Está en la página 1de 1

La tasa de interés de referencia

En el programa monetario de julio de 2017, el Directorio del Banco Central de Reserva del Perú
acordó reducir la tasa de interés de referencia de la política monetaria en 25 puntos básicos a
3,75%.

En primer lugar, ¿Qué es la tasa de interés de referencia?
Es la tasa de interés que se cobran entre sí los bancos comerciales por préstamos a muy corto plazo.
En términos simples, cuando un banco comercial requiere liquidez y en ese momento no la tiene, lo
que suele hacer es pedirle prestado a otro banco comercial; la tasa de interés del préstamo
interbancario es la tasa de interés de referencia y corresponde a operaciones normales que los
bancos hacen a diario.

En segundo lugar, la tasa de interés de referencia es la principal herramienta de política monetaria
del BCR. ¿Cómo así? El BCR opera con una meta inflacionaria anual de 2% +/-1%, dentro de un
esquema denominado “metas explícitas de inflación” o “inflation targeting”. Si el BCR observa que
la inflación se puede salir por encima de la meta, induce un aumento en la tasa de interés de
referencia, de modo que sea más caro para un banco pedir prestado dinero a otro. El banco
comercial que ahora paga una tasa de interés de referencia más alta, traslada el aumento al cliente
final, de modo que “los ´préstamos se hacen más caros” y ello desincentiva, tanto el consumo
(préstamos de consumo) como la inversión privada**. El resultado es una menor demanda interna
y con ello se atenúan las presiones inflacionarias.

¿Ahora qué significa esta reducción?

Que esta tasa de referencia es compatible con una proyección de inflación que se mantiene dentro
del rango meta durante 2017 y 2018. Esta proyección toma en cuenta los siguientes factores:
i) La reversión de los choques de oferta que afectaron a la inflación en el primer trimestre
continuó en junio, con lo que la inflación retornó al rango meta. Por su parte, la inflación sin
alimentos y energía continuó descendiendo dentro del rango meta;
ii) La expectativa de inflación a 12 meses siguió reduciéndose y permanece dentro del rango
meta;
iii) El crecimiento de la actividad económica se mantiene por debajo de su potencial. Se espera
que la actividad económica en los próximos trimestres se recupere por el aumento del gasto
público y privado; y,
iv) La economía mundial sigue recuperándose gradualmente, aunque se mantiene cierta
incertidumbre respecto a las políticas de economías desarrolladas. En particular, sobre la
reversión del estímulo monetario de los bancos centrales en dichas economías.

Además los indicadores de expectativas empresariales sobre la actividad económica se mantienen
en el rango optimista y el del crecimiento del PBI para 2017 se ubica entre 2,5% y 3,0%.