Está en la página 1de 1
Lo que la Biblia enseña acerca de DIOS DIOS 1. ¿Cuántos dioses existen? (Efesios 4:6) __________________________________________________________________

Lo que la Biblia enseña acerca de

DIOS

Lo que la Biblia enseña acerca de DIOS DIOS 1. ¿Cuántos dioses existen? (Efesios 4:6) __________________________________________________________________

DIOS

  • 1. ¿Cuántos dioses existen?

(Efesios 4:6)

__________________________________________________________________

  • 2. ¿Cuál es la naturaleza de Dios?

(Juan 4:24)

__________________________________________________________________

  • 3. ¿Cuáles son las tres personas de la Trinidad?

(Mateo 28:19)

__________________________________________________________________

DIOS Y EL HOMBRE

  • 4. ¿Cómo se considera Dios hacia el hombre?

(1 Juan 3:1,2)

__________________________________________________________________

  • 5. ¿Se preocupa Dios por nuestros problemas?

(Salmo 40:1-3)

__________________________________________________________________

  • 6. ¿Cómo es el carácter de Dios?

(1 Juan 4:8)

2

_________________________________________________________________ ¿QUE DEBO HACER? 1.– Respetar el nombre de Dios. 2.– Obedecer a Dios 3.– Poner
_________________________________________________________________
¿QUE DEBO HACER?
1.– Respetar el nombre de Dios.
2.– Obedecer a Dios
3.– Poner a Dios en primer lugar
4.– Amar a Dios de todo corazón
Éxodo 20:7
[
]
Hechos 5:29
[
]
Mateo 6:33
[
]
Mateo 22:37
[
]

MI RESOLUCIÓN

Creo en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Prometo amarle y obedecerle como a mi Padre Celestial. Acepto ___________________________ Firma

Nombre: _______________________________ Instructor: _____________________________ Fecha: ________________________________

© 2012. DHMS. Para recibir gratuitamente las lecciones de “La Fe de Jesús” escríbanos a: lafedejesus.cusco@gmail.com

INTRODUCCIÓN

Creemos en un solo Dios (1 Cor. 8:6). Manifestado en tres personas (Mateo 28:19). Creador del Universo (Gén. 1:1; Isaías 45:18; Hebreos 1:10). ¿Cómo es Dios? Es inmortal (1 Tim. 6:16), es espíritu (Juan 4:24), es eterno (Isaía s 57:15) y es amor (1Juan 4:8). ¿Cómo se revela Dios? En la naturaleza (Salmo 19:1), en la Biblia (Apoc. 1:1) y en el Señor Jesús (Juan 14:6). Dios es nuestro Padre. Se preocupa de nuestros problemas (Salmo 46:1), nos soporta con misericordia (Jeremías 31:3). Nos consuela en el dolor (2 Cor. 1:3) y suple lo que nos falta (Filip. 4:19). Nuestra actitud hacia Dios. Debemos confiar en El (Salmo 52:8), guardar sus mandamientos (Ecles.12:13) y si le obedece- mos siempre nos irá bien (Rom. 8:28).

NECESIDAD DE DIOS

Las desgracias y los sufrimientos de la humanidad son resultado de su alejamiento de Dios. El profeta Jeremías habla de lo terrible de ese error: “Porque dos males ha hecho mi pueblo; me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cister-

nas, cisternas rotas que no tienen agua” (jeremías 2:13). La única solución es volver a Dios. El Dr. Andrew Conway Ivy, afamado profesor de la Universidad de Illinois, dijo: “Creer en Dios proporciona el único, el más completo, esencial y racional significado a la existencia”. El filósofo Will Durant, agrega: “EI gran problema de nuestros días no es la lucha del comunismo contra el individualismo, ni Europa contra América, ni aún el Oriente contra el Occidente; nuestro problema es si el hombre puede soportar vivir sin Dios.” Lo maravilloso es que apenas demos un paso hacia Dios, lo encontraremos esperándonos con amor y misericordia (Efesios 2:4).

LA EXISTENCIA DE DIOS

Algunos dicen: “No creo en Dios porque no lo veo”. Pero hay muc has cosas en las cuales creemos sin verlas, por ejemplo: la electricidad, el viento y el amor. Otros dicen: “No creo porque no entiendo a Dios”. Otros dicen: --No creo, porque no entien- do a Dios. Un sabio incrédulo caminaba por la playa pensando en cómo comprender a Dios. De pronto vio a un niño que con un caracol sacaba agua del mar y lo vaciaba en un pozo de arena. --¿Qué estás haciendo, hijito? --Quiero vaciar el mar en este pozo- dijo el niño. ¡Ah! -se dijo a sí mismo el sabio- es lo que yo intento, ante el océano del infinito quiero vaciar todo en mi mente finita. ¿Quiénes no creen en Dios? “Dice el necio en su corazón: No hay Dios” (Salmo 14:1). ¿Qué dicen los hombres de ciencia acerca de Dios? Sir Isaac Newton, el famo so descubridor de la ley de la gravit ación universal, declaró: “EI orden admirable del sol, de los planetas y de los cometas no pudo proceder, sino del plan y según la orientación de un Ser omnisciente y omnipotente. De ahí se sigue que Dios es, en efecto un Dios Divino, Sabio y Omnipotente, un Ser que está sobre todo, y que es infinitamente más alto que la mente humana. Llegamos a la sugerencia de que Dios ha de ser pensado como la suma de todos los poderes del universo”. Ya lo dijo Sir Francis Bacon: “Un poco de ciencia inclina al espíritu humano al ateísmo, pero las profundidades filosóficas llevan los espíritus humanos a la religión”.

CONFIANZA EN DIOS

El Dr. Wernher Von Braun, invent or de naves espaciales, dijo: “Nuestra necesid ad de Dios no se basa solamente en la admi- ración y el temor. El hombre necesita la fe, así como precisa alimento, agua y aire”. En la Biblia se encuentran maravillosas promesas para los que confían en Dios. “A los que aman a Di os, todas las cosas les ayudan a bien” (Romanos 8:28). “Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?” (Romanos 8:31) . Dios nos consuela en todas nuestras tribulaciones (2 Corin- tios 1:6,7). Dios puede suplir todas nuestras necesidades (Filip. 4:19). Es nuestro pronto auxilio en nuestras tribulaciones (Salmo 46:1). Para con Dios todo es posible (Mateo 19:26). Podemos confiar perpetuamente en la misericordia de Dios (Salmo 52:8) ¿Qué debemos hacer para que Dios esté con nosotros y nos prot eja? Anhelar de todo corazón a Dios (Salmo 42:1). Obede- cer a Dios y guardar sus mandamientos (Eclesiastés 12:13). No se puede servir a Dios y al mundo (Mateo 6:24). Poner a Dios sobre todas las cosas (Mateo 6:33). Amarle de todo corazón (Mateo 22:37). Félix de Nola, devoto cristiano, huía por las montañas perse guido por sus enemigos. Llegó a una cueva y se refugió en ella. Una araña tejió una tela que cubrió la entrada de la gruta. Lo s perseguidores al ver la telaraña siguieron de largo. Entonces Félix dijo: “Donde está Dios la telaraña es una muralla. Donde no está, la muralla no es más que una telaraña”. Lincoln estaba muy preocupado. Un ministro religioso le dijo: No os preocupéis, señor. Dios es tá de nuestro lado. El presi- dente contestó: No me preocupa tanto saber si Él está a nuestro lado, como saber con certeza si nosotros estamos al lado de Dios.

2