LUNES 14 DE OCTUBRE DEL 2013

23

E

n el debate sobre la posible viabilidad de una Catalunya independiente han empezado a ponerse sobre la mesa multitud de argumentos para justificar una u otra opción. El simple hecho de aportar datos sobre esta posibilidad es ya de por sí un elemento que favorece al cambio, porque lo hace más real. Uno de los puntos más polémicos es el futuro de las pensiones. Varios dirigentes del PP han manifestado con contundencia que una de las consecuencias de una Catalunya independiente sería que, con el sistema de ingresos actual, no se podrían pagar las prestaciones de jubilación a los catalanes. Y, vistas las cifras, en parte tienen razón. Aunque se olvidan de explicar que lo mismo sucede también ahora con los jubila-

Contrapunto
SALVADOR

Sabrià

Jubilados y cotizantes en Catalunya

dos del resto de España. El pago de las pensiones se basa en un sistema de reparto, en el que los trabajadores cotizantes en activo están pagando las pensiones de los jubilados de hoy. Estos, a su vez, pagaron en su momento las pensiones de los jubilados que les precedieron. El sistema se ha ido reformando para que hubiese siempre un equilibrio entre cotizantes y pensionistas. Con previsión, se creó un fondo de reserva con los excedentes en momentos de crecimiento económico para cubrir situaciones de déficit en casos de crisis. Desde hace dos años, la Seguridad Social ha usado este fondo para pagar las pensiones contributivas, en Catalunya y en el conjunto de España. Según cálculos del Consell de Treball Econòmic i Social de Catalun-

Como en el resto de España, hoy no hay suficientes ingresos para tanta pensión
ya (CTESC), entre el 2005 y el 2010, la relación entre las cotizaciones de los catalanes y sus pensiones produjo un excedente de 15.030 millones. A partir del 2011, la tendencia cambió y han hecho falta 5.031 millones para poder sufragar las pagas. En el conjunto de España, se han utilizado 24.000 millones del citado fondo de reserva en el mismo periodo para este mismo fin. La cifra de pensionistas catalanes es un 18% del total de España. Los 15.000 millones aportados de más

entre el 2004 y el 2010 equivalían al 33,3% del incremento del fondo de reserva en esos años, un porcentaje muy por encima del 18% de pensionistas catalanes sobre el conjunto de españoles. Y los 5.000 millones de déficit catalán entre el 2011 y el 2013, equivalen a un 20% del total utilizado del fondo de reserva en el mismo periodo. En definitiva, que si hay algún problema para pagar las pensiones no será por la independencia, sino por el sistema actual, basado casi en exclusiva en los ingresos procedentes de las cotizantes, que cada vez son menos, mientras que los pensionistas aumentan y su coste también. Otra discusión es si el sistema como está planteado hoy es viable o no. H
@SalvadorSabria

HISTORIAS MÍNIMAS

Cromos por ‘trivials’
Un joven tarraconense lanza un juego ‘on line’ de coleccionismo que ya tiene 100.000 usuarios
JOSEP M. BERENGUERAS BARCELONA

JOSEP GARCIA

Tengui y falti son dos palabras asociadas a una afición por la que la mayoría de ciudadanos ha pasado durante edades tempranas: los cromos. Y aunque las pegatinas (o tarjetas) coleccionables siguen bien presentes en quioscos y librerías, la tecnología ha impulsado también otro tipo de coleccionismo: el virtual. Es en este ámbito donde un joven de Tarragona lanzó Ilustrum (www.ilustrum.com), un portal en que los propios usuarios proponen y crean las colecciones y donde para conseguir los cromos (en este caso se llaman ilustrums) hay que responder correctamente a preguntas tipo Trivial (o, cómo no, cambiar los cromos repetidos con otros usuarios). «Todo empezó cuando nos propusieron pasar un único álbum físico de Tarragona y adaptarlo a internet», explica Albert Abelló. De familia de empresarios, pensaron en cómo darle forma y buscaron quién pudiese programar el proyecto. «Nos reunimos con la empresa que debía programarlo y fuimos animándonos. ‘¿Por qué no hacemos esto?’. ‘¿Y si integramos preguntas?’. Al final, el álbum de Tarragona no salió nunca, pero sí que creamos la primera versión de Ilustrum», señala Abelló. Entonces estaba estudiando Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universitat Rovira i Virgili (URV) –ahora ya tiene ingeniería de

telecos por la URV y la UPC y dos másters, a sus 25 años–, y para promocionar el producto envió un e-mail a todos los estudiantes donde se les invitaba a probar la web. «‘Sorteamos dos iPads’. Es el mejor plan de márketing que puede hacer una empresa que no tiene mucho a invertir en publicidad», dice.

Intercambios
El proyecto de Ilustrum había comenzado, y ese correo entre estudiantes lo cambió todo: «Una estudiante de la URV nos preguntó si ella podía crear su propia colección. Nos pareció un regalo que los usuarios quisieran hacer parte de nuestro trabajo», bromea. Así, Ilustrum incorporó otro de sus puntos fuertes: son los usuarios los que crean las colecciones, eligen las fotos, escriben los textos... E incluso hacen las preguntas. Hay tantas colecciones en espera (más de 180) que los usuarios son los que votan la que más les gustaría que se publicase (una cada día). «Se trata de replicar el modelo de Youtube. Son los usuarios quienes crean los vídeos y son accesibles para todos», indica. Que los usuarios creen los contenidos tiene un problema: pueden, al conseguir ciertas imágenes, infringir los derechos de autor. «Si una empresa nos reclama los derechos de autor de unas imágenes que usamos, automáticamente se retira la colección. Nosotros no hacemos negocio con las imágenes, sino con

Para conseguir tarjetas hay que acertar preguntas relacionadas con cada colección

Albert Abelló
3 Fundador de la compañía Ilustrum

Tras graduarse en la URV y la UPC, se fue a Helsinki (Finlandia) a completar sus estudios. Allí trabajó como investigador en la Universidad de Aalto y en Ericsson. Pero decidió volver a Catalunya para impulsar Ilustrum.

el divertimiento de la gente», afirma este joven empresario. Con una inversión familiar inicial de 250.000 euros, el proyecto tiene hoy casi 100.000 usuarios inscritos, 400 colecciones publicadas (deportes, series de televisión, películas, panes del mundo, viajes, ciudades, calles de Barcelona...) y más de medio millón de preguntas hechas por los propios usuarios. «Cada día se responden 350.000 preguntas y se intercambian 100.000 ilustrums», afirma. Apuntarse a Ilustrum es gratuito y en la web no hay publicidad, pero sí que existe la posibilidad de comprar «mejoras» para avanzar más rápido y completar las colecciones antes. «Tenemos una buena tasa de usuarios que pagan. Quien quiere ir más rápido paga; quien no, puede jugar gratis», agrega. Este año factu-

rará unos 400.000 euros. Siete personas trabajan en este proyecto que sigue creciendo pero que tendrá que dar «otro salto» en breve, según Abelló: «Necesitamos crecer más y estamos negociando con algún partner que nos pueda ayudar a dar un salto cualitativo y físico, pues nuestro mercado objetivo es el de EEUU y para estar allí hay que hacerlo con garantías. Tienen también «miles» de usuarios en Sudamérica, pero su principal mercado sigue siendo España. Mientras trabaja en perfeccionar la web y en convertirse en red social, prepara nuevas versiones de apps para móviles. «Unimos la palabra ilustración y el idioma latín, pues somos de Tarragona y fuimos una ciudad del Imperio romano. Por eso nos llamamos Ilustrum», concluye. H

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful