Pautas para estimular el lenguaje

Tener en cuenta
 El lenguaje es el instrumento de comunicación más importante que
poseemos los seres humanos.
 Pero además, su adecuado desarrollo es decisivo para la estructuración
del pensamiento y de la acción del niño, para estructurar y regular su
personalidad, el comportamiento y la relación con los demás. Por último,
es el principal medio de información y transmisión de cultura.
 La familia y, en particular los padres, son el contexto clave, decisivo e
insustituible para la estimulación y desarrollo del lenguaje y la
comunicación.
 El lenguaje se organiza en tres dimensiones:
1. USO. Esta dimensión se refiere a las diferentes funciones
comunicativas que cumple el lenguaje: expresar sentimientos, realizar
peticiones, dar explicaciones, solicitar información. Tiene que ver con la
forma en que nos relacionamos con los demás, con la interacción social y
las reglas que rigen una interacción o conversación.
2. CONTENIDO. Está relacionado con el vocabulario, las palabras que se
conocen, se comprenden, se definen y se usan.
3. FORMA. Se refiere a la organización de las palabras en la oración y la
pronunciación correcta de todos los sonidos de nuestra lengua.
 Además de las tres dimensiones, el lenguaje y la comunicación tienen
dos vertientes: el lenguaje comprensivo (la capacidad de entender lo
que nos dicen), y el lenguaje expresivo (la capacidad de expresarnos
verbalmente).
Pautas para estimular el lenguaje
 Permite que tu hijo se exprese, pida y cuente experiencias. Incentívalo a
hablar en todo momento, no respondas en seguida si el niño sólo apunta
o hace un gesto. Dale la oportunidad de hablar y decir lo que necesita.
 Las muestras de afecto y cariño ayudan a un mejor desarrollo del
lenguaje. Préstale atención y demuestra que disfrutas hablar con él.
Refuerza positivamente todas las iniciativas de comunicación.
 Cuando le hables a tu hijo, ponte a la altura de sus ojos y míralo a la
cara.
 Enseñar el nombre correcto de los objetos, comenzando por los más
familiares: nombrar los cubiertos, las habitaciones, prendas de vestir,
alimentos, electrodomésticos de la casa, etc. Enséñale el nombre de las
cosas, cómo son y para qué sirven.
 Siempre se debe nombrar todo por su nombre, sin uso de diminutivos y
menos imitar el habla infantil o repetir las palabras que el pronuncia mal.
Por ejemplo, si dice “tato” por zapato, los adultos no deben
acostumbrarse a decirle “tatos”.
 Háblale mientras hacen actividades juntos, cuando tú le hablas a tu hijo
él se siente acompañado y aprende más cosas. Es importante hablarle
en todo momento, al vestirlo, al bañarlo, al comer, al pasear y al ir de
compras. Relata lo que están realizando, nombra los lugares o los
objetos que están involucrados en esa acción. Esto ayudará a que tu hijo

de esta forma le estás enseñando que existen turnos de conversación y que no se debe interrumpir a la persona que está hablando. utiliza frases cortas y sencillas. no lo interrumpas. Escucha con atención lo que te cuente de sus experiencias. Traduce su habla. . debes repetirle despacio y de forma adecuada lo que quiere decir. despacio. Intenta que repita una vez cuando traduces su habla: si lo hace bien. lo elogias y si no lo hace. así escuchará de tí cómo se hace correctamente.     aprenda nuevas palabras y que comience a comprender la forma de estructurar oraciones correctamente. Habla con el niño sin gritar. Si tu hijo no pronuncia bien o no construye oraciones correctamente. Leer cuentos e historias es una forma muy eficaz de enseñarle un modelo correcto de cómo se construyen oraciones y diferentes formas verbales. fáciles de comprender. no se vuelve a insistir hasta otra ocasión.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful