Está en la página 1de 4

1.

- Canto Inicial:
(Sugerimos el “Himno a Ntra. Sra. de la Providencia” – “María, sencilla mujer…”-
pero queda a elección de cada Comunidad el canto más apropiado.)

2.- Introducción: (una solista)

“Hijas mías, nada tengo que deciros del amor a la Virgen,


ya que todas , gracias a Dios, rebosáis fervor mariano. Sólo quiero recordaros estos puntos:
que la améis entrañablemente, la respetéis y le seáis agradecidas… ”
(Úrsula Benincasa)

En este día, alabamos al Señor que ha querido enriquecer a su Iglesia


con las virtudes heroicas de su sierva Úrsula Benincasa. Las múltiples
formas de vivir el Evangelio para la edificación del pueblo y servicio
de la humanidad han sido y serán siempre un signo luminoso y
profético en la vida de todo creyente.

1 Día Segundo: “ÚRSULA Y NUESTRA SEÑORA“


Úrsula comparte con quien quiera acercarse, su vocación de
peregrina valiente y presurosa en “subir a la montaña“. Ella no
dudará en acompañar nuestros deseos más hondos de ascender y
elevar la mirada “más allá“ de nuestros pobres cálculos humanos.

Agradezcamos al Señor, porque cinco siglos después, continúa


dispensando su llamada y manteniendo siempre joven nuestro
carisma. Porque es posible verlo renacer en cada persona que, como
María, responde desde su pequeñez con generosidad creciente…

2.- Palabra de Dios ( liturgista)

“Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada
Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el
nombre de la virgen era María. Y entrando donde ella estaba, dijo: "Alégrate, llena
de gracia, el Señor está contigo." Ella se conturbó ante estas palabras y discurría qué
significaría aquel saludo. El ángel le dijo: "No temas, María, porque has hallado
gracia delante de Dios; vas a concebir y a dar a luz un hijo, a quien pondrás por
nombre Jesús. Él será grande, y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará
el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no
tendrá fin. María respondió al Ángel: "¿Cómo será esto, puesto que no conozco
varón?" El ángel le respondió: "El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del
Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será
llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su
vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa
es imposible para Dios." Dijo María: "He aquí la esclava del Señor; hágase en mí
según tu palabra." Y el ángel dejándola se fue.

(Lc 1, 26-38)

3.- Meditación: ( Solistas voluntarias )

 María es ejemplo sublime de perfecta


consagración, por su pertenencia plena
y entrega total a Dios. Elegida por el
Señor, que quiso realizar en ella el
misterio de la Encarnación, recuerda a
los consagrados la primacía de la
iniciativa de Dios. Al mismo tiempo,
habiendo dado su consentimiento a la
Palabra divina, que se hizo carne en
ella, María aparece como modelo de
acogida de la gracia por parte de la
criatura humana.

2 Día Segundo: “ÚRSULA Y NUESTRA SEÑORA“


 Cercana a Cristo, junto con José, en la vida oculta de Nazaret,
presente al lado del Hijo en los momentos cruciales de su vida
pública, la Virgen es maestra de seguimiento incondicional y de
servicio asiduo. En ella, «templo del Espíritu Santo», brilla de
este modo todo el esplendor de la nueva criatura. La vida
consagrada la contempla como modelo sublime de consagración
al Padre, de unión con el Hijo y de docilidad al Espíritu,
sabiendo bien que identificarse con «el tipo de vida en pobreza
y virginidad» de Cristo significa asumir también el tipo de vida
de María.

 La Virgen le comunica aquel amor que permite ofrecer cada día


la vida por Cristo, cooperando con Él en la salvación del mundo.
Por eso, la relación filial con María es el camino privilegiado
para la fidelidad a la vocación recibida y una ayuda eficacísima
para avanzar en ella y vivirla en plenitud.

( Fragmentos de VC, nº 28 )

4.-SILENCIO BREVE y REFLEXIÓN PERSONAL…

5.- ORAMOS JUNTAS…

Liturgista: Elevemos nuestra humilde y confiada oración por


intercesión de María, la Virgen Inmaculada, la “Señora” que cautivó
un día el corazón de Madre Úrsula. Ella, la Mujer de entera
disponibilidad a Dios, modelo de entrega gratuita y sin reservas, será
quien nos guíe hacia “ el Único y definitivo Bien “…

( Varias solistas )

 Por todas nuestras hermanas de Congregación, para que,


formadas en la escuela de María, sean fieles a su
vocación teatina, anuncien con fuerza la verdad de la
Palabra y sean dispensadoras incansables de la
misericordia divina. Oremos,

( Cantado)
“Ave María, llena de gracia, eres Madre de Dios,
te eligió el Señor, entre tantas mujeres…”

3 Día Segundo: “ÚRSULA Y NUESTRA SEÑORA“


 Por nuestras hermanas que sufren para que hallen en
María ayuda y consuelo y en nosotras solidaridad y
comprensión. Oremos

“Ave María, llena de gracia, eres Madre de Dios,


te eligió el Señor, entre tantas mujeres…”

 Por todas nuestras hermanas de Congregación, para que,


como María, la mujer fuerte, permanezcan en la fe,
trabajen en su santificación y cooperen al misterio de la
salvación. Oremos

“Ave María, llena de gracia, eres Madre de Dios,


te eligió el Señor, entre tantas mujeres…”

 Por todas nuestras comunidades, para que, fieles al


espíritu de Nazaret, sean ejemplo de caridad y servicio.
Oremos

“Ave María, llena de gracia, eres Madre de Dios,


te eligió el Señor, entre tantas mujeres…”

 Por nosotras, para que aprendamos de María a confiar en


la Palabra de Dios y experimentemos en toda
circunstancia de la vida la fuerza del amor. Oremos

“Ave María, llena de gracia, eres Madre de Dios,


te eligió el Señor, entre tantas mujeres…”

6.- CONCLUSIÓN:
L:/Y ahora, porque estamos al
servicio de Nuestra Señora y
habitamos en su casa, pidamos
a Madre Úrsula que nos
conceda el don de una vida
santa,
(Oración a Madre Úrsula: Eterno
Padre…)

Canto Final:
(Se puede concluir con el mismo canto de las preces.)

4 Día Segundo: “ÚRSULA Y NUESTRA SEÑORA“