremoto! ¡Sucedió todo esto para enseñarme a minutos.
mí el poder de Dios y mi dependencia de ÉU Tenía una idea.
N o había duda de que había muchas cosas que Dios estaba haciendo
para muchas personas por medio de los sucesos de los últimos días,
afirmó José. Para él, en este momento, era una lección de humildad y
un recordatorio del poder divino. Cualquier cosa buena que viene de
un sermón procede de Dios. A Él le complace usar siervos débiles para
proclamar su Palabra. Llevamos este tesoro en vasos de barro, a fin de
que Dios sea glorificado al cumplirse sus propósitos.
José se levantó, con paz. "Úsame", oró. No fue una oración larga.
El lenguaje no fue elaborado. Sintió, en realidad, que su oración fue
expresada más en lo que sintió que en las palabras que usó. "Guárdame
del mal en mi corazón", dijo sencillamente. "Haz de mí un vaso que
puedas usar. Haz que mis palabras sean tus palabras. No permitas que
yo pierda esta oportunidad de ayudar a las personas para oír lo que tú
tienes en mente".

Cuando pocos minutos después se disponía a marcharse, José se dio


cuenta de una figura que husmeaba entre los escombros. El individuo
le parecía conocido, no obstante, estaba lejos como para identificarlo
con claridad. José pensó en dejarlo solo. No quería andar lidiando con
un saqueador, además de que había poco que se pudieran llevar. Por
el otro lado, quizá fuera un miembro de iglesia. Quizá necesitaba
ayuda.
4

Fidelidad
IMAGíNESE LA DIFERENCIA

Era tarde. Yolanda Fernández estaba cansada. Entró en el hotel con


la cabeza agachada, buscando en su bolso la llave del cuarto.
Teresa Díaz también estaba agotada. Se encontraba metida en un
buen problema, ¿no es cierto? Paco Carcía la había acompañado hasta
el ascensor como un caballero. Era afortunada que podía contar con
alguien como él. ¿Cuántas mujeres tienen un jefe como ese? No debía
haberlo dejado marchar. Debía haberlo invitado a que subiera al cuarto.
Podía haber insistido. El ascensor todavía no había comenzado a as-
cender, pero la puerta se estaba cerrando. Impulsivamente metió el
pie entre las puertas y las forzó para que se abrieran.
-¡Paco! -llamó, echando a correr para alcanzarlo antes de que
saliera del hotel.
El choque no fue muy fuerte, pero lo suficiente para hacer que a
Yolanda se le cayera la llave, que esta se deslizara por el suelo y fuera
a parar debajo de un sofá.
-¡Cuánto lo siento! -dijo Teresa, pareciendo sinceramente
apenada.
91
92 Predicando con integridad Fidelidad: Imagínese la diferencia 93

Yolanda reconoció la voz y también el rostro. Era la mujer que había bien, pero la llevaron allí por si acaso tenía alguna necesidad.
visto con José Carcía en el hospital. No estaba segura de qué decir, de -La vi cuando estaba con José -dijo Yolanda torpemente.
manera que decidió no decir nada. En su lugar, se puso de rodillas y La manera en que lo dijo tomó a Paco de sorpresa.
trató de encontrar y sacar la llave con la mano de debajo del sofá. Pero -¿Por qué estaba usted en el hospital? Confío que se encuentre
no lo logró y el sofá era pesado. bien.
-Permítame que la ayude -dijo Teresa a la vez que empujaba con -Sí, yo estoy bien. Estaba allí con Ester.
toda sus fuerza el sofá para moverlo. Quizá podamos moverlo y -¿Ester? -dijo Paco con total sorpresa.
encontrar la llave. -¿No se ha enterado usted? (Evidentemente por el aspecto de su
-¿Es esto lo que anda buscando? -dijo Paco Carcía a Yolanda, rostro él no sabía nada.) Sufrió un buen golpe en la cabeza por causa
mostrando la llave en su mano. Parece que se deslizó hasta el otro lado. del terremoto.
Ahora le había llegado el turno a Yolanda de verse en una situación -No -dijo Paco mostrando gran preocupación-o ¿Cómo se
embarazosa. Lo reconoció a él de inmediato. Estos Carcías aparecen encuentra? No he hablado con José desde que sucedió el terremoto.
por todas partes. Estábamos juntos cuando ocurrió, cada cual nos fuimos a nuestras
-Déjeme decirle de nuevo que lo siento de veras -dijo Teresa. tareas y hemos estado tan ocupados que no hemos vuelto a hablar.
Yolanda comenzó a pensar que lo decía de corazón. No he sabido nada acerca del accidente de Ester.
-Yo también lo siento, no estaba mirando a donde iba. -Creo que se va a recuperar bien -respondió Yolanda. Por eso estoy
-No se preocupe, todo está bien -dijo Teresa, y dirigiéndose a Paco de vuelta. No quería dejarla sola hasta que los médicos me aseguraran
agregó: Escuche, lo llamaré en la mañana. que se estaba recuperando con toda normalidad.
-¿Qué querías? -preguntó Paco. -¿ Volver? -preguntó Paco. Esto es un hotel.
-Nada. Váyase a casa y duerma que lo necesita. A este hombre no se le escapa ningún detalle -pensó Yolanda.
Luego Teresa se volvió rápidamente, se metió en el ascensor y -Esa es otra historia. Quizás en otro momento hablemos de ello.
desapareció de la escena. Paco no estaba seguro de cómo entender las últimas palabras de
Paco se volvió hacia Yolanda cuyo parecido le resultaba familiar. Yolanda.
-Creo que nos conocemos, ¿no es cierto? -Dijo que José estaba con Teresa. Ella no me dijo nada acerca de
-No en realidad -respondió Yolanda. Soy Yolanda y estoy casada eso.
COIl Luis Fernández, que es el mejor amigo de su hermano José. -Estoy segura que no lo hizo -dijo Yolanda con un cierto tono de
-dijo ella extendiendo la mano. amargura en su voz.
-¡Claro! -dijo él recordando. José me ha hablado de ustedes. Él Nada más salir de su boca, lamentó haber dicho esas palabras.
les tiene mucho cariño. -¿Qué quiere usted decir?
-La amistad de José y Luis es de hace muchos años. Yolanda no dijo nada, al menos al principio. Ella no quería decir
Paco no dijo nada directamente en respuesta. Comenzaba a sentir nada en absoluto. Lo único que deseaba era regresar a su cuarto e irse
que su presencia allí era un poco embarazosa y sintió la necesidad de a la cama. Excepto que Paco Carcía no parecía dispuesto a marcharse.
explicar por qué estaba allí. Siguió mirándola con los ojos inquisitivos de un periodista.
-Vine a dejar en el hotel a mi asistente. Me temo que el terremoto -Parecían un poco amistosos -dijo ella.
la ha dejado sin hogar. Dicho eso, ella recuperó su dominio y se dispuso a marchar.
-Si recuerdo bien ella estaba hoy en el hospital. -Lo siento -agregó. Creo que no quise decir lo que dije, ni vi lo
-Exacto -dijo Paco-o Estuvo allí por varias horas. Parece que está que pienso que vi. Estaba cansada. Eso es todo.
94 Predicando con integridad
Fidelidad: Imagínese la diferencia 95

La puerta del ascensor se abrió. Entró y pulsó rápidamente el botón


para cerrarlo y subir. Al mirarse en el espejo notó que las lágrimas -Me alegra mucho que sea así. ¿La esperas en casa para mañana?
rodaban por sus mejillas. -No lo sé exactamente. Ella me habló un poco esta noche, pero
apenas pude entenderla. Parecía muy débil, pero al menos habló. Los
médicos parecen pensar que esa es una buena señal. Le han estado
haciendo diversas pruebas y hasta ahora todo va saliendo bien.
-José, soy Pedro Hernández. -Esas son buenas noticias, las mejores noticias. De verdad lo son.
-Hola Pedro -José recibió la llamaba en su teléfono celular cuando Tú vas a tener bastante trabajo en la iglesia para las próximas semanas.
iba de camino a casa. -Eso es un lío tremendo.
-Disculpa que te llame tan tarde en la noche. He estado tratando -Creo que podremos poner eso en orden mañana. ¿Ustedes están
de localizarte durante todo el día. Nadie respondía al teléfono en tu al día con el seguro del edificio, ¿no es cierto?
casa, de modo que me imaginé que todavía estabas en la calle. -Por supuesto, pagamos siempre puntualmente.
-No te preocupes, no hay problema -respondió José. Llámame en -Estupendo -dijo Pedro-o Tengo algunas ideas acerca de lo que
cualquier momento que lo necesites (lo decía con sinceridad). Estoy se puede hacer mientras se va arreglando todo. Podemos hablar de ello
de regreso del templo o mejor dicho de lo que queda del templo. en la mañana.
-¡Vaya semana que has tenido! -Yo también tengo algunas ideas sobre el asunto -dijo José.
-Desde luego que sí, y no estoy seguro de que se haya terminado. Los dos hombres permanecieron en silencio por unos minutos.
-Escucha, José. Acabo de regresar de una reunión de la junta Entonces José comenzó a hablar de nuevo.
directiva y mi esposa está fuera de la ciudad. No estoy muy lejos de -Pedro -dijo-o (Había intensidad en su voz y en su mirada, como
donde tú te encuentras ahora. ¿Está bien si nos sentamos y hablamos cuando un hombre está a punto de sacar algo que es importante.) ¿Cuán
un rato? sincero se me permite ser?
Los dos acordaron encontrarse en una cafetería cercana que estaba -¿Conmigo? -preguntó Pedro-o Sé guardar un secreto. Por
abierta toda la noche, la clase de lugar donde le permiten sentarse toda supuesto, si es ...
la noche por el precio de una taza de café y una torta dulce. José, por -No, no -dijo José, no es acerca de ti-o Me estoy refiriendo a mi
supuesto, pidió un refresco. congregación. ¿Cuán sincero puedo ser en mi predicación?
-¿Tú bebes esas cosas a estas horas de la noche? -dijo Pedro Pedro no respondió inmediatamente.
bromeando-o Eso me mantendría a mí despierto toda la noche. -Siempre me enseñaron que el predicador debe hacerse a un lado
-¿Tú crees que es diferente de esa gran taza de café que te estás para que el mensaje resplandezca. Mis viejos maestros de homilética
tomando? -respondió José-. ¿Cuántas de esas te has tomado hoy? me enseñaron que el predicador no debiera hablar mucho acerca de sí
Pedro dejó pasar el comentario y preguntó. mismo en el púlpito. Se supone que nosotros debiéramos hacernos a
-¿Cómo está Ester? un lado para que Dios pueda hablar sin que nosotros seamos un
-Bueno, creo que se va a recuperar bien. Estuve muy preocupado impedimento en sus propósitos -dijo José.
por un tiempo. Los médicos no me podían decir si era algo serio o no.
Recibió un fuerte golpe en la cabeza, y luego con los sedantes y todo
lo demás, creo que tuvo oportunidad de recuperarse de todo el sueño
atrasado. .. interpretan mal el mensaje.
.. compiten con el mensaje.
.. manchan el mensaje.
Fidelidad: Imagínese la diferencia 97
96 Predicando con integridad

-Entiendo esa clase de pensamiento -dijo Pedro-o Los seres seductora -dijo José-. Estar en el púlpito enfrente de una congrega-
humanos no parecen estar a la altura de tarea de representar la Palabra ción es una posición poderosa. Puede resultar que tú mismo estimules
de Dios. Nos dan la oportunidad y mal interpretamos el mensaje, la atención personal, solo por la manera en que vistes o por la forma
dejamos que nuestro ego compita con el mensaje o a veces manchamos en que te comportas. Cuando los oyentes le prestan más atención al
el mensaje por la manera en que vivimos. No podemos evitarlo. No predicador que al mensaje, todo el proceso ha quedado saboteado.
somos robots. Somos humanos yeso es lo que sucede cuando -Pero hay más -dijo Pedro-o El peor problema con la humanidad
permitimos que los seres humanos prediquen. del predicador es lo retorcidos que somos. Todo predicador que he
-Por lo que dices das la impresión de que has estado pensando en conocido es un pecador hasta el tuétano.
ello -dijo José. -Puedes estar seguro que el público está de acuerdo con eso que
-Es cierto -respondió Pedro-o Lo que te he dicho es solo un dices -dijo José-. En todas las encuestas de la opinión pública acerca
bosquejo del trabajo que estoy preparando para una conferencia de de la medida de confianza en los varios grupos de profesionales, los
pastores que se celebra el mes que viene. predicadores aparecen entre los últimos de la lista.
-Eso está muy bien. Ensaya conmigo. -"Todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios".
Pedro sonrió. -¿Quieres ver mis pies de barro? -dijo José bromeando.
-Nunca rechazo a alguien dispuesto a escucharme -contestó él-o -No es necesario, José. Es evidente para todos los que te conocen.
De lo que estamos hablando aquí es de la humanidad del predicador y José no estaba seguro si enojarse por lo que acababa de escuchar.
hay dos formas de pensamiento acerca del tema. Por un lado, podemos -No te preocupes -siguió diciendo Pedro. Eso es cierto de todos
ver la humanidad del predicador como algo negativo. Si es así como nosotros. Todos dependemos de la gracia de Dios para tener el derecho
lo vemos, trataremos de reprimir nuestra naturaleza humana. y el poder para predicar. Lo que no debemos hacer es dar por supuesto
-¿ y si elegimos verlo de forma positiva? ese derecho y poder.
-Entonces expresaremos nuestra humanidad -dijo Pedro-o Hay La conversación se estaba haciendo algo más que hipotética para
al menos tres cosas que podemos decir en cada lado del argumento. José. Le dio otro bocado a su torta, luego dijo:
Negativamente, como ya he mencionado, los predicadores podemos -¿Decías que hay un lado positivo en todo esto?
hacer cosas terribles con un texto, precisamente porque somos
humanos. Positivo: Predicadores humanos...
-No veo la manera en que podamos evitar eso -dijo José-.
Leemos el texto con todo lo que llevamos por dentro. Estamos sujetos '"' hacen real el mensaje.
a tratarlo subjetivamente. tienen en cuenta el mensaje.
!I> confirman el mensaje.
-Ese es un problema -concordó Pedro. El segundo es que
competimos con el mensaje que Dios quiere que sea predicado. El
predicador que cuenta una experiencia personal se arriesga a aparecer -Sí -dijo Pedro-o Una de las cosas que más me gusta de la
demasiado bien o demasiado mal. En el primer caso, puede aparecer predicación es que puedo hacer real el texto para las personas. Una de
arrogante e interesado. En el segundo, se arriesga a negar la enseñanza las dificultades inherentes en la predicación es la espiritualidad del
o su autoridad al describir que es demasiado difícil el vivir a la altura mensaje. Aquí estamos, tratando de ofrecer verdad trascendente a per-
de las demandas del texto. En ambos casos, el predicador atrae la sonas que no se pueden escapar de su lugar dentro del espacio y del
atención hacia sí mismo en vez de dirigirla hacia el texto. tiempo. ¿Cómo puede lo finito apreciar lo infinito? ¿Cómo puede el
-Siempre he encontrado que la misma posición del predicador es oyente contemporáneo vencer su naturaleza subjetiva lo suficiente
98 Predicando con integridad Fidelidad: Imagínese la diferencia 99

como para tener acceso a lo objetivo? De alguna manera él o ella tienen menos de lo que puedes hacer que te crezcan agallas (branquias) y nades
que percibir el mensaje como real. Al hablar del texto en términos como un pez.
reales, al ofrecer ejemplos contemporáneos y una auténtica interacción -José sonrió ante la imagen mental de un atún en el púlpito.
humana, logramos hacer que la verdad sea más accesible. -A veces pienso que -continuó Pedro. Nos sentimos incómodos
-Puedo relacionarme con eso -dijo José-. Las ideas elevadas en nuestra propia piel. Malentendemos nuestros propios impulsos.
pueden sonar muy comunes al salir de mi boca. Dudamos de nosotros mismos. Es frustrante, desconcertante y
-No son comunes, José -puntualizó Pedro, sino reales, vivas y estimulante, y todo es parte del plan de Dios.
relevantes. Al menos tienes la oportunidad de ganarte el que te -No es solo es imposible olvidarnos de nuestra humanidad
escuchen si apareces como auténtico. Fred Craddock dice que "la -añadió José, sino que es innecesario.
distancia entre nosotros y los lectores originales del texto se salva -La encarnación de Jesús debería habernos enseñado eso -agregó
mediante nuestra común humanidad". 1 Quizá debamos usar eso a Pedro.
nuestro favor. Quizá podamos ayudar a nuestros oyentes a apreciar el -Cristo Jesús presentó perfectamente la Palabra por el medio de
texto como algo real si lo presentamos como algo real procedente de la carne, pero -dijo José. Él es Jesucristo.
nuestra propia vida y experiencia. -y tú no lo eres, ¿verdad?
-Me gusta eso -dijo José. -No tienes ni idea.
-Por supuesto, si nosotros vamos a hacer real el mensaje, Pedro hizo una pausa, preguntándose si José iba a tener alguna
tendremos que tener en cuenta el mensaje. confidencia.
-¿Qué quieres decir? José estuvo a punto de hacerlo. Su inesperado sentimiento de deseo
-Haddon Robinson dijo que la predicación bíblica tiene lugar sexual con Teresa Díaz lo había dejado preocupado. Que él pudiera
cuando el Espíritu Santo toma un concepto bíblico y lo aplica, primero tener esos pensamientos, especialmente estando su esposa en el hos-
al predicador y luego a los oyentes a través de éP Si tú quieres que los pital en una cama cercana, lo hizo ser bien consciente de la profundidad
oyentes tomen el sermón en serio, entonces tú también tienes que de su propia depravación. No podía hablar de eso. Su iglesia nunca lo
tomarlo en serio en términos reales en un tiempo real. Tiene que sabría, pues había un límite a lo que un pastor podía decir desde el
importarte a ti antes de que pueda importarles a ellos. púlpito, ¿no es cierto?
-Recuerdo que Juan Fernández me decía lo mismo. Los oyentes -Todavía no has respondido a mi pregunta, Pedro.
necesitan oír más de esta clase de cosas en nuestra predicación. -¿Qué pregunta?
-Esa es la tercera parte de lo positivo -dijo Pedro-, los predica- -¿Cuán sincero puedo ser cuando estoy predicando?
dores que están dispuestos a describir su propia experiencia con el texto La conversación había ganado intensidad. José estaba mirando
confirman el mensaje del texto. Un predicador que se ha ganado la directa y firmemente a los ojos de Pedro.
confianza de la congregación puede mejorar el efecto del mensaje por Pedro contestó a su amigo de forma directa.
medio del relato de unas pocas experiencias personales bien escogidas. -Tienes que ser muy cuidadoso, José. He conocido a pastores que
-Eso es muy cierto, al confirmar el mensaje por medio de las se han abierto completamente en el púlpito. He visto cómo usaban el
experiencias e historias de mi propia vida, estoy de alguna manera púlpito como una especie de sesión en el consultorio del psiquiatra,
siendo capaz de participar en la autoridad del mensaje, no en oposición buscando alguna forma de catarsis a través de hablar de sus
a la autoridad inherente de la Biblia, sino en concordancia con ella. pensamientos más íntimos. He visto a hombres buenos perder su
-El problema con tratar de reprimir tu humanidad en la predicación trabajo porque han perdido la confianza de las personas.
-dijo Pedro, es que es imposible. No puedes renunciar a tu humanidad José estaba pensando en Luis Fernández.
Fidelidad: Imagínese la diferencia 101
100 Predicando con integridad

seguro de que te vas a mantener de pie, en medio de todo lo sucedido


-No tienes que ser el héroe de las personas. En realidad, si te con Ester, el templo y todo lo demás.
conviertes en el héroe de cada experiencia que cuentas, eso se hace -Sí, estoy bien, gracias a Dios. Acabo de tener una larga
viejo muy pronto. Tienes que conocer a tu gente. Tienes que conocer conversación con un buen amigo. Aclarando y entendiendo algunas
tus límites. Sé sincero y auténtico con ellos, pero no tan real que cosas. Como dice el antiguo himno: "Estoy bien con mi Dios. Alcancé
quieran retirarte del púlpito. salvación". (Himno 330, Himnario Bautista.)
Pedro había sido muy directo y franco, y José lo apreció. Paco no estaba para viejos himnos, así que cambió el tema.
-¿ y si tú de verdad mereces que te quiten del púlpito? -Me he enterado que te encontraste con Teresa.
-José -dijo Pedro con una mirada de preocupación, ¿tú no tienes No quería acusar de nada a su hermano, pero resultó difícil no darse
nada que confesar? ¿Verdad que no? cuenta del tono que le dio a la expresión.
Se hizo un prolongado silencio mientras José pensaba acerca de ello. José sintió que se sonrojaba. Hizo una pausa para recuperarse.
No creía que se hubiera pasado de la raya, aunque ciertamente se había -Es una mujer joven excelente. Te puedes sentir bendecido
acercado lo suficiente para darse cuenta del abismo al otro lado. contando con ella en tu oficina. Y de verdad, Paco, estoy bien.
Se levantó y echó mano de su cartera. Sacó un billete de veinte -Me alegro de ello -Paco se sintió aliviado, creía en su hermano.
dólares y lo dejó sobre la mesa. Era mucho más del precio de lo -Dicho sea de paso -preguntó José, ¿cuál es el pronóstico del
consumido. tiempo para el domingo? ¿Qué dice nuestro técnico en meteorología?
-Acéptalo como parte de mi consumición y como parte del pago -¿Por qué lo preguntas?
de esta sesión de consejería -dijo al tiempo que empezaba a retirarse.
Paró y regresó. -No te preocupes, Pedro, estoy bien. Se volvió para
marcharse, pero de nuevo paró y dijo: Gracias, Pedro, te lo agradezco
de veras. La conversación me ha ayudado. Te llamaré en la mañana Teresa Díaz se encontraba en su escritorio en la oficina más
para los arreglos en cuanto al templo. Como te dije, tengo una idea. temprano de lo normal. Después de los sucesos del día anterior, sintió
la necesidad de mostrar que estaba al pie del cañón. Paco García se
sorprendió cuando entró y la vio ya metida en su tarea. Teresa solo
sonrió al comenzar a comentar acerca del programa de trabajo del día.
José vio la luz parpadeante del teléfono al regresar a su casa. -Tengo un suceso especial que me gustaría darle seguimiento
-José, llámame, no importa cuán tarde sea. Llámame en cuanto -dijo Paco.
llegues a casa. -¿A qué se refiere?
-Paco -decía José un momento después, quería de verdad llamarte. -Se trata de mi hermano. (Eso atrajo la atención de Teresa.) Tiene
-Me he enterado de lo que le ocurrió a Ester. ¿Están tú bien? He que ver con el templo de su iglesia. Ha quedado destruido por causa
sabido que ella está mejor. del terremoto. Pienso que me voy a llevar a todo el equipo para allá
-Parece que sí -respondió José. Me siento aliviado. Dios ha sido esta tarde.
bueno con nosotros. -Usted es el jefe.
Paco sonrió, no en la forma irónica y sarcástica que acostumbraba
a hacerlo cuando José metía a Dios en la conversación. Esta era una
sonrisa conocida, de reconocimiento.
-Sí que lo ha sido -dijo concordando con José, pero quiero estar Juan Fernández hizo una pausa para enderezarse, con un gesto de
102 Predicando con integridad Fidelidad: Imagínese la diferencia 103

dolor en su rostro. Le dolía la espalda, pero eso no le importaba a él. una altura de tres pisos, ha estado ayudando a las personas a encontrar
-Esto es un poco más retador que solo colocarlas sillas -dijo José inspiración por más de cien años. El terremoto redujo el edificio a
con una sonrisa animadora. escombros a principio de esta semana, pero no ha destruido la fe de estos
-Todavía tenemos que poner las sillas. No ha quedado mucho de voluntarios dispuestos a seguir adelante. Este domingo, las personas
los bancos -dijo Juan mostrando una gruesa pieza de madera que había encontrarán una nueva forma de ánimo en los cultos que llevará a cabo
sido parte de un banco del templo, todavía se veía la cruz tallada en el el reverendo ... bueno ... mi hermano el pastor José Carda.
pino barnizado.
-Ya hemos conseguido sillas y vendrán mañana temprano -dijo
José-. Pedro Hernández me dijo que él se ocuparía de eso.
-Confío que traiga muchas. Creo que vamos a tener muy buena Luis Fernández se encontraba de regreso en casa cuando encendió
asistencia este domingo. la televisión. No podía ver ningún sentido en que él y Yolanda se
-He escuchado que Ana está trabajando muchísimo con el teléfono. estuvieran quedando en hoteles. Además, en algún momento ella
Juan sonrió nerviosamente. Ana ha aprovechado la oportunidad para tendría que regresar y entonces podrían hablar. Él sentía que estaba
hacer algo útil, cualquier cosa para distraerse de lo sucedido con Luis. listo para hablar. Tenía que hablar con alguien.
José, Juan y varios otros se encontraban metidos hasta las rodillas Ese es Tasé, dijo para sí, al aparecer la imagen de su amigo en las
entre los escombros cuando José pensó que había sentido algo de noticias de la televisión. Luis se quedó mirando todo el programa,
movimiento en el terreno. mientras un pedazo de pizza recalentada se volvía a enfriar en su mano.
-¿Ha sentido eso? -preguntó José, con visible preocupación. Se conmovió al ver a su padre ayudando a otros a limpiar el terreno
-He sentido algo -dijo Juan-. Me parece que el montón de para que hubiera espacio para que las personas pudieran adorar a Dios
escombros se ha movido un poco. el domingo por la mañana.
-¿No ha sido otro temblor? Papá ha sido estupendo, pensó Luis. No me puedo imaginar lo
Juan no estaba seguro si el movimiento había sido imaginado o había desilusionado que ha debido sentirse conmigo, cuando todo lo que me
sido causado por un pesado camión que acababa de dar la vuelta a la ha dado ha sido amor. Prestó atención a las palabras de esperanza que
esquina. El camión, que llevaba ellogo de Noticias de testigos oculares, José le estaba diciendo a su hermano Paco ante la cámara, y sintió que
se había estacionado a lo largo de la propiedad de la iglesia. El equipo las lágrimas comenzaban a rodar por sus mejillas.
de filmación de la cadena de televisión estaba saltando del camión, y Levantó el teléfono y llamó al hotel. No tenía necesidad de buscar
comenzaban a mirar dónde instalar las cámaras y demás equipo. Paco el número. Lo había memorizado aunque nunca lo había usado. Lo
Carda, bien vestido como siempre, bajó de los asientos delanteros con había intentado antes, pero no había encontrado el valor de hacerlo,
el micrófono en la mano. hasta ahora. "Agarra el teléfono" -dijo-. "Por favor, Yolanda, levanta
-¿Estamos bien de luz? el teléfono".
Uno de los asistentes le hizo la señal afirmativa con el pulgar de la "El cliente que ocupa el cuarto a donde usted ha llamado no está
mano. disponible en este momento. Por favor, deje un mensaje en el sistema
-La ciudad está iniciando su reconstrucción después del trauma del de teléfono automático del hotel". Luis colgó el teléfono en su lugar,
terremoto de esta semana -comenzó diciendo Paco. Todo el que ande preguntándose a que otra persona podría llamar ahora.
buscando una fuente de inspiración se beneficiará de mirar aquí, en la
esquina de la Quinta Avenida y la calle del Roble. Hace tres días, aquí
se hallaba uno de los templos más históricos de nuestra ciudad. Con
104 Predicando con integridad Fidelidad: Imagínese la diferencia 105

Imagínese la diferencia ... de un tiempo, poco a poco me fui acostumbrando. Me olvidé de lo que
era en realidad el llamamiento. Mi predicación se marchitó y mi visión
-Te agradezco de veras que estuvieras dispuesto a encontrarte menguó. Ya no podía imaginarme la diferencia que podría hacer mi
conmigo -dijo Luis mirando al suelo-o Después de la manera en que predicación.
te traté cuando fuiste a visitarme al hoteL .. -Es curioso que lo digas de esa manera -dijo José-. "No podías
-Creo que ha sido mejor así -respondió José-. Me parece que imaginarte la diferencia". Esa es la manera en que yo también lo
ninguno de los dos estaba en condiciones de apreciar lo que fui a decirte expreso. Estoy usando esa frase como una señal indicadora en mi
aquella noche. predicación: "Imagínese la diferencia". La uso para ayudarme a pensar
-Te felicito por lo que estás haciendo aquí -dijo Luis señalando a en la parte final del sermón. Mi tarea ... (José hizo una pausa.)
la propiedad del templo. Discúlpame que te esté metiendo en todo esto. No creo que tú quieras
Los dos estaban sentados en la parte delantera del viejo automóvil que te hablen ahora ...
de José. La propiedad de la iglesia había adoptado un aspecto surrealista -No, está bien -respondió Luis espontánea y rápidamente. Me
a la luz de la luna. Habían montado una plataforma provisional. Habían ayuda el hablar de la predicación. Es mucho mejor eso que seguir
puesto juntos los restos del viejo púlpito para que sirviera para la dándole vueltas a lo otro.
predicación de un sermón más. Todo lo que se necesitaba eran las sillas. Lo otro. A José le hubiera gustado hablar de lo otro. Tenía muchas
-Creo que te vi la otra noche aquí. preguntas que hacer acerca de ello. ¿Por qué lo hizo él? ¿Por qué lo
-Sí que me viste -admitió Luis. Vine buscándote o buscando a hizo ella?
Dios. Pero cuando te vi no logré encontrar el valor suficiente para Es cierto, es mejor hablar acerca de la predicación. Habrá tiempo
hablarte. para hablar del otro tema.
-Estabas extendiendo tus manos buscando ayuda. -Mi tarea -continuó José, al ir acercándome al final del sermón,
-Estaba asustado. (Luis comenzó a llorar, lo cual estaba empezando es usar mi imaginación para tratar de prever cómo el mensaje que Dios
a ser su estado normal.) Mañana vaya venir y te escucharé predicar. me ha dado podría cambiarlo todo. Más bien que solo tratar de concluir
Confío que sea uno de los buenos. (Trató de sonreír.) Vaya necesitar de una manera conveniente, trato de encontrar lo que puedo decir para
una clase especial de predicación que me ayude a pasar por todo esto. llegar al corazón de los oyentes y motivarlos. Hay mucho que está en
Vas a tener que ser asombroso. juego en nuestra predicación. Lo que quiero es ayudar a las personas a
-Pues me parece que te vaya desilusionar en cuanto a eso -dijo ver lo que podría suceder si de verdad escuchamos la voz de Dios y
José-. Pero está bien. Tú no necesitas que yo sea asombroso, lo que ponemos en práctica lo que Él dice. Me estoy convenciendo cada vez
necesitas es que Dios lo sea para ti, yeso es algo bueno para ti porque más de que no hay razón para la predicación si no esperamos ver la
Él siempre lo es, más de lo que jamás. te has imaginado. Yo solo soy el diferencia.
mensajero, el que les habla a los demás acerca de ello. Los dos hombres hicieron una pausa al pasar por la intersección un
José paró, incómodo con su entusiasmo. No estaba diciendo nada automóvil de la policía con sus luces destellando.
que Luis no supiera por sí mismo, pues llevaba en el ministerio tanto
tiempo como él mismo.
-No sé cuántos sermones he predicado desde que salí del seminario Imagfnese la diferencia
-dijo Luis-. Al comienzo, tenía una gran visión de lo que estábamos ¿Cuál sería el resultado si el sermón funciona,
haciendo. La predicación era algo tan poderoso e importante. Después si las personas escucharan de verdad el mensaje de Dios
Fidelidad: Imagínese la diferencia 107
106 Predicando con integridad

presente para ayudarlas a hacer que la visión se cumpla en la vida de


y respondieran en la manera en que Él lo espera? cada una de ellas.
.. Determine el talante que requiere el sermón. -Me gustaría escuchar esa clase de predicación ahora mismo
Discierna la respuesta activa que cabe esperarse, los -dijo Luis.
sermones siempre debieran hacer una diferencia. -Ven mañana, y puede que suceda.
Examine la intención del sermón desde varias perspectivas Parecía sonar un poco arrogante, pero ambos hombres entendieron
humanas. bien el espíritu con el que fue dicho.
-¿Qué te sucedió, Luis?
-Trato -dijo José, de plantearme las preguntas: "¿A qué se José no estaba seguro de si podía hacer la pregunta, hasta que se dio
parecerá, cuál será su olor, sabor, su efecto, si .los oyente~ de ve~d,a~ cuenta de que no podía dejar de hacerla.
respondieran al mensaje que Dios les está ofreCIendo? ¿Que ocurnna. -No lo sé. Sucedió inesperadamente. No conozco lo suficiente de
¿Qué cambiaría?" Trato de que mi imaginación vuele, pensar .en psicología como para entender las razones subyacentes. Todo lo que
pensamientos grandes prácticos, importantes acerca de lo .~ue DlOS sé es que bajé la guardia de mi vida privada.
podría hacer si nosotros de verdad esc~cháramos y:esp.ondleramos. José asintió, tratando de animarle a seguir.
-¿Cómo motivas esa clase de camblO? -pregunto Lms, empezando -La internet no me ayudó. Comencé inocentemente. Me imagino
a recordar al predicador que llevaba por dentro. que comienza así. Modelos con trajes de baño yeso me llevó a cosas
-Es algo más que simplemente dirigirse a la mente de los oyentes cada vez más excitantes. Sinceramente no sé cómo pude continuar
-dijo José-. De eso no hay duda. Si es que quiero motivarlos tengo predicando. Al final, ver mujeres en la internet no fue suficiente.
que hablarles al corazón, contarles experiencias, ofrecerles esperanza, Comencé a mirar a las mujeres en una forma como nunca antes lo
quedar completamente apasionado con todo el proceso. había hecho.
José hizo una pausa para pensar. Luis estaba llorando.
-Hace algunos años leí los escritos de Jonathan Edwards acerca de -Debiste de habérmelo dicho -dijo José.
los afectos religiosos. Escribió acerca de las cosas intangibles que -Sí, debí de haberlo hecho -reconoció Luis.
estimulan la acción en los creyentes, cosas tales como el amor o el -Yo hubiera estado allí para ayudarte.
odio, el deseo, la esperanza, el temor. Recuerdo que él escribió: "Me -Ya lo sé que lo hubieras hecho. Eso muy bien podría haber
atrevo a afirmar que nunca habrá un cambio importante en la mente significado que todo fuera diferente.
o en la conversación de la persona, por cualquier cosa de naturaleza -¿Recuerdas la experiencia de Moisés durante la batalla con la
religiosa, que yo haya leído, visto o escuchado, si no son conmovidos amalecitas en Éxodo 17? Moisés estaba en la cima de la colina
sus afectos".3 Me refiero a eso. dirigiendo la batalla con sus ayudantes. Mientras tanto que él mantenía
José se sorprendió de recordar la cita tan bien. sus brazos en alto, a Israel le iba bien en la batalla, pero tan pronto
-¿Pero cómo tocas esas clase de cosas en la predicación? -preguntó como él bajaba los brazos, comenzaban a perder terreno.
Luis porque quería de verdad saberlo. -Pero los brazos se le cansaron -recordó Luis.
-Tú sueñas sueños. Usas imágenes. Le das un puntapié a algunas -Por supuesto, él era solo un ser humano. Te puedes imaginar lo
cosas de la congregación ... bueno, tú sabes qué cosas. Agitas las cosas. cansado que estaría de mantener los brazos en alto, pero, no obstante,
Sobre todo, anticipas la presencia del Espíritu Santo y observas la él quería seguir manteniéndolos en alto.
presencia de Dios en el lugar. Tú inspiras a las perso.nas con l~ -Gracias a Dios que Moisés tenía amigos -dijo Luis.
posibilidad de un futuro diferente y las relacionas con el DlOS que esta
108 Predicando con integridad
Fidelidad: Imagínese la diferencia 109

-Estoy seguro que él agradeció que Aarón y Hur se acercaran y


sostuvieran sus brazos. Ellos se colocaron cada uno a un lado de Moisés esos domingos en el que le resultaría difícil cantar los himnos y leer
y mantuvieron firmes sus brazos hasta que terminó la batalla. Eso los anuncios.
presenta una gran imagen de amistad, de hermanos apoyándose unos ¡Vamos, siéntense ya y déjenme predicar! ... Sería un culto memo-
a otros en tiempos de cansancio. rable.
-Yo sé que tú lo hubieras intentado, pero no estoy seguro de que Su tiempo de oración antes del culto quedó interrumpido por la
yo te hubiera dejado -dijo Luis-. Estaba en plan de negación y no llegada de los miembros de la iglesia, más temprano de lo acostum-
pensaba que necesitaba ayuda. Solicitarlo habría significado admitir brado. Las sillas ya estaban llenas media hora antes de que comenzara
que estaba haciendo algo equivocado. No creo que yo estuviera listo el culto. Pedro Hernández había cumplido su palabra. Él había
para eso. coordinado que un equipo de creyentes de otra iglesia colocaran las
-Así, pues, ¿puedo ahora sostener tus brazos en alto, Luis? -pre- sillas en el césped de la propiedad, arregladas muy bien alrededor de
guntó José-. Quiero estar allí cuando tú me necesites. Quiero que lo que había sido el templo hasta hacía unos días. José se preguntaba
sepas que puedes contar conmigo y abrir tu corazón conmigo. Tú sabes si tendrían suficientes sillas.
que estaré siempre a tu lado, de eso puedes estar absolutamente seguro. No las hubo. Animados por el reportaje de Paco Carcía en la
-Ya lo sé, José. televisión y las llamadas de teléfono de Ana Femández, y quizá por el
José hizo una pausa para permitir que esos pensamientos de trauma causado por el mismo terremoto, las personas llegaron a
afirmación se filtraran profundamente. cientos, más de lo que José podía recordar en algún culto especial.
-¿Sabes qué clase de diferencia estoy imaginando para el sermón Además de los asistentes regulares, reconoció a otros que no eran
de mañana? -preguntó José-. ¿Sabes qué posibilidad tengo en mente? miembros de la iglesia. El mecánico que cuidaba de su automóvil
-Dímelo. estaba allí. También la mujer que generalmente encontraba en la caja
-Estoy orando para que Dios haga algo muy especial contigo y con registradora del supermercado. Otros muchos rostros no le resultaron
Yolanda, los dos juntos. Anticipo verlos a los dos orando y participando de familiares para nada.
la vida juntos. Los veo amándose el uno al atto y amando a Dios de nuevo. El culto mismo fue sencillo. Tenían electricidad gracias a la
Se hizo un gran silencio. No había tránsito. Era un momento santo. conexión que habían podido hacer con el edificio de oficinas cercano,
-Me gustaría pensar que eso podría suceder -dijo Luis-. Me lo que permitía usar el sistema de sonido. Eso había resultado más
gustaría muchísimo que así fuera. difícil de lo que habían pensado. Tuvieron que pagar al conserje del
edificio cuatro horas por solo abrir la puerta y conectar el cable. Pero
eso sirvió para que el hombre escuchara el culto.
José temía que el ruido del tránsito que pasaba y el aire frío
El pastor José Carcía corrió las cortinas y dio un suspiro de alivio. distrajeran a los oyentes al adorar en el exterior. En realidad, la
Iban a disfrutar de una hermosa mañana. No se veía ni una sola nube. congregación se mostró atenta y concentraba. Había determinación
Se duchó y se cambió rápidamente. Se había levantado temprano para en los participantes, como si estuvieran declarándose a sí mismos, a
pasar tiempo en oración antes de que los demás comenzaran a llegar. su Dios y a todo el mundo que ningún desastre los haría desistir de su
Le gustaba madrugar el domingo. Había algo especial en ese tiempo, llamamiento. Se vieron pañuelos de papel secando las lágrimas de
un poco de nerviosismo, pero sobre todo de anticipación, un sentido muchos en la congregación. A algunos de los nuevos se les veía poco
saludable de expectación. Este domingo por la mañana su expectación familiarizados con la adoración en una iglesia y parecían un poco
estaba bien sintonizada. Estaba listo para predicar. Iba a ser uno de incómodos, pero, no obstante, allí estaban interesados y participando
en todo lo que se llevaba a cabo.
Fidelidad: Imagínese la diferencia 111
110 Predicando con integridad

Vivimos la vida con el conocimiento de que nada es seguro, y


Hebreos 12:28-29 que todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos, pero no
estoy seguro de cuánto de verdad lo creemos hasta que no sucede
"Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible,
algo como esto. En momento, en dos temblores de la corteza
tengamos gratitud, V mediante ella sirvamos a Dios
terrestre, nos enfrentamos a la realidad de que todo es frágil.
agradándole con temor V reverencia; porque nuestro Dios
Todo puede venirse abajo a nuestro alrededor en un instante.
es fuego consumidor",

José hizo una pausa para que ese pensamiento calara en la mente
José se sintió especialmente complacido al ver a Luis sentado en la
de cada uno de los presentes.
tercera fila a partir del final de la parte izquierda, tratando de no llamar
la atención, Conociendo a Luis, esta era probablemente la primera que
Yo solía pensar que eso de un seguro contra terremoto es muy
no predicaba en un domingo desde sus vacaciones hacía un año.
caro¡ pero ahora, mirando a mi alrededor aquí, me doy cuenta
La multitud quedó en silencio cuando José se levantó para predicar.
de que fue dinero bien gastado. Tenemos la seguridad de que
Comenzó con muy poco preámbulo. Simplemente dio la bienvenida
vamos a reconstruir este lugar.
a los visitantes y agradeció a los miembros por su disposición de adorar
en el exterior. Entonces, con voz fuerte, leyó su texto. Quería
Los participantes comenzaron a aplaudir. Uno de los ellos comenzó
comunicar su confianza de que Dios estaba obrando en su adoración
a soltar exclamaciones de aprobación. Uno "más espiritual" dio un
allí ese domingo. La lectura culminó con las palabras poderosas de
sonoro" ¡Amén!"
Hebreos 12:28-29: "Así que, recibiendo nosotros un reino inconmo-
vible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole
Pero no estoy seguro si alguna vez volveremos a ser los
con temor y reverencia¡ porque nuestro Dios es fuego consumidor".
mismos. Ahora conocemos más acerca de nuestra fragilidad.
Después oró de forma breve y sencilla, pidiendo que Dios hablara y
Cada vez que pase un tren o un camión pesado y sintamos el
que los oyentes estuvieran dispuestos a escuchar y responder. Entonces
temblor, nos pondremos a pensar. ¿No es cierto?
comenzó.

Ustedes saben que el antiguo pueblo hebreo se enfrentó a


Las cosas han estado por aquí un poco temblorosas en los últimos días.
circunstancias similares. Hebreos 12 nos recuerda de una
ocasión cuando ellos se encontraron con Dios al pie del Monte
Trató de comunicar estas primeras frases introductorias en un cierto
Sinaí y el sonido de su voz hizo que la tierra temblara. Las
sentido de humor. Unos pocos oyentes rieron. Otros no estaban seguros
rocas comenzaron a caer y el fuego se elevó al cielo. Pero
si eran apropiado reírse en el culto de una iglesia.
aquello no fue lo peor. Ellos sabían que esto era solo el
comienzo, pues un día Dios volvería a hablar y esa vez su voz
Ha sido una semana bien movida, ¿no es cierto?
haría que temblara no solo la tierra, sino también el cielo (v.
26). Las Escrituras lo llaman el juicio, y aunque ha pasado el
Muchos asintieron con la cabeza, entre ellos lo hizo Lidia Martínez.
tiempo, nosotros todavía esperamos con nuestro recuerdo,
Los Sánchez se encontraban sentados con sus cuatro hijos adolescen-
sabiendo que el juicio de Dios es una realidad que hay que
tes. José no estaba seguro, pero por el aspecto de él le pareció que estaba
enfrentar. Este mundo es responsable ante el Dios que lo creo.
comenzando bien. Silvia Escobar le sonrió animándolo.
Un día este mundo caerá en ruinas.
112 Predicando con integridad Fidelidad: Imaginese la diferencia 113

Era un mensaje fuerte. José tenía esa intención. Él fue capaz de del que estamos hablando, solo una cosa puede permanecer
relacionar la historia del texto (la historia de ellos: El recuerdo de los ante el juicio y es el reino de Dios.
hebreos de cuando la voz de Dios hizo que la tierra se conmoviera),
con la experiencia del oyente (nuestra historia: El terremoto que había Hizo una pausa y se secó la frente con un pañuelo. Sintió como si
ocurrido esa semana), con la historia suprema de Dios (su historia: El estuviera sudando, aun cuando la temperatura era demasiado fría para
juicio inminente). No había duda que había captado la atención de los que eso pudiera suceder.
oyentes. Lo que él hiciera con ello ahora era lo esencial. Había llegado
el momento de "dar a conocer la enseñanza", José se dijo a sí mismo. Cuando Dios se levante y hable de juicio al mundo, habrá
muy poco que nosotros podamos hacer. Todo lo impuro y tem-
El reino de Dios no puede ser conmovido. Esa son las buenas poral, todo lo débil y malo, todo quedará deshecho y caerá,
noticias que quiero que ustedes escuchen en esta mañana. En terminando en un montón de polvo y escombros a todo
un mundo cuando todo se estremece, cuando todo es inestable, alrededor. Solo una cosa permanecerá, el reino inconmovible
hay un lugar seguro, algo que es confiable que no se de Dios. Y nosotros nos salvaremos si estamos vinculados con
estremecerá y que no puede caer: El reino de Dios. él. El reino de Dios no puede ser conmovido.

José leyó de nuevo la frase clave en el versículo 28: "Así que, Esa era una palabra de esperanza. José quería que los oyentes
recibiendo nosotros un reino inconmovible". Volvió al versículo 27 percibieran el sentido de promesa inherente en esas palabras, pero no
que presenta la imagen de lo temporal, de las cosas creadas que habían hasta que lucharan con ello por un tiempo. Como un pescador, él tenía
sido removidas, a fin de que solo permanezca lo eterno. a su pez enganchado, pero necesitaba dejarlo correr un tiempo antes
de sacarlo del agua.
Recuerdo una exhibición científica mundial que visité hace
algunos años. En una de las salas había una exhibición Por supuesto, es difícil agarrarse a algo cuando el terreno
importante de juguetes construidos con Legos®. Había pasado tiembla. Resulta difícil encontrar los asideros cuando todo el
mucho tiempo desde que jugaba con esos bloques, pero me mundo parece inestable. Es difícil saber dónde poner los pies
sentí lo suficientemente atraído como para pasar y verlo. Me cuando la tierra tiembla bajo tus pies.
llamó la atención la gran creatividad e ingeniosidad de las
personas. Había máquinas, animales y ciudades enteras Hay un antiguo relato, escrito hacer años por Joseph Addison.
construidas con bloques. Algo que atrajo especialmente mi En él nos habla de un empresario que se encuentra en una isla
atención fue un simulador de terremotos donde se animaba a tropical. Hace un gran negocio vendiendo una pastilla que, cito,
los visitantes a edificar estructuras sobre una plancha de metal. "es muy buena contra los terremotos". Hermanos, a mí me
Luego de haber construido todo el edificio, pulsaban un botón gustaría poder contar con algunas de esas pastillas. En esta
para hacer que todo se estremeciera. Las piezas se separaban y semana podía haber usando un camión cargado de esas pastillas. 4
todo caía a pedazos. La idea consistía en saber si eras capaz de
construir algo que pudiera resistir el temblor. José comenzó a sentir que se aflojaba un poquito. A pesar de toda
la confianza que deseaba transmitir, la semana lo había hecho
Pensé en esa idea cuando leí este texto. Solo hay una cosa en estremecerse profundamente. Quería ser fuerte para las personas, pero
este mundo que puede aguantar esa clase de estremecimiento él era solo un ser humano. Él también tenía sentimientos. Hizo una
114 Predicando con integridad
Fidelidad: Imagínese la diferencia 115

pausa y se fijó en el pastor Juan Fernández que se había sentado junto


Encontramos nuestro fundamento en el reino de Dios.
a su hijo. Juan asintió con la cabeza y José siguió adelante con lo que
Mirémonos a nosotros mismos. Veamos lo que estamos
tenía que decir.
haciendo hoy en este lugar. No necesitábamos este edificio
para ser la iglesia. No necesitábamos la estructura para darnos
Esta ha sido una semana terrible para mí, y con franqueza, el
viabilidad. Los teólogos nos han dicho por años que la iglesia
derrumbe del edificio de la iglesia ha sido solo una pequeña
no es un edificio. La iglesia somos nosotros, el pueblo de Dios.
parte de todo por lo que Dios me ha permitido pasar. He visto
Nosotros somos la iglesia y aquí estamos juntos, tan fuertes
el derrumbe de relaciones, he visto a mi esposa en el hospital,
como siempre, dando testimonio de esta realidad.
he visto la debilidad de amigos de muchos años, he visto mi
propia debilidad en maneras que probablemente ustedes no
José se movió a un lado de la plataforma provisional y señaló al
quisieran que yo hablara de ellas.
púlpito.

Algunos de los oyentes se movieron inquietos en su silla al seguir


Miren este púlpito ... por favor. Ya no se parece a un púlpito
José hablando, describiendo con tacto el trauma que viene cuando
para nada. Teníamos la costumbre de sentirnos orgullosos con
luchamos por ser fieles en un mundo que se siente tan frágil. José elevó
nuestro mobiliario, en nuestra historia, en nuestras
ahora un poco su voz.
estructuras. Pero hemos aprendido que todo puede venirse
abajo y quedar hecho pedazos, como este púlpito.
y no obstante, he visto también la gracia de Dios. He sentido
su perdón y los he visto a ustedes, el Cuerpo de Cristo, mostrar
Solo una cosa no será conmovida. El reino de Dios es lo único
una capacidad de resistencia que demuestra la verdad de
que permanecerá para siempre. Es lo único que nos da
nuestro texto.
esperanza. El reino de Dios nunca caerá y nosotros encontra-
remos nuestra salvación en nuestra relación con el reino por
Es hora de concluir, se dijo José a sí mismo. Miró a Luis Fernández
medio del sacrificio de amor de nuestro Señor Jesucristo.
sentado entre la multitud. Recordó su conversación de la pasada noche.
La pausa fue un poco larga, pero necesitaba disponer su mente para la
Aquello era bueno, pensó José, pero no suficientemente bueno. Sé
conclusión. Escuchó un poco de movimiento en uno de los lados y se
específico, se dijo a sí mismo.
emocionó al ver a Yolanda que llevaba a Ester en una silla de ruedas
por un pasillo lateral.
Algunos de ustedes están preocupados acerca de su futuro.
Ester miró a su esposo y le sonrió. Levantó la mano y lo saludó.
No saben si podrán conservar su puesto de trabajo. No saben
Sus ojos se encontraron y José se sintió incapaz de seguir hablando.
si podrán conservar su fe. ¡Permanezcan firmes! ¡Sigan
Paco Carda se levantó y acudió a dar un abrazo a su cuñada. Para
adelante! Dios tiene un propósito y Él lo llevará adelante.
entonces toda la congregación se había dado cuenta de la llegada de
Ester y toda la reunión estaba en peligro de terminar acudiendo todos
Causa gozo ofrecer esperanza. Recordó haber leído en alguna parte
a saludar gozosamente a Ester. José se sintió tentado de resumir y
que si un predicador no podía ofrecer esperanza, debiera sentarse y
concluir en ese momento, pero se recuperó. Lo que estaba diciendo
callarse. Si un predicador no tiene esperanza, no tiene nada.
era demasiado importante. Tenía que terminar como correspondía.
Puede que algunos de ustedes estén escuchando estas cosas
Fidelidad: Imagínese la diferencia 117
116 Predicando con integridad

unido a ellos en el césped de la propiedad-o Creo que yo tenía ese


por primera vez o por primera vez en mucho tiempo. Ustedes sentimiento cada vez que predicaba.
quieren creer que en estos tiempos de incertidumbre hay fu- -Al menos a mí si me tocó -dijo Paco Carcía sonriendo-o Había
turo, que hay una trayectoria para la vida, que este mundo se algo especial en su sonrisa.
mueve hacia una meta, que hay esperanza en nuestro futuro. José examinó a su hermano cuidadosamente.
Estoy aquí para decirles que esa esperanza existe y que la -¿Qué es lo que estás tratando de decir, Paco? -preguntó.
encontramos en Cristo Jesús. Está disponible para cada uno Paco reflexionó antes de responder. Estaba tocando con la punta del
de nosotros aquí presentes. Está disponible para usted hoy. zapato algo que había entre el césped. Al final, levantó la mirada, con
una sonrisa de paz en sus labios.
Todos estaban reunidos frente a él, las personas que lo significaban -Lo que estoy diciendo es que ya era hora de encontrar mi
todo para él. Estas eran las personas por las que él se preocupaba, las fundamento. Tenemos que hablar, José. Quizá me puedas ayudar a
que Dios le había dado para que las pastoreara. Podía haberlas tomado saber cómo orar.
una a una y haber descrito las situaciones de la vida de cada una de -José respondió dándole un gran abrazo.
ellas. Podía haberlas exhortado a cada una de ellas individualmente, Lo hubiera seguido abrazando por largo tiempo si otros no hubieran
yen los días venideros probablemente lo haría. Pero ahora, les hablaba estado esperando. Luis y Yolanda estaban hablando yeso era una buena
en general, aunque directamente. Les hablaba la verdad como uno que señal. Juan se había sentado junto a Ana. Ana estaba llorando, pero
los amaba. José sintió que esas lágrimas eran sin duda diferentes de las que había
derramado al principio de la semana.
Estamos recibiendo un reino que no puede ser conmovido. También estaba allí Ester. José estaba deseoso de demostrarle a su
Hay solo una respuesta y es la de la gratitud y la adoración. esposa cuánto la amaba. Habría tiempo para expresiones afectuosas,
Debemos servir a Dios. Debemos adorarlo en gratitud por el por supuesto, entre el proceso de reconstrucción del edificio, aconsejar
hecho de que Él asegura nuestro futuro. No seremos a amigos para llevarlos de nuevo a la salud matrimonial y predicar
conmovidos mientras tanto que estemos vinculados con sermones. No sería fácil. Después de todo, él era solo un ser humano.
aquello que es firme y estable: El reino que no puede caer. Pero mediante la gracia de Dios y para su gloria, él perseveraría.
Aunque toda la tierra se derrumbe a nuestro alrededor, José volvió a la plataforma y recogió su Biblia. Paró un instante antes
nosotros no caeremos. No seremos estremecidos. Nosotros de salir y se agachó a recoger un pedazo de ladrillo. Lo examinó y le
ciudadanos del reino, del reino inconmovible de Dios. dio vueltas en su mano. Lo puso en su bolsillo y se dirigió hacia donde
se encontraba su esposa que lo miraba y sonreía cariñosamente. José
sonrió también y se acercó a ella.
Él tenía ahora un sermón para vivirlo y estar a su altura.

-Las personas seguirán hablando acerca de este domingo por


mucho tiempo -comentó Paco Carcías después del culto
-No sé -respondió José-. No estoy seguro si de verdad logré que
lo entendieran y les tocara el corazón. Esperaba mucho de este sermón.
Había mucho que quería decir, y no sé si hice todo como correspondía.
-Conozco ese sentimiento -dijo Luis Fernández que se había
SEGUNDA PARTE

La enseñanza
5

Clínica en predicación
integradora

Lo que más me ha sorprendido desde la publicación de Predicando


con convicción es la respuesta que recibe mi predicación de creyentes
maduros. Al haber invertido mi energía en el desarrollo de un modelo
de predicación para oyentes posmodernos, no debiera esperar que acuda
un flujo constante de ancianos, hombres y mujeres, a expresar su
reconocimiento y agradecimiento.
Pienso que sucede porque les doy la Biblia. No importa lo que esté
tratando de hacer y con cuanta creatividad esté procurando hacerlo,
quiero que las personas sepan siempre que lo que les estoy dando son
las Escrituras. Allí es donde, después de todo, está el poder. Mis santos
hermanos ancianos saben reconocerlo y apreciarlo cuando lo escuchan.
He llegado a pensar que nos avergonzamos de la Biblia. Al menos
terminas pensándolo cuando asistes a muchas de nuestras iglesias. Ya
no parece importante el llevar una Biblia al templo. Nuestras lecturas
de la Biblia en público son breves y nos aseguramos de usar las
paráfrasis más contemporáneas. Los sermones mismos insisten en la
121
Predicando con integridad Clínica en predicación integradora 123
122

aplicación, enfocándose en experiencias y metáforas contemporáneas, a hacer elecciones improductivas. Estoy convencido que los
ofreciendo referencias incidentales a la Biblia, como si no estuviéramos predicadores no debieran verse obligados a elegir entre predicar la Biblia
seguros de que de verdad importa. Proyectamos los textos bíblicos y predicar acerca de "necesidades sentidas" por los oyentes. La
sobre la pared porque creemos que la mayoría de los participantes no predicación narrativa no debiera estar en oposición a la predicación
tendrán su Biblia con ellos. ¿Por qué supone usted que los creyentes expositiva, especialmente en razón de que a Dios le ha placido darnos
dejan su Biblia en casa? ¿No es debido a nadie espera que lleven en su una gran parte de las Escrituras en la forma de historia.
mano la Palabra de Dios, de modo que proyectan el texto? Esto se La integración describe la manera en que dos entidades distintivas
parece al viejo ejemplo de qué fue primero la gallina o el huevo. funcionan juntas sin comprometer la integridad. La integridad tiene que
Es obvio que la cultura contemporánea es bíblicamente analfabeta. ver con lo que es completo (como un "número entero"). Entonces, lo que
No podemos dar por supuesto que cualquiera que entre en el templo hace la predicación integradora es juntar cosas como la cabeza y el corazón¡
tenga la menor idea acerca de si existe en el Antiguo Testamento el el texto y el hoy, sin sacrificar para nada la integridad de las partes.
libro de Ezequías. Ni tampoco podemos pensar que estén interesados Puede parecer oxímoron (figura retórica o de lenguaje mediante la
en esa cuestión. Es cierto que a la Biblia se la ignora, se la difama y se cual la expresión produce un efecto que parece contradictorio, como
la malentiende, pero nadie esperaría que eso suceda en la iglesia. "amabilidad cruel" o 11 corre despacio") darnos cuenta de que tales
Estoy convencido de que nadie se va a sorprender si abrimos una combinaciones aparecen en la Biblia. Quizás el más grande de los
Biblia en el edificio donde se reúne la iglesia. Después de todo es la ejemplos para los predicadores es la Palabra (el Verbo) se hizo carne
iglesia. A nadie se va a importar. De forma que anímese y lea las (Tn. 1:14). Cristo Jesús no escogió entra la divinidad y la humanidad.
Escrituras en el templo. Nadie se va a ofender, a menos que la ofensa Del mismo modo, los predicadores tampoco debieran tener que escoger
venga del mismo evangelio. Algo muy distinto es que el oyente entre los oyentes y la Palabra de Dios
posmoderno le conceda autoridad a su presentación de la Biblia, pero
él o ella no van a discutirle su derecho a usar su propio libro.
Lo que no debe hacer es fastidiarlos con ello, pues puede que ese
pecado no se lo perdonen. ¿Cuál es la gran idea?
Si la predicación va a ayudar a las personas a oír un mensaje de parte
Comprensión
de Dios, va a tener que usar las Escrituras, porque la Biblia es el
instrumento que Dios usa para dar a conocer su camino y voluntad.
La Biblia tiene autoridad y si hacemos de ella nuestro texto,
entendemos que Dios hablará con poder por medio de su Palabra para
cambiar la forma de la vida y de la historia. Como Pablo le dijo a
Timoteo: "Que prediques la palabra" (2 Ti. 4:2a).

El modelo integrador
Este libro está basado sobre un modelo que llamo Predicación
integradora. Durante demasiado tiempo, el estudio de la homilética Comprensión

se ha estado formando sobre un sistema de polaridades (exposición o


narración¡ explicación o experiencia), lo cual ha forzado al predicador
124 Predicando con integridad
Clínica en predicación integradora 125

¿Cuál es la historia? La integración del texto V el corazón


La primera tarea del predicador es involucrar al oyente. Los están llamados a proclamarla. Es mucho mejor que seamos sinceros y
predicadores nunca debieran dar por supuesto que los oyentes acuden expliquemos la verdad con claridad.
al templo con un profundo deseo de escuchar sus sermones. Las per-
sonas tienen una capacidad de atención limitada. Probablemente es
cabeza
mucho mejor que el predicador se imagine al oyente sentando con los
brazos cruzados y preguntando" ¿y qué? Demuéstreme que merece la ¿Dequ~.
se trata?
¿Cuál es la enseñanza?
pena que yo dedique mi tiempo a escucharlo".
La mejor manera en que el predicador puede ayudar al oyente a Texto

superar su escepticismo es haciendo la pregunta" ¿Cuál es la historia?"


Todo texto tiene una historia. La Biblia está llena de seres humanos
auténticos que pasaron por casi todas las situaciones humanas que
nuestros oyentes experimentan. Trabajar con la humanidad que
impregna el texto les dará a los oyentes personas de carne y hueso con
las que pueden identificarse. Quizá se convenzan de que la Biblia,
después de todo, tiene relevancia para ellos. Quizá la mejor manera en que el predicador puede lograr esto es
respondiendo a la pregunta: "¿Cuál es la enseñanza?" de este texto.
Quizá sea o no sea complejo o profundo, pero es siempre importante
y el oyente necesita conocerlo.

Texto
¿Y
qué?
=l
¿Cuál es la historia?
¿Cuál es el problema? La integraCión de la cabeza V el hoy
La tercera tarea del predicador, y quizá la más apremiante, es ayudar
al oyente a luchar con sus objeciones naturales al texto. Solo porque usted
ha sabido "expresar la enseñanza" no quiere decir que van a responder a
ello. Nuestra tarea no ha terminado solo cuando el oyente ha entendido
Corazón
lo que decíamos. Más bien, imagínese al oyente moviéndose incómodo
en su asiento y diciendo: "Sí, ya entiendo lo que está diciendo, pero no
estoy seguro de si puedo (o quiero) aceptarlo".
¿De qué se trata? La integración del texto V la cabeza
La segunda tarea del predicador es enseñar al oyente. Las personas
necesitan saber de qué trata aquello. La identificación con la

l:
Sí,
experiencia bíblica es una buena manera de comenzar, pero por lo ge- pero...
neral no es suficiente. Las historias tienden a ser abiertas, sin límites. ¿Cuál es el problema?

Puede que esa sea la razón por la que nos gustan tanto, pues nos Hoy

permiten aportar nuestros propios significados, pero la intención de


la Biblia es más que eso. La Biblia tiene una agenda y los predicadores
126 Predicando con integridad Clínica en predicación integradora 127

El predicador necesita preguntar: "¿Cuál es el problema?" Tiene que Argentina, la República Dominicana o donde quiera que estén,
entrar al área de las suposiciones y objeciones bien enraizadas del escuchen la importancia y relevancia de la ley. Pienso que tendría algo
oyente. ¿Qué obstáculos necesitan ser vencidos para llevar al oyente que ver con la búsqueda de la santidad y si eso no es relevante hoy no
a decir: "Está bien, de acuerdo. Estoy listo para responder"? sé lo que lo sería. 1
El texto clave elegido por el pastor Carda es Hebreos 11:18-19. Las
¿Cuál es la diferencia? La integración del hoy y el corazón imágenes del terremoto le parecieron útiles para desarrollar una
La última tarea del predicador es ayudar al oyente a imaginarse las metáfora relacionada con el reino y con la inestabilidad de la vida
posibilidades que pueden surgir de la obediencia al llamamiento de humana en la cultura contemporánea. Los predicadores luchan por
Dios mediante este sermón. "¿Ahora qué?", dice el predicador. ofrecer una palabra de seguridad en un mundo que se estremece debajo
"¿Cómo cambiará el mundo a causa de que hemos estado escuchando de los pies de las personas. La importancia y relevancia de la imagen
a Dios en esta mañana?" para mí puede que tenga algo que ver con el hecho de que vivo en una
De esta forma el predicador responde a la pregunta: "¿Cuál es la zona de frecuentes temblores en la costa del Océano Pacífico en los
diferencia?" Siempre debiera haber una diferencia. Nunca debiéramos Estados Unidos.
imaginarnos que nuestra predicación quede simplemente en un asunto Preparé un sermón similar en 1996 y desde entonces he predicado
de educación o entretenimiento. Deseamos ver que suceden nuevas distintas versiones del mismo, adaptándolo cada vez para que sirva
cosas por la gracia de Dios y para su gloria. Imagínese que ... bien en las situaciones particulares de tiempo y cultura de los oyentes.
Rara vez escribo un sermón completo. Uno de los beneficios de ese
método es que, si tengo que predicar de nuevo ese sermón, me veo
forzado a rehacerlo, de manera que resulta renovado y actualizado.
En este caso voy a trabajar con los mismos puntos básicos del
sermón de una forma más deliberada que lo podía hacer en el sermón
I-Ioy de José. Las secciones clave del sermón aparecerán en letra cursiva.

D ¿Ahora
qué?
¿Cuál es la diferenCIa?

Corazón
Los comentarios aparecerán en el tipo de letra normal. Trataré de que
aparezca como lo prediqué en mi iglesia local, en Surrey, en British
Columbia. Soy afortunado de que mi pastor y amigo, David Horita,
que es un excelente expositor bíblico, no acapara el púlpito, aunque a
algunos en la congregación les gustaría que lo hiciera.

La elección del texto Fundamentos Que tiemblan. Hebreos 12:28~29

La primera tarea en la predicación es la elección de un texto Las cosas se pondrán temblorosas


apropiado. Cuando los estudiantes me preguntan qué texto debieran
predicar, tiendo a responder con ambivalencia: "¿Está en la Biblia?" Usted no esperaba seguridad, ¿verdad que no? La bolsa de
Si es así, merece la pena predicarlo. Estoy convencido de que la Biblia valores es una montaña rusa. Su puesto de trabajo puede
es inherentemente relevante, toda ella. Levítico es digno de ser desaparecer. El porcentaje de divorcios es tan elevado que nos
predicado siempre y cuando nosotros podamos interpretar nuestro despierta muchas preguntas y los científicos todavía nos siguen
texto de tal manera que nuestros oyentes en Estados Unidos, México, avisando que "uno de los grandes" está por venir. (Se refiere a
128 Predicando con integridad Clínica en predicación integradora 129

uno de los grandes terremotos que aparece cada cierto tiempo.) Dios habló desde el monte y toda la tierra se estremeció al
Las cosas se pondrán un poco temblorosas. Hace poco pregunté sonido de su voz. Todos habían escuchado las historias acerca
cuánto me costaría una póliza de seguros contra terremotos. del humo y del fuego y de que no era nada sabio provocar a
Me informaron que costaría un cincuenta por ciento más que Dios. Él prometió que volvería a hablar de nuevo, y esta vez
toda cobertura básica. ¿Se lo pueden imaginar? Me costaría [dice el v. 26], haría que se estremeciera no solo la tierra, sino
cuatrocientos dólares todo lo demás: Incendio, robo, invasión también el cielo.
extranjera, pero si quería la cobertura contra terremotos,
tendría que pagar seiscientos dólares más. ¡Qué barbaridad! Eso lo conocemos como el juicio y este viene. Los hebreos lo
sabían y lo esperaban. Ellos entendían la inestabilidad básica
Decidí arriesgarme. Por supuesto, me asusto y me quedo sin de todo lo creado. Sabían que Dios les reclamaría y les tendría
respiración cada vez que leo uno de esos artículos en el como responsables.
periódico o esas entrevistas en la televisión, ustedes saben,
me refiero a esas con un sismólogo hablando acerca de que No hay mucha narración en el libro de Hebreos, pero hay un sentido
suele haber un gran terremoto en nuestra área cada cincuenta de humanidad. Me hubiera gustado haber sacado más de una historia
años más o menos. Piense en ellos, pues ya han pasado de los pocos hechos que tenía a mano. Podía ciertamente haber creado
cincuenta años desde que ocurrió el último. Como la mayoría un mayor sentido de urgencia. Sin embargo, estaba preocupado de que
de nosotros, vivo aceptando el riego. Todos vivimos con el podía aparecer como artificioso. No sabemos mucho acerca de quién
conocimiento de que toda esta zona es inestable y que uno de escribió la carta y conocemos poco acerca de los sucesos específicos
esos buenos temblores puede hacer que todo se derrumbe a que la motivaron. Aquí estoy tratando de conectar a las personas que
nuestro alrededor. me escuchan a mí con los que fueron los primeros lectores. Quiero
que mis oyentes presten atención a su propio sentido de responsa-
Yo sé, lo que usted quiere es escuchar un sermón, no unos comentarios bilidad o al menos, a su propio temor de que el juicio es una realidad
dispersos acerca de preparativos acerca de terremotos, pero yo tengo que y viene, y tendrán que rendir cuentas. Todos tenemos en alguna parte,
captar primero su atención antes de que estén dispuestos a oírme. Las dentro nuestro, ese sentido esencial de nuestra futura evaluación.
imágenes del terremoto nos vienen directamente del texto, como sucede
con todas las buenas imágenes para sermones. Todo eso tiene ese sentido Usted lo sabe y yo lo sé. Cada vez que la tierra tiembla,
de relevancia diaria y fraguaré una transición suave y útil al contenido recordamos que hay cosas que no podemos controlar. El mundo
del mensaje. Si hago mi tarea como corresponde, comenzaré a demostrar es mucho más grande que nosotros y aunque no queremos
cierta ansiedad latente que yo sé está oculta en el corazón de cada uno aceptarlo, a veces somos golpeados por cosas tan grandes que
de los oyentes. Volveré a trabajar en eso más tarde, pero si le puedo ayudar no tenemos otra alternativa que lidiar con ellas. Las llamamos
a sentir su propia inseguridad, usted estará mejor predispuesto para la actos de Dios (que es una buena manera de llamarlas). Hay
enseñanza que sigue. fuerzas en este mundo que nos pueden vencer y derribarnos,
que nos asustan mucho cuando nos atrevemos a pensar en
El pueblo de Israel entendería esto muy bien. Sabían lo que ellas. Las cosas se pondrán temblorosas.
significaba vivir con un ojo puesto en el sismómetro?
(sismógrafo?). Ellos contaban con una buena memoria y este Note la repetición de la coletilla. Eso es algo que aprendí del libro
texto los lleva en sus recuerdos hasta el Sinaí [Éxodo 19] cuando Homiletic [Homilética], de David Buttrick y para mí tiene mucho
Predicando con integridad Clínica en predicación integradora 131
130

sentido. 2 Más bien que usar divisiones en varios puntos obvios que que sus pies están sobre roca firme. Cuando todo 10 demás se
aburren a las personas con su falta de sentido, prefiero desarrollar un desmorona a su alrededor, el reino de Dios queda. El reino de
sermón un poco más orgánicamente, creando un sentido de continuidad Dios nunca será conmovido.
que ayuda al oyente. El sermón tiene estructura, pero no necesito ver el
esqueleto; prefiero mantener los huesos debajo de la piel. Quizás eso Me gusta ser abierto en cuanto al segundo cuadrante del sermón.
ayuda a pensar en tramar y argumentar más que en bosquejar. Lo que trato es de dar a conocer una enseñanza y no hay razón para
No obstante, los oyentes necesitan algunas señales indicadoras. dedicarse a dar vueltas. Este no es el momento para sutilezas. Pararé
Trato de usar coletillas, frases sencillas y fáciles de recordar para ese en seco si es necesario, agarraré a las personas por los hombros y las
propósito, que repito como un estribillo. Las repito dos o tres veces al zarandearé, para estar absolutamente seguro de que conocen la gran
comienzo y al final de cada sección para que el oyente pueda seguir idea. Mi convicción por el estudio del texto es que la idea más
mi línea de pensamiento. No necesito que los oyentes memoricen mis importante, lo que Dios quiere que ellos sepan por medio de este texto
coletillas o que las escriban para rellenar los espacios en blanco del en este momento, es que Él está edificando un reino que permanecerá.
bosquejo impreso en el boletín (no hay nada malo con eso). Me siento No puedo arriesgarme a que ellos no capten esto, pues de lo contrario
satisfecho si eso sucede subliminalmente. el sermón se pierde.
Me gusta usar coletillas que se puedan recordar y repetir fácilmente.
Con frecuencia mis estudiantes quieren usar frases como coletillas, Hay varias cosas que necesitamos notar en este texto.
en vez de expresiones sencillas. liLa inestabilidad de la vida
contemporánea 11 , puede servir como un subtítulo en una página escrita, Mi plan es estudiar el texto, detallando las cosas que se enseñan aquí.
pero no es una buena coletilla. Todo predicador que trata en realidad
de decir tales cosas en un sermón terminará dando la impresión de Primero, el versículo 26 nos recuerda que Dios conmovió la
hablar como un profesor. ¡Qué horror! Lo último que quiero para mis tierra antes, y que Él puede, mejor dicho, la conmoverá de
oyentes es que piensen que les estoy dando una conferencia. Ya es nuevo. El primer temblor se refiere a la experiencia en el Sinaí
suficientemente malo que tengan que escuchar un sermón. liLas cosas (vv. 18-21) cuando Dios se dio a conocer en el monte. Aquel
se pondrán temblorosas", puede que no sea elegante, pero es algo que momento fue tan espantoso que las personas lo recordaron
puedo decir en un sermón. para siempre.
He encontrado también que las coletillas facilitan transiciones
suaves. En este caso, es una transición fácil pasar de lilas cosas se No sentí que fuera necesario decir mucho acerca del Monte Sinaí
pondrán temblorosas" a decir 11 el reino de Dios nunca será porque ya había descrito aquel acontecimiento en el primer cuadrante.
conmovido".
Con todo, Dios ha prometido que volvería a conmover la tierra
El reino de Dios nunca será conmovido una vez más. Esta es una promesa de juicio. Aparece descrito
de forma más completa en el versículo 29 con el uso de una
Eso es lo que ustedes necesitan escuchar. Eso es lo que me segunda metáfora, además de la del terremoto: La del fuego
sacó a mí de la cama esta mañana. Me desperté sabiendo que consumidor. Ambas imágenes describen la destrucción de los
tendría la oportunidad de pararme en la plataforma y decirles elementos físicos debido a la intervención deliberada de Dios
la verdad que Dios quiere que ustedes conozcan: Su reino en el mundo que Él ha creado.
permanecerá. Es inconmovible, es el único lugar donde siente
Clínica en predicación integradora 133
132 Predicando con integridad

De nuevo, siento que quiero decir algo más aquí, pero guardaré parte
En este momento, podía haber introducido otros textos e
del lenguaje de motivación para el cuarto cuadrante.
información para apoyar la enseñanza de que Dios tiene la intención
de juzgar. Decidí que para este sermón no iría más allá de este texto.
Por último, los que están en Cristo, que están vinculados
con el reino inconmovible, tienen una sola respuesta. Esa
Segundo, el versículo 26 nos dice que cuando, no si Dios lo
respuesta es gratitud y servicio. En realidad, el texto usa la
hiciera, Dios conmueva de nuevo la tierra, los efectos se
misma palabra para describir ambas respuestas. Algunas
extenderán no solo a la tierra, sino también al cielo.
versiones de la Biblia hablan de adoración" y "servicio", pero
11

de hecho es lo mismo. Porque adoramos en acción.


Esto indica que el terremoto de Dios no estará localizado como
Respondemos por medio de la adoración.
sucedió en el Monte Sinaí. Esta vez afectará a todo el orden
creado.
No quiero dedicar demasiado tiempo a la consideración del griego.
Sin embargo, encontré interesante y útil notar que la palabra griega
A menudo he encontrado que me ayuda el numerar las observa-
1atreuo podía ser traducida como adoración o como servicio. Solo
ciones ("primera,,,. segunda,,,. tercera,,,."), aunque estos no son
expresar la palabra griego en un sermón puede tener un efecto negativo
"puntos" en el sentido retórico tradicional. No razono acerca de esto
en los oyentes. Prefiero usar lo que he encontrado en el estudio de las
lo suficiente como para hacer pensar que son proposiciones.
lenguas sin hacerme ostentoso acerca de ello.
Simplemente estoy estableciendo la lógica del texto con el fin de
apoyar la gran idea del sermón.
De hecho, los primeros versículos del capítulo 13 describen
lo que se entiende por la adoración y el servicio: Amar a los
Tercero, los versículos del 27 al 29 indican que hay algo que
hermanos. Ser hospitalarios con los desconocidos. Acordarse
no será conmovido: El reino de Dios. Aunque el temblor se
de los presos, incluso de los que nos maltratan a nosotros.
extiende hasta el cielo, el centro de lo que Dios ha establecido
Honrar el matrimonio. Sentirnos satisfechos con las cosas
no puede ser tocado. A semejanza del fuego consumidor que
buenas que Dios nos ha dado.
lo quema todo excepto la roca, el terremoto tiene una función
purificadora. Todo lo que no es permanente ni santo se deshará
Aunque procuro mantenerme enfocado en el versículo 28, ayuda
y caerá como cae el polvo sobre el suelo. Lo único que quedará
el extender el contexto del sermón más allá de sus límites estrechos.
es el reino que Dios ha estado edificándose desde el comienzo
En este caso las listas de acciones que encontramos en los primeros
de los tiempos.
versículos del capítulo 13 son una aplicación evidente de la adoración
y el servicio que se nos describe en el versículo 18 del capítulo 12.
Diré más acerca de esto en un momento. Tengo una ilustración que
voy a usarla para ayudar a profundizar este pensamiento.
Hacemos esto porque tememos a Dios, lo que significa que lo
respetamos, que le tenemos reverencia. Dios es santo y puede
Cuarto, el versículo 28 nos dice que todos los que están en
conmover el mismo terreno sobre el cual estamos parados.
Cristo se encuentran vinculados con este reino inconmovible.
Dependemos de Él para nuestra seguridad y para nuestro fu-
Somos inmunes a los terremotos. Encontraremos nuestra
turo. Gracias a Dios que podemos depender de su gracia.
seguridad en nuestra relación con Dios mismo en su reino.
134 Predicando con integridad Clínica en predicación integradora 135

Ahora necesito recordarles nuestro texto principaL quedará en pie, lo único inconmovible, será el reino de Dios.
Nosotros seremos salvos si pertenecemos a ese reino.
Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible [esta
última palabra hay que pronunciarla con una dosis extra de ¡Eso es suficiente!
pasión], tengamos gratitud y mediante ella sirvamos a Dios
agradándole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es Resulta difícil encontrar terreno firme cuando el suelo tiembla
fuego consumidor. debajo de nuestros pies

Luego de haber detallado la lógica del texto, ha llegado el momento El reino de Dios no puede ser conmovido. Eso lo entiendo. Al
de ilustrarlo. menos lo entiendo intelectualmente. Y no obstante, es difícil
encontrar el fundamento cuando el suelo tiembla debajo de
Recuerdo que hace unos años visité el "Mundo de la ciencia". nuestros pies. Una cosa es decir que Dios puede hacernos lo
Habían dedicado un salón muy amplio a la exhibición de suficientemente fuertes como para aguantar el terremoto. Mi
construcciones hechas mediante bloques para jugar que vende problema está en que no me gusta mucho verme estremecido.
la empresa Legos®. Estos bloques son uno de los grandes Me gusta sentir firmeza debajo de mis pies. Resulta difícil
juguetes que han sido inventados y es increíble lo que las per- encontrar solidez cuando el mismísimo suelo está temblando
sonas son capaces de hacer con estos bloques. Hay automóviles desde abajo.
de carreras a tamaño natural y animales exóticos, incluso
ciudades completas construidas con estos pequeños bloques Este es el tercer cuadrante del sermón, donde tratamos de enfrentar
de plástico. En uno de los rincones del salón había un el problema. Estoy convencido de que la objeción principal del oyente
simulador de terremotos donde se animaba a las personas a a este mensaje puede ser un poco más emocional que intelectuaL Si
construir una estructura con estos bloques sobre una placa de hay Dios, la mayoría de nosotros no tendríamos gran dificultad en
metaL Luego de haber terminado la estructura, el constructor entender que un "Dios" les daría fuerzas a sus seguidores. ¿No está
podía pulsar un botón, que hacía que la placa se estremeciera para eso? No obstante, los hechos siguen, todavía nos resistimos a pasar
y vibrara. El propósito era comprobar la estabilidad de por esas dificultades. Todavía no nos gustan los temblores.
estructura. Todo lo que estuviera mal conectado, todas las En esta parte del sermón queremos ser sinceros. Yo trato de forzarme
piezas que no estuvieran bien sujetas y apoyadas, terminarían a mí mismo a salir de mi papel como predicador por un poco de tiempo.
desprendiéndose y cayendo. La idea era verificar si la persona Trato de hablar por el oyente, usando la voz del oyente. Cuanto más
podía construir algo suficientemente fuerte como para auténtico le suene al oyente, tanto más profundo es el impacto.
aguantar todo el movimiento causado por los temblores. Idealmente, si puedo hacer que afloren las ansiedades ocultas y asuntos
que el oyente tiene bien guardados en lo profundo de su ser, Dios hablará
Aquella exhibición trajo a mi mente lo que he leído en el poderosamente a esos lugares importantes de la vida del oyente.
versículo 27. El pasaje dice que Dios conmoverá la tierra con el
sonido de su voz y que todo lo que sea movible, todo lo impuro, A veces el mundo parece muy estable, muy permanente. Otras
todo lo extraño y todo lo corrompido se deshará y caerá. El tem- veces da la sensación de que todo se mueve tan rápidamente y
blor será tan fuerte que todo lo que es egoísta, todo lo temporal de una forma tan impredecible que tenemos el temor de que
caerá y se convertirá en escombros sobre el suelo. Lo único que no tenemos ninguna posibilidad. N o podemos seguir y con
136 Predicando con integridad Clínica en predicación integradora 137

todo no podemos parar de correr. En momentos como ese, debilidad de buenos amigos ... " Cuanto más específico sea el
hablar acerca de Dios parece muy idealista. Parece muy predicador, tanto más auténtico sonará el sermón al oyente.
atractivo y, no obstante, tan inverosímil. Usted quiere que yo
encuentre esperanza en Dios y al mismo tiempo, Dios parece Sin duda, es muy reconfortante saber que Dios me provee de
estar muy lejos de mí. Usted quiere que yo crea en la promesa ese fundamento sólido. Sin esos asideros en el reino de Dios,
de Dios y esa promesa parece un cuento de hadas cuando yo ¿qué tengo? Terminaría retorcido en el fondo del monte, como
estoy parado sobre un terreno que tiembla. todos los demás.

Note cómo me he puesto en el papel del oyente en contra del Ahora quiero llevar al oyente de regreso. Suavemente quiero
predicador. Por un momento, el predicador se convierte en una ayudarle a él o a ella a pasar del "Sí, pero ... " del sermón al l/Sí, está
presencia diferente en el sermón, una presencia contra la que hay que bien". Quiero llevarle de decir l/Sí, ya sé lo que dice el texto, y me
reaccionar. gustaría creerlo, pero tengo esta objeción que no puedo superar" al
punto en el que dice: l/Sí, está bien, creo que estoy listo para responder
Un ensayo escrito por Joseph Addison en 1710, nos cuenta la a lo que está diciendo". En este caso trato de conseguir el efecto del
historia de un empresario que se ve a sí mismo en una isla sermón original mediante el uso de la imagen que resultaría familiar
desierta. Él pone en marcha un buen negocio vendiendo una para la mayoría de los oyentes de la zona donde vivo.
pastilla que es l/muy buena en contra de un terremoto".
¿Conoce usted el edificio de la Compañía Eléctrica de la Costa
l/Muy buena en contra de un terremoto". Creo que me gustaría Oeste en la calle Ceorgia en el centro? Es un edificio asombroso
tener una de esas pastillas. Y creo que a ustedes también les y dicen que está construido a prueba de terremotos. Presenta
gustaría tenerla. Quizá podamos obtener un buen descuento una torre de cemento, muy reforzado con columnas y vigas
si la compramos en grandes cantidades. ¿Para una pastilla de acero, que penetran profundamente en la tierra. Es tan
como esa? Sí, el mercado no tendría fin. seguro como es posible hacerlo.

Todo es muy inestable en el mundo. Nada permanece igual Sin embargo, el edificio en sí no es la torre. Nadie vive o trabaja
después de veinte minutos. Todo cambia. Hablaba esta semana en la torre. Toda la actividad tiene lugar en una estructura
con un grupo de líderes y todos están de acuerdo en que ya no que encaja como una funda en la parte alta de la torre. Esa
es posible mantenerse al día con la cultura. Como líderes, nos especie de manga está suspendida de lo alto de la torre
resulta imposible tener un buen conocimiento y entendi- mediante grandes cables. Se han instalado barras estabiliza-
miento de todo lo que es de interés en el mundo y de todo lo doras de forma que en el curso normal de los sucesos se sienta
que se supone que debemos conocer. Hay muchos niveles con como cualquier otro edificio. Pero si la tierra llegara a temblar,
los que no podemos relacionarnos. Si no podemos relacio- las personas estarían seguras. ¿Por qué? Porque están sujetos
narnos, ¿cómo podemos ser relevantes? Es deprimente. a la torre fuerte. ¿Verdad que eso suena muy bíblico?

En el libro, el pastor José Carcía dedica tiempo a detallar algunos Ahora ha llegado el momento de terminar. El cuarto cuadrante nos
de los asuntos específicos de la pasada semana que lo llevaron a perder lleva a la aplicación. Quiero imaginarme la diferencia que este sermón
su estabilidad. l/He visto a mi esposa en el hospital. He visto la
Clínica en predicación integradora 139
138 Predicando con integridad

animador y motivador. Mi sermón real sigue la misma línea.


puede tener en la vida de cada uno de los oyentes y quiero hacerlo de
una forma vívida y significativa.
Algunos de ustedes han puesto mucha fe en la bolsa de valores
Encontramos nuestro fundamento en el reino de Dios bursátiles. ¿Cómo les va? ¿Tenían ustedes acciones de ENRON
o de otras empresas que han tenido problemas?
En un mundo inestable en el que todo cambia, podemos
encontrar un lugar firme donde sentirnos seguros en el reino A principios de este siglo XXI las compañías mencionadas y otras
de Dios. Todo lo demás puede deshacerse y caerse, pero mientras eran d~ las más busca~as por los inversores en los Estados Unidos, pero
tanto que somos parte del reino inconmovible, tendremos un despues de sus notOrIOS fracasos, perdieron mucho de su valor en la
lugar firme donde estar. Encontraremos nuestro fundamento. bolsa. Hablar de esas empresas en público enoja y pone nerviosas a
miles de personas.
Una de las ventajas de este pasaje es que el texto nos provee una
Otros están poniendo su confianza en el trabajo. Pero ustedes
forma primaria de responder al sermón. La parte difícil es desarrollar
saben que no hay un oxímoron (figura de lenguaje mediante
este pensamiento sin meterse en explicaciones detalladas. Este no es
la cual una expresión produce un efecto que parece
el momento para ser intelectualmente exigentes. Este es el momento
contradictorio) más grande que el de "trabajo seguro".
cuando queremos estimular una respuesta.
Termino el sermón con otra experiencia personal.
Nuestro texto nos proporciona dos maneras de responder a
esta verdad. "Así que, recibiendo nosotros un reino inconmo-
Hace un par de años me invitaron a dar una conferencia en la
vible", dice la Biblia, "tengamos gratitud, y mediante ella
Primera Iglesia Presbiteriana de Seattle. Esa iglesia lleva
sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia". La pa-
establecida en el centro de la ciudad bastantes años. Todo,
labra griega puede traducirse como" adoración" o "servicio".
desde las gruesas paredes de piedra hasta las fotografías de
En otras palabras, estemos ocupados. Seamos la clase de per-
anteriores líderes de la iglesia que cuelgan de esas paredes,
sonas que Dios nos ha llamado a ser. Amémonos unos a otros.
habla de estabilidad y antigüedad. Pasé algo de tiempo
Adoremos con nuestras acciones. Honremos al Señor con
observando el rostro de las personas en las fotografías,
nuestra vida. Permanezcamos casados. Mostremos hospitali-
expresaban firmeza, lealtad y dedicación.
dad hacia nuestros amigos y enemigos. No codiciemos lo que
es de nuestro prójimo porque Dios nos ha prometido que no
En medio de la conferencia, sentí un fuerte temblor. Al
nos desamparará ni nos dejará (una referencia a 13:1-6). Esto
principio pensé que sería un tren que pasaba, pero luego me di
es correcto y apropiado. Es la respuesta apropiada al Dios ante
cuenta de que no había trenes en aquella parte del centro de la
el cual todos somos responsables, el Dios que aparece descrito
ciudad. ¡Era un terremoto! Nos miramos los unos a los otros
como "fuego consumidor".
sin saber qué hacer. ¿Debíamos meternos debajo de las me-
sas? ¿Convenía protegerse bajo el marco de una puerta? Miré
En el libro, el pastor Carcía se esfuerza por encontrar algunas cosas
a una señora que tenía a mi derecha limitada a una silla de
específicas en la vida de cada uno de sus oyentes. Habla acerca de per-
ruedas. ¿Cómo podría ayudarla si el tejado comenzaba a caer?
sonas que están preocupadas por su trabajo y otros que luchan por
mantener su fe en una cultura posmoderna. El tono de la apelación es
140 Predicando con integridad
Clínica en predicación integradora 141

El terremoto terminó a los pocos segundos. Nos miramos unos


Permanezcamos firmes todos juntos, la expresión física del
a otros con alivio y continué con mi conferencia. Más tarde,
reino de Dios en este lugar. Tomémonos de las manos como
sin embargo, me dediqué a pensar en la experiencia. Si el
un símbolo de nuestra unidad. Mirémonos a los ojos y
terremoto hubiera tenido un poco más de intensidad y hubiera
cantemos juntos las alabanzas a nuestro Dios.
durado unos segundos más, el edificio podía haberse venido
abajo. Otros edificios en esa área quedaron destruidos. Los
Es una expresión modesta, pero es algo. La relación física de los
escombros podían haberse acumulado en el suelo y aquellas
oyentes mediante la unión de las manos es un medio mediante el cual
fotografías podían haberse roto y caído. El edificio pudo haber
el predicador puede ayudarlos a tener un sentido de que son parte de
quedado destruido, pero no 10 que representa. El reino de Dios
algo que es mucho más grande que ellos mismos, algo que no puede
nunca puede ser destruido. Aférrese al reino. Es nuestra
estremecerse ni ser destruido.
esperanza y nuestra salvación.
Entiendo bien que intentar describir un sermón por escrito es un
ejercicio prácticamente inútil. No espero ser capaz de duplicar el efecto
Siempre me gusta encontrar una manera en la que los oyentes
para el lector en las páginas de un libro. Un sermón no puede ser escrito
respondan al sermón de una forma tangible. La predicación nunca
corno tampoco puede publicarse. Un sermón es un momento
debiera ser hipotética. Con frecuencia nuestros sermones presentan
irrepetible en el tiempo cuando Dios viene y se encuentra con su
ideas y proponen posiciones sin describir nunca un resultado específico
pueblo en el contexto de su Palabra. Es un acontecimiento en la
que se puede esperar. Y si se describe algún resultado, se presenta como
presencia de Dios. Es nuestra pasión. Nuestro llamamiento.
una respuesta hipotética a 10 que un día podría ocurrir si nos enfocarnos
alguna vez en esa situación, un día, quizá. Es siempre acerca de lo que
haremos en otro momento cuando nos enfrentemos con el problema Fundamentos que tiemblan
o la oportunidad que el predicador tiene en mente. Es siempre acerca
Hebreos 12:28-29
de otro momento y lugar más tarde.
En este caso, el resultado esperado del sermón aparece directamente
en el texto. Nuestra respuesta es adoración, gratitud, servicio. Un líder
de adoración creativo sabrá como ayudar a los oyentes a responder de
forma apropiada a lo que han escuchado.

Recibimos un reino que no puede ser conmovido. Hay solo


una respuesta y esta es adoración, gratitud y servicio. Debernos
servi~ a Dios. Debernos adorarlo con gratitud por el hecho de
que El asegura nuestro futuro. No seremos conmovidos
mientras tanto que estemos vinculados con aquello que es
firme y confiable: El reino de Dios que no puede caer. Aunque
toda la tierra se deshaga a nuestro alrededor y caiga, nosotros
no caeremos. No seremos conmovidos. Somos ciudadanos del
reino, del reino inconmovible de Dios.
6

Solo humano
HACIA UNA ANTROPOLOGíA DE LA
PREDICACiÓN

Los predicadores son solo seres humanos. Parece que es una lástima,
dada la magnitud de lo que intentan. Es asombroso que un humano,
deficiente y finito, pueda pararse en el púlpito y se proponga hablar
en el nombre de Dios. Y es un misterio que Dios estuviera de acuerdo
en hablar por medio de esos seres humanos.
Lo que sigue sirve como un modesto intento de lidiar con los
asuntos relacionados con la humanidad del predicador. Tratará con ese
asunto enfocándolo alrededor de tres preocupaciones: La primera, bajo
el encabezado de "Inmanencia", ofrece una base teológica para la
predicación. La segunda, bajo el encabezado de "Integridad", lidia con
las debilidades del predicador como un ser humano. La tercera, bajo
el encabezado de "Revelación", pregunta cuán humano puede
permitirse ser el predicador cuando predica. Al hacerlo aSÍ, estoy
tratando de sugerir formas de pensar acerca de antropología o de los
aspectos humanos de la predicación.

143
144 Predicando con integridad Solo humano: Hacia una antropología de la predicación 145

Que la predicación sea realizada por los humanos es tanto un placer La predicación es lo Que Dios hace
como un dilema. Es, al final, la esperanza de todos los seres humanos Dejemos bien claro lo siguiente: Si la predicación es la transmisión
en todo lugar. de la verdad divina que es suficiente para los hombres y las mujeres
para que la escuchen de parte de Dios y respondan fielmente a ella,
entonces la predicación es lo que Dios hace. Ningún humano podría
Inmanencia
efectuar la clase de cambios espirituales que la predicación intenta
He reflexionado con frecuencia en la sabiduría de la predicación. generar. Los predicadores humanos debiéramos liberarnos a nosotros
Dios tenía otras opciones. Que Dios optara por la predicación como mismos de esa carga tan onerosa. En su lugar, los predicadores
un medio mediante el cual transmitir su voluntad a humanos rebeldes debiéramos encontrar gozo en el hecho de que tenemos la oportunidad
y caprichosos parece insensato cuando había muchas otras posibi- de trabajar como instrumentos de Dios en esa tarea tan asombrosa.
lidades. La relevancia del mensaje parece ser mucho más importante Los predicadores necesitamos conocer cuál es nuestro lugar. Los
que lo este método parece indicar. predicadores somos oyentes, quizá los primeros oyentes. Nosotros
Las empresas de transporte expreso (rápido) tienen como prioridad tenemos una ventaja sobre todos los demás, pero somos oyentes lo
asegurar a los clientes que son capaces de entregar cualquier paquete primero y por encima de todo. Comprender ese hecho nos proporciona
en cualquier lugar, a tiempo e intacto. ¿Podrían los predicadores hacer una gran libertad para ser auténticos. El mensaje depende menos de
la misma promesa? Sería imposible imaginarse un paquete más nuestra habilidad para ser Dios que de nuestra habilidad para ayudar
precioso que el evangelio de Cristo Jesús, no obstante, resulta difícil a las personas a oír de Dios. La relación entre el oyente y el predicador
de imaginarse un sistema de entrega más defectuoso que las palabras es una relación de individuos al mismo nivel, lo que nos permite la
pronunciadas por el predicador. libertad de ser sinceros y creíbles.
Había otras opciones. ¿Por qué no podía Dios haber transmitido esta Me han invitado a menudo a ir a las iglesias y l/hablar". Estoy
información tan vital mediante un sistema de trasvase de conoci- comenzando a entender que mi propósito en el púlpito nunca es el de
miento biotécnico? Él podía sencillamente haber plantado en nuestra hablar. Mi propósito es el de escuchar y el de ayudar a otros a oír. Dios
mente lo que necesitamos conocer. Podía haberlo escrito en nuestro es el que habla, y todos los demás, nosotros, debemos ser humildes y
ADN. oír. No soy el mensajero. Nadie viene a oírme a mí. Yo no necesito
Por supuesto, en un sentido Él lo ha hecho. Él ha puesto eternidad esa clase de presión. La predicación es lo que Dios hace.
en nuestro corazón (Ec. 3: 11). Nos ha creado a su imagen y semejanza.
No obstante, luchamos con el mensaje. Nuestro cráneo es demasiado Dios habla nuestra lengua
grueso y nuestra mente demasiado torpe para oír la Palabra que Dios En cuanto a misterios, este es uno de los más grandes. Dios es
prepara para nosotros. Nuestra lengua es demasiado lenta para dar a trascendente. l/Inmortal, invisible, Dios todo sabio, en luz inaccesible
conocer la verdad que Dios quiere que conozcamos. oculto de nuestra vista".l El poder de adoración en este himno surge
Todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo. ¿Pero cómo precisamente del hecho de que quien lo canta es mortal y visible. Es
pueden las personas invocar el nombre del Señor si no han creído en la parte l/inaccesible" la que nos preocupa más. Dios es completamente
Él? ¿Y cómo puede creer en el Señor si nunca ha oído acerca de Él? ¿Y diferente de nosotros. Sin pecado y sin mancha, Él está por encima y
cómo pueden oír acerca del Señor si no hay nadie que les hable de Él? más allá de la mezcla y confusión de la vida humana.
i Y cómo va a haber quien les hable del Señor si no tenemos y no obstante, al mismo tiempo Él está con nosotros. Aunque es
predicadores? (Ro. 10:12-15) trascendente y está muy por encima de nosotros, Él es Inmanente, lo
que quiere decir que está presente con nosotros. Él nos ama, nos creó
146 Predicando con integridad Solo humano: Hacia una antropología de la predicación 147

y tiene pasión por nosotros. De alguna manera, dentro del corazón de El posmodernismo, por supuesto, no tiene en cuenta la realidad de
Dios, estaba el deseo de redimirnos. Pero como Pablo dice en Romanos que Dios tiene todo el derecho de predicar porque Él está todavía en
10:14: ¿Cómo podemos oír las palabras de salvación sin un predicador? el cielo. Si nosotros los instrumentos humanos entendemos
No podemos recibir lo que no hemos oído, y no podemos oír lo que correctamente que Dios solo nos está usando a nosotros para llevar a
no nos dicen. Necesitamos a un predicador, y Dios nos provee de uno. cabo sus propósitos perfectos, sabios y eternos, entonces podemos
Jesús fue el primer predicador. Jesús, como Dios, descendió de su hablar con más confianza. Sin duda, somos deficientes y finitos. Hemos
gloria para vivir y caminar con nosotros. Él era la Palabra divina hecha pecado y estamos destituidos de la gloria de Dios (Ro. 3:23). Con todo,
carne (Jn. 1: 14; cp. el v. 1). Clyde Fans lo expresó bien: "La encarnación los predicadores estamos llamados a abrir la boca y proclamar la verdad
es el modelo más auténtico para la predicación porque fue el acto de Dios a pesar de todo. Hacemos esto con la comprensión de que no
supremo de comunicación de Dios. Jesús, que era el Cristo, dicho más hablamos nuestras propias palabras, sino la Palabra de Dios. Nuestra
correctamente Dios con y para nosotros porque la Palabra eterna tomó confianza no está en nosotros mismos, sino en Dios, quien habla por
forma humana en una situación contemporánea. La predicación no medio de nosotros. Es su proyecto y nosotros solo tenemos el privilegio
puede hacer otra cosa".2 de participar.
Merrill Unger lo dijo muy bien: "La autoridad y el poder, que poseen
Los humanos ayudamos a las personas a oír de Dios los oráculos inspirados, queda manifiesta en el ministerio del púlpito
Era nuestra única esperanza. Los humanos, por su propia cuenta, del expositor fiel de la Biblia. Él habla y, no obstante, es cierto el hecho
no podían tener la esperanza de encontrar el acceso a Dios o de hablar emocionante es que Dios habla al mismo tiempo por medio de él".3
por Dios, aunque tenemos una larga historia de intentarlo. Uno de los Los posmodernistas llevan razón. Los humanos no tenemos ningún
ejemplos más tempranos y espectaculares tuvo lugar en Babel, donde derecho a jugar a ser Dios. Eso es correcto, porque nosotros no lo
los humanos se propusieron construir una escalera al cielo (Gn. 11). intentamos. Dios habla nuestra lengua. El Dios trascendente se hace
No convencido, Dios hizo añicos nuestra torre y aplastó nuestras inmanente, por medio de Cristo Jesús, a través de las Escrituras
ambiciones de elevarnos por nosotros mismos hasta su nivel mediante inspiradas y por medio del Espíritu Santo. Los humanos solo
nuestros propios esfuerzos. Él nos esparció y confundió nuestra lengua ayudamos. Ayudamos a las personas a oír de parte de Dios.
y de esa manera se complicó la tarea del predicador.
Está de moda pensar que el posmodernismo es algo nuevo y fresco
cuando, de hecho, sus raíces están enterradas en un terreno que es tan Integridad
antiguo como los sucesos descritos por Moisés en el libro de Génesis. Que Dios quiera usar a seres humanos deficientes y caídos para
Cuando leemos la filosofía de los po smodernistas pronto discernimos comunicar su Palabra no le otorga al predicador ninguna licencia para
que todo el alboroto habla de dos problemas principales: Diversidad continuar con sus tendencias depravadas. Dios quiera que no dejemos
cultural y lingüística. El pensamiento posmoderno trata la realidad el pecado sin control a fin de que la gracia abunde (Ro. 6:1). Donde
de que venimos de lugares diferentes y hablamos en formas diferentes. Dios es compasivo, su pueblo no lo es. Los oyentes tienen poca
Usan la media verdad de que todos tenemos nuestra manera propia tolerancia para los que predican sin integridad.
de ver la realidad. Puesto que ninguno de nosotros ha terminado de Si hay alguna duda en cuanto a la verdad de esta afirmación,
edificar su propia torre personal de sabiduría divina, entonces ninguno consideremos el caso del sacerdocio católico romano. Durante siglos,
tiene el derecho de dar a los demás nada más que su opinión personal. el pueblo en general apreciaba a los sacerdotes por su liderazgo
La proclamación parece arrogante. Nuestra cultura no permite la espiritual. Ahora, sin embargo, los sacerdotes se están tambaleando a
predicación profética. causa de las muchas acusaciones de inmoralidad sexual. La integridad
Solo humano: Hacia una antropología de la predicación 149
148 Predicando con integridad

su Espíritu. Así, pues, ¿qué hace el predicador cuando Dios parece que
del sacerdocio ha quedado en general dañada, quizás irreparablemente.
se ha ausentado sin permiso? ¿Cómo podemos predicar cuando el pozo
Como escribe Donald Cozzens: l/La absoluta confianza que una vez
se ha secado? Todo predicador vacila entre la fe y la duda, la esperanza
se tenía en los sacerdotes se ha convertido en una cautelosa cordialidad.
y el temor. Resulta difícil ofrecer refrigerio cuando estamos viviendo
Han perdido la autoridad incuestionable que una vez tuvieron: Su papel
en el desierto.
como líderes morales y guías espirituales".4 Una vez que se pierde la
Los predicadores con integridad tenemos que admitir también los
confianza, es casi imposible recuperarla. Dicho de forma simple: El
límites de nuestra sabiduría. Aunque nos gusta el alimentar el l/mito
carácter cuenta.
de héroe", reconocemos cuando somos sinceros que la tarea es mucho
La Biblia requiere integridad más grande que nosotros. ¿Qué vamos a hacer que anime a la esposa
abusada y a los hijos abandonados? ¿Cómo proclamamos que la verdad
Las cartas de Pablo a Timoteo y a Tito proveen de instrucción clara
es relevante a personas que creen que toda verdad es relativa? ¿Qué
y directa para los que aspiran a predicar. Pablo dijo que los predicadores
hacemos cuando perdemos nuestro gozo y nuestro llamamiento parece
deben tener l/buen testimonio de los afuera" (1 Ti. 3:7) y deben ser
una carga pesada y monótona?
l/honestos, sin doblez" (v. 8). Tito 2:7-8 dice que el predicador debe
Nuestra primera respuesta debe ser reconocer nuestro fracaso. No
I/[presentarse] en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza
tiene sentido pretender ser lo que no somos. La sinceridad, incluso
mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo
acerca de nuestras debilidades personales, marca a un verdadero líder
que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de
espiritual. Cuanta más integridad tenemos, mayor es nuestra
vosotros".
disposición de admitir nuestro pecado. Sencillamente apelamos a la
Este hincapié en la integridad moral corre a todo lo largo de la Biblia,
gracia.
tanto en el ejemplo de las personas como Job (Job 2:3) y David (1 R.
No obstante, la gracia nos parece un escándalo. Luchamos con la
9:4, cp. Sal. 78:72), como también en la instrucción directa que
idea de que alguien se pueda escapar tan fácilmente cuando debe tanto.
encontramos en los Salmos y Proverbios (p. ej. Pr. 19:1). Desde la
Cuando hemos sido perjudicados por el pecado del pecador, puede
perspectiva bíblica, uno saca la idea de que no es suficiente para el
resultar bien difícil responder con compasión al líder que nos ha
predicador con tener mucha labia. Conocer y saber usar la homilética
fallado. ¿Qué hacemos con nuestras expectativas rotas?
no es suficiente. La predicación que honra a Dios y bendice a las per-
Consideremos el caso de Bill Clinton, que fue Presidente de los
sonas estará siempre acompañada por una vida recta.
Estados Unidos. Alan Wolfe de la Universidad de Boston nos describe
Etimológicamente, la palabra integridad describe una estructura
las dos respuestas hacia la inmoralidad sexual como una ilustración
sólida y completa. El individuo que tiene integridad es alguien en el
de lo que él llama protestantismo duro y blando. Los protestantes duros
que se puede confiar, que dice la verdad y que vive la verdad. Esa per-
fueron intransigentes, disciplinados y de firmeza moral. Los
sona practicará lo que predica.
protestantes blandos fueron inclusivos, terapéuticos y perdonadores. 5
El predicador requiere gracia Por un lado queremos l/mantener el nivel alto" y por el otro, preferimos
ser l/compasivos". El primer enfoque apela a las normas bíblicas de
La implicación de nuestra necesidad de pureza puede ser tremenda
santidad. El posterior apela al mandato bíblico del perdón.
para aquellos de nosotros con suficiente integridad hacia nuestras
Por supuesto, ambos principios son esenciales dentro de las
propias infidelidades espirituales y materiales. Si vamos a tener
Escrituras. Encuentran su punto de integración en el concepto bíblico
integridad, el primer paso es que seamos sinceros con nosotros mismos
de la gracia. La gracia no libera a las personas de su responsabilidad
y con Dios en cuanto a nuestras debilidades y fallos.
ante el Dios justo y recto. Como C. S. Lewis dijo: l/El verdadero perdón
La predicación requiere una intimidad vital con Dios por medio de
150 Predicando con integridad Solo humano: Hacia una antropología de la predicación 151

significa mirar con firmeza al pecado, el pe~ado que todav~a queda toda percepción de incorrección sexual. Estuvieron de acuerdo en
después de haber dado toda clase de indulgencIas .y de haber :~sto todo cooperar con toda iglesia que aceptara su visión del evangelio y evitar
su horror, suciedad, mezquindad, malicia y sentus e reconcIlIado con todo sentido de competencia entre las iglesias.
el hombre que lo hizo".6 Muchos pudieron pensar que ellos habían tomando más precaucio-
La gracia no admite excusas, pero a la vez se a~egura de pe~donar. nes de las necesarias solo para descubrir a lo largo del tiempo que no
Que Dios pudiera, por ejemplo, presentarnos a DavId como un ejemplo eran suficientes. Con todo, varias décadas más tarde, el ministerio de
de integridad (1 R. 9:4) a pesar de sus actos de adulterio, asesinato y Graham permanece como un ejemplo de corrección ética. La
manipulación, es muy alentador. credibilidad de su mensaje ha sido inmensamente elevada con esta
Los predicadores entendemos bien que nosotros no nos presentamos dedicación al carácter cristiano decidido deliberadamente y mantenido
a nosotros mismos en base de los méritos de nuestro propio carácter a lo largo de los años.
o competencia, sino sobre la base de la gracia que nos ha sido concedida Los que estamos comprometidos con la causa del evangelio
por Cristo. Nuestra habilidad para predicar es por comple~o un don necesitamos tomar ciertas decisiones antes de recibir la gracia de Dios,
de la gracia de Dios. Podemo,s estar delante de su presenCIa ~o.n. un luego vivir de acuerdo con ello, eligiendo momento tras momento vivir
carácter intacto solo porque El nos ha perdonado. Podemos dmgu a en maneras que sean congruentes con nuestro llamamiento. No será
otros con competencia porque Él nos ha habilitado. En todo lo que a fácil. El pecado y la humanidad van de la mano. Con todo, los humanos
esto se refiere, aun los que nos siguen son un don de Dios. que predicamos debemos aceptar y someternos a normas más elevadas.
La Biblia nos llama a ser santos como Dios es santo (1 P. 1:16). ¿Qué
Los oyentes requieren un ejemplo
parte de eso no entendemos?
Los pastores que decidimos caminar con integridad proporciona-
remos a nuestros mensajes de una cierta autoridad. El predicador que
no tiene temor de decir: "Hacer lo que os digo y hacer como yo hago", Revelación
sigue una larga tradición. Pablo mismo invitó a los creyentes a que Recuerdo una tira cómica que leí hace unos años. Un pastor y su
siguieran su ejemplo (Fil. 3: 17). Si el sesenta y cuatro por ciento de los familia estaban recibiendo un regalo de despedida de la congregación.
hombres están luchando con tentaciones y compulsiones sexuales, No había duda de que el pastor había predicado fielmente a estas per-
entonces los predicadores necesitaremos ser modelos de pureza y sonas por muchos años. Un anciano le ofrecía un libro bien grande y
fidelidad sexuaF El predicador que no solo habla la verdad, sino que pesado, lo que le resultaba bastante de difícil de sostener debido a su
vive la verdad predicará con poder. tamaño y peso. El título del libro era visible en el lomo: "La vida y
El ministerio de Billy Graham nos ha proporcionado uno de los más tiempo del pastor Smith como fueron compilados de las ilustraciones
notables ejemplos contemporáneos de esta clase de predicación ética. de sus sermones, tomo 1".
Aun los periodistas cínicos encontraron que Graharn ofrece un mensaje Todos conocemos la agonía de escuchar a un predicador que está
y un ejemplo que eran convincentes. 8 Claramente, él ha sido. un lí~er demasiado pegado de sí mismo y de sus propias experiencias. No obs-
creativo. Su competencia como líder, sin embargo, no hubIera SIdo tante, pocos de nosotros estaríamos dispuestos a escuchar un sermón
suficiente sin su carácter como un hombre del Espíritu. Al comienzo desprovisto de experiencia humana y de sabor de auténtica vida
de su ministerio, Graham. y su equipo tomaron algunas decisiones humana. Por su parte, el predicador debiera evitar interponerse entre
firmes acerca de la manera en que iban a conducir su ministerio. el mensaje de las Escrituras y el oyente. Y al mismo tiempo, los oyentes
Determinaron deliberadamente evitar incluso la apariencia de abuso encuentran deseable que al predicador se le vea humano.
financiero. Eligieron ser muy cuidadosos en evitar la posibilidad de tCuán humano debiera ser un predicador~ ¿Cuánta revelación
152 Predicando con integridad Solo humano: Hacia una antropologia de la predicación 153

sincera pueden permitirse los predicadores sin causa demasiada predicadores que son ampliamente apreciados por su integridad y su
tensión entre sus oyentes? carácter irreprensible. Pero por cada líder que ha mantenido su pureza
personal y ministerial, podemos pensar de un predicador de la
Nuestra humanidad se interpone en el camino televisión o de la teología popular que ha mostrado manos sucias ante
Es muy difícil aun para un predicador cuidadoso evitar poner algo la luz pública. Como lo expresó Raymond Bailey: "Nosotros
personal en el mensaje. El reto no es solo entender el texto predicamos la gracia de Dios, con todo, el predicador que saca de ese
debidamente, sino también comunicarlo correctamente. Para cumplir pozo con demasiada frecuencia y profundidad carecerá de integridad
bien con esta tarea los predicadores debemos evitar insertar opiniones ante los ojos de la congregación. Sin duda, el predicador sabio limitará
personales a fin de identificar lo que Dios quiere decir. El reto consiste la exposición de sus flaquezas personales a fin de no cansar el sentido
en interpretar el pasaje bíblico sin confundir nuestro propio punto de de perdón del oyente".1O
vista con el de la Biblia. 9 Hay que apartarse y no interponerse entre el
mensaje y el oyente. Pero la humanidad también ayuda
Los predicadores que resaltan su propia persona y experiencias Por el otro lado, se pueden decir varias cosas a favor de expresar
personales en la predicación corren el riesgo de obstaculizar el objetivo nuestra humanidad en el sermón. Una de las dificultades inherentes
de la Palabra de Dios. La predicación debe exaltar a Cristo y solo a Él. en la predicación es la "espiritualidad" del mensaje. El predicador
El predicador que cuenta una experiencia personal corre el riego de ofrece verdad trascendente a personas que no pueden escapar del
aparecer demasiado bueno o demasiado malo. En el primer caso el espacio y del tiempo. ¿Cómo lo finito puede apreciar lo infinito?
predicador puede aparecer arrogante e interesado. En el último caso, ¿Cómo pueden los oyentes contemporáneos superar su naturaleza
el predicador se arriesga a negar la enseñanza o su autoridad. En am- subjetiva lo suficiente como para ganar acceso a lo objetivo?1l De
bos casos, el predicador atrae la atención hacia él a expensas del texto alguna manera el mensaje tiene que ser percibido como "real". El
y del autor del texto. hablar del texto en términos "reales", ofrecer ejemplos contempo-
Físicamente, el predicador al estar en el púlpito frente a la ráneos e interacciones tangibles hacen que la verdad sea más accesible
congregación es el centro de atención de todos. La posición es para los oyentes.
seductiva. Muchos predicadores sucumben a la tentación, estimulan El predicador que acentúa el carácter humano del texto tiene
esta atención por la manera en que visten y por la forma en que se mejores posibilidades de que al menos lo escuchen. Los personajes de
conducen ante los oyentes. La respuesta de la congregación puede ser la Biblia (así como los oyentes originales del texto) no son extraños a
cautivante. Cuando los oyentes prestan más atención al predicador las experiencias de las personas contemporáneas. Lloraron, rieron,
que al mensaje que está siendo entregado, el contrato se ha roto. sintieron, se enfermaron y se enfrentaron a la muerte como nosotros
El orgullo es un acompañante constante. Los predicadores lo hacemos hoy día. Si el predicador puede ayudar a los oyentes a
aprendemos rápidamente que el púlpito nos puede servir muy bien "revivir" el texto, puede que estén bien preparados para al menos
como un medio de promovemos o de protegernos a nosotros mismos. considerar sus proposiciones.
El sermón puede ser embriagante para los predicadores que buscan Las personas confían unas en otras. En un mundo complejo y
maneras de avanzar su agenda personal. Tales predicadores necesitan cargado de opciones, las personas tienden a confiar en las recomen-
recordarse a sí mismos que "no es acerca de ellos", sino de Dios. El daciones y consejos de personas que admiran y en las que confían. Los
sermón no le pertenece al predicador. predicadores que están dispuestos a describir sus propias experiencias
Ciertamente todo se queda corto de la gloria de Dios (Ro. 3:23), yel con el texto apoyan el mensaje del texto. Un predicador que se ha
mensaje nace con pies de barro. Por supuesto, podemos citar ganado la confianza de la congregación puede incrementar mucho el
154 Predicando con integridad Solo humano: Hacia una antropología de la predicación 155

efecto del mensaje por medio de contar unas pocas experiencias imposible, y la encarnación nos dice que no es necesario, nuestros
personales bien elegidas. oyentes nos dirán que no es sabio. Las personas quieren oír hablar
acerca de personas. Una de las maneras más rápidas de vaciar un
Nuestra humanidad es ineludible templo es rehusar contar experiencias humanas y ofrecer emoción.
A riesgo de ofender la inteligencia del lector, déjenme decirle que Jesús mismo nos enseñó que una de las formas más eficaces de
tanto el predicador como el oyente son ineludiblemente humanos. En presentar la verdad es envolviéndola en una narración humana. Los
el relato, al pastor Carcía le advirtieron que a él le era tan difícil Evangelios nos dicen que "Jesús lloró" (Jn. 11:35). Cuando el profeta
renunciar a su humanidad como lograr que le crecieran agallas Natán tuvo que hablarle al rey David acerca de su pecado, lo hizo
(branquias) y nadara como un pez. Sencillamente no es posible. mediante una historia (2 S. 12). Más tarde, cuando David acudió a Dios
Cuando Dios creó a la humanidad, Él juzgó que su obra era "buena para confesar su pecado, escribió un salmo que rompía el corazón, una
en gran manera". Dios sabía que cuando dio su Palabra en forma escrita profunda expresión emocional de dolor humano por su transgresión
requeriría traducción e interpretación, creando inevitablemente (Sal. 51).
confusión como resultado. Él puso emoción y pasión dentro de la Si la Biblia puede expresar esa absoluta sinceridad humana: ¿Por
experiencia humana, conociendo muy bien que estos sentimientos qué no puede un predicador? Los predicadores debemos estar
serían difíciles de controlar. Los humanos nos sentimos a veces dispuestos a dar a conocer nuestra vida con nuestros oyentes.
incómodos dentro de nuestra propia piel. Los hombres y las mujeres Debiéramos estar dispuestos a expresar nuestra humanidad en la
malentienden sus propios impulsos, mucho más que los de uno para predicación. Nuestros oyentes nos lo agradecerán.
el otro. Resulta frustrante, desconcertante y estimulante. Es parte del
plan de Dios.
La predicación en términos humanos
Cuando Jesús se encarnó (Jn. 1:1-14), mostró el valor que Dios le da
a los seres humanos creados. Predicamos porque tenemos un mensaje. A los predicadores nos gusta acudir a la segunda carta de Pablo a
Nuestra humanidad hubiera sido un obstáculo para el conocimiento Timoteo como una fuente de motivación: "Que prediques la palabra"
de Dios en su trascendencia, excepto que Dios mismo estaba dispuesto (2 Ti. 4:2). Encontramos ánimo en el recordatorio de que todas las
a darse a conocer desde dentro de nuestra experiencia humana. Escrituras están dadas mediante la inspiración de Dios (3:15-16). Los
William Placher dice: "Nosotros podemos conocer a Dios no como sermones bíblicos ganan autoridad al estar fundamentados en la
un objeto dentro de nuestra capacidad intelectual, sino como un sujeto Palabra de Dios.
que se revela a sí mismo, y aun nuestro conocimiento de esa divina No obstante, hay otra forma de autoridad en este pasaje que a
autorrevelación debe ser obra de Dios" .12 La única forma en que menudo la pasamos por alto. En el contexto de un mundo donde el
nosotros podemos conocer algo de Dios es que Él en su amor y gracia mal está en alza, Pablo anima a Timoteo a que "[persista] en lo que
se da a conocer al mundo. has aprendido y te persuadiste", en base de dos razones: (1) porque
Por tanto, predicamos. Dios se ha dado a conocer a sí mismo en "desde la niñez has sabido las sagradas Escrituras", y (2) "sabiendo de
nuestra condición y circunstancia humana. De hecho, es en lo más quién has aprendido" (2 Ti. 3:14-15).
profundo de la experiencia humana que Dios es más completamente En el caso de Timoteo, eso fue el resultado del amor y paciencia de
revelado. Eso debiera habérnoslo enseñado la crucifixión de nuestro su madre Eunice, de su abuela Loida y de Pablo mismo. "Pero tú has
Señor. No debiéramos encontrar más necesario divorciar nuestra seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor,
humanidad de nuestra predicación que lo que Dios lo hizo. paciencia, persecuciones, padecimientos" (2 Ti. 3:10-11). Estamos
Si nuestra experiencia nos dice que un sermón incorpóreo es siempre listos para apreciar la autoridad de la Biblia en nuestra
156 Predicando con integridad

predicación y debemos hacerlo. Con todo, parece ser que el predicador


también tiene autoridad. La experiencia de la vida humana de Pablo
se ofrece como autoridad para la credibilidad de este mensaje.
Los predicadores necesitamos usar el lenguaje humano. Es cierto,
"tenemos este tesoro en vasos de barro" (2 Co. 4:7). Somos fácilmente
tentados y sutilmente egoístas. Debemos todo lo que somos y tenemos
a la gracia de Dios. Por tanto, nos expresamos a nosotros mismos
humildemente, sometiéndonos cuidadosa y completamente a la
autoridad de la Palabra de Dios, al tiempo que ofrecemos esa Palabra
a otros. Nosotros que nos ofrecemos a nosotros mismos para predicar
debemos examinarnos a nosotros mismos con detenimiento porque
estamos llamados a vivir con normas elevadas (Stg. 3: 1l. No queremos
descalificar nuestro mensaje mediante nuestras acciones. Debemos
rechazar nuestro orgullo y vivir fielmente, si no perfectamente, para
que las personas se sientan animadas a escuchar y responder. Notas
A pesar de nuestras debilidades, Dios es compasivo y lleno de gracia.
Él ha prometido que cuando predicamos la Palabra esta llevará a cabo
su propósito (Is. 55: 11 l. La Palabra predicada con humildad, veracidad
y confianza puede ser predicada con integridad.
Capítulo 1: En la línea de la falla: Cuente la historia
l. Kenton C. Anderson, Predicando con convicción (Grand Rapids: Edito-
rial Portavoz, 2004). Predicando con integridad es la continuación de
Predicando con convicción, cuya acción de ficción tiene lugar
aproximadamente un año después de que se convirtiera el concejal Felipe
Ramírez mediante la predicación del pastor José García.
2. Joe E. Trull y James E. Carter, Ética ministerial. Sea un buen ministro
en un mundo que no es tan bueno (El Paso: CBP, 1997), 80-82.
3. Patrick A. Jeans, Men's Secret Wars [Guerras secretas de los hombres]
(Grand Rapids: Revell, 1999), 132-133.
4. Hill Hybels, 11 Responsability to Self ll , en Leadership Handbook of Man-
agement, ed. James D. Berkley (Grand Rapids: Baker, 1997),60-69.

Capítulo 2: Fundamentos: Diga de qué se trata


1. The 1995 Grolier Multimedia Encyclopedia, IIEarthquakes ll •
2. Las siguientes estadísticas e informes están tomados de Susan Oh, "Ter-
ror in Turkey: A devastating Earthquake Spark Anger over Relief Ef-
forts", Macleans, 30 agosto 1999,26-28.
157
158 Predicando con integridad Notas 159

3. Ted Olsen, "Today Sermon: Thou Shalt Not Steal", Christianity Today, ed. Walter Hooper (Glasgow: Collins, 1975),42.
4 febrero 2004: 13. 7. Patrick A. Jeans, Men's Secret Wars [Guerras secretas de los hombres]
4. Charles Bartow, God's Human Speech [El habla humana de Dios] (Grand (Grand Rapids: Revell, 1999), 132-133.
Rapids: Eerdmans, 1997), 19. 8. Billy Graham, Tust As I Am: The Autobiography of Bil1y Graham (Nueva
York: Zondervan, 1997), 127-129. Se encuentra traducido al castellano
Capítulo 3: Debilidad: Enfrente al problema por Editorial Vida.
l. Su san Oh, "Terror in Turkey: A devastating Earthquake Spark Anger 9. Walter C. Kaiser, hijo, "The Use of Biblical Narrative in Expository
over Relief Efforts", Mac1eans, 30 agosto 1999,26-28. Preaching", The Asbury Seminarian 34 (julio 1979): 14-16.
2. Bryan Chapell, Christ-Centered Preaching: Redeeming the Expository 10. Raymond Bailey, "Ethics in Preaching", en Handbook of Contemporary
Sermon [Predicación cristocéntrica: El sermón expositivo] (Grand Rap- Preaching [Manual de predicación contemporánea] (Nashville: Broadman,
ids: Baker, 1994) 40-44. 1992), 549-6l.
11. Stanley J. Grenz, A Primer on Postmodernism (Grand Rapids: Eerdmans,
Capítulo 4: Fidelidad: Imagínese la diferencia 1996).
l. Fred Craddock, Preaching [La predicación] Nashville: Abigdon, 1985), 12. William Placher, The Domestication of Transcendence: How Modern
134. Thinking About Cod Went Wrong [La domesticación de lo trascendente:
2. Haddon Robinson, Biblical Preaching: The Development and Delivey Como el pensamiento moderno acerca de Dios se descarrió] (Westminster:
of Expository Messages [La predicación bíblica: El desarrollo y entrega John Knox, 1996).
de los mensajes expositivos] (Grand Rapids: Baker, 1980),20.
3. Jonathan Edwards, A Treatise Concerning Religious Affections in Three
Parts, l.2.3. Framed in the Context of Colonial America's First Great
Awakening of the 1730s and 1740. Este documento tiene una gran
importancia hoy por sus implicaciones teológicas y psicológicas.
4. Joseph Addison, The Tatler, ed. Donald F. Bond, (Londres: Oxford, 1993),
240.

Capítulo 5: Clínica en predicación integradora


l. Rob Bell, "Life in Leviticus", Leadership, invierno 2002: 45-46.
2. David Buttrick, Homiletic: Moves and Structures [Homilética:
Movimiento y estructura]IFiladelfia: Fortress, 1987),43-53.

Capítulo 6: Solo humano:


Hacia una antropología de la predicación
l. Walter Chalmers Smith, "Immortal, Invisible", Estrofa 1.
2. Clyde E. Fant, Preaching for Today [La predicación para hoy], 2 ed. (San
Francisco: Harper & Row, 1987), 70.
3. Merrill F. Unger, PrincipIes of Expository Preaching [Principios de
predicación expositiva) (Grand Rapids: Zondervan, 1955), 24
4. Donald B. Cozzens, "Confronting All of the Priests' Losses", In Trust.
otoño 2000:4
5. Alissa J. Rubin. "Sex Scandal Revives Dilemna over Ethics".
www.hotcoco.com (4 octubre 1998).
6. C. S. Lewis, Fern-seed and Elephants and Other Essays on Christianity,