Está en la página 1de 4
Habilidades para la comunicación escrita: Trabajo final Nombre: Sebastián Eduardo Ramírez Ramírez Profesor: Kristov

Habilidades para la comunicación escrita:

Trabajo final

Nombre: Sebastián Eduardo Ramírez Ramírez

Profesor: Kristov Cerda

Fecha: 14.11.2014

El derecho para fines pedagógicos se subdivide en distintas ramas las que permiten su estudio de una manera más específica, de igual forma esto permite abordar cada rama del derecho de forma más concreta pues es más simple tratarlas de manera separada que de un modo general por la sencilla razón de todo lo que éste abarca. En este informe se hablara específicamente del Derecho Penal Chileno: 1.Se dará una breve reseña histórica respecto de las penas y su evolución, 2.Se abordara que es lo que dichas penas buscan y su cambio a lo largo de la historia para hablar luego sobre la situación de Chile en lo referente a si estas penas 3. ¿Son efectivas?, y por último 4. ¿Es efectivo el sistema carcelario Chileno?

El primer periodo se ubica en la época primitiva y se le denomina venganza de sangre, en el cual la pena consistía en la muerte del ofensor o de algún miembro de su tribu, esta se aplicaba entre miembros de distintas tribus; si se cometía una ofensa entre miembros de una misma tribu al ofensor se le expulsaba de la tribu que viene a ser el equivalente a la muerte del mismo. Luego se pasa a la venganza privada, en la cual la Ley del Talión viene a ser el icono de este periodo, por la cual se entiende que el delincuente debe sufrir un daño de igual magnitud que el que causo (En esta época toma relevancia el refrán "ojo por ojo, diente por diente"), hay que tener presente que acá hay una existencia de un poder público que es el cual aplica la sanción que en el fondo es la búsqueda de una equivalencia entre lo sufrido por la víctima y la sanción aplicable al ente ofensor. El último periodo corresponde al de la pena pública, el cual producto de las de las comunidades y la evolución de su organización lo que culmina con la creación del Estado y la facultad de éste para legislar (crear normas de conducta que regulan las relaciones de las personas y de éstas con el Estado) y el mismo administrar justicia (castigar la violación a las normas que el Estado impone).

Lo único absoluto en el derecho penal es que las penas siempre han buscado castigar al que delinque contra los bienes socialmente protegidos, como la vida o la propiedad privada (el cual comprende el hurto y el robo como ejemplos), el avance en esta materia se produce cuando se deja de lado (pero no totalmente) las penas retributivas, las cuales se son el reflejo de la aplicación de la Ley del Talión, y el

Estado adopta la aplicación de penas restrictivas, las cuales consisten en la privación de ciertos derechos por parte del Estado hacia el delincuente como por ejemplo: Al que mata a una persona se le priva su derecho de libre tránsito en el territorio y se le confina al interior de un lugar, el cual está establecido con anterioridad a la perpetuación del hecho punible y que consiste en las denominadas cárceles.

Bajo este punto no está de más explicar que el Derecho Penal no solo busca castigar a la persona, sino que además busca su resocialización, lo que corresponde a que el individuo que comete una infracción penal después de cumplir su condena se integre a la sociedad y deje de ser un peligro para esta. Situación que de por si es muy complicada porque muchas veces se estigmatiza a los delincuentes los cuales tienen muchas dificultades para poder conseguir un trabajo y superar el rechazo social; este es uno de los puntos que hace tan complejo al Derecho Penal, puesto aunque sea un delincuente, el Estado (acá nos referimos a un Estado de Derecho) no puede dejar de preocuparse por él. A juicio de éste autor las penas en la actualidad no son efectivas puesto que no cumplen con el objetivo de la prevención, que es evitar que se cometan delitos, puesto que por la baja de las mismas los que delinquen entienden que: a) lo obtenido supera la sanción y b) la sanción es tan baja y aun que se delinca en poco tiempo se podrá salir de la cárcel; y la resocialización de los delincuentes no opera ya que como es sabido, las cárceles hacen aún más peligrosos a los delincuentes.

Respecto del último punto el autor sostiene que las cárceles chilenas no cumplen con los estándares que se debiera, esto se aprecia en la sobrepoblación de reos que estás albergan y producto de lo mismo no se puede cumplir con el objetivo de la resocialización de los delincuentes. El problema de esto pasa por la falta de recursos, los cuales no permiten cumplir con los estándares mundiales en lo referente al sistema penal; otro punto importante acá es la legislación penal, en la cual nuestro Código Penal no ha sufrido muchas reformas que vengan en ayuda de una mejor satisfacción de este problema.

En consecuencia, se puede apreciar que las evoluciones de las penas van en pro de los delincuentes al buscar hoy como fondo su reinserción en la sociedad. Si bien el objetivo es válido, aún no logramos cumplir con el objetivo puesto que existe una falta de recursos y una deficiente y obsoleta legislación penal.