Está en la página 1de 5

FRAUDE.

 Concepto
El deudor transfiere sus bienes a título oneroso en perjuicio de sus acreedores.
962. Para ejercer esta acción es preciso:
1° Que el deudor se halle en estado de insolvencia. Este estado se presume desde que se encuentra
fallido;
2° Que el perjuicio de los acreedores resulte del acto mismo del deudor, o que antes ya se hallase
insolvente;
3° Que el crédito, en virtud del cual se intenta acción, sea de una fecha anterior al acto del deudor.
963. Exceptúanse de la condición 3ª del articulo anterior, las enajenaciones hechas por el que ha
cometido   un  crimen,   aunque   consumadas   antes   del   delito,   si   fuesen   ejecutadas   para   salvar   la
responsabilidad   del   acto,   las   cuales   pueden   ser   revocadas   por   los   que   tengan   derecho   a   ser
indemnizados de los daños y perjuicios que les irrogue el crimen.
Los acreedores tienen ligada la suerte de sus créditos al estado de la fortuna del deudor. Todo
egreso de bienes supone una disminución de la garantía común; pero mientras se trate de actos
normales de administración o disposición, ellos deben soportar sus consecuencias y carecen de
remedio legal para impugnarlos. Sólo cuando el acto está encaminado a defraudarlos, la ley acude
en su defensa. Ocurre a veces que un deudor que está a punto de caer en insolvencia o que se
encuentra   ya   en   ese   estado,   enajena   alguno   de   sus   bienes   para   substraerlo   a   la   acción   de   sus
acreedores; el dinero o los valores mobiliarios que recibe en cambio escapan fácilmente al embargo.
En   tal   caso,   la   ley   les   reconoce   la   acción   revocatoria   la   cual   permite   a   los   acreedores   hacer
ejecución del bien cuya propiedad se había transferido.
REQUISITOS PARA EL EJERCICIO DE LA ACCION REVOCATORIA
961.  Todo acreedor quirografario puede demandar la revocación de los actos celebrados por el
deudor en perjuicio o en fraude de sus derechos.
En el artículo 962 del Código Civil se establecen las condiciones generales para la procedencia de la
acción pauliana:
a) En primer término, es necesario que el deudor se halle en estado de insolvencia. De lo contrario,
el actor no podrá alegar perjuicio, pues los bienes de aquél alcanzarían para satisfacer el pago
de sus obligaciones.
La insolvencia debe existir en el momento de la iniciación de la demanda.  
El estado de insolvencia se presume desde que el deudor se encuentra fallido. Por fallido debe
entenderse tanto la quiebra comercial como el concurso civil. Pero aun no mediando falencia, el
interesado puede probar que el activo no alcanza cubrir el pasivo.
b) En segundo lugar, es necesario que el perjuicio de los acreedores resulte del acto mismo del
deudor o que ya antes se hallase insolvente; en otras palabras, que el acto hubiere provocado o
agravado la insolvencia del deudor.
Finalmente, el crédito en virtud del cual se intenta la acción, debe ser de fecha anterior al acto
impugnado. La razón que inspira este requisito es que los acreedores cuyo crédito tiene un origen
posterior al acto del deudor, no podrían invocar fraude en su perjuicio; cuando ellos llegaron a
constituirse en acreedores, sea por contrato, sea por disposición de la ley, los bienes hablan ya
salido   del   patrimonio   del   deudor   y   mal   podrían   sostener   que   el   acto   estaba   encaminado   a
perjudicarlos.
EFECTOS QUE SE SIGUEN DE LA REVOCACION DEL ACTO

Y si la cosa hubiese sido transferida. sino dejar expedita la vía para que los acreedores puedan cobrarse sus créditos. Si no fuera posible la anulación parcial (como en el caso de venta de un inmueble). porque en esta hipótesis la revocación es pedida por el síndico en nombre de todos los acreedores. Esta disposición se explica por sí sola. Si la enajenación que se quiere revocar hubiere sido a título gratuito. ­  Entre el deudor y el adquirente. la revocación de  un acto no tiene por efecto la reintegración de los bienes al patrimonio del deudor que los había enajenado. importaría un verdadero abuso del derecho.   2º.   es   claro   que   esta indemnización sólo tendrá lugar cuando el acto hubiere sido a titulo oneroso. incluso aquellos cuyo crédito es de fecha posterior al acto impugnado. si se tratara de un acto que por su naturaleza propia es susceptible de anulación parcial. el tercero (cómplice de fraude) debe restituir la cosa con sus frutos. Por  fianzas  debe entenderse toda garantía suficiente.   el   adquirente   despojado   total   o parcialmente   del   bien   tiene   derecho   a   que   el   enajenante   le   repare   el   daño. una nulidad. ejecutando el bien y pagados todos los créditos quedara todavía algún sobrante.Inoponibilidad del mismo al acreedor que ejercito la acción. 965.  Relaciones   entre   los   distintos   acreedores. debe dejarse sin efecto en la medida del perjuicio que se les ha ocasionado. La revocación no importa. que presiden la acción revocatoria. CC). el acto revocado mantiene su validez. éste pertenecerá al que adquirió aquél mediante el acto fraudulento. si cobrados los acreedores. a un sub adquirente de buena fe (no prospera contra él la acción). Cómo puede paralizarse la acción. y revocado el acto. De ahí que la ley limite los efectos de la acción al importe del crédito del que la hubiere intentado. Relaciones entre el deudor y el adquirente. El tercero a . El acto realizado en fraude de acreedores. 966. simplemente el acto impugnado en inopinable a los acreedores. el donatario nada puede reclamar.  ­  El tercero a quien hubiesen pasado los bienes sujetos a la acción  pauliana.  De estos principios generales. como sería la donación de una suma de dinero. Esta solución se explica porque.   puede  hacer   cesar   sus   efectos   satisfaciendo   el   crédito  de   los   que   se   hubiesen presentado o dando fianzas suficientes del pago integro de sus créditos. hacer reingresar el bien al patrimonio del deudor. a su vez. el tercero cómplice del fraude deberá indemnizar al accionante los daños y perjuicios (art. sino que se limita a dejar expedita la vía para que sobre esos bienes pueda recaer la ejecución de los acreedores que hubieran probado la existencia del fraude. 962. sino solamente al que la ha intentado (art. Distinto es el caso de quiebra o concurso. pero una vez satisfechas las deudas. quedara un remanente. Llevar la acción adelante. porque es poseedor de mala fe (art. pues el donante no responde por evicción (art. Tratándose de enajenaciones a título oneroso. 972). CC). De ahí las siguientes consecuencias: 1º.CC). se desprenden los efectos que hemos de estudiar en los números siguientes.   no beneficia a los demás. especialmente la real. El efecto de la acción pauliana no es. De tal modo. 2090.   éste   pertenece   al   adquirente   y   no   al   deudor. no obstante que el poseedor de los bienes paga el crédito o da fianzas suficientes de que será pagado. según se ha visto. para el caso de que los bienes del deudor no alcanzaren a satisfacerlos (art. por consiguiente.   ­  La   acción  pauliana   entablada   por   un  acreedor. 971). bastará que queden reunidos los requisitos del art. la revocación se referirá a aquella porción necesaria para pagar el crédito. en rigor. mantiene sus efectos entre las partes que lo han celebrado.

 para dejar sin efecto el acto simulado. para escapar al cumplimiento de obligaciones reales. no pueden ejercer acción alguna el uno contra el otro. para evadir impuestos. Se utiliza para ocultar ciertas actividades. que no son aquellas para quienes en realidad se constituyen o transmiten. La simulación no es reprobada por la ley cuando a nadie perjudica ni tiene un fin ilícito.quien hubiere pasado la cosa. si el contradocumento no contuviese algo contra la prohibición de las leyes. es en sí ficticio y mentiroso o constituye una máscara para ocultar un negocio distinto. el negocio que aparentemente es serio y eficaz. los jueces pueden conocer sobre él y sobre la simulación. o cuando el acto contiene cláusulas que no son sinceras. o cuando fuere lícito.  958. aunque desconociera la insolvencia del deudor. o contra los derechos de un tercero. ni perjuicio a tercero. (*)   Solo   podrá   prescindirse   del   contradocumento   para   admitir   la   acción. 957. cuando éste hubiera sido ilícito. oculto bajo falsas apariencias.  La   simulación   tiene   lugar   cuando   se   encubre   el   carácter   jurídico   de   un   acto   bajo   la apariencia de otro. 967). Cuando en la simulación relativa se descubriese un acto serio. explicando o restringiendo el acto precedente. FORMAS: ABSOLUTA Y RELATIVA ­ LICITA E ILICITA 956. ACCION DE SIMULACION 959.  La simulación es  absoluta  cuando se  celebra  un  acto  jurídico que  nada tiene  de  real. que no supone siempre daño. Caracteres del acto simulado: a) Supone  una  declaración  de voluntad ostensible  y otra  oculta.  esta  última  la  que  expresa  la verdadera voluntad de ellas.   si   mediaran circunstancias que hagan inequívoca la existencia de la simulación. b) Tiene por objeto provocar un engaño. sobre la simulación. Los que hubieren simulado un acto con el fin de violar las leyes o de perjudicar a un tercero. no podrá ser éste anulado desde que no haya en él la violación de una ley. deberá restituir el bien (art. o cuando por él se constituyen o transmiten derechos a personas interpuestas.  y relativa  cuando se emplea para dar a un acto jurídico una apariencia que oculta su verdadero carácter.  Si hubiere sobre la simulación un contradocumento firmado por alguna de las partes. DIVERSOS CASOS A) EJERCICIOS DE LA ACCION POR UNA PARTE CONTRA LA OTRA . o fechas que no son verdaderas. SIMULACION: CONCEPTO 955. c) Se concierta de común acuerdo entre las partes con el propósito de engañar a terceros. Acto simulado  es aquel que tiene una apariencia distinta a la realidad. salvo que la acción tenga por objeto dejar sin efecto el acto y las partes no puedan obtener ningún beneficio de la anulación. Hay un contraste entre la forma externa y la realidad querida por las partes. 960.

En  suma. Sus pocos bienes restantes se reparten entre los acreedores. Es necesario desalentar este tipo de defraudaciones. a cuyo efecto hace valer el contradocumento respectivo. vende simuladamente sus bienes a un amigo y cae luego en concurso. ­  Con cierta frecuencia. La ley le niega acción. se levanta el concurso y el deudor obtiene carta de pago. Entre dos males la ley elige el menor.   la   simulación   entre  las   partes   sólo  puede   probarse   por   contradocumento. una importancia singular. el adquirente fingido de una cosa o de un derecho. Doctrina y jurisprudencia sobre la necesidad del contradocumento El contradocumento es una declaración de voluntad formulada por escrito por las partes. Es preciso que quien intente perjudicar a terceros con esta maniobra.   los contratantes lo mantendrán en secreto. 959 un párrafo que dice a continuación del texto ya transcripto: salvo que la acción tenga por objeto dejar sin efecto el acto y las partes no puedan obtener ningún beneficio de la anulación. OPONIBILIDAD DEL ACTO SIMULADO CON RELACION A TERCEROS Protección de los sucesores singulares de buena fe contra la impugnación del acto por las partes. La ley 17. En   principio. Las presunciones adquieren así. 960 un apartado   que   dice:  Sólo   podrá   prescindirse   del   contradocumento   para   admitir   la   acción. pues de lo contrario. Muchas veces aquél no se otorga.   es   necesario  un  arrepentimiento  de   las   partes.Supongamos que una persona cubierta de deudas. que reciben sólo una pequeña parte de sus créditos y luego. Es cierto que con esta solución se beneficia el tercero que fue cómplice en la simulación y que se quedaría con los bienes por los cuales no pagó ningún precio. inequívoca de la simulación.711 ha admitido explícitamente al agregar al art. cierta. luego de algunas vacilaciones. que quiere recuperar el bien para entregarlo a sus acreedores ¿También en este caso se le negará la acción? El artículo 959 no preveía esta situación. sepa que luego no tendrá vía legal para recuperar sus bienes.711 ha consagrado expresamente esta solución. sólo por excepción disponen de documentos o testigos. Éste ha sido el criterio que la ley 17. por admitir la acción.   pero   los   terceros   no   pueden poseerlo. al agregar al art. EL PROBLEMA DE LA PRUEBA. Enseguida demanda a su amigo por restitución de los bienes. es lógico admitir la acción. en esta materia. y destinada a probar que el acto ha sido simulado. Pero siempre que haya una prueba  incontrovertible. Los jueces las admiten siempre que por su carácter y concordancia lleven a su ánimo la convicción de que el acto fue simulado. es en base a ellas que se resuelven por lo general esta clase de juicios.   un  propósito  de   reparar   los   perjuicios derivados del acto para terceros o dejar sin efecto el fraude a la ley.   Pero   la exigencia del contradocumento no es inflexible. Lo   que   importa   es   que   el   contradocumento   exprese   la   verdadera   voluntad   de   las   partes   en   el momento de otorgarse el acto aparente. por existir una completa confianza entre las partes.   si mediasen circunstancias que hagan inequívoca la simulación. transcurridos los plazos legales. En tales casos. Pero supongamos ahora que el simulador se ha arrepentido de su acto.   justamente   porque   la   simulación   se   hace   en   su   perjuicio   y   si   aquél   se   otorgó. casi la única prueba que tienen a su disposición es la de presunciones. de carácter generalmente secreto. pero la jurisprudencia y la doctrina se habían inclinado. EJERCICIO DE LA ACCION POR TERCEROS CONTRA LAS PARTES Las   partes   han   podido   y   debido   procurarse   un   contradocumento. no haría otra cosa que reconocerle la vía ilegal para consumar el fraude a terceros. los transfiere a un . aunque no exista contradocumento.

. intentada por las partes o por terceros (4030). salvo prueba en contrario. lo transfiere a un tercero. que lo enajena a un extraño o constituye en favor de éste un derecho real de hipoteca.tercero. LESIÓN: El art. El accionante tendrá opción entre demandar la nulidad del acto o exigir un reajuste equitativo del convenio. el acto simulado no puede ser impugnado por él y sólo le queda una acción de daños y perjuicios contra quien defraudó su confianza. el enajenante no tiene derecho alguno contra el sucesor a titulo singular de buena fe (996). Se presume. el juicio se limitará a esta última opción: esto es. servidumbre. pues de lo contrario no habría adquisición ni titulo seguros. ligereza o inexperiencia de la otra. 954 establece que podrá demandarse la nulidad o la modificación de los actos jurídicos cuando una de las partes.   burlando   la   confianza   depositada   en   él. no se declarará la nulidad del acto. a su vez. explotando la necesidad. PRESCRIPCION DE LA ACCION DE SIMULACION. Aun cuando la simulación sea licita. etc. La ley 17711 dispuso que la acción se prescribe a los dos años. La acción podrá ser ejercitada por el lesionado o sus herederos. obtuviera por medio de ellas una ventaja patrimonial evidentemente desproporcionada y sin justificación. por lo demás. o bien el de una persona a cuyo nombre se ha endosado un cheque con fines de cobro y que. Sin embargo. si su contenido no está anotado en la escritura matriz y en la copia por la cual hubiera obrado el tercero. Esta solución se impone como una exigencia de la seguridad del comercio. .   Tal   es   el   caso   del   comprador   aparente   de   un inmueble. si el accionante hubiera demandado la nulidad y al contestar la demanda la otra parte ofreciere el reajuste. prescribiendo a los cinco años del otorgamiento del acto. Los cálculos deberán hacerse según valores al tiempo del acto y la desproporción deberá subsistir en el momento de la demanda. sea la simulación absoluta o relativa. REQUISITOS: ART 996 El contradocumento privado no tendrá ningún efecto contra los sucesores a título singular. que existe tal explotación en caso de notable desproporción de las prestaciones. quien simula debe correr el riesgo de su mentira. ni tampoco lo tendrá la contraescritura pública.