Está en la página 1de 5

Low Tech: la arquitectura ecológica

Al planificar un nuevo edificio a menudo no se tiene en cuenta su posible impacto ambiental y
social. Para intentar frenar esta tendencia, los defensores del Low Tech, una nueva forma de
arquitectura ecológica, reivindican la revisión de las técnicas constructivas del pasado, para que la
arquitectura del futuro mantenga la eficiencia actual y se preocupe, al mismo tiempo, por los
aspectos éticos que derivan de ella.

[ver más imágenes]
28/12/2010
A lo largo de las últimas décadas, la tecnología ha permitido lograr avances significativos en el campo de
la arquitectura. Sin esas innovaciones sería impensable sacar adelante edificaciones como el hotel Vela,
en Barcelona, o el hotel de siete estrellas Burj al Arab, en Dubái. A veces, sin embargo, esta innovación
eclipsa los efectos ambientales de los materiales que se han utilizado en la construcción, ya que en
muchos casos se producen en zonas alejadas del emplazamiento del edificio.
Esta conciencia sobre los impactos colaterales es el motor del sistema de construcción Low Tech, una
forma de hacer arquitectura que reivindica una visión de los proyectos a largo plazo. "El actual sistema
económico solo procura conseguir el máximo beneficio económico. Nosotros proponemos ir más
allá, para intentar ser respetuosos con el entorno natural y social", asegura Mònica Alcindor,
arquitecta y profesora de la Escuela Politécnica Superior de Edificación de Barcelona (EPSEB), que
experimenta este método. El sistema Low Tech se basa en tres principios: potenciar el uso de materiales
locales, adaptar técnicas del pasado que están a punto de desaparecer y lograr que dichas técnicas estén
al alcance de todo el mundo.
Cada territorio dispone de cierta clase de recursos materiales en función de sus condiciones ambientales.
En el sistema Low Tech es básico que "los conocimientos se adapten a los recursos de cada zona,
para lograr un equilibrio y no tener que importarlos del exterior", explica Alcindor. "Hay que evitar,
en la medida de lo posible, el transporte de materiales pesados, ya que suponen un enorme gasto
energético del que es posible sustraerse".
"Existe una tendencia generalizada a trabajar con los materiales convencionales como el cristal, la
cerámica cocida o el hormigón, y parece que el resto ni existen",asegura Antonia Navarro, doctora en
Geología y profesora de la EPSEB, que ensaya nuevas técnicas de construcción en el laboratorio de
materiales. "En Cataluña, por ejemplo, la arcilla y el yeso solo se utilizan para hacer enfoscados en
los interiores, mientras que en la zona de los Monegros se utilizan como materiales de
construcción para exteriores".
En este sentido, Navarro subraya el escaso uso de la tierra, un material que conoce muy bien y que
destaca por sus ventajas: es inocuo, fácil de obtener localmente, supone un reducido gasto energético, es
incombustible y un buen aislante térmico y acústico. Si se combinan la tierra y otros materiales naturales
se pueden levantar paredes con sistemas que casi están en desuso, como los tapiales (muros de tierra
compacta que se realizan mediante un encofrado de madera), el adobe (ladrillos de tierra cruda y paja
secada al sol) o el cob (mezcla de tierra, agua y paja sin una forma concreta).

alejadas de los materiales tecnificados y las imágenes contemporáneas que. el arquitecto Gabriel Barbeta utilizó la técnica de bloques de tierra construida. resume Navarro. Un ejemplo práctico de construcción Low Tech es la que tiene una base de material local. La clave del Low Tech. Sin ir más lejos. Ambas coinciden en que este cambio de mentalidad puede iniciarse en la universidad. .De hecho. en Santa Eulàlia de Ronçana (Vallès Oriental) el pasado año se inauguró la guardería infantil La Font del Rieral. todo el mundo puede construirse una vivienda Low Tech. La arquitectura Low Tech es una vía emergente que se halla muy limitada por las firmes normativas que rigen en los países en materia de construcción. No debemos olvidar de dónde venimos. porque las técnicas antiguas han funcionado en muchas construcciones". transmiten los medios de comunicación. Por una parte. consiste en "encontrar el equilibrio justo entre los grandes conocimientos del pasado y los avances de los últimos años". según Alcindor. los técnicos podrán determinar cuáles son las mejores soluciones a largo plazo. Los materiales locales y las técnicas del pasado implican un aumento de la accesibilidad. que se ha ido perdiendo con la introducción de nuevas técnicas en las que el oficio no es tan necesario. "Cada vez hay más personas concienciadas. y que se beneficia de los pequeños tecnicismos High Tech (resultado de la innovación tecnológica) para mejorar el resultado final. por lo tanto. solo son precisos el terreno y el asesoramiento de un arquitecto que posea un buen conocimiento de las propiedades de los materiales de bajo impacto". explica Alcindor. Solo con estos datos. Según Alcindor: "Si hacemos un repaso de la historia de la arquitectura. hay que incorporar nuevas tendencias arquitectónicas. abundante y pesado. "Se puede vivir en construcciones de bajo impacto ambiental que no parezcan una cueva". Antes de la Revolución Industrial existía un gran conocimiento práctico. aunque en realidad pueden encontrarse arquitectos que siguen el Low Tech en todo el mundo". No obstante. ¿es posible aplicar este método en construcciones reales o es tan solo una corriente utópica? "Mucha gente piensa que solo se utiliza en países en vías de desarrollo. Para construir sus paredes. Así pues. el Low Tech también tiene un aspecto menos positivo: el tiempo de construcción y la mano de obra son superiores al sistema convencional. Es el primer edificio público Low Tech del Estado español. La solución comporta un doble cambio: de mentalidad y de normativas. el conocimiento tradicional es otro foco del Low Tech. para hacer posible el cambio de normativas hay que realizar primero una cuantificación exhaustiva del coste real de los materiales. Nos sorprendió que el primer encuentro Low Tech que organizamos en noviembre en la EPSEB despertara el interés de tantos estudiantes". confiesa Navarro. pero sería necesaria una mejor conexión entre nosotros. que son ladrillos de tierra natural sin cocer a los que se añadieron siete esencias florales de Bach. puede parecer que se ha hecho tabula rasa para ignorar todo el conocimiento que se ha ido acumulando a lo largo de los siglos. Por otra parte. Ambas docentes coinciden en que "no se necesitan grandes maquinas. afirma Alcindor. que tenga en cuenta el impacto de todo el ciclo de vida. desde la extracción del material hasta la gestión de los residuos que se deriven de la construcción.

Alcindor propone usar bridas de plástico para unir las cañas de bambú. Por ello.Materiales naturales para reconstruir Haití El terremoto que a principios de 2010 sacudió Haití conmovió a Mònica Alcindor. este verano Alcindor y dos compañeros más llevaron a cabo una investigación in situ de los materiales naturales que existen en esa zona y de las técnicas de construcción autóctonas. Desconocen que poseen materiales que aguantan los movimientos sísmicos mucho mejor que el hormigón que importan". Alcindor opina que "los haitianos deben reconstruir su país" y para contribuir a ello ha proyectado la construcción de una escuela a partir de recursos naturales. Gracias a su ligereza en caso de accidente no causa daños a las personas que hayan quedado atrapadas. El seísmo destruyó buena parte del país. es el material estrella. un alejamiento del primer mundo. El bambú. ya que las plantaciones de bambú consolidarán el suelo. El proyecto de la UPC ayudará a solucionar el problema de la desforestación en Haití. relativamente flexible en caso de seísmos. "Como arquitecta. En ese sentido. . que aún no ha sido reconstruida. Aunque en Haití todavía existe la cultura de hacer buenos nudos. hija de padre haitiano. tengo la responsabilidad de demostrar que las cosas pueden hacerse de otra manera. "Es curioso cómo los haitianos no quieren usar los materiales de construcción de su isla porque lo consideran un desprestigio. una idea que se podría exportar a todo el país. que no es posible que todos los recursos procedan del exterior de un país".

la Arq. A estas construcciones arquitectónicas se las puede incorporar dentro de la conceptualización general del las “construcciones ecológicas”. fácilmente realizables con pocos medios. en las casas tipo “fachwerk” de Europa Central. y/ó contaminación) que no permita su utilización por parte de las futuras generaciones. como ser el caso de las construcciones diseñadas según conceptos bioclimáticos. En una entrevista para la revista “Constructors”. incluso. Montse Bosch lo resume de una manera muy clara: “Consideramos construcción “Low Tech” aquella que está relacionada con materiales y soluciones constructivas cercanas. se basa en la relativa facilidad de la técnica que precisan. Esto significa estudiar todo el ciclo de vida de la . adecuadas a las realidades de los territorio y. su mantenimiento y su disposición final. pero se las populariza a partir de 1973 con el embargo del petróleo de la OPEC a los países industrializados. siendo estas premisas las básicas de este tipo de construcciones. pues es una caracterización que se inicio a partir de la cumbre de Río de Janeiro de 1992.El concepto de Arquitectura Low Tech. Eficiencia Energética. Nosotros consideramos que los principios de la arquitectura y construcción LOW TECH se pueden resumir en:  Recursos materiales de origen local  Transferencia o adopción de la cultura tecnológica que se adapte a los recursos locales disponibles  Sinceridad y facilidad de reproducción de la técnica constructiva empleada  Conocimientos accesibles alejados de tecnicismos abstractos  Simbiosis y colaboración con otros sistemas” El interés hacia ciertos materiales denominados low tech. Sostenibilidad Las construcciones llamadas Low Tech tienen sus orígenes en las tecnologías y estilos constructivos del medioevo. La sustentabilidad del hábitat construido está relacionado con los efectos de la construcción sobre el medio ambiente en todas las etapas del desarrollo. la que debe permitir su reciclado. uso. 18 abril 2013 · Add Comment · En Arquitectura sostenible. Para la concreción de una construcción ecológica se hace necesario un estudio previo de los materiales de la construcción a utilizar. uso y reciclado de los materiales de la construcción que constituyen dicho hábitat construido. la utilización de los recursos naturales de manera que no implique un daño irreparable (extinción o agotamiento por causas de su explotación. esto significa. optimizando recursos Publicado el Jueves. sus orígenes. en donde se proclamo el concepto del “Desarrollo Sostenible”. Además el funcionamiento de dichas construcciones es también sustentable.

por su bajo precio y porque están muy vinculados a la autoconstrucción. por esto se la denomina como low tech. es decir. por mencionar alguna. La arquitectura conocida como low tech reivindica. Uno de los arquitectos que se puede mencionar como referente de este movimiento es el ganador del Pritzker Wang Shu. al ser naturales son más saludables y como son productos de proximidad. quien consigue adaptar la construcción tradicional china a la actualidad modernizando las técnicas.construcción. . Se trata de un movimiento complejo. el impacto ambiental por su transporte es inferior. a su vez. una revisión de las técnicas y materiales constructivos del pasado con el objetivo de que la edificación del futuro mantenga la eficiencia actual y tenga presente. por lo que son materiales low environmental impact. de bajo impacto para el medio ambiente. Materiales típicamente ecológicos son: madera y adobe. el impacto ambiental derivado de la actividad. además de ser abundantes. tienen un impacto energético asociado a su producción muy bajo. ya que implica investigación e innovación para poder adaptar las prestaciones de los materiales y comprobar sus cualidades en lo referente a las exigencias de las normativas: resistencia al fuego. Estos materiales también resultan ser low cost. capacidad mecánica. precisamente.