Está en la página 1de 6
<a href=Arquitectura Gotica en El Salvador. Iglesia de la Medalla Milagrosa en San Miguel (El Salvador). Ubicada en la 7ª avenida norte y 4 calle poniente (Barrio San Felipe), 503-San Miguel, San Miguel. El centro histórico de la ciudad de San Miguel. La belleza del centro histórico de la Perla oriental hace resaltar su casco urbano. La arquitectura que adorna los inmuebles data del siglo pasado y el tiempo se niega a dejar sus huellas en cada rincón. Recorrer las calles es una invitación a visitar su pasado. En cada esquina se percibe el ambiente antiguo, el olor de antaño. Historia de la Capilla. La capilla Moneda Milagrosa fue construida en 1904 por la congregación de las Hijas de la Caridad de San Vicente, en los terrenos del antiguo hospital San Juan de Dios en San Miguel. Materiales de construcción. Los materiales para la construcción fueron ladrillos de tipo mixto, cemento, cal, madera y lámina. Las columnas están formadas por concreto sólido. Hay 13 piezas de imaginería y 21 vitrales en " id="pdf-obj-0-5" src="pdf-obj-0-5.jpg">

Iglesia de la Medalla Milagrosa en San Miguel (El Salvador).

Ubicada en la 7ª avenida norte y 4 calle poniente

(Barrio San Felipe),

<a href=Arquitectura Gotica en El Salvador. Iglesia de la Medalla Milagrosa en San Miguel (El Salvador). Ubicada en la 7ª avenida norte y 4 calle poniente (Barrio San Felipe), 503-San Miguel, San Miguel. El centro histórico de la ciudad de San Miguel. La belleza del centro histórico de la Perla oriental hace resaltar su casco urbano. La arquitectura que adorna los inmuebles data del siglo pasado y el tiempo se niega a dejar sus huellas en cada rincón. Recorrer las calles es una invitación a visitar su pasado. En cada esquina se percibe el ambiente antiguo, el olor de antaño. Historia de la Capilla. La capilla Moneda Milagrosa fue construida en 1904 por la congregación de las Hijas de la Caridad de San Vicente, en los terrenos del antiguo hospital San Juan de Dios en San Miguel. Materiales de construcción. Los materiales para la construcción fueron ladrillos de tipo mixto, cemento, cal, madera y lámina. Las columnas están formadas por concreto sólido. Hay 13 piezas de imaginería y 21 vitrales en " id="pdf-obj-0-14" src="pdf-obj-0-14.jpg">

503-San Miguel,

San Miguel.

El centro histórico de la ciudad de San Miguel.

La belleza del centro histórico de la Perla oriental hace resaltar su casco urbano. La arquitectura que adorna los inmuebles data del siglo pasado y el tiempo se niega a dejar sus huellas en cada rincón. Recorrer las calles es una invitación a visitar su pasado. En cada esquina se percibe el ambiente antiguo, el olor de antaño.

Historia de la Capilla.

La capilla Moneda Milagrosa fue construida en 1904 por la congregación de las Hijas de la Caridad de San Vicente, en los terrenos del antiguo hospital San Juan de Dios en San Miguel.

Materiales de construcción.

Los materiales para la construcción fueron ladrillos de tipo mixto, cemento, cal, madera y lámina. Las columnas están formadas por concreto sólido. Hay 13 piezas de imaginería y 21 vitrales en

total. Estos elementos decorativos son originarios de Francia y de Bélgica. Se trajeron a inicios de siglo pasado por vía marítima.

La obra es una réplica de la nave central de la capilla de las apariciones de la Medalla Milagrosa a Santa Catalina Labouré, de origen francés y considerada la virgen del silencio. La capilla original está en la sede central de la congregación de las Hermanas de la Caridad en Francia y es de estilo neogótico.

Originalmente, la versión migueleña estaba adentro del hospital, pero en la década de los ochenta (1985) el nosocomio se trasladó a otro lugar y desde entonces los lugareños comenzaron a llamarle la Medalla Milagrosa.

La precursora de la construcción del templo fue sor María Morín y el levantamiento de los planos estuvo a cargo del coronel Ascención Azucena.

La capilla alusiva a la Medalla Milagrosa es un templo peculiar que tiene más de 100 años de antigüedad. Se localiza en el mismo predio donde funcionó el antiguo hospital central “San Juan de Dios” de este lugar. Este recinto ha sido resguardado por religiosas de la congregación Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl.

La historia relata que a principios del siglo XIX, Sor María Morín, originaria de Francia, ejerció labores de misionera en el sanatorio. La religiosa quiso proporcionar a los pacientes un lugar de meditación y fortaleza espiritual para los enfermos y sus familiares.

total. Estos elementos decorativos son originarios de Francia y de Bélgica. Se trajeron a inicios de

En 1904 comenzaron las obras de construcción con el diseño de planos que proporcionó el coronel Asunción Azucena, quien estuvo ingresado ese mismo año y apoyó la iniciativa de Morín. Azucena falleció y sor Morín continuó con las obras. Diez años después esta capilla fue bendecida y comenzó a funcionar como pequeño templo privado del hospital hasta 1985. Luego del traslado del establecimiento a otro sitio, la infraestructura quedó en abandono y se rodeado de un predio baldío. No obstante, las religiosas trabajaron por rescatar este patrimonio de San Miguel y realizaron trabajos para mantenerlo en buenas condiciones.

Esta joya arquitectónica está decorada con hermosos y coloridos vitrales franceses de estilo

único, creadas por el

artista A.F. Bernard desde la ciudad de Grenoble en 1913. Los vitrales

representan capítulos bíblicos y también milagros reconocidos por la Iglesia Católica, por los favores recibidos gracias a la intercesión de la Virgen María, bajo la advocación de la Medalla Milagrosa. Uno de ellos es la representación del milagro atribuido a la Virgen, de salvar el convento de las Hijas de la Caridad en Paris, de un fuerte incendio. Otro episodio bíblico impresionante se ubica en la entrada principal de la capilla que muestra a la Virgen María sometiendo a la bestia de siete cabezas que relata el libro del Apocalipsis.Tras las inclemencias del tiempo, estas piezas tuvieron que ser restaurados en 2006 por el taller salvadoreño de Sandra Morales.

representan capítulos bíblicos y también milagros reconocidos por la Iglesia Católica, por los favores recibidos gracias

Esta hermosa joya arquitectónica es de estilo neogótico muy propio de las capillas europeas cuyo diseño de ojivas obedecen a la idea de inspirar al feligrés a una experiencia religiosa y detalles decorativos que le inspirarán a observarlos con detenimiento. Cabe destacar que en el año 2010 se realizaron obras para restaurar y reforzar su arquitectura. Además cuenta con el respaldo de la Convención de la Haya de 1954 que lo declara como “Bien Protegido” por esta legislación internacional.

De arquitectura gótica, es imagen y copia fiel de la capilla Las Apariciones de la Santísima Virgen a Santa Catalina Labouré, en el viejo centro de París, Francia. La obra fue iniciada en 1904, como idea del primer grupo de religiosas de la orden Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, provenientes de Francia, pero especialmente por Sor María Morín.

Morín era la administradora general del hospital de Caridad San Juan de Dios y superior de la comunidad Hijas de la Caridad. Los planos de la capilla fueron realizados por el coronel Ascensión Azucena, originario de San Salvador, quien llegó muy enfermo al nosocomio y conoció sobre la inquietud de Sor Morín de construir la capilla en el centro hospitalario.

Y por fin, en 1914, Monseñor Juan Antonio Dueñas y Argumedo que acababa de tomar posesión de la Diócesis de San Miguel bendijo la capilla.

En la Medalla Milagrosa se encuentran los restos de Sor Morín, quien murió el 19 de mayo de

1924, a los 84 años. La capilla permaneció dentro del antiguo hospital hasta que en 1985 fue inaugurado el nuevo edificio para los enfermos. Los vitrales fueron elaborados en Francia, por el artista A. F. Bernard, en Grenoble, en 1913

1924, a los 84 años. La capilla permaneció dentro del antiguo hospital hasta que en 1985
 

La protectora

Comida santa

 

El trabajo refleja el milagro que se le atribuye a la Medalla Milagrosa, cuando salvó de un incendio la casa madre de las Hijas de la Caridad, en París, Francia.

La representación de la Santa Cena se halla en el templo migueleño por el ala izquierda. Con ella se finaliza el grupo de 21 vitrales que comienzan a la izquierda del Altar Mayor.

 
1924, a los 84 años. La capilla permaneció dentro del antiguo hospital hasta que en 1985
1924, a los 84 años. La capilla permaneció dentro del antiguo hospital hasta que en 1985
 

Jesús, el Hijo de Dios

La elegidaa

 

El enviado a la tierra para que

La derecha del Altar Mayor, la

los cristianos tuvieran una opción de salvación también es una figura central en el trabajo del artista francés que creó los vitrales para la iglesia.

obra de la Anunciación, donde el arcángel Gabriel dice a María que será la madre de Jesús.

 
La crucifixión El milagro El artista francés usó magistralmente los colores. Hay un fondo azul que
La crucifixión El milagro El artista francés usó magistralmente los colores. Hay un fondo azul que
 

La crucifixión

El milagro

 

El artista francés usó magistralmente los colores. Hay un fondo azul que resalta los finos detalles.

La segunda aparición de la Virgen en la sede de las Hijas de la Caridad, el 27 de noviembre en 1830.

La vida de Sor Maria Morin.

 

Sor María Morín era de nacionalidad francesa e hizo de El Salvador su segunda patria. La religiosa formaba parte de la congregación de las Hermanas de la Caridad, quienes fueron las encargadas de ayudar a los enfermos internos del antiguo Hospital de San Miguel. A iniciativa de la religiosa, a principios de 1904 iniciaron los trabajos de construcción de lo que es ahora la Capilla de la Medalla Milagrosa en los terrenos del entonces hospital.

A pesar de las limitantes económicas y a los obstáculos que se presentaron en la edificación de la obra, la religiosa y otro grupo de personas que la apoyaron lograron casi 10 años después finalizar su construcción. Sor María fue una virtuosa Hermana de la Caridad, que consagró su vida al servicio de los desvalidos, las personas necesitadas y todo aquel que necesitara del apoyo de su congregación. La religiosa entregó su alma al Creador el 19 de mayo de 1924, a los 84 años de edad y 62 de vocación religiosa. Sus restos descansan en la bóveda celeste de la misma capilla que ella misma ayudó a construir.

Descripción Arquitectónica de esta joya.

 

La construcción se inició en 1904, bajo la dirección de sor María Morin y el coronel Ascencio Azcunaga, en lo que fuera el patio central del antiguo Hospital San Juan de Dios.

El diseño y los planos fueron obra del coronel Ascencio Azcunaga y la obra fue supervisada personalmente por Sor Morin. En 1914 se inauguró la capilla, en el interior de los jardines centrales del hospital San Juan de Dios, con el acto de bendición del recientemente nombrado obispo de San Miguel Monseñor Juan Antonio Dueñas.

El inmueble presenta un gran pasillo de más de 25 metros de largo y un pequeño atrio frente a la entrada principal, cercado por una baranda con herrería rectilínea y pilares en forma de pináculos. La capilla tiene una puerta principal al centro, hecha de madera entablerada ricamente tallada con cruces, arcos ojivales y motivos florales; el vano es recto, con arco ojival enmarcado por molduras tipo junquillo y filete.

Sobre la puerta principal se ubica un óculo (ventana ovalada) con molduras tipo cuarto bocel y astrágalo, y vidrios de colores naranja, azul y verde.

Enmarcando la puerta, a cada extremo, se ubican dos pilastras que sobresalen ligeramente de la pared, con pedestales decorados con molduras tales como astrágalo, caveto y cima reversa. Sobre el capitel de cada columna se apoya una especie de escusón, el cual sirve de marco para el emblema de las religiosas de la Medalla Milagrosa.

La construcción se inició en 1904, bajo la dirección de sor María Morin y el coronel

El escudo de la izquierda presenta el adverso de la Medalla, con la imagen de la Virgen en alto relieve, pisando una serpiente y apoyada en un mundo, con sus manos extendidas hacia abajo.

El otro escudo es el reverso de la Medalla, con dos corazones en la parte inferior -uno atravesado por una daga-, apoyados en la letra “m” y sobre esta una cruz. Doce estrellas enmarcan estos tres elementos. Justo sobre el escudo se aprecia otro capitel decorado con hojas de acanto, volutas y un ángel. Sobre la puerta se aprecia un tímpano moldurado con cimas rectas y filetes, así como un vitral con tracería de plomo, la cual da soporte a los vitrales con escenas bíblicas. Es de hacer notar que los 21 vitrales que presenta la iglesia fueron hechos en Grenoble, Francia.